Tag Archives: Silo

Silo y El Movimiento Humanista

22 Sep
Anuncios

Silo y la Marcha por la Paz Mundial

22 Feb

Silo y la Marcha por la Paz Mundial
09:23 27/11/2009,

Por Alfredo Silletta

En las últimas semanas, un grupo de actores y actrices de Argentina aparecen en un spot televisivo a favor de una Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia. Marcha que partió el pasado 2 de octubre desde Nueva Zelanda y que finalizará en la cordillera de Los Andes, en Punta de Vacas, al pie del Aconcagua, el 2 de enero de 2010. Durante noventa días, una cadena de marchas unirán a la mayor cantidad de países. La intención es cubrir 90 países y 100 ciudades, en los cinco continentes, cubriendo 160.000 Km. por tierra, agua y aire. Lo que la gente no conoce, es que atrás de la “marcha tan altruista” está Mario Luís Rodríguez Cobo, más conocido como Silo, el gurú de los Andes, quien será el encargado de dar el último discurso, como lo hizo en el año 69 cuando comenzó “su misión” en la Tierra.
Pero, ¿quién es Silo? Todo comenzó en 1969, cuando en Punta de Vacas, un descanso cordillerano a 2.700 metros de altura, Silo dio su discurso sobre la “La Curación del Sufrimiento”, una charla que sus seguidores conocen como “El Sermón de la montaña”.
Silo nació en Mendoza en 1938. Fue educado por los Hermanos Maristas, posteriormente estudió Derecho y Ciencias Políticas. En la década del sesenta viajó a Italia y se contactó con varias escuelas esotéricas. A su regreso al país comenzó a armar grupos de reflexión hasta que conformó su propia doctrina en base a teorías de moda en ese entonces (Gurdjieff, existencialismo, hinduismo y un pizca de socialismo). Publicó varios libros en los que expone la técnica de la autoliberación que consiste en procesos de estudios, ejercicios de catarsis, transferencia, etc. Son conducidos por un instructor y llevan a “una reconciliación con el pasado de cada uno”, con lo cual cada uno se encuentra con el ‘yo’ en presencia de lo Sagrado. En los primeros años los seguidores lo denominaban “mártir de origen extraterrestre que viene a la Tierra como Mesías”.
Silo armó rápidamente su ‘religión interior’ y en su accionar externo creó dos grupos: Frente Único de la Juventud y Poder Joven, con la intención de captar gran cantidad de adeptos. Los que eran iniciados en el grupo utilizaban un libro que nunca se publicó para el gran público, llamado el Libro Rojo. El texto, que utilizaban los miembros de mayor nivel en la estructura, era un verdadero manual de organización y entrenamiento para captar nuevos adeptos. Allí explicaban algunos principios sobre la captación: “Debe buscarse en lugares densamente poblados, nunca en pequeñas villas o campos. Es conveniente aproximarse a partidos de izquierda o de extrema derecha, a universidades, agremiaciones, clubes, lugares de fiestas y reuniones, conferencias y peñas orientalistas. La aproximación debe hacerse especialmente a compañeros de trabajo. En general debe buscarse la aproximación a lugares que aglutinen coetáneos para que pueda desarrollarse allí el planteo generacional. Es necesario eludir el trato ante gente de otra edad. Una vez determinado el ambiente, comienza el estudio del mismo y la clasificación de los diversos sujetos. Los más importantes son los disconformes, o sea, los desilusionados de todo aquello que los rodea. Ubicados los individuos, se establece con ellos (siempre en apartes personales, eso es muy importante) la primera relación, utilizando cualquier pretexto, y dando siempre la razón al sujeto que interesa. No discutir jamás con él”. Más adelante se puede leer lo siguiente: “Se debe desarrollar la técnica de la crisis. Esto se logra poniendo en fuga mental al captado: toda la visión anterior de la realidad ha de cambiar bruscamente. Nada de lo que ha hecho ni está haciendo el sujeto tiene sentido. Si está ilusionado con la política, de ella debe desilusionarse. Si es con el arte, de él debe desilusionarse. El sujeto no debe conservar ninguna armazón en pie. Sólo la profunda necesidad de cambio interior. Nada exterior puede salvarlo. Si de sus amigos, de su trabajo, de su familia, de sus proyectos, de ellos debe desilusionarse.”
Eran años de política activa y el siloismo no tuvo un gran predicamento entre los jóvenes que preferían la política partidaria.
En 1977, ya instalado en Europa lanzó en la isla griega de Corfú, La Comunidad, un grupo organizado en forma piramidal con poder absoluto de su líder. Sus miembros tendrán la orden de fundar el partido humanista o verde en distintos países europeos con una consigna: humanizar la tierra.
El regreso de la democracia en Argentina, en 1983, permitió la creación en el país del Partido Humanista, quien formalizó en sus primeros años alianzas con sectores de izquierda. En aquellos años, Silo tuvo muy pocas apariciones públicas para no mezclar lo religioso con lo político. Se instaló cómodamente en una hermosísima viña en Luján de Cuyo, Mendoza.
La década del noventa, con el menemismo, trajo el desprestigio de la actividad política en la Argentina y Silo rápidamente se adecuó al nuevo momento. Lanzó una nueva propuesta: El Movimiento. Según los folletos que se repartían entre los jóvenes, eran una corriente de opinión formada por quienes coincidían en puntos básicos respecto al ser humano y a la acción a desarrollar para orientar cambios positivos en el individuo y la sociedad. La consigna fue “solo trata a los demás como quieres ser tratado”. La forma de captación era similar a la de los inicios de los 70.
Ahora Silo inventó la marcha por la Paz Mundial y la No Violencia. No es original su propuesta. Desde hace unos años, la secta Moon organiza encuentros por la paz mundial por medio de la Fundación Peace Dream con la participación de personalidades de la política, la cultura y el deporte. Ya en Europa, los medios salieron a denunciar que atrás de la marcha mundial por la paz está “la secta de Silo”.
Por ultimo, siempre es bueno recordar que los parlamentos de Bélgica, Francia y Alemania consideran al grupo de Silo un grupo de “manipulación psicológica”.

Duiario Diagonales 27 de noviembre