Archivo | 10:43 PM

Ser mensajero que anuncia la Buena Nueva

14 Dic

Ser mensajero que anuncia la Buena Nueva

Fuente: Catholic.net
Autor: P. Cipriano Sánchez LC

“[…] ¿cómo van a invocar al Señor, si no creen en él? ¿Y cómo van a creer en él, si no han oído hablar de él? ¿Y cómo van a oír hablar de él, si no hay nadie que se los anuncie?”. Estas preguntas, que San Pablo se hace en la carta a los Romanos, creo que tienen un especial significado en este tiempo de Adviento en el que estamos preparando la venida del Señor.

Vivimos en un mundo en el que muchas veces los valores cristianos no son comprendidos; y cuanto menos se comprenden, menos son apreciados. Y, cuántas veces, comprendidos y apreciados, no son seguidos, no son vividos. Tristemente, tenemos que confesar que la cultura que nos rodea influye mucho, que las situaciones en las que nos encontramos tienen un gran peso en el corazón. Y en cuántas ocasiones estas situaciones nos llevan a tomar decisiones, opciones, formas de pensar y modos de vivir que, en el fondo, arrancan a Cristo de nuestra existencia.

Una vocación a la vida cristiana no se puede dar sola, necesita los medios humanos para darse. Dios ha querido llegar a los hombres a través de otros hombres. San Pablo, en la carta a los romanos, citando la Escritura, dirá: “¡Qué hermoso es ver correr sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la Buena Nueva!”.

Yo les invito a que en este Adviento llenen su alma de Cristo, colmen su corazón de una generosidad inmensa para seguir al Señor, para que cada uno de nosotros pueda ser mensajero de la Buena Nueva para la propia vida, mensajero de la Buena Nueva para la propia pareja, mensajero de la Buena Nueva para la propia familia y para la sociedad, porque entonces, Jesucristo no se queda atrás en generosidad para dar el segundo paso: “Yo los haré pescadores de hombres”.

Solamente quien escucha la palabra de Cristo lo puede seguir, y al seguirlo le entrega todo su ser. Entrega a Cristo su vida, su libertad, sus triunfos y sus fracasos, sus gozos y sus tristezas, sus esperanzas y sus desesperanzas. La vida tiene que ser la conjunción de nuestra libertad dada a Cristo, apostada con Cristo, junto con el dejar que Él opere y transforme nuestra existencia. La pregunta que todos deberíamos hacernos en este Adviento es: ¿cómo entrego mi libertad a Cristo? ¿Cómo dejo que Él opere en mí?

El hombre y la mujer pueden no seguir a Cristo. Ese Simón y ese Andrés, que somos cada uno de nosotros, al escuchar el “sígueme”, puede no entregar su libertad a Cristo. Y en un primer momento parecería que no pasa nada. Y, quizá, es verdad: no pasa «nada». Es decir, la ley de mi vida puede irse convirtiendo en nada, en una vida sin sentido, porque he sacrificado lo que valía más por lo que me convenía más.

Es una opción que el ser humano debe tomar: seguir lo que vale más o seguir lo que me conviene más. Si sigo lo que vale más, cambiará mi vida. Si sigo lo que me conviene más, no pasará «nada». Pero, yo me pregunto: ¿quién es capaz de soportar la nada en el corazón?

Hay que abrirse a Cristo, hay que ofrecerle el corazón; hay que permitir que el Señor nos tome y nos lance a una decisión coherente, madura y exigente de cara a Jesucristo. Que el Adviento reafirme en el interior de cada uno de nosotros la decisión de ser, para los que amamos, auténticos pescadores de hombres, y que afiance en nuestro corazón la convicción de ser, para los que nos rodean, mensajeros que corren por los montes para llevarles la Buena Noticia de Dios.

Anuncios

10 leyes para los novios cristianos

14 Dic

10 leyes para los novios cristianos

novios

1 Abrir bien los ojos antes de casarse.

Después de casado deberán cerrarlo y darle para delante.

2 La novia debe saber perfectamente que clase de esposa quiere el novio. El novio……. debe saber que clase de esposo espera la novia. Deben ponerse de acuerdo y si ven que no van a cumplir es mejor seguir siendo amigos que divorciados.

3 El tiempo del noviazgo debe ser una maravillosa experiencia social, no es solo el tiempo para los besitos y abrazos, sino para hacer juntos cosas para el Señor.

4 Lo que no hagan para el Señor durante el noviazgo no lo harán nunca de casados, ya que el diablo les hará creer cuando quieran servir al Señor que se quieren hacer los espirituales porque están casados.

5 Nunca deberán casarse porque, están cansados de los padres, ni porque se sienten solos, ni porque necesitan quien les cocine, lave, planche, etc. Ni siquiera deben casarse para SER felices, ya que quien se casa para SER feliz quiere que la otra persona este siempre pendiente de el, y trata de ser feliz a costa de la infelicidad de la otra persona. La razón para casarse debe ser para HACER feliz, ya que hacer feliz a la persona que se ama es una meta alcanzable y cuando se alcanza una meta entonces uno es feliz.

6 No dejar jamás que cualquiera de los dos le levante la mano. Si la persona amada es golpeada durante el noviazgo lo seguirá siendo durante el matrimonio. Los golpeadores nunca pierden su costumbre es una enfermedad de la cual no se dejan sanar ni aun dentro de la iglesia.

7 El novio como la novia deben saber esperar, es fundamental para un buen matrimonio que el novio sepa esperar a la novia el tiempo que sea necesario , Dios dice en su palabra que el amor todo lo espera. Así que si es un amor verdadero va a saber esperar lo suficiente.

8 El novio debe ser especial con la novia, tratarla con amor y cariño como se lo merece, el debe mostrarle cuanto la ama si es que en verdad la ama, debe hacerles regalos, las chicas se sienten muy feliz cuando reciben aunque sea un pequeño regalo, La novia igualmente con el novio, porque el también es muy feliz cuando ella lo hace. Es una muy bonita muestra de Amor.

9 Deben tener muchísimo cuidado con las salidas que hacen, es mejor que no salgan nunca solos, que siempre haya un tercero en medio, esto los va a ayudar muchísimo.

10 Pidan consejo primeramente al pastor, oren un tiempo, el tiempo es el que también ayuda a definir lo que Dios quiere, pero por sobre todo la oración es lo que los va a llevar a saber que es lo que Dios realmente quiere.

Fuente: Rev. Roberto Prieto.

La Historia de un Feo

14 Dic

La Historia de un Feo

Posted: 14 Dec 2008 05:11 AM CST

feoo

Voy a contarles mi historia, no es una historia de amor ni tiene un final
feliz, pero es la única que tengo por haber nacido así, feo, muy feo.

Cuando nací, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre, “hicimos lo
que pudimos, pero salió”.

Mi mamá no sabía si quedarse conmigo o con la placenta.

Como era prematuro me metieron en una incubadora, con vidrios polarizados.

Mi madre nunca me dio el pecho porque decía que sólo me quería como amigo. Así que en vez de darme el pecho, me daba la espalda.

Es por eso que debo haber quedado petiso, tan petiso que en lugar de ser enano, soy profundo. De chico iba por los cuarteles para que me gritaran:
¡Alto! ¡Alto!

Yo siempre fui muy peludo. A mi madre siempre le preguntaban:
Señora, a su hijo, ¿Lo parió o lo tejió?

Mi padre llevaba en su cartera la foto del niño que ya venía en la cartera
cuando la compró.

Una vez me perdí, le pregunté al policía si creía que íbamos a encontrar a mis padres y me contestó:
No lo sé, hay un montón de lugares donde se pudieron haber escondido.

Y para colmo era muy flaco, tan flaco que un día metí los dedos en el enchufe y la electricidad erró la patada.

Era realmente flaco, para hacer sombra tenía que pasar dos veces por el mismo lugar.

Pero mi problema no era ser tan flaco sino ser FEO.
Mis padres tenían que atarme un trozo de carne al cuello para que el perro jugara conmigo.

Sí amigos, yo soy FEO, tan FEO que una vez me atropelló un auto y quedé mejor.

Cuando me secuestraron, los secuestradores mandaron un dedo mío a mis padres para pedir recompensa. Mi padre les contestó que quería más pruebas.

Yo creo que no pagaron el rescate porque en casa éramos muy pobres, pero eso sí, a pesar de nuestra situación económica, somos muy honrados. Mi padre era tan honrado que un día encontró trabajo y lo devolvió.

Por eso tuve que trabajar desde chico. Trabajé en una tienda de animales y la gente no paraba de preguntarme cuánto costaba yo.

Un día llamó una chica a mi casa diciéndome, “Ven a mi casa que no hay nadie”, cuando llegué no había nadie.

A mi mujer le gusta mucho hablar conmigo después del sexo. El otro día me llamó a casa desde un motel.

El psiquiatra me dijo un día que yo estaba loco. Yo le dije que quería escuchar una segunda opinión. De acuerdo, además de loco es usted muy feo, me dijo.

Una vez cuando me iba a suicidar tirándome desde la azotea de un edificio de 50 pisos, mandaron a un cura a darme unas palabras de aliento. Sus palabras fueron: ¡En sus marcas, listos!

El último deseo de mi padre antes de morir era que me sentara en sus piernas. Lo habían condenado a la silla eléctrica.

.

Muchas gracias, Lucas!

Devocional S.O.S

14 Dic

Devocional S.O.S

sos

Algunos buzos están conectados al barco por un cable. Cuando ellos lo sacuden dos veces significa que necesitan ser subidos a la superficie. Este cable les confiere seguridad en medio de los numerosos peligros del océano.

El enfermo toca el timbre instalado en la cabecera de su cama. ¡Qué alivio pensar que el personal del hospital está a su disposición día y noche para atenderle!

La anciana que vive sola recurre al teléfono en caso de emergencias. Rápidamente llama a los bomberos, a la policía o a uno de sus familiares.

Sin embargo, a veces las líneas están congestionadas, o responde un contestador automático. A veces el personal está ocupado en otras emergencias o la persona con quien queremos hablar no se encuentra en su domicilio u oficina.

Existen momentos difíciles que son de vida o muerte. ¿A quien acudir en esas ocasiones difíciles? Sólo una persona tiene una línea libre que no se congestiona y nunca se daña. A Dios lo puedes ubicar en cualquier momento del día o de la noche. No interesa donde te encuentres o lo que te suceda. Puedes enviar a Dios tu S.O.S.

S.O.S. es una sigla en inglés que traducido al español quiere decir “salven nuestras almas.” Dios es el único que puede salvar tu alma. Dios está dispuesto a responder a tu primer llamado de auxilio. Dios dice en el Salmo 50:15 “Invócame o llámame en el día de la angustia y yo te libraré.”

¿Estas atravesando circunstancias difíciles? Acude a Dios es este mismo momento

Esa No es Ninguna Solución

14 Dic

Esa No es Ninguna Solución

Por el Hermano Pablo 

policia_y_reflexiones3

El guardia de turno tomó la bandeja con el almuerzo. Era, por cierto, un buen almuerzo argentino: sopa, bife, pan francés, ensalada y fruta. Con la bandeja en las manos, caminó a lo largo del pasillo de celdas. La comida era para el sargento Alberto Caeta, de cuarenta años de edad, que a pesar de ser policía, estaba detenido. Aun antes de llegar, como que ya presentía algo. Cuando el guardia abrió la puerta de la celda, sólo vio los pies de Caeta. El sargento, arrestado bajo sospecha del secuestro y asesinato de dos eminentes hombres de negocios, se había suicidado. 

El guardia miró un rato el cuerpo colgante del excompañero. No podía creer lo que veía. Sólo podía decir: «¡Esa no es ninguna solución, sargento!» Sencillo el hecho, pero desgraciadamente muy real.

El suicidio nunca es solución. Alberto Caeta, sargento de policía en Buenos Aires, Argentina, estaba implicado en el secuestro y la muerte de Osvaldo Sivak y de Benjamín Neuman. Abrumado por haber sido implicado en el asunto, y queriendo escapar a las sanciones de la ley, se ahorcó en su celda.

Esa no fue ninguna solución a su problema. Tal vez escapó a las sanciones de la justicia. Tal vez evitó todos los procedimientos del juicio. Quizá se libró de los interrogatorios, los careos y las demás contingencias del caso. Pero no escapó, no podía escapar, al tribunal de Dios.

El suicidio nunca mejora ni soluciona nada; al contrario, es una confesión de fracaso. Es el último acto de una vida sin fe, y es —cree el suicida— la única salida a un problema que no ha podido resolver. Pero cuando el suicida abandona este mundo, enfrenta de inmediato la justicia de Dios.

A cada uno Dios nos ha dado un número determinado de años de vida. El resuello dentro de nuestro pecho obedece al designio directo de Dios. Y aunque, haciendo uso de nuestra voluntad, podemos interferir en los propósitos de Dios, con eso aseguramos nuestra propia destrucción, tanto la temporal como la eterna.

Antes que pensar en el suicidio, pensemos en Dios. Busquemos a Cristo. Sólo Él tiene el poder para rectificar y resolver el problema que nos agobia y nos parece insoluble.

Cristo está al lado de todos los que estemos soportando una pesada carga. Él quiere quitárnosla de encima. Entreguémosle esa carga. Él la llevará

Temas Relacionados 

Dulce mes de Navidad

14 Dic

Dulce mes de Navidad

pesebre

Lucas 2:10-14 (Nueva Versión Internacional)

“Pero el ángel les dijo: No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo. Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían:  «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad.»
Para mi cada año que celebro la Navidad es una oportunidad para recordar con suspiros aquellas fiestas que celebrábamos en la Iglesia que nací, todos se esforzaban mucho para engalar el templo,otros afanados en los ensayos del coro y teatro, también había un grupo que se dedicaba a las  compras de regalos para los niños de la Iglesia y las damas siempre activas haciendo planes sobre como mejorar el chocolate para que sea más espeso.
Siempre espero que cada celebración tenga una novedad, pero no en el sentido de más regalos, más adornos o más afán, sino que sean más lo que lleguen a conocer el verdadero sentido del nacimiento de Jesús, el verdadero propósito de esta Buena Nueva no debe ser relegada ni  por la preparación de una gran celebración, ni por el deseo de tener por fin eso, que tanto soñaste.
Tenemos una Nueva que dar,tenemos una noticia que traerá alegría a nuestros amigos, parientes y compañeros de trabajo: Ha Nacido el Salvador y ha nacido para Salvarnos, Nosotros podemos declarar esta verdad porque la hemos experimentado en carne propia cuando nacimos de nuevo, ¿No quieres que otros puedan ser Hijos de Dios como tú? Para que ellos entiendan esta Verdad Eterna, no sólo tienes que traerlo a la Iglesia para que tu pastor le predique, no sólo tienes que regalarle un CD  de música cristiana para que se vaya ablandando,o regalarle un casset de una prédica que te impactó.  Tu y yo hemos reconocido que Jesús es el Salvador del Mundo, el Hijo de Dios, el Emmanuel prometido, no sólo lo proclames en la Iglesia, dilo en las calles, en las azoteas en tu casa y fuera de ella.
En este mes, la gente se deprime porque no puede gastar, se entristece porque tienen familiares que ya no están con ellos, se apenan porque quieren mucho y no pueden tener más, tristezas e ingratitudes, eso es lo que el diablo pone para hacernos olvidar la Buena nueva de redención.
Nosotros somos testigos que Jesús es el Hijo de Dios, comparte tu fe, empieza desde ahora, ora por los que no conocen a Cristo y pídele a Dios que te abra la boca para predicar la Buena Nueva de Salvación.
Dios te bendiga
Martha Bardales

En que reside la dignidad?

14 Dic

En que reside la dignidad?

42-16223094

Un carpintero tenia un hermano que era un musico famoso. Cuando su hermano vino de visita a la compania constructora donde trabajaba, el capataz le dijo:

-Debe estar orgulloso de tener un hermano que el mundo entero conoce por su musica.

Luego, sintiendo que quiza habia menospreciado a su empleado, agrego con torpeza:

-Por supuesto, no todos en la familia pueden tener el mismo talento.

-Usted tiene razon. Mi hermano no sabe nada acerca de construir una casa. Tiene la suerte de poder contratar a otros para que le construyan la suya.

El musico afirmo y agrego:

-Tanto mi hermano como yo trabajamos con las manos. Yo sostengo un instrumento musical en las mias y el un martillo en las suyas.

No todos tenemos el llamado a transitar a traves de la vida por los mismos caminos. Si asi fuera,  no cabe duda que veriamos muy concurrido nuestro camino!

Booker T.Washington escribio en el libro Desde la Esclavitud: Hay tanta dignidad en labrar el campo como en escribir un poema. La dignidad reside en el corazon y en la actitud del hombre, no en la descripcion de su trabajo.

Todo llamado es grande si se persigue tenazmente.

Filipenses 3:14
Prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesus.

Fuente: El libro devocionario de Dios para Hombres, Editorial Unilit