Archivo | agosto, 2005

Nicky Cruz creará dos centros de rehabilitación en Guatemala

30 Ago

GUATEMALA – El conocido evangelista Nicky Cruz, quien en los años 60 integrara la pandilla “Mau Mau”, la más violenta de EEUU, creará dos centros de rehabilitación en Guatemala con el fin de rehabilitar a diferentes pandillas.

Cruz, quien a los 15 años se mudó a Nueva York desde Puerto Rico, donde nació en 1938, visitó Guatemala esta semana con el fin de contar su historia a pandilleros del país centroamericano que el 15 de agosto se enfrentaron en las cárceles con un saldo de 36 muertos.

El ex jefe de la “Mau Mau” aseguró, en una entrevista que publica el diario “PRENSA LIBRE”, que con mano dura no se corregirá a los pandilleros, quienes lo que necesitan es apoyo para rehabilitarse.

Cruz, quien ha escrito los libros “One Holy Fire” (Un fuego sagrado), “La cruz y el puñal” y “Corre Nicky, corre”, dijo que tiene en proceso la creación de dos centros en Guatemala para rehabilitar a “mareros” y drogadictos.

El ex pandillero, quien ya ha abierto centros en más de 60 países a los que ha llevado su mensaje de paz y esperanza, manifestó que las autoridades deben tener conciencia de Dios, así como social y moral, para solucionar el problema de las “maras”.

Según Cruz, las drogas han comprado los sentimientos y voluntades de las pandillas en Guatemala, donde, según la Asociación para la Prevención del Delito, existen unos 165.000 miembros de estos grupos.

Consideró que los miembros de la Mara Salvatrucha (MS) son más bravos que los de la Mara 18 (M-18), porque ellos iniciaron los enfrentamientos en las prisiones, y relató que durante su visita a las prisiones notó que muchos estaban arrepentidos por las muertes que causaron el 15 de agosto.

Cruz dijo que los “mareros” pueden rehabilitarse cuando reciban amor y esperanza, porque eso los hará reflexionar para salir de ese mundo, como le ocurrió a él en la década de los años 50.

Comentó que el ambiente que vivió en Puerto Rico, por ser hijo de un padre satánico y una madre bruja, lo empujó a emigrar a Nueva York y a involucrarse en las pandillas, hasta que un pastor evangélico lo rehabilitó.

“Al principio lo maltraté, le pegué y lo escupí. El (el pastor) recibió los abusos y me habló sobre el amor de Dios y Cristo. Me dijo que si lo mataba y lo cortaba en mil pedazos, cada pedacito iba a gritarme que Cristo me amaba. Me dijo que yo no podía matar el amor, porque Dios es amor”.

Según Cruz, las palabras que le dijo el pastor lo desarmaron. “Yo era un animal que estaba encerrado en una celda indivisible que me tenía atado. Desde ese momento empezó mi cambio”, subrayó.

http://labibliaweb.com/?tag=nicky-cruz

Nicky Cruz intentará rescatar a pandilleros

21 Ago

Posted on 21 August 2005

Nicky Cruz, ex líder de una pandilla en Nueva York, cuya vida cambió con el evangelio y ahora es escritor y motivador, está en Guatemala y empezará un acercamiento con las maras 18 y Salvatrucha.

A sus 60 años, Cruz acaba de concluir su segundo libro, después de su éxito Corre Nicky, corre. Su vida ya fue llevada a la pantalla grande. Opinó que el Gobierno debe hacerse sensible al problema de las maras, para frenar el flagelo, y no sólo aplicar mano dura.

Cruz visitará algunas de las prisiones que albergan a pandilleros.

¿Cómo analiza el enfrentamiento entre las pandillas MS y M18 que ocurrió el lunes recién pasado en diferentes prisiones en forma casi simultánea?

Al haber roto el pacto —no agresión— se ha perdido la confianza entre las dos maras. Las autoridades cometieron un error al haber tenido a las dos pandillas en el mismo lugar.

¿Por qué los pandilleros rompen un pacto?

Por droga, amenaza contra uno de sus líderes o pelea por un territorio. Se suma el hacinamiento y la marginación que viven en las cárceles. Las drogas han comprado los sentimientos de las pandillas, lo cual se ha convertido en un negocio, y cuando hay negocio, hay violencia.

¿Considera que los integrantes de la M18 cumplirán su amenaza de vengar la muerte de sus compañeros?

Sí. Lo grave es que su venganza es contra gente inocente, pero trabajaremos con los líderes para que desistan de esta venganza, tanto en las prisiones como fuera de éstas.

¿Qué deben hacer las autoridades para frenar el problema de las maras?

El Gobierno debe ser sensible para enfrentar este problema, debe darles oportunidad de trabajo. Con mano dura y cárcel no se va a corregir a los pandilleros, se debe impulsar programas de ayuda para ellos.

¿Cuál será el mensaje que dará a los jóvenes?

No vengo a darles ninguna filosofía, sicología ni religiosidad, porque eso no va a cambiar a nadie. Presentaré un retrato de cómo una persona como yo cambió de un mundo tan violento al conocer la palabra de Dios.

¿Cree que aún se puede rescatar a los pandilleros?

Intentaremos rescatar a la mayoría con amor y con la palabra de Dios. Muchos tendrán dudas acerca de Dios; otros no querrán salir del mundo violento en que viven porque tienen un negocio con las drogas. [Tomado de Prensa Libre, Guatemala]