Si en el último tiempo la escasez de información y comentarios tanto negativos como positivos contribuyeron a suponer que la Argentina y Uruguay iban camino a zanjar las importantes diferencias que surgieron entre estos dos países vecinos, casi hermanos por la proximidad geográfica y cultural, como consecuencia de la instalación de la pastera Botnia sobre las orillas del río Uruguay que ambos comparten, lamentablemente, acaban de desaparecer o mejor dicho el gobierno uruguayo las borró de un plumazo, luego de vetar la candidatura del ex presidente argentino Néstor Kirchner para que presida la Unión de Naciones Sudamericana (UNASUR).

La llegada de Kirchner a la Secretaría General de UNASUR era cosa juzgada y algo ya convenido por la mayoría de los países integrantes del organismo cuando el presidente ecuatoriano Rafael Correa lo propuso en la última reunión. Brasil, Chile y Venezuela, por supuesto, estaban de acuerdo con que el actual presidente del Partido Justicialista argentino ocupe ese lugar y claro, esta creencia no se modificó en estos, pero sí Uruguay que vio una buena vía para seguir demostrándole al gobierno argentino y en especial al ex presidente Kirchner que tanto apoyó los bloqueos y cortes de rutas de los asambleístas, que no olvidan ni perdonan y que la herida todavía sigue más que abierta, en carne viva.

Así que los que a priori se desorientaron y alegraron con la foto que acompaña estas líneas, les comentó que esta instantánea data de la época en que Kirchner y Tabaré solían ser grandes amigos y aliados regionales y aunque suene algo pesimista creo que es una imagen que no volveremos a ver entre ambos en el corto plazo.

Muchos dicen que en la sede del PJ se escuchó el siguiente cantito: Tabaré compadre…y no sigo porque estamos en horario de protección al lector

Foto: Clarín