Tag Archives: DE NARVÁEZ

¿Cómo explicar el disenso entre Macri y De Narváez?

28 Jun

¿Cómo explicar el disenso entre Macri y De Narváez?

Por Mariano Grondona
Domingo 28 de junio de 2009 | Publicado en Lanacion.com

En los últimos días de la campaña, los principales referentes de Unión Pro, Mauricio Macri y Francisco de Narváez, dejaron al descubierto un importante disenso entre ellos. A Macri se le había preguntado si privatizaría de nuevo Aerolíneas Argentinas y las AFJP que Kirchner venía de estatizar. Macri contestó que las privatizaría, aunque mediante un método claramente diferente del que había utilizado Carlos Menem. Cuando se le preguntó lo mismo a De Narváez, sorprendió al contestar que, en su opinión, las empresas de servicios públicos deberían estar en manos del Estado. Pese a que el principal candidato a diputado nacional de Unión Pro en la provincia de Buenos Aires se refirió concretamente a empresas de servicios sobre las cuales no se lo había interrogado a Macri, como Edesur, Edenor, Metrogas e YPF, la inesperada distancia ideológica entre ambos quedó marcada cuando se advirtió que, en tanto que Macri mantenía su inclinación “privatista” en esta delicada materia, De Narváez dejaba relucir cierta inclinación “estatista” que hasta ese momento los observadores no habían detectado.

Cuando revistas internacionales como The Economist hablan del peronismo, distinguen dentro de él un ala izquierda , la de Kirchner, y un ala derecha, la de Macri-De Narváez, reflejando así una percepción habitual entre nosotros. Pero esta vez, mientras que Macri mantuvo su posición, no ocurrió lo mismo con su principal aliado. Lo que queda por explicar, entonces, no es la continuidad del pensamiento de Macri, sino la aparente discontinuidad del pensamiento de De Narváez.

Una explicación a la mano es que el candidato de Unión Pro intentó acercarse a otros candidatos peronistas que lo acompañan en su lista, como Claudia Rucci, quien acababa de pronunciarse en el mismo sentido. ¿Habría que juzgar entonces los dichos de De Narváez como una fugaz excursión “táctica”, no “estratégica”, en medio del calor de una intensa campaña en la cual disputa palmo a palmo nada menos que el primer lugar en su provincia frente a Kirchner? Otro argumento coadyuvante ha sido emitido por quienes conjeturan que, ante la proscripción que acaba de sufrir Luis Patti, y siendo su frustrada candidatura de origen peronista, a los asesores de De Narváez les pareció oportuno atraer los votos que Patti, obligado, dejaría vacantes. Pero estas observaciones dejan sin contestar una pregunta: ¿cuántos corderos es legítimo sacrificar en el altar de la táctica?

Su majestad el marketing
Designado con un anglicismo, el marketing, que podría traducirse al castellano como “mercadotecnia”, es una disciplina relativamente reciente que hoy influye cada día más en el viejo arte de la política al aplicar la técnica que habitualmente se utiliza para vender productos en el mercado. Viniendo como viene del mundo empresario, De Narváez ha debido su vertiginoso ascenso en las encuestas no sólo a su intenso aprendizaje del arte político, sino también a la aplicación sistemática del marketing en la campaña que hoy lo tiene como protagonista. ¿Ha sido entonces su súbito giro ideológico desde la derecha hacia más cerca de la izquierda peronista una consecuencia del marketing?

Tendríamos que aceptar por lo pronto la legitimidad del marketing político como una nueva manifestación del arte político que no tiene, en sí, nada de malo. “Nada de malo”, entiéndase, dentro de ciertos límites. ¿Dónde residen estos límites? En una distinción precisa entre los principios y las conveniencias . Las conveniencias, el pragmatismo, tienen un ancho y legítimo campo en la acción política. Desconocerlo sería caer en un utopismo. Pero, si cruzan la frontera que las separa de los principios, las conveniencias debilitan la identidad, la credibilidad, de quienes acuden a ellas.

Para decirlo de otro modo: mientras los principios marcan los fines de la acción política, el marketing es sólo uno de sus medios. Se atribuye erradamente a Maquiavelo la frase según la cual “el fin justifica los medios”, cuando el florentino en realidad quiso decir algo bien distinto: que “quien quiere el fin, quiere los medios”. Lo que significa esta frase, a la inversa de la anterior, es que si se sabe de entrada que un fin requerirá medios inadmisibles, el actor político rectamente inspirado debe pensar dos veces antes de emplearlos. Estar “rectamente inspirado” significa, desde Aristóteles, buscar el bien común antes que el bien particular. Hay un “mal” que podría empañar entonces la brillante carrera política que hasta ahora ha desarrollado De Narváez, confiriéndoles algo más de su hasta ahora dudosa credibilidad a las críticas que le ha disparado el Acuerdo Cívico y Social al afirmar que no hay dos peronismos, uno de derecha y otro de izquierda, sino uno solo en el cual, al fin de cuentas, sus dos alas ideológicas terminarán por coincidir.

Sin “políticas de Estado”
Pero también podría argüirse en defensa de De Narváez que, cuando dijo lo que dijo, se introdujo en un embrollo ideológico del cual ninguna de las fuerzas políticas que actúan en nuestro medio ha logrado zafarse. Este embrollo consiste en que ninguna de ellas ha conseguido definir con precisión el rol del Estado. Cuando Menem asumió, los servicios públicos en manos del Estado habían colapsado. Gracias a él, ahora tenemos otra vez luz y teléfonos. Al privatizar como lo hizo, sin embargo, Menem, además de eximir a los nuevos titulares privados de los servicios públicos de la ley auténticamente “liberal” de una severa competencia, al acordarles un monopolio sin el debido control del Estado, abrió el campo a las críticas que sirvieron para deslegitimar su acción y habilitar una condición que Kirchner aprovecharía después para generar el abusivo intervencionismo de los Echegaray y los Moreno.

¿Adónde iremos a partir de ahora? Si la política de Kirchner fracasó por desalentar las inversiones bien encaminadas que ahora nos faltan, ¿será otra vez la nuestra, como ha ocurrido desde la reiniciación de la democracia, esa marcha en zigzag que han sabido evitar países vecinos como Brasil, Chile y Uruguay en su exitosa marcha al desarrollo? Es que estos vecinos han tenido durante décadas políticas de Estado. Llamamos “políticas de Estado” , en este sentido, a aquellas estrategias que, cualquiera que sea la índole de sus diversos gobiernos, un país mantiene en el largo plazo.

Pero nosotros hemos carecido de este beneficio porque no hemos tenido “políticas de Estado”, sino políticas de g obierno. Alfonsín, Menem, Kirchner tuvieron cada uno la suya. Las políticas de Estado provienen, empero, de la conjunción de las voluntades de todos los gobiernos en pos de una meta común, que atraviesa con éxito las variaciones del tiempo. Cada uno de nuestros gobiernos, al lanzar sus planes, pretendió que ellos se convirtieran en políticas de Estado, pero haciendo gala de un voluntarismo solitario que cesaría al mismo tiempo que ellos. Las políticas de Estado nacieron, en cambio, allí donde se las definió como una coincidencia entre todos los partidos en dirección del largo plazo. A esta definición correspondieron entre nosotros el Acuerdo de San Nicolás y, entre los españoles, los Pactos de la Moncloa. Ellas prosiguen ahora de la mano de quienes las fundaron, ya cerca de nosotros, en Brasil, Chile y Uruguay. Mientras no surja entre nosotros un acuerdo interpartidario de similar alcance, no debe asombrarnos que nuestros actores políticos, con De Narváez incluido, sigan perplejos de cara al porvenir de los argentinos.

Anuncios

TESTIMONIOS ARMADOS CONTRA DE NARVAEZ

11 Jun

TESTIMONIOS ARMADOS CONTRA DE NARVAEZ
EXCLUSIVO: QUIÉNES SON LOS TESTIGOS DE IDENTIDAD RESERVADA DE FAGGIONATO MÁRQUEZ

Por Christian Sanz

Finalmente, en las últimas horas se supo que gran parte de la “descomunal prueba” que el juez Federico Faggionato Márquez posee contra Francisco De Narváez esta basada en el relato de tres testigos de identidad reservada: un supuesto narcotraficante arrepentido, un jefe aduanero procesado por traficar drogas y un eventual colaborador del “rey de la efedrina”, Mario Segovia.
Lo interesante es que, dos de los tres declarantes, han sido funcionarios de la Aduana Nacional e íntimos colaboradores del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, lo cual muestra a las claras -tal cual anticipó este periódico- que ambas dependencias están involucradas en esta trama maldita.
Uno de los “testigos reservados” es el ex Jefe aduanero Andrés Enricci, nombrado personalmente por Echegaray -entonces Director de Aduanas-, al frente del Depósito Fiscal Sadocks, del barrio de Barracas, y dueño de la inmobiliaria Enricci Propiedades, utilizada por el funcionario que hoy oficia de denunciante para encubrir sus “negocios”.
El otro testigo es Manuel Kleiman, experto en “logística” del narcotráfico” y jefe aduanero de South American Docks (Sadocks), un depósito fiscal situado en el barrio de Barracas donde se secuestraron más de 600 kilos de efedrina. Kleiman se encuentra procesado en esta causa por el Juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky.
El hecho ocurrió en junio de 2008, cuando el funcionario de la Aduana intentó traficar a México 630 kilos de efedrina escondidos en 12 toneladas de paquetes de azúcar.
Según una importante fuente del juzgado de Zárate-Campana, habría mediado una interesante propuesta “morigeratoria de pena” para con Kleiman a efectos de que preste su testimonio contra De Narváez. Respecto a Enricci, a cambio de su “espontánea” declaración, se le habría dado vía libre -oficial- para lleve adelante sus chanchullos.
Independientemente de la veracidad del dato, aportado por un informante inobjetable, la calidad de los testigos mencionados termina de demostrar la mano kirchnerista a través de Echegaray detrás de esta sucia operación política.
Y si aún persiste alguna duda, basta con analizar los llamados telefónicos que hizo en los últimos días el abogado Carlos Broitman, letrado de los “testigos” Enricci y Kleiman.
Si se diera esa hipotética situación, un importante ministro de la Nación tendría mucho que explicar.

Christian Sanz

Buenos Aires – Argentina
info@PeriodicoTribuna.com.ar

LA OPERACIÓN K CONTRA DE NARVÁEZ

9 Jun

LA OPERACIÓN K CONTRA DE NARVÁEZ
EXCLUSIVO: LA NUEVA EMBESTIDA JUDICIAL Y EL INTENTO DE SOBORNO A UN PERIODISTA

Por Christian Sanz

Hace algunos días, una inobjetable fuente de Casa del Gobierno, otrora mano derecha de Néstor Kirchner, me citó en una conocida confitería céntrica. Una vez allí, me confesó que estaba impresionado por los certeros anticipos que había publicado en Tribuna de periodistas sobre la operación que el kirchnerismo iba a promover contra Francisco De Narváez. “No se cómo supiste que iban a pegarle al colorado, ni yo sabía con tanto detalle la operación, ¡aún estando en el cargo que me encuentro!”, admitió el conocido funcionario.
En el mismo acto, me anticipó que el oficialista juez Federico Faggionato Márquez iba a subir la apuesta contra el candidato del PRO-Peronismo: “desde el Ministerio de Justicia le dieron la orden de llamarlo a indagatoria y si es posible procesarlo, más allá de sus fueros”.
De la misma manera, me confesó que se había iniciado una nueva causa judicial en Mar del Plata a cargo de la fiscalía federal número 1 de Mar del Plata a cargo de Claudio Rodolfo Kishimoto, donde De Nárváez sería investigado por blanqueo de dinero del narcotráfico: “es una causa que no se sostiene por ningún lado, pero también está siendo promovida por el kirchnerismo”.
Luego de haber escrito in extenso sobre las operaciones sucias del kirchnerismo contra De Narváez, opté por no publicar esta vez sobre las “nuevas movidas” oficiales a efectos de no parecer obsesionado con el tema y sólo me limité a informar sobre esta situación a uno de los responsables de campaña del candidato del PRO-Peronismo, para que se anticipara a los hechos.
Sin embargo, hace pocos días ocurrió un hecho que me obligó a cambiar de opinión. Un colega me “forzó” a rever mis intenciones al hacerme una impresionante confesión: “Christian, me están ofreciendo 15 mil dólares para declarar contra De Narváez en el juzgado de Kishimoto”. Mi silencio posterior fue un inequívoco síntoma del asombro que me provocó semejante revelación.
Dicho asombro se nutriría posteriormente, a raíz de un e-mail recibido en las últimas horas por parte del mismo fiscal: “Sr. Christian Sanz: me dirijo a usted en mi carácter de fiscal Federal (…) a fin de solicitarle se sirva a concurrir a esta dependencia a fin de que declare testimonialmente en primera audiencia en el marco de la causa 742”.

Debo confesar que la notificación me provocó enorme desconfianza, no sólo porque ya sabía por dónde venía la trama, sino por la forma de ser llamado por la Justicia. Debo ser uno de los periodistas que a través de los años más ha prestado colaboración judicial -debido a la enorme cantidad de investigaciones que he llevado a cabo- y jamás alguien me ha citado por correo electrónico. Pensé entonces: “¿querrán ofrecerme dinero para que declare contra De Narváez?”. Jamás lo sabré, ya que hice público el llamado y eso echa por tierra cualquier intento de soborno.
Independientemente de mi anécdota en particular, lo grave de la situación es que funcionarios públicos abocados a la administración de Justicia se presten a este tipo de operaciones sucias, llevadas a cabo sólo para erosionar electoralmente a los contrincantes del kirchnerismo.
Sorprende que un Faggionato Márquez insista tanto con la relación entre De Narváez y el narco Mario Segovia y no cite a declarar a los funcionarios del Renar que le dieron oportunas portaciones de arma de guerra a este último, incluso cuando estaba siendo investigado por supuesto tráfico de efedrina. ¿Será porque el responsable de ese hecho es Martín Lanatta, mano derecha del ministro de Justicia, Aníbal Fernández?
Sorprende que un fiscal Kishimoto se interese en Mar del Plata por la fortuna de De Narváez y sea cómplice silencioso de los jueces del Tribunal Oral Federal marplatense, probadamente vinculados con el tema narcotráfico.
Sorprende que un Horacio Verbitsky -otrora gran periodista de denuncia- publique tantas líneas contra De Narváez en el oficialista diario Página/12 y nada diga sobre los funcionarios kirchneristas vinculados al tráfico de drogas, como el Secretario de Transporte, Ricardo Jaime. Más allá del tema de los estupefacientes, ¿cómo es que Verbitsky no ha escrito una sola línea sobre los desaparecidos fondos de Santa Cruz?
Como suelo aclarar en cada una de mis notas, no es De Narváez santo de mi devoción -de hecho, no será el candidato a quien voy a votar-, pero me enoja, especialmente en el marco del día del periodista, tanta hijaputez por parte de tanto personaje pseudoprestigioso, especialmente mis colegas, muchos de los cuales nutren sus bolsillos de los ímprobos fondos de la ex SIDE.
Una última pregunta retórica: ¿es casual que las denuncias contra De Narváez recrudezcan cada vez que se conoce una nueva encuesta electoral que lo beneficia?
Pan y circo.

Christian Sanz

Buenos Aires – Argentina
info@PeriodicoTribuna.com.ar

VERBITSKY, KIRCHNER Y ECHEGARAY

19 May

VERBITSKY, KIRCHNER Y ECHEGARAY
TRASFONDO SECRETO DE LA OPERACIÓN CONTRA DE NARVÁEZ

Por Christian Sanz

Hace exactamente cuatro días, Pedro López, secretario de Prensa de Ricardo Echegaray -titular de laAdministración Federal de Ingresos Públicos– entregó en mano al kirchnerista periodista Horacio Verbitsky los detalles de la indagación que la AFIP lleva adelante sobre los bienes de Francisco De Narváez (1).
Parte de lo entregado al hombre de prensa pudo leerse en el día de ayer en el oficialista diario Página/12, donde se dieron asombrosos detalles de movimientos financieros e impositivos de las empresas de De Narváez, los cuales sólo pudieron provenir de una fuente de alto rango oficial de la AFIP (2).
En el mismo sentido, en un gesto de enorme irresponsabilidad periodística, Verbitsky publicó sin evidencia alguna algunas cuestiones que rozarían lo delictivo respecto a la conducta de las empresas del candidato colombiano: “Se trataría de entes fantasma, una trama de sociedades diseñada y controlada para canalizar fondos provenientes de paraísos fiscales, sin tributar sobre estos ingresos, simulando posteriormente negocios jurídicos entre estos entes y De Narváez, a fin de procurarle ingresos para volcar a su millonaria campaña. Los gastos de la campaña serían pagados con fondos traídos del extranjero, provenientes de fideicomisos financieros radicados en paraísos fiscales, como parte de un circuito de lavado.”
Como puede verse, el periodista no duda en denunciar la supuesta tipificación del delito de “blanqueo de capitales” en torno a De Narváez; eso sí, lo hace sin evidencia a la vista. No sólo no hay prueba alguna que acompañe los dichos de Verbitsky, tampoco se muestra un somero indicio del eventual delito.
Más allá de la elocuente mano kirchnerista detrás de la operación que lleva adelante el diario Página/12 en estos días, lo grave es que el mencionado funcionario Pedro López violó de manera flagrante con su conducta el “secreto fiscal” previsto por varias disposiciones legales: el artículo 101 de la Ley Nº 11.683, la Disposición 98/2009 de la AFIP y el Código de Ética creado por Disp. N° 163/07 del mismo organismo.
En un marco plagado de jueces y fiscales tan preocupados por indagar sobre supuestas irregularidades cometidas por referentes de la oposición kirchnerista, ¿le interesará a algún funcionario judicial investigar este último hecho?

El pelo en la sopa

Mientras estas líneas son escritas, siguen los conciliábulos entre Ricardo Echegaray, Eduardo Palomo, Subdirector General de Legales de la Aduana, y Pablo Aguilera, Subdirector General de Asuntos Jurídicos de la AFIP y ex ONCCA. “Están buscando y removiendo expedientes por todas las áreas buscándole algúnpelo en la sopa al colorado (…) Están colaborando activamente con (los jueces) Faggionato Márquez, Berón de Astrada y Aráoz de Lamadrid”, admitió una importante fuente de Balcarce 50 a este periódico.
Según la indagación que lleva adelante este periódico, en la operación estarían actuando activamente la Subdirección General de Operaciones Impositivas Metropolitanas y la Dirección de Grandes Contribuyentes de la DGI.
Lo que pudo confirmarse a través de diversas fuentes es que los empleados del ONCCA están trabajando en el mismo edificio que la AFIP, en Hipólito Yrigoyen 370. De esta manera, Echegaray controla in situ a los empleados de ambas dependencias oficiales. “El control el total, los empleados del ONCCA están apretando a los pocos empleados honestos que quedamos en la AFIP para que operemos en favor del Echegaray”, confesó con temor una fuente de ese organismo.
Lo cierto es que la operación contra De Narváez ha derivado en más complicaciones que las esperadas, motivo por el cual algunos “soldados” alineados hasta hoy con el kirchnerismo empiezan a abandonar el barco. Por caso, la primera ruptura se dio entre el propio Echegaray y la titular de la Aduana Nacional, María Silvina Tirabassi, partícipe de las primeras movidas contra De Narváez.
Es dable recordar que Echegaray es hombre de confianza de Rudy Ulloa Igor, este último ex chofer y cadete de Néstor Kirchner en épocas en que este último era prestamista usurario en Santa Cruz. Lo antedicho demuestra que la operación contra De Narváez involucra al propio ex presidente.
Pero lo más escandaloso es que Ulloa Igor posee una oficina propia en el primer piso de la Aduana -Azopardo 350- y cuenta con un oneroso cargo de asesor con categoría “T-01”, lo cual le permite percibir un sueldo mensual cercano a los $ 20.000 pagado por el Estado Nacional.
Otra vez la retórica pregunta: ¿algún fiscal se interesará por indagar al respecto?

Christian Sanz

(1) Tribuna de periodistas anticipó en exclusiva el 29 de abril de 2009 que la AFIP investigaría a De Narváez.
Ver: http://www.periodicotribuna.com.ar/articulo.asp?Articulo=5234

(2) Ver http://www.pagina12.com.ar:80/diario/elpais/1-125060-2009-05-17.html

LA VUELTA DE LAS OPERACIONES POLÍTICAS

31 Mar

LA VUELTA DE LAS OPERACIONES POLÍTICAS
EXCLUSIVO: EL KIRCHNERISMO PREPARA DENUNCIA CONTRA DE NARVÁEZ POR TRÁFICO DE EFEDRINA

Por Christian Sanz

    Alguien dijo alguna vez que “la política es el arte de lo imposible”. No sólo es una frase dolorosamente real, sino que se potencia si uno vive en la Argentina. La idiosincracia de los funcionarios vernáculos es tal, que su propia falta de escrúpulos, lleva a la realidad política a superar cualquier ficción posible.
    Cualquiera que haya seguido de cerca lo ocurrido durante los últimos 20 años en el país, sabrá que no hay veta por explotar ni operación por realizar por parte de los referentes políticos argentinos de todo signo partidario. Menemistas, delarruistas, duhaldistas, kirchneristas: todos han colaborado en “embarrar la cancha” de la política con el único fin de lograr imponer sus caprichos.
    En el mismo sentido, la anticipada campaña electoral de estos días, reflota el tópico de hacer posible lo imposible por parte del matrimonio de Néstor y Cristina Kirchner.
    ¿Qué significa esto? que el kirchnerismo comienza a mostrar cierta preocupación por lo que depara junio de 2009, especialmente de cara a los números que arrojan las encuestas -privadas- de los últimos días. Más allá de lo que puedan decir públicamente ciertos funcionarios oficialistas para ostentar cierta subestimación hacia la oposición política, la realidad muestra que hay figuras que están creciendo día a día en la preferencia del electorado argentino. Tal es el caso de Francisco de Narváez, seguro vencedor en algunos distritos del conurbano bonaerense si las elecciones fueran hoy mismo.
    El colombiano candidato no sólo está en los primeros lugares de las preferencias del electorado, sino que crece a diario y muestra una proyección peligrosa para el kirchnerismo en los próximos meses. Un dato: si el crecimiento de De Narváez pudiera sostenerse de manera constante -es lo que se espera-, en junio daría una fuerte paliza al oficialismo.
    Conocedor de este panorama, Néstor Kirchner es quien más intranquilo se encuentra en estas horas. A pesar de estar dispuesto a “rebajarse” a ser diputado, luego de haber ostentado la primera magistratura del país, el ex mandatario finalmente ha caído en la cuenta de que eso no será suficiente.
    Por tal motivo, luego de discutirlo someramente con su esposa, Néstor ha apelado en las últimas horas a uno de sus hombres de mayor confianza, Ricardo Echegaray, a efectos de asestar un elocuente golpe de efecto contra De Narváez.
    En el día de ayer, lunes 30 de marzo, a las 17 hs., en dependencias de la Aduana, el titular de la AFIP, junto a la directora General de esa dependencia, Silvina Tirabassi, ha comenzado la redacción de una denuncia judicial por tráfico ilegal de efedrina contra el colombiano candidato.
    El texto de la embestida contra De Narváez se dará a conocer en las próximas horas y será el puntapié inicial de una sucia campaña política por parte del oficialismo. Habrá que acostumbrarse a este tipo de condimentos, ya que los próximos meses estarán plagados de aprietes, denuncias falsas y hasta embestida a ciertos medios de información independientes.
    En sentido similar y, mientras estas líneas son escritas, a lo largo de todo el país se están gestionando pertinentes documentos de identidad a cambio de votos afines al kirchnerismo, a través de selectas organizaciones sociales obsecuentes al gobierno, a través del Ministerio de Desarrollo Social. “Esto viene impuesto desde el Ministerio de Justicia y las autoridades de los registros civiles no pueden hacer nada, porque son gestiones paralelas al Registro Nacional de las Personas”, aseguró a este medio una importante fuente de Balcarce 50.
    Muchos creen que sería bueno cruzar los dedos y esperar que la situación no se desborde. La realidad indica lo contrario: lo mejor es involucrarse con responsabilidad en la vida civil y seguir de cerca todos los actos gubernamentales.
    Es la única vacuna contra el fraude y la corrupción oficial.

Christian Sanz

 


Buenos Aires – Argentina

info@PeriodicoTribuna.com.ar