Archivo | 11:44 PM

U N O

2 May

U N O

www.cristianosunidos.com

Por A. Vélez

Facebook: cristianos-unidos@hotmail.com

Daniel respondió delante del rey, y dijo: El misterio que el rey demanda, ni sabios, ni astrólogos, ni magos, ni adivinos lo pueden enseñar al rey. Mas hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios… Daniel 2:27-28

Cuando leemos la preciosa palabra de Dios, hay cosas que naturalmente no entendemos porque son misterios, que Dios revela a los hombres que lo buscan con ahínco en sus corazones. El profeta Daniel dijo que el Dios de los cielos es el que revela los misterios. Uno de uno de los primeros misterios en la Biblia lo encontramos enGénesis 2:24, que dice:

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Esto no fuera misterio alguno, si no hubiéramos leído en el nuevo testamento cuando Jesús reitera la importancia de este misterio que desafía las Matemáticas: En el matrimonio  1+1=1. En esta ecuación Dios en su soberanía quebranta las matemáticas exactas para crear, de dos seres distintos, UNO. Uno mas Uno es Uno.  Un nuevo ente espiritual y físico, llamado Marido y Mujer.

Y dijo: Por tanto, el hombre dejará padre y madre, y se unirá á su mujer, y serán una sola carne. Así que, no son ya más dos, sino una carne: por tanto, lo que Dios juntó, no lo aparte el hombre. Mateo 19:5-6

Sabemos que dentro del matrimonio, el sexo es bendecido por Dios y es cuando técnicamente los esposos sonUNO en cuerpo, alma y espíritu. Este es el milagro irrepetible de la creación cuando Dios concibió que al unirlos, crearía  una entidad más poderosa que ambos esposos separados, en lo individual. Esto explica la guerra sin cuartel que sufren los matrimonios desde el Edén hasta el día de hoy contra los cristianos, pues Satanás sabe bien que los matrimonios unidos en Cristo, son un ente espiritual poderoso para le destrucción de fortalezas espirituales, si tan solo se toman la mano, se ponen de acuerdo y oran Juntos como UNO en Su Nombre.  Otro de los misterios del Génesis que siempre me ha intrigado es el siguiente:

Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de Nosotros, sabiendo el bien y el mal: ahora, pues, porque no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre: Génesis 3:22

¿A que se refiere Dios cuando dice que el mismo primer matrimonio, después de haber comido el fruto del árbol de la ciencia del bien y el mal, se hizo como UNO de ellos? ¿Quienes son ellos? Algunos especulan que es la Trinidad hablando, otros dicen que es Dios y Satanás [El bien y el mal]. Reitero que esto sigue siendo un misterio para mi y son de las cosas que nos serán reveladas por Dios cuando estemos para siempre con El. Sin embargo, últimamente he escuchado a algunos ministros del evangelio preguntar a las personas que si creen en la Trinidad, para saber si son herejes o no, si son salvos o no.  En ningún lugar de la Biblia se nos pide que cuestionemos la fe de la gente basados en el misterio de la Trinidad. Dado a que la palabra Trinidad no se encuentra en la Biblia, bien haríamos en aclarar que Dios es otro desafío matemático. Dios Padre +  Hijo + Espíritu Santo = UNO.  Escrito esta:

Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es: Deuteronomio 6:4

Los creyentes del antiguo testamento Creían en un solo único Dios. Sin embargo, desde el principio Dios se manifestó a ellos en diversas maneras, incluyendo el Espíritu de Jehová, Jehová de los ejércitos, uno como Hijo de Hombre, el Ángel de Jehová, etc. En el nuevo Testamento, cuando Jesucristo estaba a punto de ser entregado en manos de pecadores, comenzó a predicarles a los apóstoles ya no en analogías, sino directamente explicándoles el misterio de ser UNO con Dios [Juan 17:5]. De la misma manera que nosotros somos creados a Su semejanza, y somos Espíritu y Alma y Cuerpo, pero en realidad somos UNO, de la misma manera Dios es Padre y es el Hijo y es el Espíritu Santo y es UNO.

Jesús le dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también á mi Padre conocierais: y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. Juan 14:6-7

Ponte en el lugar de aquellos varones Israelitas tratando de entender las palabras de Jesucristo, cuando ellos tenían toda la vida creyendo en el UNICO Dios verdadero, ahora tenían que creer en el Hijo del Dios verdadero, Jesucristo, el cual es el Nombre y Camino establecido por Dios, para ir al Padre. No hay otro Nombre dado a los hombres por medio del cual podamos ser salvos. Jesucristo es su nombre.  Los apóstoles Felipe y Tomás, dudando, le pidieron a Jesús que les mostrara al Padre y con eso les bastaba. Jesús nuestro amado les reprendió diciéndoles como era posible que todo ese tiempo que habían estado con El todavía dudaban de quien era El. ¿Se imaginan lo que sucedió cuando Jesucristo profetizo la venida del Espíritu Santo?

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:     Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce: mas vosotros le conocéis;porque está con vosotros,será en vosotros. Juan 14:16-17

Aquí Jesucristo confirma que tanto el Espíritu de verdad, como Jesucristo y el Padre son UNO. El Hijo dijo que el Espíritu de Verdad ya estaba con ellos (a través de Jesucristo) y que vendría a ellos cuando Jesús se fuera (el Espíritu Santo en nosotros).  Luego Jesucristo va más allá al declarar que nosotros los que en El creemos somos UNO con ellos. Aquí las matemáticas te explotarían la cabeza tratando de racionalizar por medio de la lógica. Dios Padre + el Hijo + Espíritu Santo + todos los que habríamos de creer en El = UNO.

No os dejaré huérfanos: vendré á vosotros. Aun un poquito, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, y vosotros también viviréis. En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. Juan 14:18-20

Para simplificar las cosas, Dios no requiere en el plan de Salvación que creas (o entiendas) la Trinidad, sino que al creer en JESUCRISTO como Salvador Personal, automáticamente recibes la Salvación porque estas creyendo en el Padre, y estas recibiendo al Espíritu de Verdad que te llevara, de ahí en adelante, a toda la verdad por todos los días de tu vida. Jesucristo fue, es y seguirá siendo el Único Nombre dado a los Hombres por medio del cual podemos ser Salvos. Y Jesucristo Representa al Padre y al Espíritu Santo, Si crees en El crees en el Dios trino y Su multiforme sabiduría.

En aquel día pediréis en mi nombre: y no os digo, que yo rogaré al Padre por vosotros; Pues el mismo Padre os ama, porque vosotros me amasteis, y habéis creído que yo salí de Dios.     Salí del Padre, y he venido al mundo: otra vez dejo el mundo, y voy al Padre. Juan 16:26-28

Luego de declarar a los hombres que Jesucristo salio del Padre, y regresaría a El, manifestando que tanto el Padre como el Hijo eran UNO, Jesucristo reveló la esperanza bienaventurada del Espíritu Santo que vendría a todos los que creemos en El.  Jesucristo nos deja ver al Dios UNICO que se manifestó a los hombres en Carne, y en Espíritu, el cual escogio morar en el Corazon del hombre, salvando asi su alma. ¡Aleluya!

Como el Padre me amó, también yo os he amado: estad en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, estaréis en mi amor; como yo también he guardado los mandamientos de mi Padre, y estoy en su amor. Juan 15:9-10

Jesucristo reitera que la única manera de permanecer en el Amor de Dios, es guardar la Palabra habladaque Jesucristo nos enseñó y que quedare plasmada para siempre en la Biblia. Algunos dicen que si no crees en la Trinidad eres hereje, algunos niegan al Hijo y no son salvos, otros Niegan al Padre y al Espiritu santo, y no son salvos,  otros dicen que si no haces obras no eres salvo. La Biblia dice que si Crees en Jesucristo, y guardas su palabra y la pones por obra a través del amor, no solo eres Salvo, sino que  permaneces en El, y el Padre y Jesucristo en ti. El Plan de Salvación se resume en las Palabras dichas por Jesucristo en su Oración al Padre:

Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti;

Como le has dado la potestad de toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. Esta es la vida eterna: que te conozcan el UNICO Dios verdadero, y a Jesucristo, al cual has enviado. Yo te he glorificado en la tierra: he acabado la obra que me diste que hiciese. Ahora pues, Padre, glorifícame tú cerca de ti mismo con aquella gloria que tuve cerca de ti antes que el mundo fuese. He manifestado tú nombre a los hombres que del mundo me diste: tuyos eran, y me los diste, y guardaron tu palabra. Ahora han conocido que todas las cosas que me diste, son de ti; Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. Juan 17:2-8

Algunos, como los judíos,  creen que la salvación se logra por medio de la Santificación por obras, pero aun eso estaba previsto por Jesucristo, el cual Sabia que los hombres por mas rituales de purificación que hicieran, por mas fiestas solemnes que guardaren, por mantener el día de reposo,  sacrificando corderos en la Pascua, y todo lo demás que hacían para purificarse y santificarse incluyendo guardar la ley, todo esto no era suficiente, Jesucristo declaró la magnitud de su obra salvadora completa y perfecta al decir:

Santifícalos en tu verdad: tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, también los he enviado al mundo. Y por ellos yo me santifico á mí mismo, para que también ellos sean santificados en verdad. Juan 17:17-19

¡Aleluya! Para todos los que creemos y aceptamos a Jesucristo, hemos recibido la comunión con el Padre y la llenura del Espíritu Santo, el espíritu de Verdad. Jesucristo dijo que para ser santificados solo necesitamos tenerlo a El en nosotros pues El se santifica a si mismo, y El nos santifica a nosotros. Y creer en El y en su Palabra es suficiente para obrar ese milagro portentoso de la santificación que antes era por obras y sacrificios y fiestas y tradiciones y miles de rituales, hoy por hoy es por Fe en el Hijo de Dios, el Cual es suficiente para Santificarnos por medio de si mismo, y llenarnos del Espíritu Santo que nos lleva a la Palabra y a la verdad.

Entonces, y solo entonces SOMOS UNO CON EL PADRE, Y CON EL HIJO Y CON EL ESPIRITU SANTO. La suma de cada uno de nosotros los creyentes conformamos el cuerpo de Cristo, somos UNO en El,  de la misma manera que la suma de  todos los seres vivos que habitan el planeta tierra conforman UN PLANETA, la tierra, el cual junto con todas las estrellas y planetas conforman UN UNIVERSO el cual es sostenido por la Mano de Dios.

Sabe pues que si  has creído en Jesucristo como tu Salvador Personal, eres UNO con el UNICO Dios verdadero, Santifícate en la Palabra y cumple con el mandato para todos aquellos que creemos:

Por tanto, Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. Mateo 28:19

Padre Celestial, amado Dios, te doy muchas gracias por tu palabra. Jesucristo nuestro amado Salvador no escatimó un solo minuto de su preciosa vida para llevarnos a la comprensión de la anchura y la profundidad de tu amor por nosotros. TE AMO Padre amado, y amo a mi precioso Salvador Jesucristo, Necesitamos la llenura del Espíritu Santo para no terminar predicando confusión en un mundo lleno de diversidad de falsas doctrinas y falsos maestros. Ayúdanos a compartir la sencillez de tu Evangelio para salvación de todos aquellos que han sido llamados y elegidos a formar parte de la UNIDAD indivisible que somos En Ti y Tú en nosotros. Te amo Padre amado con todo mi corazón, con toda mi mente y con todas mis fuerzas y te alabo por habernos dado a Jesucristo nuestro amado Salvador, porque Jesucristo nunca nos ha dejado ni abandonado y siempre esta con nosotros, en nosotros a través de Tu Santo Espíritu, aleluya y amen. Gracias mi amado Dios.

www.cristianosunidos.com

Anuncios

EL DIA DEL TRABAJADOR. NADA QUE FESTEJAR

2 May

Nos hemos acostumbrado a una jornada laboral de 8 horas, tanto, que inconscientemente nos olvidamos que no siempre fue así. En estas mismas fechas hace aproximadamente 120 años un grupo de personas y dirigentes luchaban valientemente para hacerlo posible…

La revolución industrial indudablemente trajo consigo un desarrollo inusitado de la economía y de la tecnología pero paralelamente a ese desarrollo, se trasladó el esquema de trabajo de la sociedad agrícola en donde todo el núcleo familiar participaba del proceso productivo al nuevo modo de manufactura en las fábricas, en donde el obrero estaba sujeto a una jornada de trabajo de doce horas continuas, sin descanso y trabajando en serie.

En las fábricas trabajaban por igual hombres, mujeres, niños y ancianos, pero a diferencia del trabajo rural en donde cada cual adaptaba su productividad a sus fuerzas y posibilidades, en el nuevo modo de producción, los procesos de manufactura en serie exigían un horario común a toda la cadena. Así se mantuvo por años un esquema de explotación y un horario de trabajo extenuante de doce horas; que impedían por un lado la integración del trabajador a su núcleo familiar, la recuperación física del obrero y el disfrute del tiempo libre.

Hacia 1874, la idea de llevar a cabo acciones para conseguir una jornada de trabajo de ocho horas comenzó a extenderse desde distintos lugares y sectores de Estados Unidos. Los pioneros en reaccionar fueron los obreros ferroviarios, quienes llevaron a cabo una huelga que por semanas involucró a 17 estados. Al poco tiempo se fueron sumando varias otras organizaciones, creándose en 1881 la Federación Americana del Trabajo (American Federation Labor, AFL), heredera de la anterior Federación de Gremios y Sindicatos.

Esta nueva Federación reiteró la petición de las ocho horas en sus congresos de 1882 y de 1883, exigiéndole incluso al Presidente de los Estados Unidos que promulgara una ley nacional al respecto. También solicitaron el pronunciamiento de los partidos Demócrata y Republicano sin ningún resultado. Ante el fracaso de las gestiones, los trabajadores comenzaron a buscar nuevos caminos.

Así, la Federación Norteamericana del Trabajo acordó en su cuarto congreso, de 1884, realizar una huelga general el 1 de mayo de 1886. Mientras tanto, se debía luchar por conseguir de parte de los patrones y autoridades la nueva jornada; de no lograrse eso en esos años, se haría efectiva la huelga.

El llamado de la AFL fue acogido por los sindicatos, el movimiento fue tomando cuerpo a medida que se acercaba la fecha indicada, y los esfuerzos patronales por detener la iniciativa obrera prosperaban. El día señalado, la consigna ya estaba en boca de la mayoría de los trabajadores: “Ocho horas de trabajo, ocho de reposo y ocho para la recreación”.

El 1 de mayo de 1886, en los Estados Unidos se declararon 5 mil movimientos laborales. Alrededor de 190 mil trabajadores iniciaron huelga y cerca de 150 mil obtuvieron su demanda con amenaza de paro.

A fines de mayo, otros 50 mil obreros lograron el reconocimiento legal de su nueva jornada de trabajo.

Sin embargo, estos logros no resultaron gratuitos. La represión se hizo sentir directamente en diversos lugares ese mismo día, produciéndose nueve muertos en la localidad de Milwaukee y enfrentamientos callejeros entre policías y manifestantes en Filadelfia, Louisville, St. Louis, Baltimore y Chicago. A estas ciudades pertenecía la mitad del total de obreros que entraron en huelga en ese país.

Paradojalmente, los hechos de mayor violencia no ocurrieron ese día 1 de mayo sino en los siguientes y no tuvieron relación directa con la convocatoria inicial, sino que fueron parte de un conflicto laboral específico.

El día 3 de mayo alrededor de 6 mil obreros madereros se reunieron en las inmediaciones de las fábricas de maquinarias agrícolas MC.Cormick. Al concurrir la policía en defensa de los rompehuelgas, el hecho se trasformó en un enfrentamiento de proporciones, sobre todo por la tensión acumulada durante esos días. El resultado del mitin fue: seis muertos y cerca de 50 heridos. Hessois Spies, periodista y testigo de los hechos, editó una circular denunciando los trágicos sucesos y llamando a la acción. Como respuesta ante su llamado, se acordó una movilización para el día 4, conocida como el mitin de Haymarket.

El lugar escogido estaba en un barrio de frigoríficos y aserradero cercano a una comisaría policial. El número de manifestantes se elevó casi a tres mil. Los oradores fueron Spies, Albert Parsons y Samuel Fielden, todos vinculados a grupos anarquistas y socialistas; pero sus discursos fueron moderados y el acto transcurrió sin incidentes. Sin embargo, al finalizar la jornada llegó al sitio de la reunión un grupo de 180 policías, ordenando retirarse a los asistentes. Fielden, desde el estrado, los increpó, señalando que el acto estaba autorizado y que, por lo tanto, debía finalizar normalmente. En medio de esa discusión, un desconocido lanzó un objeto contra el grupo de policías, produciéndose un gran estallido. Un oficial cayó muerto y varios policías quedaron heridos. La respuesta policial no se hizo esperar y pasado el desconcierto inicial abrieron fuego contra la multitud. El saldo fue 38 muertos y 115 heridos.

La represión se extendió a todo Chicago, por lo que las autoridades determinaron estado de sitio. Bajo el toque de queda se detuvo a cientos de trabajadores y dirigentes y así, los más destacados líderes anarquistas no tardaron en ser aprehendidos.

Se detuvo a más de mil personas, pero sólo a un pequeño grupo se inculpó por la bomba lanzada a los policías en el mitin de Haymarket. Ellos fueron: Hessois Auguste Spies, 31 años, periodista; Michael Schwab, 33 años, tipógrafo encuadernador; Georges Engel, 50 años, tipógrafo y periodista; Adolf Fischer, 30 años, periodista; Louis Ling, 22 años, carpintero; Samuel Fielden, 39 años, pastor metodista y obrero textil; Oscar Neebe, 38 años, periodista socialista.

Todos ellos, menos Parsons, fueron arrestados en pocos días y cada una de las detenciones fue acompañada de grandes despliegues policiales que dejaban al descubierto supuestos arsenales, municiones, depósitos de bombas, dinamita, literatura anarquista, etc. Todos, elementos que iban abonando el camino que tomaría la investigación de los sucesos del 4 de mayo.

El 21 de de mayo de 1888, se constituyó un tribunal especial a cargo del juez Joseph Gary y ante el cual acusaba el fiscal estatal J. Grinnell. En la primera audiencia del juicio se entregó voluntariamente el prófugo Parsons. Desde el comienzo, el comportamiento del juez y del fiscal fue parcial y en perjuicio de los acusados. Esta tendencia se vio reforzada al momento de seleccionar el jurado que debería actuar en la causa investigada. A diferencia de un procedimiento normal de escoger los miembros al azar, el juez Gary delegó esta función en un alguacil que seleccionó candidatos predispuestos en contra de los inculpados. Tal es así, que entre el jurado se encontraban familiares de policías afectados. Finalmente, con doce miembros compusieron el jurado que comenzó a conocer las pruebas el 14 de julio.

A éste se presentaron los sucesos de Haymarket como parte de un complot anarquista, explicando que la bomba que explotó en la concentración del 4 de mayo sería la primera de una serie de bombas que iban a ser lanzadas contra todos los locales policiales de Chicago. Para probar esta tesis, el fiscal recurrió a testigos falsos que la defensa no tardó en desenmascarar. A pesar de estas demostraciones, el juicio continuó raudamente, contando con el apoyo irrestricto de la prensa oficial, que había creado un clima hostil hacia los acusados y agitaba en la opinión pública la necesidad de un castigo ejemplar.

El 20 de agosto el jurado dictó sentencia: pena de muerte para siete de los acusados y 15 años de trabajo forzado para Neebe. En septiembre fue rechazada una primera apelación. El 9 de octubre el juez Gary confirmó la sentencia dictada por el jurado.

Una nueva apelación de la defensa, esta vez ante la Corte Suprema, alargó casi a un año la espera. En septiembre de 1887 fue rechazada. Entretanto, las presiones nacionales e internacionales se fueron sumando en demanda de indultos o de un nuevo proceso. Nada se obtuvo, sino la conmutación de dos de las penas de muerte (Fielden y Sollwab) por prisión perpetua. En vísperas de la ejecución se produjo la muerte de Louis Unge, la que fue presentada como suicidio. En todo caso, Unge apareció dinamitado en su celda.

Así, el 11 de noviembre, la fecha elegida para la ejecución, murieron Fischer, Engel, Parsons y Spies.

Con la distancia que da el tiempo transcurrido, los distintos analistas de los sucesos de Chicago han coincidido en que el proceso a “los ocho” se trató de un juicio político e ideológico del anarquismo. Más que juzgar los hechos del 4 de mayo, se pretendió sancionar una corriente política y sindical que crecía entre los obreros de la época.

Después de estos sucesos, muchas de las conquistas alcanzadas por los trabajadores en las primeras semanas de mayo, se perdieron en los meses siguientes, al percatarse los empresarios de la debilidad del movimiento. Así es que, para los trabajadores de Estados Unidos y del resto del mundo, la lucha por sus reivindicaciones debía continuar. El 1 de mayo de 1886 había señalado el inicio de la consecución de uno de los derechos laborales más básicos: Las ocho horas de trabajo. Su pleno ejercicio para todos los trabajadores del orbe tardaría muchos años en lograrse. Por eso, los mártires de Chicago y el 1 de mayo simbolizan, desde 1886 en adelante, el sacrificio en la lucha de los trabajadores por sus derechos

Relato de la ejecución
…salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas plateadas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos… abajo la concurrencia sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro… plegaria es el rostro de Spies, firmeza el de Fischer, orgullo el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita que la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora… los encapuchan, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos cuelgan y se balancean en una danza espantable...” José Marti (Corresponsal en Chicago de “La Nación” de Buenos Aires).


FUENTE: AVIZORA

Asunción y Auge de la Reina del Cielo

2 May
Biblia y Religión

Asunción y Auge de la Reina del Cielo

Verano 2005

reinadelcielo

“El que la Madre de Dios debiera ser una virgen era una cuestión de tal importancia para los hombres de la Iglesia primitiva que invalidaba todas las demás consideraciones, incluyendo la misma evidencia de la revelación”.

—Marina Warner, Tú sola entre las mujeres

“No es posible extraer de la Escritura pruebas directas o categoriales ni estrictas”.

—Enciclopedia Católica

“Considero que existe una relación directa, ininterrumpida y claramente discernible entre los antiguos cultos a las diosas, la reverencia dada y, finalmente, el culto guardado a la Virgen María”.

—Stephen Benko, The Virgin Goddess

“Nos enfrentamos al hecho de que ni un solo pasaje del Nuevo Testamento se enfoca directamente en María… El Nuevo Testamento no idealiza a María”.

— Leonardo Boff, The Maternal Face of God

Virgen bendita, Santa Madre, Madre de Dios, Esposa de Cristo, Esposa del Espíritu y Reina del Cielo.

¿Quién es esta figura icónica que ha alcanzado tan elevados títulos, así como una posición celestial única? ¿De dónde vino y cómo pasó de un ser humano a un ser casi divino? ¿Cuáles son las bases de los dogmas relacionados con ella y cómo podemos entender la ferviente devoción que se le ha concedido con el paso de los siglos?

La María de la devoción popular, de incontables oraciones, estatuas, pinturas e iglesias, dista mucho de la mujer favorecida (aunque muy humana) que tiene sus raíces en el entorno judío de la narrativa bíblica. Entonces, ¿cuándo y por qué ocurrió tal transformación?

Existen, casi literalmente, incontables estudios acerca del tema de la mariología (o mariolatría, dependiendo del punto de vista): “sin final” en palabras de un especialista, “casi incontrolables” en palabras de otro. Este artículo sólo se relaciona con algunos de los temas clave que describen el desarrollo del movimiento.

ANTIGUAS RAÍCES

A fin de entender el fenómeno de María como la Virgen, es importante que establezcamos lo que la Iglesia Católica utilizó como la base y que luego examinemos la imagen que desarrolló.

Stephen Benko se especializa en el cristianismo primitivo y su entorno pagano. En The Virgin Goddess: Studies in the Pagan and Christian Roots of Mariology se remonta al desarrollo del culto de María desde la mitología griega y romana hasta los tiempos modernos. Benko evita las polémicas anticatólicas y se muestra empático con el lugar que ocupa la “reina del cielo” en el cristianismo. Una vez dicho lo anterior, ciertamente remonta las raíces de María a las reinas celestiales y paganas previas al cristianismo de Grecia, Roma y el Mediterráneo, aquellas diosas mutables cuyas filas incluyen a Artemisa, Astarté, Celeste, Ceres, Cibeles, Deméter, Diana, Ishtar, Isis y Selene.

“El cristianismo” comenta, “no añadió ningún nuevo elemento a la religión cuando introdujo en su teología conceptos tales como ‘virgen’ y ‘madre’; en lugar de ello, avivó y perfeccionó las imágenes que ya existían en numerosas formas en la mitología pagana”.

La combinación de creencias de diferentes tradiciones, denominada sincretismo, no era algo nuevo, sino un tema recurrente en las religiones del área del Mediterráneo. Al igual que la transmisión de imágenes e ideas de un culto pagano a otro, comenzaron a ocurrir cambios del paganismo al cristianismo en lo que Benko denomina “equivalencia funcional”. Los primeros siglos de la era moderna, durante la cual se aceptó la religión cristiana temprana y se modificó con las culturas del mundo helénico, constituyeron un periodo de sincretismo particularmente rápido. Las imágenes de varias diosas bien diferenciadas se fusionaron para volverse indistinguibles entre sí.

Sin embargo, de acuerdo con Benko, el culto con la mayor influencia en el cristianismo primitivo fue el de la Gran Madre (Magna Mater). Conocida en Asia Menor Occidental como Cibeles, habría de convertirse en el modelo para la mariología. A lo largo de la región muchos sacerdotes de la nueva religión cristiana fueron reclutados de entre las clases paganas educadas y, como es natural, llevaron consigo sus ideas filosóficas griegas. Así, los conceptos estoicos y neoplatónicos de las diosas mitológicas de la madre tierra se proyectaron en María con muy poca adaptación: los devotos de Cibeles la consideraban principalmente como una diosa pura, hermosa y buena; su adoración se centraba en la salvación y su culto recomendaba el bautismo, no en agua, sino en la sangre de un toro recién sacrificado. El culto también incluía a sacerdotes célibes (algunas veces auto-castrados), así como sacerdotisas vírgenes. Opiniones similares que relacionan al celibato con las malevolencias del sexo pronto ingresaron a la iglesia ortodoxa y luego se solidificaron como una enseñanza oficial.

Benko describe el proceso por el cual María se convirtió en “el rostro femenino de Dios” o en la imagen espiritualizada de la iglesia y escribe: “María terminó por ser declarada como la ‘Madre de Dios’, lo cual es un término totalmente pagano lleno de nuevo significado cristiano. ¿Acaso María se convirtió en una diosa cuando se realizó tal afirmación? La respuesta de los cristianos fue, y sigue siendo, un indignante ¡No!, pero, de hecho, María asumió las funciones de las divinidades femeninas paganas y, para muchas personas cristianas y piadosas, ella hizo, y sigue haciendo, todo lo que las antiguas diosas solían hacer”.

A mediados del siglo III las formas helénicas del cristianismo ya habían recibido cierto nivel de reconocimiento en el Imperio Romano. Sesenta años más tarde el emperador Constantino reafirmó esa libertad y poco después comenzó la conversión forzada de los paganos. Sus templos fueron demolidos o “cristianizados”, junto con las congregaciones. Aparentemente, hacia finales del siglo IV los cultos paganos habían pasado por todo, menos por la erradicación; mas esto no se debe confundir con el final de su influencia pues, como hemos visto, el sincretismo deja su huella.

SEXO, CELIBATO Y MUERTE

Es importante señalar que desde una época temprana los apologistas cristianos tuvieron que diferenciar su fe en la virgen a partir de ideas similares encontradas en la mitología helénica. Justino Mártir señaló correctamente que la concepción de Jesús por María fue diferente en cuanto a que Dios no la cortejó ni la invadió. Luego estaba la negativa gnóstica del nacimiento de Cristo como un ser humano totalmente de carne y hueso debido a las inusuales circunstancias de su concepción. Una vez considerado lo anterior, tomó impulso la idea de que María siguió siendo virgen por el resto de su vida (consulte ¿María se mantuvo virgen?). Algunos creyentes supersticiosos incluso afirmaban que el himen de María permaneció intacto después de dar a luz (lo cual los teólogos católicos del siglo III, Orígenes y Tertuliano, sabiamente negaron).

No obstante, las refutas aumentaron. Tras haber utilizado ideas filosóficas y metafísicas para definir la naturaleza de Dios en los concilios de Nicea y Laodicea del siglo IV, los padres de la Iglesia emplearon los mismos métodos para definir la naturaleza de Cristo en los concilios de Éfeso y Calcedonia en el siglo V, y concluyeron que el Hijo de Dios no pudo haber sido engendrado por una mujer manchada por el pecado original. Ambos eran simplemente incompatibles, razón por la cual María tenía que ser elevada al rol de Theotokos, la Madre de Dios, o, de una manera más precisa, de acuerdo con el historiador de la iglesia primitiva, Jaroslav Pelikan, “aquélla que dio a luz a uno que es Dios”.

Los fundamentos de esta elevación ya habían sido colocados. En sus escritos del siglo II, tanto Justino Mártir como Ireneo desarrollaron las referencias a Cristo del apóstol Pablo como el nuevo Adán (Romanos 5:12–21; I Corintios 15:20–23) para crear una yuxtaposición paralela: María como la nueva Eva, espiritual y virtuosa.

A principios del siglo IV Agustín introdujo su teología acerca del Pecado Original, en la cual consideraba al sexo como parte de la caída de Adán y Eva. Al igual que otros de los primeros padres de la Iglesia, los antecedentes de Agustín se encontraban en la filosofía griega, lo cual degradó a la sexualidad como una debilidad humana y, por tanto, maligna. El sexo estaba mancillado y era mejor evitarlo, señaló; la virginidad y la abstención eran las virtudes opuestas y debían ser vistas como un ideal más alto (consulte La Perspectiva Original del Pecado Original).

La historiadora británica, Marina Warner, comenta: “Fue este cambio, del nacimiento de una virgen a la virginidad, de señal religiosa a doctrina moral, lo que transformó a una diosa madre como la Virgen María en un instrumento eficaz del ascetismo y la sujeción femenina. Como Henry Adams escribió: ‘El estudio de Nuestra Señora… nos lleva directamente a Eva y deja al descubierto toda la cuestión acerca del sexo’” (Tú sola entre las mujeres: El mito y el culto a la virgen María).

La relación católica entre Eva y María tomó fuerza como resultado de la interacción entre un afecto piadoso y un dogma en desarrollo, promoviendo así la imagen de una María perfecta e idealizada. Eva, por el contrario, era la madre de todos los seres humanos, cada uno de los cuales estaba manchado por el pecado original y sujeto a la mortalidad y la muerte. Y así, más que aceptar una simple lectura del Nuevo Testamento en su contexto, los primeros padres preferían creer en la noción de que María fue virgen no sólo antes del nacimiento de Cristo, sino que fue virgo intacta post partum, es decir, virgen perpetua después de dar a luz. Ésta fue una de las primeras creencias marianas en convertirse en enseñanza oficial católica (año 451); el Papa Martín I lo declaró dogma en el año 649.

Warner señala que estos padres de la Iglesia “tristemente no lograron apreciar el hecho de que la renunciación no prohíbe ni supera al deseo” y continúa diciendo que “es casi imposible sobreestimar el efecto que ha tenido la asociación cristiana característica del sexo con el pecado y la muerte en las actitudes de nuestra civilización”.

Sin embargo, la virginidad de María no fue la única cuestión impulsada por los padres de la Iglesia. Si María no tenía pecado, entonces no debió conocer la muerte (puesto que, de acuerdo con las Escrituras, la muerte es el castigo por el pecado). Conforme el siglo VI se acercaba a su final, el Emperador Mauricio proclamó el 15 de agosto como la Fiesta de Koimesis, una fiesta anual en la iglesia oriental que conmemora el día en que María, más que morir, simplemente se sumergió en un sueño eterno. Luego de un siglo la iglesia occidental aceptó esta misma fiesta y le dio el nombre latino de Dormition, lo cual colocó las bases para su desarrollo posterior hacia el marianismo.

LA INMACULADA CONCEPCIÓN

Después de ser venerada por largo tiempo como parte de la devoción popular en la iglesia oriental, hacia el siglo XII María comenzó a ganar una audiencia incluso mayor en la iglesia occidental debido, en parte, a los cruzados que regresaban del Este. Tras aumentar la atención y el debate que le rodeaba, éste finalizó en 1854 cuando el Papa Pío IX declaró que la madre de Cristo había sido “sin pecado concebida”. Aunque de acuerdo con esta enseñanza católica María fue concebida a través de la unión sexual de sus padres, fue milagrosamente privada de la mancha del pecado original y de la naturaleza corrupta que éste imparte a toda nueva vida humana. La Enciclopedia Católica la describe como “preservada de toda mancha del pecado original” y explica que “la gracia santificante le fue dada antes que el pecado pudiese hacer efecto en su alma”. Muchas personas, incluso algunos practicantes católicos, no se dan cuenta de que la Inmaculada Concepción se refiere a la concepción de María y no a la de Cristo (lo cual se conoce simplemente como el Nacimiento de una Virgen).

Como ya se ha mencionado, la idea de la ausencia de pecado en María ha estado presente durante siglos. Los padres de la iglesia católica discutieron y pusieron en debate la idea y sus implicaciones desde el siglo II. La historiadora, Warner, señala un ejemplo de las preguntas que deben seguir a esta enseñanza: Si María evitó las consecuencias de la “caída” de la humanidad a través de la Inmaculada Concepción, ¿acaso eso no significa que toda la humanidad de Cristo podría quedar en duda?

Tales controversias siempre han marcado el desarrollo de la teología católica, pero con el escepticismo en aumento, ¿sobre qué bases podía la Iglesia establecer una enseñanza como oficial y verdadera? La respuesta provino de otro edicto de Pío IX, esta vez en el año de 1870. Con importantes implicaciones para la aceptación del nuevo dogma mariano, así como para todas las demás enseñanzas basadas más en la filosofía y en la tradición que en las Escrituras, este edicto declaró la infalibilidad del Papa al hablar ex cathedra (desde su silla) sobre aspectos tales como la fe y la moral. Al igual que otros dogmas, la noción de que María había escapado milagrosamente a la naturaleza humana y a la tentación, incluso para tener malos pensamientos, mucho menos para hacer el mal, había extendido la credulidad de muchos a través de los siglos, en especial en los albores de la Ilustración y del Siglo de las Luces. Ahora el Papa, en un solo acto, removía cualquier posibilidad de tener un mayor debate dentro de la Iglesia al declararlo una cuestión de fe y no de la razón… fe, pero en la infalibilidad de la iglesia.

CONTINÚA SU AVANCE

Entonces, hacia finales del siglo XIX, la iglesia acogió oficialmente tres artículos de fe con respecto a María. Los primeros dos, su maternidad divina y su virginidad perpetua, provinieron de los tiempos de los primeros concilios de la Iglesia, y el tercero, su inmaculada concepción, de 1854. Mas un cuarto dogma mariano se ha añadido desde entonces. En 1950 el Papa Pío XII proclamó la “asunción” de María: su recepción, en cuerpo y alma, en el cielo. Respecto a la cuestión sobre si María en realidad murió antes de su asunción o si fue recibida viva en el cielo, la respuesta considerada (y un tanto evasiva) es que simplemente no sufrió corrupción alguna en la tumba.

Cuatro años más tarde, en 1954, el mismo Papa confirmó oficialmente el título que se había concedido a María durante muchos siglos: “Reina del Cielo”.

Y ahora hay un fuerte movimiento para un quinto dogma mariano. Vox Populi Mariae Mediatrici es “una organización laica que busca la definición papal de la Bendita Virgen María como Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada del pueblo de Dios”. Su petición, colocada en un sitio de Internet para su descarga y firma, solicita que el Papa “defina solemnemente como dogma cristiano la enseñanza constante de la Iglesia respecto al papel corredentor de María con Cristo, el Redentor de la humanidad”. Ellos creen que “tal definición traería a la luz la verdad absoluta acerca de María, Hija del Padre, Madre del Hijo, Esposa del Espíritu y Madre de la Iglesia”.

El preámbulo para la petición busca calificar de “corredentora” refiriéndose a una redentora “con”, más que “igual a” Cristo; sin embargo, basados en la historia, muchos probablemente pasarán por alto tan fina diferencia una vez que se le asigne tal título.

¿EL HONOR FINAL?

Otros títulos de María no deben pasar desapercibidos. Con respecto a su supuesto rol como “Esposa del Espíritu”, el especialista católico, Leonardo Boff, cuya teología haría de María una parte de la Trinidad, es bastante franca: “Sostenemos la hipótesis de que la Virgen María, Madre de Dios y de todos los hombres y mujeres, hace realidad lo femenino de una manera absoluta y escatológica, dado que el Espíritu Santo la ha hecho su templo, santuario y tabernáculo de una forma tan real y genuina que se le debe considerar hipostáticamente [de manera absoluta y real] como unida a la Tercera Persona de la Santísima Trinidad” (The Maternal Face of God: The Feminine and Its Religious Expressions [El rostro materno de Dios], énfasis de Boff). Con este argumento, debido a que se dice que María está unida y es idéntica al Espíritu Santo, Boff evita el campo minado teológico de una Trinidad de cuatro personas.

Benko muy astutamente toma una vital distinción con respecto a María que, de ser entendida por la iglesia católica en desarrollo, podría haber moderado todo el ciclo de veneración hasta una casi deificación. Él señala que la importancia de María yace en su participación en un momento en particular del plan redentor de Dios, no en su ser. Cristo tenía que nacer de una mujer devota y María fue simplemente esa mujer. Los padres de la iglesia católica perdieron de vista ese hecho cuando la nombraron la Madre de Dios (Theotokos) en un intento por rechazar el politeísmo y explicar la humanidad de Cristo. Al involucrar el ser de María más que su papel en la encarnación le condujo por un camino resbaloso.

En cuanto al culto de la Madre Virgen, era claro que el cielo no era el límite, y quizá tampoco lo sea la Trinidad. No obstante, mientras tanto, se ha hecho tan gran esfuerzo por definir mediante dogmas la naturaleza de María y por buscar elevar su estatus, que se ha terminado por eclipsar a la persona cuya vida tenía el propósito de ser el medio de salvación para toda la humanidad.

DAVID F. LLOYD

REFERENCIAS SELECCIONADAS:

1 Stephen Benko, The Virgin Goddess: Studies in the Pagan and Christian Roots of Mariology (2004). 2 Jaroslav Pelikan, María a través de los siglos: Su presencia en veinte siglos de cultura (Mary Through the Centuries: Her Place in the History of Culture) (1998). 3 Marina Warner, Tú sola entre las mujeres: El mito y el culto a la Virgen María (Alone of All Her Sex: The Myth and Cult of the Virgin Mary) (1976, 2000).

http://www.visionjournal.es/visionmedia/article.aspx?id=147&rdr=true&LangType=1034

LA INFLUENCIA PAGANA EN LA TRADICIÓN CATÓLICA

2 May

LA INFLUENCIA PAGANA EN LA TRADICIÓN CATÓLICA

En este artículo quiero reflexionar sobre las grandes influencias que ha tenido la tradición religiosa pagana (babilónica, egipcia, griega y romana, entre otras) en la mayoría de los ritos, imágenes y símbolos de la religión católica.

La propia Palabra de Dios, como he desarrollado en varios de los artículos que tengo publicados en esta Web, no faculta, sino que prohibe, a todo cristiano el uso, ni siquiera para adorar a Dios, de imágenes, tal y como así nos lo expresa el propio Dios Padre, en los diez mandamientos (Deuteronomio 5).

¿Entonces, por qué han sido usadas por la tradición católica?, ¿por qué se han atrevido a cambiar la propia Ley divina?, ¿en verdad nos acercan a Dios?. Son preguntas a las que intentaré dar una respuesta.

Introducción:

Durante los tres primeros siglos de nuestra era, la Iglesia, tal y como nos aparece en las cartas de Pablo, estaba formada por pequeñas iglesias, familiares y locales. Éstas seguían y cumplían el Evangelio de Cristo y por supuesto, la Ley de Dios. De forma progresiva, las primitivas iglesias fueron haciéndose cada vez mas grandes y numerosas y por consiguiente surge el problema de su organización. Comienzan a adquirir los obispos un papel mucho más institucional, del cual la propia Palabra de Dios no nos dice nada, y así entramos en el proceso de desviación o “apostasía”. Se mantienen reuniones o “concilios” para discutir sobre las cuestiones que afectan a la Fe y es aquí donde comienzan las importantes desviaciones del Evangelio.

Una de las principales se refiere a la permisividad general, por parte de la organización de aquel entonces, del uso de imágenes y ritos paganos, eso si cristianizados, para así acercar a las masas religiosas gentiles, a las que les había llegado el mensaje de salvación de Cristo, pero que bajo ningún concepto querían abandonar su idolatría (cultos y ritos), es decir, su propia cultura.

Iconografía y símbolos católicos

Ningún católico puede negar la importancia de los escritos del Antiguo Pacto, o sea, el Antiguo Testamento, puesto que debemos entender que está completamente vigente, eso si, comprendido con la Luz del Nuevo Pacto, o sea, con el Espíritu Santo que mora en las personas que siguen el Evangelio de Cristo.

Partiendo de la premisa que nadie puede quebrantar ni cambiar los mandamientos (Mateo 5.17-20) y que toda la escritura está inspirada por Dios (2ª Timoteo 3.16), tenemos que empezar a preguntarnos de dónde aparece la autorización para que se pueda representar a Nuestro Señor Jesucristo, a María, la madre del Señor, o a los llamados “santos” y mártires del cristianismo.

Si no eres un gran lector de la Palabra de Dios, es decir, de la Biblia, o no conoces bien las Escrituras, podrás pensar que en algún lugar del Nuevo Testamento aparecerá la autorización para que el Segundo Mandamiento (es decir, el que prohibe realizar y adorar imágenes de lo que está en los cielos… Deuteronomio 5.2) se acomode al decálogo de la religión católica. Pues bien amigo/a, esto no se produce. Por lo tanto, el cambio se debió producir por una persona, llámese “Papa” u “Obispos”, que por mucha autoridad en cuestiones de Fe que se les pueda adjudicar, no tienen ninguna base divina para realizarlo.

Yo, personalmente, no me atrevo a contradecir a nuestro Padre, es decir, a Dios “y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el cual está en los cielos” (Mateo 23.9) y por mucho que alguien de este mundo me pueda justificar este cambio, no puedo seguirle, pues iría en contra del Evangelio de Cristo, que en ningún momento invalida los mandamientos.

Entonces, si los primeros cristianos, tal y como Pablo nos relata en sus cartas, seguían el Evangelio de Cristo y eran respetuosos con la Ley de Dios, ¿cuándo llegó el momento de la desviación?. Es fácil la respuesta; por la tradición religiosa pagana.

En el transcurrir de los primeros siglos de nuestra era, el Evangelio de Cristo fue predicado por todo el Mediterráneo. En estos pueblos, receptores de la Palabra, chocaba de una forma frontal el que se les hablara de un solo Dios y mucho más que ese mismo Dios hubiese venido a este mundo, de una forma tan humilde, para dar su vida en sacrificio por nuestros pecados. Ellos creían en infinitos dioses y asimilaban en sus culturas a los dioses de los pueblos a los que conquistaban e, incluso, tenían un pedestal sin imagen para el Dios desconocido, tal y como nos relata Pablo en su viaje a Atenas “Porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Aquél pues, que vosotros honráis sin conocerle, a éste os anuncio yo” (Hechos 17.23).

Por su propia cultura creían que tener un solo Dios era símbolo de pobreza, así que las diferencias eran muchas, pero no insalvables para el Evangelio, para los que se entregaron a Cristo en cuerpo y alma. Sin embargo, conforme transcurre el tiempo, la Iglesia va siendo cada vez más numerosa e incluso llega a convertirse gente poderosa dentro de las instituciones del Imperio, es decir, va teniendo cada vez más “prestigio”, ya deja incluso de ser perseguida y con la llegada de Constantino es legalizada; deja de ser una Iglesia de Catacumbas para pasar a ser una “religión” con poder, que intenta dejar sin prosélitos a las otras religiones, es decir, las paganas, hasta llegar a ser consideradas éstas últimas ilegales y, la cristiana, pasar a ser la religión oficial del Imperio Romano. En este camino, que he tratado con tanta rapidez, pero de todos conocido, es donde se produce el hecho, el cual es objeto de este artículo; la desviación del Evangelio de Cristo.

La religión oficial del Imperio, tal y como he apuntado, era politeísta e idólatra. Sus templos estaban repletos de imágenes, a las cuales se las adoraba y se les ofrecían sacrificios y ofrendas. El origen de estos dioses era dispar; la mayoría procedía de la cultura helenística y a su vez ésta los adoptó de las culturas babilónica y egipcia. Roma lo que hacía era “latinizar” su nombre, así por ejemplo El Dios supremo de la mitología Romana era Júpiter, el cual era conocido en Grecia como Zeus, pero respetaba toda su doctrina y culto.

¿Cómo pudo influir esta religión pagana en el cristianismo de entonces, si las diferencias eran tan claras?. La respuesta tiene que ver con laidolatría; la cultura religiosa se basaba en el culto a las imágenes. Cuando a un pagano o gentil se le hablaba de Nuestro Señor, esta persona lo asociaba en un principio como a un dios más, pero tras una verdadera predicación, esa persona comprendía el verdadero sacrificio que Él hizo por su pueblo, y por lo tanto empezaba a conocer la Palabra. Pero cuando el predicador le hablaba de que debía dejar sus ídolos, esta persona decía que NO. El problema estaba en que este Nuevo Dios, el Dios verdadero, no tenía ni nombre ni imagen y por lo tanto, su base doctrinal era la Fe, el creer sin ver. La cultura pagana estaba basada en el respeto a los demás dioses, en las imágenes, en las fiestas, todo ello estaba enraizado en la sociedad imperial. No digo que no existieran cristianos verdaderos que se entregaran a Cristo en Espíritu y en verdad, todo lo contrario. Hablo del sentir general de la sociedad.

El problema de aquel entonces es bastante grande, puesto que por ese camino siempre seguirían siendo una Iglesia perseguida y proscrita. La solución la encontraron algunos hombres, que, llamándose cristianos, pensaron en algo que la misma Roma hizo en materia religiosa: respetar sus imágenes, eso si, convirtiéndolas en símbolos cristianos. Pero, esto iba en contra de la propia palabra de Dios, existía un mandamiento que lo prohibía. Solución: quitarlo y problema resuelto.

Pero, ¿cómo mantener los ídolos paganos?, ¿existían coincidencias doctrinales que permitiesen el cambio de nombre?. La respuesta, sorprendentemente, es que SI.

Proceso de transformación de ídolo pagano en imagen católica

Como he avanzado, resultaba que, en verdad, existían coincidencias doctrinales entre las creencias paganas y las cristianas. Estas coincidencias no eran totales, como te habrás podido imaginar. Así encontramos ciertos paralelismos, entre Cristo, María y Jehová, y ciertos dioses y diosas de la mitología griega, babilónica y egipcias principalmente, todas ellas adoptadas por una religión clásica que era la que dominaba el ámbito religioso del Imperio.

Comenzaré a analizar estas semejanzas y su proceso de aceptación en una naciente religión, la católica, que tal y como ahora ocurre, tiene en el ecumenismo su vía hacia un futuro en franca expansión.

La figura de la Virgen María

Reina del Cielo

María, Madre de Dios

María, como mediadora

Las imágenes de Jesucristo

Representación gráfica del Padre

Atributos físicos del Diablo

Origen de la Cruz

El uso de símbolos paganos por Papa y Obispos

El culto a los Santos

  • LA FIGURA DE LA VIRGEN MARÍA:

María, la madre de nuestro Señor, tiene una gran importancia dentro de la simbología católica. Ella es conocida por múltiples acepciones, fruto de las distintas funciones que para los católicos tiene.

Vamos a analizar alguna de ellas y su paralelismo con las figuras paganas de la antigüedad:

1. Reina del Cielo

Como de todos es sabido, uno de los innumerables títulos que la iglesia católica le concede a María, es el de Reina del Cielo.

¿Cómo se le concede este título?. María, según reza uno de los principales Dogmas de Fe del catolicismo, fue ascendida a los cielos y una vez allí, por la importancia de su misión, es decir, la de ser la escogida para engendrar al Salvador, se le otorgó el título de “Reina del Cielo”.

Todo lo anterior no tiene una base bíblica y es de reciente instauración (desde 1950). Por lo tanto, es la propia tradición popular, sin tener en cuenta la Palabra de Dios, la que otorga ese premio y una vez en el cielo, la posibilidad de co-reinar con nuestro Señor Jesucristo.

Como solamente se ha tomado en cuenta la tradición y no la Palabra, debemos comprobar lo que ésta nos dice sobre la “Reina del Cielo”: Es en el libro de Jeremías, en concreto en el Cap. 7, Vers. 17-19, donde encontramos este título: “¿No ves lo que estos hacen en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? Los hijos cogen la leña, y los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a dioses ajenos, por provocarme a ira. ¿Me provocarán ellos a ira, dice Jehová, y no más bien obran ellos mismos para confusión de sus rostros?“. Pues bien, esta “Reina del Cielo” viene referida a la diosa AstoretAstarté, que era venerada por el pueblo Fenicio (cananeos y sidonios). Como vemos el mismo pueblo judío cae en sus ritos y cultos, apartándose del Dios verdadero. También le ocurre lo mismo a Salomón, el más sabio entre los hombres, pero que en su ancianidad cae en el culto a los ídolos: “Porque Salomón siguió a Astarté, diosa de los Sidonios, y a Milcom, abominación de los Ammonitas” (1ª Reyes 11.5).

¿Quién es esta diosa?, ¿de donde procede?, ¿cuál era su doctrina?:

Para responder a estas preguntas nos tenemos que adentrar un poco en la cultura fenicia; las tradiciones religiosas fenicias estaban influenciadas en gran manera por la cultura babilónica, que en su expansión influenció en los pueblos invadidos. Así entonces, debemos remontarnos a esta cultura, una de las más antiguas de la humanidad. Su origen, según el Génesis 10.8-10, parte de Nimrod, un luchador rebelde a Jehová. Es aquí donde comienza el mito: Nimrod fue asesinado y para cumplir su venganza, su esposa, Semíramis, engendró de forma sobrenatural un hijo, que según la tradición, era la resurrección de Nimrod, el cual se llamó Tammuz. Pero existe un aspecto todavía más importante y es que una vez que Semíramis dio a luz a su hijo, ella continuó siendo virgen. Con el transcurso del tiempo, Semíramis se convirtió en Diosa y recibió el título de “Reina del Cielo”.

En Fenicia continúa este mito, pues el padre, conocido por el “Dios Sol”, es Baal e incluso en su mitología aparece el hijo, llamado Baal-Tammuz. En las Escrituras aparecen continuas referencias al culto a los baales, como desviación del camino mostrado por Dios a Israel, centrado en el cumplimiento de la Ley (mandamientos).

Pero la influencia babilónica no sólo se centró en Fenicia, sino que también tuvo su importancia en otra de las grandes culturas de la antigüedad como es la egipcia; El mito de la virgen, madre del vengador, es decir, del “Justo”, pues vino a hacer justicia contra el maligno, recae en Isis. Su mito es parecido; Osiris, su esposo, es asesinado por Tifón, dios maligno. Ella encuentra su cuerpo, pero Tifón lo dispersa por todo Egipto. Para cumplir su venganza, engendra un hijo, Horus, de forma sobrenatural, pues su padre es Ra, el “Dios Sol”. Horus es la reencarnación de Osiris y su destino es hacer justicia, matando al maligno.

Como podemos ver, su doctrina es muy similar, por no decir idéntica a la babilónica y es su mito el que va a permanecer e influir con más fuerza en la cultura romana, no como deidad absorbida, sino como culto independiente y enraizado en la sociedad clásica. Así en el año 80 A.C. se funda, en la colina Vaticana, justo en el lugar donde se ubicará la basílica de San Pedro, el templo de Isis.

Sus creencias encajaron en la sociedad clásica y junto con la griega Artemisa y la romana Diana (diosa luna), con un ámbito doctrinal parecido, fueron adoradas por multitud de fieles. Hay que resaltar que fue su culto, por Justiniano en el año 535 D.C., el último abolido de la religión pagana.

En la faceta de “Reina del Cielo” se la representaba posada en una luna creciente con 12 estrellas, en forma de corona, sobre su cabeza. Esta es una de las formas habituales de representar a la “Virgen María” como “Reina del Cielo”.

2. María, Madre de Dios

A María no se le puede negar, bajo ningún concepto, que fue la madre de Nuestro Señor Jesucristo y por lo tanto del Verbo hecho hombre. Esta aseveración no justifica el que se quiera endiosar a María, ofreciéndole el mismo tratamiento que al propio Padre, Dios. La misión de María es la más importante que se le puede ofrecer a un ser humano; puesto que dar la posibilidad de engendrar a Dios hecho hombre, es para un creyente, la máxima bendición posible en este mundo. Pero su misión quedó ahí, pues en ninguna parte de las escrituras María ejerce un papel determinante o influyente en nuestro Señor.

¿Entonces, por qué la asimilamos a Dios?, ¿merece nuestra adoración?

Es una respuesta que debes meditar, eso si, basándote en las Escrituras, puesto que si lo haces basándote en la tradición católica, encontrarás, de nuevo, similitudes con las doctrinas paganas.

Así, como ya hemos visto en el esbozo doctrinal que he incluido, las diosas Semíramis – Astarté – Isis… tienen en común que son las madres de un hijo, engendrado de forma sobrenatural (Tammuz – Baal-Tammuz – Horus…), permaneciendo vírgenes después de su alumbramiento.

Estas doctrinas influyeron en Grecia y Roma adoptando sus creencias y pasando a denominarse Afrodita – Venus y sus hijos Eros – Cupido. Pero, sobre todo, era el culto a Isis el que tenía una importante atracción para la cultura religiosa romana, que la representaba con su hijo Horusen su regazo.

A continuación incluyo dos fotografías, en las cuales podemos ver las notables similitudes (salvando las grandes diferencias doctrinales) que existen entre las dos figuras: la pagana y la católica.

Isis, con su hijo Horus

3 ISIS CON HORUS

VIRGEN CON EL NIÑO4

Virgen con el niño

Las dos, como ves, se tocan un pecho, que simboliza la fertilidad, puesto que Isis era conocida, en uno de sus múltiples nombres, como diosa de la fertilidad.

En esta última acepción es conocida con el nombre de Asera, diosa cananea de la fertilidad. Aparece representada junto a un árbol, como sucede con las numerosas apariciones de la “Virgen”. El culto a esta diosa estaba tan extendido que el mismo pueblo de Israel cae en esta idolatría: “Jehová sacudirá a Israel al modo que la caña se agita en las aguas; y él arrancará a Israel de esta buena tierra que había dado a sus padres, y los esparcirá más allá del Eufrates, por cuanto han hecho sus imágenes de Asera, enojando a Jehová” (1ª de Reyes 14.15)

En el proceso de cristianización de la sociedad romana, existen numerosas crónicas que nos hablan de cómo el pueblo romano, ya cristianizado, no abandonaba el culto a la “Madre de Dios”, Isis, y lejos de quebrar sus imágenes lo que hacía era cambiarles simplemente de nombre.

Esta idolatría tenía otra coincidencia importante con la sociedad católica actual y es el vestir a las imágenes; en la antigua Egipto, las imágenes de la diosa Isis eran vestidas con lujosas vestiduras y ostentosas joyas. Incluso había personas dedicadas en exclusividad a estos menesteres. No tienes nada más que acercarte a cualquier iglesia católica de tu localidad y ver a cualquier “Virgen”, cómo está vestida y enjoyada, e incluso perduran las llamadas “camareras” que son las encargadas de vestir a las imágenes.

Retomando el tema de la fertilidad tengo que hablar de Éfeso; en esta ciudad existía el mayor templo de la antigüedad, el dedicado a Artemisa – Diana, una de las siete maravillas del mundo antiguo. Artemisa tenía en esta ciudad el centro de su adoración. En esta diosa confluyen también las mismas bases doctrinales que hemos visto con Astarté, “Reina del Cielo”. En Hechos 19.23-40 se relata la visita de Pablo a Éfeso, y el alboroto que se formó cuando oyeron a Pablo predicar el Evangelio de Cristo, puesto que hablaba de un solo Dios y prohibía las imágenes, tal y como la propia ley de Dios nos manda. En este punto, los artesanos, que hacían imágenes de la diosa Artemisa, se enfrentaron a Pablo y sus seguidores, para evitar que se fuera al traste su negocio y su cultura, dando vivas a la diosa. Esto aclara bastante el sentimiento que la sociedad pagana tenía a sus dioses, pero en particular a la “Reina del Cielo – Madre de Dios”.

Paradójicamente, fue en Éfeso, en el año 431 D.C., cuando se celebró un concilio en el que se instituyó, como dogma de Fe, el papel de María como “Madre de Dios”. El título que se le establece es el de “theotókos”, que precisamente es el que disfrutaba la diosa ArtemisaIsis, pero con la diferencia de que eran la “Madre de los dioses”. Aquí, se cristianiza el término asimilando doctrinalmente las figuras. Otra coincidencia, que viene al caso, es que la tradición católica sitúa los últimos años de vida de María en Éfeso.

Pero no todo fue un camino de rosas para la asimilación. Existieron voces contrarias, como la del condenado Nestorio, Patriarca de Costantinopla, que en el concilio de Éfeso dijo: “si vosotros llamáis a María, Madre de Dios, hacéis de ella una diosa“; Clemente de Alejandría, en el 200 D.C. dice “toda imagen o estatua debe llamarse ídolo porque no es otra cosa que materia vil y profana, y por eso Dios, para quitar de raíz la idolatría, ha prohibido en su culto cualquier imagen o semejanza de las cosas que están en el cielo o en la tierra, prohibiendo igualmente su fabricación; y es por esto que nosotros los cristianos no tenemos ninguna de aquellas representaciones materiales“; San Cipriano “¿Para que postrarse delante de las imágenes?. Eleva tus ojos al cielo y tu corazón; allí es donde debes buscar a Dios“. Son varios ejemplos de los llamados “Padres de la Iglesia” que prohiben el uso de dichos medios para acercarnos a Dios.

3. María, como mediadora

En el catecismo de la religión católica se le otorgan a María los títulos de “abogada, auxiliadora, socorro y mediadora”. Es por ello que a los fieles se les enseña a rezar fervientemente a la “Virgen” dándoles la seguridad de que ella llevará sus oraciones ante el Padre. Por supuesto, en la Palabra de Dios nunca se le atribuye a María ese papel que es ocupado, en exclusividad, por Jesucristo, quien con su muerte y resurrección se convierte en el único mediador entre los hombres y Dios; “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1ª Timoteo 2.5).

¿De dónde surge pues, la tradición de María como intercesora nuestra?.

Uno de los pasajes más conocidos del nuevo testamento es el llamado de “las bodas de Caná” que encontramos en el Evangelio de Juan, capítulo 2. María se da cuenta de que los novios no han previsto la cantidad suficiente de vino para sus invitados y pide a su Hijo que solucione el problema, pero Él le contesta que no ha llegado todavía su tiempo. María acepta la voluntad de su Hijo y ya no actúa más, es más, le dice a los criados que están sirviendo las mesas que hagan lo que Él, su Hijo, ordene, y no le pidan nada a ella, puesto que ella no tiene poder para mediar ante Dios Padre como hemos leído antes. La religión católica se basa en este pasaje para asegurar que María intercede ante el Hijo, sin reparar en que esto ocurre cuando Cristo estaba en la tierra, al igual que María y los apóstoles. Sin embargo, una vez que Cristo cumple su misión, muriendo y resucitando, para perdón de nuestros pecados, permanece junto al Padre y como único mediador entre los hombres y el Padre.

Entonces, debe existir otra base para darle esta función a María y de nuevo, nos tenemos que ir a la tradición pagana. Fue en Babilonia, cuna de las religiones paganas, donde se veneraba a la diosa Semíramis, la cual era invocada por los fieles en una actitud mediadora ante su esposo muerto, Nimrod, que era considerado el Dios supremo. El título que ostentaba esta diosa era el de “Mylitta“, es decir, mediadora.

  • LAS IMÁGENES DE JESUCRISTO

Tal y como he explicado con anterioridad, en igual manera que cambian la Palabra de Dios adjudicándole a María atribuciones de diosas paganas, también hacen lo mismo con el propio Jesucristo.

Como hemos observado antes en la fotografía de IsisHorus, su hijo, es representado como un bebé dependiente de su madre. De igual manera, hay miles de imágenes de Jesús, niño, desvalido y protegido por María. Estas imágenes contribuyen a crear en la mente del creyente la falsa idea de que es María la poderosa y que su hijo depende, espiritualmente, no del Padre, sino de ella.

¿Pero existen comparaciones doctrinales entre Horus y Cristo, que faciliten su asimilación?

SI, pues Horus es engendrado de forma sobrenatural por Ra, dios supremo, nació de una Virgen, tuvo 12 discípulos, fue muerto y resucitado, realizó milagros, como resucitar muertos, se le conocía como el “Ungido” y como el “Buen Pastor”…

¿Existen otras atribuciones de Horus que se le hayan agregado a Jesús y que, por supuesto, no tengan base en la Palabra de Dios?

La respuesta es que SI; Nació un 25 de diciembre, sus festividades fueron asumidas por el cristianismo que en la actualidad son celebradas en honor de Cristo (Pasión y Muerte, Pascua de Resurrección, 1 de Enero y la Navidad). Horus quiso que su madre siguiera siendo virgen después de su alumbramiento y ya he hablado suficientemente de la doctrina católica respecto a la virginidad de María después del nacimiento de Cristo.

Respecto a las otras representaciones que se hacen de Cristo, tenemos que recordar que van en contra del segundo mandamiento de la Ley de Dios. Alguna, como la del “Buen Pastor”, es recogida de la mitología clásica, pues el dios Moscóforo era representado con una oveja sobre sus hombros.

En cuanto al crucifijo, más adelante afrontaré su significado.

  • REPRESENTACIÓN GRÁFICA DEL PADRE

Los amantes de las imágenes no han tenido suficiente con representar a María y a Jesús, sino que han hecho lo mismo con Dios Padre, sin importarles que Jesús nos explique que nadie ha visto a Dios y que el que cree en Él ya conoce al Padre y es conocido por Él: “Y el que me envió, el Padre, él ha dado testimonio de mí. Ni nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su parecer” (Juan 5.37), “No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios, éste ha visto al Padre” (Juan 6.46).

La imagen más común que el catolicismo ha escogido para representar al Padre es la del “Pantocrator”. Esta imagen nos hace pensar en un Dios hierático, distante, frío y vengador, cuando el Padre es Misericordioso y Amoroso con todo aquel que hace su voluntad. Por supuesto, los dirigentes católicos sacaron esta imagen de la tradición pagana, en este caso las asimilaciones eran claras; Ra – Zeus – Júpiter, los dioses supremos de Egipto, Grecia y Roma, que eran representados de una manera similar.

  • ATRIBUTOS FÍSICOS DEL DIABLO

Siendo Satanás un ángel desviado, es espíritu, carente de cuerpo humano. Aunque no se suele representar en pinturas ni esculturas, sin embargo, se nos ha formado una imagen en nuestra mente de un ser físico, horrible, medio hombre medio animal, vestido de rojo, que representa el fuego eterno y con un tridente, que utiliza para martirizar a los pecadores. Esta figura de nuevo tenemos que irnos a la mitología clásica para encontrar su antecedente en el “dios Pan” Itifálico – Cernunnos, llamado así en Grecia y Roma respectivamente. Este dios tenía el cuerpo velludo, patas de cabra y en su cabeza una cornamenta de macho cabrío. Como verás existen bastantes similitudes con la imagen que se nos ha impreso de Satanás.

  • ORIGEN DE LA CRUZ

En las excavaciones arqueológicas desarrolladas en África, Asia, América y Europa, se han encontrado numerosos restos de cruces, algunas de las cuales datan de más de siete mil años de antigüedad. De hecho, la cruz, como veremos, ha sido un símbolo religioso desde su origen hasta nuestros días.

En las religiones de denominación cristiana, católica y ortodoxa, el culto y veneración de la “Cruz” está instituido como símbolo del sacrificio de Nuestro Señor. Las iglesias protestantes, aunque no hacen la hacen objeto de adoración, la usan en sus templos. En general, es el símbolo cristiano por excelencia. Sin embargo, su origen es claramente pagano e idólatra.

Tanto en Babilonia como en Egipto se veneraba al dios Tammuz – Horus. Su símbolo místico era una “T”, inicial de Tammuz, con el travesaño un poco bajo, es decir, una cruz. En los monumentos y templos egipcios, se ven representaciones de reyes y dioses portando cruces en sus manos. A veces, la “T” iba debajo de un círculo o redondel, es lo que se conoce como “Cruz egipcia” o “Cruz de Tau”. Este culto se difunde en el mundo helenístico, donde la cruz adquiere otras formas tales como la “Cruz Griega”, es decir, la que tiene todos sus lados iguales o la “Cruz Latina”, con el travesaño más corto que el palo, de manera que quedan tres lados iguales que representan, según la tradición oriental, “Cielo, Purgatorio e Infierno”, mientras que el más largo representaba a la “Vida”.

Mucho antes de la venida de Cristo a la tierra, en Italia se consideraba la “Cruz” como símbolo de protección contra los espíritus malignos y la situaban en sus tumbas o colgando de sus collares. Esto mismo ocurría en Babilonia, Egipto o Asiria, con lo que se demuestra que el símbolo de la “Cruz” precede con mucho la era cristiana.

Pero como la vida y la muerte están tan estrechamente relacionadas en las religiones, este mismo símbolo de vida, la “Cruz”, es usado igualmente desde tiempos remotos, como medio de castigo, al principio exclusivo para las clases bajas, esclavos, extendiéndose con el pasar del tiempo incluso a los ciudadanos romanos.

No se sabe con certeza sobre que clase de cruz murió Jesucristo, pero los estudiosos hablan del tipo “Latina”. Sin embargo, ¿tiene alguna importancia el tipo de cruz que usaron para matar a Nuestro Señor?. Lo importante es que por medio de su Sacrificio y Resurrección, nos libró del pecado y la muerte. A quien hay que venerar es a Cristo, no a la “Cruz”, que es considerada en la Biblia como maldición: “No estará su cuerpo por la noche en el madero, mas sin falta lo enterrarás el mismo día, porque maldición de Dios es el colgado: y no contaminarás tu tierra, que Jehová tu Dios te da por heredad” (Deuteronomio 21.23).

En cuanto al uso cristiano de la “Cruz”, éste no aparece hasta el concilio de Éfeso, y la imagen del “Crucifijo” hasta el siglo XI, fruto del olvido del segundo mandamiento, como he referido en varias ocasiones.

  • EL USO DE SÍMBOLOS PAGANOS POR PAPA Y OBISPOS

El jefe de la “Iglesia Católica”, el llamado “Papa”, lleva como símbolo de su primacía, una Mitra con forma de pez con la boca abierta. La explicación oficial que se nos da es que la Mitra simboliza al cristiano, que es pescado por Cristo. Recordemos que en griego, las iniciales de “Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Salvador” forman la palabra “Pez”. Sin embargo, el origen de la Mitra es mucho anterior al cristianismo.

En ningún lado de la Palabra de Dios nos habla del uso de la Mitra por los apóstoles, obispos o ancianos, ni tampoco establece una primacía entre ellos, pues la única cabeza es Cristo: “Y Él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia; Él que es el principio, el primogénito de los muertos, para que en todo tenga el primado” (Colocenses 1.18).

Entonces, ¿de donde viene la utilización de la Mitra?

Tenemos que volver la vista de nuevo a las religiones paganas; es en Babilonia donde el sumo sacerdote del culto a Semíramis, llevaba una Mitra como símbolo del “dios Dagon”, el dios pez. Cuando el ejército macedonio – persa ocupó Babilonia, se produjo la huida del sumo sacerdote y algunos adeptos a la ciudad de Pérgamo y de allí a Italia, estableciéndose como religión Etrusca. Es allí, ya en tiempos de la influencia romana, cuando el culto pasó al Imperio y fue Julio Cesar, tras ser iniciado en los misterios babilónicos, el que unifica el poder religioso y político en una misma persona, pasando a ser el propio Cesar la reencarnación de un dios. Desde entonces los emperadores romanos llevaban la Mitra como símbolo del sumo sacerdocio de la religión pagana, llamándose “Pontificex Maximus”.

Es Constantino, en el edicto de Milán del año 313 D.C., quien legaliza la religión cristiana y, posteriormente, la instituye como religión oficial del Imperio. Se unifican, en este importante personaje, los primados político y religioso – cristiano del Imperio. Es a partir de él, que los “Papas y obispos” llevan el título de “Sumos Pontífices” y la Mitra, como símbolos de su primacía religiosa.

  • EL CULTO A LOS SANTOS

En las epístolas de Pablo, Pedro o Judas, aparecen en numerosas ocasiones, referencias a los santos como personas que se han entregado a Dios. Siempre son personas vivas, no tienen otro requisito ni mérito que el haber aceptado el mensaje de Salvación, es decir, simples cristianos. La palabra “Santo” es, pues sinónimo de apartado del mundo para Dios. No significa esto que sea un ermitaño, sino que ha renunciado a los deseos de la carne para servir en espíritu al Señor. Esto lo hace cualquier cristiano, no de nombre, sino de verdad, aquel que cumple verdaderamente el Evangelio de Cristo: “A la iglesia de Dios que está en Corinto, santificados en Cristo Jesús, llamados santos, y a todos los que invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo en cualquier lugar, Señor de ellos y nuestro” (1ª de Corintios 1.2).

Entonces, ¿por qué la “Iglesia Católica” y otras religiones nombran “Santos” a personas que han muerto y que según los dirigentes han hecho méritos que les distinguen de los demás fieles?, ¿por qué son objeto de culto y tienen un papel de intermediación entre Dios y los hombres, tal y como ya vimos que se le atribuye también a María?

De nuevo tenemos que remontarnos a las religiones paganas; es en Babilonia donde los hombres adoraban a casi cinco mil dioses y diosas. Estos no siempre habían sido divinos, sino que hubo una época en que fueron personas, héroes vivientes en la tierra, y después de su muerte se les reconoce, por sus méritos, como objeto de culto. De hecho, cada día estaba dedicado a un dios particular que les protegía, de la misma forma que en la actualidad existe un santoral cristianizado; por ejemplo, 22 de noviembre es el día de “Santa Cecilia” patrona de la música, etc.

Las poblaciones, los gremios o distintos trabajos, todo tiene su “Santo Patrón/a” que les protege y a él se implora en caso de necesidad. Es muy extendida, también, la costumbre de poner a los recién nacidos el nombre del “Santo/a” a quien se le pide que proteja a esa criatura.

El catecismo de la religión católica anima a los fieles a orar e imitar a quienes, debido a sus buenas obras, han sido declarados santos por la jerarquía eclesiástica “…los testigos que nos han precedido en el reino, especialmente los que la Iglesia reconoce como “santos”, participan en la tradición viva de la oración, por el testimonio de sus vidas… Contemplan a Dios, lo alaban y no dejan de cuidar de aquellos que han quedado en la tierra… podemos y debemos rogarles que intercedan por nosotros y por el mundo entero… (pag. 732). Es esta la postura oficial de la “Iglesia”.

Por supuesto, la Biblia, no está de acuerdo con esta práctica: “No sea hallado en ti quien haga pasar su hijo o su hija por el fuego, ni practique adivinaciones, ni agorero, ni sortilegio, ni hechicero, ni fraguador de encantamientos, ni quien pregunte a pitonisos, ni magos, ni quien pregunte a los muertos porque es abominación á Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios las echó de delante de ti” (Deuteronomio 18.10-12). De hecho, comunicarse con personas con personas que han muerto no es más que una forma de espiritismo: “Y si os dijeren: Preguntad a las pitonisas y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo á su Dios? ¿Apelará por los vivos a los muertos? ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme á esto, es porque no les ha amanecido” (Isaías 8.19-20). Como puedes comprobar es una práctica aborrecible a Dios.

Esta práctica, que ya hemos visto que es de origen pagano, se mezcla con la, ya anteriormente comentada, de realizar y adorar imágenes. Existe toda una ciencia de la imaginería religiosa, no sólo exclusiva de “Cristos y Vírgenes” sino que abarca todo el santoral religioso. Es costumbre representar a los “Santos” con una aureola sobre sus cabezas, como tu tuviesen un hálito de santidad. Esta práctica también ha sido copiada y asimilada de la cultura religiosa babilónica, que representaba sus dioses y diosas con redondeles y rayos dorados alrededor de sus cabezas. También esa práctica pasó a las culturas egipcia – helenística – romana y de aquí a la tradición religiosa cristiana.

Conclusión

Él es el objeto de tu alabanza y tu Dios” (Deuteronomio 10.21)

Porque yo protesto a cualquiera que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere á estas cosas, Dios pondrá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad, y de las cosas que están escritas en este libro. El que da testimonio de estas cosas, dice: Ciertamente, vengo en breve. Amén, sea así. Ven: Señor Jesús” (Apocalipsis 22.18-20).

http://perso.wanadoo.es/fcomorillo/catolico/influencia.htm

¿MARIA LA REINA DEL CIELO?

2 May

¿MARIA LA REINA DEL CIELO?

Por Erick Vivanco

© Dabár Qodesh. La Palabra Pura de YHWH

Volviendo a la senda antigua…

Nota: En este estudió la palabra “Elohim” que es “El Poderoso”, reemplaza a la palabra “Dios”


La Iglesia Católica enseña que Maria, es la Reina del universo. Esta doctrina es una de las que mas se parece al paganismo, basta con buscar información acerca de este tema, y nos daremos cuenta que muchas religiones que adoraban a falsos elohim, tenían como común, la creencia de una reina celestial. Lo más curioso de esto, es que el vaticano insiste en enseñar una doctrina falsa, que jamás se encuentra en las escrituras, y que jamás fue creída por los emisarios de Yeshua ni por la asamblea del siglo I. Veamos lo que nos dice el catecismo católico, al respecto:

“Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial y enaltecida por Dios como Reina del universo” (p. 280, #966).

Como podemos ver, no soy yo quien dice que la iglesia católica piensa que Maria fue ascendida al cielo en cuerpo y alma, y que además Elohim la exalto, como reina del universo, sino que es el mismo catecismo católico, donde se encuentran las principales doctrinas católicas, el que enseña abiertamente cuatro mentiras:

Una; Maria no es inmaculada, ya que, todos los hombres están destituidos de la gloria de Elohim (Romanos 6:23), por cuanto todos pecaron. Incluso ella misma reconocer necesitar salvador.

Dos; Maria no fue ascendida en cuerpo y alma como lo enseña la doctrina católica. Ni los evangelios, ni las epístolas de los Apóstoles comentaron algo semejante. Pues Maria esta muerta tal cual los están todos los hijos de Elohim que esperan la resurrección. (Juan 5:28-29)

Tres; Maria no fue nunca enaltecida por Elohim, ya que, ella nunca llego al tercer cielo a estar con el Elohim Altísimo. Maria o el alma de Maria, duerme, tal como lo enseñan las escrituras, esperando el día de la resurrección de los santos.

“No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación” (Juan 5:28-29)

Aunque el catolicismo insiste en exaltar a María, las escrituras exaltan sólo al Elohim Único y Verdadero 8Juan 17:3), el Padre de Yeshua, al que las escrituras llaman YHWH:

“Estad. Quietos, y conoced que yo soy Elohim; seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra”. (Salmos 46:10)

Cuatro; Maria no es la reina del universo, como lo enseña la doctrina católica. Maria fue un instrumento en las manos de Elohim, que murió y no reina pues no fue ni es inmortal, sino que, fue una mortal común y corriente, tal cual todos nosotros lo somos. El único Inmortal que habita en luz inaccesible es Elohim(1Timoteo 6:15-16). Los hijos del Creador Inmortal, recibiremos la vida eterna y inmortalidad, en el día de la resurrección (Juan 5:28-29).

Las culturas paganas, de la antigüedad adoraron a una diosa falsa, titulada por las mismas escrituras, como la; “reina del cielo”. No es ninguna coincidencia que en el Apocalipsis, llame a la mujer sentada sobre muchas aguas o multitudes, como; BABILONIA LA GRANDE LA MADRE DE TODAS LAS RAMERAS DE LA TIERRA. No es coincidencia que las doctrinas paganas del imperio de Babilonia, sigan siendo hoy en día, las mismas doctrinas que muchas personas en el mundo creen y obedecen, a través de la enseñanza de la iglesia católica, la cual, sin ninguna duda es BABILONIA LA GRANDE.

En la antigüedad, el imperio babilónico adoro a una diosa falsa llamada Semiramis. Luego de la muerte de su esposo Nimrod, Semiramis, ideo la forma de mantener la riqueza y el dominio de su imperio. Lo que esta mujer hace, es mentir, diciendo que la muerte de Nimrod había ocurrido con un fin de salvación, y que, el hijo que ella ahora tenía en su vientre, era la encarnación del mismo Nimrod, el cual, volvía a nacer para ser adorado y servido. Tamuz, el hijo de esta mujer, era el supuesto salvador, que la cultura babilónica pagana, exalto y adoro. El problema se suscito, cuando Semiramis tomo el nombre de; “La Madre de dios” Desde ese entonces, Semiramis paso a ocupar un lugar de adoración, en todas las culturas paganas, a través de todos los tiempos, solo que con diferentes nombres, la diosa del universo, la deidad femenina mas adorada en ese entonces, nació de una creencia pagana babilónica. Egipto, fue llamada Athor. Tibet y China, se la llamó Virgo Deipara. Grecia, fue llamada Hestia . Roma, se le llamó Juno, o Paloma.

La fecha de este suceso no se conoce con exactitud, pero parece haber ocurrido más de 400 años después del diluvio. En la palabra de Elohim, encontramos que los judíos también se habían contaminado con esta práctica pagana. Es decir, existe evidencia bíblica, sobre que existió en tiempos antiguos una adoración a una deidad femenina falsa, llamada la reina del cielo. Leamos a continuación:

“La palabra que nos has hablado en nombre de YHWH, no la oiremos de ti; sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la reina del cielo, derramándole libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros príncipes, en las ciudades de Judá y en las plazas de Jerusalén, y tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno. Más desde que dejamos de ofrecer incienso a la reina del cielo y de derramarle libaciones, nos falta todo, y a espada y de hambre somos consumidos. Y cuando ofrecimos incienso a la reina del cielo, y le derramamos libaciones, ¿acaso le hicimos nosotras tortas para tributarle culto, y le derramamos libaciones, sin consentimiento de nuestros maridos? (Jeremías 44:16)

Lo más sorprendente de todo esto, es que si usted navega por el Internet, y coloca en el Google, las palabras: “La reina del cielo”, usted se encontrara con la sorpresa que en muchas páginas pertenecientes a sistemas católicos, a Maria, se le llama abiertamente, la Reina del Cielo, o la Reina del Universo. ¿Comprende usted semejante similitud? La babilonia antigua, y ahora, la Babilonia moderna son excelentemente representadas, por la Iglesia católica, la cual, dentro del cristianismo ha inmiscuido creencias y doctrinas totalmente paganas y heréticas. Esta, sin ninguna duda es una de las razones mas fuertes, por la cual yo denuncio abiertamente, que la iglesia católica, ES LA GRAN RAMERA DEL APOCALIPSIS. La Imagen que coloco a continuación representa muy bien este asunto:

“Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a elohim ajenos, para provocarme a ira”.
(Jeremías 7:18)

De esta forma, entendemos claramente este asombroso paralelo entre la antigua Babilonia y la Iglesia católica, la cual representa sin ninguna duda a la GRAN BABILONIA del libro de revelación. Los fieles católicos, piensan que profesan algo bíblico y “cristiano”, e incluso hacen apología de estas doctrinas heréticas. Mi consejo para usted amigo que profesa la religión católica, por una herencia familiar o porque pensaba que ella le acercaba a Elohim, mi consejo, es el mismo que menciona YHWH en su palabra en el libro de revelación. ¡¡ Huya!! ¡¡Huya!! Cuanto antes, de esa peligrosa secta y vuélvase al Elohim todopoderoso ha YHWH, el cual aborrece la idolatría y la adoración a falsos elohim.

“Y oí otra voz del cielo,  que decía: Salid de ella,  pueblo mío,  para que no seáis partícipes de sus pecados,  ni recibáis parte de sus plagas” (Apocalipsis 18:4)


© Dabár Qodesh. La Palabra Pura de YHWH

¿Qué es el embarazo ectópico?

2 May

Embarazo fuera del útero o ectópico
Aproximadamente 2 de cada 100 embarazos ocurren fuera del útero; aunque la localización más frecuente es la trompa de Fallopio, en casos excepcionales puede producirse en el ovario, en el cuello del útero o en la cavidad abdominal. Sobre esta última localización cabe remarcar que existe la posibilidad, si bien remota, de que el embarazo llegue a término con el nacimiento de un bebé desarrollado enteramente fuera del útero. No obstante, y dado que la mayoría de los embarazos ectópicos ocurren en la trompa, en lo sucesivo se hará referencia a esta ubicación.

El embarazo ectópico o tubario es incompatible con el desarrollo del embrión. Por cuestiones de espacio, ya que anatómicamente la trompa no está preparada para alojarlo, el crecimiento del embrión termina rompiendo la trompa entre la 5º y la 6º semana de embarazo y esto causa una hemorragia interna que pone en peligro la vida de la madre. En circunstancias más favorables para la paciente, puede suceder que el embrión detenga su desarrollo de manera espontánea. La unión del óvulo con el espermatozoide ocurre en la trompa y el embrión formado tarda alrededor de 5 o 6 días en llegar al útero donde se implanta. Si el embrión es demorado en su viaje por la trompa, adquiere la capacidad de implantarse cuando aún se encuentra dentro de la misma produciéndose el embarazo ectópico.

Ahora bien, los motivos por los cuales el proceso de transporte del embrión al útero no se completa normal y satisfactoriamente están estrechamente vinculados con las enfermedades de la trompa. Entre los principales factores de riesgo que conducen a un embarazo ectópico se cuentan las secuelas de enfermedades de transmisión sexual, en especial la infección por Chlamydia, los antecedentes de cirugía de la pelvis y, particularmente, el haber tenido antes un embarazo ectópico.

De igual manera, otros factores como el consumo de cigarrillos en el momento de embarazarse, que la mujer sea mayor de 35 años, o que el embarazo sea producto de una inducción de la ovulación con citrato de clomifeno -o de una técnica de Reproducción Asistida- también pueden aumentar el riesgo de un embarazo tubario. En la actualidad, los profesionales discuten el grado de responsabilidad del uso deldispositivo intrauterino (DIU) y el aumento del riesgo de embarazo ectópico; aparentemente el DIU previene un embarazo intrauterino pero no actúa sobre al prevención de un embarazo en la trompa.

Diagnóstico
La rotura de un embarazo ectópico no solo deja sus secuelas en la fertilidad sino que conlleva una alta tasa de mortalidad: en los países desarrollados es la principal causa de muerte en mujeres jóvenes. Por tal motivo, diagnosticarlo precozmente es esencial para prevenir su rotura. Se debe descartar un embarazo ectópico en toda mujer embarazada que lo haya padecido con anterioridad, también cuando registre antecedentes de enfermedades o cirugías tubarias, cuando haya logrado el embarazo luego de un tratamiento por esterilidad, y en aquellas que se embarazan a pesar de tener colocado un DIU.

Asimismo se debe sospechar un embarazo ectópico en una mujer con atraso en la menstruación que consulta por pérdidas de sangre, o en presencia de dolor en la zona de las trompas. Ocurre que, cuando el ectópico se complica con la rotura de la trompa, se produce una hemorragia interna con intenso dolor y una caída de la presión arterial, que pueden llevar a la paciente al shock y a la muerte. Por consiguiente, es imperioso diagnosticarlo de inmediato y antes que se produzca la rotura de la trompa; el diagnóstico de embarazo ectópico no complicado se realiza cuando los análisis de embarazo dan positivos y no se observa al embrión en el útero por ecografía pese al tiempo de embarazo o en algunas ocasiones es posible observar el embrión dentro de la trompa a través de la ecografía. El diagnostico se confirma con la visualización de la trompa a través de la laparoscopía.

Tratamiento
Ocasionalmente, el embrión localizado en la trompa detiene su desarrollo en forma espontánea y se reabsorbe no necesitando de un tratamiento adicional; pero esto es poco frecuente. Se puede detener el curso del embarazo con la administración de una medicación muy potente llamada metotrexate, que interrumpe el desarrollo del embrión en un 95 por ciento de los casos.

Como en la mayoría de los embarazos ectópicos se realiza una laparoscopía para su diagnóstico, en el mismo acto quirúrgico se procede al tratamiento del mismo. Si la trompa no está muy dañada se extirpa el embrión a través de una pequeña incisión en la misma, que se dejará abierta para que cicatrice sola. En presencia de signos más graves, como un daño severo de la trompa que haga suponer una pérdida de su función reproductiva, cuando existen antecedentes de ectópicos anteriores en la misma localización o cuando la mujer no tiene deseos de futuros embarazos, la trompa se debe extirpar y en todos los casos se deben conservar los ovarios.

El objetivo esencial del tratamiento de los embarazos ectópicos que no presentan complicaciones es preservar al máximo la fertilidad futura. El seguimiento clínico de las mujeres operadas por embarazos ectópicos demuestra que la fertilidad se ve disminuida al tiempo que aumenta el riesgo de volver a tener un embarazo ectópico tanto en la misma trompa si la misma fue conservada como, aunque en menor grado, en la trompa contralateral. Luego de sufrir un ectópico y al cabo de un año de intentar el embarazo, el 64 por ciento de las mujeres lo consigue; y de éstas en el 87 por ciento el embarazo se ubica dentro del útero mientras que el 13 por ciento

Fuente: planetamama.com.ar

http://www.amujer.com/embarazo-y-parto/¿que-es-el-embarazo-ectopico/

EL ATAQUE PROTESTANTE NO PARA

2 May

EL ATAQUE PROTESTANTE NO PARA
LUNES 23 OCTUBRE 2006
by Radio Cristiandad

ESTE ES BENNY HINN UNO DE LOS CHARLATANES QUE DESEMBARCA PRONTO EN NUESTRO PAIS

Las Sectas de la Prosperidad:
El Nuevo Evangelio de la Avaricia
Al final de los años 70′s se consolidó en los Estados Unidos un movimiento de carácter internacional conocido como Movimiento de la Prosperidad o también como Movimiento de la Fe, Palabra de Fe, “Confiésalo y Recíbelo” o Evangelio de Riquezas y Exito. Todos estos nombres se refieren a lo mismo.

Actualmente este movimiento se compone por diferentes ministerios, líderes e iglesias principalmente de corte carismático-pentecostal. Estas organizaciones tienen diferentes nombres y a veces parecen no estar relacionadas unas con otras, sin embargo a nivel mundial están unificadas en varias asociaciones al compartir la misma visión, principios y métodos, aunque pueden diferir en asuntos menores.

Los puntos doctrinales que tienen en común los integrantes del Movimiento de la Prosperidad son básicamente cuatro:

Que Dios promete prosperidad en lo material, riquezas y éxito a todo aquel que se una a su forma particular de interpretar el cristianismo.

Que la forma de adquirir esta prosperidad es por medio de la fe.

O por el uso de métodos como confesar audiblemente ciertos versículos bíblicos, visualizar en la mente cosas materiales que se deseen y orar pidiéndolas a Dios. O también atar y reprender espíritus que se supone impiden que vengan las riquezas.

Un muy particular y redituable principio es la enseñanza de que ofrendando grandes cantidades de dinero a cualquiera de estos grupos, se promete que Dios lo devolverá, en forma sobrenatural, multiplicado.

Estos son los principios que todos los grupos que integran el Movimiento de la Prosperidad tienen en común y como se mencionó anteriormente, pueden diferir en otras enseñanzas pero ésta es su esencia 2.

En el contexto doctrinal anterior los grupos de prosperidad pueden hablar de “aceptar a Jesús”, “convertirse al cristianismo”, “entregarse al Señor” o “Dios te ama y quiere cambiar tu vida”, en un ambiente intensamente emocional, y con predicaciones que apelan a necesidades no suplidas de los asistentes. A pesar de esto, cualquier estudiante serio de la Biblia se puede dar cuenta que la esencia del cristianismo ha sido suplantada por un sistema de materialismo y egoísmo en donde a Dios se le presenta como un escalón para obtener riquezas y éxito, mientras se fomenta y manipula la avaricia de los congregantes para estimularlos a dar dinero a la organización.

Esto quiere decir que el movimiento de la prosperidad, al redefinir el evangelio en sus propios términos, manipula la Biblia y algunos conceptos cristianos para llevar a la gente al paganismo característico de nuestra sociedad consumista. En otras palabras, se trata de una forma cristianizada de materialismo y no de cristianismo legítimo.

¿QUIENES SON Y DE DONDE VIENEN?

Los exponentes más conocidos del Movimiento de la Prosperidad en todo el mundo son los siguientes. En los Estados Unidos Oral Roberts, fundador de la Universidad que lleva su nombre y su hijo Richard quien actualmente es el presidente de la misma. Kenneth Hagin, director del seminario Rhema; Kenneth y Gloria Copeland, Marilyn Hickey y Frederick Price; estos tienen millonarios ministerios como maestros de la fe. Robert Tilton, pastor del Centro Familiar Palabra de Fe en Dallas Texas; Benny Hinn pastor del Centro Cristiano de Orlando, Florida; famoso por sus libros La Unción y Buenos Días Espíritu Santo.

Otros personajes de mucha influencia son Paul Crouch, dueño de la mega-cadena de televisión TBN que posee más de trescientas repetidoras en todo el mundo y un monopolio sobre las comunicaciones religiosas que transmite 24 horas al día en los Estados Unidos; también están Morris Cerrullo, John Osteen, Charles Capps, Jerry Savelle, Jim Baker, Mike Murdock, John Avancini y literalmente miles de pastores y evangelistas de menor rango como el cantante Paulino Bernal en el Valle de Texas.

En el escenario internacional destacan el Dr. Paul Yonggi Cho quién recientemente cambió su nombre a David “por indicación divina”. El dirige la Iglesia del Evangelio Completo en Yodo Island, Corea del Sur y cuenta con una membresía de 800,000 personas. También tenemos a Benson Idahosa en Nigeria con una denominación que reclama tener 6 millones de miembros. Al otro lado del mundo, en Brasil, está Edir Macedo con la Iglesia Universal del Reino de Dios, también conocida en México como Oración Fuerte al Espíritu Santo. Con 3 millones de fieles y presencia en más de 28 países esta enorme agrupación es dueña de 22 estaciones de radio, 16 de televisión y hasta de un partido político en su país de origen.

UN IMPERIO MUNDIAL

Los anteriores personajes comparten además de sus peculiares creencias, el de ser líderes religiosos sumamente influyentes. Son creadores y propagadores de un nuevo concepto llamado las super-iglesias; estas son por lo general congregaciones carismático-pentecostales que se distinguen por contar con grandes auditorios y millares de miembros. Tienen sucursales en todo el mundo, cuentan con contactos políticos e imprentas así como con millones de libros que han sido traducidos a la mayor parte de los idiomas importantes. Poseen programas de radio y televisión que llegan a las masas, estaciones propias y cientos de empleados a su servicio que se dedican a las relaciones públicas, organización y promoción de sus eventos, imagen personal y material didáctico de prosperidad.

Cabe señalar que este impresionante conglomerado de super-iglesias y líderes se ven a sí mismos como una casta especial o élite con los medios económicos, la experiencia y convicción del favor divino para traer una nueva era de cristianismo moderno, basados en lo que llaman principios de fe y prosperidad. Aunque suelen ocultarlo bien, su visión no incluye las formas de expresión clásica del cristianismo histórico como podrían ser las iglesias evangélicas tradicionales a quienes de hecho suelen desprestigiar de manera velada y sistemática al considerarlas en la práctica grupos anacrónicos, pasados de moda y hasta legalistas, carentes de la nueva revelación para estos tiempos.

TENDENCIAS ECUMENICAS

Es importante saber también que un sector considerable de los Profetas de la Prosperidad es de tendencias ecuménicas. En cuanto a buscar la unidad con la Iglesia Católica Romana destaca Benny Hinn, quien en su libro Buenos Días Espíritu Santo relata el privilegio y unción que sintió cuando fue invitado al Vaticano a conocer al Papa Juan Pablo II.

Larry Lea en su libro acerca de la oración promueve animadamente el monasticismo al referirse a sus experiencias espirituales con monjas católicas.

Jim Baker, el otrora famoso tele-evangelista caído en desgracia, a menudo se presentaba en campañas carismáticas en compañía de conocidos sacerdotes y representantes de la Iglesia Católica para compartir el púlpito.

Earl Paulk por su parte, ministro episcopal de controvertidas ideas, ha defendido públicamente al padre Bertolucci cuando ha recibido críticas por adorar a la virgen María en su programa de televisión.

En México se han movido en la dirección ecuménica Víctor Richards y Javier Gómez Rubio que son conocidos por sus nexos con el Padre Gil de la comunidad carismática católica de Monte María.

Asimismo el Dr. Idilio Pardillo de Amistad Cristiana quien al menos en una ocasión ha cedido el púlpito a un Obispo Católico Romano en una conferencia estando en el estado de Baja California.

Por su parte Roger Wolcott del Castillo del Rey ha oficiado bodas mixtas en misas junto con sacerdotes. También está Fernando Sosa quien ha casado católicos con seguidoras de Amistad Cristiana bajo la condición de que reciten la oración de “Acepta a Cristo”.

SANTIFICANDO LA AVARICIA

¿Qué tan aberrantes son realmente las enseñanzas de estos nuevos profetas de la prosperidad? ¿Verdaderamente pervierten el cristianismo y contradicen las doctrinas de Jesús? ¿No serán criticados más bien por su dinámico crecimiento por parte de personas o líderes envidiosos? El que no esté familiarizado con las sectas podrá llegar a su propia conclusión después de leer lo que ellos mismos dicen en sus libros y cassettes. En las frases que vienen a continuación se ha tenido cuidado de respetar el contexto de sus declaraciones para representarlos objetivamente.

“Ser pobre es un pecado”. – Robert Tilton Tele-evangelista Internacional y Pastor del “Word-of-Faith Family Center” en Dallas, Texas.

“Si agradamos a Dios seremos ricos”. Jerry Savelle Maestro y Autor de varios libros sobre prosperidad.

“Dios quiere que sus hijos usen las mejores ropas. Quiere que conduzcan los mejores automóviles y quiere que tengan lo mejor de todo; basta con pedir lo que necesitemos”. “Pocas personas saben hoy que pueden escribir su propia “orden de compra” a Dios.” Kenneth Hagin Maestro y Presidente del Seminario Rhema en Oklahoma. Una de las mayores influencias doctrinales de Amistad Cristiana y Centros Cristianos Calacoaya en México.

“¡Usted tiene derecho a la prosperidad! Jesús trajo y pagó por ella…” “Da $10 y recibirá $1000; da $1000 y recibirá $100.000…cuán grande puede ser una devolución centuplicada”. “Dé una casa y recibirá cien casas, o una casa que valga cien veces la que dio. Dé un avión y recibirá cien veces el valor del avión. Dé un carro y la devolución será todos los carros que va a usar durante su vida. En resumen, que Marcos 10:30 es un tremendo negocio”. Gloria Copeland Conferencista y Autora de fama internacional.

“Si la mafia se mueve en un “Lincoln Continental”, ¿por qué no el muchacho preferido del Rey?”. “Usted puede hablar de mí todo lo que usted quiera mientras yo manejo mi “Rolls Royce” el cual está completamente pagado y con el recibo que así lo acredita. Diga lo que le dé la gana, bocón, lo que le dé la gana. No me molesta en lo más mínimo”. Frederick C. Price Uno de los máximos exponentes del evangelio de la fe y prosperidad. Cientos de miles lo siguen.

“Estas predicciones (promete Roberts), les ayudarán a ustedes a evitar TERRIBLES NUEVAS ENFERMEDADES y a tomar ventaja de las devoluciones centuplicadas …recibiendo MILAGROS DE PROSPERIDAD” – Oral Roberts Considerado uno de los Fundadores del Movimiento.

“Puedo mandarle a Dios que cambie los billetes de un dólar por billetes de 20″.A.A. Allen El famoso precursor de los modernos profetas del éxito. Ahora extinto, tuvo su auge en los Estados Unidos hace décadas.

“Toma el pedazo de tela, agárralo con tu mano derecha y ora para que fluya el PODER para crear riqueza”. Completa la forma “Power To Create Wealth” (Poder para crear riqueza). Envíame la mayor cantidad de dinero que puedas, “siembra lo mejor de tus semillas”. Robert Tilton Instruyendo a sus discípulos para que intercambien su fe por riquezas.

Ley de la Incubación Espiritual de Paul (David) Yonggi Cho: a) Primero hacerse una meta bien clara. b) Dibujar (imaginándose) un cuadro mental que sea vívido y gráfico. c) Visualizar el éxito. d) Incubar esa meta en el alma hasta su realización. e) Traerla a la existencia mediante el poder creativo de la palabra hablada. Dr. Cho Líder de la iglesia más grande del mundo en Corea del Sur. Sus libros han sido un éxito en México.

“Quizás alguien que esté mirando a este ministerio en T.V., haya prometido o una fuerte suma (de dinero) a Dios…pero en efecto no la pagó. Usted está tan cerca de mentirle al Espíritu Santo, que dentro de unos días habrá de morir, a menos que pague el precio que con Dios haya establecido. Espero que todo el mundo esté captando el mensaje…el profeta ha hablado”. Oral Roberts Intimidando a su audiencia para que le envíen dinero.

“Tú no tienes un dios en ti, tú eres uno…” Kenneth Copeland. Otro de los grandes dentro del Movimiento de la Prosperidad en todo el mundo. Favorito de Amistad Cristiana quien ha difundido sus enseñanzas.

“Usted no está mirando a Morris Cerrullo -usted está mirando a Dios.” Morris Cerrullo Evangelista influyente en todo el mundo. Muy conocido en México.

“Satanás conquistó a Jesús en la cruz”. Kenneth Copeland

SEMBRANDO EL ERROR EN LOS LATINOS

Las declaraciones anteriores son sólo una pequeña muestra de las enseñanzas de los profetas de la prosperidad más famosos del mundo. A continuación algunos de los más influyentes en México y en el ámbito latino.

“Cuando yo recibí el Espíritu Santo…recibí poder… ¿sabían ustedes que el poder de Dios es para hacer dinero?” Javier Gómez Rubio Pastor-Director de Amistad Cristiana en Guadalajara, Jalisco.

“La prosperidad (económica) es señal de perfección. Es caminar en justicia…es valorar el sacrificio del Hijo de Dios”. Dr. Carlos Gordillo Apóstol de la Red Ministerial Timoteo en México.

“Lo que usted confiesa tiene poder. Si usted confiesa que es pobre, usted se va a morir pobre. Mas si usted confiesa lo que su corazón cree, usted es un cristiano prosperado. Su confesión va a hacer que se empiece a soltar la prosperidad en el cielo y que usted empiece a vivir en prosperidad”. Ricardo DiRocco Maestro Latino del Evangelio de la Prosperidad.

“El dinero no es otra cosa sino vida espiritual”. Rev. Rodolfo Font Pastor de la iglesia más grande de Puerto Rico.

“El mundo verá al pueblo de Dios y dirá yo quiero ser como ellos; han aprendido el secreto de la prosperidad”.Víctor Richards Pastor de Vino Nuevo en Cd. Juárez Chihuahua.

“El arma secreta de la iglesia es el dinero”. José Berenguer Director de Amistad Cristiana de Chihuahua.

“Para que usted reciba la bendición de la abundancia debe CREER que la voluntad de Dios es prosperarle”. “Le podríamos llamar a esto “semilla de fe”. Cuando el campesino siembra una semilla de maíz, él sabe que en unas semanas o en unos meses va a tener una cosecha de maíz. No es malo esperar la cosecha, ¿verdad? Tampoco es malo esperar una “cosecha” de dinero cuando uno siembra dinero. En realidad es una tontería no esperarla, es falta de fe, es incredulidad…” Víctor Richards En su manual instructivo para obtener riquezas por medio de la fe, antes que viniera la crisis económica en México.

“¿Murió Jesús por nuestra prosperidad? Sí.” John Osteen Uno de los padres espirituales de Castillo del Rey en Monterrey. Tiene una iglesia enorme en el vecino Estado de Texas

“Confiesa que estás perfectamente sano mientras que la enfermedad está en pleno camino dentro de tu cuerpo”. E.W. Kenyon Conocido profesor que mezclaba la metafísica con el cristianismo. Amistad Cristiana ha basado gran parte de sus enseñanzas en él y promueve sus libros.

“El Espíritu Santo nos hace comprender que el dinero usado en la obra de Dios es como > de la iglesia”. Obispo Edir Macedo Fundador de la secta brasileña Oración Fuerte o Iglesia Universal del Reino de Dios. Tiene 3 millones de miembros.

“ATENCION: El Obispo principal y el Obispo de México estarán juntos orando por la… prosperidad económica. Se les comunica a todos los fieles que los santos obispos estarán bendiciendo el aceite de Jerusalén para la prosperidad de todos”. Oración Fuerte al Espíritu Santo Anuncio en un periódico del Distrito Federal.

“POR MI FE LOGRE ESTOS CAMBIOS EN MI VIDA Mi nombre es ENRIQUE FERNANDEZ

. Yo tenía muchos problemas económicos y por consecuencia muchas deudas, también problemas con mi familia y en mi cuerpo había muchas molestias. Empecé a asistir a la ORACION FUERTE AL ESPIRITU SANTO y mi economía empezó a cambiar y hoy tengo paz con mi familia y todas las molestias se me han quitado, gracias a Dios y a la ORACION FUERTE.” Oración Fuerte al Espíritu Santo Texto promocional del ambicioso grupo que también se hace llamar Iglesia Universal del Reino de Dios.

A LA CONQUISTA DE MEXICO

¿Te sorprenden las enseñanzas anteriores? Ahora veamos quienes son los principales propagadores en México y Latinoamérica. A continuación una descripción general de los líderes y agrupaciones que conforman en México el Movimiento de la Prosperidad.

Amistad Cristiana con miles de miembros y decenas de sucursales en todo el país. Sus líderes son múltiples. Víctor Richards y su iglesia Vino Nuevo de Cd. Juárez, Chihuahua. La Casa del Alfarero en la Cd. de México dirigida anteriormente por Ernesto Cari, protegido de Morris Cerrullo.

El Centro Cristiano Calacoaya en el Estado de México con un auditorio en proyecto para 12,000 personas e impresionantes instalaciones. Es dirigido por el pastor Gonzalo Vega.

La Oración Fuerte al Espíritu Santo, también conocida como Iglesia Universal del Reino de Dios. Acostumbra sacar desplegados en los periódicos y renta cines para sus reuniones; está en las principales ciudades del país y ya comienza con programas de radio y televisión. En el Norte está el Castillo del Rey de Monterrey, especialmente la congregación del área Valles con el pastor Alfredo Ferrara al frente. Sus dominios se extienden aun por Veracruz y hasta su filial de la Huasteca Potosína llamada Casa de Fe. En esta zona está también Verbo de Vida, y otras pequeñas agrupaciones relacionadas con Jim Carner, auto-nombrado apóstol discípulo de Robert Tilton de Dallas, Texas. En la frontera con Estados Unidos opera el tristemente célebre “reverendo” Galván así como el cantante Paulino Bernal con un poderoso imperio que incluye programas radiofónicos y miles de dólares en ofrendas. En Jalisco e Hidalgo están dos muy particulares versiones de Amistad Cristiana, la de Pachuca se disfraza bajo el nombre de Viento Recio. En esta misma ciudad opera el Centro Cristiano Vino Nuevo de Armando Chávez, spot favorito de profetas de la prosperidad, como Alejandro Carreón, quien gusta de solicitar hasta automóviles como donativos para su causa.

En el Distrito Federal opera el Dr. Gordillo y su red apostólica que tiene influencia en muchas iglesias pequeñas de provincia. San Luis Potosí es sede del grupo Arco Iris y de Vida Nueva ambos con enfoque a gente de clase media. Este último lo dirige Juan José Herrera. Nahum Rosario, por su parte, encabeza el movimiento denominado Ministerios Mundiales Maranatha; aunque de nacionalidad americana, opera desde hace años en México; tiene su matriz en Chicago. En Guadalajara, ha florecido Amistad Cristiana con Javier Gómez Rubio y Comunidad Cristiana Sión del pastor Paco Rodríguez, ambas cuentan con cientos de integrantes. León, Guanajuato, ha visto nacer a Trigo y Miel y Alcance León; dos congregaciones que aunque venidas a menos, ejercieron alguna influencia en su momento. Por su parte Aguascalientes es dominio de Casa de Oración-Palabra de Fe que toma su nombre en honor a la doctrina americana de Tilton y Hagin. Volviendo a la capital del país, por el rumbo de Azcapotzalco está el Centro Cristiano Peniel, antes de orientación evangélica. Recientemente ha tenido un crecimiento notable. El nombre Peniel es usado también por un extraño grupo con sede en la ciudad de Querétaro. Lo dirige un argentino que promueve las experiencias metafísicas: Juan Carlos Manzewitch.

Una mención aparte merecen los Centros de Fe, Esperanza y Amor que se extienden desde Monterrey hasta Oaxaca y por toda la República. Poseen grandes galerones con capacidad para miles de personas y tienen enfoque a las clases populares. Mar de Krystal, iglesia hermana del Centro Cristiano Calacoaya es la siguiente en la lista. Tiene sus dominios en Cancún, Quintana Roo en donde floreció hace varios años. Su pastor Hugo Ortiz es un hábil promotor de la doctrina de la prosperidad.

Los anteriores líderes e iglesias son los principales exponentes del Movimiento de la Prosperidad en México. Quedan sin mencionar cientos y cientos de menor relevancia que están distribuidos por todo el país tanto en ciudades como en pequeños poblados.

Por lo menos dos grandes denominaciones protestantes podrían ser pronto añadidas a esta lista si continúan su tendencia actual: La Iglesia Interdenominacional y la Iglesia Apostólica de la Fe en Jesucristo. Lo mismo sucedería con el sector Católico Romano conocido como Carismático. Monte María, una importante y numerosa comunidad en el Estado de México dirigida por el Padre Gil, ya ha dado el salto en esa dirección al asociarse con Víctor Richards, pastor de Vino Nuevo.

“TESTIGOS”, “MORMONES”… AÑADA A SU LISTA UNA SECTA MÁS: MOVIMIENTO DE LA PROSPERIDAD.

Las novedosas doctrinas y las prácticas manipulatorias del Movimiento de la Prosperidad ha provocado en los Estados Unidos que reconocidos teólogos y círculos académicos enteros los denuncien como una secta o algo mucho peor. Hank Hanegraaff, presidente del Instituto Cristiano de Investigaciones con sede en California, ha publicado un detallado libro al respecto. La trayectoria de la reconocida organización que él dirige le ha ganado el respeto de la comunidad religiosa de su país como un centro de análisis serio que antes de denunciar públicamente a una agrupación, primero investiga por años las pruebas a favor y en contra. En su libro Cristianismo en Crisis, ganador de un premio literario, califica así al Movimiento de la Prosperidad:

“Multitudes están siendo engañadas por un evangelio de avaricia y están enarbolando evidentes doctrinas de sectas metafísicas. Convencidos de que lo que oyen es la cosa real, de hecho están siendo llevados a nada más que a una barata falsificación. Las verdades eternas de la palabra de Dios están siendo pervertidas, convirtiéndolas en una mitología perversa (…) El movimiento de la fe es tanto parte de las sectas, como lo son las enseñanzas de los Mormones, los Testigos de Jehová y la Ciencia Cristiana”. (págs. 10 y 15).

John Ankenberg, especialista en religiones, es respetado por su carrera dentro de la apologética y tiene una licenciatura en Historia del Cristianismo. En el libro Enseñanzas Falsas en la Iglesia, cataloga las doctrinas de la prosperidad como enseñanzas pervertidas de origen pagano, y anima a los que se han unido a estos grupos a que se alejen del error y se conviertan al cristianismo.

En La Agonía del Engaño un grupo renombrado de académicos de distintas denominaciones advierte contra los peligros de involucrarse con estos nuevos profetas. Los Doctores Walter Martín, C. Everett Koop con R. C. Sproul y otros más, detallan en esta obra las tácticas fraudulentas que los nuevos grupos de la fe comercializada llevan a cabo en Estados Unidos. Estos comentarios que leemos a continuación bien pueden resumirnos su opinión acerca de ellos:

“…sus enseñanzas heréticas, su falta de realidad espiritual, el desvergonzado culto de personalidad que se prodigan, y la fingida actuación que hacen para recoger donativos.”

“Asusta el ver cuantos que profesan ser… creyentes han caído presa de falsos evangelios y se han apartado de la Palabra de Dios para seguir a las fábulas.”

http://www.sectas.org/Articulos/movimiento/prosperidad.htm
Exclusivamente para Radio Cristiandad.
Servicio de Investigaciones – Militia in Veritate