Tag Archives: droga

“Creemos que la esclavitud fue abolida pero está ante nosotros”

9 Jul

“Creemos que la esclavitud fue abolida pero está ante nosotros”
Entrevista con Antonio Maria Costa, Director de UNODC
Entrevistas – 02/07/2010 7:29 – Autor: M.R.S. – Fuente: El País

Antonio Maria Costa director ejecutivo de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Crimen Organizado (UNODC).

Antonio Maria Costa (Italia, 1941), director ejecutivo de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Crimen Organizado (UNODC), se denomina a sí mismo “subsecretario general de Asuntos Siniestros”. El llamado Zar Antidroga explica que el de la trata es uno de los delitos que más le cuesta comprender porque implica la compra y la venta de personas.

Dice que la trata es la forma moderna de esclavitud.

Sí, es lo mismo. Implica la compra y la venta de personas. Un atentado terrible contra los derechos humanos y una forma de abuso brutal. Europa piensa que la esclavitud fue abolida hace años y desapareció, pero no es así. La esclavitud existe y está ante nosotros. Me angustia la cantidad de demanda de ello que hay en general.

Sobre todo para fines de explotación sexual.

Ese es quizá el que más se ve, pero hay otros: esclavas domésticas, personas que trabajan en los campos de agricultura o en fábricas. Víctimas más invisibles y que se suelen detectar por casualidad. Todos estamos involucrados en cierta medida en ella.

¿Por ignorarlo?

No solo. La ropa que vestimos o el chocolate que comemos está contaminado con las lágrimas de estos esclavos. En muchas de las fábricas de textiles de Asia o en las plantaciones de cacao hay víctimas de trata.

¿Qué hace la ONU para terminar con esto?

Hay convenios internacionales contra la trata, pero no todos los países los han firmado. Ni siquiera todos los que están en la ONU. Nosotros asesoramos a los países para que desarrollen leyes contra este problema. También a empresas para lograr que toda la cadena de fabricación esté limpia. Y es, sobre todo, muy importante crear una conciencia del problema a través de campañas como la de Corazón Azul para que la gente sea consciente del problema y haga cuanto esté en su mano para evitarlo.

Artículos relacionados
Caribeños celebrarán bicentenario de abolición de la esclavitud
¿Todos los seres humanos nacen libres?
6º Conferencia panafricanista internacionalista Tcham Bissa: Marcha mundial por la paz y la no violencia
Abren investigaciones sobre la esclavitud humana
Dos historias de esclavitud
El PSOE propone el fin de la “esclavitud” de los grandes simios
Kailash Satyarthi, fundador del Movimiento Mundial contra el Trabajo Infantil
La explotación de África
Pocas palabras, mucho latigo
Anuncios

LA VERGONZOSA RETRACTACIÓN DE ELISA CARRIÓ

12 Nov
LA VERGONZOSA RETRACTACIÓN DE ELISA CARRIÓ
AHORA DICEN QUE DUHALDE SERÍA UNA MAESTRA JARDINERA
Por Christian Sanz

 

La reputación de Elisa Carrió acaba de caer por la borda. Luego de haber rectificado sus dichos respecto a que Eduardo Duhalde es el responsable del narcotráfico en la Argentina, los dichos de “Lilita” carecen a partir de ahora de todo visto de seriedad.
Que se rectificó, que no lo hizo. La realidad es que la jueza federal María Servini de Cubría, consideró en su fallo que la líder de la Coalición Cívica “se retractaba” y que le “pidió perdón” a Duhalde por haber expresado sus manifestaciones con ánimo injuriante.
Tan es así que, en otro tramo del fallo, la magistrada sostuvo sin medias tintas: “En el desarrollo de su extensa declaración la Dra. Carrió pidió perdón al Dr. Duhalde si éste se consideró ofendido con sus declaraciones y enfatizó que nunca dijo que el nombrado liderara el poder mafioso”.
Pocas horas más tarde, un cable emitido por dirigentes de Coalición Cívica aseguraba que la líder de ese partido jamás se había retractado. Insólito por donde se lo mire, sobre todo porque a la hora de sobreseer a Carrió, Servini de Cubría aplicó el artículo 117 del Código Penal por el cual el culpable de injuria “quedará exento de pena, si se retractare públicamente”; también aplicó el 425 del Código Procesal Penal que sobresee al acusado si “se retractare”.
Por más que se diga lo que se diga hoy, no es la primera vez que Carrió vincula a Duhalde con el narcotráfico. Lo hizo infinidad de veces, llegando a sostener que ha sido quien “abrió las puertas del narcotráfico” en la Argentina. ¿Suena esto a mera responsabilidad política?
No sólo eso, Carrió ha sostenido oportunamente que tenía serias intenciones de ir a juicio con Duhalde “para demostrar que es el responsable del crecimiento del negocio de la droga en Argentina” (1).
No hay equívoco alguno en sus palabras y jamás la líder de CC se ocupó de aclarar que no acusaba al ex Presidente de narcotraficante, aún cuando los medios de comunicación han reproducido esa palabra como salida de su boca.
La realidad indica que Duhalde está fuertemente vinculado con el tráfico de estupefacientes, y Carrió no puede no saberlo. Los por qué de su retractación sólo los conoce ella misma.

Duhalde y las drogas

Cada vez que lo acusaron de tener vínculos con el narcotráfico, Duhalde dijo que se trataba de una campaña de desprestigio. Así quedó especificado en el informe que la Comisión Anti lavado del Congreso estadounidense, presidido por el senador Carl Levin, y en las investigaciones que realizaron en Argentina el ex jefe de la Interpol México, José Miguel Ponce Edmonson. En diálogo con CAMBIO, Ponce recordó: “Esos fondos ingresaron por parte de Palito Ortega, a quien Duhalde, enseguida lo raleó de la campaña. Fui testigo del profundo enojo del ahora presidente quien se vio muy afectado por ese episodio”.
Nuevamente Duahlde esgrimió su argumento de que se trataba “de una campaña de desprestigio” cuando las acusaciones contra las mafias enquistadas en la policía bonaerense -a la que calificó como “la mejor del mundo”-, señalaban a su jefe, el comisario Pedro Klodczyk, como un hombre permisivo en la distribución de drogas cuando estuvo a cargo de la unidad regional de la ciudad de Quilmes.
Utilizó la misma defensa en 1992, cuando el juez español Baltasar Garzón tuvo su primera aproximación a Argentina y acusó a la ex cuñada de Menem, Amira Yoma, y al ex secretario de Recursos Hídricos, Mario Caserta -amigo de Duhalde-, de integrar una organización de lavado de dinero vinculada al traficante de armas sirio, nacionalizado argentino, Monzer Al Kassar.
En septiembre del 1989, durante un viaje de Menem a Yugoslavia, Duhalde quedó a cargo de la Presidencia. En esos días estampó la firma, junto al ministro de Economía de la época, Néstor Rapanelli, en el decreto que designaba a Ibrahim Al Ibrahim como asesor especial de la aduana en el aeropuerto de Ezeiza.
Al Ibrahim era ya el ex esposo de Amira Yoma y en español sólo sabía decir “muchas gracias”. Durante una entrevista con medios argentinos y españoles, Al Ibrahim -quien vive refugiado en Damasco desde que se convirtió en prófugo de la justicia-, aseguró que “Duhalde era uno de los funcionarios de gobierno que más favores me pedía en la aduana”.
Eran los días en que Duhalde le encargaba a su lugarteniente Alberto “el negro” Bujía retirar maletas o bultos que pasaban sin abrir por los controles de la aduana en el aeropuerto.
Las irregularidades en la aduana fueron denunciadas por el semanario español Cambio 16 y las pruebas contundentes que aportaba el semanario llevaron a que Garzón tomara la causa que involucraba a Al Kassar, radicado en Marbella.
Con el escándalo en todos los medios, Duhalde se comunicó rápidamente con el juez “para saber cuál era su situación en el expediente”, según cuenta el periodista Hernán López Echagüe en el libro El otro.
Ante la consulta desesperada la respuesta del magistrado español fue corta y tajante: “Duhalde, yo sé qué clase de político es usted…”. Sobre el escritorio del Juez descansaba el dossier confeccionado por la DEA sobre los vínculos de Duhalde con las drogas.
Diez días antes de que la jueza María Romilda Servini de Cubría iniciara las indagatorias por esa causa, conocida como el narcogate, Alberto Bujía, uno de los hombres de confianza de Duhalde -el emisario ante Al Ibrahim- moría en extrañas circunstancias.
El negro Bujía, era considerado un peso pesado. Desde sus comienzos de trabajo para Duhalde, era el enviado que llevaba extraños paquetes a las familias Romero y Saadi, en las provincias de Salta y Catamarca, respectivamente. Roberto Romero y Vicente Leonides Saadi fueron los fundadores de dos dinastías políticas que hicieron historia en sus provincias.
Bujía solía frecuentar la finca Don Alejo, propiedad de los Romeros en Salta donde en 1984 fue descubierta una pista de aterrizaje a la que llegaban aviones desde Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, que estuvo en la mira de la DEA.
Con Al Ibrahim en la aduana, Bujía no sólo visitaba al extraño asesor con el que se comunicaba por señas, sino que requería los servicios del funcionario en cada uno de sus viajes al extranjero con bultos que en los controles gozaban del mismo estatus que todos los encargos del entónces vicepresidente.
El día 16 de marzo de 1991, el destino quiso que muriera cuando su moto hizo colisión contra una camioneta, a metros de la intendencia de Lomas de Zamora. Según algunos amigos de “el negro”, éste estaba desbordado por el alcohol y enfiló en contramano por la citada calle. Según testigos del hecho, fue la camioneta la que se abalanzó sobre él.
Al día siguiente de tan absurda muerte, el 17 de marzo de 1991, en el marco del Yomagate, se iba a quebrar uno de los máximos imputados. Mario Caserta prestó declaración ante Servini de Cubría y, sin saber aún que iba a quedar como único procesado en la causa, manifestó que Duhalde era un poderoso narcotraficante de la provincia de Buenos Aires. Pocos meses después, la conductora televisiva Mirtha Legrand se lo iba a preguntar en persona y con gran naturalidad: –“Dígame gobernador ¿Usted es narcotraficante?”.

Blancas Bujías

Hace algunos años este periodista tuvo una extensa conversación con una importante fuente de información de Lomas de Zamora, que aportó muy buenos datos sobre los vínculos “Duhalde-Bujía-Drogas”: “Hablás muy bien sobre la conjetura de Alberto Bujía y su muerte. Yo soy de Lanús, milité 10 años en la Ucedé y ahora en el partido Federal y uno conoce todos los intersticios. Es vox populi que ya lo tenían marcado a Bujía, porque cuando se pasaba de alcohol, pasaba a ser el típico bocón que hablaba de todo lo que sabía y hacía, y por ello, lo mandaron a hacer la Gran Willy con la moto, y cuando se iba acercando la mandaron la camioneta.
El tema de que era un bocón pasaba por el detalle que, mamadísimo el hombre, empezaba a decir: ‘el cabezón me mandó a buscar una valija allá’, o ‘me mandó a entregar un cargamento a tal lado’. Hay gente que lo conoce al cabezón, de que cuando apretó a los concejales que le precedían en la lista del 73 (él estaba cuarto) los hizo ir renunciando hasta que llegó a ser el primero para hacerse de la Intendencia (obvio que todos iban renunciando). De esos tiempos, cuando era concejal, se sabe de gente que andaba repartiendo porros él en persona por la zona de Llavallol”.
En el mismo sentido, otro informante coincide en contarme que “la droga siempre la entró Alberto Bujía, que falleciera trágicamente atropellado en su moto en Lomas de Zamora, cuando Duhalde estaba lanzado en su candidatura a Gobernador de la provincia de Buenos Aires. Bujía estuvo detenido durante el Proceso, pero tenía sus contactos ‘fluidificados’ con la cúpula policial de la Bonaerense de las época en que ‘plantado’ en la Gobernación recaudaba para el Gobernador Victorio Calabró y varios socios más del conurbano.
Cuando salió en libertad definitiva, estaba tan seco que se fue a vivir a la casa de Eduardo Duhalde y desde tan misericordiosa relación volvió a tejer los hilos de su renovada relación con la ya poderosa Bonaerense, querecibía la droga desde Catamarca“.
Actualmente, según un tercer confidente, “Duhalde maneja el tráfico de drogas en Mar del Plata a través de un suizo de apellido Szé que tiene una estancia a unos kilómetros de la laguna ‘La Brava’ llamada ‘El Benteveo’, y que supuestamente es un empresario de la pesca.  Este tema tiene que ver con Nicolás Di Tullio, broker inmobiliario del cártel de Juárez. La droga es traída por barcos a alta mar y otros barcos ,supuestamente ‘pesqueros’ (de la llamada ‘flota amarilla’), lo llevan al puerto. La guardan en un supuesto frigorífico de papa en una estancia llamada ‘El Cisne’, que queda junto a los ex-campos de los hermanos Martínez de Hoz, por el camino viejo a Miramar”.
Elocuencia aparte.

Concluyendo

Hace años que este periódico viene denunciando los vínculos de Duhalde y otros caudillos bonaerenses con el narcotráfico. Es más, este cronista ha sido citado en el juicio que el ex Presidente le ha iniciado al piquetero K Luis D’elía por decir exactamente lo mismo que sostuvo Carrió. De más está decir que, quien escribe estas líneas, refrendará lo dicho en el presente artículo, aportando evidencia concluyente a su propio testimonio.
Sólo de esa manera se logrará cortar de raíz con el problema de la droga: atacando la “pata política” del tema. Puede sonar arriesgado, y ciertamente lo es, pero es el único camino que queda para empezar a desandar el camino del crecimiento del tráfico de estupefacientes. El tiempo para advertir lo que se venía ya pasó, ahora hay que señalar concretamente a aquellos que permiten este flagelo.
Son personajes conocidos, muchos de ellos ocupando cargos de relevancia en el gobierno nacional.
Por todo lo dicho, hacer lo que hizo Carrió no sirve, es de una cobardía descomunal (2).
Dios y la Patria sabrán juzgarla.

Christian Sanz

(1) http://www.portalsf.com.ar/modules.php?name=Noticias&file=articulo&sid=1059&titulo=Carrio:_Los_narcos_financiaron_campanias

(2) Ahora se entiende por qué Carrió nunca aceptó el testimonio de este periodista -ofrecido en reiteradas oportunidades- en el presente juicio.

 

El porro afecta la memoria desde la primera calada

19 Ago

El porro afecta la memoria desde la primera calada
BARCELONA, EFE. Edición ACPress.net
Desde el primer porro, el cannabis altera la memoria. Si se consume habitualmente, la amnesia se intensifica y persiste incluso cuando no se está bajo el efecto de la droga. Un grupo de investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona han podido determinar en qué lugar del cerebro se desencadena el trastorno y cómo se alteran las neuronas para que no puedan recordar, según publica hoy la revista Nature Neuroscience.

El consumo de cannabis afecta al hipocampo, una región del cerebro donde se encuentran circuitos neuronales necesarios para realizar una serie de tareas cognitivas relacionadas con la memoria. “El cannabis actúa sobre unas pequeñas neuronas del hipocampo, las interneuronas, que intervienen en la actividad de las neuronas que se encargan de recordar”, explica Rafael Maldonado, investigador de la Unidad de Neurofarmacología de la UPF.

De hecho, las interneuronas son el primer eslabón del circuito neuronal del recuerdo. “Se encargan de enviar el neurotransmisor GABA, que funciona como inhibidor de señales y esta inhibición es necesaria para que funcione la memoria”, explica Maldonado. En el cerebro que no consume cannabis, este neurotransmisor se encuentra en equilibrio con otro, el glutamato, que es un activador. Así, el proceso de olvidar y recordar se produce de forma eficiente.

Sin embargo, cuando se consume cannabis, la actividad de GABA acaba siendo menor que la de glutamato. “Se rompe el equilibrio. Con eso se altera la vía de señalización que controla la síntesis de proteínas que ocurre en las neuronas. Éstas, como último eslabón, son las que se encargan de recordar”, explica Maldonado.

“Cuando se fuma mucho, alteramos esta síntesis de proteínas hasta tal punto que creemos que estos cambios acaban siendo de larga duración”, afirma Maldonado.

¿Son tales cambios irreversibles? Las próximas investigaciones de este equipo se van a dedicar a responder a esta pregunta. “Aún no tenemos información para pensar que son irreversibles, pero sabemos que, aunque se deje de fumar cannabis, hace falta un largo periodo de tiempo para que este circuito se recupere”, afirma.

Maldonado cree que la investigación también abre la posibilidad de mejorar el cannabis para su uso terapéutico. “Se puede perfeccionar la síntesis de nuevas moléculas o diseñar moléculas para contrarrestar este efecto adverso”, señala.

El consumo diario de cannabis predispone a la aparición de psicosis y esquizofrenia, según un estudio

1 Mar

24/02/2009 –

El consumo diario de cannabis predispone a la aparición de psicosis y esquizofrenia, según un estudio

Un estudio realizado en el Instituto de Neurociencias de la UGR ha analizado las características de la psicosis producida por el consumo continuado de esta sustancia 

La investigación se llevó a cabo con una muestra de 92 pacientes con episodios de psicosis, y demostró que, en aquellos con un neurodesarrollo normal que sufrieron episodios psicóticos, el 66% eran consumidores de cannabis

Noticias UGR El consumo diario de cannabis predispone a la aparición de psicosis y esquizofrenia, y aquellos episodios de psicosis que son fruto de esta sustancia presentan unas características específicas tanto antes de aparecer como en la presentación clínica de la psicosis. Ésta es una de las conclusiones de la tesis doctoral “Neurodesarrollo y estrés ambiental en la psicosis inicial: análisis transversal del estudio ESPIGAS”, realizada por el investigador Miguel Ruiz Veguilla, del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Granada y dirigida por los profesores Manuel Gurpegui Fernández de Legaria y Jorge Cervilla Ballesteros. Ruiz Veguilla es asimismo responsable del la unidad de Neuropsiquiatría del Desarrollo de Jaén.

Este trabajo ha estudiado los factores de riesgo que se asocian a la esquizofrenia, identificando y caracterizando en profundidad las psicosis que se asocian a un consumo continuado de cannabis.  Para ello, se llevó a cabo un estudio con 92 sujetos, de los que 50 habían desarrollado una psicosis sin presentar signos de un “neurodesarrollo anómalo”, esto es, habían tenido un  buen rendimiento en el colegio, tenían un grupo de amigos (no aislamiento social) y presentaban una buena coordinación motora. Además, estos sujetos apenas mostraban antecedentes familiares, de primer o segundo grado, de episodios de psicosis.

Identificar un tipo nuevo de psicosis
La investigación realizada por Miguel Ruiz Veguilla ha identificado, por lo tanto, una asociación entre el consumo de cannabis y la psicosis en sujetos con un buen rendimiento premórbido, y sin signos de alteraciones neurológicas menores, lo que a su juicio podría señalar “una vía fisiopatológica asociada a la psicosis en sujetos con menos predisposición”.

Así, el 66% de los pacientes con psicosis que participaron en el estudio y que tenían un neurodesarrollo normal reconocieron haber consumido a diario o casi todos los días cannabis, mientras que el 43% de los participantes con marcadores de un neurodesarrollo anómalo (los ya señalados: mal funcionamiento previo social y académico, antecedentes familiares y más “torpes” al realizar tareas de coordinación motora y de  actos motores complejos) también eran consumidores de esta droga.

A la luz de los resultados de su tesis doctoral, el investigador de la Universidad de Granada afirma que, tras haber identificado un tipo de psicosis donde el factor ambiental juega un papel más relevante, ahora se debería responder a la pregunta de cuál es el pronóstico a largo plazo de aquellos a sujetos con un buen funcionamiento previo, cuya psicosis se asocia a consumo alto de cannabis.

Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista “Schizophrenia Research” y “European Psychiatry”, dos de las publicaciones más prestigiosas a nivel mundial en este ámbito de investigación.

Referencia:
Miguel Ruiz Veguilla.
Departamento de Medicina Legal, Toxicología y Psiquiatría de la Universidad de Granada.
Móvil: 678 660 010.
Correo e-: mruizveguilla@yahoo.com

Fuente: http://prensa.ugr.es/prensa/investigacion/verNota/prensa.php?nota=5077