Archivo | 4:50 PM

Dios está cerca

3 Dic

Dios está cerca

2 de diciembre

“Pero si desde allí buscas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, lo encontrarás.” Deuteronomio 4:29 (NVI)

Dios le estaba dando consignas bien claras al pueblo de Israel sobre la prohibición de dejarse seducir por la idolatría. Este pueblo que había vivido en el desierto, en medio de la soledad más absoluta y por la escasez total, bajo la dependencia completa de Dios, estaba por entrar en la Tierra Prometida, y su realidad cotidiana iba a cambiar significativamente. Ahora iban a tener casas donde vivir, vecinos con quienes compararse, pueblos con otras culturas y paradigmas con quienes competir. Y la amenaza de la idolatría se
cernía muy fuerte sobre este pueblo volátil, inmaduro y cambiante.

Por eso Dios les advierte que si llegaran a cometer el error de abandonarlo a Él para ir tras los dioses falsos de sus nuevos vecinos, habría castigo para sus vidas, para sus familias, para sus tribus y para su nación. Dios es un Dios celoso, Único y Exclusivo. No desea compartir su posición con nadie, porque nadie se le puede comparar.

Él es quien creó todo con el poder de su Palabra. Cuando había nada, Dios creó el universo. Creó la perfección de un mosquito y de un elefante. Estuvo en todos y cada uno de los detalles para que toda
su creación sea definitivamente buena. ¿Alguien se le puede comparar a Dios? Sería una locura o una tontería intentar hacerlo.

Pero este pueblo tonto y loco lo hizo. Adoró a dioses de madera y de piedra en lugar de adorar al Único Dios Verdadero, y por eso sufrieron el castigo por su desobediencia. Pero Dios también es amor, y les promete una nueva oportunidad. Y si buscaba de corazón nuevamente a Dios, lo iban a encontrar. Sin importar cuan lejos se habían ido, cuantas veces lo habían rechazado, cuantas veces le habían sido infieles, Dios les prometió que si lo buscaban de corazón, lo iban a encontrar.

Dios no ha cambiado con el paso del tiempo. Sigue siendo único y exigiendo exclusividad. Él desea ser el primero y el más importante en tu vida. Y sigue siendo el Dios de la segunda oportunidad. Hoy también padece y se entristece por los desplantes y desprecios que le hacemos, y sigue esperando que lo busquemos de corazón.

Dios no está lejos de ti. Buscalo, que lo vas a encontrar. Aprendé a disfrutarlo.

REFLEXION – Dios está cerca.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Visitá nuestro Sitio Web: http://www.devocionalpc.com.ar

Anuncios

LA DESGARRADORA HISTORIA DE UN PADRE SEPARADO DE SU HIJO

3 Dic

PERIÓDICO “TRIBUNA de Periodistas”… Periodismo independiente.

ES TAN FÁCIL ROMPER UN CORAZÓN

LA DESGARRADORA HISTORIA DE UN PADRE SEPARADO DE SU HIJO

Por Christian Sanz
    Julito tiene 10 años y una historia trágica. Durante años fue maltratado por su madre y alejado de su padre de manera injustificada. Parecía ser uno de esos típicos casos de “me desquito con el nene por todo lo sufrido”. Pero no, la situación era peor que eso.
    Julito no sólo era basureado por su progenitora, sino que también fue sacado del colegio y alejado de todos sus afectos por parte de ella y sin motivo alguno. Hasta que no lo toleró más y se escapó de su casa. Como pudo, buscó a su padre -llamado Julio, al igual que él- y comenzó una nueva vida. Mejor dicho, intentó retomar su antigua vida junto a la persona que más quería.
    Julio padre devolvió a Julito la sonrisa perdida. Le costó mucho tiempo, pero lo logró. Lo reinsertó en la sociedad, lo volvió a anotar en un colegio y lo hizo atender por diversas especialistas relacionadas a la salud mental. Fue un arduo trabajo, del cual este periodista pudo ser testigo directo.
    La transición fue algo milagroso: un chico que no sabía sonreír, que se asustaba cuando alguien quería abrazarlo, en pocos meses se convirtió en un ser que podía volver a confiar en el mundo; en el mismo mundo que lo había maltratado hasta ese momento.
    Creció Julito, sin prisa, pero sin pausa. Y creció Julio, de la mano de su hijo. Juntos aprendieron y caminaron el sendero de la vida. No importaba si había un mundo ahí afuera, sólo importaban el uno para el otro. Y viceversa.
    Pero algo se truncó, fue hace pocas horas. La Justicia correntina, a pedido de la madre de Julito, Verónica Plano -ya denunciada por este periodista por los maltratos propinados oportunamente a su hijo-, arrebató de las manos de Julio a su querido hijo.
    La desgarradora escena conmovió incluso a los oficiales de la División de Búsqueda de Personas de la Policía Federal, quienes fueron los encargados de separar a padre e hijo por pedido de un juez ímprobo. La imagen de Julito aferrado a la pierna de Julio, llorando sin cesar -lo hizo por cuatro horas seguidas-, han sido fuertemente emotivas. Y sintomáticas.
    En estas horas, el pequeño es llevado a Corrientes contra su voluntad, mientras su padre, destrozado, permanece detenido en una celda de la calle Madariaga 6976, cerca del Autódromo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires.
    De más está decir que Julio se encuentra devastado, inconsolable. Todo lo que había progresado la relación entre padre e hijo acaba de desmoronarse, al igual que el progreso personal y social del propio Julito.
    Lo más paradójico es que la causa judicial iniciada por el propio Julio para obtener la tenencia de su hijo estaba encarrilada a culminar favorablemente para él. Todos los informes periciales efectuados por las pertinentes profesionales dieron cuenta de la elocuente mejora presentada por el niño, por lo cual aconsejaron que debía permanecer con su padre.
    El daño que se ha hecho es irreparable. No lo dice este humilde cronista, sino las propias psicólogas, las cuales lamentaron lo sucedido.
    No hay palabras para describir semejante injusticia.

Christian Sanz

Buenos Aires – Argentina
info@PeriodicoTribuna.com.ar

Descalificar a la mujer en el parto, inaceptable

3 Dic

Descalificar a la mujer en el parto, inaceptable

Posted: 02 Dec 2008 02:43 AM PST

embarazada

Voy a contaros una anécdota personal de una conocida que acaba de tener un bebé y me contaba acerca de su parto.

“Todo muy bien, salvo por la matrona”, me resumió. Me comentó que la matrona la regañaba porque se quejaba de dolor al hacerle tacto y que una vez que se encontraban en el paritorio se alejó de la camilla y le dijo “verás cómo ahora no sabrás pujar”. Eso y decirle “no vales para nada” es prácticamente lo mismo.

Decir que a ella no se le borraba la sonrisa de la cara al ver a su bebé recién nacida pero la verdad que es humillante que hagan pasar por eso a una mujer que está a punto de dar a luz, y encima primeriza. Sigue leyendo

Una guardería alemana provoca escándalo por dejar que los niños jueguen desnudos

3 Dic

Una guardería alemana provoca escándalo por dejar que los niños jueguen desnudos

Posted: 02 Dec 2008 12:00 AM PST

Guarderia

La directora de una guardería de la ciudad alemana de Duisburgo ha sido suspendida temporalmente tras las duras protestas de varios padres contra el centro al enterarse de que algunos de los niños que acudían a la guardería solían jugar desnudos.

Al parecer unos 10 niños acostumbraban a quitarse la ropa para jugar y los profesores decidieron permitir este deseo y dejarles jugar sin ropa, en una habitación separada y siempre vigilados.

Un portavoz de la guardería comentó que “esa decisión fue incorrecta porque no se había informado de ello a los padres”.

La oficina de protección del menor de Duisburgo decidió suspender temporalmente a la directora y prohibir rigurosamente a las trabajadoras de la guardería que los pequeños volvieran a jugar desnudos.
Sigue leyendo

El Vaticano se opone a una propuesta para despenalizar homosexualidad en el mundo

3 Dic

El Vaticano se opone a una propuesta para despenalizar homosexualidad en el mundo 

Posted: 02 Dec 2008 07:33 AM CST
13646jpg 

“Una declaración política de este tipo crearía nuevas e implacables discriminaciones”, advierte el delegado de la Santa Sede en la ONU. El arzobispo teme además “presiones” a los países para equiparar uniones gays con el matrimonio.

El Vaticano es contrario a la propuesta, que presentará en breve Francia ante la ONU, en nombre de los 25 países de la Unión Europea, para despenalizar la homosexualidad en el mundo.

El arzobispo Celestino Migliore, representante de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, afirmó desde Nueva York que “una declaración política de ese tipo crearía nuevas e implacables discriminaciones”, y, a la vez, “pondría en la picota a los países que no consideran ‘matrimonio’ las uniones homosexuales”. “Si se aprobara –atacó Migliore–, esos países serían presionados.”

El es el Poderoso!! Aleluya!!

3 Dic

 

El es el Poderoso!! Aleluya!!

Dios es el Poderoso!!

Pongan esta Alabanza, es una orden del Padre!

El es Jesus, nombre que LIBERA, nombre que te SANA, nombre que te AYUDA, Nombre que te Cambia, Te Salva, Nombre que Bautiza, waoooooo, Gloria a Dios….
Que la Uncion del Santo caiga sobre cada uno de ustedes Ahora, en el Nombre de Jesus, El NOMBRE PODEROSO DE JESUS!!!

GLORIA A DIOS,

ESTA ES LA RESPUESTA A TU ORACION,

El no te deja ni te desampara, El esta ahi, a tu lado, NO SE A QUIEN DIOS LE ESTA HABLANDO, PERO LA RESPUESTA A TU ORACION ESTA AHI!! RECIBELA EN EL NOMBRE DE JESUS, NO TIENES QUE ARREBATARLA POR QUE ESTA AHI PARA TI SOLO RECIBA CON FE!!

ALEYUYA!!!

SANTO SANTO SANTO, Gloria a Dios!!!

Gracias Dios, gracias GRACIAS!!!

¡Dios tiene tiempo para nosotros!

3 Dic

¡Dios tiene tiempo para nosotros!

Fuente: Catholic.net
Autor: SS Benedicto XVI

Queridos hermanos y hermanas:

Comenzamos, con el primer domingo de Adviento, un nuevo año litúrgico. Este hecho nos invita a reflexionar sobre la dimensión del tiempo, que siempre ejerce sobre nosotros una gran fascinación. Siguiendo el ejemplo de lo que le gustaba hacer a Jesús, desearía comenzar con una constatación muy concreta: todos decimos “nos falta tiempo”, pues el ritmo de la vida cotidiana se ha hecho para todos frenético.

También en este sentido la Iglesia tiene una “buena noticia” que ofrecer: Dios nos da su tiempo. Nosotros tenemos siempre poco tiempo, especialmente para el Señor, no sabemos o, a veces, no queremos encontrar ese tiempo. Pues bien, ¡Dios tiene tiempo para nosotros! Ésta es la primera cosa que el inicio de un año litúrgico nos hace redescubrir con una emoción siempre nueva.

Sí, Dios nos da su tiempo, pues ha entrado en la historia con su palabra y sus obras de salvación para abrirla a la eternidad, para convertirla en historia de alianza. Desde esta perspectiva, el tiempo es ya en sí mismo un signo fundamental del amor de Dios: un don que el hombre, que como sucede con lo demás, es capaz de valorar o por el contrario de estropear; de acoger su significado, o de descuidar con superficialidad obtusa.

El tiempo tiene tres pilares que marcan el ritmo de la historia de la salvación: al inicio está la creación, en el centro la encarnación-redención, y al final la “parusía”, la venida final, que comprende también el juicio universal.

Ahora bien, estos tres momentos no deben ser comprendidos simplemente como una sucesión cronológica. De hecho, la creación se encuentra ciertamente en el origen de todo, pero es también continua y tiene lugar durante todo el desarrollo del devenir cósmico hasta el final de los tiempos.

Del mismo modo, si bien la encarnación-redención acaeció en un determinado momento histórico, el período del paso de Jesús sobre la tierra, sigue extendiendo su radio de acción a todo el tiempo precedente y al posterior.

A su vez, la última venida y el juicio final, que precisamente tuvieron en la cruz de Cristo una decisiva anticipación, ejercen su influjo sobre la conducta de los hombres de todas las épocas.

El tiempo litúrgico de Adviento celebra la venida de Dios en sus dos momentos: en primer lugar, nos invita a despertar la espera en el regreso glorioso de Cristo; luego, al acercarse la Navidad, nos llama a acoger al Verbo hecho hombre por nuestra salvación. Pero el Señor viene continuamente a nuestra vida.

Qué oportuno es, por tanto, el llamamiento de Jesús, que en este primer domingo se nos propone con fuerza: “¡Velad!” (Marcos 13,33.35.37). Se dirige a los discípulos, pero también “a todos”, pues cada quien, en la hora que sólo Dios sabe, será llamado a rendir cuentas de su propia existencia. Esto implica un justo desapego de los bienes terrenos, un sincero arrepentimiento de los propios errores, una caridad efectiva con el prójimo y, sobre todo, una humilde confianza en las manos de Dios, nuestro Padre, tierno y misericordioso.
….

Ángelus en el primer domingo de Adviento. Benedicto XVI