Seguramente, en el estado brasileño de Goiás, más de una mujer ávida de un affaire sentimental con algún caballero casado, ahora, va a pensarlo dos veces antes de adentrarse en la aventura, porque ahí si que la cosa le va a salir literalmente “saladita”, luego de la decisión del magistrado Joseli Luiz da Silva de condenar a una mujer a pagarle a la mujer de su amante la suma de 31.500 reales, algo así como 17.500 dólares en carácter de indemnización por los daños ocasionados.

Aunque uno a priori puede pensar que es una locura la cifra impuesta por este juez brasileño a cargo del 3er Polo Civil de Goiania tan solo por tratarse de una infidelidad, aparentemente, por lo que trascendió, la damnificada, una profesora que reside en la mencionada región del país carioca, inició la demanda tras ser víctima de una innumerable cantidad de burlas y humillaciones de parte de familiares, amigos y colegas por este tema, e incluso hasta necesitó de asistencia psicológica.

infi.jpg

A la abultada cifra, el magistrado, llegó haciendo un cálculo equivalente a 75 salarios mínimos, porque esta mujer que sufrió durante nueve años la infidelidad de su marido, quedó desempleada entre otras cuestiones.

Ustedes pensarán que sin dudas esta señora, que se alzó con esta importante suma de dinero es la gran triunfadora de esta historia, pero no, acá el que realmente la hizo redonda es el marido infiel, quien sin despeinarse, ni sacar un morlac, no solamente pasó unos nueve añitos muy divertidos saltando de una cama a la otra, sino que además ahora disfrutará de la plata de la otra, gracias a que nunca abandonó a su mujer.

Foto: Elguijarroblanco