Tag Archives: resurrección

Otra vida después de la muerte

22 May

¿Existe otra vida después de morir? En la actualidad millones de personas han creído que después de morir los problemas se acabaron, para ir a descansar en paz por toda la eternidad, sin embargo la Biblia nos muestra todo lo contrario, ya que hay otra vida después de la muerte. Según la Biblia resucitaran dos grupos de personas que yacen en las tumbas, dentro de los cuales podemos mencionar a los justosa los malos.

Cuando una persona muere haciendo el mal, tenga por seguro que la persona resucitara para ser juzgada por Dios.

Cuando una persona muere haciendo la justicia, y reconoció a Jesús como el único y suficiente salvador de su vida, dejando a un lado toda idolatría, resucitara para recibir galardones y recompensas, por su arduo trabajo aquí en la tierra, obteniendo la vida eterna.


¿Qué dice la Biblia sobre la resurrección?

Y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. Juan 5:29

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16

Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Juan 6:40

(como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen. Romanos 4:17

El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Juan 3:36

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. Juan 5:24

De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna. Juan 6:47

Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Juan 10:28

Nota: Jesús describió con sus propias palabras, que todo aquel que en él cree nunca será arrebatado de su mano. Notemos que en las citas bíblicas, no se menciona a ninguna otra persona u objeto que nos ofrezca la vida eterna, la Biblia solamente menciona a Jesús como el único camino, sentenciando con mucha claridad que no existe otro medio u objeto por el cual obtendremos vida eterna.


Resurrección de muertos

No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; 29y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. Juan 5:28-29

Teniendo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos. Hechos 24:15

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 1 Tesalonicenses 4:16

Y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos. Lucas 14:14

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. Daniel 12:2

Ninguna persona resucitara con cuerpos terrenales, serán cuerpos espirituales, lo que conocemos como el alma de la persona. El alma dará cuentas por todos sus actos a Dios.

Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué cuerpo vendrán? 1 Corintios 15:35

Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrenales. 1 Corintios 15:40

Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. 1 Corintios 15:44

El cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas. Filipenses 3:21

Nota: La Biblia enseña que esta establecido que el hombre muera una sola ves, y luego se levante para el juicio. Lo que indica claramente, que ciertas creencias que aseguran que las almas de las personas deambulan por la tierra, es una creencia falsa.

Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. Hebreos 9:27

Cristo resucitara a los que murieron creyendo en él para recompensarles y ofrecerles la vida eterna. El resto que no le reconoció como el único y suficiente salvador de su vida, tendrán un juicio ante el Gran Trono Blanco, en donde les harán conciencia de todos sus actos y les darán sentencia eterna por sus hechos en la tierra.

¿Fue el cuerpo de Jesucristo robado de su tumba?

2 Mar

¿Fue el cuerpo de Jesucristo robado de su tumba?

.

No hay duda de que la tumba de Jesucristo estaba misteriosamente vacía. Tal como Paul Althaus ha dicho, “el mensaje de la resurrección ” no podía haberse sostenido en Jerusalén ni siquiera un día, ni una hora, si la tumba vacía no hubiera sido un hecho establecido…”[1] El Dr. Craig observó que, “En ningún lugar aparecen tradiciones opuestas al relato de la tumba vacía, ni siquiera en la polémica Judía.”[2]Al menos un escéptico (El Dr. John Dominic Crossan) ha afirmado erróneamente que la ley romana automáticamente prohibía el entierro de Jesús, y que Él en consecuencia debe haber sido arrojado a una fosa común. Esto no puede sostenerse. Raymond Brown ha demostrado que la política de entierros romana variaba con las circunstancias y permitía la posibilidad de entierros personales de algunos de los crucificados.[3] Este escenario también contradiría las consistentes protestas Judías de que el cuerpo había sido retirado.[4] Además, los evangelios no podrían haber inventado con éxito que el propietario de la tumba era alguien tan específico como un miembro del Sanedrín llamado José de Arimatea (Marcos 15: 43). Si los evangelios hubieran sido falsos en este asunto no habrían sido capaces de soportar la rápida rectificación y ridículo de los Judíos.

¿Cómo han reaccionado los escépticos de la resurrección de Cristo? Algunos han dicho que alguien debe haber robado el cuerpo de Jesús de la tumba, y que esto provocó los relatos de la resurrección milagrosa ¿Es posible?.

LOS JUDÍOS Y LOS ROMANOS

Ni los Judíos ni los dirigentes Romanos, que custodiaban la tumba (Mateo 27:62ss) habrían tomado la cuerpo de la tumba. Si no que, ambos tenían todos los motivos para mostrar el cuerpo en publico para humillar a los discípulos y cortar su movimiento de raíz. Y dado que la escena en cuestión sucedió justo en Jerusalén, estaba enteramente a su alcance localizar el si todavía existiera. Pero sin embargo para su consternación, ningún cuerpo fue mostrado. Si los Judíos tuvieran el cuerpo, lo habrían exhibido en el día de Pentecostés cuándo todo Jerusalén estaba alborotado por causa del sermón de Pedro sobre la Resurrección de Cristo.

LOS SEGUIDORES DE CRISTO

Del mismo modo, es extremamente improbable que los seguidores de Jesús pudieran haber retirado el cuerpo con una guardia Romana protegiendo la tumba, además de una gran piedra como puerta. Y no valdría acusarles de inventar la explicación de los guardias durmiendo en Mateo 28:11ss. Esa historia tan solo hubiera servido como propaganda apologética si los guardias hubieran estado despiertos.

¿Por qué iban los discípulos (o alguna otra persona) a querer arriesgar sus vidas para robar el cuerpo de Cristo? El registro Bíblico muestra que los discípulos estaban acobardados, desanimados y desalentados. Su único motivo podía haber sido engañar. Pero todo lo que leemos acerca de estos hombres indica que eran buenos honestos. ¿Cómo podrían haber salido ala calle el resto de sus vidas y predicar todos los días que Cristo se había levantado de los muertos cuando ellos sabían durante todo ese tiempo que era una mentira? Se habrían sacrificado y habrían sufrido tan grandemente por algo que ellos sabían que era un engaño absoluto?

Hubiera sido tonto esconder el cadáver y falsear una resurrección. Las consecuencias de su lealtad a Jesús comprendieron azotes, encarcelamientos, e incluso la muerte. Ninguna persona cuerda elige esto por algo que ella sabe que es falso. Bajo tales presiones, los mentirosos confiesan sus engaños y traicionan a sus camaradas.

El crecimiento explosivo de la Iglesia es unas contundentes evidencia en favor de la resurrección de Jesús. Significativamente, no fueron los poderosos, sino los plebeyos, marcados con todos los estigmas culturales en su contra (1 Corintios 1:26ss), cuyo mensaje de resurrección transformó pacíficamente al imperio romano. ¿Quién hubiera predicho tan “imposible” hazaña? Y sin embargo en realidad sucedió![5]

Que el cristianismo se originara en el judaísmo[6] es una evidencia adicional de su resurrección. El renombrado arqueólogo F. Albright observó, “En mi opinión todos los libros del Nuevo Testamento fueron escritos por Judíos bautizado entre la década de los 40 y la de los 80 del primer siglo a.C.”[7] Los prejuicios de los judíos contra el Jesús del Nuevo Testamento eran muy fuertes. ¿ Qué otra cosa podría haber llevado a los judíos a aceptar a un “criminal” vergonzosamente colgado (Gálatas 3:13) como su Mesías prometido cuando habían anhelado un salvador militar ? ¿ Y qué otra cosa habría llevado a los Judíos a abandonar sus convicciones monoteístas[8] para adorar a Jesús como Dios Hijo (Juan 1:18), o cambiar su día de alabanza del sábado al domingo (Hechos 20:7)? Un simple mito inventado sería incapaz de derrumbar tales esperanzas y tradiciones.

    “Jesús fue tan distinto de lo que todos los judíos esperaban que el Hijo de David fuera que Sus propios discípulos hallaron casi imposible asociar la idea del Mesías con Él.”[9]
    -Millar Burrows

Es, tal como el Nuevo Testamento afirma, la resurrección de Jesús la única que venció esta “imposibilidad” (Hechos 2:24).LA CONVERSIÓN DE SAULO

Además, la conversión de Saulo de Tarso indica un milagro trascendental. Empezando como un violento enemigo de la Iglesia (Hechos 8:39:1Gálatas 1:13), fue radicalmente transformado llegando a ser un siervo de Jesús. Eligiendo sufrir por causa de Cristo (2 Corintios 11:23ss), abandonó todo lo que tenía, soportó la persecución, y predicó el Evangelio en una ciudad tras otra hasta Roma, donde murió con muerte de mártir. Se le considera como habiendo tenido mayor influencia sobre el destino del Imperio Romano que ningún otro personaje del siglo I aparte de Cristo.[10] Nada aparte de la resurrección de Cristo explica ni remotamente esta importante transformación.

LOS OTROS APÓSTOLES

También los otros Apóstoles, vencieron el miedo para valerosamente sufrir, ser encarcelados, e incluso morir, a medida que proclamaban las buenas nuevas del Cristo resucitado por todo su mundo. ¿ Puede imaginarse que estas personas murieran con agrado por un simple mito ? ” Cada uno de los discípulos, excepto Juan, murió como mártir… porque ellos tenazmente se aferraban a sus creencias y afirmaciones observa el investigador Josh McDowel.[11]

A diferencia de otros quienes han muerto por una esperanza no verificable más allá de la tumba (ej., místicos buscando la reencarnación o militantes Musulmanes esperando una recompensa de Alá), los discípulo de Jesús vivieron y murieron por la afirmación históricamente verificable que la tumba estaba vacía y que Él había sido visto vivo nuevamente.

El erudito en temas legales Dr. Simon Greenleaf, fundador de la Harvard Law School, señala lo siguiente:

    “Propagando esta nueva fe, incluso de la forma más pacífica e inofensiva, [los primeros Cristianos recibieron] menosprecio, oposición … y muertes crueles. Y sin embargo esta fe que ellos celosamente difundían y todas estas miserias que ellos soportaron más bien regocijándose. A medida que uno tras otro fueron ejecutados en muertes miserables, los supervivientes tan solo [continuaron] su obra creciente vigor y resolución… Los anales de las guerras militares raramente proveen un ejemplo equivalente de heroica constancia, de paciencia, y de valor inquebrantable… Aunque hubiera sido moralmente posible que ellos estuvieran engañados en este asunto, todos los factores humanos actuaban para llevarles a descubrir y admitir su error. A partir de estas [consideraciones] la única salida es la completa convicción y admisión de que eran hombres buenos, que testificaron de lo que habían observado atentamente .. y sabían bien que era cierto.”[12]

Muchos consideran que el Dr. Greenleaf ha sido en temas legales una de las mas grandes mentes que hemos tenido en los EE.UU. Él fue anteriormente un declarado escéptico del Cristianismo que se dispuso a refutar la deidad de Cristo. Al final concluyó que la resurrección es cierta ” más allá de cualquier duda razonable. ” Greenleaf llegó a ser Cristiano tras estudiar las evidencias por sí mismo. Muchos expertos legales están de acuerdo con Greenleaf que si el caso de la muerte de Cristo y su resurrección se llevara ante un tribunal de derecho, sin duda ganaría. Las afirmaciones están muy bien establecidas y verificadas por pruebas independientes y convergentes.LAS SEIS OBJECIONES ESCÉPTICAS más frecuentemente presentadas por los críticos de la resurrección de Cristo…

  1. La resurrección de Cristo es un mito, no historia.
  2. Las historias de la resurrección estan llenas de contradicciones.
  3. Los milagros no son posibles.
  4. El cuerpo fue robado.
  5. Jesús tan solo se desvaneció y después se recuperó de Sus heridas.
  6. Los testigos tan solo “vieron cosas.”

REFERENCIAS Y NOTAS

  1. Paul Althaus in Wolfhart Pannenberg, Jesus-God and Man (SCM Press, 1968), p. 100. [arriba]
  2. Dr. Craig in M. Wilkins and J.P. Moreland, editores, Jesus Under Fire (Grand Rapids, Michigan: Zondervan, 1995), p. 149. [arriba]
  3. Raymond Brown, The Death of the Messiah, Vol. II (New York: Doubleday, 1994), p. 1205f. [arriba]
  4. Véase el Judío Justino Mártir Martyr, “Diálogo con Trifo,” y el “Toledoth Yeshu,” un cuento judío según el cual el propietario de la tumba vendió el cuerpo de Jesús el cual fue más tarde arrastrado por las calles de la ciudad. Los dos son discutidos por Gary Habermas en Gary R. Habermas y Anthony G. N. Flew, Se levantó Jesús de la muerte (Did Jesus Rise From the Dead?) — el documento completo, Terry L. Miethe, editor (San Francisco: Harper & Row, 1987), p. 99f.[arriba]
  5. “Que el movimiento Cristiano pudiera haber triunfado, de forma que los hombres humildes que pescaban en los orillas del Mar de Galilea sean hoy mejor conocidos que los mismos Césares que gobernaban el mundo… es tan asombroso que sería increible si no supiéramos que así fue.” [Elton Trueblood,Filosofía de la Religión (Philosophy of Religion) (Harper and Brothers, 1957), p. 140.] [arriba]
  6. Acts 2:5-43, 6:7. [arriba]
  7. William F. Albright en una entrevista en Christianity Today (Enero 18, 1963), p. 3. [arriba]
  8. “El Monoteísmo (Monotheism),” surgido de Deuteronomio 6:4 (“El Señor nuestro Dios es Uno”), estableció la creencia de Israel en constraste con el politeísmo de sus vecinos. Parecía excluir, incluso en principio, la afirmación de Jesús de ser deidad. Sin embargo, en realidad, la misma palabra Hebrea “uno” (ejad) se usa en Génesis 2:24 (“los dos serán una sola carne”), Josué 9:2, y Jueces 20:1, e implica una unidad compuesta. Por consiguiente, mientras que los prejuicios Judíos se oponían fuertemente a la pretensión de Jesús de ser Hijo de Dios, la palabra en cuestión en realidad permite e incluso implica tal posibilidad. [arriba]
  9. Millar Burrows, Más Luz sobre los Rollos del Mar Muerto (More Light on the Dead Sea Scrolls) (Viking Press, 1958), p. 68. [arriba]
  10. Sir William Ramsey, citado en Wilbur Smith, Therefore Stand (Wilde, 1945), p. 246f. [arriba]
  11. Josh McDowell, editor, Evidencias que Exigen un Veredicto (Evidence that Demands a Verdict) (San Bernardino, California: Campus Crusade for Christ, 1972), p. 255. [arriba]
  12. Simon Greenleaf, El Testimonio de los Evangelistas (The Testimony of the Evangelists) (Kregel, 1995-reprint from 1847 edition), pp. 31-32. [arriba]

El “morto que parla”

23 Feb

funeraria
Una mujer dada por muerta despierta en una funeraria


Una paciente que había sido dada por muerta en la clínica Rafael Uribe debido a una enfermedad crónica, revivió cuando ya se encontraba en una funeraria local.
18 Feb 2010 | LA FLECHA, AGENCIAS

De acuerdo con el informe de la clínica, a cargo de Comfenalco Valle y la Universidad Libre, la mujer ingresó el lunes a las 11 de la mañana a la sala de urgencias. Según el internista Miguel Ángel Saavedra, fue necesario conectarla a ventilación mecánica. La paciente presentó además un paro cardiorrespiratorio.

El martes a las 3 de la madrugada presentó de nuevo un paro cardiorrespiratorio y se quedó sin signos vitales, dijo radio RCN. De esa manera, se declaró su muerte y fue trasladada a la morgue donde permaneció por espacio de 35 minutos y fue remitida a la funeraria.

Cuando personal del servicio fúnebre se aprestaba a alistarla para ser sepultada, se percataron de que la mujer respiraba. De inmediato fue regresada a la clínica Rafael Uribe, donde permanece con pronóstico reservado, pero e encuentra respirando por sus propios medios.

Que impresion,no? Que habran pensado los vecinos de Lazaro, cuando Jesus lo resucitó?

Michelangelo Caravaggio 006.jpg
La resurrección de Lázaro
(
Resurrezione di Lazzaro)
Caravaggio1609
Pintura al óleo – Barroco
380 cm × 270 cm
Museo Nacional de MesinaMesinaItalia

  • 1 Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana.2 (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos.)3 Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.4 Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.5 Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro.6 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba.7 Luego, después de esto, dijo a los discípulos: Vamos a Judea otra vez.8 Le dijeron los discípulos: Rabí, ahora procuraban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá?9 Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo;10 pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él.11 Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle.12 Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará.13 Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño.14 Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto;15 y me alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él.16 Dijo entonces Tomás, llamado Dídimo, a sus condiscípulos: Vamos también nosotros, para que muramos con él.17 Vino, pues, Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro.18 Betania estaba cerca de Jerusalén, como a quince estadios;19 y muchos de los judíos habían venido a Marta y a María, para consolarlas por su hermano.20 Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle; pero María se quedó en casa.21 Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto. 22 Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará. 23 Jesús le dijo: Tu hermano resucitará.24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero.25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?27 Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.28 Habiendo dicho esto, fue y llamó a María su hermana, diciéndole en secreto: El Maestro está aquí y te llama.29 Ella, cuando lo oyó, se levantó de prisa y vino a él.30 Jesús todavía no había entrado en la aldea, sino que estaba en el lugar donde Marta le había encontrado.31 Entonces los judíos que estaban en casa con ella y la consolaban, cuando vieron que María se había levantado de prisa y había salido, la siguieron, diciendo: Va al sepulcro a llorar allí.32 María, cuando llegó a donde estaba Jesús, al verle, se postró a sus pies, diciéndole: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano.33 Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió,34 y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve.35 Jesús lloró.36 Dijeron entonces los judíos: Mirad cómo le amaba.37 Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía éste, que abrió los ojos al ciego, haber hecho también que Lázaro no muriera?38 Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima.39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído.42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado.43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: !!Lázaro, ven fuera!44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir.45 Entonces muchos de los judíos que habían venido para acompañar a María, y vieron lo que hizo Jesús, creyeron en él.

Estas palabras surgen como fruto directo de la contemplación de este pasaje en el que Jesús, frente al sepulcro de su amigo Lázaro, derrama unas de las pocas lágrimas que aparecen expresamente en el evangelio.

Decía santo Tomás de Aquino:

“Tan sólo un necio trata de consolar a una madre ante su hijo muerto”

Jesus no perdio el tiempo tratando de consolar a los vivos. Directamente oro y Lazaro resucitó. Jesuscristo es Dios Todopoderoso.

Al final de los tiempos, tambien nosotros resucitaremos, esa es nuestra esperanza.

Es también  la suya?

Si no lo es, lo animo a poner su esperanza y su confianza plena en Jesucristo, quien murió y resucitó.