Archive | noviembre, 2010

EL VIENTO DEL ESPÍRITU

25 Nov

David Wilkerson Today

WEDNESDAY, NOVEMBER 24, 2010

EL VIENTO DEL ESPÍRITU

Aquellos que subieron al Aposento Alto (ver Hechos 1 y 2) amaban a Jesús

fervientemente. Ellos habían aprendido en la escuela de Cristo. Habían hecho

milagros, sanado enfermos, y echado fuera demonios. Eran compasionados,

sacrificados, amaban a las almas, ¡pero todavía no estaban capacitados para

ser testigos!

Ellos habían estado cerca cuando él sudó gotas de sangre. Lo habían visto

colgando en la cruz y habían visto su tumba vacía después de que él había

sido resucitado. Habían comido con él y habían hablado con él en su cuerpo

glorificado. Habían visto a Jesús en el monte transfigurado en su eterna

gloria. ¡Lo habían visto ascender al cielo! Pero, ¡todavía no estaban

listos para testificar de él!

¿Por qué no pudo Pedro haber ido a la muchedumbre que se había juntado en

Jerusalén e inmediatamente testificarles de su resurrección? ¿Acaso no

había sido él personalmente testigo de ese evento? Ellos necesitaban el poder

del Espíritu Santo para hacerlo.

Pedro pronunció una poderosa declaración al Sumo Sacerdote: “Nosotros somos

testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado

Dios a los que lo obedecen” (Hechos 5:32). Por las palabras del Espíritu

Santo habladas a través de Pedro, (los sacerdotes) “oyendo esto, se

enfurecían y querían matarlos” (Hechos 5:33).

Esteban, lleno del Espíritu Santo, predicó a los líderes religiosos:

“¡Duros de cerviz! ¡Incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros

resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también

vosotros…Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones y crujían los

dientes contra él” (Hechos 7:51, 54).

Cuando usted emerge después de haber buscado a Dios, lleno del Espíritu

Santo, usted podrá pararse delante de sus compañeros de trabajo, de su

familia – delante de cualquiera – y su testimonio provocará una de dos

reacciones. O ellos clamarán, “¿Qué debo hacer para ser salvo?, o ellos

querrán matarlo. Usted estará hablando palabras que cortarán el corazón.

Si usted busca lo milagroso en el edificio de una iglesia, usted se

desilusionará. Si usted hubiese visitado el Aposento Alto unas horas después

que el viento sopló, el fuego cayó, y el edificio se sacudió, esperando

experimentar algo milagroso, usted se hubiera desilusionado.

Vea usted, ¡el viento del Espíritu sacó a todas las personas hacia afuera, a

las calles, al mercado! Usted pudiera haber preguntado, ¿Dónde está el

avivamiento, el viento sobrenatural? ¿Me pueden mostrar las lenguas de

fuego?” Y lo hubiesen llevado a usted afuera, a ver a los 120 testigos en las

calles, ¡predicando sobre Jesús en el poder del Espíritu Santo! Ahí estaba

el avivamiento – ¡y ahí está siempre! ¡Ese es el derramamiento! ¡El

viento, el fuego, el Espíritu – está ahora en los testigos de Dios!

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/10729

Jubilarse puede causar mayor estrés que trabajar

25 Nov

Jubilarse puede causar mayor estrés que trabajar

MADRID, 23/11/2010 (El País / ProtestanteDigital.com)

Jubilarse viene de júbilo. Se supone que el jubilado debe estar jubiloso. Pero después de años de trabajo no es fácil cambiar de hábitos y la jubilación también trae problemas y puede causar estrés. Los expertos aconsejan preparar el retiro con tiempo, en el día a día y en lo económico.

Los expertos dicen que hay que prepararse para la jubilación en dos cosas, sobre todo. La primera, para el día a día, porque hay más tiempo libre y las relaciones cambian. Y la segunda, en lo económico, porque dejar de trabajar provoca un descenso de ingresos que hay que afrontar con tiempo. Algunos consejos que dan los expertos son renegociar con la pareja, hacer cosas nuevas teniendo en cuenta que no sean rentables, y no acomodarse.

Algunas personas no se quedan inactivas cuando les llega el tiempo de jubilarse. Hay quienes aprueban el acceso a la Universidad para mayores de 25 años y se matriculan en una carrera. Otros optan a dar clases como voluntarios en alguna ONG.

Pero hay quien lleva mal la jubilación, sobre todo al principio. María Dolores Ortiz es psicóloga de Madrid y está especializada en gerontología. “Cuando alguien se jubila”, dice, “al principio suele tener una luna de miel consigo mismo, pero pasados los primeros tiempos pueden venir los problemas. Por eso, hay que prepararse porque jubilarse comporta muchas veces cambios bruscos en lo personal, lo económico y lo social. Hay quien no sabe adaptarse, pero hay oportunidades para hacer nuevas cosas, de seguir activo y abrirse a la experiencia”, recalca esta psicóloga.

Ricardo Moragas es sociólogo, profesor universitario jubilado y está especializado en gerontología. “Con la jubilación pueden aparecer problemas gástricos, insomnio, arritmias e infartos, porque se produce un estrés y muchos no están preparados”, dice Moragas.

OCUPAR EL TIEMPO
“La mayoría de la gente no prepara la jubilación y es un error porque, si preparamos un viaje, ¿cómo no vamos a prepararnos para una etapa tan larga como el retiro? La esperanza de vida tras el retiro puede ser de 20 años”, recalca Moragas. ¿Qué consejos seguir? “Hay que tener actividades, pero hay familias que cargan de tareas a los abuelos, y eso no es bueno”. Este experto investiga en el Parque Científico de Barcelona y ha dirigido cursos para jubilados para hablar de los hábitos saludables de vida y concienciar de que hay que ocupar el tiempo.

Una de las primeras cosas que nota el jubilado es que la primera pensión supone una mengua de ingresos. El Gobierno ya ha aprobado congelar las pensiones el año que viene, salvo las más bajas. La pensión media de jubilación es de 878 euros al mes (datos de marzo de este año). La mínima sin cónyuge es de 557 euros y la máxima está fijada en 2.466 euros. Hay más de cinco millones de pensiones públicas de jubilación y un total de 8,6 millones (incluidas las de viudedad y invalidez y otras), 900.000 más que diez años atrás.

EN LO ECONÓMICO
Para paliar la caída de ingresos, los expertos recomiendan empezar a ahorrar antes del retiro. Una manera de hacerlo es con un plan de pensiones para complementar la pensión pública. Pero muchos sueldos son bajos y a veces cuesta ahorrar. Además, los planes tienen ventajas fiscales, pero no se puede disponer del dinero hasta la jubilación, salvo en algunos casos de fuerza mayor como invalidez o paro de larga duración.

En España ya hay ocho millones de personas que tienen un plan de pensiones privado -individual o a través de su empresa-, dice Mariano Rabadán, presidente de Inverco, la asociación que agrupa a la mayoría de las entidades de inversión colectiva españolas. Estos planes acumulan 85.000 millones de euros.

¿Cuánto dinero tienen de media cada una de las ocho millones de personas con plan de pensiones? Los de empleo o de empresa, 30.000 euros, y los individuales, 6.000, contesta Rabadán.

“El sistema público de pensiones es sólido. Los que están cerca de la jubilación y los jubilados no tienen ningún problema. Pero cada vez habrá más pensionistas y, si pensamos en alguien que tiene 25 años, lo razonable es que se haga un plan de pensiones para complementar la pensión pública”, dice.

JUBILADOS EUROPEOS
Hay datos que indican que los españoles son colistas en Europa a la hora de planificar su jubilación. Los países del sur de Europa como España (pero también Grecia, Portugal y Francia) preparan menos la jubilación que los del norte (Suecia y Alemania, por ejemplo), según un sondeo de la firma de estudios de mercado TNS para la gestora de fondos de inversión Fidelity. En los países del sur de Europa, solo una tercera parte de los que reúnen las condiciones para jubilarse han empezado a ahorrar para prepararla. En los del norte, entre la mitad y dos tercios se preparan, según el sondeo de TNS.

El dinero tiene su influencia, pero “lo importante es mantener la actividad y encontrarse bien”, recalca el presidente de la Asociación de Jubilados Gambrinus, Antonio García. Esta asociación radicada en Sevilla está formada por jubilados de la antigua empresa Cruz Campo (hoy Heineken) y toma el nombre de Gambrinus, el rey de leyenda de igual nombre, considerado el patrón de la cerveza. “En nuestra asociación buscamos prevenir los casos de personas jubiladas que no se adaptan bien y ayudarles a superarlos”, dice el presidente de la asociación. “Somos 516 socios. Aquí se aprende cómo convivir con los nietos, hacemos salidas culturales, viajes, manualidades, pintura. Hemos viajado por casi toda España y también a Portugal. No es preciso tener mucho dinero para hacer cosas”, dice el García.

ESPERANZA DE VIDA
Los últimos datos del Ministerio de Sanidad abundan en lo dicho por otros informes: la vida se alarga. Hay 7,8 millones de personas en España que tienen más de 65 años, el 16,7% de la población. Y de ellos, el 28% tiene más de 80 años. La percepción mayoritaria es que se es mayor a partir de los 70 años.

La media de vida es de 84 años para las mujeres y de 78 para los hombres, según la encuesta sobre personas mayores de 2010 del Ministerio de Sanidad presentada a final de abril. Esta encuesta incluye datos que muestran que los jubilados se preocupan de estar ocupados. Pero hay respuestas distintas. El 30% de los mayores dice estar demasiado ocupados, el 52% no tiene muchas ocupaciones y solo el 15% no tiene nada que hacer, destaca la encuesta del Ministerio de Sanidad. El estudio también arroja el resultado de que el 55% de los mayores está satisfecho con su situación, aunque la satisfacción baja con la edad y es mayor en las zonas rurales que en las urbanas.

La psicóloga María Dolores Ortiz recalca que la jubilación produce un cambio de horarios. “No hay que confundir lo que uno es o hace con el empleo que ocupa. Eso les pasa más a los hombres, porque suelen asociar su estatus profesional con su personalidad y cuando dejan de trabajar lo padecen. Pero el puesto que uno ocupa es una cosa y quién es uno, otra”, recalca esta psicóloga.

“Si se vive en pareja, hay que hablar de las tareas de casa. Vemos a gente a la que le cuesta disponer de su tiempo libre”. Y añade: “Hay que ir hacia el envejecimiento con éxito o activo. En varios ámbitos: manteniendo el ejercicio físico y con la alimentación adecuada”; pero también “ejercitando la memoria, trabajando con la mente, leyendo, estudiando y manteniendo la relación social”.

TIEMPO LIBRE
Montserrat Fornós, psicóloga psicoterapeuta, habla sobre el uso del tiempo libre. “Falta cultura del tiempo libre porque el trabajo suele ocuparlo casi todo, cuando, en realidad, es un tiempo en la vida. Muchas personas son alguien que trabaja en algo, más que ellos mismos. Hay quien se jubila y lo pasa mal al principio hasta que coge la ruta”.

La formación suele ser una de las actividades por las que optan algunos jubilados. Hay aulas para personas mayores en toda España. Las aulas de extensión universitaria para gente mayor de Barcelona acogen a 4.000 alumnos y a 88 profesores, dice el presidente de la entidad, Francesc Pons. “Empezamos hace 30 años con 13 alumnos. La mitad del coste lo cubre la Administración. El alumno paga 78 euros por curso. Estudian, no una carrera, sino para tener conocimientos de materias. La Universidad de Barcelona nos cede locales para impartir las clases”, dice el presidente de esta entidad.

Es interesante la observación que hace Victor Reca, psicólogo que trabaja con personas mayores: “Las mujeres se adaptan mejor a la jubilación que los hombres, quizá porque suelen trabajar más en casa, y muchos hombres solo tienen el trabajo en la empresa y les cuesta más hacer otras cosas”.

Fuente: El País – Edición: ProtestanteDigital.com

Divagar mentalmente causa infelicidad

25 Nov

Divagar mentalmente causa infelicidad

HARVARD, 23/11/2010 (Público / ProtestanteDigital.com)

Divagamos cuando nuestra atención, en lugar de centrarse en lo que estamos haciendo, se desplaza a otra cosa. Es una práctica habitual pero poco aconsejable para conseguir la felicidad. Un estudio psicológico revela que centrarse en la actividad que uno está realizando ayuda a ser más feliz.

La investigación publicada en la última edición de la revista Science se titula “Una mente que divaga es una mente infeliz”. El artículo, realizado por dos profesores de Psicología de la Universidad de Harvard (EEUU) demuestra dos cosas que pueden no sorprender: la primera, que el ser humano se pasa casi la mitad del tiempo pensando en cosas distintas a las que están haciendo, y que es más infeliz cuando su mente está fuera de la realidad que cuando está centrada en la actividad correspondiente.

Los autores utilizaron la tecnología para llegar a estas conclusiones y desarrollaron una aplicación específica para el iPhone que utilizaron para crear una gran base de datos de informes a tiempo real de los sentimientos, pensamientos y acciones de un amplio grupo de personas (2.250) en diferentes momentos del día.

Los adultos eran asignados aleatoriamente a responder una pregunta relativa a su felicidad que podían puntuar de 0 a 100, a la actividad que estaban llevando a cabo en ese momento de entre más de 22 opciones y, por último, sobre su estado de divagación mental, que se medía con la respuesta a la pregunta: “¿Está usted pensando en algo distinto a lo que está haciendo actualmente?”. Para medir este último parámetro, se ofrecían cuatro respuestas: “no”; “sí, algo placentero”; “sí, algo neutral” o “sí, algo desagradable”.

El análisis reveló tres datos: en primer lugar, la divagación es algo frecuente, presente en el 46,9% de las muestras, con independencia de la actividad. Este dato tenía una excepción: cuando se hace el amor, la mente suele estar mucho más centrada y la divagación no es nada frecuente.

El segundo dato es que la gente era menos feliz cuando estaba divagando que cuando estaba pensando en lo que hacía. La infelicidad, por supuesto, era mayor si sus pensamientos eran neutrales o desagradables, pero incluso siendo positivos, siempre era mejor pensar en lo que se hacía en el momento.

Por último, los autores desvelan que lo que uno está pensando influye más en su estatus de felicidad que lo que está haciendo.

Fuente: Público. Edición: ProtestanteDigital.com

Noviembre, el mes de la Santa Muerte en México.

20 Nov

Noviembre, el mes de la Santa Muerte en México.
FUENTE: Varios medios

Reportaje ambientado en Tepito

“¡De a diez, a diez pesos! ¡Cigarros de importación! ¡Escapularios! ¡Flores a diez! ¡La medalla! ¡Botella de mezcal!”… El coro de voces se superpone con una oferta infinita que se amontona en una suerte de mercado callejero, concentrado en no más de 200 metros. Apenas se puede caminar. Cientos de tenderetes y miles de personas ocupan cada centímetro de asfalto. Su mirada ya anuncia que no están allí por curiosidad ni casualidad. Si se baja la vista, se descubre entre sus manos la única razón de todo: la muerte, la Santa Muerte. Así comienza el reportaje que firma Isabel Longhi-Bracaglia, corresponsal en México DF del diario español El Mundo.

Bienvenidos a Tepito, uno de los barrios menos recomendables del Distrito Federal (el jueves pasado asesinaron a balazos a seis jóvenes). Aquí tras un escaparate de negocio modesto se yergue orgulloso el esqueleto de casi dos metros vestido de dama y santificado por el pueblo. Le han preparado un traje de novia para el 1 de noviembre, su día grande, el de Muertos, que es también su noveno aniversario oficial como uno de los altares más importantes y concurridos de México.

Mal que le pese a la Iglesia católica, que rechaza este culto, ellos, sus devotos, son cada vez más numerosos (se cuentan por millones en México). Y más visibles después de décadas en la clandestinidad. En un país como éste, donde el 1 y 2 de noviembre son una fiesta para los que se fueron y donde se desayunan cada día con unos cuantos cadáveres, la creciente adoración a la Muerte podría parecer hasta lógica. Pero sorprende, y cómo, asistir a este destino de peregrinación, con cita convocada cada primero de mes. Porque aunque sus fieles seguidores nieguen un lado oscuro, la imagen ofrece una dosis de macabro misterio alimentada por la leyenda de que es la ‘virgen’ de los narcotraficantes y otros delincuentes.

“Hay quien dice que es la evolución de divinidades prehispánicas, pero no hay nada demostrado. Yo la primera vez que oí hablar de la Santa Muerte fue en una cárcel hace 15 años”, cuenta Alejandro Payá, sociólogo de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y estudioso de tan peculiar realidad. “La Santa Muerte está en todos los penales mexicanos. Los presos la veneran y es ahí, en la parte más marginal de la sociedad, donde se enraíza y se refuerza este culto, que responde perfectamente a sus necesidades”.

“Sí, sí puede ser”, responde a eso Enriqueta Romero, conocida por todo en Tepito como Queta, la guardiana de la Santa Muerte. De ella es el altar y los cuidados que recibe su “niña blanca”, un regalo de unos de sus hijos que no le cabía en casa y que hace nueve años decidió sacar a la calle. “¡Pero que nos dejen en paz con eso! Son libres [los narcos y los delincuentes] de pedirle al santo que quieran. A nosotros no nos importa, Dios sabe lo que hace, no se equivoca, Dios quiere que así estén, bueno pues que así estén. Y si son felices que Dios me los socorra, si son rateros narcotraficantes, prostitutas, que Dios me los bendiga, que me los cuide porque son seres humanos que agarraron ese camino y no podemos decir más”.

Así son las cosas ante la Santa Muerte, “aquí cada uno hace lo que le da su chingada gana, pero con mucho respeto para la señora”, zanja Queta, todo un carácter de mexicana. Y en realidad tiene razón porque otra de las cosas que hacen diferente a su venerada del resto del santoral católico es que no pone reglas. No hay pecados, ni jerarquía eclesiástica, ni curas, ni sermones. Le rezan, eso sí, le piden sus milagros y le prometen las ‘mandas’, lo que harán si se los cumple.

Por eso arrastra sus rodillas sobre el asfalto y sus lágrimas sobre las mejillas José Guadalupe, 37 años: “Tuve un accidente, estuve en coma y le prometí que si me sacaba, venía de rodillas. Siete años llevo con ella y siempre me ha cumplido”. Por eso no falta un sólo mes en este altar Óscar Adániz, creyente desde que falleció su madre hace cinco años y con su imagen forrada de dólares “porque me consiguió un trabajo cuando estaba en EEUU”. Por eso se encontrarán cualquier primero de mes también con Hugo Mejía, agradecido devoto de 29 años “porque en sólo tres meses me consiguió un trabajo en una línea de metro”.

Todos ellos, como el resto de los que acuden al altar de Tepito tienen en casa sus altares particulares y al menos una figura de la Santa Muerte a la que miman todos los días antes de sacarla para su bendición mensual. “Claro, hay que ponerle su tequilita, su cigarro de marihuana, su cervecita, sus dulces, sus vestiditos, que es lo que le gusta a ella”, alecciona Francisco Arturo Muñoz, 24 años y seis de fe ciega en la Santa Muerte desde que le regalaron la primera cuando fue condenado a prisión por robo con sólo 18 años. “La banda le jala mucho en el penal… La segunda vez que me condenaron, por un accidente, ella me hizo el milagrito y me sacó en 11 días, ella me protege”, proclama el chaval con evidentes síntomas de haber dado unas caladas al porro de su ‘virgen’ antes de regalárselo.

Son las ofrendas que también se intercambian entre los fieles en la cita frente al altar mayor. Caramelos, pulseras, caladas de cigarros o porros que se exhalan sobre las imágenes de los otros, chorrito de mezcal o tequila… “En las Iglesias te piden la limosna y aquí nos la damos en forma de regalos unos a otros, se la queda el pueblo en lugar de los curas”, explica Sergio Ramírez, un veterano de 22 años de devoción a la Santa Muerte “primero en casa porque nos miraban mal y ahora en la calle”. A su lado, tres de las 50 imágenes que atesora en casa, una de más de 2,5 metros.

El ritual se prolonga durante horas y se abastece, si uno no lo lleva de casa, en los numerosos puestos que salpican la calle. Allí, claro está, también se puede encontrar todo lo necesario para convertirse, empezando por la imagen, disponible en todos los colores y tamaños. Aunque la tradición estipula que debe ser regalada al nuevo devoto, hay quien también la compra. Y quienes, además de creer y jurarle obediencia, la venden. Es el caso de Pedro Hernández, 61 años y ex drogodependiente desde hace uno. Asegura que fue la Santa Muerte la que le permitió abandonar la silla de ruedas en la que se movía por la descalcificación de sus huesos y que a ello obedece el tatuaje que, como muchos otro seguidores, lleva sobre la piel. Lo del negocio es complementario, reconoce, “así trabajo y hago que otros la tengan”.

Por precios de entre 100 (seis euros) y 500 pesos (30 euros), uno se lleva a casa la imagen. Después, hay que hacerle el fondo de armario. Casi como los vestidos de princesa de las muñecas. Como los que hace desde 100 pesos Claudia, devota en casa; trabajadora y pagadora de ‘manda’ en Tepito. “Hace ochos años, me hizo un milagro muy grande, me curó a un hijo al que los médicos ya no daban esperanzas”, cuenta, “por eso pago esta manda, vengo y hago vestido económicos para la gente. Y, además, cada primero de mes, dono algunos, a quien menos de lo espere, yo se lo regalo”.

Después están las velas de colores, que hay que prenderle en casa y en la calle. Con un color para cada tipo de ‘milagro’. “Como los de la imagen, el rojo para el amor, negro para ahuyentar la ‘mala vibra’, azul para el trabajo, blanco para la salud, amarillo para el dinero y los siete colores para los casos difíciles”, ilustra Leticia Beltrán, vendedora a secas. “Sí, hacemos negocio con esto, ¿y? También el Vaticano y cualquier iglesia venden sus rosarios y sus estampitas y nadie dice nada”.

Es lo único que les hace saltar en Tepito, la mención de la Iglesia católica. “Ahora con los casos de pedofilia no pueden levantar mucho la voz”, advierte uno de los asiduos, “y en cualquier caso, aquí no hay nada de santería y esas cosas que dicen”. Todos se declaran también su creencia “primero en Dios y después en la Santa Muerte, porque todos aseguran que lo único que les mueve “es la fe” y que se limitan a reunirse una vez al mes para “rezar juntos el rosario”. Es el momento más esperado, cuando elevan sus imágenes para la bendición, cuando se hace una cadena de manos entrelazadas desde el altar, cuando se le pide a la santa milagros cotidianos, un “abogado honesto”, “la protección para los hijos presos”, “un trabajo para el marido”, “salud para los nuestros”…

“No hay que ser muy ambicioso al pedir ni con las promesas que se le hacen porque a la ‘niña blanca’ hay que cumplirla. Ella es muy buena, muy generosa, pero si le fallas, el castigo puede ser muy duro”, advierte una joven convencida entre la multitud. “Y al final, te puedes quedar sin lo que le pedimos todos, que cuando nos lleve, nuestra muerte sea buena, sea santa”.

Peregrinación en Puebla

“La Niña Blanca puede conceder cualquier favor, siempre y cuando uno le rece con devoción, en mi familia ha hecho cosas muy importantes, en casos en los que estuve muy grave de salud me permitió continuar, yo quiero mucho a la Santita”. Con estas palabras, Juan Hernández López, de 28 años edad, defiende el fervor que cientos profesan a la Santa Muerte. Él es uno de los más de 600 poblanos que esta tarde-noche participaron en la procesión anual en honor de la huesuda. Así lo relata el diario El Universal, en una información fechada el pasado 1 de noviembre, y firmada por su corresponsal en Puebla Xóchitl Rangel.

Entre la algarabía del mariachi, las incesantes porras, excéntricos automóviles y el ‘cariño’ de familias completas, la Muerte -ataviada con un pomposo y colorido vestido- recorrió cual quinceañera las calles angelopolitanas. En punto de las 17:00 horas al menos seis centenas de devotos se dieron cita en la avenida 9 norte en el Centro Histórico de la capital poblana, lugar del que arrancó la peregrinación. Posteriormente circularon por la 11 norte-sur hasta llegar a la Avenida Reforma y arribar al zócalo cerca de las 20:00 horas de este lunes.

En la inusual procesión se apreciaban lo mismo a niños, madres de familia, adolescentes, señoritas que conformaron sus grupos para echar porras, hombres maduros y ancianos. ¿Discriminación? Claro, platica Juan Hernández, la gente critica a los seguidores de la Niña Blanca, relacionan este fervor con asuntos turbios, incluso satánicos. Pero no, recalca, la Santa Muerte es como la imagen de cualquier santo, habrá quien se escandalice pero finalmente todos terminaremos en los huesos, como ella.

Arnulfo Cerezo, encargado del Santuario a la Santa Muerte, explica que éste es el único templo dedicado a la imagen en todo el territorio poblano y desde hace cinco años ha organizado el recorrido para honrarla el Día de Muertos. Presume que al menos 250 creyentes visitan diariamente el altar ubicado en el corazón de la ciudad. Repudia enérgicamente las críticas a esta práctica, sobre todo aquéllas en las que se ha llegado a argumentar que los devotos a la Muerte tienen nexos con el narcotráfico o están vinculados a delitos como el robo, la prostitución y otros más.

Eso no importa, continúa, porque este es su día, es el momento de celebrar y agradecerle todos los favores que sin diferencia de estatus social o edad La Flaca cumple. “Ahorita mire cómo nos miran todos, nos ven como si fuéramos bichos raros, pero lo que la gente inconsciente no medita es que todos seremos un día como ella. A todos nos llegará la muerte, por eso debemos respetarla”, concluye.

Celebración en Durango

El 2 de noviembre, no pasó desapercibida la celebración de la Santa Muerte en el municipio de Durango; decenas de personas le rindieron culto a esta imagen que en los últimos años ha cobrado auge entre algunos sectores de la sociedad. Según relata Rosy Gaucín en El Siglo de Durango, aun y cuando no cuentan con el reconocimiento de la Iglesia católica, los seguidores de la Santa Muerte llevaron a cabo una procesión por algunas calles de la ciudad cada año.

Al mediodía del 2 de noviembre se colocó una imagen de la Santa Muerte arriba de un vehículo sobre la calle Pasteur para realizar un recorrido y agradecerle por los bienes recibidos. La misma fue vestida de novia, con vestido de color blanco y en el mismo le fueron puestos con alfileres billetes de diferente denominación. Este sitio fue el punto de reunión debido a que en el interior del ex Cuartel Juárez se encuentra un altar en uno de los locales; a este lugar llegaron algunas personas para colocar algunas veladoras y varias ofrendas. En los últimos años ha crecido la veneración por esta imagen en diferentes partes del país, aun y cuando para algunos ha sido cuestionado este tipo de creencias.

Presentan un libro de historias de la Santa Muerte

En el aula audiovisual de la Universidad de Guanajuato, campus Celaya-Salvatierra se presenta el libro de las “Leyendas de la santa Muerte”, de la editorial norteamericana, Calli y que surge de un concurso literario en el que participaron 72 escritores latinoamericanos, y además de los premios otorgados, el libro se compone de autores de Argentina, Colombia, estados Unidos y México. Lo cuenta el diario NotiRed.

El libro se configura con el trabajo de 32 escritores, 4 de ellos serán los encargados de leer sus historias sobre la Santa Muerte. Juana Romero Medina, de Morelia, con su trabajo de “La Madre Adoptiva”; Carlos López Ortiz, nacido en Chicago pero radicado en el sur de Guanajuato, con su obra “Entre La Línea Delgada”; Cintia Marisol López Sánchez, “pescadora de momentos mágicos”, dará a conocer el relato de “El Favor” y, José Xermán Vázquez Alba, celayense y quien asegura que en breve “Santísima y yo seremos amantes al menos, de una eternidad. Santísima obtuvo el primer lugar del concurso.

La presentación del libro se da en el marco del “Día Nacional del Libro”, gracias al esfuerzo cultural que se realiza en la Universidad de Guanajuato, especialmente por su Rector en el campus Celaya-Salbvatierra, Lic. Juan Miguel Ramírez Sánchez, promoviéndose además, dos presentaciones más de libros de los Poetas Baudelio Camarillo, premio nacional de poesía Aguascalientes en 2004 y, del Prof. Gerardo Sánchez, un extraordinario tejedor de palabras y alquimista de las letras. Ellos presentan a las 9 y 10 de la mañana, respectivamente.

Marcha contra la violencia

Seguidores de la Santa Muerte marcharon el pasado 2 de noviembre contra la violencia y para pedir a su patrona que regrese la paz a Monterrey, capital del estado norteño de Nuevo León azotada por acciones del crimen organizado. Según informa la agencia Efe, alrededor de unos 300 seguidores se manifestaron por varias calles del centro de la ciudad, acompañados por los tradicionales danzantes conocidos como “matachines”, para concluir en una “misa” que se celebró en calles de la colonia Obrera.

“Le pedimos a la Santa Muerte que regrese la paz a Monterrey. La Santa Muerte no le pertenece a ningún cartel del narcotráfico”, dijo durante la celebración un “sacerdote” que se identificó solo con el nombre de Mauricio. Agregó que la marcha contra la violencia fue acompañada por varias patrullas de la Policía que buscaban protegerlos contra un atentado de la delincuencia organizada, pero dijo que ellos no la necesitaban porque la Santa Muerte los “protege”.

Para celebrar la misa se improvisó un altar con decenas de figuras de diversos tamaños de la imagen de la Santa Muerte y para llevarla a cabo se cerraron varias calles del barrio, que se ubica en el centro de la ciudad. “(La manifestación) es un triunfo de los seguidores de la Santa Muerte, quienes hemos sido atacados por miembros de la Iglesia católica”, dijo el sacerdote a sus seguidores.

Destacó que su “Iglesia” gana adeptos ya que cada día se conocen los “milagros” que realiza la Santa Muerte a sus seguidores. El sacerdote rechazó que el culto a la Santa Muerte se practique principalmente entre miembros de la delincuencia organizada. Afirmó que es la gente del pueblo la que está haciendo que su culto continúe creciendo en todo México.

En la zona metropolitana de Monterrey se está construyendo la “primera catedral de la Santa Muerte”. Además, en toda la región noreste del país, existen capillas en su honor, principalmente en las carreteras que conducen a la frontera con los Estados Unidos. En fechas recientes, mandos del Ejército mexicano ordenaron destruir algunas de esas capillas ya que consideran que sus principales seguidores son los narcotraficantes.

Aumentan los seguidores

A pesar de que la Iglesia católica condena el culto a la Santa Muerte en el país, veneración que califica de pecaminosa y diabólica, año con año se incrementa el número de sus seguidores en México, sobre todo en los municipios mexiquenses conurbados de la Zona Metropolitana del Valle de México, muchos de los cuales acuden a su santuario ubicado en inmediaciones del municipio de Tultitlán, a escasos metros de la Vía López Portillo (en los límites con Coacalco), desde donde se puede observar la imagen de más de 20 metros de altura de la “Niña Blanca” como también se le conoce.

Según escribe Hugo Jiménez en El Sol de México, de acuerdo a especialistas que han estado observando el crecimiento de este culto, a la mayoría de los seguidores del mismo, no les interesa la contradicción que pudiera haber entre su religión, la mayoría de ellos católicos, y esa secta, que de acuerdo a información recabada en el área que controla a las iglesias y cultos del país de la Secretaría de Gobernación, se estima que la Santa Muerte cuenta con poco menos de dos millones de seguidores, principalmente de habitantes de zonas populares. La razón es que sus seguidores consideran a la “Niña Blanca” como protectora de los débiles y desamparados, así como madre de la justicia eterna y dueña de la sabiduría.

Otra demostración del crecimiento de ese culto, es de los comerciantes que se dedican a la venta de veladoras, libros, imágenes y artículos relacionados con la Santa Muerte”, como es el caso del mayor distribuidor de la Zona Metropolitana de esos productos, que tiene su establecimiento en pleno centro de Tlalnepantla, en la colonia San Javier, a una calle del mercado local. Señaló que en los últimos tres años, la demanda de este tipo de productos se ha triplicado. Hay quienes solicitan adquirir figuras de la “Santa Muerte” del tamaño de una persona, ya sea de cartón o de barro. La mayor demanda es de figuras de cartón.

Muchos de los que adquieren esas figuras y artículos, especialmente veladoras relacionadas con la Santa Muerte, son locatarios de numerosos mercados de la Zona Metropolitana, para atender esa creciente demanda de productos relacionados con ese culto. El culto a la Santa Muerte, según los guías del templo de Tultitlán, comenzó en México hace 40 años, en barrios populares de la Ciudad de México, especialmente Tepito, donde se asegura se asienta el principal templo de esta secta, así como en Santa Julia, donde hay varios altares en su honor en algunas calles, así como en colonia Buenos Aires.

Por ello, los detractores de este culto, aseguraron que sus seguidores son delincuentes, drogadictos narcotraficantes. La adoración de la Santa Muerte, ha trascendido las fronteras, tanto hacia el sur, como hacia el norte. En Estados Unidos los principales y el mayor número de seguidores se concentran en la ciudad de Los Ángeles, California. Hacia el sur, el mayor número de seguidores están en El Salvador, especialmente por los miembros de la internacional organización de los Mara Salvatruchas.

Destruyen un altar

Un altar dedicado a la Santa Muerte en la colonia Obrera (Monterrey, Nuevo León, México), fue destruido por varios sujetos que llegaron al lugar a bordo de una camioneta. Los hechos ocurrieron durante la madrugada del pasado 4 de noviembre, sobre la calle Antonio Coello, entre Arteaga y la Calzada Madero en Monterrey, según leemos en el diario Milenio.

El reporte fue hecho por vecinos de esa colonia quienes dieron aviso a la comandancia de la Policía de Monterrey, cuyos elementos llegaron hasta ese sector. Se estableció que sobre la banqueta del lado oriente se encontraba una imagen de la Santa Muerte, ya que el pasado 2 de noviembre vecinos de ese lugar llevaron algunas veladoras.

De acuerdo a la versión de quienes habitan ahí, se reveló que los hechos fueron cometidos por varios sujetos que llegaron en una camioneta. Presuntamente los sujetos descendieron y derribaron las imágenes, destrozaron todo lo que había en ese lugar para después darse a la fuga.

Escándalo de Michelle Obama por estrechar la mano a un líder musulmán indonesio

19 Nov

Escándalo de Michelle Obama por estrechar la mano a un líder musulmán indonesio

YAKARTA, 14/11/2010 (Cuatro TV/ ProtestanteDigital.com)

El mundo musulmán está escandalizado y critica a Michelle Obama por haber estrechado la mano al ministro de Información de Indonesia durante la visita oficial que realiza el presidente de EEUU en el país. La religión musulmana prohíbe que un hombre toque a una mujer que no sea de su familia.

Hay todo un escándalo en el mundo musulmán porque Michelle Obama, una mujer, estrechó la mano a uno de los líderes indonesios, algo que está prohibido en el islamismo, durante la visita oficial que realiza el presidente de EEUU, Barack Obama, en la zona.

La creencia musulmana dice que un hombre no puede tener contacto físico con mujeres que no sean de su familia, de ahí toda la polémica.

Es tal el escándalo que el ministro de Información de Indonesia tuvo que emitir un comunicado oficial en el que explicaba que intentó “evitar tocarla”, pero que se vio forzado a estrechar su mano porque ella se acercó “demasiado”.

EL ACERCAMIENTO A LOS MUSULMANES
Mientras, el presidente Barack Obama recordaba el llamamiento que pronunció en 2009 para establecer “un nuevo comienzo” en las relaciones entre su país y el mundo árabe y musulmán, sin olvidar la dificultad de los objetivos fijados. Así lo ha manifestado durante un discurso dirigido al mundo árabe pronunciado desde Indonesia, el país con la mayor población islámica del planeta.

En su famoso discurso de El Cairo de junio de 2009, Obama abogó por “un nuevo comienzo entre EEUU y los musulmanes de todo el mundo”. “Lo dije entonces, y lo repito ahora, que un único discurso no puede acabar con años de desconfianza”, ha matizado en Yakarta, donde puso de relieve el compromiso de su país con “el progreso humano”.

“En los 17 meses que han pasado (desde aquellas declaraciones) hemos logrado algunos avances, pero se necesita trabajar más”, manifestó Obama. En cuanto a las dificultades, habló de los “enormes obstáculos” en el proceso de paz de Oriente Próximo.

Fuente: Cuatro TV. Edición: ProtestanteDigital.com

Ningún pobre…

19 Nov

Ningún pobre…

La sociedad, alrededor de todo el mundo, siempre prioriza las riquezas materiales. Se mide a las personas y a los países en base a lo que tienen, a lo que producen o elaboran.

¡Gracias a Dios que a sus ojos somos todos absolutamente iguales!

En Santiago 2:1-4 dice:

“Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas. Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida, y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar, y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado; ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos?”
Dios no discrimina por posesiones y aún va más allá. Nos iguala a todos en una riqueza sobrenatural:

“Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?” (Santiago 2:5)
Veamos también la manera en que enriquece nuestras vidas, nuestras almas y nuestra eternidad.

La vida eterna por la Gracia de Dios es la primera parte de su riqueza entregada a nuestro favor:

“Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús; porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia; así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo” (1 Corintios 1:4-8)
“En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Efesios 1:7)
Los recursos para la vida son la continuación de nuestro enriquecimiento:

“¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!” (Romanos 11:33)
“…alumbrando los ojos de vuestro entendimiento…” (Efesios 1:18)
“Para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu” (Efesios 3:16)
El conocimiento profundo de Dios y sus misterios siguen en la lista:

“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19)
“Para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento” (Colosenses 2:2-3)
¿Estamos disfrutando en plenitud de todas estas riquezas?

Recordemos: Todo lo que Dios nos da, ¡merece ser bien aprovechado!

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Fe = Obras

19 Nov

Fe = Obras

Los seres humanos acostumbramos a explicar, hablar, discursear. Tenemos palabras para expresar todo o casi todo. El hablar se vuelve algo elemental, ineludible en la vida. El amor, la vida, la muerte, todo se traduce en explicaciones habladas.

En Santiago 2:14-16 leemos:

“Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?”
En este caso las palabras no solo no son necesarias, sino que directamente están de más. Hacen falta acciones concretas.

La fe se obtiene por intermedio de palabras, como leemos en Romanos 10:17:

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”
Pero luego se traduce en demostraciones no audibles sino visibles:

“Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. ¿Mas quieres saber hombre vano, que la fe sin obras es muerta?”
¿Cómo entender esto? Pues así: Si digo que tengo fe, debo tener asimismo obras, porque ellas dan constancia de mi fe real…

“¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. Vosotros, veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta”
¿Por qué es así esto? Porque si digo solamente, no estoy demostrando nada. Si hago, estoy confirmando que mi fe existe y está activa.

Además, el Señor Jesucristo nos dejó Su Ejemplo…

“Pues para esto fuisteis llamados, porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas” (1 Pedro 2:21)
“Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis” (Juan 3:15)
Jesucristo no necesitaba demostrar nada, pero nosotros debemos hacer como El hacía…

“La obra de cada uno se hará manifiesta… si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa…” (1 Corintios 3:13-14)
Recordemos: A las palabras se las lleva el viento… pero las obras permanecen…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar