Tag Archives: Edwin Kako Vazquez

LOS SEIS AYES O LAMENTOS DEL HOMBRE

2 Sep

LOS SEIS AYES O LAMENTOS DEL HOMBRE

En el tercer capítulo de Génesis nos habla de la desobediencia del hombre  y nos da una visión clara de los efectos del pecado. Luego que el hombre probara del fruto fatídico del  huerto del Edén fue echado del mismo dando paso a una serie de tristes eventualidades a causa de su desobediencia. En Génesis 3-3- vemos como Dios les había dado unas instrucciones exactas, las cuales ellos no cumplieron -”Pero del fruto del árbol que esta en medio del huerto dijo Dios-No comeréis de él, ni le tocareis para que no muráis”

Podemos  imaginar y llegar a la conclusión  que el jardín del Edén estaba lleno de árboles los cuales algunos daban frutos. Jehová permitió que el hombre  comiera de todos los árboles, pero del árbol del bien y mal de ninguna manera. Al entrar en una sincronización más directa dentro del pensamiento divino llegamos a la conclusión que aquel árbol fatídico expresaba el dominio de Dios sobre su creación y la obligación del hombre de obedecerle.

Anterior a su falta los dos primeros seres humanos vivían libres en comunión con Dios y se le otorgó autoridad para imperar sobre todo lo demás en la tierra, ahora eran esclavos dueños de su propia calamidad.  Luego de este suceso el varón de las tinieblas aprovecho y redujo la raza humana  a incontenibles aflicciones. Ahora el hombre estaría sometido a seis terribles ayes o lamentos que han sido su fuente de dolor y aflicción de cuerpo, alma y espíritu comenzando la historia del hombre en el mundo.

CUPABILIDAD Y CONDENACION

Luego que el hombre y la mujer fueron careados por Dios ambos querían evitar su culpabilidad pasándola de uno al otro. De la misma manera  el  ser humano de hoy día a fracasado del mundo porque el hombre se ha dividido del hombre y el hombre de Dios. Esto ha sido un rompimiento social a gran escala que ha degenerado lo palabra reconciliación  porque  el hombre vive con una venda en sus ojos siempre buscando su propio confort individual. Hasta que nuestras culpabilidades no sean aceptadas seguiremos pecando y viviendo una vida en descontrol. Debemos entender que Jesús vino a ser nuestro portador de culpabilidad y llevo nuestros pecados en su cuerpo en el árbol de la cruz.

OPRESION DEL DIABLO

Antes de que el hombre cayera en desgracia ante Dios no estaba bajo la tutela de Satanás, no obstante, luego de su debacle se separó de Dios y está a la merced del coludo, sin embargo, la cruz ha acabado con el poder del maligno. Colosenses 2  13-15

DOLOR Y SUFRIMIENTO

En ninguna parte de la biblia comenta que la enfermedad y el sufrimiento sean la voluntad de Dios para los seres humanos. Estas son la consecuencia del pecado y son obras de Satanás que se aprovechó de la desobediencia del hombre. Esto no quiere decir que nuestro creador no pueda usar el dolor y el sufrimiento para su propio propósito de su gracia en nuestra existencia, claro que puede hacerlo, No obstante, el no quiere esto para su hijos porque en su Reino perfecto todas estas eventualidades negativas están descartadas. “Por cuya herida fuisteis sanados” 1 Pedro 2-34

ANSIEDAD  Y PREOCUPACION

Luego de su pecado el hombre fue sentenciado a trabajar duro, toda aquella magnificencia de Dios que lo rodeaba ahora se convertía en dificultad y esfuerzo.  En el calvario fueron espinas lo que usaron para hacer la corona de Jesús y El la llevó  por nosotros. Toda aquella agonía de espíritu y ansiedad de corazón que pertenecían al hombre la llevó dentro de sí mismo y ahora la raza humana trata de hacer las cosas a su manera intentando encontrar su propio camino en el mundo sin la compañía de Dios.

MUERTE

El ser humano fue aislado de su fuente de vida por el pecado.  La muerte es el resultado de nuestro pecado y es la suerte común de todo hombre, sin embargo, la Biblia nos comenta que la muerte física no es el fin porque después tendremos que presentarnos ante el juicio de Dios. Por medio de la muerte de Jesús el juicio de muerte ha sido quitado porque El lo ha llevado por nosotros.

RECHAZO Y SEPARACION DE DIOS

Al ser echado del jardín de Edén el hombre vive náufrago espiritualmente, su pecado ha causado una separación entre él y Dios. El grito más potente de la cruz fue una exclamación de abandono -Dios mío, Dios mío, porque me has desamparado, en otras palabras, Jesús vino a ser un abandonado por nosotros.

EDWIN KAKO VAZQUEZ

ESCRITOR E HISTORIADOR

Edwin Vazquez – Devocionales

19 Mar

Edwin Vazquez – Devocionales

Edwin Kako Vazquez

  1. ORIGEN DE LAS TENTACIONES
  2. Ordena tu voz interior: “LA CONCIENCIA”
  3. LA LUZ DE CRISTO CAMBIA EL CORAZON DEL HOMBRE
  4. VIVIR DE OTRA MANERA
  5. CUANDO ACEPTAS A CRISTO
  6. EL DILUVIO UNIVERSAL – UN CASTIGO POR LA CORRUPCION DEL HOMBRE
  7. GRANDES GUERREROS DEL EJERCITO DE DAVID
  8. Cuando aceptas a Cristo
  9. La luz de cristo cambia el corazon del hombre
  10. ARREGLA LAS VELAS DE TU INCONSTANCIA
  11. GEDEON
  12. LA ORACION VEHICULO DIRECTO HACIA DIOS
  13. EL AMARGO SACRIFICIO DE JEFTE
  14. DAGON- DIOS PAGANO APRENDIO LA LECCION ANTE YAVE
  15. ORIGEN DE LAS TENTACIONES
  16. LOS MACABEOS: “EXPECTACION DEL MESIAS”
  17. EL BAUTISMO CON FUEGO
  18. DIOS, EL MAL, LA FE Y LA LIBERTAD (lasteologias)
  19. APRENDER A VER
  20. El plan de Dios de Edwin “Kako” Vázquez
  21. DIOS, EL MAL, LA FE Y LA LIBERTAD (mujercristianaylatina)
  22. JOB – “PRINCIPIOS PARA DESARROLLAR LA INTEGRIDAD”
  23. JONAS – EL PROFETA REACIO
  24. REINADO DE AMASIAS
  25. CUANDO LOS ISRAELITAS PIDIERON UN REY
  26. LA GRAN PRUEBA DEL FUEGO-ELIAS

EL VIÑEDO DE NABOT

29 Oct

EL VIÑEDO DE NABOT

Edwin Kako Vazquez

Edwin Kako Vazquez

Autor: Edwin Kako Vazquez

Antes de comenzar a leer esta crónica biblica detente a pensar por un instante cuantas veces has hecho lo que a Dios no le agrada.  O sencillamente has deseado lo que tiene tu prójimo no importando el  grado de tu obsesividad. Desde tiempos antiguos y en el presente el ser humano ha flaqueado de alguna manera desobedeciendo a Dios consecuentemente. Deciden entonces tomar atajos en la vida que sin lugar a dudas  son calles sin salidas que huelen a sufrimiento, desolación y en muchas ocasiones a muerte.  Ajab rey de Samaria no se imaginaba que su engaño y muerte de Nabot a pedradas quedaría sin efecto ante los ojos de Dios. Todo comienza en la ciudad de Jezreel donde Nabot poseía una plantación de uvas al lado del palacio de Ajab. Un día el rey le comenta  a  Nabot:”Quiero comprarte tu viñedo, como está al lado del palacio, quiero sembra allí verduras. Yo te daré un mejor lugar para cosechar las uvas o, si prefieres, te pagaré con dinero.

Como sabemos un rey es la eminencia publica de mayor jereaquía en una ciudad o nación , por lo tanto sus requerimentos se deben amparar buscando siempre la prudencia y lo positivo de las cosas para que la cosecha sea un  buen resultado. Sin embargo, un capricho puede desvirtual el orden de las cosas y llevarnos al abismo para nunca más volver.El sacar partido y provecho de las personas no son formas agradables ante los ojos de Dios, debemos eliminar esta medidas que solo son el mollero del mundo usado erroneamente para despropiar a los demás de sus bendiciones y pertenecias. Cuando Nabot escuchó la ponencia de Ajab replicó: “Ni quiera Dios, no le daré a usted lo que mis padres me dejaron al morrir”. El rey no tuvo más remedio que marcharse a su casa donde lo esperaba su mujer llamada, esta le cuetiona que por que estás tan triste, ni siquiera has probado bocado, dime que te pasa. “Mira Jezabel le pedí a Nabot que me vendiera su plantación de uvas, le dije que se la iba a pagar o que si prefera le daría un lugar mejor, pero el me respondió que no me la dará”.

Su esposa le comentó airada: “No eres tu el rey de Israel el más que manda, ven y come, que yo me encargaré de eso y te conseguiré la plantación”. En innumerables ocasiones en nuestras vida tenemos personas a nuestro lado que nos llevan al paredón divino poniendo al creador en un segundo plano.  Las influencias de estas personas incorrectas rebajan nuestra alcurnia moral siendo avergonzados por esa multitud que reside  a nuestro alrededor. Al día de hoy existen muchos  Ajab alrededor del mundo que han sometido al populacho a sus anchas, pero Dios está al tanto de las injusticias que ellos cometen aqui en la tierra por que El nunca abandona a sus hijos. Nada ni  nadie se puede escapar de Dios, por que tarde o temprano recibirán su merecido castigo.

A Jezabel dentro de su maliciables consecuencias que venían a posteriori, se fue y escribió unas cartas de parte de Ajab y le puso su sello. Esta las envió a los líderes del pueblo y a los jefes que vivían.