¿Están los cristianos bajo mandamiento de diezmar?

15 ago

¿Están los cristianos bajo mandamiento de diezmar?

Autor:Pablo Santomauro

Pablo Santomauro

Pablo Santomauro

Ver Enlaces relacionados con el tema del Diezmo

La respuesta rápida es: ¡No! Los cristianos no están bajo el mandamiento u obligación de diezmar. Reconocemos, eso sí, que un gran número de pastores ponen la obligación sobre los hombros de los fieles. Existe mucha enseñanza errónea respecto al diezmo, y ésta se origina en un falso entendimiento de la práctica de diezmar en el Antiguo Testamento. Los diezmos no eran primariamente ofrendas a Dios sino impuestos para sustentar el presupuesto nacional de la nación de Israel.

Israel fue originariamente una teocracia y el sacerdocio levita actuaba como un gobierno civil administrativo. Existía el diezmo o impuesto levítico (Lv. 27: 30-33). Este diezmo era para la manutención de los levitas y a su vez, éstos daban el diezmo de los diezmos para el funcionamiento del templo y las cámaras del tesoro nacional (Nm. 18:26;Neh. 10:38). Habían otros impuestos más reducidos sobre el pueblo como no cosechar las esquinas de los campos para que los pobres pudieran recoger (Lv. 19:9-10), y no cosechar siembra cada siete años para que los pobres y los animales fueran suministrados con alimentos (Ex. 23:10-11). La suma total exigida de los israelíes no era el 10 por ciento, sino por encima del 20 %. Todo esto se usaba para administrar la nación.

El resto de las ofrendas, aparte de los impuestos colectados para el funcionamiento del gobierno, eran voluntarios (Ex. 25:1-2; 1 Cr. 29:9). Cada persona daba lo que su corazón le dictaba, ningún porcentaje o cantidad era especificado.

En el Nuevo Testamento, los creyentes no tienen mandamiento de diezmar. Mateo 22:15-22 y Romanos 13:1-7 especifican lo único que el cristiano debe pagar en estos tiempos, o sea, los impuestos al gobierno, es todo.

¿Significa esto que los cristianos no debemos ofrendar a Dios? No realmente, el Señor ama al dador alegre, así que usted es libre de dar por debajo o por encima del 10 por ciento si Dios lo pone en su corazón. Recuerde que los edificios de las iglesias requieren mantenimiento, los pastores son dignos de su salario (1 Co. 9:7-14, 1 Ti. 5:17-18), la luz y el agua hay que pagarlos si no los servicios son suspendidos, los misioneros necesitan sustento, los ministerios de ayuda necesitan donaciones, el material impreso y las biblias cuestan dinero, etc.

Segunda Corintios 9:6-7 marca la pauta de nuestras ofrendas a Dios: “El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre”. Pero reitero, nadie está obligado a diezmar, y Dios no le amará más ni retendrá sus bendiciones hacia usted porque usted no diezme, como le quieren hacer creer muchos pastores.

Los cristianos que dicen que el diezmo es obligatorio hoy en día, utilizarán todo tipo de estratagema para que la gente diezme y para hacer sentir culpable a los que no lo hacen. He aquí algunas artimañas y su refutación a continuación:

1) Abraham y Jacob diezmaron antes de la Ley – En el caso de Abraham, el NO dio los diezmos de sus pertenencias o ganancias, sino del botín de guerra como resultado de su victoria sobre los reyes de Mesopotamia. Jacob, por su parte, prometió a Dios el 10 por ciento de sus posesiones si Dios lo guardaba en su viaje a casa. Ambos diezmaron como respuesta a una bendición. No se trató del diezmo mosaico en el cual la persona debía diezmar le fuera como le fuera, bien o mal. Por otra parte, si los cristianos debemos diezmar hoy basados en este argumento, también debemos circuncidarnos porque los patriarcas lo hicieron. Decir que los judíos practicaban el diezmo antes de la Ley es abusar el texto bíblico.

2) Desde que el NT no prohíbe específicamente diezmar, entonces la práctica sigue en efecto hoy – Una lectura de Hechos 15 despeja las dudas y pone este argumento bajo tierra. Allí el Espíritu Santo y los apóstoles decidieron que los gentiles no estaban obligados por la Ley y sólo enumeraron ciertas excepciones como abstenerse de idolatría, sangre de ahogado y fornicación, pero no mencionaron ni sombra de la ley de diezmar. Además, si debemos diezmar por la simple razón de que el mandamiento no está abolido específicamente en el NT, entonces deberíamos guardar otras partes de la Ley que no están mencionadas en Hechos 15, entre ellas: hacernos flecos en las cuatro puntas de nuestras ropas (Dt. 22:12); mantener nuestros cabellos y barbas de acuerdo a la Ley (Lv. 19:27; perdonar a nuestros deudores cada siete años ( Dt. 15:1,2), etc.

3) Los cristianos deben diezmar porque al hacerlo reconocemos que todo le pertenece a Dios – No existe en la Biblia ninguna mención de esto. Una persona puede reconocer el principio de que Dios es dueño de todo sin necesidad de diezmar. Este argumento, por lo tanto, es una invención para hacer sentir a la persona culpable frente a Dios.

4) Diezmar es parte integral de la vida cristiana – No existe en absoluto ninguna Escritura para apoyar esta idea. Aun más, como dijimos anteriormente, no hay ningún versículo o pasaje en el NT que ordene o dé mandamiento de diezmar a los cristianos. Tampoco hay un solo ejemplo de un cristiano diezmando en la Biblia.

5) Si no diezmamos le estamos robando a Dios – Esta es la triquiñuela favorita de muchos pastores. Usan el pasaje de Malaquías en el capítulo 3. El libro de Malaquías no fue escrito para los cristianos. Los profetas del AT se caracterizaban por exhortar al pueblo a guardar la ley de Dios. Malaquías también lo hace (Mal. 4:4), por lo tanto, ¿cómo puede ser que Malaquías 3:8, (¿Robará el hombre a Dios?) haya sido escrito para los cristianos, los cuales no estamos bajo la Ley? Jesucristo dijo que la ley y los profetas fueron hasta Juan (Lc. 16:16). Como si esto fuera poco, acusar a los cristianos que no diezman de ladrones es condenarlos al infierno virtualmente, ya que 1 Corintios 6:10 dice que los ladrones no heredarán el reino de Dios. Los que quieren imponer sobre los cristianos el diezmo del AT, tendrían que saber que bajo la ley, aun si diéramos el 10 % , estaríamos robándole a Dios, ya que como hemos visto la suma total de los diezmos era por encima del 20 %. Otro punto a considerar es que eran los levitas los que debían de traer el 10% de los diezmos, es decir el diezmo de los diezmos, “a la casa de nuestro Dios, a las cámaras de la casa del tesoro” (Neh. 10:38). Por lo tanto, Dios estaba reprendiendo a los levitas en Malaquías 3, no al pueblo. El equivalente a los levitas en tiempos modernos serían los controversiales pastores que exigen el diezmo. ¿Traen ellos el diezmo de los diezmos a la iglesia? ¿O continúan viviendo en abundancia a expensas de su pobre grey?

Conclusión

El mandamiento de diezmar no es para los cristianos, punto. No diezmar no es equivalente a pecar, robar o desobedecer a Dios. Los ministros que enseñan lo contrario deben arrepentirse de enseñar algo que es contrario a la Palabra de Dios y que aprisiona a los cristianos en un sistema legalista enemigo de la gracia. En materia de ofrendar a Dios debemos seguir nuestra conciencia y usar discernimiento. Somos libres de diezmar, y aun de dar más del diezmo, pero todo en la libertad con que Cristo nos hizo libres. Para que no se nos mal entienda, proponemos lo que la Biblia enseña, que el cristiano debe ofrendar regularmente (Ro. 16:1), de acuerdo con sus posibilidades. No se trata de ofrendar cuando “sienten” que deben hacerlo, o guiados por sus emociones, sino como una manifestación disciplinada de su amor por el Señor.

Obsérvese que dije “de acuerdo con sus posibilidades”. Si como resultado de una economía inestable usted pierde su trabajo o sus ingresos son cercenados, si usted integra las filas de los desposeídos a través del mundo, no tiene porque ofrendar. Por el contrario, es la iglesia la que tiene que ayudarlo a usted, si la iglesia está en condiciones de hacerlo. Si usted tiene que elegir entre alimentar su familia o dar a la iglesia, escoja lo primero, porque el que no provee para los suyos es peor que un incrédulo (1 Ti. 5:8).

Por último, digamos que ofrendar o dar diezmo para salir de una deuda, o para que Dios nos dé más, no es bíblico. Se trata de un mito propagado por los falsos maestros de la confesión positiva y el evangelio de la prosperidad. <>

Dios te bendiga

Pablo Santomauro


About these ads

19 comentarios to “¿Están los cristianos bajo mandamiento de diezmar?”

  1. rigoberto perez 17 agosto 2008 at 7:03 PM #

    gracias me quedo muy claro,estaba convencido y muchos amigos lo estan ya que he predicado sobre el diezmo practicamente obligando a diezmar sobre no le robes al señor,tengo hermanos angistiadfos porque creen que su iliquedez se debe a que no han pagado lo que prometieron o que su diezmo no fue dado a tiempo que hago.he diezmado y he ofrendado pero hasta hoy me quedo claro que no sere castigado porque muchas veces lo diezmado puede hacer falta para la familia.he ayudado a familias pobres pero en cristo les enseño a entender la palabra es malo ahorrar en mi cuenta como aporte del diezmo para luego ayudar al pobrenecesitado?

  2. pauloarieu 17 agosto 2008 at 9:53 PM #

    Hola, me alegro te haya quedado claro, pero sean prudentes con los pastores, ya que ellos castigan cuando uno no diezma, no todos, pero si la amplia amyoria, ya que entienden que uno es ladrón.
    El peligro aqui que veo mi querido hermano, es que entre las 613 leyes que se dió al pueblo de israel, estuvo la ley del diezmo, y entre esas 613 hay varias leyes que caen dentro de las donaciones al templo. y por endes caen en el diezmo, como son, Hay que dar un diezmo de la produccion a los levitas,(num 18,24) Se debe separar un segundo diezmo y comerlo solo en jerusalén(Dt 14.22) Los levitas deben dar un diezmo de sus diezmos a los secerdotes(Num 18.26) En el tercer y sexto año del ciclo de siete años hay que separar un diezmo para los pobres en vez del segundo diezmo(Dt 14.28) Se debe recitar una declaracion al separarlos diversos diezmo(Dt 26.13), entonces hermano querido, lamentablemente esto no se trata de si el pastor o los lideres de la iglesia estan siendo sostenido como debes de ser o no, se trata de que la palabra dice con claridad, maldito aquel que no cumpla con toda la parte de la ley, es ahí donde esta el verdadero peligro, Dios te continue bendiciendo.
    Saludos

  3. Pedro O. 25 agosto 2008 at 3:33 AM #

    Otra muy buena exposicion. Gracias hermano!!. En otro blog agradecí de igual manera la forma clara de exponer esta verdad Bíblica. Estoy haciendo mi propio estudio para entender a cabalidad este tema, porque hasta ahora conocia de ello, pero me faltaban mas detalles que he encontrado aca.

    Muchas bendiciones. En Cristo

  4. pauloarieu 25 agosto 2008 at 3:45 AM #

    Pedro, busca en el enlace que yo te puse, hay mas artículos externos, muy buenos!!!
    Saludos

  5. pauloarieu 25 agosto 2008 at 3:46 AM #

    Breve estudio sobre el Diezmo.
    Las palabras diezmo y circuncisión aparecen por primera ves en la Biblia con la historia de un hombre “Abraham”. Gen. 17:10 y 14:20. La circuncisión por orden de Dios se realizó con todo varón empezando con Abraham a pesar de su avanzada edad. Gen. 17:23-27. Este era el primer paso del antiguo pacto con Dios y quien no obedecía era cortado, expulsado del pueblo. Gen. 17:9-14. Por ello a Abraham se le adjudicó el cumplir con todo aspecto de la ley histórica. Gen. 26:5. Notó: “Guardó mi precepto, mis mandamientos mis estatutos y mis leyes”. No obstante Abraham diezmó una sola vez y Dios no le dijo en su tiempo que instituyera el diezmo, por tanto para Dios lo importante en esta primera etapa de la ley era el sello o pacto de la circuncisión. Gn.17.23-27.

    Jesús fue circundado cumpliendo con la ley. Lc.:2.21.Este pacto fue causa de violentas discusiones entre la Iglesia y los llamados “judaizantes”. Seres que querían introducir la circuncisión en la Gracia. Algunos sostienen que el diezmo dado por Abraham está fuera del tiempo de la ley, suposición insostenible por que Jesús habló de dos tiempos “Ley y Gracia” Jn.1:17. No obstante medite en esto: si tal sugerencia fuera valedera la circuncisión estaría en el mismo que plano que el diezmo por tiempo y por historia, y lo peor es que los judaizantes tenían entonces toda la razón y la circuncisión para la Iglesia debía ser convalidada. Más la circuncisión presentada al patriarca fue el comienzo de la Ley y “todo hombre que se circuncida está obligado a guardar la ley”. Por tal razón “Abraham como todo hombre” cumplió la ley. Ga. 5. 1-4. Pablo en la epístola a los Gálatas explicó que la circuncisión fue parte de la ley. ¿Si la circuncisión fue pieza vital de la ley, el diezmo por que no lo es?

    Este título de judaizante se debe adjudicar a cualquier ser que quiera hacer lo mismo con cualquier punto de la ley, por ejemplo pretender que se observe el sábado. Ante estos casos los discípulos obraron de esta manera. Hch. 15.1-2. Guiados por el Espíritu Santo tuvieron con tales una gran discusión y contienda, es decir discrepancia y pelea. Así se llegó a un acuerdo por el Espíritu Santo. Hch. 15:28-29. Por tal desde un comienzo no hubo ninguna carga o punto de la ley para la Iglesia. Tenga en cuanta esta frase: “Le pareció bien al Espíritu Santo”. A su pastor le parece bien que usted diezme, así el tiene plata. ¿Estará de acuerdo el Espíritu Santo?
    Pero vuelva otra vez al caso del patriarca y aprecie estos interrogantes: ¿Primero: Por que apareció un sacerdote y no un ángel o una especie de profeta y segundo por que Abraham dio a Melquisedec los diezmos de todo sin tener una orden dada?

    La aparición de un sacerdote fue lógica pues si hay diezmos por deducción tiene que existir un sacerdote. Advirtió que el sacerdote decidió que diezmar. “Dame las personas y toma para ti los bienes”. Gen. 14:21. El autor de la carta a los hebreos expreso “que por medio de Abraham pagó el diezmó también la familia Leví”. Es decir como representante de la familia Leví, Abraham recogió los diezmos y se los dio al sacerdote. Heb. 7:9. En este sentido se mostró al patriarca cumpliendo con el aspecto más importante de la ley en cuanto al diezmo: “a quien se le debía dar y por que”. Solo la familia Leví podía ser receptora de los diezmos pues a ella fueron dados por heredad, la cual daba la parte correspondiente a la casta sacerdotal. Num. 18:21-24. Pretendo que se tenga en cuenta esta reglamentación de Dios “estatuto perpetuo para vuestros descendientes”. Ningún ser mortal solo la familia Leví estaba autorizado recoger los diezmos. ¿Conoce usted a alguno miembro directo de la familia Leví en la Iglesia donde se congrega como para darle los diezmos de acuerdo a la ley? El Nuevo Testamento recuerda este mandamiento expresando que solo esta familia podía tomar los diezmos. Heb. 7:5.

    Respecto del segundo interrogante la Biblia nada expresa, pero si que Melquisedec era Sacerdote del Dios Altísimo y que Abraham anduvo en los mandamientos de Dios. Por lo cual se descarta que lo realizado por Abraham fuera del agrado de Dios y con el agregado que el Diezmo luego formara parte de la Ley codificada. Asimismo nadie instruyó a Abel para que ofrendara, no obstante Dios la miró con agrado. Gen. 4:4-5. El hombre agradecido da a Dios sin que nadie lo obligue.

    Ahora compare Gen 14:20 con Gen 14:23. Evidentemente la expresión diezmo deja lejos de ser lo que se cree: un 10% para transformarse en el concepto: “todo”. Advierta esta frase “nada tomaré de todo lo que es tuyo”, por tanto no era una parte sino “todo”. Algo más observe la comida como valor en ese diezmo. Dijo Abraham: “Dame solo lo que comieron los jóvenes y la parte de los varones que vinieron conmigo”. Gen. 14:24. ¿Como midieron lo que comieron para establecer el diezmo si es un porcentaje tan concreto? Tal ves tenían una balanza muy exacta como para saber cuanto consumieron y entonces tomaron los alimentos que les correspondían. En pocas palabras Abraham dio todo al sacerdote y el se quedó con un pequeño porcentaje, ínfimo en valores con respecto a lo rescatado por la batalla. A manera de adivinanza tomando como regla los principios actuales con respecto al diezmo. ¿Quien se llevó el diezmo Abraham o el Sacerdote?

    La segunda consideración del diezmo se encuentra en la vida Jacob Gen 28:20-22. Habían pasado muchos años y Abraham había muerto. Jacob era hijo de Isaac hijo de Abraham. Desde el tiempo de Abraham al tiempo de Jacob no hay ninguna cita bíblica del diezmo. Pero analice los versículos mencionados para tener otros datos del diezmo. Jacob pidió comida, vestido y la seguridad de ser cuidado por Dios. ¿Que dio como diezmo Jacob a Dios? La repuesta usted seguro que la descubrió y no fue precisamente “dinero”. Por lo cual ni seguridad ni vestido daría a Dios, del alimento rescataría para Dios. Es más note que Jacob no podía en su fuga dar a Dios algo si Dios no le daba primero. “Sí Jacob recibía daba”. Gn. 28:22. Si Dios no lo alimentaba dónde llegaría.

    El profeta Malaquías le dijo al pueblo judío: “Probadme en esto y haya alimento en mi casa”. Mal. 3:10. Se percató en el término “alimento”. El judío para recibir debía llevar alimento al Templo. Es notable que en la época de Malaquías los sacerdotes no tenían para comer y el pueblo en su mayoría no pasaba hambre. Por ello Dios les dice “probadme”. ¿Quien debía probarle?, el que tenía de sobra o el que tenía menos. Compare: ¿A quien hoy se le pide en la Iglesia que pruebe a Dios? ¿Son las mismas condiciones? La cuestión principal consiste en el mismo concepto que en Jacob “den para recibir”. Pablo escribió “más bienaventurado es dar que recibir”. Hch. 20:35. Cual de las dos fórmulas es válida para la Iglesia. “El probar a Dios para recibir, o el dar sin esperar nada a cambio”.

    Con el pasar de los años y en la época de Moisés, el diezmo fue organizado en cuanto al concepto de dar racionalmente y formó parte de la “Torah” o ley para la nación judía dadas por líderes religiosos para gobernar Israel. Más no eran solo los aspectos religiosos sino aquellos que hacían a lo terrenal. Las leyes conocidas hasta esos tiempos separaban estos aspectos, más Israel fue preparado a la unidad. Muchos años pasaron y conoce usted cuantas veces Israel diezmó desde Abraham hasta la época de Moisés. Busque la palabra diezmo en este tramo de la historia y la va a encontrar una sola ves. Sin ser dogmático darían a manera de agradables ofrendas. Más por sobre todo no se registra por ello ni un enojo por parte de Dios. En cambio y de acuerdo a los pastores actuales si usted no diezma el diez por ciento de su sueldo Dios se enoja. “Evidentemente Dios cambió en estos tiempos”.

    La ley fue a causa del pueblo. Ex. 19:8. Observe la presunción del pueblo que expresó: “todo lo que Dios quiera de nosotros haremos”. Es entonces que se codifica la ley por medio de su líder Moisés. La cual se puede dividir en algunos puntos para su mejor entendimiento: Ley moral que trata las normas de Dios para la vida en santidad. Ex. 20:1-17. La ley civil que trata sobre la vida legal y social de Israel como nación. Ex. 21:1- 24:1. La ley ceremonial que trata la forma y las ceremonias de adoración de Israel a Dios y el sistema expiatorio. Ex. 24:12-31:18. Dios con este sistema legal quería que su pueblo viviera rectamente.

    La ley reveló lo que a Dios le agradaba. El tiempo dictaminó un total fracaso del pueblo hebreo, pues ellos basaron la ley como medio para vida eterna y no en su función de gobernar la vida de un pueblo redimido. Motivados por esta idea dieron forma a una serie de interpretaciones bíblicas y tradiciones de diferentes rabinos. Jesús se enfrentó a esta forma de pensar de acuerdo al Evangelio según Mateo en su capítulo veintitrés. Cristo aclaró que la Ley jamás podía dar vida. Más tarde Pablo debido a la obra que querían realizar los judaizantes redactó lo mismo guiado por el Espíritu Santo. Ga. 3:21. Por tanto estar bajo ley es etar bajo maldición fuera de la voluntad de Dios, sin Cristo. Ga. 3:10.

    Dentro de la ley estaba el diezmo que se le dio forma final con los libros Levítico y Números del llamado Pentateuco. Se estableció para ello el año del diezmo Deut. 26:12. O sea que claramente se debía diezmar “cada tres años”. Resalte esta expresión “El año del diezmo”. ¿Qué diezmaba el hebreo? : Fruto de arboles, ovejas, vacas, vino aceite. Lv. 27:30-32.
    ¿A quién se daba el diezmo y porqué? A la familia Leví. La cual no tuvo herencia terrena y se encargaba del ministerio del Tabernáculo Nm. 18: 21-24. De estos diezmos los levitas debían sacar una cantidad, que eran entregados a los sacerdotes para ser alimentados. Nm. 18:28. A la par se diezmaba a los pobres, viudas, y otros, aun el diezmante tenía su parte. Deut. 26.12.

    ¿Dónde se debían entregar los diezmos? Se estableció en un principio en Jerusalén, pues era el lugar donde estaba el Tabernáculo y después se construyó el templo. Dt. 12:6-7. Por tanto el diezmo por orden de Dios no se podía dar en cualquier lugar ni tampoco en cualquier tiempo. Dt. 12:11-13. “Cuídate de no ofrecer en cualquier parte”. Esta frase citada en el versículo trece lleva en sí una clara advertencia por parte de Dios. ¿Se toma en cuenta esta cita bíblica en estos tiempos para diezmar en tiempo y lugar? La ley debe ser cumplida a la perfección. Dt. 12:14.

    Moisés en el desierto expresó que no hicieran como ellos cada uno lo que se le antojaba pues dar así esta fuera de la voluntad de Dios. Dt. 12:8. Mas el hombre no aprende y en la época del profeta Amós los israelitas rebeldes mostraron su total rebelión contra Dios entre otros aspectos dando sus diezmos de la manera que se le antojaba. Betel era un lugar donde la idolatría y la inmoralidad se habían generalizado. Am. 4:4-5. ¿Estará contento Dios con la forma de diezmar de los actuales cristianos? ¿La palabra rebelión habrá pasado de moda?

    Antes de diezmar había que hacer una oración llamada “la oración del diezmo”, que debía repetirse cada vez que se diezmaba. Dt. 26:13-18. Pero Jerusalén era una localidad lejana para muchos hebreos y era difícil transportar los diezmos, pues con la distancia los animales enflaquecían y los frutos se secaban, entonces se podían vender los productos a diezmar y llevar el dinero el cual utilizaban para comprar otra vez alimentos, pues el diezmo no se podía confundir con dinero. El diezmo fue siempre alimento. Deut. 14:22-29. Advirtió las frases del versículo veinticinco: “dará el dinero por vacas vino o por lo que desees comer delante de Dios (o sea el lugar elegido) y comerán y serán saciados”. ¿Se gastan los diezmos en comida en su Iglesia para que todos sean satisfechos?

    Por tal causa la práctica en sí del diezmo debidamente se inició cuando Israel tuvo su lugar definitivo y no en la época de Moisés. Pues en el desierto, en el constante peregrinar y guerrear que cosecha iban a tener. A no ser aquellas que obtenían de diezmar a las naciones destruidas en el paso a la tierra prometida. Dijo el Señor: “Pasareis el Jordán, al lugar que Dios eligiere y allí llevaréis vuestros holocaustos sacrificios y diezmos”. Deut. 12:10-11.Debían comer el diezmo en el lugar que Dios eligiere. Observe “comer el diezmo”. Como consejo: ¡No coma la plata que lleva a su Iglesia pues el dinero es fuente de microbios¡ Deut.12:17-19. Por otra parte el dar los diezmos a la tribu de Leví tenía en si un claro concepto de igualdad pues los levitas no recibirían tierra. Deut. 12:15-19. Más en el desierto estaban todos en las mismas condiciones. ¿Pudo diezmar Moisés como debía? Deut. 12:4-10. Alguien puede preguntar: ¿Entonces con que se construyó el Tabernáculo o centro de adoración del pueblo Hebreo? Para la construcción del Tabernáculo se recurrió a la “ofrendas”. Ex. 36:2-6. Advirtió que se expresa “ofrenda” y no figura el término “diezmo”.

    ¿Quien diezmaba? El diezmo era solo aceptado por Dios si lo hacía el hebreo y no lo podía hacer ningún otro que no fuera del pueblo y para ser parte el extranjero del pueblo de la Ley debía como primer paso aceptar el pacto “circuncidarse”, de lo contrario eran cortados. Gn. 17:11-14. Se resalta esto pues hoy en la Iglesia se recogen diezmos y ofrendas sin distinguir entre cristiano e inconverso. Lev. 27:34. “Destaque la orden para Israel”.Algo más, la palabra diezmo era en realidad una estimación que el sacerdote hacía de la realidad del que diezmaba. Aspecto claro pues si un ser no tenía animales, ni campo para cultivar, o se dedicaba al comercio o tenía solo nueve ovejas con el concepto actual del diezmo como se daba el 10%… La respuesta es fácil el tal no diezmaba.

    El término diezmar en cualquier diccionario significa destruir o apocopar algo. A ejemplo cuando expresa “cuando acabes de diezmar” significa cuando acabes de vaciar tu almacén. La palabra alfolí que cita el Profeta Malaquías es almacén. Mal.3:10. Al respecto cuando el pueblo de Dios pidió reyes la amenaza que les mandó Dios era que los que ahora iban a diezmar sus cosechas no iban a ser lo sacerdotes sino los reyes y por tanto la estimación quedaría supeditada al rey de turno. Lo mejor no sería para Dios sino para ese rey. 1 Sam. 8.6-18. En el segundo libro de Crónicas y en el tiempo del Rey Ezequías se notan las disposiciones del pueblo judío fuera de la voluntad de Dios. El rey controlaba a los sacerdotes, más el dio lo que quiso, “el rey contribuyó” y aunque disponía a su arbitrio de las cosechas no diezmó, sin embargo obligó a diezmar a todo el mundo. 2Cr. 31:2-12. “Hay ciertas historias que se repiten”.

    Con la destrucción del templo y el destierro de la familia Leví se dejó de diezmar. Pero con su reconstrucción, luego del destierro de Babilonia, hubo que comenzar a diezmar nuevamente. Neh. 10:35-39. Observe que el profeta de manera muy precisa expresó que el sacerdote estaría con los levitas a manera de supervisor cuando estos recibieran el diezmo para llevarlo a la cámara del Templo, a los lugares destinados para guardar los alimentos. Para ello hubo que realizar una gran cámara para recibir el diezmo del grano del vino y del aceite. Neh. 13:4-5. El pueblo obedeció Neh. 13:12-13. Advierta algunas expresiones de estos versículos: “almacenes” que es una forma de nombrar cámaras o depósitos y la frase final “ellos tenían que repartir a sus hermanos”. ¿Se reparten los diezmos hoy entre los hermanos? La cuestión es que con la llegada de los diezmos se alimentó enseguida a los necesitados. Neh. 12:44-47.

    EL tiempo pasó, el Templo fue reconstruido a nuevo, los reyes judíos eran figuras decorativas, no mandaban pues estaban dirigidos por reyes de otras naciones, eran esclavos. Por tanto el rey pagano dictaminaba lo que se realizaba con las cosechas y en sus planes no estaba el respetar al Dios de los Hebreos y su Ley. Por ello la familia de Leví estaba pasando hambre Entonces en época cercana a Esdras el profeta Malaquías exhortó a diezmar. No había alimento en la casa de Dios. Mal. 3:9-12. Cuan diferente es hoy que la clase dirigente de la Iglesia tiene toda la plata en su mayoría, en cambio la Iglesia en su mayoría está sin plata.

    En resumen: el diezmo formaba parte de la ley mosaica o ley de Moisés. Se debía realizar cada tres años. No era dinero sino el fruto de cosechas o animales. Tampoco un 10% si no una estimación. Se realizaba en lugares autorizados por Dios y únicamente el circunciso o israelita lo podía realizar. La familia Leví era la única autorizada a recoger los diezmos. .
    Como se debe obrar en este tiempo. Lo primero es observar la doctrina se practica en su Iglesia si la de “Ley o la de la Gracia”, pues aun están los judaizantes. Ga. 5:7-12. Como saber la diferencia, no es tan difícil: Ejemplo: No hay que circuncidarse, tampoco guardar el sábado, menos aún diezmar, es decir no se debe observar ningún punto de la ley, pues estaríamos poniéndonos bajo el régimen de la ley y estamos bajo la gracia. Gá. 5:4. La palabra desligar significa separarse de Cristo. El cristiano está libre de la ley. Ga. 4:21-31. ¿Por qué? Por que el que está sujeto a la ley está bajo maldición Ga. 3:10.

    Se demostró por la Biblia que el diezmo es un punto de la ley, al igual que el sábado u otro punto. Algunos se toman del versículo Mt. 5:17 para obligar al diezmo pues Jesús dijo que vino a cumplir la ley. Perfecto. “no ha venido ha abrogar la ley sino para cumplir”. La palabra abrogar significa: “abolir, derogar, anular una ley”. Lea ahora Heb. 7:18. Advirtió: “Queda pues abrogada la ley, es decir anulada”. ¿Es esto una contradicción? Para nada pues Cristo cumplió todo lo que la ley prescribió de él. Lc. 24:44-46. La ley no fue cumplida por nadie, solo por Jesús, Jn.7: 19. Una vez cumplida la ley y demostrada su ineficacia quedó anulada. Heb. 7:18-28. El israelita pensó que la ley fue hecha para salvar, no obstante la ley no tuvo tal fin. Ro. 3.20. La ley dio a conocer el pecado. Pablo dijo: “yo no conocí el pecado si no por la ley”. Ro.7:7.
    Era tan estricta que si se cumplían casi todos sus puntos pero se ofendía en uno, el infractor era culpable de todos Stg. 2:10. Medite simplemente en sus ropas, todo hombre lleva en sí mezcla de hilos en sus vestimentas, de las fábricas de indumentarias los hilos sintéticos y los otros mezclados son lo más común. Punto prohibido por la Ley. Lev 19:19. Bajo el enfoque de la ley quien es salvo. Al respecto lea. Ro. 3:19. Advirtió, “toda boca y todo el mundo”. Se entiende sin dudas que todo estaba bajo ley, o sea bajo pecado. Ga. 3:22-23. Resalte las frases “todo bajo pecado”, “confinados bajo ley”.

    Que se puede escapar del término “todo”. Tal vez Adam el primer hombre. Al respecto pecar es trasgredir una ley expresada en mandamientos la cual tuvo su verificación en el monte Sinaí. ¿Entonces por que se especificó que desde Adán hasta Moisés todos pecaron, sí la ley fue codificada en el desierto, en la época de Moisés, en el monte Sinaí? Ro.5:14. Antes de la ley el pecado existía en el mundo, no obstante donde no hay ley no se inculpa de pecado. Ro. 5:13. ¿Por que entonces Adán murió y todos desde su época a Moisés? Adán murió bajo pecado pues lo alcanzó el brazo de la ley. De no ser así la muerte no lo podía aprehender por que “sin ley no se puede culpar a nadie”. Vale decir desde Adán hasta Moisés se tuvo en cuenta el pecado. Ro.5:12. Para meditar. ¿Dónde está pasando la eternidad Caín, el asesino de Abel?

    Por lo cual existió siempre una ley pues hubo imputación de pecado, tal ley tuvo como resultado la muerte. Ro. 1:18-32. Ley y muerte en este contexto entonces son sinónimos. Ro.5:14. Por tanto es claro que todo está bajo ley. Ro. 5:12. Tenga en cuenta que si no alcanza el brazo de la ley a un ser no se le imputa pecado y entonces tampoco es favorecedor de Gracia alguna. Entender esto es de máxima importancia pues la Gracia hace más que anular el efecto del pecado “la Gracia otorga vida eterna”. Ro. 5:20-21.

    Por eso debe haber una imputación legal de pecado para que la Gracia le sea concedida y con ello la vida eterna. Ro. 3:23-26. Resalte la frase “todos pecaron”. ¿Estará exento Noe de esta sentencia o tal vez Abraham? “En Adán todos mueren”. 1Co. 15:22. Recuerde que Abraham anduvo en los mandamientos de Dios antes de que se formule la ley del Sinaí. ¿Ahora si todo está bajo ley cuando comenzó la Gracia?

    ¿Que es la Gracia? Una definición muy sencilla es don inmerecido de Dios, o regalo que el mundo no se merecía. La referencia es a la salvación que Cristo trajo al mundo. Jn. 3:16. Por tanto la Gracia es Cristo en el mundo. Tito 2:11. La Gracia fue mediada solo por Cristo. Jn. 1:14-17. Por lo cual el tiempo de la Gracia o sea el tiempo del fin de la ley comenzó con Cristo. El mismo dijo esto. Lc. 16:16. Por tanto con Juan el bautista terminó la Ley y comenzó la Gracia.

    La Gracia es contraria a la ley. Ro. 6:14. “No está bajo ley, sino bajo la Gracia”. Pablo explicó claramente que eran libres de la ley. Ro. 7:4-6. El viejo pacto cayó en desuso reemplazado por el nuevo que es en la Sangre de Jesucristo Heb.8: 6-8. Advirtió la frase: “Si el pacto de la Ley fuera sin defecto para que hacer un segundo pacto”. Cabe preguntar: ¿Entonces la ley no sirve para nada? Por el contrario la ley fue el ayo que solicitó a Jesús. Ga. 3:24. El fin de la ley fue Cristo. Ro.10:4. La temática principal es que la Ley no limpiaba el pecado lo cubría, por ello era ineficaz, más Cristo quitó el pecado. Jn. 1:29. “El cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Para que entienda más aun, es como si un ser fuera a un médico por un dolor y este le dijera su dolor es tal enfermedad. El enfermo entonces solicita un remedio, a lo que el doctor contesta “se su enfermedad más no el remedio”. Medite en este interrogante: ¿para quien fue dada la ley y su uso actualizado? 1Ti. 1:8-11. La ley no fue para el justo fue para….

    Es inobjetable por la Biblia, palabra de Dios, que el diezmo formó parte de la ley. Usted puede decir pero en mi Iglesia se diezma. Al respecto Jesucristo discutió en su tiempo con los hipócritas y fariseos y que hacían del diezmo una forma de lograr que Dios torciera su manos siempre en bendición y llegaron a decir: “todo lo que se come y crece en al tierra debe ser diezmado” y por ello diezmaban hasta pequeñas semillas. Mt. 23:23. Por tanto quien utiliza como base ese texto, para diezmar u obligar a diezmar, por el mismo texto se pone en la postura de un fariseo o hipócrita, pues Cristo le dio más importancia a la misericordia y a la fe y no al diezmo. Este versículo toma grande relevancia pues en este tiempo se hacen grandes locales, se fijan sueldos elevados para aquellos que lideran las iglesias o se quedan con todos los diezmos y cuando se tienen que hacer dádivas, obras de amor se ora y no se colabora en nada. Stg. 2:14-18.

    Hay quienes imputan al diezmo el poder de dar o quitar la salvación. Al respecto el diezmar no asegura la salvación por el contrario la elimina. Lc. 18:10-14. El hombre de esta historia basaba su vida religiosa en dos aspectos “el ayuno y los diezmos”, en cambio el otro solo se reconocía a sí mismo como pecador. A Dios no se lo compra con ningún tipo de dinero, el no está necesitado de plata. La amistad con Cristo significa “salvación” y se basa en cumplir su voluntad. Jn. 15:14.

    El Espíritu Santo sabiendo el “hoy” y previniendo la actitud judaizante de ciertos pastores actuales de la iglesia escribió. Heb. 7:5. La frase “según la ley” es harto elocuente, no es según la Gracia. De cualquier manera nadie puede justificarse por las obras de la ley. Gá. 3:11-13. Todo aquel que no conoce a Cristo esta bajo ley, aún aquellos del Viejo Testamento Ga. 3:23. El cristiano no está bajo la maldición de la ley sino bajo la gracia. Su interrogante sería: ¿no hay salvación en mi Iglesia? La respuesta: si que la hay, pero una vez salvo se vuelve de la vida a la carne, de la gracia a la maldición, de la fe a la ley, pues la fe es contraria a la ley. Ga. 3:1-3.

    ¿Pero todo lo aprendido durante tantos años de diezmar no sirvió de nada? ¿Todo lo que me enseñaron mis pastores eran mentiras? Al respecto lea este versículo. 1Ti. 1:7. “No entienden lo que hablan y afirman”. Alguien puede acotar pero ninguno leyó la carta a los gálatas o a los hebreos… 1Ti. 6:9-10. El amor al dinero puede más que cumplir con la voluntad de Dios. ¿Que debe hacer el cristiano? debe decidir entre servir a Dios y o al dinero. Mt. 6:19-24. La Biblia expresa que la avaricia es idolatría. Col. 3:5. Debe dar con amor. 2 Co. 8:1-5. 12-15. Con alegría, no por obligación.2Co9: 7. Sabiendo que del Señor tendrá recompensa. 2Co. 9:6. Teniendo en cuenta que la prédica del Evangelio no es por plata, sino por necesidad y obligación. 1Co. 9:15-16. Mt. 28.19-20.

    Al respecto tenga en cuenta esto: Diga lo que diga su líder usted va a ser juzgado de acuerdo al Evangelio, ante Dios usted no tendrá ningún tipo de excusa, medite en que su salvación es la que está en juego. Ro.2:16. Por tanto busque una Iglesia donde se instruya la Gracia. Teniendo en cuenta que el verdadero Evangelio no se práctica en todas partes. Pablo dijo seguir un Evangelio diferente. Ga. 1.6-7. Participe del Evangelio de la Gracia. Fil. 1:7. Puede ser objeto de persecución. Fil. 1:17. Recuerde las palabras de su maestro “la verdad os hará libres” El cual no tenía ni siquiera una piedra donde recostar su cabeza y todo lo pasó con tal de traer la verdad. Jn. 8:31-32.

    Víctor “Pastor Cristiano”. Observante de la “Verdad”.
    TEL: Cel. : 155-692-3176.
    TEL. 4-280-8247.
    Correo electrónico.
    D. N°: 426.896
    E-Mail: eldiezmolaverdad@hotmail.com

  6. Ismael Palma 26 agosto 2008 at 7:07 PM #

    DanteGebel…???!!!!

  7. Nadia 14 octubre 2008 at 8:36 PM #

    Gracias por lo escrito aqui estoy llendo a una iglesia y la verdad que me ponia triste el tema de diezmas porque mi sueldo no me da ya que tengo que pagar muchas cuentas y se me compliaca pero siempre que siento de ofrendar lo hago para el señor, muchas gracias su explicasion me hizo entender varias cosas.

  8. pauloarieu 14 octubre 2008 at 8:42 PM #

    Mew alegro mucho que le haya dado claridad.
    Saludos y sea causta con los pastores.Sea humilde y no contenciosa, ni les ehce en cara que no diezm,a ni nada,porque la van a mirar feo.
    recuerde que ofrendar es para el Señor no para el hombre, y tanto si damos como si no damos, debemos ser humildes y reservsdos.
    Saludos

  9. Jaime 24 octubre 2008 at 5:52 PM #

    tengo una duda….
    por que no leen lucas 16: 16 y 17, donde dice que la ley no pasara?..

  10. pauloarieu 25 octubre 2008 at 11:49 AM #

    es que este mandamiento no se vuelve a repetir luego de la resurrección de Jesús,ni existe ninguna ordenanza apostolica que asi lo determine.
    Todo esto pertenece al viejo pacto.Ni Pablo,ni Pedro,ni Juan niu Judas enseñaron tal cosa.Hay libertad ahora, l oque si es obligacion ofrendar.
    Si vos queres ofrendar el 10 % de tu salario, hazlo como ofrneda volunytaria, pdoria ser un beuin paramtetro de cuanto ofrendar, lo que no existe es ley de diezmo.

    Saludos

  11. Jose Luis 2 noviembre 2008 at 2:13 PM #

    Buenos dias señores, gracias por el articulos, ya me habia documentado con anterioridad del tema tambien, pero una consulta sobre que hacer en este caso, que hacer si el pastor de mi iglesia casi en todas sus predicas se enfoca en el diezmo haciendo parodias y comparaciones sobre si uno esta enfermo, si esta sin dinero es porque uno no ha diezmado, a principios de año ofrende una buena cantidad de dinero para la construccion del templo y me senti feliz con eso porque era para la casa de Dios pero luego de eso he estado ofrendando cada vez que podia hacerlo sin embargo no hay domingo que no reciba indirectas como malditos, hasta he oido que estamos a un paso del infierno o que los que el tiene lastima de los que no diezman y cosas asi, por otro lado el dia de ayer me robaron mucho dinero y se que si se lo cuento a alguien de la iglesia lo primero que me diran es que porque no diezme me sucedio eso y que si quiero que Dios me devuelva eso debo pactar con cierta cantidad de dinero que yo decida.
    Quiero saber si esto tiene que ver porque hasta donde me ha pasado pareciera que las cosas coinciden, he sido robado tal y como lo decia el pastor ya que en sus cultos lo decia literalmente que a los que no diezman les robaran y que lo tengamos por seguro, entonces como comprender esto, si es que Dios me quito de su proteccion por no diezman o es simple descuido mio, o Satanas metio la mano en esto.
    Alguien me puede aconsejar sobre este tema, que debo hacer o como debo reaccionar.
    Gracias

  12. pauloarieu 2 noviembre 2008 at 7:36 PM #

    Varon,hoy roban mas que nunca.Preguntale al Señor, pero no agarres cualquier pasaje que te venga a la mente como respuesta.
    Se cudiadoso con ese ministro,ora por el ya que se eta desviando, paarce que esta necesitado de dinero o algo asi ya que si no,no se justiifca que pdia dinero desmedidamente.
    Saludos

  13. maria quintero 29 diciembre 2008 at 2:30 AM #

    DIOS ME LOS BENDIGA ME AN ACLARADO MUGHAS DUDAS SOBRE EL DIEZMO YO TENGO UN PEQUEÑO PROBLEMITA PUES TENGO 3 AÑOS QUE RECIVI A CRISTO Y DE VERDAD SE QUE LO RECIVI XQ LO SIENTO PERO ASTA AHORA NO A SIDO BAUTISADA XQ RESULTA QUE MI PASTOR NOS TIENE CONTAVILIZADOS Y YO SIENTO QUE NO DEVE SER ASE POCO YO TUVE UN PEQUEÑO PROBLEMA CON UN CARRO Q COMPRE RESULTO Q AL PARECER TENIA LOS CERIALES MONTADOS Y NO ERA ASI FUE ERROR DE LA PLANTA SE REVISO Y ESTABAN BIEN GRACIAS A DIOS Y EL PASTOR C AGARRO Q ESO ME PASABA X Q NO DIEZMABA DE TODO LO QUE RECIVIA PUES YO TENGA UNA SOCIEDAD CON MI ESPOSO DESDE ACE MUCHO TIEMPO Y YO ESE MUCHO TIEMPO ME PUCE SUELDO POR QUE ES LA MANERA DE SOBRE VIVIR DE ESA SOCIEDAD LE VENDI UN CARRO A MI HIJO QUE ES EL YERNO DEL PASTOR PERO C LO VENDI A UN 70% DEL VALOR DEL CARRO Y RESULTA QUE YO DIEZMO DE MI SUELDO PERO X EL PROBLEMA Q UBO EL ME SACO LA CUENTA DE LO Q MI HIJO ME PAGA EN GIROS MAS LO QUE RESIVO DE LA SOCIEDAD Y YO LE DIJE QUE YO CON LO DE LA SOCIEDED NO ME PODIA METER PUES MI ESPOSO NO ES CRISTIANO Y ESA SON CUENTAS QUE TIENEN ENTRADAS Y SALIDAS Y EL ME DIJO QUE XQ ENTOCER NO ASIAMOS UNA SEPARACION DE VIENES PARA QUE YO NO TUVIERA SUELDO SINO QUE LO QUE RECIVIA DIEZMARA DE ESO Y AMI NO ME PARECIO X Q UNA CEPARACION DE VIENES ES CUENDO UNO ESTA EN CUFLICTO PERO YO ESTOY BIEN CON LA SOCIDAD QUE TENGO CON MI ESPOSO OY EN LA IGLESIA PREDICO UN HNO AL QUE EL SR USA MARAVILLOSAMENTE Y YO LO QUE ICE FUE LLORAR Y LLORAR Y PEDI MUCHO X EL XQ YO NO QUIERO APARTARME DE LA IGLESIA PUES ME E CENTIDO UTIL ESPERO ME ORIENTE AY TIENEN MI CORREO mlquintero.335@hotmail.com

  14. jimmy Medina 16 enero 2009 at 3:33 AM #

    HERMANOS:
    La obra del señor es delicada. El es el autor de la obra de la evangelización y de su iglesia. El es el que va a sustentar su propia obra.

    Es verdad que no existen textos explícitos sobre las donaciones o tratamientos sobre dinero. Sin embargo, hay textos que apoyan el hecho de que en el nuevo testamento se debe donar dinero. Aun más que el diezmo. Recordemos Ananías y Safira, quines cayeron desplomados por no dar el dinero completo de la venta de sus casas. El Señor que inició su obra la terminará. Si Dios inicia una obra él pondrá en los corazones el ofrendar más que los simples diezmos. El problema surge cuando los mienbros no están comprometidos con al obra y los “pastores” buscan recaudar más para sus placeres que por la causa del evangelio. Estoy de acuerdo con el hermano Pablo Santomauro sobre el diezmo. Pero los que esperan que por fin se liberaron de dar dinero en la iglesia,se equivocan. Estoy seguro que el señor espera , así como la viuda, se ofrende lo poco que se tiene. No importa la cantidad. El señor multiplicará lo que ofrendan lo poco que tienen. Estoy seguro que el Señor espera buenos donadores, poque el Señor no puede falsificar dinero. El que inició la obra la termirá con personas comprometidas y maduras que dan de acuerdo a su posibilidades y de acuerdo a cuánto hayan separado en su corazones y de su ofrenda. El sitema de recaudación del fondos se ha prestado a diversas interpretacones. El Señor vendrá a ver tus frutos, tus fuerzas y si no das frutos pues se es una mal árbol.

    El sistema de recaudación a través del diezmos quizas debe ser revisado, por que hay gente que ve a la iglesia como mercadería. Pablo lo dijo asi en paráfrasis: Porque vendrán hobres avarientos, que amarán el dinero, le tratarán como mercadería y no tendrán compasión de las obejas.

    Si pensabas que ya no se debe donar te equivocas, el señor nos pide compromiso, más que el diezmo. quizas vengan los dias en que tengamos que vender nuestras casas y posesiones como Ananías y Safira.

  15. pauloarieu 16 enero 2009 at 9:11 AM #

    Hno.,
    Todo esto que ud. dice es verdad, pero debe ser voluntaria.
    EL tema del diezmo DEBE SER REVISADO.
    Sauldos

  16. maricarmen uribe osses 4 febrero 2009 at 4:13 PM #

    hola ,mi querido PauloArieu,te agradezco esta informacion por que PARA LA gLORIA DE DIOS,mi amado esposo ministra la Iglesia del campo de Patagual,distante 8 kilometros de la ciudad,y nunca le hemos dicho a nuestra amada Iglesia que si no diezman es pecado.El que creyere y fuere bautizado ese sera salvo,y las ofrendas y el diezmo conforme Dios bendiga a cada uno.Abrazos desde chile

  17. pauloarieu 4 febrero 2009 at 4:17 PM #

    Saludos y abrazos desde Bahia Blanca, Argentina
    DTB

  18. Cristian 15 febrero 2009 at 1:20 PM #

    Gracias querido hermano.
    Es realmente esclarecedor su informe. Muchos cristianos, ignoran el verdadero propòsito de la ofrenda, digo “ofrenda” y no “diezmo”. Estoy absolutamente de acuerdo en que los edificios, el hermano que se molesta en practicarnos la palabra, el misionero, la obtenciòn de material de estudio, etc, demandan un costo y es deber nuestro el hecho de participar en su sustento.Punto.
    Pero es bueno aclarar que miles y digo miles de “pastores” viven a costillas del que amorosamente ofrenda y hasta en ocasiones descuidan su propio sustento en el afàn de engrosarle las arcas a estos sujetos.
    Gracias por permitirme exponer.

    Cristian
    Rosario-Argentina

  19. Providencia 25 marzo 2009 at 7:59 AM #

    el Nuevo Testamento, los creyentes no tienen mandamiento de diezmar. Mateo 22:15-22 y Romanos 13:1-7 especifican lo único que el cristiano debe pagar en estos tiempos, o sea, los impuestos al gobierno, es todo.

    ¿Significa esto que los cristianos no debemos ofrendar a Dios? No realmente, el Señor ama al dador alegre, así que usted es libre de dar por debajo o por encima del 10 por ciento si Dios lo pone en su corazón. Recuerde que los edificios de las iglesias requieren mantenimiento, los pastores son dignos de su salario (1 Co. 9:7-14, 1 Ti. 5:17-18), la luz y el agua hay que pagarlos si no los servicios son suspendidos, los misioneros necesitan sustento, los ministerios de ayuda necesitan donaciones, el material impreso y las biblias cuestan dinero, etc.

    Segunda Corintios 9:6-7 marca la pauta de nuestras ofrendas a Dios: “El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre”. Pero reitero, nadie está obligado a diezmar, y Dios no le amará más ni retendrá sus bendiciones hacia usted porque usted no diezme, como le quieren hacer creer muchos pastores.

    Los cristianos que dicen que el diezmo es obligatorio hoy en día, utilizarán todo tipo de estratagema para que la gente diezme y para hacer sentir culpable a los que no lo hacen. He aquí algunas artimañas y su refutación a continuación:

    1) Abraham y Jacob diezmaron antes de la Ley – En el caso de Abraham, el NO dio los diezmos de sus pertenencias o ganancias, sino del botín de guerra como resultado de su victoria sobre los reyes de Mesopotamia. Jacob, por su parte, prometió a Dios el 10 por ciento de sus posesiones si Dios lo guardaba en su viaje a casa. Ambos diezmaron como respuesta a una bendición. No se trató del diezmo mosaico en el cual la persona debía diezmar le fuera como le fuera, bien o mal. Por otra parte, si los cristianos debemos diezmar hoy basados en este argumento, también debemos circuncidarnos porque los patriarcas lo hicieron. Decir que los judíos practicaban el diezmo antes de la Ley es abusar el texto bíblico.

    2) Desde que el NT no prohíbe específicamente diezmar, entonces la práctica sigue en efecto hoy – Una lectura de Hechos 15 despeja las dudas y pone este argumento bajo tierra. Allí el Espíritu Santo y los apóstoles decidieron que los gentiles no estaban obligados por la Ley y sólo enumeraron ciertas excepciones como abstenerse de idolatría, sangre de ahogado y fornicación, pero no mencionaron ni sombra de la ley de diezmar. Además, si debemos diezmar por la simple razón de que el mandamiento no está abolido específicamente en el NT, entonces deberíamos guardar otras partes de la Ley que no están mencionadas en Hechos 15, entre ellas: hacernos flecos en las cuatro puntas de nuestras ropas (Dt. 22:12); mantener nuestros cabellos y barbas de acuerdo a la Ley (Lv. 19:27; perdonar a nuestros deudores cada siete años ( Dt. 15:1,2), etc.

    3) Los cristianos deben diezmar porque al hacerlo reconocemos que todo le pertenece a Dios – No existe en la Biblia ninguna mención de esto. Una persona puede reconocer el principio de que Dios es dueño de todo sin necesidad de diezmar. Este argumento, por lo tanto, es una invención para hacer sentir a la persona culpable frente a Dios.

    4) Diezmar es parte integral de la vida cristiana – No existe en absoluto ninguna Escritura para apoyar esta idea. Aun más, como dijimos anteriormente, no hay ningún versículo o pasaje en el NT que ordene o dé mandamiento de diezmar a los cristianos. Tampoco hay un solo ejemplo de un cristiano diezmando en la Biblia.

    5) Si no diezmamos le estamos robando a Dios – Esta es la triquiñuela favorita de muchos pastores. Usan el pasaje de Malaquías en el capítulo 3. El libro de Malaquías no fue escrito para los cristianos. Los profetas del AT se caracterizaban por exhortar al pueblo a guardar la ley de Dios. Malaquías también lo hace (Mal. 4:4), por lo tanto, ¿cómo puede ser que Malaquías 3:8, (¿Robará el hombre a Dios?) haya sido escrito para los cristianos, los cuales no estamos bajo la Ley? Jesucristo dijo que la ley y los profetas fueron hasta Juan (Lc. 16:16). Como si esto fuera poco, acusar a los cristianos que no diezman de ladrones es condenarlos al infierno virtualmente, ya que 1 Corintios 6:10 dice que los ladrones no heredarán el reino de Dios. Los que quieren imponer sobre los cristianos el diezmo del AT, tendrían que saber que bajo la ley, aun si diéramos el 10 % , estaríamos robándole a Dios, ya que como hemos visto la suma total de los diezmos era por encima del 20 %. Otro punto a considerar es que eran los levitas los que debían de traer el 10% de los diezmos, es decir el diezmo de los diezmos, “a la casa de nuestro Dios, a las cámaras de la casa del tesoro” (Neh. 10:38). Por lo tanto, Dios estaba reprendiendo a los levitas en Malaquías 3, no al pueblo. El equivalente a los levitas en tiempos modernos serían los controversiales pastores que exigen el diezmo. ¿Traen ellos el diezmo de los diezmos a la iglesia? ¿O continúan viviendo en abundancia a expensas de su pobre grey?

    Conclusión

    El mandamiento de diezmar no es para los cristianos, punto. No diezmar no es equivalente a pecar, robar o desobedecer a Dios. Los ministros que enseñan lo contrario deben arrepentirse de enseñar algo que es contrario a la Palabra de Dios y que aprisiona a los cristianos en un sistema legalista enemigo de la gracia. En materia de ofrendar a Dios debemos seguir nuestra conciencia y usar discernimiento. Somos libres de diezmar, y aun de dar más del diezmo, pero todo en la libertad con que Cristo nos hizo libres. Para que no se nos mal entienda, proponemos lo que la Biblia enseña, que el cristiano debe ofrendar regularmente (Ro. 16:1), de acuerdo con sus posibilidades. No se trata de ofrendar cuando “sienten” que deben hacerlo, o guiados por sus emociones, sino como una manifestación disciplinada de su amor por el Señor.

    Obsérvese que dije “de acuerdo con sus posibilidades”. Si como resultado de una economía inestable usted pierde su trabajo o sus ingresos son cercenados, si usted integra las filas de los desposeídos a través del mundo, no tiene porque ofrendar. Por el contrario, es la iglesia la que tiene que ayudarlo a usted, si la iglesia está en condiciones de hacerlo. Si usted tiene que elegir entre alimentar su familia o dar a la iglesia, escoja lo primero, porque el que no provee para los suyos es peor que un incrédulo (1 Ti. 5:8).

    Por último, digamos que ofrendar o dar diezmo para salir de una deuda, o para que Dios nos dé más, no es bíblico. Se trata de un mito propagado por los falsos maestros de la confesión positiva y el evangelio de la prosperidad.

    Dios te bendiga

    Pablo Santomauro

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 712 seguidores

%d personas les gusta esto: