Archive | octubre, 2009

La tibieza espiritual: una forma de falta de fe

31 Oct

La tibieza espiritual: una forma de falta de fe

La tibieza se considera la enfermedad más peligrosa de la vida espiritual. Existía en el cristianismo del primer siglo y existe todavía en la actualidad. Se podría definir la tibieza como una carencia de fervor en el amor. Al comenzar se amaba, pero ese amor ha decaído. Algo similar sucede en algunos matrimonios. Al principio sienten un gran amor o por lo menos creen que es un gran amor; pero con el tiempo, ese fervor decae, haciendo reinar, en el interior de la vida de la pareja, la tibieza, y terminando esta por apagar el amor.

La tibieza consiste pues, en un relajamiento espiritual: frena las energías de la voluntad y retarda pesadamente los movimientos del vivir cristiano. Se caracteriza por la aridez del espíritu frente a las cosas de Dios. Muchas veces, es una aridez consciente, como quien estando en un cuarto donde hace mucho frío y teniendo un fuego en la chimenea, la persona no se acerca a él. Siente el frío, pero no tiene el ánimo ni el coraje para acercarse al calentador.

Síntomas:

– Desaliento o frialdad de la indiferencia: Se apodera de la voluntad en forma paulatina hasta hacerla caer en un estado de terrible indiferencia.

– La relajación del espíritu: El jóven y el adulto vanidosos y hambrientos de notoriedad, se convierten, especialmente, en presas fáciles de este letargo o conformismo.

– El individuo se conforma con valores, actitudes y comportamientos lejanos del ideal cristiano. Entre las posibles clases de conformismo podemos distinguir el conformismo de las costumbres y el de las ideas. Pero los actos pecaminosos no son peores que la ociosidad. Si no incurrimos en hacer el mal, pero nos reclinamos cómodamente en nuestras sillas, y permanecemos inertes olvidando hacer el bien, caemos también en una forma de tibieza espiritual.

– La necesidad de sastisfacciones inferiores: La persona siente un gran disgusto al hacer las cosas que anteriormente le llenaban de satisfacción: la oración, leer la Biblia, evangelizar, mostrar los frutos del espíritu etc. Empieza a claudicar y cambia sus valores por otros menos valiosos.

– Cuando la persona consagrada no vive por convicción interna sino por miedo a defraudar la imagen proyectada por otros en ella; cuando se hacen las cosas solo por ganarse la estima de alguien, cuando el valor y la convicción personal son deficientes…la persona actúa por respeto humano, por el qué dirán, y eso es un cristianismo de apariencias. Un cristianismo que se trata de aparentar un día a la semana… pero no se vive con convicción el resto de la semana.

Congregaciones enteras pueden estar en esta condición, como fue el caso de Laodicea en los días de Juan. Vida fácil, comodidad y placer eran cosas a las que aquellos cristianos estaban acostumbrados.

La Biblia nos dice: Todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús, padecerán persecución. ¿Por qué entonces parece adormecida la persecución en nuestros días?. El único motivo es que la iglesia se ha conformado a las reglas del mundo y por lo tanto no despierta oposición.

” Si el cristianismo es aparentemente tan popular en el mundo, ello se debe tan sólo al espíritu de transigencia, a que las grandes verdades de la Palabra de Dios son miradas con indiferencia y a la poca piedad vital que hay en la iglesia. Revivan la fe y el poder de la iglesia primitiva y el espíritu de persecución revivirá también, y el fuego de persecución volverá a encenderse. (The Great Controversy, pág 52)

– El horror al sacrificio: En las vidas tibias, automáticamente queda fuera el espíritu de sacrificio. Todo cuanto implique sacrificio, renuncia, esfuerzo o lucha, queda descargado.

Otros síntomas:

– Fiebre de un temperamento iracundo / Inflamación de la lengua chismosa y calumniosa / Mal aliento del lenguaje profano / Palpitaciones de un corazón mundano / Falta de energía para trabajar por Cristo y por la verdad / Cabeza hinchada de orgullo / Laringitis que nos impide orar y compartir la fe con otros.

Esta enfermedad se vuelve degenerante por que no nace de un día para otro. Todo comienza por detalles mínimos hasta llegarse a convertir en un hábito. Se vive con tranquilidad, y no se hace nada para salir de ella. La tibieza se convierte así en un proceso donde la conciencia se va apagando poco a poco hasta llegar al punto donde ya no reclama, donde todo lo justifica, donde ya sólo se ve la propia conveniencia.

Muchas de nuestras iglesias han dejado de ser hospitales para los enfermos espirituales y se han convertido en funeraria para los muertos espirituales. Muchas, así como dijera Jesús en Mateo 23 :27, están llenas “de huesos muertos y de toda inmundicia”. Muchas otras son tan frías entre sus miembros como un congelador, abundando en ellas la crítica y la falta de misericordia.

“Vibran iniquidad y vileza en Las iglesias; sin embargo, sus miembros profesan ser cristianos, la profesión que hacen, sus oraciones y sus exhortaciones, son abominación ala vista de Dios… el manto de la religión cubre los mayores crímenes e iniquidades. ” Primeros Escritos, Pág 274.

“Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. Ojalá fueses frío o caliente. Por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente te vomitaré de mi boca.  Porque tu dices: Yo soy rico y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por lo tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la verguenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé pues celoso y arrepiéntete. He aqui yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo. Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. El que tiene oído, oíga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 3: 15-22)

En otras palabras, los cristianos invocan el nombre de Cristo, nombre que da vida; sin embargo, muchos de ellos yacen muertos o agonizantes . La iglesia de Sardis padecía de este mismo mal, encubría sus pecados. “Tienes nombre de que vives, y estás muerto”. Apocalipsis 3:1, No es necesario ser un asesino, un ladrón, un traficante de drogas, un adúltero o un criminal para ser transgresor de la ley de Dios. Podemos ofenderle, siguiendo como doctrinas mandamientos de hombres. El que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto se hace culpable de todos. (Santiago 2:10)

Todos hemos sido infectados con el virus del pecado, y si no aplicamos el tratamiento, este virus nos llevará a la muerte eterna (Romanos 3:23; 6:23)

Cuando descuidamos la fe, dejamos de comer el pan de vida, dejamos de creer en Jesús y de beber el agua de la vida; como resultado, enfermamos espiritualmente. No existe una cura inmediata para la enfermedad espiritual. Jesús es el único remedio. Él es el médico supremo.

La iglesia es un hospital que necesita de los remedios divinos. Cristo nos ama a cada uno de nosotros y anhela ayudarnos. También está dispuesto a visitarnos en nuestra propia casa. En Apocalipsis 3: 20 leemos que él está a la puerta y llama. ¿Le permitiremos entrar?

Es maravilloso saber que Cristo es aún la resurrección y la vida, y aunque hayamos muerto espiritualmente podemos ser resucitados. “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” dijo Jesús.

En el capítulo 11 de Juan,se encuentra el relato de la muerte de Lázaro. Jesús preguntó a sus hermanas: ¿Dónde le pusisteis?. Ellas respondieron: “Ven y ve”. Nuestra actitud debiera ser la misma: Heme aquí Señor, muerto estoy ¡ayúdame!. El próximo acto de Jesús es muy relevante. Se acercó a la entrada del sepulcro y ordenó: ¡quitad la piedra!. Esta piedra bien podría ser cualquier cosa o persona que se interponga entre nosotros y Cristo; entre nosotros y la vida dinámica del cristiano, entre nosotros y el crecimiento de nuestro amor y unidad, entre nosotros y la verdad, entre nosotros y nuestra conversión o la entrega total.

¿Qué es lo que nos impide salir de la tumba espiritual? ¿Una persona? ¿Una actitud negativa o un pecado acariciado? ¿Es acaso el orgullo, el egoísmo, la pereza, la mundanalidad o la rebeldía?. Sea cual fuere la razón, Jesús habla a nuestros corazones en este momento y dice: ¡quitad la piedra!

Tal vez al igual que Marta respondamos: ¡Señor, hiedo ya!. He estado muerto por mucho tiempo. ¿Acaso hay esperanza para mi? No permitamos que las dudas, o lo que parece un imposible se interponga en nuestro camino. No importa cuan pésima sea nuestra situación ¡quitemos la piedra! ¿Porqué hemos de permanecer en el sepulcro de la muerte espiritual si el Dador de la vida esta presto a socorrernos?. ¡quitemos la piedra!  El da el poder. La Biblia declara que todo es posible sin estamos en Cristo que nos fortalece. Véase Filipenses 4:13.

Después que Jesús hubo orado, clamó a gran voz diciendo: ¡Lázaro ven fuera!. Cristo está constantemente llamando a su pueblo a salir de algún sitio. Abraham fue llamado a salir de Harán, Lot fuera de Sodoma; Israel fuera de Egipto, Lázaro fuera de la tumba y el remanente de Dios ha sido llamado a abandonar la tibieza y a salir de Babilonia.

El Mensaje que Dios ha dada hoy a su pueblo remanente ha de ser proclamado a gran voz Véase Apocalipsis 14: 6-7; Isaías 5 8: I No tenemos nada de que avergozarnos. Y asi como Cristo dirigió su voz hacia la tumba la verdad de Dios en este tiempo es un testimonio directo que rompe las cadenas de la muerte y lleva sanidad al corazón de Los hombres. Así como el escalpelo del cirujano, la verdad tiene que cortar el cáncer del pecado a fin de restaurar la salud.. Una vez somos resucitados a una nueva vida en Cristo, debemos asegurarnos que todo lo que nos ataba a la tumba y a las costumbres de la vida antigua es desechado para que nuestro andar con Cristo no sea estorbado de ninguna manera. Véase Romanos 13:12- 14 y 2 Comntios 13:5.

Hay que emprender el camino auténtico: el camino de la conversión, de la superación. Habrá que desandar por donde uno se fue entibiando. Dios se esfuerza hoy por restaurar y revivificar a muchos que están dispuestos a someterse a él, a aceptar su voluntad y a colaborar en la gran obra de salvación. Habrá que volver a amar a Dios como se amó. Es decir, nacer de nuevo. Un nuevo comienzo, un volver a arder como una llama, incendiando el corazón nuevamente. “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa hacedlo todo para la gloria de Dios.”  l Corintios 10:31

Removamos la piedra que nos mantiene en el sepulcro de la muerte espiritual, y no permitamos que nada ni nadie nos separe de Cristo. El sigue siendo la resurrección y la vida. Creedlo. Reclamadlo. Probadlo. Veréis que es una realidad, un don gratuito que todos podemos obtener ! Lázaro, ven fuera!.

“Al que salga vencedor le daré el derecho de sentarse conmigo en mi trono, como también yo vencí y me senté con mi Padre en su trono”.

“Se fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida”.

“El que persevere hasta el fin, ese será salvo”

http://semillasdemostaza.blogia.com/2009/021602-la-tibieza-espiritual-una-forma-de-falta-de-fe.php

Sören Kierkegaard, la muerte y la ejercitación del cristianismo

31 Oct

SÖREN KIERKEGAARD
Sören Kierkegaard, la muerte y la ejercitación del cristianismo

Aunque incluso los eruditos no se ponen del todo de acuerdo en las ideas reales de Sören Kierkegaard popularmente quizás si hay una idea común y generalizada de que detrás de este escritor cuyo apellido significa “cementerio” se esconde algo oscuro. Por ejemplo, cuando en la película Ordet el pastor luterano pregunta si el origen de la extravagante locura de Johannes era de nacimiento o quizás provocada por un desamor, la respuesta de su hermano no deja de ser anecdótica: “- No, no,… fue por Sören Kierkegaard”.

Este divino burlador, agitador en su propio tiempo, destacó sobre todo en sus primeras obras como un enemigo de las ideas de Hegel y buscó dar un impresión confusa de su persona escribiendo libros bajo seudónimos que se contradecían entre sí. Quería mostrar al lector por medio de la ironía la incongruencia de unas ideas y reconducirle a otras. Aunque quizá exageradamente él negaba creer ninguna de las palabras que había escrito bajo seudónimo, algo que sí tienen casi todos sus libros en común con el autor es el sentido melancólico que tenía de la vida. En su diario personal, considerado como uno de los más bellos, Kierkegaard escribía: “Así  como el animal en cautividad recorre a diario la jaula para desentumecer sus patas o mide la longitud de su cadena, así mido yo la longitud de la mía, remontándome hasta la muerte, para desentumecer mis miembros, y hacer más llevadera la vida”.

En trabajos como Ejercitación del Cristianismo aprovechó su naturaleza transgresora e individualista para acusar con cierta propiedad a la iglesia institucional de Dinamarca en general y a sus líderes en particular, sobre todo de haber llegado a ser la religión de todo el mundo rebajando las exigencias imprescindibles para ser cristiano: “La exigencia ha de ser decididamente enunciada, descrita y oída” -dice en el prólogo del libro. Kierkegaard estaba completamente seguro de que si cualquiera de aquellos contemporáneos suyos que se llamaban cristianos con toda facilidad hubiesen vivido en los tiempos de Jesús, le hubiesen visto como hombre, y se hubiesen enfrentado a las exigencias originales en su contemporaneidad, de seguro, se habrían escandalizado de él.

Al final de sus días, con 42 años, Sören Kierkegaard, ya prácticamente arruinado, había dejado de escribir sus largos y elaborados libros más filosóficos, y se había concentrado en la redacción, edición y distribución de pequeños panfletos llamados El Instante en los que se dedicaba enteramente a su lucha en contra de la iglesia institucional danesa. En el póstumo número 10, que fue hallado en su escritorio, listo para ser impreso, decía: “Antes que participar del cristianismo oficial con la última milésima parte de mi dedo meñique, prefiero infinitamente más participar en la siguiente exhibición de seriedad. Se compra una bandera en el bazar: se la despliega, con gran solemnidad comparezco ante ella, levanto tres dedos y juro. Ataviado con sombrero de tres picos, cartuchera, sable (todo del bazar), monto a caballo sobre un palo para unido a los otros, arremeter contra el enemigo, con desprecio del peligro de muerte al que visiblemente me expongo, con la seriedad de quien sabe lo que significa haber jurado por la bandera. A decir verdad no soy en absoluto amigo de participar en este tipo de seriedad, pero si no me queda más remedio lo prefiero infinitamente a participar en el cristianismo oficial, el culto divino dominical, la seriedad de los comprometidos por juramento. Lo primero es burlarse de uno mismo, lo último es burlarse de Dios”.

El día de su entierro se hizo notar en la catedral la pequeña revolución que había despertado entre algunos universitarios. Su sobrino, con un ejemplar de aquellos panfletos en la mano, leyó durante el descenso del ataúd en forma de desafío aquel texto del Apocalipsis que dice: “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas”

Hoy, acallado ya el profeta por su propia muerte, una venerable y fría estatua de Sören Kierkegaard adorna los alrededores de la majestuosa iglesia Marmorkirken. Pero no nos engañemos, si creemos lo que dice el Evangelio, también debemos creer que sus contemporáneos tampoco habrían creído a Kierkegaard si estas palabras las hubiese dicho su propio fantasma.

“Señor Jesús- escribía Sören kierkegaard en la primera invocación de Ejercitación del Cristianismo- concédenos que nosotros también seamos contemporáneos tuyos, que te veamos en tu auténtica figura y en tu contorno real, como cuando cruzaste por el mundo; que te veamos no en la figura en que te tiene deformado una representación vacua y que no dice nada, o irreflexivo-fantástica, o histórico-gárrula, que no es la figura de la humillación en la que te contempla el creyente, ni puede ser la de la majestad en la que nadie te ha visto todavía. Que te podamos ver como Tú eres y eras y serás hasta tu vuelta en majestad, como la señal del escándalo y el objeto de la fe, el hombre insignificante y, sin embargo, el Salvador y Redentor del género humano, que por amor descendió a la tierra para buscar a los que se habían perdido, para padecer y morir, y que no obstante entristecido -¡ay!, a cada paso que diste sobre la tierra, cada vez que llamaste a los descarriados, siempre que extendiste tu mano para hacer una señal o un milagro, y siempre que sin mover siquiera una mano padeciste indefenso la oposición de los hombres- tuviste que repetir sin cesar: bienaventurado el que no se escandaliza de Mi. ¡Que te veamos así, y que así no nos escandalicemos de tí!.

http://www.webmarkez.com/entrelineas/articulo.asp?id=289

UNA HISTORIA DE PERDÓN Y DE HIPOCRESÍA.

31 Oct

UNA HISTORIA DE PERDÓN Y DE HIPOCRESÍA.

Posted: 29 Oct 2009 09:52 PM PDT

Lucas 7:36-50
Uno de los fariseos rogó a Jesús que comiese con él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa.

Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume; y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume.

Cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora.

Entonces respondiendo Jesús, le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte.
Y él le dijo: Di, Maestro.

Un acreedor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta; y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di, pues, ¿cuál de ellos le amará más?

Respondiendo Simón, dijo: Pienso que aquel a quien perdonó más. Y él le dijo: Rectamente has juzgado.

Y vuelto a la mujer, dijo a Simón: ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa, y no me diste agua para mis pies; mas ésta ha regado mis pies con lágrimas, y los ha enjugado con sus cabellos.

No me diste beso; mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies.

No ungiste mi cabeza con aceite; mas ésta ha ungido con perfume mis pies.
Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; más aquel a quien se le perdona poco, poco ama.

Y a ella le dijo: Tus pecados te son perdonados.

 

Y los que estaban juntamente sentados a la mesa, comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es éste, que también perdona pecados?
Pero él dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, vé en paz.

Muchas veces hemos predicado y enseñado e invitamos a la gente que dejen a Jesús entrar en su corazón, en su vida, pero eso no es todo, eso solo es el principio, de que sirve que oremos y le pidamos a Jesús que entre en nuestra vida sino lo dejamos que la gobierne, es mas muchos solo tenemos a Jesús como nuestro salvador pero no como nuestro Señor, ya que hacemos lo que nosotros queremos sin importarnos su voluntad!!

Y esta historia es un ejemplo, Simón el Fariseo invita a Jesús a su casa, ¿con que propósito? ¿Con que propósito has invitado a Jesús a tu vida?

En aquel tiempo cuando entraba un invitado a una casa de este
tipo era común que el anfitrión hiciera tres cosas.

a) El anfitrión le ponía la mano en el hombro a su invitado y le daba un beso como símbolo de paz. Eso era una señal de respeto que no se podía dejar de hacer por ningún motivo si es que la casa era visitado por un rabino.
b) Ya que los caminos eran de tierra y los zapatos no eran mas que suelas atadas al pie por medio de correas el huésped era lavado de sus pies para descanso del mismo y por supuesto para limpiárselos y que se refrescara.
c) Se quemaba un poco de incienso, o se le echaba un poco de esencia de rosas al invitado en la cabeza.

 

Estas cosas eran exigidas por los buenos modales de aquellos tiempos y ninguno fue presentado o echo a Jesús por Simón.

Al leer estos pasajes Dios hablo a mi corazón y me pregunto, ¿quién eres tú? ¿Eres como Simón o como la mujer?

Cuantas veces le hemos pedido a Jesús que este en nuestra vida y no le
hacemos caso, no lo atendemos, esta mujer hizo lo que Simón como anfitrión tenía que hacer, que estas haciendo con Jesús en tu corazón, ¿lo ignoras o lo adoras?

 

Muchos nos jactamos de tener una buena membrecía en nuestras iglesias ¿pero esas muchedumbres tendrán a su salvador como su señor?

La mujer no dijo palabras, solo derramo su corazón, el peso de sus culpas eran tan fuertes pero la necesidad de estar delante de su salvador, del que podía liberarla de las culpas de su alma era mas grande.

No es el ir a la Iglesia, es mas que eso, es el rendirle a Dios
completamente nuestra vida es el obedecerlo, no el predicarle ni el cantar a multitudes, es mas que eso, es vivir por El, vivir para darle lo mejor cada día, cada minuto, cada segundo, sin dobles sin hipocresía.

Y tu amigo lector, eres como Simón que dejo entrar a Jesús a su casa pero que no lo atendió o como la mujer que estuvo solamente a sus pies, quebrantada, sin palabras solo esperando la gracia del carpintero, del artesano de corazones.

Dios bendiga sus vidas.

SOLO LA OPINION DE DIOS ES LA QUE CUENTA
Verdad Y Luz Hoy

COMO CRECER

31 Oct

COMO CRECERPor: Gustavo M. F. <:><

cristianos-unidos@hotmail.com

www.cristianosunidos.com

Lectura de preparación Santiago 1:19-25

Estoy convencido que en muchas Iglesias Cristianas, hay personas a quienes se les ve como hermanos en Cristo, pese a que en realidad no lo son, pues no han nacido de nuevo teniendo un encuentro personal con Dios. Sin embargo a fuerza de la costumbre de verlos tan a menudo participando de las actividades de la Iglesia, damos por hecho que se trata de creyentes hijos de Dios. Este tipo de personas que no han nacido de nuevo dan mal testimonio y vienen a ser tropiezo de muchos.

En la Iglesia debemos identificar básicamente a cinco clases de asistentes:

1.- Los Visitantes. Estas son personas que asisten a la  iglesia sin el más mínimo compromiso con Dios. Sencillamente fueron invitados o de iniciativa propia por curiosidad asisten a los servicios religiosos en una iglesia dada.

2.- Los Simpatizantes. Estos son aquellos que se agradan de escuchar los sermones y de las alabanzas, asisten con cierta frecuencia a la iglesia pero no han nacido de nuevo, es decir no han aceptado a Jesucristo como su Señor y Salvador y tampoco han aceptado Su Salvación. A estos regularmente se les llama “hermanos”, lo que hace que ellos mismos se engañen a sí mismos creyendo que son hijos de Dios.

3.- Los Creyentes. Estos son todos aquellos que han creído de corazón en el Señor Jesús y le han aceptado como Señor y Salvador, asisten con regularidad a la Iglesia e inclusive participan en algunas actividades, sin embargo, no han obedecido en el Bautismo y en participar de la Cena del Señor.

4.- Los Miembros inactivos. Son aquellos Cristianos que ya han obedecido al Señor y han sido bautizados y participan de la cena del Señor; y por lo tanto están registrados en la membresía de la Iglesia. Sin embargo no cumplen con ninguna labor de tipo evangelística, no dan testimonio de fe en público y tampoco participan ni tienen mayor compromiso con la Iglesia de la cual son miembros.

5.- Los Miembros Activos. Estos son los hermanos en Cristo consagrados a Dios, que hacen labor evangelística y dan testimonio de su fe. Algunos apoyan en actividades especificas de la Iglesia se les ve como Diáconos, Maestros, líderes, etc.

Es sumamente importante puntualizar que la Palabra de Dios nos enseña que Él busca adoradores que le adoren en espíritu y en verdad, esto quiere decir que el Cristiano genuino adora a Dios con el corazón, le obedece y confía en Él (Encomienda al Señor tu camino, y confía en Él, y Él hará. Salmos 37.5). No necesita de ritual o rutina alguna para adorar a Dios y lo hace en todo tiempo y en todo lugar. En otras palabras, el Cristiano verdadero cuida su comunión con Dios y esta ocupado únicamente en el reino de Dios y su Justicia (Mateo 6:33), ya que hay personas que aparentemente son miembros activos sin que en realidad hayan experimentado el nuevo nacimiento lo cual pueden confirmar a sí mismos si descubren que no son adoradores en espíritu y en verdad y si se dan cuenta que su confianza no está puesta en el Señor.

El mayor porcentaje de la comunidad en una Iglesia se estaciona en el nivel de “Creyentes”, algunos llegan a ser “miembros inactivos” y muy pocos son los “miembros activos”, esto es fácilmente comprobable hoy día en tu congregación. ¿Te has puesto a pensar que pasaría si todos quienes asisten a la Iglesia fueran miembros activos de la Iglesia de Dios?, Seguramente en muy corto plazo no habría lugar para tantos Cristianos pues todos estaríamos haciendo labor de evangelismo.

Iniciemos en la casa, ¿Son todos Cristianos?, ¿Predicas en tu casa y a tu familia no solo con la Palabra de Dios sino con tus propios hechos?. ¿Tienes un buen testimonio para con tus familiares, amigos y vecinos?, ¿Saben que tu eres “diferente”?. Y tus hijos, aquellos que desde pequeños has “instruido” en la Palabra de Dios, ¿Están consagrados al Señor?.

No quiero que pasemos por alto que la relación con Dios es absolutamente personal, así que nuestra responsabilidad llega hasta el punto de presentar a las personas con Jesucristo, y la decisión de aceptarle o no, es de cada cual, esto incluye a nuestros hijos y familiares también, ya que hay quienes culpan a sus padres por la desgracia que les acarrea en un momento dado el no haber seguido al Señor Jesús en su vida.

Cuando las Iglesias están estáticas, sin crecimiento espiritual ni numérico, es síntoma que los Cristianos que las conforman NO están creciendo por lo tanto están débiles y se está apartando de Dios. Satanás está ganando la partida de sus vidas. Así que es necesario volver a los fundamentos. Para crecer espiritualmente es menester atender la recomendación de la misma Escritura  que en el primer libro de Pedro capítulo 2 verso 2 dice“Desead como niños recién nacidos la Leche Espiritual (La Palabra de Dios) no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación”. El Cristiano verdadero, necesita alimentarse espiritualmente, y este alimento consiste básicamente de tres cosas, Lectura Bíblica, Oración y Alabanza a Dios. Como resultado de esto, la vida refleja obediencia y sujeción a Dios, y una vida que va de victoria en victoria aún en medio de los problemas

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;(Juan 5:39)

 

Jesucristo dijo que las Escrituras daban testimonio de Él, es decir, que en las páginas del Antiguo Testamento hay toda una historia de la preparación hacia la humanidad del advenimiento del Mesías, el Señor Jesucristo con un solo propósito. Quitar los pecados de la humanidad, mismos que Él llevó sobre sí mismo y por los cuales fue juzgado para morir en la cruz y lavarnos con su sangre.

Ciertamente es maravilloso saber que Jesucristo nos ha hecho aceptos delante de Dios, es hermoso saber que cuando creímos en Él, el Padre nos sella con el Espíritu Santo de la promesa.

(1) “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, (Efesios 1:13)”

 

Es hermoso saber que somos hechos criaturas nuevas.

(2) “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. (2 Corintios 5:17)”

 

y que todo nuestro pasado quedó atrás.

(3) “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana (Isaías 1:18)”

Nuestras vidas son completamente renovadas una vez que hemos nacido de nuevo, y es hermoso saber que Dios tiene reservado para nosotros una vida eterna feliz en las moradas celestes.

 

(4) “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.(Juan 14:2)”

Todo esto es hermoso, pero….. ¿por qué NO tenemos una vida victoriosa en esta tierra?, ¿por qué caemos una y otra vez?, ¿por qué no sentimos las bendiciones de Dios?, ¿Por qué sentimos que no obtenemos respuesta a nuestras peticiones?, ¿por qué somos derrotados por nuestra propia debilidad?, ¿POR QUÉ DEJAMOS DE CRECER?.

 

El Nuevo Testamento es complemento del Antiguo, en este encontramos la maravillosa vida de Jesús y sus milagros y promesas, el Nuevo Testamento registra cientos de profecías cumplidas previamente anunciadas en el Antiguo. También narra la vida y obra de los primeros Cristianos y la conformación de la Iglesia. Contiene una serie de promesas e instrucciones que nos llevan sin duda a vivir de manera victoriosa.

¡Por esto es que debemos leer la Biblia!, “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. (Hebreos 4:12)” la palabra de Dios esta viva, no se trata de letras muertas, un mismo pasaje nos puede enseñar muy diferentes cosas cada vez que la leemos, la Biblia contiene la Palabra de Dios y ha prevalecido por mas de dos mil años. Es un verdadero privilegio tener acceso a ella en nuestros días.

LA ORACIÓN es el medio más eficaz provisto por Dios para comunicarse con Él, Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. (Mateo 6:6)”; “Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús (1 Tes. 5.17-18)”

Dios busca adoradores en espíritu y en verdad.

(5) “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.(Juan 4:23-24)”

Es menester congregarse para ALABAR A DIOS de manera conjunta con otros creyentes.

 

(6) “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.(Hebreos 10:25)”

Leer la Biblia nos enseña esto y muchas cosas más. En ella aprendemos que no hay mejor voluntad que la voluntad de Dios, aprendemos que nos debemos a Dios y que Él siempre ve por nosotros, y que nuestra vida debe ser una vida de servicio al prójimo por amor a Dios.

 

“…..las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.(2 Timoteo 3:15)”

¿Sabias tu que menos del 30% de todos los Cristianos en el mundo han leído por lo menos una vez, la Biblia de tapa a tapa?. Hoy quiero animarte a leer la Biblia en forma sistemática, ¿cómo?, compromete con Dios para leer cada día por lo menos un capítulo, esto no te lleva más de cinco minutos, empieza con Mateo 1:1, y una vez que termines el libro de Apocalipsis (Revelaciones), inicias con Génesis 1:1. Esto te va resultar en muy grande bendición, no olvides orar, y pedirle a Dios que te revele su voluntad y sabiduría en cada lectura. De las 24 horas del día, no necesitas mas de cinco minutos para hacer esto a lo que te animo hoy, Hermano, hermana, si hoy inicias este compromiso delante de Dios, te aseguro que muy pronto habrás leído toda la Biblia y además te habrás hecho el hábito de escudriñarla con lo cual te estarás alimentando espiritualmente y fortaleciendo tu fe día a día.

 

Terminemos la meditación de reflexionando en el siguiente pasaje:

22Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 23Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. 24Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. 25Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace. Santiago 1:22-25”.

Dios te bendiga

 

14-ene-01

 

MATRIMONIO HOMOSEXUAL: EL DEBATE EN ARGENTINA

30 Oct
MATRIMONIO HOMOSEXUAL: EL DEBATE EN ARGENTINAPosted: 29 Oct 2009 03:14 PM PDT

Dos comisiones de la Cámara de Diputados Argentina debatirán desde hoy el proyecto para permitir el casamiento entre personas del mismo sexo. Con ello, el país se pone el marcha para ser el primero del continente donde se permitirian los matrimonios entre dos personas independientemente del sexo que tengan.

Dos comisiones de la Cámara de Diputados Argentina debatirán desde hoy el proyecto para permitir el casamiento entre personas del mismo sexo. Con ello, el país se pone el marcha para ser el primero del continente donde se permitirian los matrimonios entre dos personas independientemente del sexo que tengan.
El matrimonio entre personas del mismo sexo (también llamado matrimonio homosexual o matrimonio gay) es el reconocimiento social, cultural y jurídico que regula la relación y convivencia de dos personas del mismo sexo, con iguales requisitos y efectos que los existentes para los matrimonios entre personas de distinto sexo.
El matrimonio entre personas del mismo sexo —en los países en que se ha aprobado hasta ahora— se ha establecido legalmente mediante la extensión de la institución ya existente del matrimonio a aquellos formados por personas del mismo sexo. Esto es lo a partir de hoy se estaria debatiendo. Se mantienen la naturaleza, los requisitos y los efectos que el ordenamiento jurídico venía reconociendo previamente a los matrimonios.
El matrimonio entre personas del mismo sexo otorga a los cónyuges, y a las familias que éstos forman, la igualdad plena de derechos y obligaciones a las que emanan del matrimonio convencional o entre personas de distinto sexo, con el objeto de permitir la constitución de uniones y familias homoparentales estables, y de eliminar toda forma de discriminación y prejuicio hacia los homosexuales.
Actualmente, ningún país latinoamericano reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo. Sin embargo, las uniones de parejas gays y lésbicas sí tienen validez legal a nivel nacional en Colombia y Uruguay, así como a nivel regional en la Ciudad de México, Coahuila, en el estado brasileño de Rio Grande do Sul y en tres zonas de Argentina: Buenos Aires, Villa Carlos Paz, Río Cuarto y en la provincia de Río Negro. El 9 de noviembre de 2006 fue aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal la Ley de Sociedades de Convivencia, que permite el reconocimiento legal de las uniones civiles entre homosexuales en la Ciudad de México; así como el Congreso del estado de Coahuila, México reconoció la unión de personas del mismo sexo llamándolo Pacto Civil de Solidaridad.LINKS RELACIONADOS:

Andercismo

Porqué Somos Protestantes?-Soli Deo Gloria

30 Oct

Porqué Somos Protestantes?-Soli Deo Gloria

Posted: 30 Oct 2009 03:00 AM PDT

Martín LuteroMartín Lutero

Este fue el grito de guerra de la Reforma-Soli Deo Gloria. Esta doctrina quedó manifestada en las luchas, obras literarias, sermones, y conversaciones de los grandes teólogos del siglo XVI. Como hemos visto en las entradas previas, y como lo confirma la historia, la iglesia había caído en la total corrupción. Su teología estaba centrada en el hombre. La salvación era vendida como se vendían los víveres. Si los hombres buscaban respuestas, no debían ir a buscarla en Dios, sino que podían ir a un sacerdote.

Sin embargo, Dios tenía un plan maravilloso para rescatar a la iglesia de toda esa barbarie. Dios levantó a Martín Lutero, un monje agustino a quien le mostró la verdad. Lutero respondió a todas estas abominaciones de la iglesia con 95 tesis, en las cuales detallaba sus principales objeciones a las prácticas antibíblicas del papado. Por ejemplo, en algunas de ellas escribe cosas como,

Cualquier cristiano verdadero, sea que esté vivo o muerto, tiene participación en todos lo bienes de Cristo y de la Iglesia; esta participación le ha sido concedida por Dios, aun sin cartas de indulgencias.” Tesis 37.

El papa mismo no puede remitir la culpa, sino que tan sólo puede declarar y confirmar que ha sido remitida por Dios.” Tesis 7.

Vana es la confianza en la salvación por medio de una carta de indulgencias, aunque el comisario y hasta el mismo Papa pusieran su misma alma como prenda.” Tesis 52.

Del mismo modo: ¿Por qué el Papa, cuya fortuna es hoy más abundante que la de los más opulentos ricos, no construye tan sólo una basílica de San Pedro de su propio dinero, en lugar de hacerlo con el de los pobres creyentes?” Tesis 86.

La lucha brindada por Lutero estaba basada en lo que representaba la gloria de Dios, es decir, es Dios quien salva a un hombre, no es el hombre. Esta no puede ser vendida, ni ganada por medio de las indulgencias, pues es un don de Dios para un hombre mediante la fe y solamente mediante la fe. Sin embargo, Lutero no fue el único hombre que Dios levantó en Europa para hacer brillar la luz de Su gloria. Muchos otros hombres lucharon por esta doctrina. Ellos no querían dividir a la iglesia, sino reformarla quitando todas las abominaciones que en ella habían. Pero cuando sintieron la oposición del papado no tuvieron más opciones que partir.

La Reforma es en sí misma una lucha por la doctrina de Soli Deo Gloria. Cuando los reformadores volvieron sus rostros a la Escritura vieron que el fin supremo del hombre es glorificar a Dios (Pregunta #1 del Catecismo de Westminster). Reconocieron esta verdad plasmada tan vívidamente en la Biblia y lucharon por ella. En la Palabra de Dios encontramos,

Alaben el nombre de Jehová, Porque sólo su nombre es enaltecido. Su gloria es sobre tierra y cielos.” Salmo 148: 13

al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén.” Romanos 16: 27

al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.” Judas 1: 25

Para la iglesia católico romana solamente aquellos que servían a Dios en el ministerio eran capaces de glorificar a Dios verdaderamente. Pero para los reformadores esto era otra mentira y aberración más del papado. Para los reformadores todo hombre glorificaba a Dios cualquiera que fuera la vocación que el Señor le había dado. En cada una de ellas el hombre estaba obligado a glorificar a Dios. Esto es lo que Pablo argumento cuando le escribe su epístola a los Corintios,

Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.” 1 Corintios 10: 31

Esta doctrina fue la que hizo explotar con furia a Lutero y fue la que encendió la llama de la Reforma Protestante.

Aplicación para nuestros tiempos

Juan Calvino

La iglesia contemporánea no es inmune de caer en las mismas cosas en las que cayó la iglesia católico romana. En la actualidad la iglesia ha sido víctima de la avaricia, la corrupción, y de toda clase de pecados. Muchas de las iglesias que se llaman protestantes son realmente sitios de idolatría. Tan sólo debemos encender el televisor y ver como muchos pastores hombres venden milagros, y engañan a las personas ingenuas con el fin de obtener dinero, tal como lo hizo el papado en el pasado.

Es triste ver como muchas iglesia han dejado de ser lugares en los cuales se adora a Dios, para convertirse en lugares que buscan complacer a los hombres, crear programas para atraer pecadores y satisfacer sus oídos. Juan Calvino dijo que el corazón del hombre es “una fábrica de ídolos.” Lamentablemente muchos líderes de iglesias han abandonado esta verdad y en lugar de luchar por llevar a los hombres a ver la grandeza de Dios, le han reducido a un simple siervo que quiere complacer todos sus deseos carnales. La gloria de Dios en la faz de Jesucristo ha dejado de ser proclamada en muchas de nuestras iglesias.

Esta celebración debe hacernos recapacitar sobre lo que es realmente importante…la gloria de Dios. Esto es lo que Dios busca mostrar, y es por lo que Dios nos creó. Como protestantes debemos hacer que todos los hombres vean la gloria de Dios como Él mismo la ha mostrado en Su palabra. Soli Deo Gloria!

sujetosalaroca.org

Congreso Internacional Provida

30 Oct

Querido/a amigo/a:

Te recordamos que del 6 al 8 de noviembre tendrá lugar el IV Congreso Internacional Provida, que este año está dedicado a la Sensibilización y tendrá lugar en Zaragoza, muy cerquita (el anterior fue en Méjico). Toda la información sobre el programaa quién está dirigidoinscripciónguarderíadescuentos para ir en Renfealojamientos (en familias, económicos, hoteles)… la encontrarás en:

http://www.prolifeworldcongress.org/zaragoza2009/

Las inscripciones a través de la Secretaría Técnica se cerrarán el 31 de octubre de 2009… posteriormente se podrán formalizar en la propia Sede del Congreso, teniendo en cuenta el cambio de cuota. Más detalles en:

http://www.prolifeworldcongress.org/zaragoza2009/index.php?option=com_content&task=view&id=27&Itemid=38

Además, coincidiendo con el Congreso, se va a realizar la campaña “Un millón de velas por la Vida”: el 7 de noviembre se encenderá en las calles del centro de Zaragoza una vela por cada niño abortado en España desde la despenalización del aborto. Para encender tu vela, envía un SMS con la palabra VELA al 7745, y donarás 0,80 euros (coste del mensaje 1,5 €). También puedes hacer una donación por transferencia a las cuentas detalladas en la página web http://www.actiweb.es/atodavela o colaborar esa noche para encender las velas… Son muchas y necesitan muchos voluntarios.

No te pierdas el vídeo sobre el Congreso, en

Anímate a asistir, ¡merece la pena!

Muchas gracias por todo lo que haces.

Un abrazo,

Cecilia Real