Archivo | 8:28 PM

Sembramos… cosechamos…

28 May

Sembramos… cosechamos…

La Biblia nos enseña muy claramente que no podemos escapar de las consecuencias de nuestras acciones y decisiones.

En Abdías 15-16 leemos:

  • “Porque cercano está el día de Jehová sobre todas las naciones; como tú hiciste se hará contigo; tu recompensa volverá sobre tu cabeza. De la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, beberán continuamente todas las naciones; beberán y engullirán, y serán como si no hubieran sido”
  • Esto se refiere especialmente a aquellos que no hacen bien las cosas con respecto a Dios y sus enseñanzas…
  • “No os engañéis, Dios no puede ser burlado; pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” (Gálatas 6:7)

Desde la primera mala decisión de Adán y Eva, en el libro de Génesis, hacia delante, siempre vemos las consecuencias de nuestros actos:

  • “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Romanos 5:12)
  • “Porque sembraron viento, y torbellino segarán…” (Oseas 8:7)

Y aunque tengamos el perdón de Dios, no podremos sustraernos a los resultados de lo que somos…

  • “Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago… Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros… Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado” (Romanos 7:18-25)

Sin embargo, estando en Cristo podemos sembrar buenas cosas y esperar cosechar abundantes…

  • “… el que siembra escasamente, también segará escasamente, y el que siembra generosamente, generosamente también segará” (2 Corintios 9:6)

En Proverbios 11:18 leemos:

“El impío hace obra falsa; mas que siembra justicia tendrá galardón firme”
¿Cómo podemos sembrar justicia?… Teniendo vidas fructíferas para el Señor…

  • “Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del espíritu es en toda bondad, justicia y verdad” (Efesios 5:8-9)
  • “llenos de frutos de justicia, que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios” (Filipenses 1:11)
  • “Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz” (Santiago 3:18)

Thomas Carlyle dijo:

“Si se siembra la semilla con fe y se cuida con perseverancia, sólo será cuestión de tiempo recoger sus frutos”

Recordemos: Vivamos de tal forma que nuestras cosechas nos enriquezcan a nosotros y a quienes nos rodean…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios

Un arzobispo italiano acusado de corrupción inaugura una estatua de él mismo y crece la polémica

28 May

El prelado está acusado de altos cargos de corrupción. La estatua, de cuatro metros, fue inaugurada ante sacerdotes y el alcalde, Salerno Vincenzo de Luca, quienes no sabían nada de lo que le esperaba en el acto

La mayoría de los sacerdotes convocados al tradicional retiro espiritual de Pontecagnano Faiano, en el sur de Italia, no sabía que iba a asistir a la inauguración de una estatua. Perosu sorpresa fue aún mayor cuando se develó la escultura de mármol, ya que descubrieron que era una obra dedicada a su arzobispo, Gerardo Pierro, el mismo que invitó a los presentes para que acudieran al acto el martes pasado.

El mitrado de Salerno, a punto de dejar oficialmente su cargo, quiso demostrar con esa autocelebración su compromiso con el seminario metropolitano Juan Pablo II.

La estatua es un regalo de algunos sacerdotes que parecen venerar la figura del arzobispo, que autorizó la instalación de la escultura. En la placa de la obra se lee un mensaje de “gran gratitud” hacia el arzobispo con ocasión de su 75º cumpleaños.

Hace dos años, Pierro empezó a tener serios problemas con la Justicia italiana, informa Corriere della Sera.

El arzobispo fue acusado de estafar al Estado y de construir ilegalmente el hotel Angellara Home tras haber recibido 2,5 millones de euros de la región Campania para reformar un edificio y convertirlo en un centro de vacaciones para asociaciones religiosas y niños desfavorecidos. La Justicia sigue investigando.

Secularismo musulmán

28 May

Secularismo musulmán

EL PAÍS / RAMIN JAHANBEGLOO

Hace muchos siglos, Tertuliano, un prolífico y polémico autor del cristianismo primigenio, se hizo las siguientes preguntas: “¿Qué tiene que ver Atenas con Jerusalén? ¿Qué tienen que ver los herejes con los cristianos?”. Tertuliano, conocido principalmente por haber establecido un contraste metafórico entre Atenas, patria del paganismo griego, y Jerusalén, escenario capital de la revelación divina, estaba convencido de que la fe cristiana y la sabiduría humana eran polos opuestos.

Hoy en día, en Occidente y en el mundo musulmán, muchos se hacen la misma pregunta: “¿Qué tiene que ver el islam con el secularismo?”. Secularistas dogmáticos de todo el mundo siguen creyendo que el islam supone una amenaza para el pluralismo y el laicismo, mientras que los musulmanes integristas proclaman que el secularismo es un peligro para la identidad islámica.

Ambos bandos son muy proclives a conservar la profunda divisoria entre “nosotros” y “ellos”, sin ir más allá de los ilusorios límites existentes entre lo religioso y lo laico. También deberíamos reconocer que en el mundo no todas las manifestaciones violentas son atribuibles a la religión o al laicismo, y que tampoco una sola religión o Estado laico son culpables de la violencia. Prácticamente no hay religión en el mundo que en algún momento no se haya visto llamada a justificar la violencia. Con todo, la violencia religiosa se ha convertido en un enorme obstáculo para la solidaridad humana y para un diálogo sin prejuicios entre secularistas y religiosos.

No hace falta decir que, cuando se trata de utilizar las creencias y prácticas religiosas para definir la filiación política, existen grandes diferencias entre los que parten de la necesidad de dar ejemplo mediante el reformismo y los que imponen una religión por las armas. Es cierto que nada hay inherentemente pluralista o democrático en la religión, que no depende, en este sentido, del contenido de la fe, sino de cómo la interpretan los creyentes dentro de una comunidad de valores. Lo principal es que hoy en día existe en el mundo una tensión entre la reglamentación en materia de derechos humanos y los principios de las comunidades religiosas, patente en lo que podríamos denominar dialéctica de las convicciones. Dicho de otro modo, lo que es bueno, verdadero y justo en un marco religioso, no se corresponde necesariamente con las políticas de protección de los derechos humanos. En consecuencia, ¿cómo vamos a conciliar el reconocimiento de la religión como parte integrante del espacio público con el mantenimiento del principio universalista de que todos los seres humanos son iguales? Si partimos de que el respeto debido a la dignidad de todas las personas se manifiesta políticamente gracias a los derechos hu-manos, en tanto normas de obligado cumplimiento a las que todo el mundo tiene derecho, entonces, ¿qué papel tiene la religión?

Es cierto que, en teoría, las tradiciones religiosas participan de la idea de dignidad humana, pero, en la práctica, es evidente que las comunidades religiosas no siempre han sido partidarias de la democracia y los derechos humanos. Debemos abordar dos cuestiones, una relativa a la religión, la otra al secularismo.

En primer lugar, creo que tenemos que distinguir entre dos concepciones de lo que es el secularismo: la ideológica y la política; pero también entre dos visiones de la religión como fe y como ideología. Hoy en día, cuando hablamos de secularismo, en general nos referimos al mecanismo institucional que sirve para salvaguardar la libertad religiosa en tanto que derecho humano. Por otra parte, el hecho de que algunos integrantes de las culturas islámica, cristiana o hindú hayan optado por convertir sus religiones en ideologías no debe inducirnos a considerar ideologías esos credos. La gran mayoría de los creyentes del mundo, en tanto que tales creyentes, ve en su religión un credo, no una ideología. Por ejemplo, para muchos musulmanes, ciertos elementos de la tradición jurídica islámica sirven para orientar la devoción personal, no como programa de acción política. En consecuencia, debería ser posible que personas de diversas perspectivas religiosas pudieran conciliar los derechos humanos universales con sus prácticas y credos.

No obstante, la tensión entre lo laico y lo religioso tiene que ver principalmente con la dialéctica de la ciudadanía, es decir, con una tensión creativa entre el compromiso religioso y la moral laica. Mientras definamos la democracia como punto medio entre lo religioso y lo laico, dicha tensión continuará determinando nuestras políticas nacionales e internacionales en el futuro. En ese sentido, debería considerarse que cualquier intento de ver en los valores democráticos algo ajeno a la esencia espiritual es tan simplista como pernicioso para la pretensión de alcanzar un equilibrio entre religión y secularismo. Como idea, una sociedad completamente secularizada carece de sentido, porque cualquier sociedad de esa índole hereda valores, disposiciones y orientaciones propias de una tradición y un pasado espirituales.

Se debería considerar que el posislamismo nace más de una experiencia islámica en proceso continuo que de las exigencias del laicismo. Es un espacio dialógico en el que las sensibilidades piadosas de las sociedades musulmanas pueden incorporar un espíritu democrático. El fenómeno del posislamismo constituye una empresa destinada a fundir derechos laicos y creencias religiosas en algunas partes del mundo islámico. Es cierto que la aparición del posislamismo no supone necesariamente el fin del islamismo político, pero sí el nacimiento de una interpretación islámica del laicismo político que adopta los principios de los derechos humanos y el sistema democrático.

Dicho de otro modo, el mundo musulmán está a punto de abrazar una versión del secularismo político acorde con su personalidad islámica. Esa perspectiva se diferenciaría enormemente del modelo francés, hostil a la religión, que ha imperado en todo Oriente Próximo y que en parte ha sido responsable del nacimiento de las autocracias modernas y de la ideologización de la religión en esa zona.

La reformulación del espacio secular por parte del posislamismo es algo que conlleva la participación de la sociedad civil, incorporando al mismo tiempo la variable espiritual a la construcción y desarrollo del cuerpo político. Pero también supone que los musulmanes de todo el mundo puedan reflexionar sobre el desafío de la democracia, superando el choque entre religión y secularismo. Esa reformulación es especialmente necesaria en el contexto del diálogo intercultural relativo a la memoria espiritual que determina las actitudes sociales y políticas de nuestro mundo contemporáneo. Además, si tenemos en cuenta el papel que en el mundo musulmán tienen los valores religiosos como determinantes de las normas políticas, para dar la vuelta a los valores subyacentes en el islam político, tratar de conciliar el islam con los valores seculares sería una iniciativa crucial y valiente.

Por otra parte, en este proceso, las medidas pragmáticas atenuarían las perspectivas ideológicas. Como señaló Jawaharlal Nehru en una ocasión: “La paz duradera sólo puede llegar a las personas pacíficas”. En el mundo islámico, la paz duradera sólo podrá llegar cuando los musulmanes secularizados pacíficos y los musulmanes religiosos pacíficos se escuchen mutuamente y abandonen su diálogo de sordos.

Un nuevo dolor de cabeza para el Papa

28 May

Un nuevo dolor de cabeza para el Papa

EL MUNDO

«Papa Benedicto XVI: quien escribe esto es un grupo de mujeres, de todas partes de Italia, que han vivido o todavía viven una relación con un cura o un religioso. Estamos acostumbradas a vivir en el anonimato esos pocos momentos que el sacerdote consigue dedicarnos y vivimos diariamente las dudas, los temores y las inseguridades de nuestros hombres, supliendo sus carencias afectivas y sufriendo las consecuencia de la obligación del celibato».

Así comienza la carta abierta que cerca de 40 mujeres italianas que han mantenido o mantienen relaciones sentimentales con sacerdotes han enviado al Pontífice, pidiéndole la abolición del celibato.

La mayoría de las firmantes son miembros de una asociación on line que agrupa a medio centenar de mujeres enredadas en amoríos con curas. El pasado 12 de marzo, cuando en medio del escándalo por los abusos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes Benedicto XVI salió públicamente defendiendo «el valor sagrado del celibato», muchas de ellas se indignaron. Y tomaron la decisión sin precedentes de escribir una misiva al Papa explicándole, de primera mano, lo terrible que para algunos curas resulta el no poder vivir abiertamente su relación de amor.

«El sacerdote, como cualquier ser humano, tiene necesidad de vivir con sus semejantes, de experimentar sentimientos, de amar y ser amado», escriben las mujeres en la carta, publicada el pasado 28 de marzo en la página de Il Dialogo, un periódico on line de inspiración cristiana, y que ahora está dando la vuelta al mundo tras hacerse eco de ella el pasado miércoles un reportaje de la publicación http://www.globalpost.com

Las mujeres revelan al Pontífice que con frecuencia sus parejas aseguran que necesitan de ellas para seguir siendo curas. «¡No se asombre, Santidad! Para lograr ser testigos efectivos de la necesidad del amor, tienen necesidad de personificarlo y vivirlo plenamente, de la forma en que la naturaleza lo exige. ¿O es que la naturaleza está enferma?», se preguntan las firmantes.

Entre las signatarias de la carta se encuentra por ejemplo Antonella Carisio, una mujer de 41 años que durante dos y medio mantuvo relaciones con Edecir Calagari, un cura brasileño. Lo suyo acabó cuando otro religioso descubrió la relación y Carisio fue trasladado a Roma. «Estas historias nunca tienen un final feliz», asegura en declaraciones al Global Post Stefania Salomone, una directiva romana de 42 años que mantuvo una relación afectiva con un cura que nunca llegó a pasar de los abrazos.

Lo cierto es que cada vez son más las voces dentro de la Iglesia que piden que se debata la obligatoriedad del celibato para los sacerdotes, establecida por el Concilio de Elvira en el año 306. El último ha sido el arzobispo de Viena, el cardenal Christoph Schoenborn, ex alumno de Joseph Ratzinger y considerado muy próximo al Papa. Anteriormente el obispo de la diócesis austriaca de Burgenland, Paul Iby, ya declaró que la abolición del celibato obligatorio sería «algo positivo».

DEVOCIONAL – CREANDO UNA ATMOSFERA DE BENDICION

28 May

DEVOCIONAL – CREANDO UNA ATMOSFERA DE BENDICION
Publicado porcalithos on Mayo 28th, 2010
“Visita a nuestros amigos de DevocionalDiario.org”
DEVOCIONA DIARIO – Creando Una Atmósfera de Bendición
Pasaje clave: Colosenses 4:6.

El conflicto en la pareja o en el matrimonio es normal porque es parte de la vida. No es ni positivo ni negativo, depende de cómo lo tome cada uno.

Por lo tanto, para enriquecer a mi familia tengo que aprender a cuidar mi atmósfera.

Cuidar la atmósfera es:

Nunca agredir, descalificar o rebajar a tu cónyuge.
Nunca gritar.
No hablar de noche sobre los problemas y las dificultades.
No hablar cuando el otro, o uno mismo, está enojado.
No involucrar a nadie en tu conflicto, a menos que sea un consejero de Dios para ayudarte.
En una discusión, o conflicto de cualquier tipo, lo más importante es aprender a cuidar la atmósfera. Puedes tener razón, pero si no cuidas la atmósfera pierdes.

No solamente tengo que decir lo correcto, sino cuidar cómo lo digo. Lo más importante de lo que le vayas a plantear a tu cónyuge es cómo se lo vas a decir.

1. Cuidar la atmósfera es tratar de entender al otro.

Cuando hay una discusión o nadie tiene la razón o ambos tenemos razón, porque cada uno ve las cosas desde un lugar diferente. La única verdad es la de la Palabra de Dios.

En el matrimonio no hay un fracasado y uno que no fracasó. En una pareja la cosa es de a dos: o ganan los dos o pierden los dos.

La clave está en entendernos, no en buscar ganar. Necesitamos hacernos entender y cuidar la atmósfera.

Si busco ganar nunca voy a poder resolver ningún conflicto.

2. Cuidar la atmósfera es buscar soluciones.

No esperes que tu pareja adivine lo que te pasa: habla, dilo.

Pero cuando hagas el planteo de lo que te molesta de tus hijos, o de tu pareja, antes piensa soluciones. Porque Dios te dio una mente creativa y dice que todo te saldrá bien. Y eso no quiere decir que no vas a tener problemas, sino que los vas a resolver.

Todos los problemas se pueden resolver porque la Biblia dice que al que cree todo le es posible. Es posible tener un hogar bendecido, ungido, lleno de amor, de poder y de la presencia de Dios.

Yo decido la atmósfera que habrá a mi alrededor.

3. Cuidar la atmósfera es cultivar el humor sano.

Estamos hablando de humor, no de burla. El humor activa la amistad con tu pareja. El humor afloja, une y entretiene.

4. Para enriquecer a mi familia necesito activar la creatividad.

Lo opuesto de la creatividad es el aburrimiento. Aburrimiento es disgusto, desgano, apatía, tedio, bostezo, cansancio, etc. Es la falta de lo nuevo.

Pero Dios es Creador (Gn.1), y vos y yo tenemos su mismo espíritu. Podemos ser creativos, podemos crear cosas nuevas de la nada.

Tenemos la habilidad dada por Dios de producir y reproducirnos como Dios.

Si estás unido al poder creativo de Dios vas a tener 100 soluciones distintas para tu problema porque la Biblia dice que para el que cree todo es posible.

Tu matrimonio puede crecer, solo hace falta un poco de creatividad. Tenemos que decidir ser creativos y hacer cosas nuevas.

Si siempre haces lo mismo siempre vas a tener los mismos resultados. Decídete a cambiar.

Por Bernardo Stamateas

Escrito para : http://www.DevocionalDiario.org

Entradas relacionadas

Devocional – ¿Qué es la Adoración?

28 May

verdadera-adoracion-como-adorar-a-DiosDevocional – ¿Qué es la Adoración?

Pasaje clave: Juan 4:23-24.

1. Lo que no es la adoración.

A. No es “sólo es música y canciones”. Todas las partes de la reunión son un acto de adoración: la oración, la lectura de la Biblia, el canto, el silencio, la predicación, las ofrendas, la Santa Cena, etc.

B. No es un “estilo de música”: si la canción es movida se la llama “alabanza”, si es lenta se la llama “adoración”. Esto también es un error.

La adoración no tiene nada que ver con el estilo, el volumen o el ritmo de una canción. Con cualquier estilo o ritmo podemos adorar a Dios, porque no existe un estilo “bíblico” de adoración. El secreto es hacerlo “en espíritu y en verdad”.

C. No es “cerrar los ojos o levantar las manos”.

D. No es el momento “aburrido de la reunión”.

E. No es un relleno hasta que todos llegan.

F. No es repetir palabras mecánicamente.

G. No es exclusiva del ministerio de alabanza.

H. La adoración no es el “ritual del domingo” (Isaías 29:13), es pasión y compromiso por y con Dios.

2. La adoración no es para nuestro propio beneficio.

“Hoy me gusto mucho la adoración”.

“Hoy la adoración fue muy lenta y aburrida”.

“Me encanta la alabanza. Qué bien dirige el director y cómo tocan los músicos”.

“La gente se duerme en la adoración”.

“Hoy no recibí nada en la adoración”.

“Le faltó vida. Hoy sentí que le faltó vida. Estuvo medio aplastado”.

“¡Cuándo va a terminar! ¡Cuándo va a terminar! ¡Me quiero ir a mi casa!”.

Todos estos conceptos están equivocados, son un error. ¡La adoración no es para ninguno de nosotros, la adoración es para Dios! ¡Es para complacerlo y agradarlo a Él! No nos cantamos ni nos adoramos a nosotros mismos, todo es para Él.

3. Qué es la adoración.

Es una expresión de amor al Señor (Mt.22:37).

Es tener hambre por la presencia de Dios. (Sal.84:1-2, 416:11).

Es un estilo de vida.

¿Eres un adorador?

Por Edgardo Tosoni

Escrito para : www.DevocionalDiario.org

DAVID SE FORTALECIÓ EN EL SEÑOR

28 May

David Wilkerson Today

FRIDAY, MAY 28, 2010

DAVID SE FORTALECIÓ EN EL SEÑOR

Estas son palabras con las que estamos familiarizados: “David se angustió mucho” (1 Samuel 30:6). Él había retornado de Gad, donde el rey Aquis le había dicho, “Sé que has sido bueno ante mis ojos, como un ángel de Dios” (29:9). Con esas alabanzas resonando en sus oídos, David y sus hombres retornaron a Siclag, ansiosos de reunirse con sus esposas e hijos. Sin embargo,
encontraron que la ciudad había sido quemada, sus casas destruidas, y sus hijos y esposas llevados prisioneros. Los Amalecitas habían invadido mientras ellos estaban en Afec y habían tomado cautivo todo lo que era precioso para David y sus hombres.

¡Qué horrible día de infamia en la vida de este hombre ungido de Dios!
“Entonces David y la gente que lo acompañaba lloraron a voz en cuello, hasta que le faltaron las fuerzas para llorar” (1 Samuel 30:4).

Sus hombres se levantaron contra él porque el alma de todo el pueblo estaba llena de amargura, y hablaban de apedrear a David. David mismo estaba angustiado en sobremanera, y ya no tenía lágrimas para llorar. “David se angustió mucho” (v. 6). Habían llegado todos al final de su aguante, y toda esperanza se había desvanecido y sólo había pena y desesperación.

¿Qué hace un hijo de Dios cuando se descorazona en gran manera y se siente inútil, como un fracaso completo, abandonado por Dios y rechazado por aquellos que antes lo apreciaban? Créalo o no, Dios estaba en esta aparente tragedia.
Dios tenía una bendición increíble más adelante, pero David tenía que lanzarse completamente a las manos de Dios. Esta era una situación que ninguna cantidad de recursos humanos podía resolver.

“Pero David halló fortaleza en Jehová su Dios” (v.6).

David aprendió a pararse solo, dependiendo sólo de Dios y encontrando todo lo que necesitaba a través de una comunión personal y un afecto por el Señor.
Qué cuadro victorioso – David parado en medio de las ruinas de su vida, regocijándose en la fidelidad de Dios y fortaleciéndose en la presencia del Señor. Él llegó a ver que todo lo que en realidad cuenta cuando enfrentamos muerte y desesperación, es un conocimiento personal de Dios.

Una vez que la lección fue aprendida, Dios abrió los cielos y le habló a David claramente. Las direcciones vinieron claras y fuertes. David preguntó y Dios respondió “de cierto librarás a los cautivos” (1 Samuel 30:8). No se perdió nada – David recuperó todo.

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/8662