Tag Archives: Nueva Era

Dos películas recientes, en la órbita de la “New Age”.

3 Mar

Dos películas recientes, en la órbita de la “New Age”.

FUENTE: Xxx

Dos películas emitidas recientemente han sido muy comentadas entre los estudiosos de la nueva religiosidad, por tener algunos elementos propios de la “New Age”. Reproducimos aquí dos artículos de interés sobre estas películas, 2012 y la célebre Avatar, respectivamente.

2012 (Roland Emmerich)

(Martín Ruiz, Ecclesia Digital). Hasta ahora no había salido nunca del cine con la sensación de haber invertido 7 euros y 2 horas y media de una forma tan inútil como después de ver 2012. Al final uno se cansa de cómo se derrumban edificios, se deslizan como por un tobogán ciudades hacia el mar, y se sepulta el Himalaya bajo las aguas. Lo que me queda claro es que el filme sólo es útil para quienes se conforman con un rato de simulaciones hechas por ordenador, o para quienes poco a poco, con alevosía y por la espalda, mediante adoctrinamiento multimedia silencioso, nos van metiendo entre las sienes postulados de la New Age.

Pese a su duración, la película tiene poco para contar. Viene a relatar cómo debido a una especialmente intensa actividad de la superficie solar, la corteza terrestre se vuelve inestable y se derrite. Lo que a la postre provoca fenomenales terremotos y tsunamis, que cambian la faz de la tierra. Sólo unos pocos miles de seres humanos logran salvarse tripulando unas enormes arcas en las que viajan con animales. Este fenómeno dura 27 días. Al cabo de los cuales, la tierra ya es nuevamente estable y habitable (lo cual científicamente sería aún más imposible que lo anterior). Y, en este nuevo orden mundial, el Polo Sur se sitúa en Wisconsin; el Polo Norte, por las islas australianas, y emerge África de entre las aguas. Es hacia allí donde ponen su rumbo los marineros, para comenzar una “Nueva Era”, como advierte la pantalla al final con grandes letras, al tiempo suprime el calendario cristiano y comienza el año 1.

Los efectos especiales son repetitivos (por ejemplo, los protagonistas cogen tres aviones y las tres veces, se hunde el suelo justo un instante después de despegar), el argumento facilón y los diálogos al más puro estilo estadounidense contemporáneo, es decir, con muy poca gracia. En lo único que destaca el filme de Roland Emmerich es en el pestiño que desprende a amalgama de ideas peregrinas típicas de la New Age. Subliminalmente, entre cataclismo y cataclismo, en 2012 se van arguyendo cosas como “todas las religiones son iguales, tienen algo que comparten”.

Y en el filme, queda muy claro: quienes ponen su confianza en Dios son, bien barbudos poco aseados que gesticulan por la calle levantando carteles y desgañitándose: “¡Convertíos, antes de que sea demasiado tarde!”, o cristianos que rezan piadosamente, lo cual, como advierte uno de los protagonistas “no sirve para nada”. Y así lo confirman las imágenes: en los frescos de Miguel Ángel de la Capilla Sixtina aparece una colosal grieta que separa el dedo de Dios del dedo del hombre. Ello unos instantes antes de que la cúpula de San Pedro caiga sobre Papa, curia y fieles congregados para rezar en la plaza.

El largometraje también se recrea en el desplome de la enorme estatua del Cristo Redentor en la bahía de Sao Paulo o deja clara la muerte de los presidentes norteamericano e italiano que prefieren quedarse junto a su pueblo rezando. Para qué, si la verdad y la solución sólo la tienen los científicos, los astrólogos y los iluminados que han tenido en cuenta las predicciones del calendario maya.

Al final, se salvan algunos hombres a sí mismos. Gracias, por supuesto, a la técnica, al dinero y a su saber. Y como no podía ser de otro modo, esta “historia de salvación” pasa por una gran alianza entre 47 países que crean las colosales arcas en las que embarcan “los elegidos”. Esta salvación, estrictamente terrenal, es, como muestra la película, fruto de una conciencia planetaria, del reciclaje de las creencias de civilizaciones precristianas y de la adopción por parte de los hombres de forma unilateral de una ética del amor, pero siempre rechazando la fe en Dios. Todo tal y como defienden las sectas que convergen en la New Age.

Avatar (James Cameron)

L’Osservatore Romano (LOR) dedicó tres de sus artículos a comienzos de enero a la taquillera cinta de James Cameron, Avatar, en los que criticó el sentimentalismo, panteísmo y espiritualismo ecológico de la película. En un primer artículo se señala que Cameron hace un paralelo entre el “genocidio” de los blancos contra las poblaciones nativas de Estados Unidos, presentando a los humanos de la película, como a los primeros y a los segundos como a los “na’vi” de la cinta que habitan en el mundo de Pandora, lugar donde transcurren la ficción.

La historia del director, dice el texto, “tiene una aproximación blanda, se cuenta sin profundizar y termina por caer en el sentimentalismo”. Informa de ello ACI. “Todo se reduce –prosigue– a una parábola antiimperialista y antimilitarista fácil, apenas esbozada, que no tiene la misma mordiente de otras películas que buscan mostrar estos aspectos”.

El ecologismo de Avatar, dice LOR, “se empantana de un espiritualismo ligado al culto de la naturaleza que le hace guiños a una de las tantas modas del tiempo. La misma identificación de los destructores con los invasores y de los ambientalistas con los indígenas aparece luego como una simplificación que menosprecia el ámbito del problema”.

El segundo artículo plantea el nacimiento de una película de culto con Avatar. “Inaugurará, tal vez –dice el texto– un nuevo género, creando un imaginario colectivo en el que se reflejará una vez más la fuerza atractiva de los mundos alternativos, una cierta forma de espiritualismo ecológico hoy de moda y el temor, muy difundido, a vivir una verdadera trascendencia”.

El tercer texto, tomado por LOR de la revista Mondo e Missione (Mundo y Misión) lleva por título “La religión de Pandora” y refiere la opinión de algunos columnistas sobre este tema. El texto cita al comentarista de asuntos religiosos del New York Times, Ross Duhat, quien considera que Avatar presenta “una apología del panteísmo, una fe que hace a Dios igual a la naturaleza, y llama a la humanidad a una comunión religiosa con el mundo natural”.

Este comentarista, prosigue el artículo, “recuerda que esta visión religiosa es una especie de caballito de batalla del Hollywood más reciente. Para Douthat la opción panteísta de Cameron y de la industria cinematográfica de Estados Unidos en general, sigue a través de este camino porque ‘millones de estadounidenses han respondido a ella de manera muy positiva’”.

“Y como reconocía –continúa– en el siglo XVIII el filósofo francés Alexis de Tocqueville, ‘el credo estadounidense en la esencial unidad del género humano nos lleva a anular toda distinción en la creación. El panteísmo abre la puerta a una experiencia de lo divino para la gente que no se siente a gusto en la perspectiva escriturística de las religiones monoteístas’”.

Tras hacer algunas comparaciones de la cinta con la concepción del hinduismo, como que el color azul de los na’vi sea similar al de Shiva –una de sus principales deidades– el artículo sugiere, citando a un blogger estadounidense, que Cameron también podría haber “unido la antigua teología cristiana de la gracia y de la redención a su parábola antiimperialista’ (cuando afirma que llegar a ser un na’vi es volver a nacer)”. “El debate, como se ve, está más abierto que nunca”, concluye.

Anuncios

PARAPSICOLOGIA-ASTROLOGIA

2 Mar

Mentiras en los horoscopos

1 Mar

El avance de las sectas
Autor:Paulo Arieu
El avance de las sectas y su influencia es notoria en nuestra sociedad postmoderna
Las sectas son tan antiguas como la historia, pero el interés en las sectas contemporáneas se convirtió amplificados durante finales del decenio de 1960 y principios de 1970 como el número de jóvenes de clase media educada abandonado las religiones tradicionales y se adhería a las creencias y prácticas que eran culturalmente sin precedentes (religiones orientales), o parece ser Throwbacks a una época anterior (el cristianismo fundamentalista). Durante este período, los jóvenes se encuentran cada vez más la vida en diversos tipos de comunidades religiosas no convencionales y la participación en el comportamiento, tales como hablar en lenguas (glossolalia), fe, la sanación, la meditación (a menudo bajo la tutela de un líder espiritual o gurú), y la siguiente Que los líderes convencionales de la sociedad tiende a mirar con recelo a disgusto y. El interés en los cultos recurrió a una combinación de fascinación y repulsión a la masa Jones suicidio de la secta en noviembre de 1978.

Las Sectas modernas vienen en una variedad desconcertante de las ideologías, las prácticas y las formas de liderazgo. Van desde los que adhieren a una especie de cristianismo bíblico a los que buscan satori (iluminación repentina) a través de las persecuciones del budismo zen. Algunos cultos tienen una flexible, la dirección orgánica, como muchos grupos en el movimiento carismático que emanan de los principales religiones cristianas, y otros mentores que tienen el control y organizar eventos de culto, como el reverendo Sun Myung Moon, líder de la Iglesia de Unificación. Algunos gurús hindúes, como Bhagwan Shree Rajineesh de la secta han sido Rajineeshee por sus seguidores creían que se viven incorporaciones de Dios.
El denominador común de todas las sectas es un énfasis en la comunidad y en la experiencia directa de lo divino. En un culto, los participantes suelen encontrar un nivel de apoyo social y la aceptación de que los rivales lo que se puede encontrar en una familia nuclear. El culto de la actividad, que a menudo se define como esotérico y el contacto directo con lo divino, genera un sentimiento de pertenencia a algo profundo y de ser alguien. El culto moderno puede considerarse como una isla cultural que da a los adeptos de una identidad y un sentido de significado en un mundo que ha fracasado de alguna manera a que les faciliten estas cosas.

Varios factores han sido sugeridos como contribuyentes a las misiones de los modernos jóvenes de sentido e identidad a través de las sectas. Cada uno de estos factores se refiere a un desencanto con, o la pérdida de sentido de, las formas tradicionales de ver la realidad. Una lista de estos elementos que contribuyen incluyen los siguientes: la agitación de la década de 1960, incluida la impopular guerra de Vietnam, los asesinatos de varios dirigentes populares nacionales, y cada vez más pruebas de nivel superior de la incompetencia y la corrupción política; generalizado de drogas entre los jóvenes, que Tiende a perturbar las relaciones familiares y fomenta la formación de subculturas de drogas destacando la experiencia esotérica, la rápida expansión de las innovaciones tecnológicas, como computadoras, y las organizaciones sociales, tales como las burocracias, que tienden a erosionar la persona el sentimiento de estar en control de su propia vida Destino; el aparente fracaso de las religiones tradicionales para resolver problemas de la guerra, el hambre y la alienación, el crecimiento de la educación humanista que tiende a desacreditar a las formas tradicionales de pensar y comportarse, la amenaza de un desastre nuclear y ecológico, y por último, la riqueza, que proporciona De los medios para aplicar los estilos de vida alternativos.

Las sectas son un desafío para la sociedad convencional. Como tal, que generan intensas preguntas sobre su posible impacto. Las sectas modernas han planteado de nuevo la cuestión jurídica de una sociedad hasta dónde está dispuesto a ir a la garantía de la libertad religiosa. Algunos de los cultos han sido acusados de lavado de cerebro y, por ende, en violación de los miembros de la 1 ª Enmienda de la Constitución. Corte los casos de jóvenes que fueron retirados de la fuerza por parte de los padres cultos todavía se decidió. Las futuras decisiones de los tribunales tradicionales podrían modificar significativamente la protección de la diversidad religiosa en los Estados Unidos. Algunos cultos, que es uno de Hare Krishna, han establecido una defensa legal y la educación pública organización para luchar por sus derechos a existir y en la práctica lo que creen.
Otros impactos son menos claras. Esta ola de cultos podría derrumbarse en el polvo de la historia como tantos otros tienen. Por el contrario, esta edad puede ser también uno de los momentos históricos que produce un cambio permanente en las teorías de la naturaleza humana y en la estructura de las organizaciones sociales. Si es así, los nuevos cultos de proporcionar una idea de la naturaleza de ese cambio. Casi todas ellas representan un enfoque personal y emocional a la experiencia religiosa se hace hincapié en la adaptación continua en un mundo cambiante; insisten en el logro de poder individual y la excelencia a través de la persecución de las prácticas de culto, y que a menudo hincapié en la necesidad de la armonía entre la humanidad y Otros aspectos de la naturaleza. Como tales, muchos contemporáneos cultos reforzar los valores tradicionales, como la independencia, progreso, la libre dominio, y la conservación o la ecología, que han perdido terreno en el rostro de la riqueza y la búsqueda de la libre. Así como la ética protestante apoyado capitalismo, la ética general de las sectas puede ser el elemento estabilizador en el futuro la sociedad. Si es así, el culto a los miembros bien puede ser que los dirigentes de la nueva era. Es evidente, sin embargo, un veredicto histórico debe ser esperado.

LAS PREDICCIONES DE LA ASTROLOGÍA SON CONTRADICTORIAS

Jeane Dixon, una de las más conocidas columnistas de astrología, escribió hace algún tiempo que si los nacidos bajo el signo de virgo tiene alguna cosa que vender, ahora es el tiempo de buscar compradores. Pero otro columnista advertía a los nacidos bajo el mismo signo que vigilaran mucho sus propiedades”.De esta manera, hay muchos consejos de astrólogos, para el mismo día, que difieren complementamente entre sí.

Por ejemplo, el número de suerte para los Aries era el 3, de acuerdo con un diario de Europa; mientras que para otro periódico era el número 48, y para un tercer periódico era el 10 o 55. Estos ejemplos pueden repetirse muchas veces. Además de lo dicho, es importante mencionar algunos vaticinios fallidos de esta astróloga mundial: Dijo que la guerra de Vietnam finalizaría el 7 de agosto de 1966; pero las tropas norteamericanas abandonaron el país el 29 de marzo de 1971. Predijo que Jacqueline Kennedy no se casaría nuevamente, pero 24 horas después de su predicción, Jacqueline se casó.

Otro astrólogo Brasileño, Omar Cardoso, en 1968, hizo varias predicciones falsas: a) Que el Papa Pablo VI moriría de infección en los riñones en 1968; y éste falleció en 1978; b) Que el general Charles de Gaulle, de Francia, sería asesinado en 1968. Pero falleció de muerte natural, en 1970; c) Que la tercera guerra mundial comenzaría en 1973, prolongándose hasta 1999, y que diezmaría los dos tercios de la población de la tierra. Esto todavía no ha ocurrido. d) Que Robert Kennedy llegaría a ser presidente de los Estados Unidos. Pero fue asesinado en 1968 durante su campaña electoral; e) Que el primer hombre en descender a la Luna sería un ruso en 1981. Fue un norteamericano en 1969.

Podemos ver que los astrólogos, aún los MAS FAMOSOS, caen en contradicciones. ¡Qué diremos de los MENOS FAMOSOS!.

Todas las formas de adivinación deben rechazarse: La consulta a horóscopos (Isaías 47,13ss.) , la astrología, la interpretación de presagios y de suertes, el recurso a mediums. Apocalipsis 21,8 dice: “Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican artes mágicas, los idólatras y todos los mentirosos recibirán como herencia el Lago de Fuego y Azufre.

fuentes bibliograficas

¿Cuál es el problema con la astrología?

26 Feb

ASTROLOGIA Lo que los astrólogos nunca le dirán
ASTROLOGIA

Lo que los astrólogos nunca le dirán

por Pablo Santomauro

(Condensado del artículo original)

La Astrología, la pseudo-ciencia cuyo atractivo no disminuye con el paso de los siglos, sigue firme en popularidad. El auge sostenido de la astrología no es más que otra manifestación de la explosión de las artes ocúlticas tan notorias en esta época. A continuación también veremos la razón por la cual la astrología, en muchos casos, provee a sus adeptos con los resultados esperados.

Origen y propagación

La astrología es probablemente el primer sistema de religión falsa que surgió en la historia. En el capítulo 11 de Génesis se narra el intento organizado del hombre de rebelarse contra Dios, que entre otras cosas incluía la construcción de la torre de Babel, cuya cúspide llegaría al cielo (Gn.11:4).

Resulta difícil creer que aún esta gente fuera tan ingenua como para creer que una torre podría llegar al cielo realmente. La inferencia en el idioma hebreo es que la cúspide de la torre sería un santuario para la adoración de los cielos, probablemente divididos en doce secciones o “signos” (zodíaco). El destino de una persona, se dice, es determinado por la sección o “signo” dentro del cual nació.

Henry Morris, en su libro The Genesis Record, observa que el proyecto debe haber sido presentado a la gente como un opción espiritual verdadera (pp. 270, 272).

Coincidentemente, hoy en día la astrología también es presentada al público como una alternativa espiritual legítima. Sus exponentes a menudo la califican de compatible con las cosas de Dios. No olvidemos que Satanás es el gran corruptor por excelencia. Sin lugar a dudas, la religión de la torre fue el intento satánico de dirigir la adoración de la raza humana hacia Satanás y sus demonios.

Desde Babilonia, la astrología pasó a Egipto, donde se mezcló con el politeísmo de la región del Nilo. Cuando los judíos salieron de Egipto rumbo a Canaán, la astrología ya había contaminado al pueblo en gran manera, de ahí que las advertencias en la Biblia más severas contra la astrología provienen de ese período de la historia (Lv.19:31; Dt.18). Siglos más tarde la astrología penetra en la vida religiosa de los imperios griego y romano sucesivamente.

Los Astrólogos no siempre se equivocan

En la astrología encontramos de todo, negocio, fraude y aún la parte divertida, pero hay una parte seria que queremos analizar. Es la irrefutable verdad de que en más de una instancia los astrólogos descubren en los horóscopos personales de sus clientes, aspectos y eventos en sus vidas de los cuales el astrólogo no tiene conocimiento previo. En algunos casos se predicen eventos futuros que llegan a ocurrir en realidad.

¿Quién provee la información?

¿De dónde obtienen la información los astrólogos? ¿De las estrellas? ¿Los planetas? ¿De la ensalada resultante de la mezcla de elementos astronómicos con mitología pagana? ¡Claro que no! Nada de lo anterior tiene la capacidad de comunicar nada. No olvidemos que el astrólogo es un “médium”, como lo es el “psychic”, el espiritista o el adivino. Un médium es un individuo que tiene la habilidad de comunicarse con el mundo de los espíritus. Son estos espíritus los que proveen la información a través del “médium”.

Los proponentes de la “Nueva Era”, movimiento cuya principal práctica es la astrología, llaman a estos espíritus, “maestros”, “entidades”, “espíritus guías”, “mente universal”, “ángeles”, etc. De acuerdo con esta corriente, estos espíritus son benévolos y sólo buscan ayudarnos a evolucionar a planos más elevados.

La Biblia, por el contrario, los llama “demonios” y declara que son de una naturaleza moral totalmente corrupta, maligna, degenerada en carácter y degradada en el servicio absoluto y leal a Satanás (Mt.12:24-27). La Escritura también afirma que estas entidades buscan la ruina total del hombre, y además han sido confirmados en su perversión, sin posibilidad de redención (2 P. 2:4; Mt. 25:41; He. 2:16).

¿De qué modo se transmite la información?

Según Charles Sthromer, ex-astrólogo profesional, la carta astral u horóscopo es el punto de contacto material con el mundo de estos espíritus, de la misma forma que lo es la bola de cristal, la palma de la mano o el “tarot”. Siempre que haya un “médium” y/o un punto de contacto, los espíritus establecerán el nexo entre ambas dimensiones y comunicarán algo que hará impresión en la mente del médium (What the Horoscope Doesn’t Tell You, Charles Sthromer, Tyndale, p. 61). Recordemos que estos espíritus han estado observando y causando mal a la raza humana por miles de años y han acumulado información a través del tiempo, es decir, conocen muy bien el pasado.

Hay evidencia de que en ocasiones han revelado eventos futuros en la vida de una persona que luego ocurren en realidad. ¿Significa esto que tiene conocimiento del futuro? La respuesta es no. Sucede que durante mucho tiempo han estado observando a la raza humana y también han ido aumentando en sagacidad al punto de poder predecir, en mayor o menor grado, la conducta humana en diferentes circunstancias.

En algunos casos, la persona a la cual se le ha predecido algo queda tan sugestionada que ella misma provoca que ocurra lo anunciado. Pero en realidad, el único futuro que los demonios conocen a ciencia cierta es el que ellos mismos sufrirán, el lago de fuego para toda la eternidad (Mt. 25:41).

El Veredicto Final

La astrología, como hemos visto, no es una actividad inocente e inofensiva. Todo lo relacionado con ella, así como todo tipo de participación en ella por más pequeño que sea, es rebelión contra Dios y comunión con las tinieblas (2 Co. 6:14). Poner nuestra confianza en las estrellas equivale a seguir el camino de perdición (Is. 47:15b). El futuro de los que se envuelven en las artes ocultas es el infierno (Ap. 21:8).

Nuestro destino no es controlado por las estrellas, sino que está en manos del Creador de las estrellas. La respuesta a las grandes preguntas de la vida y la incertidumbre del futuro no la vamos a encontrar en el zodíaco o carta astral, sino en la carta que un Dios todopoderoso y amante nos dejó en las páginas de la Biblia. Ahí se encuentra toda la receta moral y práctica para una vida espiritualmente saludable.

*Este Artículo ha sido publicado con el permiso de el hermano Pablo Santomauro*

La fórmula de “El secreto”

24 Feb
11:32 22/02/2010, alfredosilletta
Número uno en ventas en la lista del NYT –desbancó a Harry Potter– lleva vendidos 16 millones de ejemplares en 40 idiomas y el DVD es uno de los más pedidos en Amazon. La polémica en torno a una receta de pensamiento positivo que –dicen– ya conocía Platón.
Fort, uno de los seguidres
Pedí. Creé. Y pasá a cobrar. Ésta no es la trinidad de una campaña publicitaria de un banco privado. No es el lema de un piquetero K. Es la flamante tríada reveladora de El secreto, los tres pilares que se remontan a los tiempos del gran Hermes Trismegisto en el año 3000 antes de Cristo, y donde se asienta el boom new age del nuevo siglo, uno de los éxitos editoriales y televisivos más resonantes de los últimos años: 16 millones de copias en 40 idiomas en formato libro, número uno en ventas en la lista del New York Times –desbancó a Harry Potter–, y su película en DVD resultó la más vendida de Amazon durante el año de su estreno.

“Los seres humanos, sin ninguna excepción, tienen la habilidad de transformar su debilidad y sufrimiento en fortaleza, poder, paz perfecta, armonía y abundancia”, dicen los productores de El secreto, una fórmula de pensamiento positivo que, según los creadores del boom, atrae todo aquello que uno desea y que ya era conocida por Platón, Shakespeare, Víctor Hugo, Beethoven y Albert Einstein, y era transmitida por los babilonios, los egipcios, el hinduismo, el budismo, el cristianismo y el judaísmo. “El secreto se ha utilizado para atraer infinidad de cosas”, alienta el libro, “desde un estado de humor específico hasta diez millones de dólares”. No hay diferencia, dicen, entre atraer una taza de café o a Pamela Anderson. Está todo en la mente.

De tan comentado, reproducido, pirateado, elogiado y criticado a cuatro años de su desembarco –llegó a repartirse de regalo en la gala de los premios Oscar–, El secreto sigue más vigente que nunca. Fue motivo de joda en la revista Mad, de análisis cínico de un ganador del Pullitzer, y acaba de ser parodiado en la última temporada de Los Simpson: Bart le regala a una mujer un libro titulado sugestivamente La respuesta, y gracias a él la mujer puede abrir su propio local de muffins. En las últimas semanas, el fenómeno acaba de sumar a su adepto local más reciente: el siempre deseoso Ricardo Fort. “Yo no creo en Dios”, confesó el chocolatinero más famoso, “yo creo en la ley de atracción y el libro El secreto me cambió la vida”.

Por dondequiera que se lo mire, es un fenómeno sin precedentes. El secreto no fue concebido por un gurú de las finanzas. O por un maestro recién descendido del Himalaya. Lo creó una productora australiana de televisión venida a menos, una profesional especializada en programas de alienígenas, crímenes y experiencias cercanas a la muerte, llamada Rhonda Byrne, quien, a un año de revelado El secreto, fue considerada por la revista Time una de las 100 personas más influyentes del mundo, y trepó a la lista de las más reconocidas de la revista Forbes.

En 1994, Byrne había tocado fondo. Su padre acababa de morir y su productora estaba a un paso de la quiebra. Su hija le dio un libro cuyo título lo dice todo: “La ciencia de hacerse rico”, de Wallace D. Wattles, publicado en 1910, donde revelaba la esencia de la ley de la atracción y el pensar en positivo. “Aún recuerdo mis lágrimas cayendo sobre las páginas mientras lo leía”, comentaría ella, cuando ya El secreto no tenía nada de secreto. Byrne investigó rastros de pensamiento positivo en cada religión, se contactó con su equipo en la productora Prime Time de Melbourne, y se largaron a Estados Unidos a producir la película. En siete semanas entrevistaron a 55 académicos, gurúes de autosuperación, físicos cuánticos y maestros del feng shui.

Ocho meses más tarde, Byrne estrenaba la película con bombos y platillos y lanzaba una campaña de marketing arrolladora donde presentaba El secreto como una fórmula mágica aplicable absolutamente a todo: dietas, crecimiento profesional, económico, alianzas amorosas. Si esto no le resulta familiar, pruebe con Las mil y una noches y vaya al relato de Aladino y su lámpara.

En Estados Unidos, el fenómeno cautivó a Oprah Winfrey, que le dedicó dos programas, al entrevistador de la CNN Larry King y a Nicole Kidman, quien confesó recientemente en una fiesta: “Es un libro tan simple e inteligente, y me ayudó a trabajar un montón de cosas en mi matrimonio”. Hoy en día circulan miles de relatos que dan cuenta de cómo la gente hizo realidad sus sueños con un simple trabajo de neuronas: tumores curados, ascensos meteóricos, milagrosas recompensas económicas; incluso la propia Byrne confesó que el pensamiento positivo mejoró su visión y hoy ya no necesita anteojos. “Yo había empezado a pagar un departamento en cuotas que se entregaba por sorteo. Me decían que iban a tardar diez años en adjudicármelo”, dice la argentina Lorena Bocca, maestra jardinera. “Activé mi deseo y en dos meses me lo dieron”.

“La ley de la atracción es una ley correcta”, explica a Crítica de la Argentina Bernardo Stamateas, uno de los gurúes de autosuperación más vendedores de Latinoamérica. “Nos juntamos con gente con nuestro mismo nivel de estima. Desear es muy importante, es parte de la inteligencia motivacional. Pero hacen falta otros elementos, no quedarse sólo con el deseo. Eso es fantasía. Las cosas se alcanzan con trabajo, y crecimiento diario”.

No todos son tan imparciales como Stamateas. La periodista Barbara Enreich, a quien un cáncer de mama le cambió su modo de ver el mundo, escribió un libro fulminante –El lado brillante– sobre cómo el pensamiento positivo está convirtiendo a Estados Unidos en un país de rascadores de ombligo que creen que pueden cambiarlo todo desde el sofá. “Cuando los líderes de las potencias mundiales caen en el misticismo y empiezan a creer que pueden modificar las cosas a través de sus vibraciones mentales sin levantar un dedo”, escribe Enreich, “es hora de escapar y dedicarse a la ganadería en una granja en Idaho”.

“Esto es solamente materialismo disfrazado de espiritualidad”, advierte Jorge Giménez, psicólogo y chamán urbano, un detractor acérrimo del fenómeno. “Hacer creer que la satisfacción personal es también la voluntad del universo es peligroso. El secreto enseña a la gente a soñar con tener y no a aprender a ser. Pero claro, es mucho más fácil pensar que voy a conseguir lo que quiero onanistamente. Esto no sólo distrae, también les echa la culpa a los pobres por su pobreza. Es decir, los ignorantes no son desposeídos, son desganados”.

A la ola de críticas adversas se sumaron dos ex empleados de la productora que le iniciaron una causa a la autora de El secreto por incumplimiento de pagos. Uno de ellos, Drew Herriot, es el director de la película, el otro es Dan Hollines, el hombre que desparramó el boom por internet, una de las razones, se cree, de que haya tenido una repercusión tan vertiginosa en tan corto tiempo. Ambos aseguran que la autora les prometió un porcentaje significativo de las ganancias. Al 2008, el fenómeno de El secreto cosechaba 300 millones de dólares. Como parte de pago tanto Herriot como Hollines esperan algo más que buenas vibraciones del universo.
Critica 22 de febrero de 2010

fuente bibl:

La fórmula de “El secreto”

Los nuevos amuletos y la religión

21 Feb

Publicado el Julio 23, 2008 por Gonzalo Sagnier

Mi madre esta mañana ha tenido la idea de comprar una medalla para usarla como complemento. Me refiero a una MEDALLA, es decir a una medalla de caracter religioso.

Es evidente que su uso como complemento se iba a hacer con el máximo respeto hacia la fe que representa y que ella comparte. Era una idea a la antigua, cuando casi cualquier complemento tenía sentido simbólico religoso, pero modernizada.

Cuando estaba a punto de comprarla le ha asaltado la duda de si efectivamente iba a ser bien interpretada. De si no era un poquito una provocación (para los agnósticos, ateos o renegados del catolicismo evidentemente). ha estado pensando un buen rato, creo que al final la ha comprado.

Hoy en día es menos provocador hacerse un piercing que llevar una medalla. Hacerse un tatuaje que llevar una medalla, llevar calaveras como pendientes que llevar una medalla.

Hoy en día podemos vanagloriarnos de representar a un grupo, especialmente si no es religioso. Pensando solamente un poco más allá veremos que también es polémico llevar el velo islámico.

Nuestra cultura es de base fundamentalmente cristiana, quizá el defecto es que en algunos momentos de la historia el cristianismo en este país se ha intentado hacer tragar como a las ocas, pero eso no es el defecto de la religión en si misma sino de los religiosos.

Es pena que reneguemos de la base cultural de Europa por episodios de ese estilo. Es pena que nos empeñemos en ser cada día más diferentes del de al lado. Es pena que nos intentemos diferenciar por el exterior y no por el interior.

Es pena que tengamos que disimular nuestro factor común y tengamos que reforzar nuestro factor diferencidor.¿Estamos tan vacios por dentro que tenemos que diferenciarnos por fuera?

Ordo Templi Orientis

21 Feb

Ordo Templi Orientis

Ordo Templi Orientis (O.T.O.), significa la Orden de los Templarios Orientales, u Orden del Templo del Este; tiene unos orígenes similares a la La Hermética Orden Del Golden Dawn y fue Fundada por Carl Kellner (1851-1905) en el año 1895 en Alemania. Theodor Reuss (1855-1923) sucedió a Kellner tras su muerte, en la dirección de la orden.

Historia

En 1910 tras la publicación de Crowley de un escrito en el que supuestamente se publicaba un ritual secreto de la orden para acceder al grado Xº el cual había deducido por sí mismo sin tener relación con ellos, fue invitado a formar parte de la O.T.O. y puesto a cargo como superior de los templos en Irlanda y Gran Bretaña.

Después del ingreso del mismo se adoptaría el libro de la ley como parte de la ortodoxia de la O.T.O. y esta pasaría a ser de carácter Thelémico.

Doctrina

O.T.O es una Orden Thelémica Externa y la primera de las grandes Órdenes del Viejo Eón en aceptar el Libro de la Ley recibido por Aleister Crowley en 1904 e.v. Este libro proclama un Nuevo Eón en el pensamiento humano, en la cultura y en la religión. El Eón surge de una sencilla y suprema declaración: la ley de Thelema, que es HAZ TU VOLUNTAD.

Esta Ley no debería interpretarse como una licencia para entregarse a cada capricho pasajero, sino más bien como el mandato para descubrir la propia Verdadera Voluntad y cumplirla, dejando a los demás hacer lo mismo según sus propias y singulares maneras. “Todo hombre y toda mujer es una estrella”. En última instancia, la Ley de Thelema sólo puede ser cumplida a través de los esfuerzos individuales de cada persona. No obstante, muchos aspirantes dignos de la Gran Obra de Thelema tienen una necesidad genuina de información, guía, compañerismo, o simplemente desean la oportunidad de ayudar a sus compañeros aspirantes y servir a la humanidad.

Tiene una estructura y un carácter Francmasón y se supone que es de origen templario.

Sus adeptos tienen que ir adquiriendo conocimientos con técnicas como el yoga, el tantra, la magia sexual y con artes arcanas como la cábala, la alquimia y el simbolismo.

Miembros conocidos

Artículos relacionados con el Ocultismo

Ver Magia
Ver La Magia
Ver Ocultismo
Ver Conceptos sobre ‘La Magia’
Ver Ocultismo
Ver ADIVINACIÓN
Ver Pecados religiosos
Ver Carta al diablo de Reyna y su Familia.
Ver HILOZOÍSMO Y PANPSIQUISMO
Ver El juego de la copa
Ver La Tabla Hoiuja
Ver ANTICIPANDO EL FUTURO
Ver EL DÉJÁ VU Y LA REENCARNACIÓN
Ver LA ASTROLOGÍA, UNA GRAN FARSA
Ver – Unas 250 tumbas profanadas con inscripciones satánicas en Francia.

Ver LEYENDAS URBANAS
Ver UN MITO QUE PERMANECE – LOS EXTRATERRESTRES EN LA ARQUEOLOGÍA FANTÁSTICA
Ver Satanás, la Biblia habla de él.
Ver Iglesia de Satanás
Ver Posesión satánica
Ver La caída de la humanidad
Ver Propiedades del infierno
Ver Satanás y el Arte
Ver El origen del mal en Satanás
Ver El análisis de las tentaciones al Señor Jesús
Ver ¿Como surgió el pecado?
Ver Rebelión cósmica- El problema del mal
Ver Erudito moderno que reafirma valientemente la existencia del diablo
Ver Cuestiones de la vida
Ver EL COMIENZO DEL PECADO
Ver “Ángeles y Mujeres”
Ver TEOSOFÍA (I)
Ver TEOSOFÍA (II)