Tag Archives: Instituto Tierra Santa

EL EXTRAÑO ACCIDENTE DE BARRIO NORTE

31 Oct

EL EXTRAÑO ACCIDENTE DE BARRIO NORTE

MUCHAS VERSIONES Y MÁS DUDAS

Profundo dolor en la parroquia de Balvanera por la muerte de tres jóvenes catequistasEl estado del vehículo tras embestir contra el contenedor Foto: LA NACION   /   Ricardo Pristupluk

El accidente automovilístico que protagonizó un grupo de catequistas de la iglesia Nuestra Señora de Balvanera en el barrio de Palermo alrededor de las 05:25 h. del martes, no ha conseguido despejar muchas dudas. Distintas versiones sobre lo ocurrido le restan transparencia a lo que verdaderamente pasó.
Para tratar de comprender un poco el motivo de tantas dudas, hay que analizar los hechos. En primer lugar, varios jóvenes, no se ha determinado aún con exactitud si eran cinco o siete -ya que aquí también hay divergencia en las informaciones brindadas- se desplazaban a gran velocidad por la Av.Santa Fe y a la altura de la calle Laprida colisionaron con un volquete.

Despidieron los restos de los tres jóvenes catequistasFamiliares y Musto -en el centro-, en el cementerio de la Chacarita Foto: DyN

En las primeras informaciones publicadas por algunos medios como La Nación, por citar un ejemplo, se mencionaba al conductor como Jonathan Matías Lencina, cuando en realidad se trata de Jonathan Matías Alsina. También en las primeras declaraciones de monseñor Osvaldo Musto, este explicaba que no había prestado su auto a los jóvenes, que conocía a Jonathan desde los cuatro años y que lo consideraba como a un hijo. De hecho, era padrino del joven

Desde la parroquia confirmaron que los jóvenes eran catequistas y que concurrían a la iglesia desde los ocho años.

Posteriormente, Musto declaró a la prensa que conocía a Jonathan desde los 12 años, lo cual sí es correcto según lo que pudo investigar este medio, con lo cual, no queda claro el motivo del error en sus primeras declaraciones. Pero este no sería el único dato incorrecto aportado a los medios.

El diario mencionado informó que fuentes del Arzobispado señalaron que es habitual el hecho de prestar vehículos en las parroquias. Lo que no parece muy lógico es que esto se haga para desplazarse a más de 100 kilómetros por hora en una avenida a las 05:00 de la madrugada, con un vehículo superado en el número de pasajeros y teniendo en cuenta que se trataba de un día martes.

Tampoco resulta tan lógico que si un par de meses atrás, otro joven identificado como Sergio Ferreiro (uno de los heridos) chocó otro auto -también prestado por Musto- según declaraciones a la prensa de Guadalupe Amarillo, se sigan prestando vehículos a los jóvenes.

Las primeras declaraciones de un tal padre Sergio, tampoco traen mucha luz a lo ocurrido, sino todo lo contrario, este aseguró que era probable que los chicos hubieran bebido, pero que no creía que esa hubiera sido la causa del accidente.

Vale aclarar que en las primeras versiones se mencionaba la presencia de una botella de bebida blanca cerca de una de las puertas del auto. Posteriormente, el titular de la comisaría 19a de la Policía Federal, el comisario Jorge Toma, aseguró que no se secuestraron bebidas alcohólicas y nada más se dijo sobre la botella que, según testigos, fue dejado en el suelo a uno de los jóvenes que descendió del auto.

Tampoco las declaraciones del comisario son muy claras, ya que no descartó que los jóvenes hubieran bebido. Por otro lado, al ser consultado sobre el volquete, dijo que no debería haber estado allí. La pregunta, entonces, que surge es por qué sus subordinados no hicieron nada. La comisaría en cuestión se encuentra a la vuelta del lugar del accidente y es un paso constante de móviles y policías de esa seccional.

Las versiones tan disímiles entre Monseñor Musto y allegados al joven Jonathan, dejan demasiadas dudas.

Por un lado, la madre de Jonathan, asegura que ese día el vehículo Megane propiedad de Musto, estaba estacionado debajo de su departamento y que pasadas de las 02:00 su hijo salió con unos amigos a una fiesta de egresados de alumnos del Instituto Tierra Santa.

Cuando nos comunicamos con el mencionado instituto Tierra Santa, se evidenció una clara molestia por la consulta periodística. Confirmaron que el joven había concurrido al Instituto por unos dos o tres años, pero negaron tener información acerca de la existencia de la fiesta de egresados, ya que las fiestas son organizadas por los chicos. Oficialmente dijeron que el accidente era un hecho muy lamentable.

De eso no se habla
En esta triste y lamentable historia, hay muchas cosas en el aire sin una explicación y varios de los medios han comprado una historia que parece ser la más conveniente, pero no han querido indagar en algunas declaraciones que pueden parecer incómodas, incluso, para la iglesia.

Si realmente la relación de monseñor Osvaldo Musto era transparente y no hay motivos de silencios, ¿por qué no se cuenta la historia completa? ¿Por qué sólo se ha mencionado que el párroco le habría regalado algunas remeras y presentado algunas personalidades? Lo que no se menciona es que Jonathan acompañaba más de lo habitual al cura y que realizaron varios viajes juntos, algunos al exterior. Tampoco se menciona que la madre de Jonathan, Alicia, recibía asistencia económica de Musto.

En una nota publicada por Clarín, Alicia asegura: “Lo crié sola, y monseñor era como un padre para él”. La nota afirma que Jonathan tenía tres hermanas, Antonella de 16, María Laura de 14 y Nicole de 12. En la nota, muy conveniente, el cronista X -ya que la misma no lleva firma- parece adolecer de vicios de ingenuidad para realizar la entrevista o bien, la nota fue consensuada para satisfacer dudas y evitar publicaciones no convenientes.

Si bien el título destacado dice: “Lo crié sola”, la madre no explica cómo lo hizo, y solo se destaca la relación de Musto y su hijo como la de un padre. Curiosamente el periodista no indaga en cuánto tiempo el joven pasaba con el cura y en qué momentos este le presentaba a sus conocidos, hechos para los cuales debía dedicarle más tiempo de lo habitual.

Tampoco el periodista pregunta cómo pudo mantener a cuatro hijos sola, si nos guiamos por el título escogido, ¿a qué se dedica o se dedicó Alicia? para afrontar toda una familia sola.

Alicia, por caso, durante los años en que Jonathan creció junto a Musto se desempeñaba como vendedora de un comercio de la zona de Once, a unas pocas cuadras de la iglesia. Resulta prácticamente imposible afrontar los gastos de cuatro chicos, un alquiler, vestimenta, servicios mínimos, alimentos y la cuota de un colegio privado como el Instituto Tierra Santa sin ayuda.

Este periodista lamenta mucho el hermético silencio y la mala predisposición de los allegados a Musto en develar algunas dudas.
No queda muy claro ¿por qué?, monseñor Musto que tiene fuertes lazos políticos y sindicales no ha ayudado de igual forma a otros jóvenes sin empleo tal como lo hizo con Jonathan al gestionar su ingreso a la federación de Luz y Fuerza.

Conclusión
Como católico, espero que en algún momento el monseñor acepte una entrevista para charlar sobre algunos detalles que despejen las dudas, no es la actitud de un buen cristiano el mostrarse irritables con la prensa como lo hicieron algunos en la noche del martes en la iglesia, uno comprende que se trata de una tragedia, pero no fue la prensa la que le dio acceso a los muchachos al auto.

Es de destacar que algo debe haber fallado en la formación de estos catequistas, si como dice Monseñor, él habló por teléfono con Jonathan, y este le aseguró que no iba a utilizar el vehículo y que ya estaba en el garage, le mintió deliberadamente, su madre asegura que el auto se encontraba debajo del edificio donde viven.

Monseñor Musto también declaró que Jonathan manejaba muy bien y era muy cuidadoso, algo que no se evidencia en los momentos previos al accidente, pero tampoco queda claro si es tarea habitual de un sacerdote ir a sacar el registro de conducir con un joven de la parroquia.

Por qué tanto interés en aclarar la relación entre Musto y Jonathan dejando de lado a los demás jóvenes por parte de Musto. ¿Qué hay de cierto en que además de los regalos, los viajes, las fotos y alguna ayuda económica también existió una gestión por una vivienda?

¿Por qué la gente en vez de responder se molesta? Incluso, desde la propia federación de Luz y Fuerza han evitado informar que actividades realizaba Jonathan.

¿Por qué, si Jonathan era como un hijo, las primeras declaraciones de Musto no fueron expresiones de dolor, sino un rotundo “yo no les preste el auto, ni para una fiesta, ni para una fiesta de egresados” diciendo que lo habrían tomado sin permiso, para posteriormente aclarar que Jonathan lo había acompañado hasta el aeropuerto y se había llevado el auto. Distintas versiones de la madre de Jonathan, de otros jóvenes e incluso desde la misma parroquia aseguraban que Musto siempre les prestaba el auto.

Algo no termina de cerrar y seguiremos investigando algunas declaraciones recogidas de allegados a los jóvenes que por una extraña razón o miedo, se desdijeron de algunas acusaciones que merecen ser investigadas.

En una historia donde hay muchos involucrados que practican la religión, lo que más se percibe es la falta de verdad, tal vez deberían reflexionar si los mueve la fe o la necesidad.

Marcelo Hawrylciw
El Sindical
Buenos Aires – Argentina
mailto:info@PeriodicoTribuna.com.ar

Anuncios