Tag Archives: Jesús

Viviendo como Jesus: un judio apegado a la Torah

10 Jul

Jesús en la casa de Zaqueo.

6 Jun

Jesús en la casa de Zaqueo.
– En el nombre del Padre, del Hijo y del espíritu Santo. Amén
· Palabra de Dios.
Evangelio según San Lucas (19,1-10).
Habiendo entrado a Jericó, Jesús atravesaba la ciudad. Allí vivía un hombre muy rico llamado Zaqueo, que era jefe de los cobradores de impuestos. Quería conocer cómo era Jesús, pero no podía a causa de la multitud, porque era de baja estatura. Entonces se adelantó y trepó a un árbol para poder verlo, porque iba a pasar por allí. Al llegar a ese lugar, Jesús miró hacia arriba y le dijo: “Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que quédame en tu casa”. Zaqueo bajó rápidamente y lo recibió con alegría.
Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: “Se ha ido a alojar a la casa de un pecador”. Pero Zaqueo dijo resueltamente al Señor: “Señor, voy a dar la mitad de mis bienes a los pobres, y si he perjudicado a alguien, le daré cuatro veces más”. Y Jesús le dijo: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa, ya que también este hombre es un hijo de Abraham, porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido”.
· Reflexión
En la ciudad de Jericó se produjo el encuentro de Zaqueo con Jesús. Del interior del corazón del Señor Jesús brotó el agua viva, y el desierto corazón de Zaqueo, el publicano, empezó a dar frutos abundantes y a transformarse en vergel. Zaqueo buscó desde dónde observar el paso de Jesús para ver quién era.
La mirada del Buen Pastor encontró a Zaqueo, acurrucado entre el follaje. Jesús se autoinvitó, y Zaqueo estaba feliz. La fiesta en casa de Zaqueo fue grande; él arregló sus cuentas y sus robos, devolvió lo ajeno, reparó los daños causados; compartió sus bienes con los pobres y siguió la Palabra de Jesús. El mismo Señor  Jesús sintió gran gozo, el mismo que el cielo conoce cuando un pecador se arrepiente.
Jesús vino a salvar y salvó a un hijo de Abraham, quien, como prófugo, andaba extraviado. Lo recibió con alegría y celebró la fiesta, porque el que estaba perdido fue encontrado.
Jesús resucitado sigue buscando a los que están perdidos.  Él vino para salvar a todos, sin distinción, pero seguramente se preocupa más por la “oveja perdida y descarriada”; quiere que todos vivamos de esa Vida plena que Él nos conquistó en la Cruz; quiere reunirnos a todos en una sola familia; que seamos uno como Él es uno con el Padre en el Espíritu.
· Revisamos nuestra vida
-¿Somos capaces, como Zaqueo, de reparar las injusticias cometidas frente al cónyuge, a los hijos, a los padres y a los hermanos?
– Si queremos aceptar a Jesús en nuestra vida, en nuestra casa, ¿qué valores o aspiraciones nuestras nos estarían concordes con el Evangelio?
· Momento de silencio
· Compartimos nuestras intenciones
· Oración
Te pedimos, Señor, que vistas nuestro hogar, que con nuestra conversión a ti y tu Evangelio sepamos prepararte nuestra fiesta, y que con tu ayuda podamos ser coherentes y compartir con nuestros hermanos más necesitados.

http://elblogdelapostolado.blogspot.com/2010/06/novena-al-sagrado-corazon-de-jesus_2226.html

Una Salvación tan Grande

15 Mar

Una Salvación tan Grande

martes, marzo 09. 2010

Publicado por: Martín Mundaraín

Verdaderamente hay un conflicto entre el Dios santo, justo, y el hombre pecador. El primero no puede recibir al segundo.

El profeta Isaías dijo: ‘Vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios’ (59:2). A Dios le produce horror el pecado, pero ama al pecador. Ama a todos los seres humanos, y éstos le devuelven mal por bien.

Cuando Jesús vino a esta tierra tuvo que constatar: ‘Han aborrecido a mí y a mi Padre’ (Juan 15:24). Entonces alguien puede pensar: -Si Dios es amor, basta que perdone nuestros pecados y la separación ya no existirá.

Pero si bien es cierto que Dios es amor. también es santo y justo. Por ser santo no puede soportar el pecado en su presencia, y por ser justo debe condenarlo. Nadie puede aislar un atributo de Dios y desechar los demás.

Pero he aquí algo maravilloso: Dios supo mantener todos sus atributos y salvar al pecador. “No hay más Dios que yo: Dios justo y Salvador: ningún otro fuera de mí’ (Isaías 45:21). ¿Cómo pudo producirse semejante milagro?

El Dios de amor entregó a su Hijo por nosotros. Jesucristo, que no tenía pecado, tomó nuestro lugar y se ofreció a sí mismo en sacrificio para salvarnos. El Dios justo lo hirió porque cargaba con nuestros pecados.

El Dios santo sólo halló perfección en él. La obra fue perfecta y Dios, satisfecho en todos sus atributos, resucitó a su .Amado. Jesús es nuestro Salvador, mas es necesario creer en él para recibir ‘una salvación tan grande’.

http://actualidadcristiana.blogspot.com/2010/03/una-salvacion-tan-grande.html

¿Fue el cuerpo de Jesucristo robado de su tumba?

2 Mar

¿Fue el cuerpo de Jesucristo robado de su tumba?

.

No hay duda de que la tumba de Jesucristo estaba misteriosamente vacía. Tal como Paul Althaus ha dicho, “el mensaje de la resurrección ” no podía haberse sostenido en Jerusalén ni siquiera un día, ni una hora, si la tumba vacía no hubiera sido un hecho establecido…”[1] El Dr. Craig observó que, “En ningún lugar aparecen tradiciones opuestas al relato de la tumba vacía, ni siquiera en la polémica Judía.”[2]Al menos un escéptico (El Dr. John Dominic Crossan) ha afirmado erróneamente que la ley romana automáticamente prohibía el entierro de Jesús, y que Él en consecuencia debe haber sido arrojado a una fosa común. Esto no puede sostenerse. Raymond Brown ha demostrado que la política de entierros romana variaba con las circunstancias y permitía la posibilidad de entierros personales de algunos de los crucificados.[3] Este escenario también contradiría las consistentes protestas Judías de que el cuerpo había sido retirado.[4] Además, los evangelios no podrían haber inventado con éxito que el propietario de la tumba era alguien tan específico como un miembro del Sanedrín llamado José de Arimatea (Marcos 15: 43). Si los evangelios hubieran sido falsos en este asunto no habrían sido capaces de soportar la rápida rectificación y ridículo de los Judíos.

¿Cómo han reaccionado los escépticos de la resurrección de Cristo? Algunos han dicho que alguien debe haber robado el cuerpo de Jesús de la tumba, y que esto provocó los relatos de la resurrección milagrosa ¿Es posible?.

LOS JUDÍOS Y LOS ROMANOS

Ni los Judíos ni los dirigentes Romanos, que custodiaban la tumba (Mateo 27:62ss) habrían tomado la cuerpo de la tumba. Si no que, ambos tenían todos los motivos para mostrar el cuerpo en publico para humillar a los discípulos y cortar su movimiento de raíz. Y dado que la escena en cuestión sucedió justo en Jerusalén, estaba enteramente a su alcance localizar el si todavía existiera. Pero sin embargo para su consternación, ningún cuerpo fue mostrado. Si los Judíos tuvieran el cuerpo, lo habrían exhibido en el día de Pentecostés cuándo todo Jerusalén estaba alborotado por causa del sermón de Pedro sobre la Resurrección de Cristo.

LOS SEGUIDORES DE CRISTO

Del mismo modo, es extremamente improbable que los seguidores de Jesús pudieran haber retirado el cuerpo con una guardia Romana protegiendo la tumba, además de una gran piedra como puerta. Y no valdría acusarles de inventar la explicación de los guardias durmiendo en Mateo 28:11ss. Esa historia tan solo hubiera servido como propaganda apologética si los guardias hubieran estado despiertos.

¿Por qué iban los discípulos (o alguna otra persona) a querer arriesgar sus vidas para robar el cuerpo de Cristo? El registro Bíblico muestra que los discípulos estaban acobardados, desanimados y desalentados. Su único motivo podía haber sido engañar. Pero todo lo que leemos acerca de estos hombres indica que eran buenos honestos. ¿Cómo podrían haber salido ala calle el resto de sus vidas y predicar todos los días que Cristo se había levantado de los muertos cuando ellos sabían durante todo ese tiempo que era una mentira? Se habrían sacrificado y habrían sufrido tan grandemente por algo que ellos sabían que era un engaño absoluto?

Hubiera sido tonto esconder el cadáver y falsear una resurrección. Las consecuencias de su lealtad a Jesús comprendieron azotes, encarcelamientos, e incluso la muerte. Ninguna persona cuerda elige esto por algo que ella sabe que es falso. Bajo tales presiones, los mentirosos confiesan sus engaños y traicionan a sus camaradas.

El crecimiento explosivo de la Iglesia es unas contundentes evidencia en favor de la resurrección de Jesús. Significativamente, no fueron los poderosos, sino los plebeyos, marcados con todos los estigmas culturales en su contra (1 Corintios 1:26ss), cuyo mensaje de resurrección transformó pacíficamente al imperio romano. ¿Quién hubiera predicho tan “imposible” hazaña? Y sin embargo en realidad sucedió![5]

Que el cristianismo se originara en el judaísmo[6] es una evidencia adicional de su resurrección. El renombrado arqueólogo F. Albright observó, “En mi opinión todos los libros del Nuevo Testamento fueron escritos por Judíos bautizado entre la década de los 40 y la de los 80 del primer siglo a.C.”[7] Los prejuicios de los judíos contra el Jesús del Nuevo Testamento eran muy fuertes. ¿ Qué otra cosa podría haber llevado a los judíos a aceptar a un “criminal” vergonzosamente colgado (Gálatas 3:13) como su Mesías prometido cuando habían anhelado un salvador militar ? ¿ Y qué otra cosa habría llevado a los Judíos a abandonar sus convicciones monoteístas[8] para adorar a Jesús como Dios Hijo (Juan 1:18), o cambiar su día de alabanza del sábado al domingo (Hechos 20:7)? Un simple mito inventado sería incapaz de derrumbar tales esperanzas y tradiciones.

    “Jesús fue tan distinto de lo que todos los judíos esperaban que el Hijo de David fuera que Sus propios discípulos hallaron casi imposible asociar la idea del Mesías con Él.”[9]
    -Millar Burrows

Es, tal como el Nuevo Testamento afirma, la resurrección de Jesús la única que venció esta “imposibilidad” (Hechos 2:24).LA CONVERSIÓN DE SAULO

Además, la conversión de Saulo de Tarso indica un milagro trascendental. Empezando como un violento enemigo de la Iglesia (Hechos 8:39:1Gálatas 1:13), fue radicalmente transformado llegando a ser un siervo de Jesús. Eligiendo sufrir por causa de Cristo (2 Corintios 11:23ss), abandonó todo lo que tenía, soportó la persecución, y predicó el Evangelio en una ciudad tras otra hasta Roma, donde murió con muerte de mártir. Se le considera como habiendo tenido mayor influencia sobre el destino del Imperio Romano que ningún otro personaje del siglo I aparte de Cristo.[10] Nada aparte de la resurrección de Cristo explica ni remotamente esta importante transformación.

LOS OTROS APÓSTOLES

También los otros Apóstoles, vencieron el miedo para valerosamente sufrir, ser encarcelados, e incluso morir, a medida que proclamaban las buenas nuevas del Cristo resucitado por todo su mundo. ¿ Puede imaginarse que estas personas murieran con agrado por un simple mito ? ” Cada uno de los discípulos, excepto Juan, murió como mártir… porque ellos tenazmente se aferraban a sus creencias y afirmaciones observa el investigador Josh McDowel.[11]

A diferencia de otros quienes han muerto por una esperanza no verificable más allá de la tumba (ej., místicos buscando la reencarnación o militantes Musulmanes esperando una recompensa de Alá), los discípulo de Jesús vivieron y murieron por la afirmación históricamente verificable que la tumba estaba vacía y que Él había sido visto vivo nuevamente.

El erudito en temas legales Dr. Simon Greenleaf, fundador de la Harvard Law School, señala lo siguiente:

    “Propagando esta nueva fe, incluso de la forma más pacífica e inofensiva, [los primeros Cristianos recibieron] menosprecio, oposición … y muertes crueles. Y sin embargo esta fe que ellos celosamente difundían y todas estas miserias que ellos soportaron más bien regocijándose. A medida que uno tras otro fueron ejecutados en muertes miserables, los supervivientes tan solo [continuaron] su obra creciente vigor y resolución… Los anales de las guerras militares raramente proveen un ejemplo equivalente de heroica constancia, de paciencia, y de valor inquebrantable… Aunque hubiera sido moralmente posible que ellos estuvieran engañados en este asunto, todos los factores humanos actuaban para llevarles a descubrir y admitir su error. A partir de estas [consideraciones] la única salida es la completa convicción y admisión de que eran hombres buenos, que testificaron de lo que habían observado atentamente .. y sabían bien que era cierto.”[12]

Muchos consideran que el Dr. Greenleaf ha sido en temas legales una de las mas grandes mentes que hemos tenido en los EE.UU. Él fue anteriormente un declarado escéptico del Cristianismo que se dispuso a refutar la deidad de Cristo. Al final concluyó que la resurrección es cierta ” más allá de cualquier duda razonable. ” Greenleaf llegó a ser Cristiano tras estudiar las evidencias por sí mismo. Muchos expertos legales están de acuerdo con Greenleaf que si el caso de la muerte de Cristo y su resurrección se llevara ante un tribunal de derecho, sin duda ganaría. Las afirmaciones están muy bien establecidas y verificadas por pruebas independientes y convergentes.LAS SEIS OBJECIONES ESCÉPTICAS más frecuentemente presentadas por los críticos de la resurrección de Cristo…

  1. La resurrección de Cristo es un mito, no historia.
  2. Las historias de la resurrección estan llenas de contradicciones.
  3. Los milagros no son posibles.
  4. El cuerpo fue robado.
  5. Jesús tan solo se desvaneció y después se recuperó de Sus heridas.
  6. Los testigos tan solo “vieron cosas.”

REFERENCIAS Y NOTAS

  1. Paul Althaus in Wolfhart Pannenberg, Jesus-God and Man (SCM Press, 1968), p. 100. [arriba]
  2. Dr. Craig in M. Wilkins and J.P. Moreland, editores, Jesus Under Fire (Grand Rapids, Michigan: Zondervan, 1995), p. 149. [arriba]
  3. Raymond Brown, The Death of the Messiah, Vol. II (New York: Doubleday, 1994), p. 1205f. [arriba]
  4. Véase el Judío Justino Mártir Martyr, “Diálogo con Trifo,” y el “Toledoth Yeshu,” un cuento judío según el cual el propietario de la tumba vendió el cuerpo de Jesús el cual fue más tarde arrastrado por las calles de la ciudad. Los dos son discutidos por Gary Habermas en Gary R. Habermas y Anthony G. N. Flew, Se levantó Jesús de la muerte (Did Jesus Rise From the Dead?) — el documento completo, Terry L. Miethe, editor (San Francisco: Harper & Row, 1987), p. 99f.[arriba]
  5. “Que el movimiento Cristiano pudiera haber triunfado, de forma que los hombres humildes que pescaban en los orillas del Mar de Galilea sean hoy mejor conocidos que los mismos Césares que gobernaban el mundo… es tan asombroso que sería increible si no supiéramos que así fue.” [Elton Trueblood,Filosofía de la Religión (Philosophy of Religion) (Harper and Brothers, 1957), p. 140.] [arriba]
  6. Acts 2:5-43, 6:7. [arriba]
  7. William F. Albright en una entrevista en Christianity Today (Enero 18, 1963), p. 3. [arriba]
  8. “El Monoteísmo (Monotheism),” surgido de Deuteronomio 6:4 (“El Señor nuestro Dios es Uno”), estableció la creencia de Israel en constraste con el politeísmo de sus vecinos. Parecía excluir, incluso en principio, la afirmación de Jesús de ser deidad. Sin embargo, en realidad, la misma palabra Hebrea “uno” (ejad) se usa en Génesis 2:24 (“los dos serán una sola carne”), Josué 9:2, y Jueces 20:1, e implica una unidad compuesta. Por consiguiente, mientras que los prejuicios Judíos se oponían fuertemente a la pretensión de Jesús de ser Hijo de Dios, la palabra en cuestión en realidad permite e incluso implica tal posibilidad. [arriba]
  9. Millar Burrows, Más Luz sobre los Rollos del Mar Muerto (More Light on the Dead Sea Scrolls) (Viking Press, 1958), p. 68. [arriba]
  10. Sir William Ramsey, citado en Wilbur Smith, Therefore Stand (Wilde, 1945), p. 246f. [arriba]
  11. Josh McDowell, editor, Evidencias que Exigen un Veredicto (Evidence that Demands a Verdict) (San Bernardino, California: Campus Crusade for Christ, 1972), p. 255. [arriba]
  12. Simon Greenleaf, El Testimonio de los Evangelistas (The Testimony of the Evangelists) (Kregel, 1995-reprint from 1847 edition), pp. 31-32. [arriba]

Marián Sabaté: Sentí el calor de Jesús, vi el paraiso y también las llamas del infierno

15 Feb

La famosa presentadora de televisión ecuatoriana Marian Sabaté hizo estás declaraciones luego de salir de todo el proceso médico que incluyó hasta terapia intensiva por la operación a la que se sometió (manga gástrica).
Sabaté también cuenta que le impactó la canción cristiana “Tu como estás” de Yuri y que piensa cantarla aunque no sabe cantar.
“Cuando desperté en terapia intensiva la segunda vez que me operaron, creí que me moría. Pero al rato, sentí el calor de Jesús y eso me dio fuerzas. Más tarde vi la paz y la tranquilidad de lo que sería el paraíso, pero también tuve visiones de las llamas del infierno, como diciéndome que esto podría esperarme si me portaba mal. Ahora que estoy fuera, aprecio más las cosas de la vida, como el poder ver y oír, la luz del sol y hasta el canto de los pájaros”.
En entrevista a Diario Extra Marián Sabaté, la reina de la prensa rosa, explica que supuestamente tenía que estar en casa luego de los 2-3 días de operada. Sin embargo, sufrió una inflamación no por hablar demasiado como se dijo, sino por una colitis que inflamó mi colon 7 veces su tamaño normal, empujando a su estómago recién operado y hasta al pulmón.
Ahora la presentadora de origen español y muy querida en Ecuador, dice que quiere cantar el tema “Y tú como estás”, popular canción cristiana de Yuri. Marián dice que meintras estuvo en terapia intensiva escucho el tema y llegó la letra, por esa razón a pesar de que no sabe cantar quiere grabar el tema y hacer un vídeo junto a los populares artistas ecuatorianos Jonathan Luna y Fausto Miño
Cuando Extra le dijo: Marián tú no cantas! la presentadora respondió: Mira, con arreglos cualquiera puede hacerlo, (soltandose en risas), además “Cantaré muy poco, la mayor parte lo harán los cantantes de verdad” comentó Sabaté.
“Tuve la alegría de saber que no estoy sola. No solo mi familia se preocupó por mí, sino también el público que hizo hasta cadenas de oración por mi recuperación. Por todo esto les estoy eternamente agradecida” finalizó.

Visto aca

Este aspecto olvidado de Jesús.

2 Feb

Este aspecto olvidado de Jesús.

Posted: 31 Jan 2010 12:39 PM PST

Escrito por Reforming Baptist.
Traducido por Pedro Camino para http://www.verdadypalabra.com

Como Mark Driscoll diría, “la iglesia ha sido” chic-a-mente ‘durante demasiado tiempo por que nos hace pensar de Jesús como un hippy lindo que abraza los corderos “. Esta semana voy a predicar sobre la segunda venida y me encanta lo que he estado viendo en Jesús! Él es un guerrero – enojado, vengativo, violento, poderoso y totalmente recto y justo! Lee Mateo 24:28-30: Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres.
29Pero inmediatamente después de la tribulación de esos días, EL SOL SE OSCURECERA, LA LUNA NO DARA SU LUZ, LAS ESTRELLAS CAERAN del cielo y las potencias de los cielos serán sacudidas.
30Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre; y entonces todas las tribus de la tierra harán duelo, y verán al HIJO DEL HOMBRE QUE VIENE SOBRE LAS NUBES DEL CIELO con poder y gran gloria.

La más dominante de las características de su venida es el de la violencia. Jesús vino la primera vez de una manera dulce y suave (con un brote de cólera, aquí y allá a los fariseos y los hipócritas), pero la segunda venida no será como la primera. El tiempo de gracia habrá terminado, y la ira de Dios será derramada sobre la tierra y todos aquellos que no habían creído será totalmente aniquilado en una guerra violenta. Jesús es un hombre de guerra!

Isaías 42:13: El SEÑOR como guerrero saldrá,como hombre de guerra despertará su celo;gritará, sí, lanzará un grito de guerra,contra sus enemigos prevalecerá.

Isaias 2.12: Porque el día del SEÑOR de los ejércitos vendrá contra todo el que es soberbio y altivo,contra todo el que se ha ensalzado,y será abatido.

Isaías 13.6-11: Gemid, porque cerca está el día del SEÑOR;
vendrá como destrucción del Todopoderoso.

7Por tanto todas las manos se debilitarán,
el corazón de todo hombre desfallecerá,

8y se aterrarán;
dolores y angustias se apoderarán de ellos,
como mujer de parto se retorcerán;
se mirarán el uno al otro con asombro,
rostros en llamas serán sus rostros.

9He aquí, el día del SEÑOR viene,
cruel, con furia y ardiente ira,
para convertir en desolación la tierra
y exterminar de ella a sus pecadores.

10Pues las estrellas del cielo y sus constelaciones
no destellarán su luz;
se oscurecerá el sol al salir,
y la luna no irradiará su luz.

11Castigaré al mundo por su maldad
y a los impíos por su iniquidad;
también pondré fin a la arrogancia de los soberbios,
y abatiré la altivez de los despiadados.

Jeremías 46.10: Porque aquel día es para el Señor, DIOS de los ejércitos,
día de venganza, para vengarse de sus enemigos;
la espada devorará y se saciará
y se empapará con su sangre;
pues habrá una matanza para el Señor, DIOS de los ejércitos,
en la tierra del norte, junto al río Eufrates.

Joel 2.1-2: Tocad trompeta en Sion,
y sonad alarma en mi santo monte.
Tiemblen todos los habitantes de la tierra,
porque viene el día del SEÑOR,
porque está cercano;
2día de tinieblas y lobreguez,
día nublado y de densa oscuridad.
Como la aurora sobre los montes, se extiende
un pueblo grande y poderoso;
nunca ha habido nada semejante a él,
ni tampoco lo habrá después
por años de muchas generaciones.

Apocalipsis 19.11-21: Y vi el cielo abierto, y he aquí, un caballo blanco; el que lo montaba se llama Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y hace la guerra.
12Sus ojos son una llama de fuego, y sobre su cabeza hay muchas diademas, y tiene un nombre escrito que nadie conoce sino El.
13Y está vestido de un manto empapado en sangre, y su nombre es: El Verbo de Dios.
14Y los ejércitos que están en los cielos, vestidos de lino fino, blanco y limpio, le seguían sobre caballos blancos.
15De su boca sale una espada afilada para herir con ella a las naciones, y las regirá con vara de hierro; y El pisa el lagar del vino del furor de la ira de Dios Todopoderoso.
16Y en su manto y en su muslo tiene un nombre escrito: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
17Y vi a un ángel que estaba de pie en el sol. Y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, congregaos para la gran cena de Dios,
18para que comáis carne de reyes, carne de comandantes y carne de poderosos, carne de caballos y de sus jinetes, y carne de todos los hombres , libres y esclavos, pequeños y grandes.
19Entonces vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para hacer guerra contra el que iba montado en el caballo y contra su ejército.
20Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que hacía señales en su presencia, con las cuales engañaba a los que habían recibido la marca de la bestia y a los que adoraban su imagen; los dos fueron arrojados vivos al lago de fuego que arde con azufre.
21Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de sus carnes.

SIIIIIIIIIIII!!!!!!!!

Jesús y el sábado

27 Ene