Archive | Teología RSS feed for this section

La muralla secular y laicista

4 Mar

Wenceslao Calvo

La muralla secular y laicista


Cuando Martín Lutero escribió su obra A la nobleza cristiana de la nación alemana describió las tres murallas con la que la Iglesia de Roma se había rodeado para ser inexpugnable ante cualquier intento de reforma.
3 de marzo de 2011
Si se pretendía reformarla mediante el poder secular, aducían que el poder secular debía estar sometido al eclesiástico. Si se recurría a las Escrituras argumentaban que nadie, sino el papa, podía interpretarlas correctamente. Y si se echaba mano de un concilio respondían que nadie puede convocar un concilio salvo el papa. De esta manera las armas que podían servir quedaban, por definición, embotadas para ese propósito de reforma. En la obra mencionada Lutero desmontó esas tres argumentaciones.

Pero he aquí que las fuerzas de oscuridad, que tienen muchas cabezas, se han manifestado en nuestro tiempo en la forma de secularismo y laicidad. Y al igual que ocurriera en el pasado con la Iglesia católica ocurre ahora con éstas y con los dirigentes que en España y en otras partes del mundo las promueven. Porque ante cualquier intento de hacerles entrar en razón para que abandonen sus insensatas propuestas sobre la familia, el matrimonio y la vida humana, se escudan en que ellos no están bajo el mandato de ninguna ley divina, sino solo bajo el de aquellos consensos a los que los hombres puedan llegar. Y de esta manera, blindados detrás de esa muralla, hacen y deshacen a su antojo, jactándose además de su coherencia con sus propios postulados y acusando de incoherencia a los cristianos, por no ser capaces de vivir de acuerdo a los suyos propios. Y así como la Iglesia católica se hizo irreformable en el siglo XVI, el secularismo y la laicidad se han vuelto también irreformables en el XXI.

Hay cristianos que, ante el supuesto poder argumentativo de la muralla secular y laicista, han asumido las mismas posiciones, claudicando así ante el avance de estas fuerzas anticristianas. La timidez con la que proponen las ideas judeo-cristianas es tan acomplejada y la osadía de las fuerzas enemigas imponiendo las suyas es tan atrevida, que el resultado de esa confrontación es el que se podía esperar: La entrega vergonzante de las más preciosas verdades, a cambio de recibir su aprobación al decir: ¡Qué buenos chicos son estos cristianos!

Pero como todo en esta vida tiene su flanco débil, también la muralla secular y laicista la tiene. Porque si hay una grieta por la que puede ser derribada es esta: La contradicción que sus impulsores manifiestan entre lo que dicen y lo que hacen, cuando los medimos por los propios parámetros que ellos mismos han establecido. Y ya se sabe que si alguien contradice con su conducta lo que dice con sus palabras ha perdido la autoridad moral que pretendía tener y hasta se le podría calificar de simulador. Es una sencilla regla de tres que no solo ha de aplicarse a los cristianos, sino que ha de ser válida también para los que no lo son.

Hace poco Wikileaks sacaba a la luz pública algunos trapos sucios que ponían en evidencia a ciertos dirigentes e instituciones. Claro que ante lo insostenible que podía ser la situación para más de uno se ha optado por la vía expeditiva: Silenciar al difusor de tales informes y dejarlo inoperante. De esta manera muchos podrán seguir respirando tranquilos.

Pero ¡oh calamidad! he aquí que, sin que los expertos en relaciones internacionales ni los servicios secretos lo sospecharan, una parte del mundo musulmán se ha puesto en pie de guerra contra algunos de sus dictatoriales dirigentes. Unos dirigentes que hasta hace unas semanas eran recibidos, considerados, agasajados y solicitados por otros dirigentes de naciones occidentales democráticas [Por cierto, nunca entenderé por qué unos dictadores son abominables y otros son afables].

Así pues, ahora que algunos pueblos repudian a sus mandatarios, los dirigentes seculares y laicistas occidentales se apresuran, en este preciso momento, a condenarlos. Durante años les han hecho el juego, les han seguido la corriente, han hecho tratos con ellos, han cerrado los ojos y han guardado silencio, aun sabiendo que en sus países no había libertad de conciencia, ni de religión, ni de asociación, ni de información.

No obstante y aún con todas las revueltas actuales, esos dirigentes corren desesperadamente en busca de auxilio de las dictaduras autocráticas de Oriente Medio, para que nos ayuden a salir del agujero económico y financiero en el que estamos metidos, para que nos refinancien la deuda y para que nos garanticen el suministro de petróleo o gas que nos son tan vitales; en una palabra, para que nos den oxígeno. Y así, los mandatarios seculares y laicistas occidentales hacen cola para llamar a las puertas de los palacios y mendigar ante los sátrapas, que son la negación de lo secular y lo laico. Patético.

Así pues, estos supuestos campeones de la coherencia y la integridad quedan en evidencia no por discursos ni razonamientos, sino por sus hechos. Es la incoherencia de los que se presentaron como coherentes. Rafael Alberti escribió un poema que decía:
‘…Manifiestos, artículos, comentarios, discursos,
humaredas perdidas, neblinas estampadas,
qué dolor de papeles que ha de barrer el viento,
qué tristeza de tinta que ha de borrar el agua…
Siento esta noche heridas de muerte las palabras.’

¡Qué gran farsa ideológica de palabras es la que han fabricado los secularistas y laicistas! No se sostiene a sí misma, porque sus propulsores son incapaces, cuando llega la hora de la verdad, de asumir sus consecuencias últimas.

Por eso, el saber que estoy siguiendo a alguien que fue coherente hasta el final, incluso al coste de su propia vida, me da la seguridad de comprobar que estoy en la senda correcta.

Autores: Wenceslao Calvo© Protestante Digital 2011

¡El Anti intelectualismo ataca a la iglesia!

11 Ago

¡El Anti intelectualismo ataca a la iglesia!

No hay que hacer un estudio muy profundo para darnos cuenta de que la sociedad actual se encuentra en una crisis profunda en lo tocante al uso de la razón y el intelecto.

Vivimos en una época donde los sentimientos han llegado a ser más importantes que las ideas y los pensamientos. Así como la modernidad se caracterizó por sus grandes ideales, la post-modernidad carece de ellos. Lo importante para el hombre post-moderno es que nos sintamos bien. “Mientras otros no sean dañados, no importa lo que hagas o dejes de hacer, con tal de que te sientas bien”.

Y lo más triste de esta situación es que la Iglesia cristiana no está haciendo un frente adecuado a esta forma de pensar, porque ella misma ha sido infectada con este mal. En ese sentido los cristianos de nuestra generación se han despegado de su herencia histórica, porque en el pasado no era así.

Donde quiera que los puritanos fundaran una iglesia al poco tiempo fundaban una escuela, porque veían la enorme importancia que tiene el desarrollo del intelecto para una fe cristiana vigorosa. De hecho, el énfasis en la educación para todos que vemos hoy en occidente es un producto directo de la Reforma protestante.

Ya en 1642 los puritanos que vivían en las colonias americanas promulgaron una ley que requería educación para todos los niños, y en 1647 establecieron las escuelas públicas, las cuales, por supuesto, eran muy diferentes a las escuelas públicas de hoy día.

Este movimiento pro-educación produjo también grandes universidades que, aunque muchas de ellas se oponen actualmente al cristianismo, fueron fundadas por cristianos para promover la instrucción del pueblo de Dios. Ese es el caso de Oxford, Cambridge, Harvard, Yale, Princeton, entre otras.

La ignorancia es la madre de la herejía, dijo alguien de aquellos días, no de la devoción. Así pensaban nuestros padres en la fe. Sin embargo, la situación actual es muy distinta. Como decíamos anteriormente, el anti intelectualismo que afecta hoy la sociedad moderna ha encontrado lugar en el cristianismo moderno.

Y nos preguntamos ¿cuál es la raíz de esta actitud anti-intelectual que muchas iglesias cristianas han adoptado en estos últimos tiempos?

Las causas de esta crisis en lo tocante a las iglesias cristianas

1. Los grandes avivamientos de mediados de 1800.

Sin quererlo, estos movimientos promovieron un evangelismo subjetivo y emocional, en contraposición a un evangelismo doctrinal y objetivo. A medida que pasaba el tiempo, el evangelismo se concentró en campañas que no requerían predicadores teológicamente bien equipados, sino más bien buenos comunicadores que supieran cómo atraer la atención de las masas y moverlas a tomar una “decisión por Cristo”.

2. Ciertas ideas filosóficas provenientes de Europa, especialmente de Hume y de Kant.

En su obra Crítica de la Razón Pura Kant lanzó una crítica masiva contra los argumentos tradicionales de la existencia de Dios. El decía que debemos distinguir dos esferas de conocimiento: la fenomenal y la noumenal.

Fenomenal = la esfera de los fenómenos, el mundo físico que distinguimos con los cinco sentidos. Este es el mundo de la investigación científica, una esfera que puede ser medida y analizada por la observación, los experimentos y cosas semejantes.

Ahora bien, aparte de este mundo que podemos captar con los sentidos, ¿existe alguna otra cosa? ¿Existe lo que podemos llamar una esfera metafísica, que está más allá de lo físico? Puede ser que esa esfera exista, decía Kant, pero de ser así no tenemos acceso a ella. Y es a esa esfera que él llama “noumenal”.

Noumenal = la esfera a la que no tenemos acceso por medio de los sentidos, y la que no puede ser analizada racionalmente. A esa esfera se puede saltar por la fe, pero ese salto no es científico ni inteligente.

Es interesante señalar que Kant se sentía impulsado a afirmar la existencia de Dios. Argumentaba que nosotros debemos vivir “como si” hubiera un Dios, pues de lo contrario la ética no tendría sentido, y sin ética la sociedad se desintegraría. Dostoyeski llegó más lejos: El escribió que sin Dios todas las cosas son permisibles.

Esto trajo como consecuencia una visión meramente devocional y ética de las Escrituras.

3. El ataque intelectual que sufrió la fe cristiana a finales del siglo pasado, tanto de la alta crítica alemana como del darwinismo.

“En vez de responder estos ataques con un vigoroso contraataque intelectual, muchos creyentes albergaron suspicacia hacia todo tipo de asunto intelectual” (Moreland; pg. 24). Muchos ven la ignorancia hoy día como una virtud, y al cristiano pensante se le mira con recelo.

El impacto del anti intelectualismo en la Iglesia

1. Un mal entendimiento de la relación que existe entre la fe y la razón:

Muchos hoy día ven la fe como un acto ciego de la voluntad, la decisión de creer algo independientemente de la razón, ignorando la falta total de evidencia para lo que se cree.

Pero la Biblia enseña que la fe es la confianza que ponemos en aquello para lo cual tenemos razón de creer que es verdadero. En otras palabras, la fe se construye sobre la razón. Por eso al predicar debemos procurar persuadir con razones a nuestro auditorio (Mt. 13; Rom. 6:17; 2Cor. 10:5).

La religión hoy día es mayormente subjetiva:

“Se que el viviendo está
porque vive en mi corazón”.

Nuestra fe no descansa en lo que siento, o en nuestras experiencias privadas, sino en lo que Dios ha revelado y que comprendemos usando el intelecto (2Tim. 2:7; 2P. 1:16-21).

2. La separación de lo secular y lo sagrado:

Muchos piensan hoy que en los asuntos seculares debemos usar la cabeza, pero en los asuntos religiosos debo guiarme por el corazón y los sentimientos. “El Señor puso en mi corazón”. Se imaginan a un ingeniero llevándose de los dictados de su corazón para saber la cantidad de varillas que usará en una viga.

¿Por qué los cristianos deben tomar decisiones guiándose por los impulsos del corazón y no por el uso racional de los principios bíblicos? No existe tal dicotomía entre lo secular y lo sagrado. Los cristianos deben analizarlo todo desde una perspectiva bíblica. Pero luego hablaremos de eso más ampliamente.

3. La debilidad del evangelismo moderno:

Como el sentimiento es prioritario sobre la razón el evangelismo de hoy se concentra primariamente en las necesidades que el hombre siente como una necesidad, dejando de lado la verdadera necesidad que no todos sienten.

4. La falta de celo en muchos creyentes hoy para confrontar las ideas falsas que nos rodean.

Necesitamos urgentemente corregir este error. Más adelante daremos algunas ideas prácticas de cómo hacerlo. Pero mientras tanto, invito a los lectores de este blog a compartir sus ideas al respecto.

© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2010/08/el-anti-intelectualismo-ataca-la.html

Analizando los mandamientos 1ª Parte.

7 Ago

Analizando los mandamientos 1ª Parte.
por Rabino Ari Yaakov
Rabino de las Sinagogas Bet HaDerej

ariyaakov@hotmail.com
Shalom ‘alejem, destinaremos este espacio a hacer un breve análisis de de las 613 mitzvot-mandamientos, considerando el orden de estudio del jajám Rav Aharón Haleví Z’’L, de bendita memoria, en su obra “sefer hajinuj”, en el cual se enuncian las mitzvot-mandamientos en el orden de aparición por perashá-porción semanal.
Creemos que el derecho que el Eterno nos otorga de estudiar Torá, nos permite acrecentar el conocimiento, el cual se debe expresar de manera libre para que no quede cautivo y sin frutos. Cabe mencionar que el comentario que haremos de cada mitzvá no necesariamente esta derivada de la enseñanza tradicional sino más bien expone el punto de vista así como conceptos propios de Bet Haderej.
Enunciaremos cada mitzvá en su orden de aparición en la torá y mencionaremos que número de mitzvá es asi mismo como el que si es positiva o negativa, recordemos que negativo se refiere a los mandamientos que demarcan las restricciones que el Eterno hace, y las positivas refiere a los mandamientos que ordenan o demandan determinada acción o evento.
Be Ezrat HaSh-m-Con ayuda del Eterno, estaremos publicando cada semana porciones conteniendo el análisis breve de las mitzvot, teniendo como objetivo poder concluir con las 613, y esperando que el estudio así como la lectura de estas sea de merito para las personas que solicitaron el favor del Eterno y que son mencionada al concluir cada comentario.
Esperamos que este esfuerzo sea de bendición y crecimiento espiritual, enamorémonos de HaKadosh Baruj Hu a partir de conocerle a través de sus leyes.
1.- Procrear.
(1ª mitzvá positiva)
Bereshit-Génesis- 1:28 Y los bendijo Elohim; y les díjo Elohim: Fructifiquen y multipliquense, y llenen la tierra, y sojuzguenla, y enseñoréense en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.
Vemos claramente que la voluntad del Eterno esta siempre fundamentada en la vida, al momento que el Santo Bendito Es, pide del hombre el multiplicarse sobre la tierra, notamos que esto tiene como objeto el complacer la voluntad divina por medio del enseñoramiento de la tierra, entiéndase enseñoramiento como un acto reciproco entre la autoridad y un individuo, es decir, la autoridad puede gobernar siempre y cuando ejerza su responsabilidad de proveer bienestar al individuo.
La tradición de nuestro pueblo estipula que esta mitzvá se cumple a través de tener dos hijos, y al respecto de ello en tiempos de los jajamim-sabios hilel y shamay se discutía el hecho de que teniendo dos hijos del mismo sexo se cumple como decía Rabi Hilel, mientras que Rabi shamay decia que es necesario tener al menos un hijo de cada sexo.
Lo cierto es que detrás de cada mitzvá se encuentra un atributo del Eterno, al momento de que hacemos una mitzvá, mas nos parecemos a nuestro padre, el procrear es traer la vida al mundo, el Eterno es vida por lo tanto la presencia divina llena al mundo y le bendice.
Para hatzlajá de Miryam bat Sará.
2.-El Brit Milá-Circunsición.
(2ª mitzvá positiva)
Bereshit-Génesis- 17:10 Este será mi pacto, que guardarás entre mí y ustedes y tu simiente después de ti: Será circuncidado todo varón de entre ustedes.
Para poder entender las razones de una mitzvá tendremos necesariamente que retornar a los orígenes del hombre, es decir, a Adam harishón-el primer hombre, la tradición oral, los midrashim, nos enseñan que el hombre al ser perfecto en su creación ya contaba con el brit milá, de modo que nunca tuvo prepucio, y aunque medicamente está comprobado que la circuncisión es más saludable el brit milá no es considerado una simple cirugía.
La circuncisión al ser la extirpación de tejido tiene como consecuencia la no regeneración de modo que esta permanece para toda la vida en el varón, lo cual nos enseña que el pacto que se hace con el Eterno es de por vida. La torá nos enseña que al octavo día debe practicarse esta mitzvá tan importante ¿Por qué el octavo día? Por razón de que el octavo siempre nos va a representar lo eterno, lo perpetuo; aprendamos de las fiestas que duran siete días y que adicional a ellas el Santo Bendito Es pide permanecer con Él un día más, es decir, un día Shmini aludiendo a permanecer para siempre en el.
A partir de ser la milá un corte circular sin principio ni fin podemos considerar a la milá como el anillo de matrimonio ente el Eterno y cada judío.
Para refuá shelema-curación completa de Esther bat Sará.
3.-No comer el Guid Hanashé-Nervio Ciático.
(1ª mitzvá negativa)
Bereshit-Génesis- 32:32 Por esto no comen los hijos de Israel, hasta hoy día, del tendón que se contrajo, el cual está en el encaje del muslo: porque tocó á Ya’akov este sitio de su muslo en el tendón que se contrajo.
A raíz de la contienda física que Ya’akov avinu tuvo con el sar-pricipe de ‘Esav, su hermano, es lesionado de lo que en hebreo se le conoce como guid hanashé, llamado al español “nervio ciático, dentro de las leyes del kashrut se estipula de manera estricta el no consumir este nervio. Existen personas educadas en las yeshivot-escuelas rabínicas que se especializan en la extirpación de este nervio que tiene sus terminales distribuidas en la parte trasera del animal, a estas personas se les llama menaker y al proceso de extirpación del guid hanashé se le llama nikur.
Debido al grado de dificultad y la falta de capacitación los sectores más rigurosos del judaísmo han optado por incluso prohibir comer la parte trasera del animal, de modo que cuando se sacrifica un mamífero para consumo solamente se tiene a la venta carne de las partes delanteras.
Para hatzlajá de Ribká bat Esther.
Copyright © 1993 – 2010 bethaderej.com. Todos los derechos reservados.

http://www.bethaderej.com/analizando-los-mandamientos-1ª-parte/

Javier Pikaza – Teologia de los Evangelios de Jesús

11 Jul

A. W. Tozer – Caminamos por una Senda Marcada

11 Jul

La Conquista Divina

11 Jul

Rafael Aguirre – El Dios de Jesus

11 Jul