Tag Archives: Aborto

El aborto y sus consecuencias

26 Jul

El Papa lamenta aborto y matrimonio homosexual

14 May

El Papa lamenta aborto y matrimonio homosexual

Associated Press
Thursday, May 13, 2010

FATIMA, Portugal (AP) – El papa Benedicto XVI tildó el jueves al aborto y el matrimonio homosexual como algunos de los peligros más “insidiosos” que encara el mundo de la actualidad, e insistió en las enseñanzas de la Iglesia al mismo tiempo que intenta dejar atrás los escándalos de pederastia surgidos en algunos sectores del clero.

El Papa ofició una misa al aire libre, punto culminante de su visita de cuatro días a Portugal con motivo del 93er aniversario de la aparición de la Virgen María _ según la tradición católica _ a tres pastorcitos en este santuario mariano en 1917.

Aunque en el primer día de su viaje Benedicto XVI admitió el martes de la existencia de “pecados dentro de la Iglesia”, para el jueves se centró en reafirmar la doctrina de la Iglesia en este país mayormente católico, donde fue legalizado el aborto en 2007 y en el que el Parlamento aprobó en enero un proyecto de ley que permite el matrimonio homosexual.

Además, un juez portugués facilitó en 2008 la obtención del divorcio incluso cuando se opone uno de los esposos.

El vocero vaticano, el padre Federico Lombardi, aludió a los congregados en Fátima al afirmar que es “muy hermoso y animador” que los peregrinos no han renunciado a exteriorizar su fe pese a los meses de escándalos de pederastia dados por algunos clérigos en Europa y por los obispos y funcionarios vaticanos que los encubrieron.

Los creyentes comprenden “la capacidad de la Iglesia para superar con efectividad _ vía la conversión, la penitencia y la plegaria _ la dimensión del verdadero pecado que existe en nuestra comunidad”, dijo Lombardi.

Benedicto XVI dijo a los reunidos que aprecia su lucha contra el aborto y la promoción de la familia basada en el “matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer”.

Dichas iniciativas “ayudan a responder a algunas de las amenazas más insidiosas y peligrosas de hoy contra el bien común”, agregó. “Junto con muchas otras formas de compromiso, dichas iniciativas son un elemento esencial en la construcción de la civilización del amor”.

Ante unos 400.000 peregrinos reunidos para una misa al aire libre, Benedicto XVI también ofreció un mensaje de alivio a quienes sufren, diciendo que el sufrimiento no es en vano.

“Vine a Fátima para rezar, en unión con María y tantos peregrinos, por nuestra familia la humanidad, afligida como lo esta ahora por varias pesadumbres y sufrimientos”, dijo Benedicto XVI a la multitud.

Tras la misa, el Papa bendijo a más de 400 personas enfermas, que suelen hacer el peregrinaje en busca de curación.

Benedicto XVI es el tercer pontífice que visita Fátima, el primero fue Pablo VI en 1967. Juan Pablo II, quien fue herido a disparos el 13 de mayo de 1981 en la plaza de San Pedro, vino tres veces antes de su muerte pues creía que la “mano no vista” de la Virgen le “rescató de la muerte”, dijo Benedicto XVI el miércoles.

La bala que casi mató a Juan Pablo II es parte de una corona que tiene la estatua de la Virgen de Fátima. La figura de la Virgen, adornada con rosas blancas y amarillas, fue transportada a hombros por un grupo de soldados poco antes de comenzar la misa.

Benedicto XVI regresará al Vaticano el viernes tras celebrar una misa en Oporto, la segunda ciudad del país.

CARTA DE UN NIÑO DESPUES DEL ABORTO

17 Mar

El arzobispo de Pamplona dice que el aborto es “la mayor de las injusticias que se han podido legislar”

8 Mar

El arzobispo de Pamplona dice que el aborto es “la mayor de las injusticias que se han podido legislar”
Diario de Noticias

Miles de personas participaron en la mañana de ayer en la eucaristía que ponía fin a la primera Javierada de 2010. La ceremonia, que comenzaba a las 10.00 horas en la explanada junto al Castillo de Javier tras la llegada del vía crucis, fue oficiada por Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela.
Durante la homilía, en la que se dirigió de forma especial a los jóvenes, Francisco Pérez denunció que el aborto “es la mayor de las injusticias que se han podido legislar”. “Ante las leyes de la muerte, como la que defiende el aborto, nosotros hemos de exigir que se cumpla la justicia: el respeto a la vida en sus distintas etapas”, indicó a los presentes. “La altanería de la prepotencia humana sólo lleva consigo caminos de destrucción e injusticia”, añadió después.
Las alusiones a la nueva normativa, aprobada recientemente por las Cortes Generales, estuvieron también presentes en el saludo de bienvenida, momento en el que pidió amar y respetar la vida “desde el seno de la madre, hasta el momento final”.
Por otra parte, valoró la alta presencia de peregrinos jóvenes durante esta primera marcha hasta el santuario de Javier y resaltó, “contrariamente a lo que muchos piensan, que el Evangelio atrae a los jóvenes”.
A ellos les dijo que “son la esperanza de la sociedad y de la Iglesia” y que “no busquen cosas baladíes que se esfuman” ya que “por encima del bienestar efímero y muchas veces engañoso que nos ofrece la sociedad, hay una felicidad verdadera”. “Enamoraos de Cristo profundamente y tomad el Evangelio como forma de vuestra vida”, les pidió.
El arzobispo de Pamplona apeló también durante el sermón a la importancia de la oración entre los cristianos y les invitó a participar de la misa de los domingos que, “gracias a Dios, va recuperándose”, indicó. Destacó, además, que “una sociedad que no practica la oración no puede avanzar y termina por hundirse”.
Incursiones en euskera Durante la misa, en la que hubo presencia de decenas de cruces con el nombre de varias localidades navarras, el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela volvió a enviar, al igual que el año pasado, varios mensajes en euskera a los peregrinos. Además del saludo, Pérez recitó “la voz del señor que escuchó Francisco de Javier mientras se dedicaba a sus estudios en la Universidad de París en su propio lenguaje”, refiriéndose al euskera.
El Himno a San Francisco Javier puso fin a la ceremonia que terminó con aplausos de los asistentes en una mañana que comenzó con los cielos cubiertos de nubes pero que en algunos momentos dejaron paso a los rayos del sol.
Francisco Pérez agradeció la presencia de todos los peregrinos, tanto navarros como de otras comunidades autónomas, y les invitó a volver el año que viene.
Para que la ceremonia pudiese ser vista desde todos los puntos de la explanada volvió a colocarse el altar sobre una plataforma, al igual que en años anteriores, aunque en esta ocasión se amplio y se incluyo en él el lema de esta Javierada: Ven y sígueme, como Francisco Javier.

El arzobispo carga contra la ley del aborto por ser una ley “de muerte y prepotente”

Diario de Navarra
La misa congregó a cerca de 10.000 peregrinos en la explanada de Javier – Francisco Pérez afirmó que la reforma legal del aborto es “la mayor de las injusticias que se ha legislado en este país” – La ausencia de lluvia y el sol, que brilló a intervalos, animaron la presencia de fieles, que fue mayor que la de años anteriores
Los únicos minutos de tono hostil de la primera Javierada se los llevó el Gobierno central. Afloraron al final de la homilía, en mitad de una celebración festiva, llena de cánticos y más numerosa que la de años anteriores. Frente a los 8.000 peregrinos de 2009 y los 9.200 de 2008, ayer se reunieron cerca de 10.000 personas en la explanada. Según datos de Policía Foral, la asistencia acendió a 9.535 personas en la ceremonia religiosa, que cifró en 1. 600 los vehículos y en 57 los autobuses desplazados hasta las inmediaciones del castillo. Fuentes del Arzobispado elevaron este dato por encima de las 12.000 personas.
Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela dedicó las últimas frases de su homilía a denunciar las injusticias con los más débiles. Fue especialmente duro en el caso del abuso con los no nacidos. “Abandonemos ese camino de cerrazón y suficiencia y detengámonos a escuchar el grito de los que no tienen voz: los desdichados, los pobres, los forasteros, los que aún no han nacido”. Sus palabras fueron muy explícitas al dirigirse a los responsables políticos que han abanderado la reforma legal del aborto. “La altanería y la prepotencia humanas no tienen límite. Son infinitas y se plasman en estas leyes de muerte que ahora pretenden imponernos, en una de las mayores injusticias nunca legisladas en este país”, gritó. “Hay que defender la vida humana desde el mismo momento de la concepción”, expresó ante el nutrido grupo de fieles, que escuchaba en silencio la homilía de la primera Javierada de este año.
En una mañana fresca, aunque soleada a intervalos (la temperatura a las 10 horas, cuando daba comienzo la eucaristía, era de 4º), la crítica al aborto fue el único inciso del arzobispo en la actualidad mediática. El resto de su intervención, que duró cerca de veinte minutos, la dedicó a reforzar el mensaje religioso de los peregrinos. Desde un altar que cuatro sacerdotes estrenaron para la ocasión,
Francisco Pérez saludó a los congregados: “Habéis hecho kilómetros hasta aquí llenos de esfuerzo y trabajo para conseguir llegar a Javier, la meta; que a su vez es Jesucristo”. En tres ocasiones salpicó su intervención con algunas frases en euskera. Una de ellas fue la que eligió para rememorar la famosa frase que San Ignacio de Loyola dirigió al santo navarro en su juventud, cuando ambos estudiaban en París, abriéndole los ojos a la reflexión y, posteriormente, a la vocación. “Como le dijeron a Javier, de qué nos sirve ganar el mundo si perdemos el alma. Del mismo modo os digo que no penséis en medrar en esta vida. En última instancia, la soberbia no lleva más allá de la tristeza”, aseguró.
Los jóvenes, la esperanza
Escoltado por cerca de 40 sacerdotes (además de los que permanecieron confesando en las inmediaciones del castillo durante la misa), Francisco Pérez habló en varios momentos directamente a los jóvenes. “En este mismo castillo, Juan Pablo II os definió en 1982 como la esperanza de la Iglesia y de la sociedad. Enamoraos del Evangelio porque la felicidad que buscáis tiene un nombre propio: Jesucristo”. Continuó en esa línea de estímulo cuando a ellos fue a quienes pidió realizar la lectura de las peticiones. “Queremos tener en mente en momentos como éste a las personas que han sufrido desastres, como los terremotos de Chile y Haití”, indicaron.
Con la tradicional bendición final a los niños, pasados unos minutos de las once, Francisco Pérez daba por concluida la misa. El bandeo de campanas despidió a los peregrinos, que el próximo sábado, con la segunda Javierada, volverán a llenar la explanada. “¿Veis cómo ha salido el sol al final?”, expresó espontáneo el arzobispo al finalizar. “No sólo es cuestión de que se hayan ido las nubes. También está en vuestras caras. Que tengáis un feliz retorno”, deseó.

El niño que merecía llamarse Jesús

3 Mar

El niño que merecía llamarse Jesús

Fruto de una relación que sus padres le prohibieron, Elvia Olvera Alvedaño tomó la decisión de quitarle la vida al recién nacido para evitar la reprimenda por continuar el noviazgo.

Mar, 02/03/2010 – 05:39

Foto: Iram Oviedo La oscuridad y calidez del vientre materno se convirtieron de pronto en una luz intensa. Nueve meses después, el amanecer violento de nacer. Y como todos, nacemos y morimos solos.

El bebé llegó al mundo sano, pero indefenso. Y quien lo parió no alcanzó a llamarse madre porque decidió asesinarlo. Él ni siquiera pudo sentir su regazo, la tibieza de su seno y el dulce de su calostro. Había nacido de una relación prohibida. Su padre no era bien visto por sus abuelos maternos.

Por eso la mujer que lo concibió y lo llevó en su vientre ni siquiera lo cargó con amor. Las mismas tijeras con las que cortó el cordón umbilical, las clavó dos veces en el cuerpecito inerme que ni siquiera sabía llorar. Nació y murió solo.

Elvia Olvera Alvedaño, a sus 24 años, asegura estar arrepentida de haber matado al pequeño que dio a luz el fin de semana.

“Fui al baño de la casa, estaba yo sola y luego de que nació el bebé le di dos piquetes, uno en el estómago y otro acá por el cuello; no lloró pero sentí muy feo cuando lo maté, luego ya no supe nada porque me desmayé”, explicó la mujer.

Después intentó evadir la justicia. Quiso simular que el bebé murió porque había sufrido un aborto en su domicilio del ejido Puerto Carretas, en el municipio de Aramberri.

Los médicos forenses del anfiteatro de Linares descubrieron la cruel verdad.

El sábado, 24 horas después de los hechos, Elvia fue detenida. Confesó que lo hizo porque sus padres desconocían su embarazo y además no querían al hombre con quien mantenía una relación sentimental.

Para ocultar su desliz, la mujer se vestía con ropa holgada. Su pareja, Alberto Fidel Muñoz Rodríguez, un agricultor a quien los padres de ella no quieren la veía a escondidas hasta que ella quedó embarazada.

No era su primera criatura, porque Elvia tiene a Rosalinda, de cinco años, a quien pidió perdón.

“Nos veíamos a escondidas; no entiendo por qué mis papás no lo querían pero aún así lo veía y quedé embarazada. Quiero decirle a mi hija que se quedó con los papás de él, que la quiero mucho, que estoy arrepentida, pero pronto regresaré a la casa para estar con ella”, dijo Elvia llorando cuando era presentada en el edificio de la Policía Minsterial.

Dora Irene Rivera e Iram Oviedo

fuente bibl:milenio.com

Drama de un Aborto

29 Dic

Drama de un Aborto

Cuando comienza la vida todo es alegría.

Drama de un Aborto

¿Qué es esto? ¿Dónde estoy? Siento que estoy flotando en un océano de agua tibia. ¡Qué placer! Oigo el latido del corazón de mi madre y ese sonido me inunda de seguridad, confianza y amor.

Me siento tan bien, todos los días mi cuerpo crece y me siento diferente. ¡Tengo tantas ganas de vivir! Todo alrededor es maravilloso porque me invade un arco iris de colores y sensaciones placenteras y siento que estoy en el paraíso.

Sin embargo, a veces escucho que alguien llora y eso me pone tan triste que también me haría llorar si pudiera.

Ahora me he dado cuenta que la que llora es mi madre y esto me ha preocupado tanto que ya no veo los hermosos colores que tanto me agradaban sino que me invade una misteriosa oscuridad que me da mucho miedo.

Los días pasan y me he acostumbrado a estar triste, porque mi madre llora todos los días. No se qué hacer para alegrarla, si tan solo pudiera decirle que no se preocupe, que yo la voy a hacer muy feliz cuando nazca, cuidándola, queriéndola mucho y consolándola siempre.

Siento muchos gritos, parece la voz de un hombre, y ahora el mundo parece derrumbarse porque siento que caigo en el vacío violentamente.

No sé qué pasó, creo que alguien golpeó a mi madre y la derribó. Casi no me he hecho nada malo pero sentí un fuerte cimbronazo que me aturdió un poco.

Ahora los dos nos hemos recuperado porque siento que todo está normal aunque mi madre siga llorando.

Hoy me desperté con un presentimiento, no se, siento que va a pasar algo que no me va a gustar. Tengo miedo. ¿Por qué me parece que algo muy terrible va a pasar?

No oigo nada, ningún ruido, sólo un extraño olor a desinfectante, tengo un poco de sueño, creo que dormiré un poco.

¿Pero qué está pasando? Siento que me arrastra la corriente y una enorme tijera me amenaza con matarme.

Trato desesperadamente de refugiarme en un rincón pero es inútil, ese infernal aparato se acerca más y más y ya casi me alcanza.

¡Socorro! ¡Ayúdenme! ¡No me maten! , yo no hice nada, por qué quieren hacerme daño. ¡Quiero vivir!

Un gran dolor me deja sin respiración, siento que mi vida se escurre por esa herida, casi no me queda aliento, sólo pienso en mi a amada madre tan querida que hubiera deseado conocer.

Pero no puedo más, ahora además siento frío y una luz brillante que me hiere, me ahogo, pero sin embargo alcanzo a percibir que estoy bañado en sangre mientras una persona vestida de blanco me sostiene con brutalidad antes de depositarme en una mesa de mármol como si fuera sólo un objeto.

Ahora que todo ha pasado me siento mejor porque me he liberado de mi cuerpo malherido, que por fin ha dejado de sufrir y ha muerto.

Percibo a una mujer en la cama que está despertando, está sola y parece triste. Siento que ella es mi madre, por fin la conozco, es muy joven y muy hermosa.

Todavía llora, quisiera consolarla pero no me escucha, me da mucha pena porque me gustaría estar a su lado para abrazarla, consolarla y decirle que la amo y que la perdono.

Pero es inútil, parece que va a llorar siempre. Mejor me voy porque siento que alguien me atrae, me gustaría que fuera el amor de otros padres que estén juntos y que realmente me quieran.

http://psicologia.laguia2000.com/el-amor/drama-de-un-aborto

La Adolescencia y el Aborto

29 Dic

La Adolescencia y el Aborto

Para poder disfrutar no hay que matar

La Adolescencia es una etapa del desarrollo cuyo objetivo principal es la búsqueda de la identidad y del si mismo.

En la pubertad, el cuerpo pasa por una serie de transformaciones hormonales, generadoras de desequilibrios y tensiones y esta carga endógena, difícil de manejar, puede llevar a un adolescente a cometer errores que pueden llegar a comprometer su paz interior y su futuro.

En la adolescencia, tanto la mujer como el varón tienen la obligación de actuar en forma responsable, es decir, haciéndose cargo de todos sus actos, ya que a medida que se hacen adultos aumentan tanto sus derechos como sus obligaciones.

Para un hombre, es bastante fácil y económico evitar embarazar a una mujer y al mismo tiempo preservarse de contraer enfermedades de transmisión sexual. El uso del preservativo está al alcance de todos y solamente es necesario un tiempo breve de entrenamiento para habituarse a él y decidir en forma responsable.

Para la mujer, un acto sexual realizado a las apuradas en cualquier lugar y de cualquier manera, sin protección para evitar el embarazo, no es garantía de alcanzar la misma satisfacción que el hombre y no es condición necesaria para conservar el amor de la pareja.

El acto sexual es una consecuencia del amor y tiene que ser consensuado por ambos, como el paso a una relación más madura y con mayor compromiso.

Una mujer debe respetarse a si misma y no convertirse en un objeto de placer, creyendo que esa es la manera más eficaz de mantener una relación.

Las mujeres fáciles suelen tener parejas ocasionales con las cuales es poco probable que logren una verdadera relación sexual satisfactoria y difícilmente lleguen a consolidar un vínculo estable; simplemente porque en materia sexual, los hombres todavía piensan como en la edad de piedra aunque parezcan muy evolucionados.

Ellos creen que existen dos clases de mujeres, las que son para casarse y las que son para divertirse, y esa clasificación se acciona ni bien entablan una relación con una mujer.

A toda mujer su pareja debe merecerle confianza como para entregarse a él y tener en cuenta que el hombre que ha elegido deberá ser lo suficientemente maduro psicológicamente para asumir las consecuencias; porque todos los métodos anticonceptivos pueden fracasar, principalmente cuando no se tiene experiencia; y aunque esta posibilidad sea pequeña hay que tenerla en cuenta y no olvidarla.

Si una joven queda embarazada deberá hablar con su pareja para compartir tal situación y resolverla entre ambos. Existen muchas salidas honorables y menos cruentas.

El aborto para la mujer suele ser la base profunda de una depresión que puede aparecer en la adultez frente a cualquier situación de pérdida.

Este tipo de depresión es muy difícil de sobrellevar porque generalmente son experiencias que no permanecen en la conciencia y quedan latentes en el inconsciente como un duelo no elaborado que se vuelve a recrear antes cualquier situación de abandono o fallecimiento cercano.

Además, una mujer que se somete a un aborto se arriesga a sufrir infecciones graves y hasta puede quedar estéril por lesiones irreversibles.

Los jóvenes creen que un embrión no es una persona, sin embargo desde la concepción una nueva vida siente y cualquier pensamiento de rechazo que reciba comprometerá su desarrollo y su futuro; y si no le permiten nacer quedará para siempre en las conciencias de sus progenitores.

http://psicologia.laguia2000.com/la-adolescencia/la-adolescencia-y-el-aborto

El Aborto y sus Huellas

29 Dic

El Aborto y sus Huellas

Una mujer sola es como una catedral, puede dar mucho amor y cuidar a sus hijos y también a sus padres si fuera el caso, y aunque le cueste más que al hombre encontrar trabajo y ganar un sueldo digno, tiene la fuerza de un titán frente a la adversidad, puede hacer milagros con unos pocos ingresos y aun sin un compañero que la ayude nunca faltará algo para comer en su mesa ni un peso.

He conocido mujeres en mi vida con un carácter envidiable, buen humor, dinamismo, optimismo y tantas ganas de vivir aún en condiciones difíciles haciéndole frente a las necesidades sin bajar la cabeza, dándole ánimo a su familia y la oportunidad a sus hijos para estudiar, y con sobrada fortaleza para seguir adelante con entusiasmo.

En cambio no he conocido ninguna que se haya dado a la bebida y haya abandonado a su familia por miedo a no poder enfrentar sola la responsabilidad de su cuidado.

Y también he conocido a otras mujeres que lo tienen todo, una hermosa casa, hijos buenos, un marido que las quiere, dinero suficiente y tiempo libre para disfrutar de la vida que sin embargo no son felices y se están siempre quejando.

Esta realidad nos está diciendo, como todos sabemos, que el dinero ayuda pero no hace la felicidad; y que las dificultades no son un obstáculo tan difícil de vencer para negarse a tener un hijo en cualquier condición si se tienen agallas.

No hay nada en el mundo que pueda superar a los afectos para poder ser más feliz y tener una vida saludable, ni nada que sea más doloroso que la pérdida de un ser querido.

Renunciar a la maternidad es más que nada una cobardía, una incapacidad para dar lo más importante de este mundo, que es la vida.

No importa quien sea el padre, todos sabemos que el hombre en estos días huye de los compromisos de algún modo, el que puede.

Antiguamente los hombres eran guerreros o cazadores, dos buenas excusas para estar lejos y no ocuparse más que de si mismos.

Ahora tienen sus profesiones, sus ejercicios físicos, sus encuentros furtivos para proporcionar algo de sabor a sus vidas insatisfechas, porque están haciendo cosas que no les gustan con el único propósito de ganar dinero.

Lo cierto es que un hijo no cabe en la vida de un hombre soltero con agenda completa, que sólo puede encontrar un lugar en ella para acompañar a su pareja al ginecólogo para que se haga un aborto.

Esto sería en el mejor de los casos, porque muchas mujeres tienen que ir solas, tomar esa decisión desgarrante y enfrentar el peor momento de sus vidas, al elegir separarse de alguien que jamás podrán olvidar mientras vivan.

Porque para que se desarrolle una depresión se necesitan dos cosas, el campo propicio y una situación que no se ha podido elaborar, una circunstancia mal vivida, a veces tan antigua que parece inofensiva, pero que sin embargo arruina el resto de la vida.

La naturaleza tiene su manera de hacer equilibrio y no deja espacios vacíos, los llena de melancolía, y el dolor se enquista, forma tumores, la culpa no permite conciliar el sueño, no disfrutar de la vida y aunque se tengan otros hijos nunca serán suficientes porque no estará aquel que por propia iniciativa han perdido.

Un hombre se puede reemplazar, pero nunca a un hijo.

http://psicologia.laguia2000.com/el-amor/el-aborto-y-sus-huellas

Sor Teresa Forcades justifica el aborto y afirma que le gustaría que la pastilla del día después estuviera al alcance de todas las mujeres

27 Jun

Sor Teresa Forcades justifica el aborto y afirma que le gustaría que la pastilla del día después estuviera al alcance de todas las mujeres

25/06/2009 — Antonio Mencía

DECLARACIONES DE LA MONJA BENEDICTINA A TV3

DECLARACIONES DE LA MONJA BENEDICTINA A TV3

En una entrevista concedida al programa «Singulars» de TV3, Teresa Forcades, monja benedictina de Sant Benet de Montserrat, afirmó estar a favor del uso de la píldora del día después y pidió que se respetara la conciencia de las mujeres que abortan. Cuando el entrevistador le advirtió de que esa no era la doctrina de la Iglesia Católica, la religiosa contestó diciendo que no hablaba en nombre de la Iglesia sino en el suyo propio.

Preguntada sobre la píldora, Sor Forcades relató la experiencia que tuvo en un hospital norteamericano en el que por protocolo daban esta píldora a todas las jóvenes que habían sido violadas, lo cual la parecía algo fantástico por «criterios humanitarios». Además se mostró partidaria que esta píldora abortiva sea conocida y esté al alcance de todas las mujeres.

Respecto al aborto, la monja benedictina afirmó que el mismo no es un crimen como lo es asesinar a otra persona, porque el feto no es otra vida sino que forma parte de la madre, con quien tiene una relación única y singular. Llega incluso a afirmar que ha sido Dios quien ha puesto esto feto en la madre y por tanto es la madre la que debe decidir.

La entrevista, en catalán, puede verse completa en el siguiente enlace (En Catalan):

http://www.tv3.cat/videos/1313539

Transcripción al castellano de parte de la misma (a partir del minuto 29).

– Entrevistador (E): Otra pastilla: la pastilla del día después. Primero, qué piensa Teresa Forcades; después, ¿pueden comprarla las adolescentes sin receta?

Teresa Forcades (TF): Esto de la pastilla del día después, la experiencia que tuve en EUA era que de hecho, en los hospitales donde yo trabajaba, se daba incluso, sin decirlo, después de una violación, entraba dentro del protocolo de atención de emergencia,  Si una mujer era forzada y podía quedarse embarazada como consecuencia de la violación. Entonces, la atención médica se encargaba de evitar que este posible óvulo fecundado encontrara donde anidar para poder después llevar a cabo el embarazo. Esto era una práctica que yo creo que estaba basada en criterios humanitarios que se dan perfectamente para que la mujer que ha sido violada quiera poner esta práctica, y me parece que en este caso era justificable. Es una pastilla que no puede promocionarse como anticonceptiva, que no se puede decir que ningún problema…. que tú la llevas en el bolso y si en un momento determinado interesa evitar el embarazo, la tomas y ya está … que hay mucha más educación previa y que la pastilla tiene efectos secundarios y evidentemente no se puede tomar tan alegremente. Pero sí, creo que es una posibilidad que yo ¿desearía – gustaría? que fuera conocido por todas las mujeres y que estuviera al alcance de todas.

-¿La pastila?

Asiente con la cabeza

Aborto, ¿qué piensa?

Aborto. Cuando hacemos referencia a esta experiencia en los EUA, a mi también me sorprendió mucho cuando fui. Encontré una sociedad, como ya lo he comentado antes, en al año 92, una sociedad polarizada por este tema. Había pro-life (todavía están) y los pro-choice, como se dice en inglés. Los pro-vida y los pro-elección. Esto se manifestaba en la calle en forma de manifestación pública, en forma de personas que tenían unas pancartas donde había fetos ensangrentados, usaban un impacto visual y emocional para poder afectar a las personas que querían hacer un aborto o pensaban más abiertamente sobre este tema, y después hubo sobretodo el asesinato de un ginecólogo que realizaba abortos y, creo, de su acompañante en el coche cuando llegaba.

Había una violencia en la calle respecto a este tema y una violencia hecha muchas veces desde invocar los principios de respeto a la vida. Esto me impresionó cuando lo vi. Yo en esos momentos pensé que esto en nuestra casa no pasaría. No he visto que aquí hayamos llegado a este extremo de polarización, de violencia, de apelar motivos emocionales para hablar de este tema pero quizás haya indicadores de que podamos ir en esta dirección.Y yo creo que esto es muy importante evitarlo.

– ¿Usted cree que si una mujer tiene toda la información necesaria y ayuda que necesita, familiar o de amistad, cree que esa mujer puede decidir si tener un hijo o no?

Aquí también he escuchado a veces el argumento que un aborto es como un homicidio. Ya …, si admitimos que el feto en formación es una persona, entonces poder decidir sobre la vida de esta persona, por criterios de conciencia por ejemplo, tener que respetar la conciencia de una madre en el  momento que decide sobre la vida de este feto equivaldría a tener que respetar su decisión. Si usted decide que hace falta eliminar alguno de sus conciudadanos esto no nos gustaría a nadie, pero si usted lo decide lo tenemos que respetar, cuando hiciera esto. Yo creo que este argumento es falso por un motivo muy importante que es por la relación que se establece entre la madre y el feto es única.

Y es única porque la madre del feto depende de la madre hasta que este no es viable fuera de ella. Esta es la base para decidirlo así, tanto antropológicamente, como biológicamente, como legalmente y como moralmente; para decidir sobre considerar este caso sobre la vida del feto completamente diferente y por lo tanto no se puede comparar con otro caso “interhumano”.

La vida de cualquier conciudadano que usted desee la muerte no está unida a la suya. Usted puede sobrevivir o morir sin que otra persona viva o muera. Esta particularidad de la madre con el feto hace que podamos entender que Dios ha puesto en mano de la madre la supervivencia del feto hasta que este no es viable. Este es el respeto desde un punto de vista teológico y católico.

-Entonces la madre decidirá.

Si Dios ha puesto en manos de la madre la vida del feto, nosotros no somos nadie para quitarlo. Podemos actuar a nivel de dar soporte a muchos niveles. Creo que dicho lo dicho, este respeto, pero no al respeto o conciencia con generis, sino que yo no respetaría la conciencia de una persona que decide quitar la vida de otra, pero esto es un caso particular. Y este caso particular es desde Dios mismo que pone la vida en manos de la madre y por lo tanto tiene un trato especial.

Aborto libre

15 May

Aborto libre

Estoy profundamente herido por la nueva ley sobre el aborto en España.

En silencio tumbado, en la cama, mirando el techo, recordaba lo duro que fue el parto de mi última hermana. Casi mueren ella y mi madre. Una niña no querida por los médicos, que ya habían avisado a mi madre que al ser la tercera cesárea podría acabar en tragedia. Jamás se barajó la posibilidad de abortar. En ningún momento fue fácil aquel alumbramiento y los meses que vinieron después en la Unidad de Cuidados Intensivos.
Ahora ella tiene 20 años, es enfermera y cuida niños recién nacidos que están en la incubadora. Podéis leer su testimonio aquí:

Lo más pequeño

Señor perdona a quienes sin conocimiento caerán en esta práctica, acoge las vidas de tantos niños y niñas que no verán nunca la luz del día, y danos fuerza y sabiduría para combatir esta mentira que so pretexto de ser un derecho permite el asesinato de los seres más desvalidos que existen.

Fuente:http://www.novabella.org/