Archivo | etica RSS feed for this section

Isabel Pavón Vergara¿Ángel, diablo o cordero?

20 Jul

Isabel Pavón Vergara¿Ángel, diablo o cordero?

Avanzan las noticias sobre asesinatos de mujeres.
19 de julio de 2011


Los culpables se inventan historias increíbles al intentar justificarse. Alguno asegura oír una voz dentro del mismísimo cerebro. Recibe el mensaje de coger un cuchillo bien grande, una pistola, lo que sea, y asesine a su compañera.

Otro se acerca a su víctima disfrazado con piel de cordero y, sin estar del todo loco, la mata igualmente. Excusas hay para escribir enciclopedias, ninguna justificable.

El motivo sigue siendo el mismo: el hombre sacrifica a quien “más quiere” porque es suya.

Gracias a Dios, hay muchos hombres buenos, buenísimos. No obstante, el día que notes que un iluminado se acerca a tu vida robándote tu propia luz; se pega como lapa a tu persona evitando que respires; dice que quiere caminar en tu misma dirección obligando a desviarte; el día que ese u otro se hace el pesado suplicándote que le hagas caso, que sin ti se muere; el día que no te deje en paz; el que te llame a altas horas de la noche una y otra vez para decirte que piensa en ti obsesionadamente; que te lleva flores compradas o robadas, tú qué sabes; que se presenta a las citas vestido de querubín tan guapo que te parece gloria pura; que la primera y la segunda vez hace que te sientas como en una nube y a la tercera notas cierto tufo falso que te descoloca; no lo pienses, corre. Es un diablo.

Hay locos sueltos sin tratamientos. No duermen. Oyen voces. Tienen doble personalidad. Se fanatizan con los camuflajes.

Si el que tienes cerca es uno de ellos, lo más probable es que, sin que lo esperes, te traiga un regalo escondido en el disfraz: un arma. La usará a la menor contradicción y no podrás contarlo. Él, sin embargo, en unos años estará preparado para salir a la calle, sin mácula de su pasado y listo para continuar con los cables cruzados, disfrazándose otra vez de lo que quiera.

Estos casos siguen ocurriendo con demasiada frecuencia. Cuando al culpable se le pregunta el motivo de sus actos dice que actuaba en broma y que cuando estaba matando realmente no era para hacer daño.

Si empiezas a verlo todo raro, escucha también la voz de tu conciencia que te dice: “No lo toques que mata”.

Autores: Isabel Pavón Vergara ©Protestante Digital 2011

Panasiuk: “Es preferible usar dinero en efectivo”

1 Abr

Panasiuk: “Es preferible usar dinero en efectivo”

By Mundo Cristiano
Friday, April 01, 2011

Comentario del doctor Andrés Panasiuk, fundador del Instituto para la Cultura Financiera y autor de varios libros sobre principios financieros con valores cristianos.

El doctor Panasiuk habló a Mundo Cristiano sobre la conveniencia o no de tener tarjetas de crédito y ofreció sus recomendaciones con respecto al uso de ese instrumento financiero.

“Lo primero que yo haría es no tener tarjetas de crédito. Mi primera recomendación siempre es que usen una tarjeta de DÉBITO o usen dinero en efectivo”.

“Nunca la palabra de Dios dice que pedir prestado no es pecado, lo que pasa es que cada vez que la Biblia habla de deudas, siempre es un concepto negativo. Entonces eso quiere decir que no es el mejor plan de Dios para nuestra vida”.

Algunas recomendaciones que Panasiuk da sobre como manejar una tarjeta de crédito con principios de la Palabra de Dios son:

Número uno: Obedecer el principio del compromiso garantizado, esto significa que cada vez que tomamos un compromiso, debemos tener una forma garantizada de pagarlo: “Eso lo dice Proverbios capítulo 22, versos 22 y 27. Cada vez que tomas un compromiso debes tener una forma garantizada de pagarlo”.

Número dos: Nunca hagas un gasto con tu tarjeta de crédito que no esté dentro de tu presupuesto. Siempre que compres con tu tarjeta, compra cosas que estén dentro de tu presupuesto, lo que significa que DEBES TENER UN PRESUPUESTO ESTABLECIDO.

Número tres: Al final de cada mes, tú tienes que pagar el cien por ciento que cargaste a la tarjeta y número cuatro, el primer mes que no puedes pagar el cien por ciento de lo que cargaste a la tarjeta, pues debes hacer una cirugía, osea, cortas la tarjeta y te deshaces de ello!

Si desea volver a ver este comentario del doctor panasiuk vaya a nuestro sitio web: http://www.mundocristiano.tv y para obtener mas consejos financieros visite: http://www.culturafinanciera.org

Si desea reproducir esta noticia, por favor dé el crédito a http://www.MundoCristiano.tv

La muralla secular y laicista

4 Mar

Wenceslao Calvo

La muralla secular y laicista


Cuando Martín Lutero escribió su obra A la nobleza cristiana de la nación alemana describió las tres murallas con la que la Iglesia de Roma se había rodeado para ser inexpugnable ante cualquier intento de reforma.
3 de marzo de 2011
Si se pretendía reformarla mediante el poder secular, aducían que el poder secular debía estar sometido al eclesiástico. Si se recurría a las Escrituras argumentaban que nadie, sino el papa, podía interpretarlas correctamente. Y si se echaba mano de un concilio respondían que nadie puede convocar un concilio salvo el papa. De esta manera las armas que podían servir quedaban, por definición, embotadas para ese propósito de reforma. En la obra mencionada Lutero desmontó esas tres argumentaciones.

Pero he aquí que las fuerzas de oscuridad, que tienen muchas cabezas, se han manifestado en nuestro tiempo en la forma de secularismo y laicidad. Y al igual que ocurriera en el pasado con la Iglesia católica ocurre ahora con éstas y con los dirigentes que en España y en otras partes del mundo las promueven. Porque ante cualquier intento de hacerles entrar en razón para que abandonen sus insensatas propuestas sobre la familia, el matrimonio y la vida humana, se escudan en que ellos no están bajo el mandato de ninguna ley divina, sino solo bajo el de aquellos consensos a los que los hombres puedan llegar. Y de esta manera, blindados detrás de esa muralla, hacen y deshacen a su antojo, jactándose además de su coherencia con sus propios postulados y acusando de incoherencia a los cristianos, por no ser capaces de vivir de acuerdo a los suyos propios. Y así como la Iglesia católica se hizo irreformable en el siglo XVI, el secularismo y la laicidad se han vuelto también irreformables en el XXI.

Hay cristianos que, ante el supuesto poder argumentativo de la muralla secular y laicista, han asumido las mismas posiciones, claudicando así ante el avance de estas fuerzas anticristianas. La timidez con la que proponen las ideas judeo-cristianas es tan acomplejada y la osadía de las fuerzas enemigas imponiendo las suyas es tan atrevida, que el resultado de esa confrontación es el que se podía esperar: La entrega vergonzante de las más preciosas verdades, a cambio de recibir su aprobación al decir: ¡Qué buenos chicos son estos cristianos!

Pero como todo en esta vida tiene su flanco débil, también la muralla secular y laicista la tiene. Porque si hay una grieta por la que puede ser derribada es esta: La contradicción que sus impulsores manifiestan entre lo que dicen y lo que hacen, cuando los medimos por los propios parámetros que ellos mismos han establecido. Y ya se sabe que si alguien contradice con su conducta lo que dice con sus palabras ha perdido la autoridad moral que pretendía tener y hasta se le podría calificar de simulador. Es una sencilla regla de tres que no solo ha de aplicarse a los cristianos, sino que ha de ser válida también para los que no lo son.

Hace poco Wikileaks sacaba a la luz pública algunos trapos sucios que ponían en evidencia a ciertos dirigentes e instituciones. Claro que ante lo insostenible que podía ser la situación para más de uno se ha optado por la vía expeditiva: Silenciar al difusor de tales informes y dejarlo inoperante. De esta manera muchos podrán seguir respirando tranquilos.

Pero ¡oh calamidad! he aquí que, sin que los expertos en relaciones internacionales ni los servicios secretos lo sospecharan, una parte del mundo musulmán se ha puesto en pie de guerra contra algunos de sus dictatoriales dirigentes. Unos dirigentes que hasta hace unas semanas eran recibidos, considerados, agasajados y solicitados por otros dirigentes de naciones occidentales democráticas [Por cierto, nunca entenderé por qué unos dictadores son abominables y otros son afables].

Así pues, ahora que algunos pueblos repudian a sus mandatarios, los dirigentes seculares y laicistas occidentales se apresuran, en este preciso momento, a condenarlos. Durante años les han hecho el juego, les han seguido la corriente, han hecho tratos con ellos, han cerrado los ojos y han guardado silencio, aun sabiendo que en sus países no había libertad de conciencia, ni de religión, ni de asociación, ni de información.

No obstante y aún con todas las revueltas actuales, esos dirigentes corren desesperadamente en busca de auxilio de las dictaduras autocráticas de Oriente Medio, para que nos ayuden a salir del agujero económico y financiero en el que estamos metidos, para que nos refinancien la deuda y para que nos garanticen el suministro de petróleo o gas que nos son tan vitales; en una palabra, para que nos den oxígeno. Y así, los mandatarios seculares y laicistas occidentales hacen cola para llamar a las puertas de los palacios y mendigar ante los sátrapas, que son la negación de lo secular y lo laico. Patético.

Así pues, estos supuestos campeones de la coherencia y la integridad quedan en evidencia no por discursos ni razonamientos, sino por sus hechos. Es la incoherencia de los que se presentaron como coherentes. Rafael Alberti escribió un poema que decía:
‘…Manifiestos, artículos, comentarios, discursos,
humaredas perdidas, neblinas estampadas,
qué dolor de papeles que ha de barrer el viento,
qué tristeza de tinta que ha de borrar el agua…
Siento esta noche heridas de muerte las palabras.’

¡Qué gran farsa ideológica de palabras es la que han fabricado los secularistas y laicistas! No se sostiene a sí misma, porque sus propulsores son incapaces, cuando llega la hora de la verdad, de asumir sus consecuencias últimas.

Por eso, el saber que estoy siguiendo a alguien que fue coherente hasta el final, incluso al coste de su propia vida, me da la seguridad de comprobar que estoy en la senda correcta.

Autores: Wenceslao Calvo© Protestante Digital 2011

El Sufrimiento Humano: Transformando lo «Inútil»

3 Mar

El Sufrimiento Humano: Transformando lo «Inútil»

Los seres humanos, por propia naturaleza, evadimos el dolor y el sufrimiento. Por instinto reaccionamos, por ejemplo, evitando el objeto punzante que puede herirnos. Cuando identificamos que quien nos está llamando por teléfono es un vecino indeseable, no contestamos. Nuestra reacción inmediata, al igual que la de la mayoría de los animales, es evitar los estímulos nocivos y el dolor.
No obstante, también somos capaces de responder conscientemente y en formas que nos diferencian de manera radical del resto del reino animal.
Por ejemplo, podemos decidir enfrentar y soportar el dolor por razones más elevadas. Así, sabiendo que la jeringa nos lastima, decidimos no mover el brazo durante una inyección porque el poder de la razón nos dice que con ella mejorará nuestra salud. Sabemos que es desagradable platicar con ese vecino difícil, pero con tal de cultivar la paz en nuestro barrio, decidimos enfrentar el reto y lo superamos.
Sin embargo, movidos por la preocupación y el miedo, también podemos responder al dolor y al sufrimiento de una manera insensata. Por ejemplo, cuando sufrimos debido a una relación difícil, podemos voltear a las drogas, al alcohol o a malos hábitos alimenticios. Si la perspectiva de tener que continuar un embarazo nos hace sufrir, podemos responder acabando con la vida de nuestro bebé mediante el aborto. Cuando sufrimos por el dolor de un cáncer, podemos hacer corto circuito a todo y recurrir al suicidio con ayuda del médico.
Reaccionar al sufrimiento de una manera racional o irracional es una de las decisiones humanas más importantes. Para muchas personas en nuestra sociedad, el sufrimiento se ha convertido en un mal que hay que evitar a toda costa, llevándolas a tomar muchas decisiones irracionales y destructivas.
Si bien es cierto que el dolor físico está presente en todo en el reino animal en general, la diferencia en cuanto a los seres humanos es que nosotros somos conscientes de nuestro sufrimiento y nos preguntamos el por qué; y mucho más sufrimos cuando no encontramos una respuesta satisfactoria; necesitamos saber si nuestro sufrimiento tiene un sentido. Desde una cama de hospital o una silla de ruedas es difícil evitar la dolorosa pregunta «¿por qué?», cuando la enfermedad grave o la debilidad nos hace sentir inútiles o una carga para los demás. Sin embargo, analizándolo, ningún sufrimiento es «inútil», aunque efectivamente mucho de él se pierde y desperdicia cuando lo rechazamos y nos negamos a aceptar su sentido profundo. El Papa Juan Pablo II nos recordaba constantemente que la respuesta a la pregunta sobre el sentido del sufrimiento Dios se la dio al hombre en la Cruz de Jesucristo.
El tema del sufrimiento siempre está presente en el campo de la atención médica católica, y aunque los profesionales de la salud luchan con dedicación por disminuir el sufrimiento y el dolor, no han logrado eliminarlos completamente. La Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos (The U.S. Conference of Catholic Bishops), en un importante documento titulado Directrices Éticas y Religiosas para los Servicios de Atención Médica Católicos (Ethical and Religious Directives for Catholic Health Care Services), nos recuerda que «los pacientes que experimentan un sufrimiento no mitigable deberán recibir ayuda para comprender el significado cristiano del sufrimiento redentor».
El solo concepto de «sufrimiento redentor» ya deja ver que el sufrimiento humano es mucho más de lo que vemos a simple vista, y no solamente un mal que hay que rehuir instintivamente. Más bien, es una fuerza incomprensible que puede moldearnos en formas importantes y hacernos madurar; una fuerza con la que tenemos que aprender a colaborar y aceptar como parte del viaje y destino del ser humano.
En el sufrimiento y el dolor, todos y cada uno de nosotros podemos hacernos partícipes del sufrimiento redentor de Cristo. Desde que éramos niños quizá ya se nos enseñaba la frase «¡Ofrécelo al Señor!». Estas sencillas palabras nos recordaban que el sufrimiento puede beneficiarnos no sólo a nosotros mismos sino a todos a nuestro alrededor, dentro del misterio de la comunión humana. Al estar inmovilizados en nuestra cama de hospital nos hacemos como Cristo, inmovilizado en el madero de la Cruz, y si aceptamos y acogemos nuestra propia situación en unión con Él, se abren para nosotros momentos redentores poderosos.
Gracias al amor personal que el Señor nos tiene, podemos cooperar con Su plan de Salvación al unir nuestro sufrimiento con Su Cruz salvadora, como lo hace una mamá cuando deja que su niña le ayude a preparar un pastel añadiendo los huevos, la harina y la sal. La mamá puede hacerlo sola pero la ayuda de la niña es real y significativa pues el amor de la madre encuentra la cooperación de la hija para crear algo nuevo y maravilloso. De igual forma, Dios permite nuestro sufrimiento y nosotros se lo ofrecemos, dejando así una marca imborrable en Su trabajo de Salvación. Esta transformación de lo «inútil» de nuestro sufrimiento en algo con significado profundo, se convierte así en una fuente de gozo espiritual en aquellos que lo viven. Para quienes están en Cristo, el sufrimiento y la muerte representan el dolor de parto hacia una creación nueva y redimida. Nuestros sufrimientos, aunque nunca deseables en sí mismos, siempre apuntan hacia posibilidades trascendentes, si es que no los rehuimos por miedo.

http://www.conoze.com/doc.php?doc=9205

Comunicado hecho público por el Consejo Evangélico de Madrid

19 Ago

Lucía Méndez acusa al esposo de Yuri, de burlarse de su madre durante su funeral

19 Ago

Lucía Méndez acusa al esposo de Yuri, de burlarse de su madre durante su funeral
En una conferencia de prensa, el pastor y esposo de Yuri, Rodrigo Espinoza, trató de desmentir las acusaciones de la actriz de televisión Lucía Méndez, quien asegura que Espinoza se burló de su madre y que Yuri ha dicho que ella es una alcohólica.
México | Jueves 19 de Agosto, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña

(NoticiaCristiana.com).


La tarde de ayer la cantante Yuri y su esposo Rodrigo Espinoza, convocaron a una conferencia de prensa para desmentir las declaraciones difundidas por la cantante Lucía Méndez, quien aseguró que Espinoza se burló de su madre durante su funeral, hecho que la molestó demasiado.
Espinoza, lamentó haber reunido a los medios para aclarar este altercado y desmentir las declaraciones de Méndez, sobre todo, porque le causó mucha molestia a su esposa Yuri.
“No voy a hablar mal de nadie, ni Lucía Méndez, de quien admiro su carrera, pero todo esto comenzó meses atrás y seré breve al relatarlo”, dice Espinoza.
“Estábamos en un restaurante cenando, cuando Méndez, se acercó a nuestra mesa para decirme toda una serie de insultos que yo como pastor cristiano resultaría absurdo que lo hiciera”, explica Espinoza, agregando que Méndez lo ha tachado de gritarle como una vieja verdulera y acusarlo de haberse burlado de su madre durante su funeral, algo que él jamás haría y que 15 años con Yuri garantizan lo que dice.
El esposo de Yuri, expresó que se ha dicho, que él es una mala influencia para su esposa, pero que no es así, porque como cualquier marido por amor, ayuda a su esposa “y no sé por qué se ha desatado todo este lío, que realmente causa mucha pena”. Sin embargo, los periodistas formularon una pregunta poco habitual, al preguntar si Méndez estaba alcoholizada esa noche que se la encontraron en el restaurante: “No lo sé, no llevaba un alcoholímetro para asegurar eso”, dijo Espinoza brevemente.
Yuri, aseguró que jamás ha dicho que Lucía Méndez era una borracha, y que lo único que pretende, es decir la verdad y acabar con estos líos, pues su carrera jamás se conducido de esta manera, mucho menos que vayan a se vender discos ni llenar auditorios con estos escándalos.
Según Yuri, Méndez y ella hace un año ya no son amigas, por cuestiones de creencias religiosas, pero que no ha sido motivo para pelearse, la esposa de Espinoza, señaló que ella respeta las creencias, que no pretende hablar mal de nadie, no es perfecta, tampoco juzgar a nadie, ya que “todos los seres humanos, independientemente de su religión, son imperfectos”.
Pero justamente en el instante que Yuri, daba estas declaraciones, Lucía Méndez, entró violentamente a la conferencia de prensa y tachó a Yuri de decir mentiras y no hablar con la verdad, al ver semejante escándalo provocado por Méndez, Espinoza y Yuri se retiraron, mientras que la actriz justificó que su presencia en el lugar no era un truco publicitario, sino que simplemente por casualidad se encontraba por ahí y que decidió aclararlo, porque los cristianos siempre hablan de frente.
Tras la salida de Méndez, Yuri y su esposo retomaron la palabra con los medios y, casi a punto de llorar, la jarocha, comentó que no merece que Méndez haga este tipo de actos, cuando ella ha sido la persona que siempre le ha llevado la palabra.
F: El Universal

¡El Anti intelectualismo ataca a la iglesia!

11 Ago

¡El Anti intelectualismo ataca a la iglesia!

No hay que hacer un estudio muy profundo para darnos cuenta de que la sociedad actual se encuentra en una crisis profunda en lo tocante al uso de la razón y el intelecto.

Vivimos en una época donde los sentimientos han llegado a ser más importantes que las ideas y los pensamientos. Así como la modernidad se caracterizó por sus grandes ideales, la post-modernidad carece de ellos. Lo importante para el hombre post-moderno es que nos sintamos bien. “Mientras otros no sean dañados, no importa lo que hagas o dejes de hacer, con tal de que te sientas bien”.

Y lo más triste de esta situación es que la Iglesia cristiana no está haciendo un frente adecuado a esta forma de pensar, porque ella misma ha sido infectada con este mal. En ese sentido los cristianos de nuestra generación se han despegado de su herencia histórica, porque en el pasado no era así.

Donde quiera que los puritanos fundaran una iglesia al poco tiempo fundaban una escuela, porque veían la enorme importancia que tiene el desarrollo del intelecto para una fe cristiana vigorosa. De hecho, el énfasis en la educación para todos que vemos hoy en occidente es un producto directo de la Reforma protestante.

Ya en 1642 los puritanos que vivían en las colonias americanas promulgaron una ley que requería educación para todos los niños, y en 1647 establecieron las escuelas públicas, las cuales, por supuesto, eran muy diferentes a las escuelas públicas de hoy día.

Este movimiento pro-educación produjo también grandes universidades que, aunque muchas de ellas se oponen actualmente al cristianismo, fueron fundadas por cristianos para promover la instrucción del pueblo de Dios. Ese es el caso de Oxford, Cambridge, Harvard, Yale, Princeton, entre otras.

La ignorancia es la madre de la herejía, dijo alguien de aquellos días, no de la devoción. Así pensaban nuestros padres en la fe. Sin embargo, la situación actual es muy distinta. Como decíamos anteriormente, el anti intelectualismo que afecta hoy la sociedad moderna ha encontrado lugar en el cristianismo moderno.

Y nos preguntamos ¿cuál es la raíz de esta actitud anti-intelectual que muchas iglesias cristianas han adoptado en estos últimos tiempos?

Las causas de esta crisis en lo tocante a las iglesias cristianas

1. Los grandes avivamientos de mediados de 1800.

Sin quererlo, estos movimientos promovieron un evangelismo subjetivo y emocional, en contraposición a un evangelismo doctrinal y objetivo. A medida que pasaba el tiempo, el evangelismo se concentró en campañas que no requerían predicadores teológicamente bien equipados, sino más bien buenos comunicadores que supieran cómo atraer la atención de las masas y moverlas a tomar una “decisión por Cristo”.

2. Ciertas ideas filosóficas provenientes de Europa, especialmente de Hume y de Kant.

En su obra Crítica de la Razón Pura Kant lanzó una crítica masiva contra los argumentos tradicionales de la existencia de Dios. El decía que debemos distinguir dos esferas de conocimiento: la fenomenal y la noumenal.

Fenomenal = la esfera de los fenómenos, el mundo físico que distinguimos con los cinco sentidos. Este es el mundo de la investigación científica, una esfera que puede ser medida y analizada por la observación, los experimentos y cosas semejantes.

Ahora bien, aparte de este mundo que podemos captar con los sentidos, ¿existe alguna otra cosa? ¿Existe lo que podemos llamar una esfera metafísica, que está más allá de lo físico? Puede ser que esa esfera exista, decía Kant, pero de ser así no tenemos acceso a ella. Y es a esa esfera que él llama “noumenal”.

Noumenal = la esfera a la que no tenemos acceso por medio de los sentidos, y la que no puede ser analizada racionalmente. A esa esfera se puede saltar por la fe, pero ese salto no es científico ni inteligente.

Es interesante señalar que Kant se sentía impulsado a afirmar la existencia de Dios. Argumentaba que nosotros debemos vivir “como si” hubiera un Dios, pues de lo contrario la ética no tendría sentido, y sin ética la sociedad se desintegraría. Dostoyeski llegó más lejos: El escribió que sin Dios todas las cosas son permisibles.

Esto trajo como consecuencia una visión meramente devocional y ética de las Escrituras.

3. El ataque intelectual que sufrió la fe cristiana a finales del siglo pasado, tanto de la alta crítica alemana como del darwinismo.

“En vez de responder estos ataques con un vigoroso contraataque intelectual, muchos creyentes albergaron suspicacia hacia todo tipo de asunto intelectual” (Moreland; pg. 24). Muchos ven la ignorancia hoy día como una virtud, y al cristiano pensante se le mira con recelo.

El impacto del anti intelectualismo en la Iglesia

1. Un mal entendimiento de la relación que existe entre la fe y la razón:

Muchos hoy día ven la fe como un acto ciego de la voluntad, la decisión de creer algo independientemente de la razón, ignorando la falta total de evidencia para lo que se cree.

Pero la Biblia enseña que la fe es la confianza que ponemos en aquello para lo cual tenemos razón de creer que es verdadero. En otras palabras, la fe se construye sobre la razón. Por eso al predicar debemos procurar persuadir con razones a nuestro auditorio (Mt. 13; Rom. 6:17; 2Cor. 10:5).

La religión hoy día es mayormente subjetiva:

“Se que el viviendo está
porque vive en mi corazón”.

Nuestra fe no descansa en lo que siento, o en nuestras experiencias privadas, sino en lo que Dios ha revelado y que comprendemos usando el intelecto (2Tim. 2:7; 2P. 1:16-21).

2. La separación de lo secular y lo sagrado:

Muchos piensan hoy que en los asuntos seculares debemos usar la cabeza, pero en los asuntos religiosos debo guiarme por el corazón y los sentimientos. “El Señor puso en mi corazón”. Se imaginan a un ingeniero llevándose de los dictados de su corazón para saber la cantidad de varillas que usará en una viga.

¿Por qué los cristianos deben tomar decisiones guiándose por los impulsos del corazón y no por el uso racional de los principios bíblicos? No existe tal dicotomía entre lo secular y lo sagrado. Los cristianos deben analizarlo todo desde una perspectiva bíblica. Pero luego hablaremos de eso más ampliamente.

3. La debilidad del evangelismo moderno:

Como el sentimiento es prioritario sobre la razón el evangelismo de hoy se concentra primariamente en las necesidades que el hombre siente como una necesidad, dejando de lado la verdadera necesidad que no todos sienten.

4. La falta de celo en muchos creyentes hoy para confrontar las ideas falsas que nos rodean.

Necesitamos urgentemente corregir este error. Más adelante daremos algunas ideas prácticas de cómo hacerlo. Pero mientras tanto, invito a los lectores de este blog a compartir sus ideas al respecto.

© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2010/08/el-anti-intelectualismo-ataca-la.html

Se burlan de Jesús en un canal televisivo propiedad de Sebastián Piñera

8 Ago

Se burlan de Jesús en un canal televisivo propiedad de Sebastián Piñera
Judas juega un papel de muy mal gusto ya que este supuestamente revela los trucos detrás de los milagros o a los apóstoles pidiéndole permiso a una imagen de la Virgen María, instalada en el Cerro San Cristóbal de Santiago, para que deje salir a Jesús.
Chile | Viernes 6 de Agosto, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña

(NoticiaCristiana.com).

El Consejo Nacional de Televisión de Chile (CNTV) anunció que investigará los contenidos de un programa humorístico que parodia a Jesús, en el canal de televisión, propiedad del presidente Sebastián Piñera.
Herman Chadwickm, presidente de la CNTV, aseguró que se estudiará en profundidad el programa, del cual se han quejado algunos televidentes e incluso un sacerdote, según publicó el periódico vespertino La Segunda.

El programa televisivo se llama “El club de la comedia”, que incluye monólogos y representaciones de situaciones divertidas, entre ellas la de Jesús con sus apóstoles, quienes se ven involucrados en situaciones entretenidas pero de doble sentido.
En una escena aparece Lucho, “el hermano desconocido de Jesús”, quien le explica a una multitud admirada la fórmula para la cura contra el sida, pero de pronto es interrumpido por un apóstol que le dice a la gente que, más allá, “Jesús está multiplicando el copete (alcohol)”, haciendo que el público deje solo a Lucho y corra a buscar a Jesús.
Judas juega un papel de muy mal gusto ya que este supuestamente revela los trucos detrás de los milagros o a los apóstoles pidiéndole permiso a una imagen de la Virgen María, instalada en el Cerro San Cristóbal de Santiago, para que deje salir a Jesús.
“Si ofendemos a alguien, tendremos que pedir disculpas, pero creo que Chile es un país diverso y todos tenemos que aprender a reírnos y tolerar al que piensa diferente”, dijo Pedro Ruminot, actor que interpreta a Jesús.
El programa se transmite por Chilevisión, canal de televisión propiedad del presidente Sebastián Piñera, quien ha sido víctima de críticas de sus opositores por no haberlo vendido antes de asumir el mandato.
F: AFP

El Relativismo parte 1

2 Ago

El Relativismo parte 1

Posted: 01 Aug 2010 02:31 PM PDT

Acabo de toparme con una serie de artículos sobre el relativismo y el impacto social de esta forma de pensamiento. Me pareció fascinante el tema y la forma sencilla en la que están escritos estos artículos. Espero que sean como luz a nuestro entendimiento y nos sirvan como base para refutar las inconsistencias y absurdos de esta filosofía.

Por Matt Slick

El relativismo es la posición filosófica de que todos los puntos de vista son igualmente válidos, y de que toda la verdad es relativa al individuo. Esto significa que todas las posiciones morales, todos los sistemas religiosos, todas las formas de arte, todos los movimientos políticos, etc., son verdades que son relativas a los individuos. Bajo la sombrilla del relativismo, todos los grupos de perspectivas son categorizados. En términos obvios, algunos son:
Relativismo cognitivo (Verdad): El relativismo cognitivo afirma que toda la verdad es relativa. Esto significaría que ningún sistema de verdad es más válido que otro, y que no existe ningún objetivo estándar de verdad. Naturalmente, esto negaría la existencia de un Dios de verdad absoluta.
Relativismo moral/ético: Toda moral es relativa al grupo social dentro del cual ésta se construye.
Relativismo situacional: Las éticas (correctas y equivocadas) son dependientes de la situación.
Desafortunadamente, la filosofía del relativismo es dominante en nuestra cultura actual. Con el rechazo de Dios, y el Cristianismo en particular, la verdad absoluta está siendo abandonada. Nuestra sociedad pluralista quiere evitar la idea de que realmente existe un bien y un mal. Esto se evidencia en nuestro sistema judicial deteriorado que tiene más y más problemas para castigar a los criminales, en nuestros medios de entretenimiento el cual continúa empujando el sobre de la moralidad y la decencia, en nuestros colegios los cuales enseñan la evolución y la “tolerancia social”, etc. Además, la plaga del relativismo moral está animando a las personas a aceptar la homosexualidad, la pornografía en la televisión, la fornicación, y una serie de otros “pecados” que una vez fueron considerados equivocados pero que ahora están siendo aceptados, penetrando en nuestra sociedad. Cada vez es tan penetrante que si Usted habla en contra de los relativismos morales y su filosofía de que “todo vale”, Usted es señalado como un fanático intolerante. Claro está, esto es increíblemente hipócrita por parte de aquellos que profesan que todos los puntos de vista son ciertos, rechazando aún aquellos que profesan los absolutos en moralidad. Parece ser que lo que significa realidad para los relativistas morales es que todos los puntos de vista son verdaderos, excepto los puntos de vista que enseña los absolutos morales, un Dios absoluto, o lo absoluto de lo correcto y de lo equivocado.
Algunas expresiones típicas que revelan una presuposición subyacente del relativismo son comentarios tales como: “Esa es su verdad, no la mía.” “Esto es verdad para Usted, pero no para mí.” “No existen las verdades absolutas.” Claro está, estas declaraciones son ilógicas, lo cual demostré en el artículo “Refutando el relativismo”. El relativismo está invadiendo nuestra sociedad, nuestra economía, nuestros colegios y nuestros hogares. La sociedad no puede florecer ni sobrevivir en un ambiente donde todo lo que una persona hace es correcto ante sus propios ojos, donde la situación determina las acciones, y si la situación cambia por mentir o engañar es aceptable—en la medida en que Usted no sea capturado. Sin un fundamento común de la verdad y de los absolutos, nuestra cultura será débil y se quebrará.
Sin embargo, debo admitir que existen algunos aspectos del relativismo válidos. Por ejemplo, lo que una sociedad considera correcto—manejar al lado izquierdo de la carretera—otra, la considera equivocada. Estas son costumbres a las cuales un “bueno y malo” está agregado, pero estos son puramente relativos y no universales ya que estos son basados en la cultura. El principio de la crianza de los hijos varía en las diferentes sociedades, como las prácticas en los funerales y en las ceremonias matrimoniales. Estas “formas buenas y malas” no están establecidas cósmicamente en una piedra ni tampoco se derivan de algunas reglas absolutas de conducta por algo dios desconocido. Estas son relativas y con razón. Pero el relativismo de éstas está afirmado como tal. No importa en qué lado de la carretera manejamos en la medida en que todos lo hagamos en la misma vía.
De igual forma existen experiencias que son válidas sólo para los individuos. Yo podría estar irritado por cierto sonido mientras que otra persona no. En este sentido, lo que para mí es verdad no es necesariamente verdadero para alguien más. No es una verdad absoluta que el sonido idéntico cause molestias a todas las personas. Esta es una forma de mostrar que ciertos aspectos con el relativismo son ciertos. Pero es válido decir que debido a que existe un tipo de relativismo personal que puede entonces aplicar ese principio a todas las áreas de la experiencia y el conocimiento, se podría decir, ¿que estos son relativos también? No. No es una suposición válida. Primero que todo, hacerlo sería declarar un juicio absoluto el cual sería contrario al relativismo.
Aún más, si todas las cosas son relativas, entonces no puede haber algo que sea absolutamente cierto entre los individuos. En otras palabras: si todas las personas niegan la verdad absoluta y establecen la verdad relativa a partir de sus propias experiencias, entonces, todo sería relativo al individuo. ¿Cómo podría haber un terreno común del cual juzgar lo que bueno y malo o lo que es verdadero? Parecería que esto no puede ser.
Claro está, que el tema que es importante aquí es si hay o no verdades absolutas. También, ¿podrían existir diferentes clases de verdades absolutas si es que en efecto existen verdades absolutas? Podríamos preguntarnos si el mentir siempre es equivocado. ¿O si 1+1 es siempre igual a 2? ¿Es siempre verdad que algo no puede existir y no existir al mismo tiempo? ¿Es siempre verdad que algo no puede traerse a sí mismo a existencia si primero no existe? Si alguna de estas respuestas puede ser respondida en forma afirmativa entonces el relativismo es refutado; por lo menos, en algún grado.
Mas preguntas se levantan. Si todos los puntos de vista son igualmente válidos, entonces, ¿tenemos el derecho de castigar a alguien? ¿Podemos alguna vez decir que alto está equivocado? Para poder decir que algo está equivocado, primero, debemos tener un estándar por el cual pesar lo que está bien y lo que está mal para poder así hacer un juicio. Si ese estándar de lo correcto y equivocado se basa en el relativismo, entonces, no es, después de todo un estándar. En el relativismo, los estándares de lo bueno y malo se derivan de las normas sociales. Debido a que la sociedad cambia, las normas cambiarían, cambiando también lo que es bueno o malo. Si estos cambian, entonces, ¿cómo puede alguien ser juzgado rectamente por algo que hizo mal si ese mal podría en el futuro convertirse en algo bueno?
Finalmente: ¿Es justo aplicar el análisis lógico a los principios relativos? Muchos relativistas dirán que no, pero yo, particularmente no veo por qué no. Si un relativista me fuera a convencer que la lógica no es necesaria al examinar el relativismo, él tendría que convencerme usando la lógica, lo cual sería contraproducente. Si un relativista usa el relativismo—el punto subjetivo de sus propias opiniones—para validar su posición, estaría usando un razonamiento circular vicioso; es decir, él está utilizando el relativismo para establecer el relativismo. Así que de todas formas, habrá perdido el argumento.
Para concluir, si el relativismo es verdadero y todos los puntos de vista son verdaderos, entonces, ¿es mi punto de vista acerca del relativismo es falso y también verdadero? ¿Se contradice la verdad a sí misma? No. No se contradice.

http://www.verdadypalabra.com/2010/08/el-relativismo-parte-1.html

Relativismo Etico.

2 Ago
Por Matt Slick
El relativismo ético es la posición de que no existen los absolutos morales, ni moral en lo bueno y malo. Más bien, lo bueno y lo malo están basados en las normas sociales. Algunos de Ustedes han escuchado del término “ética situacional” el cual es una categoría del relativismo ético. En cualquier caso, el relativismo ético significaría que nuestra moral ha evolucionado, que ha cambiado con el tiempo y que ésta, no es absoluta. Una ventaja del relativismo ético es que permite una amplia variedad de culturas y prácticas. También les permite a las personas adaptarse éticamente a los cambios de la cultura, el conocimiento y la tecnología en la sociedad.
Esto es una forma buena y valida del relativismo.
La desventaja del relativismo ético es que la verdad, lo bueno y lo malo, e inclusive la justicia son todas relativas. Sólo porque un grupo de personas piense que algo es correcto no lo hace correcto. La esclavitud es un buen ejemplo de esto. En Estados Unidos hace doscientos años la esclavitud era normal y moralmente aceptable. Ahora, no lo es.
El relativismo tampoco permite la existencia de un grupo de ética absoluto. Lógicamente, si no existe ese grupo, entonces, tampoco existiría un Dador Divino de la Ética Absoluta el cual puede ser fácilmente extrapolado como Dios. (Nota del Traductor: Extrapolar: Aplicar un criterio conocido a otros casos similares para extraer conclusiones o hipótesis). Esto sería opuesto al relativismo ético. Por lo tanto, el relativismo ético no apoyaría la idea de un Dios absoluto y excluiría los sistemas religiosos basados en absolutos morales; esto es, sería absoluto en su condenación de la ética absoluta. El relativismo en esto, sería inconsistente, ya que negaría las creencias de los valores absolutos.
Aún más, si la ética ha cambiado con el tiempo, existiría un problema de contradicción dentro de la perspectiva relativista. Hace 200 años la esclavitud era socialmente aceptable y correcta. Ahora, no la es. Ha habido un cambio en la ética social en los Estados Unidos con relación a este tema. El problema es que si la esclavitud es aceptable nuevamente en los próximos 200 años, ¿quién dirá que es correcta o incorrecta? Tendríamos un grupo contradictorio de lo que es correcto e incorrecto con relación a este tema. A esto, pregunto: ¿Se contradice la verdad?
Dentro del relativismo ético, lo correcto e incorrecto no son absolutos y deben ser determinados en la sociedad por una combinación de observación, lógica, preferencias sociales y modelos, experiencia, emociones y “reglas” que parece que trajeran el mejor beneficio. Claro está, aquí no se dice que una sociedad involucrada en un conflicto moral constante no sería capaz de sobrevivir por mucho tiempo. La moral es, por así decirlo, el pegante que mantiene a la sociedad unida. Debe haber un consenso de lo correcto e incorrecto para que una sociedad funcione bien. El relativismo ético mina ese “pegante” haciendo que la sociedad no esté unida.
Parece ser que universalmente entre las culturas es incorrecto asesinar, robar y mentir. Vemos que cuando los individuos practican esta ética contraproducente, pronto, se encontrarán en prisión y/o castigados. Debido a que la ética es conceptual en naturaleza, y que dentro de esa ética existen conductas morales que parece que trasciende todas las culturas—se aplica a todas las sociedades, concluyo que hay un Dios transcendente el cual es el autor de la ética. Pero este es tema para otra discusión.
Yo no creo que los mejores modelos éticos descubiertos y por los cuales opera la sociedad—honestidad, fidelidad, verdad, no robar, no asesinar, etc., son el producto de nuestro carácter o ensayo y error. Como Cristiano, veo estos modelos como un mismo reflejo del carácter de Dios. Estas son un descubrimiento de las reglas que Dios ha establecido y por las cuales las personas interactúan mejor con las personas, ya que Él sabe cómo las ha diseñado. Los 10 mandamientos son un perfecto ejemplo de los absolutos morales y tienen que ser mejorados. Estos son transcendentes; o sea, transcienden las normas sociales y son siempre verdaderos.
Una vez fui retado para probar que los absolutos morales si existían. Acepté el reto con el siguiente argumento. Le pregunté al caballero si habían o no absolutos lógicos. Por ejemplo: Le pregunté si había un absoluto lógico de que algo pudiera existir y no existir al mismo tiempo. Él dijo que no; que esto, no era posible. Otro ejemplo es que algo no puede traerse a sí mismo a existencia. A esto él estuvo de acuerdo; de que de hecho, existían absolutos lógicos. Después le pedí que me explicara cómo los absolutos lógicos pueden existir si no existe Dios. Le continúe preguntando que me dijera cómo en un universo puramente físico los absolutos lógicos, los cuales son por naturaleza, conceptuales, pueden existir. Le expliqué que estos no pueden ser medidos, colocados en un tubo de ensayo, pesados ni capturados, y sin embargo, estos existen. Así que le pedí por favor, que me explicara cómo estas verdades absolutas conceptuales pueden existir en un universo puramente físico… sin un Dios. Él no me pudo responder. Continúe diciendo que estos absolutos conceptuales deben existir, lógicamente, en la mente de un Dios absoluto, porque estos, no pueden simplemente residir en las propiedades de la materia en un universo puramente naturalista. Y debido a que los absolutos lógicos son ciertos en todo lugar en todo tiempo y que son conceptuales, parecería lógico que estos existieran dentro un ser transcendente, omnipresente. Si hay un Dios absoluto con una mente absoluta, entonces, Él es el estándar de todas las cosas; así como también de todo lo moral. Por lo tanto, habría absolutos morales. Ante este argumento el caballero se rió diciendo que él nunca había escuchado y admitió que es posible que existan los absolutos morales.
Claro está que como Cristiano, como en quien cree en la autoridad e inspiración de la Biblia, considero que los absolutos morales son muy reales ya que estos vienen de Dios y no porque estos, de alguna forma, residen en el universo naturalista.
Los principios éticos son importantes en la sociedad, en el hogar, y todo lugar donde interactuamos. ¿Me creería Usted si le mintiera con relación a este artículo? No. Usted espera que yo sea justo, honesto, lógico y sincero y franco. ¿Podría ser esa persona si creo que toda ética es relativa? ¡Caray! si lo hiciera, trataría y lo engañaría en todo en lo que quisiera que Usted creyera.