Tag Archives: El papa

El Papa lamenta aborto y matrimonio homosexual

14 May

El Papa lamenta aborto y matrimonio homosexual

Associated Press
Thursday, May 13, 2010

FATIMA, Portugal (AP) – El papa Benedicto XVI tildó el jueves al aborto y el matrimonio homosexual como algunos de los peligros más “insidiosos” que encara el mundo de la actualidad, e insistió en las enseñanzas de la Iglesia al mismo tiempo que intenta dejar atrás los escándalos de pederastia surgidos en algunos sectores del clero.

El Papa ofició una misa al aire libre, punto culminante de su visita de cuatro días a Portugal con motivo del 93er aniversario de la aparición de la Virgen María _ según la tradición católica _ a tres pastorcitos en este santuario mariano en 1917.

Aunque en el primer día de su viaje Benedicto XVI admitió el martes de la existencia de “pecados dentro de la Iglesia”, para el jueves se centró en reafirmar la doctrina de la Iglesia en este país mayormente católico, donde fue legalizado el aborto en 2007 y en el que el Parlamento aprobó en enero un proyecto de ley que permite el matrimonio homosexual.

Además, un juez portugués facilitó en 2008 la obtención del divorcio incluso cuando se opone uno de los esposos.

El vocero vaticano, el padre Federico Lombardi, aludió a los congregados en Fátima al afirmar que es “muy hermoso y animador” que los peregrinos no han renunciado a exteriorizar su fe pese a los meses de escándalos de pederastia dados por algunos clérigos en Europa y por los obispos y funcionarios vaticanos que los encubrieron.

Los creyentes comprenden “la capacidad de la Iglesia para superar con efectividad _ vía la conversión, la penitencia y la plegaria _ la dimensión del verdadero pecado que existe en nuestra comunidad”, dijo Lombardi.

Benedicto XVI dijo a los reunidos que aprecia su lucha contra el aborto y la promoción de la familia basada en el “matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer”.

Dichas iniciativas “ayudan a responder a algunas de las amenazas más insidiosas y peligrosas de hoy contra el bien común”, agregó. “Junto con muchas otras formas de compromiso, dichas iniciativas son un elemento esencial en la construcción de la civilización del amor”.

Ante unos 400.000 peregrinos reunidos para una misa al aire libre, Benedicto XVI también ofreció un mensaje de alivio a quienes sufren, diciendo que el sufrimiento no es en vano.

“Vine a Fátima para rezar, en unión con María y tantos peregrinos, por nuestra familia la humanidad, afligida como lo esta ahora por varias pesadumbres y sufrimientos”, dijo Benedicto XVI a la multitud.

Tras la misa, el Papa bendijo a más de 400 personas enfermas, que suelen hacer el peregrinaje en busca de curación.

Benedicto XVI es el tercer pontífice que visita Fátima, el primero fue Pablo VI en 1967. Juan Pablo II, quien fue herido a disparos el 13 de mayo de 1981 en la plaza de San Pedro, vino tres veces antes de su muerte pues creía que la “mano no vista” de la Virgen le “rescató de la muerte”, dijo Benedicto XVI el miércoles.

La bala que casi mató a Juan Pablo II es parte de una corona que tiene la estatua de la Virgen de Fátima. La figura de la Virgen, adornada con rosas blancas y amarillas, fue transportada a hombros por un grupo de soldados poco antes de comenzar la misa.

Benedicto XVI regresará al Vaticano el viernes tras celebrar una misa en Oporto, la segunda ciudad del país.

Anuncios

El Papa acepta la dimisión de otro obispo irlandés acusado de encubrir pederastas

7 May

El Papa acepta la dimisión de otro obispo irlandés acusado de encubrir pederastas
La Razón
La dimisión de Joseph Duffy fue aceptada en conformidad con el artículo 401/1 del código de derecho canónico, por el que se exige al obispo diocesano que presente su renuncia cuando haya cumplido los 75 años, que es la edad de jubilación de la Iglesia católica.
El papa Benedicto XVI aceptó hoy la dimisión reglamentaria del obispo de Clogher, Joseph Duffy, acusado de haber encubierto casos de abusos sexuales de menores por parte de sacerdotes en Irlanda, informó el Vaticano.
Duffy, que cumplió 76 años el pasado 3 de febrero, reconoció recientemente que encubrió abusos de sacerdotes contra menores en su diócesis.
Como nuevo obispo de Clogher, el Papa ha nombrado a Liam MacDaid, de 64 años, hasta ahora canciller de la curia de esa diócesis.
Benedicto XVI también aceptó hoy, por haber cumplido los 75 años, la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Derry, siempre en Irlanda, del obispo auxiliar Francis Lagan.
El obispo Joseph Duffy es uno de los cuatro prelados que han dimitido en los últimos meses tras conocerse los dos informes oficiales irlandeses -el Informe Ryan y el Informe Murphy- que desvelaron que durante 70 años centenares de niños de Irlanda sufrieron abusos sexuales por parte de sacerdotes en ese país, sobre todo en la archidiócesis de Dublín desde 1975 a 2004.
Los otros tres son James Moriarty, obispo de Kildare y Leighlin; Donald Murray, obispo de Limerick, y John Magee, prelado de Cloyne, que fue secretario privado de los papas Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II.
A estos tres la renuncia fue aceptada en conformidad con el artículo 401/2 del Código de Derecho Canónico, por el que “se ruega encarecidamente” a los obispos diocesanos que presenten su renuncia “si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñarlo”.
Otros dos obispos auxiliares de Dublín, Eamonn Walsh y Ray Field, también en presentaron su dimisión y se espera que en fechas próximas el Papa Ratzinger las acepte.
La dimisión de los prelados se han producido tras la carta enviada por Benedicto XVI a los católicos irlandeses el pasado mes de marzo, en la que pidió perdón a las víctimas de los curas pederastas, a las que dijo que siente “vergüenza” y “remordimiento” por lo ocurrido.
El Papa advirtió a los sacerdotes pederastas que deben responder ante Dios y los tribunales y ordenó una inspección de las diócesis y seminarios donde se cometieron esos abusos.
Asimismo, el Pontífice abroncó a los obispos irlandeses por la “lamentable” gestión de lo sucedido.
El pasado 23 de abril, Benedicto XVI destituyó al obispo de Brujas (Bélgica), Roger Joseph Vangheluwe, de 74 años, por abusar sexualmente de un joven belga cuando era sacerdote.

Gobierno francés teme “lluvia” de preservativos contra el Papa

27 Mar

Gobierno francés teme “lluvia” de preservativos contra el Papa

Descargar(Gobierno francés teme lluvia de preservativos contra el papa.pdf)

 DEBERÍAN VIGILARLOS SIEMPRE, ASÍ NO ANDAN HACIENDO ESCANDALOS POR LAS CALLES…

Las autoridades vigilan preventivamente a grupos homosexuales ante la visita apostólica de Benedicto XVI a París y Lourdes, entre el 12 y el 15 de setiembre. El Ministerio del Interior también redobla seguridad ante eventual atentado terrorista.

Para evitar incidentes como el lanzamiento de preservativos durante la visita del papa Benedicto XVI a Francia, el gobierno francés está vigilando actualmente a activistas de grupos homosexuales.

Organizaciones como Act Up, que ya convocaron a manifestaciones durante la visita del jefe de la Iglesia católica, están especialmente en la mira de las autoridades, informó este miércoles el diario “Le Figaro”.

En julio pasado, activistas de grupos de defensa de los derechos de los homosexuales lanzaron preservativos durante un acto de Benedicto XVI en la Jornada Mundial de la Juventud en Sydney.

En total, en la visita del Papa del 12 al 15 de septiembre a París y a Lourdes serán desplegados 6.000 efectivos de seguridad.

Según “Le Figaro”, ese despliegue no es habitual en Francia.

En tanto, el Ministerio del Interior dijo que durante la visita del Papa existe un riesgo más elevado de que se produzcan atentados terroristas.

Mientras tanto, los periodistas protestaron con éxito contra una iniciativa según la cual se iban a cobrar 30 euros diarios por la utilización de la sala de prensa durante la visita papal.

Los organizadores habían dicho que ese dinero sería “un aporte a la financiación de la visita papal”, pero finalmente retiraron la idea.

Fuente: DPA

La protestante Merkel le advirtió al Papa que ella tampoco banca a Williamson

4 Feb
La protestante Merkel le advirtió al Papa que ella tampoco banca a Williamson

La respuesta de la Iglesia católica alemana al papa Benedicto XVI demoró algunos días en llegar, pero una suerte de revuelta purpurada corre como la pólvora entre los primeros ‘espadas’ germanos de esta confesión. La protesta con el Vaticano asume casi carácter de Estado al unirse al coro la canciller de Alemania, la protestante Angela Merkel, hija de un pastor luterano.

Merkel dijo que, en su opinión, no se clarificó debidamente el caso después que el Papa levantó la excomunión del obispo Richard Williamson, quien puso en tela de juicio la muerte de millones de judíos en las cámaras de gas de Adolf Hitler.

Numerosos integrantes del clero germano han coincidido en tachar de clamoroso “error” o “decisión mal aconsejada” la rehabilitación de cuatro obispos “ultras” o tradicionalistas excomulgados.

El problema para Alemania es el caso del británico Richard Williamson, quien en una entrevista en Suecia negó la existencia del Holocausto y de las cámaras de gas, y defendió que ‘apenas’ 200.000 a 300.000 ciudadanos judíos habían sido asesinados durante la catarsis nazi.

Richard Williamson niega el exterminio de judíos por los nazis y las cámaras de gas. 

Por encima de cardenales, obispos y arzobispos católicos era la voz de Merkel la que exigía una aclaración a Josef Ratzinger, el Papa de origen alemán. Para la gobernante conservadora las explicaciones del Vaticano “aún no han sido satisfactorias”.

“Se trata de que tanto al Papa como al Vaticano les quede claro que aquí no puede existir ningún negacionismo [del Holocausto]”, señaló la canciller, quien añadió: “No puede quedar sin aclarar”.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, respondió a la canciller alemana que las palabras de condena de Benedicto XVI “son clarísimas”. “La condena de las declaraciones negacionistas del Holocausto (por parte del Papa) no han podido ser más claras y resulta evidente que la mismas también se referían a la posición de monseñor Williamson y a todas las posiciones análogas”, señala Lombardi en un comunicado.

Lombardi subrayó que el mismo día en que el Papa condenó el negacionismo del Holocausto (el 28 de enero pasado) también explicó “claramente” el objetivo de la revocación de las excomuniones, “que no tiene nada que ver con una legitimación de las posiciones negacionistas del Holocausto, claramente condenadas por el Pontífice”, reiteró. Benedicto XVI dijo ese día que les había levantado la excomunión como un “gesto de paterna misericordia”.

Entre la larga lista de críticos a la decisión papal se encuentra el arzobispo de Múnich, Reinhard Marx, quien en una entrevista aseguró que “quien niega el Holocausto no tiene lugar en la Iglesia católica”.

En Hamburgo el obispo auxiliar de Hamburgo, Hans Joschen Joschke, ha exigido detener el proceso de rehabilitación de Williamson mientras al arzobispo Werner Thissen insistía en que es una “mala decisión rehabilitar a un negacionista”.

Más duro fue el teólogo suizo Hans Küng, quien ha solicitado a Benedicto XVI que deje su cargo mientras le acusaba de colocar “un nuevo obstáculo en el diálogo entre religiones”.

En este sentido desde el Consejo Judío de Alemania se anunció que el diálogo con la Iglesia católica queda suspendido. “No se puede seguir hablando”, aseguró su presidente.

FUENTE: http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=117490&cHash=39b4c339e5

El Vaticano rechaza al embajador francés por “homosexual declarado y militante”

30 Sep
 

30/09/2008 | El Plural / Macro/Vida

 

Sarkozy ya tiene preparados otros dos candidatos “de buen nombre”

El Vaticano rechaza al embajador francés por “homosexual declarado y militante”

V.V.

La Iglesia sigue negándose a reconocer y aceptar la homosexualidad y este podría ser el motivo por el que Roma aún no ha aceptado el nombramiento del nuevo embajador de Francia en el Vaticano, Jean-Loup Kuhn-Delforge. El diplomático es homosexual “declarado y militante”, por lo que no sería aceptado por la alta jerarquía católica. Por si acaso, Sarkozy ya tiene preparados a otros dos candidatos de “buen nombre”.

Después del paso del Papa Benedicto XVI por Francia y su alegato en contra del divorcio, parece que Nicolas Sarkozy tendrá que revisar otras prácticas que el Vaticano no aprueba. En esta ocasión, parece que Roma no está dispuesta a dar el visto bueno al embajador que ha enviado Francia en sustitución del fallecido Bernad Kessdijian.

Jean-Loup Kuhn-Delforge
El hombre que se ha propuesto desde el país galo para sustituirlo es el del secretario general adjunto de la cancillería francesa, Jean-Loup Kuhn-Delforge. Sin embargo, el Papa aún no ha dado su beneplácito, según una información de la web argentina Infobae recogida por la Cadena SER, y las especulaciones apuntan a que se debe a su orientación sexual.

“Homosexual declarado y militante”
El diario italiano Le Figaro apuntaba que no se ha aceptado su nombramiento por su “perfil personal”. Otras publicaciones como la agencia de noticias AGI van más allá y apuntan claramente a que el Vaticano está dispuesto a aceptar “un diplomático homosexual declarado y militante, tanto que agregó a su propio apellido el del hombre con el que convive abiertamente”.

Sustitutos de “buen nombre”
Aunque la Iglesia ha guardado silencio al respecto, todo apunta a que el Ejecutivo de Sarkozy tiene ya preparados otros dos posibles candidatos de “buen nombre” para el cargo: el organizador de la visita papal a Francia, Stephane Chmelewsky, y el ciudadano alemán cercano a la Santa Sede Marc Odendall.

Después del paso del Papa Benedicto XVI por Francia y su alegato en contra del divorcio, parece que Nicolas Sarkozy tendrá que revisar otras prácticas que el Vaticano no aprueba. En esta ocasión, parece que Roma no está dispuesta a dar el visto bueno al embajador que ha enviado Francia en sustitución del fallecido Bernad Kessdijian.

 

El rottweiler de Dios se muerde la cola

24 Sep
Polémicas > El Papa y el Islam

Domingo, 24 de Septiembre de 2006

El rottweiler de Dios se muerde la cola

El discurso del Papa en la Universidad de Regensburg desató una ola de reacciones en el mundo musulmán que ahora el Vaticano encuentra difícil de apaciguar. Para el periodista y extraordinario polemista inglés Christopher Hitchens, Ratzinger no sólo cometió un error innecesario, sino que lo ha hecho con argumentos que deberían avergonzar a Occidente.

http://www.pagina12.com.ar/fotos/radar/20060924/notas_r/papa.jpg

Hay muchos Papas dentro de la Cristiandad –la Iglesia Copta tiene uno, la Iglesia Ortodoxa Oriental también tiene un Patriarca o Santo Padre–, pero hemos adquirido el hábito de usar el término para describir sólo al obispo de Roma (como lo describen los 39 Artículos de la Iglesia Anglicana) y esto es una pena por muchas razones. Le confiere una especie de autoridad suprema al líder de apenas una secta cristiana, y por eso ayuda a darles la impresión a los no cristianos de que el representante del catolicismo romano representa mucho más de “Occidente” de lo que en realidad representa.

En un intento de revivir su Iglesia moribunda con una visita a Alemania, donde las congregaciones romanas son cada vez más escasas, Joseph Ratzinger (siempre voy a pensar en él con este nombre) se las ha arreglado para hacer un moderado daño –y para no hacer nada bueno en absoluto– en la tensa y crispada discusión que se desarrolla entre Europa y el Islam. Recomiendo que lean el texto completo de su discurso en la Universidad de Regensburg hace dos semanas.

Después de una introducción muy superficial, Ratzinger fue directo a su cita elegida, tomada del emperador bizantino del siglo XIV Manuel II. Este monarca supuestamente una vez entró en debate –el momento y lugar precisos se desconocen– con un persa anónimo. El tema era el Cristianismo y el Islam. El bizantino le pide al persa que le muestre “qué ha traído Mahoma que sea nuevo, y allí encontrará cosas que sólo son malvadas e inhumanas, como la orden de difundir la fe que predicaba con la espada”. Pero, entusiasmado en su propio tema, el monarca purpúreo de Constantinopla habría agregado: “Para convencer a un alma razonable, no se necesita un brazo fuerte, ni armas de ningún tipo, ni otras maneras de amenazar a una persona con la muerte”.

Ahora, no hace falta ser musulmán para pensar que esta cita es una perfecta hipocresía en boca del obispo de Roma. No hubiera habido una cristiandad bizantina o romana si la fe no hubiese sido inculcada y difundida y mantenida con todo tipo de violencia, crueldad y coerción. Para tomar el ejemplo favorito –y autocompasivo– del Islam: fueron los cruzados católicos quienes saquearon e incendiaron Bizancio en su camino a Palestina, y eso fue sólo después de que metódicamente atacaran a los judíos, así que el mundo musulmán fue en realidad sólo la tercera víctima de esta barbarie. (La mejor fuente de estos hechos es la Historia de las Cruzadas de Sir Steven Runciman). Sin embargo, de todas las palabras que podría haber elegido para sugerir que la religión desea quebrar su vieja conexión con la conquista, la intolerancia y la subordinación, Ratzinger tuvo que elegir un ejemplo diseñado para recordar a sus oyentes los crueles excesos del período medieval. Su mención de Manuel II evidentemente no fue accidental o anecdótica. Se refiere a él varias veces y vuelve a mencionarlo otra vez en el párrafo de cierre, como para remarcarlo.

Y por supuesto ahora escuchamos, predeciblemente, las patéticas y poco convincentes disculpas formuladas por su vocero y finalmente por el propio Ratzinger. Esto sólo servirá para convencer a los enfurecidos musulmanes de que, amenazando con represalias, llamando a cortar las relaciones diplomáticas con el Vaticano y desencadenando otras cuantas fatwas sanguinarias, podrán forzar otro retiro. Las cosas habituales han sucedido: el asesinato de una monja en Somalía y el ataque a iglesias cristianas en Palestina. Así continúa el “diálogo” ecuménico.

Al leer el grueso del discurso, sin embargo, es posible darse cuenta de que, si hubiera nacido en Turquía o Siria en vez de en Alemania, el obispo de Roma podría haberse convertido en un perfecto musulmán ortodoxo. Raztinger se permite desconfiar del Islam porque reclama que su revelación es la absoluta y final, pero él describe a Juan, uno de los apóstoles, como el que pronunció “la última palabra sobre el concepto bíblico de Dios”, y donde los musulmanes creen que Mahoma entró en trance y tomó dictado de un arcángel, Ratzinger acepta como verdadera la igualmente desopilante leyenda de que a San Pablo se le ordenó difundir el evangelio durante una visión experimentada en un sueño. No entiende a Mahoma cuando dice que el profeta sólo prohibió la “compulsión en la religión” cuando el Islam era débil. (La relevante sura proviene de un período de relativa confianza.) Pero podría haber citado con facilidad las muchas suras que contradicen brutalmente este mensaje aparentemente benigno. El problema común es que, si se cuestiona demasiado la revelación y el dogma de otra religión, es una invitación al cuestionamiento de la propia. Eso es lo que ha sucedido en este caso.

Los musulmanes que protestan están siendo muy desagradecidos. Cuando se incendiaron las embajadas danesas a principios de este año, Roma sólo lanzó unas palabras de protesta sobre la inconveniencia de tiras cómicas profanas. En casi todas las otras confrontaciones entre el Islam y Occidente, o entre el Islam e Israel, el Vaticano ha o bien repartido la diferencia, o ayudado a hacer de ventrílocuo de las quejas musulmanas. Más que nada, cuando se dirigió a su público en Regensburg, el hombre que modestamente se considera el vicario de Cristo en la Tierra mantuvo un ataque constante a la idea de que la razón y la conciencia individual pueden ser preferibles a la fe. Pretende que la palabra “Logos” puede significar tanto “la palabra” como “Razón”, lo que es posible en griego, pero nunca en la Biblia, donde es presentada como la verdad celestial. Menciona al pasar a Kant y Descartes, deja fuera por completo a Spinoza y Hume, y deshonestamente trata de hacer parecer que la religión y la Ilustración y la ciencia son en última instancia compatibles, cuando todo esfuerzo del pensamiento libre siempre tuvo que mantenerse, con gran riesgo, en contra de la ilusión fantástica de verdades reveladas y sus representantes terrenales. Se dice con frecuencia –y lo dijo el propio Ratzinger cuando era un subordinado del último prelado de Roma– que el Islam es incapaz de una Reforma. No tendríamos siquiera esa palabra en nuestro lenguaje si la Iglesia Católica Romana se hubiera salido con la suya. Ahora su líder reaccionario realmente ha “ofendido” al mundo musulmán, mientras simultáneamente nos pide que desconfiemos de nuestra única arma confiable, la razón, la única que poseemos en estos tiempos oscuros. Un buen trabajo, que realmente no necesitábamos.

Fuente:

Pagina12.com.ar