mc.jpgDesde que comenzó su sueño presidencial comenzó a cobrar fuerza y realidad, allá por el promedio de la dura batalla interna que disputó con la ex primera dama Hilary Clinton en las primarias demócratas, el ahora vencedor de esta y candidato a presidente por el Partido Demócrata,Barack Obama, es la primera vez que ve tambalear su sueño americano, luego de la publicación de una encuesta que lo coloca por debajo de su competidor en las preferencias electorales de los norteamericanos, contra todos los pronósticos.

El relevamiento llevado a cabo por las consultoras Reuters y Zogby Internacional, indican que si hoy fuese la elección, Obama no podría cumplir su meta política, ni el logro de ser el primer afroamericano en ocupar el sillón más importante del Salón Oval, ya que su competidor, el republicano John McCain, le saca 5 puntos de diferencia, 41 a 46 %, consiguiendo impensadamente revertir los números que hasta hace muy pocos días lo tenían siete arriba del de Illinois.

A pesar del mal trago económico que el país está atravesando y que en realidad debería perjudicar más a McCain que a Obama, porque es su partido el que está en el poder y de la excelente imagen que dejó en su reciente viaje al exterior, que incluso fue motivo de fustigamiento por la oposición, la estrategia de McCain por presentar a Obama como un inexperto en cuestiones económicas y de política exterior, dos puntos clave para ganar la elección, lograron su cometido y bajaron del pedestal al candidato de casi todos.

Claro que todavía falta mucho tiempo y que corran más agua y sangre debajo del puente, sin embargo, el alerta es un hecho y esta situación seguramente habrá puesto nervioso a más de un demócrata que habrá pensado para sus adentros: ¡volvé Hillary te perdonamos y a Bill too!

Foto: Clarín

periodismoenlared.com