Tag Archives: Creciendo en Gracia

Oposición en Honduras a Creciendo en Gracia, que quiere construir un templo junto a un santuario católico

6 Abr

miércoles 1 de abril de 2009

Oposición en Honduras a Creciendo en Gracia, que quiere construir un templo junto a un santuario católico

 

“Adoradores del 666 podrían ser vecinos de fieles católicos”. Con este titular, el diario hondureño La Tribuna destapaba el pasado 22 de marzo una polémica sobre la presencia de la secta Creciendo en Gracia en su capital, Tegucigalpa. A continuación reproducimos lo publicado por el periódico en esos días.

Proyecto de construcción del templo y oposición
Dentro de pocos meses, a la par de la imagen panorámica de la basílica de Suyapa podría verse también el número de la Bestia: 666, pues la secta “Creciendo en Gracia” pretende edificar un templo a pocos metros del santuario católico. Las autoridades de la Iglesia católica se han declarado en alerta permanente puesto que consideran que cualquier edificación de los creyentes del predicador José Luis de Jesús Miranda, quien se autodenomina Jesucristo hombre, es una amenaza no sólo para la fe cristiana sino también para la iglesia de Suyapa, que es considerada parte del patrimonio cultural e histórico de Tegucigalpa.
Los máximos representares del catolicismo en Honduras elevarán su voz de protesta porque conocieron que los adoradores del 666 están comprando un terreno de grandes dimensiones, ubicado frente al Coliseo Nacional de Ingenieros, en el anillo periférico. Al construirse esa capilla en las proximidades del Santuario de Suyapa, este perdería su resplandor y magnificencia, representando a los capitalinos como un pueblo con doble fe: la cristiana y la cristo-satánica, que alude a Jesucristo con el número de la Bestia.
La basílica fue declarada orgullo y patrimonio nacional el 3 de marzo de 1993, desde ese entones la Ley para la Protección del Patrimonio Cultural del país decretó que el Estado tiene como finalidad la defensa, conservación, reivindicación, rescate, restructuración, protección, investigación, acrecentamiento y trasmisión a las generaciones futuras de los bienes que constituyen el Patrimonio Cultural de la Nación. Este terreno de grandes dimensiones sería el lugar en donde construirían la iglesia Creciendo en Gracia.
Asimismo, defiende el templo la Convención sobre Defensa del Patrimonio Arqueológico, Histórico Artístico de las Naciones y a estos acuerdos internacionales se suman las leyes nacionales vigentes en Honduras, cuyo objetivos es la conservación, rescate y protección del patrimonio cultural. Recientemente, amparados en la libertad de culto que existe en Honduras, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días proyectaba construir un mega templo que lo utilizarían como su sede principal en la capital, pero hubo oposición por parte de los defensores del Patrimonio Cultural y la misma iglesia, a fin de salvaguardar la integridad de ese monumento nacional.
En la actualidad los mormones buscan otro sitio en la capital para construir su templo, después de llegar a un acuerdo con los máximos jerarcas de la Iglesia católica, y próximamente ellos darán a conocer a sus fieles el lugar de la construcción, aunque ya se anuncia que organizaciones de Estados Unidos presentarán su oposición contra ese proyecto. Ahora, ante la potencial cimentación de un inmueble para la congregación de los seguidores del Oratorio Creciendo en Gracia, las autoridades eclesiásticas han iniciado las gestiones para que ese proyecto no se lleve a cabo.
Portavoz católico: insultan a las Iglesias
El Canciller de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, el padre Carlos Magno, manifestó que buscan las maneras para impedir la cimentación de ese edificio porque estas agrupaciones tienen prohibido operar en el país, ya que les negaron su personería jurídica. El monumento nacional tendría a la par la edificación de los adoradores del “666”. “Nosotros estaremos pendientes y vigilantes de esta y otra construcción que pretendan construir en ese sitial único y se harán los trámites con las autoridades correspondientes, porque la zona de Suyapa es una zona de reserva moral y vamos a pedir que no se les dé ningún permiso de construcción”, advirtió.
“Los fundamentos de esta secta no son los más doctrinales porque en vez de ayudar a la población hondureña, la destruiría, ya que ellos promueven el desorden, el irrespeto a la persona, a la profesión y la confesión de la religión insultando a las demás iglesias, además que están fundamentados en un falso Cristo”, expresó Magno. El religioso lamentó que personas con uso de razón, como profesionales en la ingeniería, médicos, abogados y otros sigan esa doctrina y “vemos cómo muchos se dejan embaucar por estos falsos profetas que lo que están logrando es acrecentar su caudal económico”.
Agregó que el problema de esta secta es que a la población que los sigue le venden una inexistente salvación que se puede comprar y que con la teología de la prosperidad, la persona cae en el engaño, haciéndoles creer que si donan cierta cantidad de dinero, Dios se lo va a multiplicar. “Hasta el momento no tenemos una información específica que nos diga a ciencia cierta sobre los planes que tienen los jerarcas de esta religión, pero estamos haciendo las investigaciones porque se nos ha informado que pretenden la construcción de un templo en ese terreno que ha estado en venta”, precisó.
Asimismo, señaló que las autoridades del país otorgan permisos de operación a varias sectas religiosas, entre estas muchas que se disfrazan de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) con la idea de entorpecer la mente de las personas, para que no tengan la capacidad de denunciar los acontecimientos irregulares que se realizan al interior de esos templos. El sacerdote declaró que hay falsos predicadores que incitan a la gente a marcarse con el “666” en diferentes países de Latinoamérica donde sus iglesias han sido allanadas por la policía, porque siempre hay personas que asisten a los cultos y que están en desacuerdo con algunas actitudes de los predicadores.
“La Palabra de Dios nos dice que debemos adorar al único Dios en espíritu y en verdad, que es nuestro salvador y no una persona humana, como se ha autoproclamado este señor José Luis Miranda, que es Jesucristo resucitado en la tierra”. Sin embargo, aclaró que la Iglesia católica no se opone a que se construyan templos para gratificar a Dios con las diferentes denominaciones en cualquier otro lugar, pero exigen que se respete esa área en donde está el monumento de Suyapa, como un templo de orgullo nacional y “ahí es exclusivo de la Virgen de Suyapa”.
Ante esas amenazas de construcción en los alrededores del santuario nacional, solicitó a la comunidad católica que cuide de ese patrimonio que es de todos los hondureños, y que nadie intente opacarlo con intenciones ajenas a los principios por los cuales fue creado ese espacio en Tegucigalpa.
Se introducen en los cultos católicos
Cientos de católicos que acuden los domingos a las iglesias para celebrar la Santa Eucaristía, han sido sorprendidos por los miembros de la secta “Creciendo en Gracia”, quienes ingresan en plena misa, en busca de almas, pidiéndoles tatuarse el número de la Bestia: “666”, a cambio de prosperidad económica. Mientras los feligreses entonan cánticos, atentos a la palabra de Dios predicada por los sacerdotes, los creyentes de José Luis de Jesús Miranda, quien se autodenomina “Jesucristo Hombre”, se esmeran en convencer a los católicos de que su religión es la única que los puede salvar.
Las familias que aprovechan los domingos para regocijarse espiritualmente en la Basílica de Suyapa, con todos sus hijos, manifestaron su repudio contra los integrantes de la secta pagana porque pretenden despojarlos de sus creencias para que adoren a un hombre al que consideran Dios. Maritza Durón es la sacristana de la Catedral Metropolitana de Tegucigalpa y mientras un sacerdote oficiaba la misa, se percató de que unos jóvenes interrumpían a los que estaban escuchando las buenas nuevas, para entregarles un panfleto en el que se señalaba que la oportunidad de una vida eterna está en la congragación “Creciendo en Gracia”.
“Me quedé sorprendida por la falta de respeto de esa gente que se metió a la misa a entregar papelitos con mensajes de ese hombre que se cree Jesucristo, que decía que en él está la salvación y la prosperidad”, expresó Durón. La devota detalló que las personas a las que les entregaron el material de esa organización se quedaron muy nerviosas ante tal abuso, conscientes de que lo que pretendían era confundirlos haciéndoles creer que la Bestia, Jesucristo, Dios y Miranda son un solo ser.
“Cuando yo miré aquello me les acerqué y les dije que se fueran a otro lugar con sus cosas porque estaban en el templo de Dios, llevando la maldad a quienes estaban escuchando la palabra divina, pero no querían hacer caso”, contó. Los feligreses católicos están muy indignados ante el abuso de los adoradores de Miranda, de pretender arrebatarles su fe cristiana católica. Al mirar el cinismo de los intrusos, “me fui a llamar a los policía y guardias del parque para que los sacaran, porque estaban faltándole el respeto a la gente y a una misa que se estaba oficiando”.
Los feligreses, después de que concluyó la misa, se preguntaron que cómo era posible que los miembros de la secta de los tres seis estén buscando a los hijos de Dios para quererlos convencer que el Dios de la tierra es un hombre. “Aquí quedamos con temor porque esa gente puede volver, porque también van a la Basílica de Suyapa, a la iglesia de Los Dolores, y a otras iglesias de Tegucigalpa donde ya han sido sacados por los hermanos”.
Durón alertó a la población advirtiendo que los representantes del número de la bestia están buscando a seguidores en santuarios donde se congrega la mayor parte de los católicos, para convencerlos a como dé lugar que “Creciendo en Gracia” es su salvación en la tierra. Ante la amenaza espiritual, los administradores de cada templo católico han solicitado el apoyo de la policía, quienes les acompañan mientras se celebran las misas para evitar el ingreso de estos misioneros del anticristo.
Reacción de los sacerdotes católicos
Pero la insistencia de los seguidores de José Luis de Jesús Miranda no termina con el hecho de estar asediando al pueblo católico, sino que también pretenden construir un templo a pocos metros de la Basílica de Suyapa para asegurarse de que los fieles salgan de una iglesia para entrar a la otra. Según la denuncia de las autoridades católicas, la secta está comprando un terreno de grandes dimensiones, ubicado frente al Nacional de Ingenieros Coliseum, para edificar allí un gigantesco edificio.
Las máximas autoridades eclesiásticas conocieron de esa pretensión e inician una investigación concienzuda para establecer diálogos con las autoridades del gobierno central y local, a fin de conocer los alcances de ese proyecto que consideran lesivo para la moral y la fe cristiana. El santuario de Suyapa fue declarado orgullo y patrimonio cultural el 3 de marzo 1993. Desde ese entones, la Ley para la Protección del Patrimonio Cultural del país decretó que el Estado tiene como finalidad, la defensa, conservación, reivindicación, rescate, restructuración, protección, investigación, acrecentamiento y trasmisión a las generaciones futuras, de los bienes que constituyen el Patrimonio Cultural de la Nación.
Asimismo, la Convención sobre Defensa del Patrimonio Arqueológico, Histórico Artístico de las Naciones defiende la Basílica y a estos acuerdos internacionales se suman las leyes nacionales vigentes en Honduras cuyo objetivo es la conservación, rescate y protección del patrimonio cultural.
El sacerdote Juan Carlos Martínez, de la iglesia católica La Merced, ubicada frente al Congreso Nacional, manifestó que desde todo punto de vista la construcción de un templo por parte de los predicadores que adoran el “666” dañaría la moral cristiana de la iglesia católica y de su pueblo. “Esto se miraría como si quisieran ponerle competencia a su negocio y miran en la Basílica de Suyapa una empresa con la que pueden competir y ahí no se hace competencia, sino la gracia, la bendición y ese templo aquí ha estado para todos los hondureños que lo han convertido a través de los años en un orgullo nacional”, precisó Martínez.
Mientras preparaba la eucaristía, el pasado domingo 22 de marzo a las 12:00 del mediodía, el religioso declaró que “en este momento yo voy a oficiar la eucaristía dominical en esta temporada cuaresmal y estos hermanos aquí congregados necesitan la voluntad de Dios y no una competencia”. Señaló que los miembros de la secta pretenden ofrecer una mejor oferta de bendición, “pero la gente no debe atender esas ofertas, porque sólo hay una iglesia de Dios, que es la católica, que lo único que presta es la gracia divina”.
En cuanto a las cientos de personas que cada día se están sumando a esta corriente religiosa, afirmó que “se descubre que hay una necesidad de Dios, y a algunos les gusta lo fácil y ahí les ofrecen una venta de la salvación, que es algo espiritual y se aprovechan para sacarles un bien material”. El padre explicó que la palabra secta se deriva de sectarismo, “como quien dice, hago mi propio grupo para mi beneficio, con intereses particulares a los que la norma de Dios indica”.
“Además de sus programas que ofrecen bendiciones, prosperidad material, milagros y acompañamientos, por los cuales han llegado a acumular riqueza material, porque tengo entendido se hacen de los mejores carros, aviones, helicópteros, en fin…”. Comentó que los seguidores de Miranda no cuentan con iglesias, sino que están alquilando edificios donde antes funcionaban cines, discotecas y otros locales “porque de paso andan diciendo que ya no ocupan de religiones y que lo mejor es seguir al líder de ellos”.
“Y lo más abusivo que andan cometiendo es ingresar a los templos de Dios, principalmente a la Basílica, del portón para adentro, queriéndoles vender la idea a la gente que hay otro Dios que salva, en donde no tienen nada que ver y hemos tenido problemas con ellos porque andan maldiciendo esos predios”. Lamentó que los mensajes que este grupo proclama en las iglesias católicas es de división, lo cual es un mal ejemplo para los niños, tomando en cuenta que Honduras es un país cristiano, donde las familias acuden a las iglesias, desde los más pequeños hasta los adultos mayores.
“Pero si ahora pretenden construir un templo frente a la Basílica de los hondureños, sería una ofensa, porque la virgencita de Suyapa nos representa en cualquier parte del mundo en donde nuestros compatriotas llevan su imagen consigo y se enorgullecen de mostrarla como identidad nacional”. También recomendó a las autoridades competentes que investiguen las finanzas de esta falsa iglesia, cómo obtienen sus fondos y si en verdad realizan obras sociales.
La homilía en todas las iglesias de las diferentes arquidiócesis, en el cuarto domingo de cuaresma, estuvo fundamentada en que la misma persona es la que se condena porque prefiere la oscuridad en vez de escoger la luz y no reconoce el daño que se hace a sí misma y a los demás. “La palabra nos invita a reconocer el mal que hemos causado, a reflexionar en qué le hemos fallado a Dios, que en la Biblia dice ya sé por qué estoy en esta situación, porque no escuché las advertencias del padre”.
“Otra de las lecturas de hoy en el evangelio de Juan dice que nosotros somos los que nos condenamos y esto consiste en que preferimos las tinieblas que la luz, que es Cristo, la palabra que nos ilumina, pero preferimos andar en la sombra que ser agradecidos con Dios”. Los sacerdotes de la arquidiócesis de Tegucigalpa rechazaron el ingreso de los idólatras a las iglesias católicas.
Para el caso, el padre Mario Depcelles, vicario de la Catedral por más de 30 años y quien durante 25 años sirvió como cuidador del pueblo cristiano de Choluteca, evangelizando a los católicos a través de sus eucaristías, dio a conocer su indignación ante el abuso de la secta.
“Todos sabemos que esa es una secta que todo lo que dicen es una mentira porque no hablan de un Cristo verdadero y secta quiere decir una separación de la iglesia de Cristo y nosotros somos de la única iglesia que creó nuestro Dios” aseguró Depcelles. Confesó que hay un solo Dios, un solo Cristo y una Biblia con una sola palabra y “cada grupo la está interpretando según su fe, y una secta no es igual que otra porque cada uno ve las cosas como las quiere ver y se las profetizan a sus seguidores”. “Para mí la secta “666” es diabólica y en eso no se puede reconocer una libertad de culto sino que más bien un libertinaje en el que promueven el desorden y el irrespeto hacia las demás iglesias”.
Por su parte, del vicario de la basílica de Suyapa, Víctor Ernesto Ruiz, dijo que la construcción de un templo para alabar al que se hace llamar “Jesucristo Hombre” no se debe permitir porque para eso hay un orden gubernamental, ya que dicho inmueble estaría muy cerca del templo nacional de reserva moral y espiritual. “En mi caso, yo no le daría apertura a esa secta para que construyan su edificio porque estarían afectando la principal reserva moral y espiritual que tenemos los hondureños, por lo que significa para todos los que vivimos en este país”.
Agregó que si los seguidores del signo de la Bestia continúan con esa pretensión, están violentando el respeto a los demás. El canciller de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, Carlos Magno, denunció que la secta que promueve el número de la Bestia está operando de manera ilegal en Honduras, ya que los diferentes organismos gubernamentales a los que les corresponde darles el permiso para su funcionamiento, no se los otorgaron.
Reacciones de los fieles
Hipólita Sánchez (Vecina de la aldea Suyapa): “No se puede estar de acuerdo, por parte de la comunidad católica con que pongan los tres seis a la par al templo de todos los hondureños, porque atentan contra la fe y los principios cristianos”. Rosa Espinal (Devota de la Virgen de Suyapa): “Sería lo peor que nos pasara, porque esta es una iglesia única y si vienen otros a poner algo que no va de acuerdo con los principios cristianos, nos va a causar daños”.
Ramón Díaz (Feligrés): “Hay que prepararnos porque esto ya es fanatismo, querer construir una iglesia con tres seis cerca de Suyapa, y sin querer ser egoísta, creo que cada quien debe estar en su lugar y no invadirle las iglesias a los demás”. José Antonio Rodríguez (Devoto): “Creo que esto es querer comparase con los demás, si los que predican esa religión quieren estar a la par de la Virgen de Suyapa es porque ellos tienen algún complejo de poder”.
Fuente: Info-RIES nº 126 (30/03/09).
Anuncios

Creciendo en Gracia, una secta en campaña agresiva en Iberoamérica

6 Abr

 

martes 31 de marzo de 2009

Creciendo en Gracia, una secta en campaña agresiva en Iberoamérica

En estos últimos años se ha puesto de actualidad una secta de origen cristiano denominada “Creciendo en Gracia”, que se caracteriza por un proselitismo agresivo y sus ataques a la Iglesia católica y a otras confesiones religiosas. Fundada por un puertorriqueño que se hace llamar “Jesucristo hombre” y el Anticristo, está extendida por todos los países de habla hispana. Por eso publicamos este estudio, realizado por Luis Santamaría del Río, sacerdote de la diócesis de Zamora y miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES).

Cuando a finales del año 2006 un grupo religioso denominado “Creciendo en Gracia” (CEG) comenzaba a moverse por diversos países iberoamericanos de forma llamativa, muy pocos sabían exactamente de qué se trataba. En efecto, en España sólo había una breve referencia en el Nuevo diccionario de sectas y ocultismo de César Vidal Manzanares (1998), buen conocedor del mundo protestante, y que señalaba que “aunque originalmente se trataba de una iglesia evangélica progresivamente ha ido evolucionando hasta convertirse en una secta”. Poco tiempo después, la prensa de todo el mundo fue informando de este curioso grupo dirigido por alguien que se autodenomina simultáneamente “Jesucristo hombre” y el Anticristo, y que viene protagonizando noticias de lo más estrafalarias, muchas de ellas relacionadas con su proselitismo agresivo y sus ataques contra las confesiones religiosas. De hecho, el boletín Info-RIES, editado por la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), ha publicado más de 60 artículos sobre este grupo, desde el año 2007. ¿Qué es Creciendo en Gracia? ¿Quién es su líder? ¿En qué creen sus integrantes y cuáles son sus objetivos? En este artículo nos acercaremos a estas cuestiones, intentando aclarar las cosas.

Una secta, un líder
Se trata de un movimiento espiritual totalmente configurado por la personalidad de su líder, a quien denominan “el Apóstol”, José Luis de Jesús Miranda. Nacido en Ponce (Puerto Rico) en 1946, en una familia pobre, pasó por el mundo de las drogas y de la cárcel en su adolescencia. Católico al principio, se hizo después pentecostal y hasta bautista. Su trayecto religioso concluyó con una visión que dijo tener en 1973, cuando vivía en los EE.UU., en la que dos hombres al pie de su cama le revelaron la segunda venida de Cristo, que, según su propio testimonio, “vino y se integró en mí”. Se trasladó entonces a Miami (Florida), donde fundó el “Ministerio Internacional Creciendo en Gracia”, nombre oficial de la secta.
En 1987 se autoproclamó “el Otro”, un ser cuasidivino que prepararía la venida del Señor. En 1988, una hermana puertorriqueña le transmitió la siguiente profecía divina: “José Luis, varón esforzado y varón valiente, tus lomos han sido ceñidos con la verdad de la palabra. Unos lomos ceñidos con la palabra verdadera con la palabra que lleva un peso real y perfecto porque son los lomos ceñidos con la palabra de gracia. No hay otra palabra. No hay otro mensaje. No hay otro cinto que deba de ceñir los lomos del mensajero sino este es el verdadero cinto, el cinto de la gracia sobre tus lomos. Y te he dado habilidad para hablarla, para enseñarla, para vivirla, para mostrarla, para que resplandezca”. En aquella ocasión dijo ser una nueva encarnación del apóstol Pablo.
Más recientemente, el año 2004 fue el momento en el que se proclamó “Jesucristo hombre”, y tres años después, en 2007, difundió un vídeo en el que manifestó su nueva personalidad: el Anticristo. Con todos estos anuncios de carácter megalómano, consiguió que su mujer y varios de sus hijos dejaran la secta. Cuando, coincidiendo con el último descubrimiento, Miranda se tatuó en el brazo el número 666, todos sus adeptos se apresuraron, en todos los países en los que se encontraban, a imitar a su líder. De hecho, uno de sus pastores estadounidenses ha reconocido: “No necesitamos que De Jesús nos diga qué hacer. Lo sabemos en espíritu”.
Hombre polémico, viaja siempre rodeado de guardaespaldas, recibe importantes donaciones de sus adeptos y vive rodeado de lujos, lo que le ha acarreado muchas críticas. Además, muchos expertos han mostrado su preocupación por la gran influencia que ejerce sobre sus seguidores. “El control que tiene sobre las personas es tan asombroso que sin importar lo que él diga la gente lo seguirá”, afirmó Daniel Álvarez, profesor del Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad Internacional de Florida, cuando comenzaron los tatuajes masivos. Y por eso decía también preocupado este académico: “sólo espero que no se transforme en Jim Jones”, refiriéndose así a la masacre colectiva protagonizada por este norteamericano, líder del Templo del Pueblo, en 1978.
Jesucristo, presente en la tierra
Los miembros de CEG confiesan la fe monoteísta bíblica, pero aderezada con sus propios elementos. No hay rastro de la doctrina sobre la Trinidad. Dios se encarnó en Jesucristo, pero también Satanás se hizo carne en Adán. Por otro lado, “Jesucristo Hombre” es el único mediador entre Dios y el género humano, entendiendo aquí a la vez a Jesús de Nazaret y a José Luis de Jesús Miranda. Cristo venció el pecado por su muerte en cruz, por lo que ya no hay pecado: “con una sola ofrenda nos hizo perfectos para siempre”, y por ello “la salvación dada por Jesucristo al creyente no se pierde, es salvo siempre salvo”. Hay una salvación para todos, que se basa en la predestinación. Como Cristo, a través de su entrega hasta la muerte, ha sido expiación por todos los pecados, ya no hay pecado, sino errores, y la salvación es universal. Además, la secta otorga una gran importancia al apóstol Pablo, a quien prácticamente considera el origen de la fe cristiana, y cuyas epístolas tienen mayor importancia que el resto de la Escritura.
De hecho, realizan una lectura manipuladora de la Biblia. Con un marcado acento marcionita, un representante de la secta en Venezuela afirmaba en unas declaraciones a la prensa: “No creemos en Jesús de Nazareth. La Biblia hay que reeditarla y eliminar todo el Antiguo Testamento. Estamos sometidos a la voluntad de Jesús hombre, anticristo y la bestia, y rechazamos todas las normas del judaísmo, ya que no prohibimos nada”. Toman algunos versículos de la Sagrada Escritura y los sacan de su contexto para apoyar sus afirmaciones doctrinalmente estrafalarias.
Jesucristo está en la tierra, en la persona de Miranda: “Ministerio Internacional Creciendo en Gracia cree firmemente conforme a las evidencias expuestas en el evangelio, que Jesucristo hombre ya está en la tierra edificando y confirmando su iglesia”. Pero no se trata sólo de una presencia con relevancia espiritual, sino que los miembros de CEG hablan del Gobierno de Dios en la tierra, y tanto sus mensajes como las imágenes que emplean tienen una clara resonancia teocrática, centrada en la figura de José Luis de Jesús Miranda. Incluso el escudo que emplean está claramente inspirado en el escudo de los EE.UU.
“Ésta es la única iglesia donde el pecado no existe. El diablo fue destruido y es un engaño de Roma. Los mandamientos no existen. Somos libres. Todo está permitido pero con normas. De lo que siembres, cosecharás. Estamos predestinados, cuando morimos el espíritu vuelve donde estábamos antes”, señalaba un adepto en una manifestación. Como ya se ha señalado, el pecado no existe, y el diablo tampoco. Según afirmó el propio Miranda, “es una pena que la gente confunda Anticristo con Satanás. Como reflejan su insensatez, su ignorancia. El anticristo es el mejor amigo de la iglesia porque hace que vea a Jesús después de la cruz”.
Cultos y actividades
Denominan “centros educativos” a sus locales, y dan mucha importancia a la formación, centrada en los escritos paulinos. Para esta secta, la dimensión formativa, a su modo, es fundamental, y de hecho el saludo característico que se le puede ver a Miranda en las fotografías oficiales es colocar dos dedos en la frente, como signo de trabajar con el conocimiento de la Escritura. Defienden lo que denominan “confesión positiva”, un tipo de oración que prácticamente obliga de forma mágica a que Dios actúe.
Su culto es muy peculiar, en el caso de que pueda considerarse un acto de culto. En rigor, se trata de una reunión de los miembros en el centro educativo, donde atienden a una pantalla de televisión, en la que se retransmite por videoconferencia la predicación del apóstol Miranda, a quien gritan y alaban, a quien aplauden y cantan: “Mi apóstol me hizo feliz, mi apóstol es José Luis…”. Es lo que denominan el “calqueo” semanal. Aunque también hay retransmisiones diarias, que llegan a los adeptos en donde estén, por señal de televisión o de radio.
Una imagen que ha dado la vuelta al mundo es la de los adeptos de CEG tatuándose en el brazo, imitando a su líder, que lo hizo en 2007, el número 666, como la cifra del Anticristo, y las letras SSS, que significan “salvo siempre salvo”. Esto lo han visto muchos expertos como una clara muestra de la gran influencia que tiene Miranda sobre sus seguidores, tal como ya hemos señalado. Su adhesión es total. Un ejemplo podemos verlo cuando leemos lo que respondía un adepto colombiano a la pregunta de un periodista: “Entonces, ¿usted cree que él es el nuevo Jesucristo? – Sí, totalmente. Es mi papi y me ha hecho feliz”.
Por otra parte, esta práctica de tatuarse la cifra de la Bestia apocalíptica ha traído consigo que en muchos lugares hayan considerado a CEG como una secta satánica, extremo que sus integrantes han desmentido ya que, como hemos señalado, no creen en la existencia del demonio, que habría sido destruido por la muerte de Cristo. Los tatuajes responderían más a una estrategia proselitista, como se desprende de sus declaraciones. “Nunca hemos obligado a alguien a realizarse tatuajes para la salvación, pues nosotros nacimos salvos porque somos hijos de Dios, aunque hay un llamado a tatuarse en nuestra página web, sólo fue una estrategia para que la gente se acercara y conociera nuestro trabajo”, afirmó ante los medios la responsable venezolana Yaneth Gutiérrez.
El dinero que mueven, debido a los ingresos por las donaciones de los miembros, se cuenta por millones de dólares. Sus adeptos donan elevados porcentajes de sus salarios al movimiento, que se rige por la llamada “teología de la prosperidad” (cuanto más dinero le des a Dios, más te bendecirá). Cada semana, los adeptos entregan una asignación llamada “siembra”. Se deposita en una cuenta bancaria, cuyo destino es, en su mayor parte, la sede central de la secta en Miami. Muchos integrantes de CEG llegan a entregar hasta el 50 % de sus ingresos.
Según la prensa de Florida, Miranda empleó dinero recaudado por la secta para gastos personales, pagando 144.000 dólares anuales en concepto de pensión a su primera esposa, de la que está divorciado, hecho que se descubrió en el proceso legal de divorcio de su segunda mujer. De hecho, según afirmó el juez que instruyó este caso, Roberto Piñeiro, más que una “iglesia”, el puertorriqueño lo que tiene es un negocio particular del que se lucra a base de su predicación. Finalmente, el apóstol de CEG tuvo que pagar a su segunda esposa más de 2 millones de dólares.
Sucesos y problemas con la Justicia
Este movimiento ha estado vinculado a sucesos y polémicas desde que comenzó a aparecer en los medios de comunicación. Ya a comienzos del año 2007 la Justicia venezolana emprendió un proceso contra el líder de CEG en Maracaibo, que fue detenido por actos inmorales e incitación a la violencia. Pero la cuestión que más polvareda ha levantado ha sido la discusión en algunos países sobre la posibilidad de prohibir a José Luis de Jesús Miranda el ingreso al territorio nacional. El Salvador es un ejemplo muy significativo, pues además se planteó el evitar la entrada de miembros de la secta en el país, arguyendo la mayoría católica de los salvadoreños y el carácter ofensivo de las doctrinas y prácticas del grupo, que podrían dañar los sentimientos religiosos de la población. “Aquí nos estamos enfrentando a grupos que incluso pueden llegar a ser radicales, extremistas y peligrosos. Precisamente se va a regular la presencia de este tipo de extranjeros que practican tradiciones y costumbres totalmente diferentes a nuestras tradiciones cristianas”, señaló Antonio Saca, presidente de la República.
También el Congreso de Honduras solicitó al Gobierno que prohibiera la entrada del “Jesucristo hombre” en el país. Un diputado opositor llegó a decir: “no podemos permitir que este señor venga a engañar y dividir a la familia hondureña, este tipo de farsantes no puede venir a nuestro país”. En Guatemala se prohibieron sus actos por considerar que atentaban contra el debido respeto a los credos ya instalados. Los tres países, además de otros como Guatemala, prohibieron el ingreso de Miranda en sus fronteras. Recientemente hemos conocido que la Secretearía de Gobernación y Justicia de Honduras mantiene vigilada a la secta.
Medios de comunicación, propaganda e Internet
CEG es una de las sectas que más provecho está sacando a su presencia pública, tanto a través de los medios de comunicación tradicionales, como -sobre todo- en el ciberespacio. Tiene un canal de televisión, Telegracia, que emite su programación desde Colombia, y que llega por cable a más de 200 ciudades iberoamericanas. Y cuenta con un amplio abanico de páginas de Internet donde ofrecen material y documentos. Por otra parte, este grupo sigue una calculada estrategia de originar noticia tras noticia, para aparecer en los medios de todo el mundo de forma sensacionalista.
El 30 de marzo de 2007 convocó manifestaciones en varias grandes ciudades del mundo, incluida Madrid, donde empezaron a darse a conocer los adeptos de CEG, en un salto al continente europeo. Según explicó entonces la portavoz de la secta en España, “el 666 es la marca del Anticristo. Según el Apocalipsis, se levantaría el Anticristo y se tatuaría el 666. El Anticristo no es una persona mala que vaya en contra de Cristo, sino en contra de la doctrina de Jesús de Nazaret. No es algo malo. Nos tatuamos para que la gente vea que el 666 no es el fin del mundo, sino la segunda venida de Dios a la Tierra”. ¿Y cuál era el objetivo de esta movilización coordinada en tantos países? Así lo resumían sus organizadores: “anunciar que el Anticristo es Jesús Miranda, que el catolicismo miente y ha mentido durante 2.000 años y es el causante de violaciones y demonios”.
No sólo está presente en los países de Centroamérica y América del Sur. Como ya hemos visto, España es el lugar ideal para su entrada en Europa. Y CEG también se ha hecho notar en diversos lugares de los EE.UU. que cuentan con población hispana.
Su ofensiva antirreligiosa
José Luis de Jesús Miranda asegura que las Iglesias, tanto la católica como las evangélicas, son dirigidas por “ministros de Satanás”, y por ello siempre ha alentado a sus adeptos a protestar ante los templos e incluso en los cultos. La fe verdadera es, por supuesto, la que profesa su movimiento. Ante la catedral metropolitana de San Salvador han llegado a tener un acto público de quema de Biblias. Frente a la sede del Arzobispado de Miami organizaron una manifestación para solicitar a George W. Bush la clausura de los templos católicos, ya que “el celibato católico es el causante de las violaciones y los abusos sexuales”. También han destruido en público imágenes de santos, y han llegado a tirar a la basura crucifijos. En el último miércoles de ceniza decidieron acudir a iglesias católicas para boicotear los actos litúrgicos, e hicieron lo mismo en varios locales de culto protestante.
En una entrevista en la prensa, el líder nicaragüense de CEG afirmó lo siguiente, cuando fue cuestionado por la doctrina de la secta sobre el fin del mundo: “creemos en el fin del sistema protestante y católico. Eso está profetizado, la gran ramera, la Iglesia Católica. El mismo Juan dice que tenía que llegar a su fin, y dijo: Ha caído Babilonia. Entonces ese fin está próximo”. Con el nombre “posters de la reforma”, unas viñetas publicadas en su página web tildan tanto a protestantes como católicos de terroristas y basura. En otras secciones de su sitio de Internet pueden advertirse ataques frontales al papa Benedicto XVI, a los obispos y a los dogmas cristianos.
En Washington (y de forma simultánea en las capitales de otros 29 países) convocaron una manifestación para mostrar su indignación por el encuentro entre el presidente de los EE.UU. y el obispo de Roma, a quien consideran el usurpador, un mentiroso, que al lado de sus antecesores ha mantenido al mundo sumido en la ignorancia, al ocultar la destrucción del diablo y del pecado que tuvo lugar con la muerte de Cristo. En los mensajes de correo electrónico que la secta envió para llamar a esta movilización, podían leerse claros insultos al Papa: “Invitamos a todos aquellos que han sido violados, abusados, maltratados, a organizaciones que los apoyan o representan, a alzar su voz hablando claro y se unan a esta histórica manifestación, para que el presidente George W. Bush haga justicia, negándole la entrada a Estados Unidos al peor terrorista existencial en el mundo”. En otra ocasión, el líder pronunció en una de sus predicaciones frases como “celibato igual violación de menores”, y “celibato es doctrina de demonios”.
Hace poco un sacerdote colombiano fue apuñalado durante la celebración de la eucaristía por un joven que declaró a la policía tras su detención: “me considero un anticristiano. La gente es ignorante porque el anticristianismo está en la Biblia. Va a llegar el día de la salvación pero los que tienen la marca son los únicos que se van a salvar”, refiriéndose al número 666 que llevaba tatuado en el brazo izquierdo. Además de a un posible trastorno mental que estaba pendiente de diagnosticar, el abogado del agresor achacó este comportamiento a la pertenencia a CEG. La última noticia que ha originado una encendida polémica ha tenido lugar en Honduras, donde la secta pretende construir un gran templo junto al santuario de la Virgen de Suyapa. La oposición de la población no se ha hecho esperar, pues han visto este intento como una clara provocación.
Reacciones de las confesiones cristianas
Varios obispos católicos iberoamericanos han expresado su opinión sobre las actividades de CEG. William Delgado, obispo de Cabimas (Venezuela), afirmó hace tiempo respetar la libertad de culto, pero llamó a los fieles a mantenerse alerta ante la secta. El arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz Lacalle, ante la decisión del Gobierno salvadoreño de prohibir la entrada de Miranda en el país, señaló que le parecía “muy lógico porque no se trata sólo de algo religioso, sino que incluso es algo inhumano el planteamiento de esta secta”. Y añadió que “es lógico que se defienda a la ciudadanía de esta agresión de personas poco cuerdas, pero además bastante maléficas”.
El arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, ha llegado a decir que los seguidores de CEG “no están bien en su juicio, son seres humanos con problemas mentales y débiles espirituales”. Por su parte, otro prelado hondureño, Luis Alfonso Santos (obispo de Copán), afirmó que “Miranda es un mentiroso y estafador. Su filosofía es contradictoria porque asegura que el pecado no existe, que las personas deben vivir a su antojo y no en el marco de la ley de Dios. Pero el pecado sí existe y por eso murió Jesús en la cruz”. El arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, llamó a los católicos nicaragüenses a no hacer caso al “Jesucristo hombre”, y consideró que “estas cosas deben fortalecer nuestra fe, porque son cosas contrarias a nuestra fe”.
El pastor evangélico venezolano Larry Martínez declaró a los medios en una ocasión que Miranda “contradice los mandatos de las Escritura. Lo que dice son puras barbaridades”. Por otra parte, el pastor colombiano Rodrigo Muñoz, del Movimiento Misionero Mundial, consideraba que esta secta constituye “una farsa y un engaño que se está haciendo a la gente incauta que lo sigue”. Para Mauricio Fonseca, presidente de la Alianza Evangélica de Nicaragua, el puertorriqueño no es más que “un mentiroso, falso y engañador”, y por eso llamó a los cristianos evangélicos y católicos a leer la Biblia, para evitar caer en las manos de los “falsos profetas”.
Para terminar
Afirma tener más de 100.000 seguidores en todo el mundo, algo difícil de calcular, debido a su ya comentada estrategia propagandística y proselitista. Sí es cierto que las emisiones de su programación están muy difundidas por toda América Central y del Sur, y que sus “centros educativos” y sus ministros de culto se multiplican por todos estos países. Aunque la actitud de los Gobiernos ante CEG es, como mínimo, preventiva, continúa presente en una treintena de naciones. El grupo está inscrito en España en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia desde el año 2005, con el número 841-SG/A.
Cabe repetir que no se trata de un grupo satánico que reivindique el culto demoníaco, sino que esta impresión en propia carne del número simbólico tomado de Ap 13, 18 (el “número de la bestia” de este libro bíblico) se refiere a la figura de Miranda frente al Jesús histórico. Por lo que éste no debe ser un motivo de temor. Sin embargo, como hemos podido ver, se trata de un grupo que rechaza profundamente a las Iglesias cristianas, e incluso ha protagonizado actos violentos. Están convencidos de que el nuevo “Jesucristo hombre” hará callar a los cristianos después de tantos siglos de falsedades y viene a enseñar a los hombres la verdad. En estos episodios recientes hemos podido ver la capacidad de convencimiento y movilización que tiene el líder, que con una sencilla consigna ha logrado que sus seguidores vayan en masa a los establecimientos apropiados para hacerse tatuajes. ¿De qué más es capaz este personaje? ¿Hasta dónde podrá hacer llegar a sus adeptos? Sus doctrinas tienen una potencialidad de riesgo real, que ya se ha traducido en agresiones.
Además de este riesgo, hay que tener en cuenta el caldo de cultivo de este grupo, que como tantos otros florecen y se extienden por Iberoamérica, en un contexto de pobreza y de fuerte religiosidad. De hecho, crecen y se multiplican grupos que defienden un evangelismo radical, normalmente de tipo pentecostal, y con no pocas connotaciones sectarias. Su lectura a la vez fundamentalista y manipuladora de la Biblia le lleva, al movimiento CEG, a conclusiones irracionales y tendenciosas. Las preocupaciones de las confesiones religiosas históricas y de las autoridades civiles están justificadas, sin duda. Otro dato importante es que, aunque de carácter eminentemente hispano, el movimiento está dirigido desde los EE.UU., algo bastante significativo: José Luis de Jesús Miranda rige desde allí los destinos de sus seguidores, y desde allí les trae la salvación en sus diversos viajes por los países del continente sureño.
Por último, hay que observar el tremendo potencial mediático del que goza este grupo. Por un lado, a nivel interno, ya usa diversos medios informativos, y en especial Internet. Por otro, a nivel externo la secta presume en su propia página web de aparecer en la prensa de todo el mundo, aunque sea de modo negativo. Lo importante es aparecer, y darse a conocer. Porque, por más extraños que parezcan -como hacen otros grupos sectarios-, la cuestión es ser tema de conversación y conseguir publicidad gratuita. Y lo han conseguido. Al menos, desde el punto de vista de la fe cristiana, el juicio negativo es claro: aunque tengan una indudable impronta cristiana, su lectura falsificadora de la Biblia, su dogmática inventada y sus prácticas extravagantes la sitúan fuera del ámbito del cristianismo, e incluso la alejan del pentecostalismo y de otras corrientes confesionales más fronterizas.
Fuente: Zenit, 28/03/09.

Creciendo en Gracia realiza un proselitismo agresivo en Honduras

6 Abr

jueves 2 de abril de 2009

Creciendo en Gracia realiza un proselitismo agresivo en Honduras

 

La secta “Creciendo en Gracia” aprovecha ferias patronales para “evangelizar” a los pobladores, según ha explicado el diario hondureño La Tribuna. Explica también que esta organización se identifica con el número de la Bestia: 666; rechaza la existencia del diablo y la veracidad de los evangelios de la Biblia.

“Mirad que nadie os engañe porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos”. Esas palabras bíblicas, escritas en Mateo 24, ya son una realidad en Honduras, donde a cientos de niños, jóvenes, ancianos y adultos les han arrebatado su fe cristiana para convertirlos en adoradores de un hombre que se hace llamar Jesucristo hombre y que asegura ser Dios.

El falso profeta es el ex pastor pentecostal José Luis de Jesús Miranda, quien en 1980 fundó en Miami, Estados Unidos, la secta “Ministerio creciendo en gracia”, cuyos tentáculos ahora se están extendiendo a lo largo y ancho del territorio hondureño. Esta organización se identifica con el número de la Bestia: 666; rechaza la existencia del diablo y la veracidad de los evangelios de la Biblia, excepto el libro de Pablo, que según Miranda, profetiza su llegada y la de su ministerio para ejercer el gobierno de Dios en la Tierra.

Lugares de proselitismo

Actualmente, la secta posee en Honduras 20 sedes, de las cuales siete están ubicadas en distintas comunidades de Comayagua, cuatro en Danlí y El Paraíso, dos en Atlántida, dos en Cortés y el resto en Tegucigalpa, Sabanagrande, Choluteca, Valle y San Pedro Sula. Los idólatras denominan estos lugares como “centros educativos” y muchos están ubicados contiguo a iglesias católicas, como por ejemplo la sede nacional localizada en la calle peatonal de Tegucigalpa, frente a la iglesia Los Dolores, en el antiguo local de Almacenes El Rey, a la par de La Giralda. Allí se reúnen los seguidores del anticristo todos los miércoles a las 7:00 de la noche y los domingos a las 10:00 de la mañana.

Sin embargo, no es una casualidad que las oficinas de ese “ministerio” estén cerca de los templos católicos, pues sus miembros aprovechan la gran afluencia de feligreses para distribuir sus panfletos y “cazar” a hombres y mujeres de poca fe, ya sea en las afueras de las iglesias o en plena misa. Otro aspecto alarmante es que se están instalando frente a escuelas y colegios públicos, siendo los escolares y colegiales una presa fácil para este tipo de organizaciones.

Tal es el caso de La Trinidad, Sabanagrande, donde las oficinas de la secta están ubicada frente a la escuela 11 de Noviembre, por lo que es común observar a numerosos niños jugando potra con camisetas que lucen el 666, como si socialmente se estuviera permitiendo que se aparten de la fe cristiana para formar parte del equipo de seguidores de Miranda. Igual riesgo espiritual corren los estudiantes del Instituto Juan Antonio Pineda, en Mezapa, Cortés, pues a sólo tres cuadras de la institución está ubicada otra sede de esa congregación.

Pero no sólo las iglesias católicas y los centros de enseñanza son el blanco de la asociación, pues también abren sus oficinas en pueblos pequeños donde la gente, por su bajo nivel educativo y pobreza, está más propensa a caer en las garras de una religión que ofrece riquezas y prosperidad a cambio de tatuarse el número de la Bestia. También ubican sus centros cerca de terminales de buses, mercados, parques centrales, hoteles, casas de habitación en barrios y colonias populosas y hasta en el interior de clínicas privadas. Para el caso, Creciendo en Gracia posee oficinas a pocos pasos de los mercados municipales en La Libertad, Comayagua y en Danlí, El Paraíso; así como del Mercado Guamilito en San Pedro Sula, Cortés.

Expansión y ataques a la Iglesia católica

La organización posee una página Web donde se lee “Bienvenido a la Página de Jesucristo Hombre”. Allí se puede contactar a los colaboradores para programar conferencias en Honduras y a su vez informarse sobre las visitas del proyecto llamado “gracia móvil”, que está formado por varios miembros que se desplazan por todos los rincones de Honduras para “cazar” nuevos adeptos.

Su afrenta a la Iglesia Católica no sólo la demuestran al profanar las catedrales para distribuir sus folletos o al pretender construir un gigantesco edificio frente a la Basílica de Suyapa, pues en su sitio web presentan noticias que empañan la imagen del catolicismo. En la sección de noticias aparecen titulares como estos: “Pontificado de Benedicto XVI atraviesa su peor crisis”, “El Vaticano se quema en Estados Unidos” y “Cuatro alumnas denuncian por abuso sexual al sacerdote que les daba la clase de religión”, entre muchos otros que buscan desprestigiar a la religión católica.

Por falta de control por parte de las autoridades, la iglesia pagana crece a tal punto que cada día, en el listado de sedes que tienen en Honduras, anuncian con una viñeta la apertura de cada centro nuevo. Ayer aparecía en su página Web, con la palabra “nuevo”, un centro abierto en Goascorán Valle y otro en Mezapa, Cortés. Con orgullo, los idólatras muestran en su galería de fotos las imágenes donde aparecen los niños y adolescentes hondureños portando camisetas con el 666, aprovechándose de ferias y otras actividades culturales que se organizan en los municipios para difundir su propia fe.

Así ocurrió en el municipio de Ojojoa recientemente y la noticia fue publicada en el sitio del ministerio, informando que “el pasado domingo 15 de marzo, más de 40 colaboradores de Jesucristo Hombre se desplazaron desde Tegucigalpa a la comunidad de Ojojona -zona turística de la zona sur de Honduras- donde los habitantes tenían su tarde cultural en la Plaza Central, de la comunidad, que sirvió de marco para el inicio de la entrega del material educativo”.

Con el anuncio de que “el Señor llegó y se llama José Luis De Jesús Miranda”, los colaboradores de la secta se distribuyeron por todo el pueblo turístico visitando casas, tiendas de artesanías, restaurantes e introduciendo panfletos por debajo de las puertas. Lo mismo hicieron en Danlí, El Paraíso, el pasado 21 y 22 de febrero, donde 30 colaboradores de “Jesucristo hombre” rodearon la ciudad distribuyendo material.

“Se proyectó en pantalla gigante un concierto al aire libre y posteriormente el mensaje central de nuestro Padre y Dios, Doctor José Luis de Jesús Miranda, con el tema: “Gracia y Apostolado”, impactando a muchos transeúntes. Muchos solicitaron material educativo después del evento”, se señala en la noticia publicada en su sitio web oficial. Asimismo, el 31 de enero la organización aprovechó la Feria Regional en Las Lajas, Comayagua, donde también “evangelizaron” a los pobladores y visitantes. A su lista de eventos se suma un seminario virtual realizado en la aldea El Lolo, en la capital, del cual se informa que “luego del evento, los dioses departieron con gozo con los invitados, que junto a los predestinados, compartimos las buenas nuevas del Gobierno de Dios en la Tierra”.

Reacción de la población hondureña

Las buenas costumbres y hermandad en que conviven los hondureños, podrían desmoronarse, a raíz de la llegada de una secta que le rinde culto al “Anticristo”, informa La Tribuna. Sin importar a qué religión pertenecen, de manera unánime, los capitalinos rechazan la injerencia de la doctrina practicada por la secta “Creciendo en Gracia”.

La secta que dirige el portorriqueño, José Luis Miranda, utiliza algunos pasajes bíblicos para manipular a los incautos, entre los capítulos mencionados está el 13:18 de Apocalipsis que dice: “Aquí hay sabiduría: El que tiene entendimiento calcule el número de la bestia, porque es número de un hombre; y su número es 666”. Para rendirle tributo al diablo, las dos pandillas antagónicas que formaron hace varios años, una se denomina la Mara 13 y la otra Mara 18. Coincidentemente ambas pandillas utilizan los números de la Bestia, los que también son usados por la iglesia “Creciendo en Gracia”.

Otro de los pasajes bíblicos que utiliza la secta satánica, es el capitulo 9:13 de Cantares, que dice: “El peso del oro que le venía a Salomón cada año era de 666 talentos de oro”. El tercer capítulo de la biblia que resaltan los de Creciendo en Gracia es el 8:6 de Cantares, que dice: “Ponme como sello sobre tu corazón, como sello sobre tu brazo. Porque fuerte como la muerte es el amor; inconmovible como el Seol es la pasión. Sus brasas son brasas de fuego; es como poderosa llama”.

Para atrapar a los inocentes, la secta denomina a los tres capítulos de la Biblia, como: sabiduría, prosperidad y amor; de lo que carece la mayoría de los hondureños. Ellos no discriminan a ningún ser humano, incluso no respetan ni a los niños que son los más inocentes para ser reclutados por amor a un regalo material. Los hondureños coinciden en que la Secretaría de Gobernación y Justicia, debe negarle a la secta el permiso para operar en el país, porque según testimonio de muchas personas, están dividiendo al pueblo.

Opiniones

Pedro Hernández (estudiante de educación media): Esa secta es abominable, porque contradice todo lo que está escrito en la Santa Biblia, las autoridades deben tener mucho cuidado, porque ya tenemos suficientes problemas en Honduras. Arcadio Mejía (empleado de seguridad): Esos son impostores, porque lo que predican son mensajes del diablo, Jesucristo decía: mi pueblo perecerá por falta de conocimiento y eso es lo que está pasando con los hondureños, porque hay mucha ignorancia.

Roger Hernández (Abogado): Debe haber libertad de culto, pero sin abusar de él, porque esto es una clara provocación a la feligresía católica y también a la evangélica, los de esa secta deben saber que este país es de leyes y deben respetarlas. Noé David Gálvez (Estudiante de periodismo): Como católico que soy, eso lo percibo como un insulto a la religión, porque nuestros padres nos inculcaron que debemos rendir tributo solamente a Dios, a nadie más y la construcción de esa iglesia cerca del templo de la virgen de Suyapa, es una clara afrenta al pueblo hondureño .

Tony Lozano (Estudiante de periodismo): No veo bien que esa secta se instale en Honduras porque promulgan el satanismo y eso es peligroso porque están utilizando a los niños mediante la compara de de conciencias, están violentando los principios cristianos de los hondureños. Alisson Hernández (Estudiante de mercadotecnia): Eso es muy peligroso que estén manipulando la verdadera fe cristiana, al fomentar creencias que no provienen de Dios, el pueblo debe poner las barbes en remojo para contrarrestar a esa secta satánica.

Fredy Gúnera (Empleado del aeropuerto Toncontín) ese José Luis Miranda es un representante de Satanás en la tierra, las autoridades no deben darle permiso de operación a esa secta, porque estarían alabando a dos señores, el del bien que es Dios y el del mal que es Satanás y la biblia es bien clara al manifestar que “al Señor tu Dios adorarás y a él solo servirás” así le contestó Jesús al diablo cuando lo tentó a que se le lanzase de un abismo. Adalid Irías Martínez (Periodista y abogado): Es una afrenta en contra de la fe cristiana de parte de ese señor que se autodefine como Jesucristo hecho hombre, lo que él pretende es dividir a la feligresía hondureña y la Secretaría de Gobernación debe regular la entrada de estas personas al país, el gobierno tiene la facultad de prohibir las celebraciones de esa secta, porque están afectado a todos los hondureños.

Fuente: Info-RIES nº 126 (30/03/09).

 

“Nuestra misión siempre será erradicar las religiones”

6 Abr

viernes 3 de abril de 2009

“Nuestra misión siempre será erradicar las religiones”

La secta Creciendo en Gracia tiene por objetivo erradicar todas las religiones, especialmente la católica, que es la que profesa la mayoría del pueblo hondureño, tal como señala el diario La Tribuna.

En un vetusto salón con numerosas sillas, una pantalla gigante y en cuyo piso de cemento se observan las marcas del 666, dos hombres sentados frente a un escritorio leen molestos este periódico. Uno de ellos es el apoderado legal del Ministerio Creciendo en Gracia, Abraham Maldonado Orellana, quien con el ceño fruncido advirtió que si se seguía publicando sus actividades procederían legalmente contra este rotativo.

La sede nacional de esa organización está ubicada en la plaza Los Dolores, a pocos metros de la iglesia y desde allí coordinan a sus líderes en todo el país, para que sigan “capturando” almas que se incorporen a su corriente, en donde les prometen hacerlos prósperos a cambio de someterse a sus doctrinas. Maldonado Orellana, frente a los dos líderes encargados de la pequeña oficina, informó que preparaba un documento para presentarlo en la Secretaría de Gobernación y Justicia, con la finalidad de que les otorgue su personería jurídica para poder operar en el país.

“El no pude dar declaraciones, no le pueden tomar fotos, ni mencionar su nombre, porque estamos en un proceso legal y eso nos perjudicaría”, manifestó el profesional del Derecho, refiriéndose al dirigente de la secta en la capital. El misterioso hombre que no quiso dar declaraciones es el representante del Ministerio Creciendo en Gracia en Honduras, Héctor Ramón Fonseca, quien lucía un tatuaje del número 666 y las letras SSS en su mano izquierda.

“Si sale el nombre de él publicado, yo puedo proceder contra La Tribuna, pero ahora no vamos a poder hacerlo porque estamos ilegales en el país”, amenazó Maldonado. “No se puede usar grabadora, ni mencionar su nombre, tampoco le puede tomar una foto porque no queremos que salga publicado ya que no tenemos personería jurídica y nos afecta”, comentó el abogado, quien interrumpió la plática, pensativo, observando los reportajes de La Tribuna. Luego, analizando la información, comentó que “alguien está detrás de todo esto, pero vamos a proceder…”.

Después de analizar unos minutos si el representante legal de la secta podía brindar declaraciones a La Tribuna, con su mirada fija, el coordinador ordenó “que les dé la información, pero sin grabadora, que mejor sea escrita, pero si la tergiversan o le dan otra connotación puedo proceder contra el medio”.El apoderado de los líderes del 666 expresó que “a mí sí pueden entrevistarme y tomarme fotos”, al tiempo que accedió a dar declaraciones. “No estoy de acuerdo con lo que se está publicando, porque nos están perjudicando, aunque yo no soy seguidor de este ministerio”, aclaró.

Maldonado indicó que los avances para adquirir una personería jurídica en la actualidad están en trámite, pero la que resolución que esperan depende del trabajo que realicen autoridades como la Secretaría de Gobernación. “Los requisitos para que nos den una personería jurídica ya se presentaron conforme a derecho y se está siguiendo todo el trámite y sólo falta que se emita la resolución por parte de la Secretaría de Gobernación para que esté legalmente funcionando”, aseguró.

En cuanto a la solicitud del terreno ubicado a pocos metros de la Basílica de Suyapa, para construir un templo como principal sede de la secta, negó que se esté haciendo ese trámite “y en eso no hay una penalidad jurídica que establezca que no se puede construir una iglesia, pero no queremos construir en ese local”. “Vamos a esperar la resolución de Gobernación y Justicia, si no vamos a iniciar otra manera de darle vida jurídica a la iglesia Creciendo en Gracia, y una vez que esté legalizado el permiso, se iniciaría con los permisos de operación, mientras tanto se están alquilando locales”.

El entrevistado admitió que sin los permisos de operación no se puede construir su templo “porque para construir tendría que hacerse a nombre de la iglesia y para que tenga vida jurídica tiene que otorgarla el Estado y como repito, estamos en espera, pero mientras eso ocurre, se puede estar en actividad como persona natural”. Maldonado añadió que es el apoderado legal de los seguidores del predicador José Luis Miranda, quien se autodenomina “Jesucristo Hombre” y que desde hace más de un año trabaja con ellos, pero que todo se le ha tornado muy difícil porque se está enfrentando a muchos grupos de poder en el país.

Por su parte, el máximo líder de la secta Creciendo en Gracia, Héctor Ramón Fonseca, quien dio declaraciones de manera escrita, detalló que ellos están funcionando en más de 30 países, con el fin de educar a la gente para que entiendan que su corriente les dará bendiciones y prosperidad, porque hay un “Jesucristo verdadero en la tierra”. Muchas personas se siguen tatuando, porque esperan que su líder los haga crecer en bendiciones y riqueza.

“Estamos haciendo evangelismo discreto, porque es postura oficial del Ministerio Creciendo en Gracia, con sede en los Estados Unidos de América y nuestro objetivo es educar a los jóvenes de las universidades, escuelas y colegios, además de los presidiarios, que son los lugares en donde más se concentran personas”, precisó. Indicó que los panfletos se están distribuyendo en las iglesias, pero en las afueras, además de los centros educativos, porque se trata de sembrar una semilla que “nuestro líder nos ha encomendado para que la gente se olvide de las religiones, porque el único que ofrece prosperidad es el doctor José Luis Miranda”.

Consultado sobre el financiamiento de la organización, respondió que ellos son auto sostenibles ya que sus seguidores hacen sus aportes voluntarios y con eso se mantienen activos. “Obras sociales no hacemos nosotros en los países donde estamos, porque le ayudamos a la gente a prosperar espiritualmente, de riqueza, para que vayan de gloria en gloria, sin predicar, nada más nos interesamos en la mente de las personas para convencerlos de que existe un Dios en la tierra que lo hará prosperar”.

Asimismo aseguró que a nadie le piden dinero a la fuerza y que no obligan a las personas a tatuarse, aunque esa es una norma del líder, que cada persona que cree en él debe seguir sus ordenanzas, además que sólo debe creer en él y no en las otras regiones. “Nuestra misión siempre será erradicar las religiones porque el viejo testamento está desfasado, y el que nosotros le inculcamos a la gente es el que está vigente, de ahí todos los demás son falsos, y nuestra misión es ganar más gente que quiera hacerse rica”.

Uno de los ejemplos de ansias de riqueza es el de un ciudadano apellido Padilla, que vive en la comunidad de Zarabanda, entre Valle de Ángeles y Santa Lucía, quien tiene su vivienda llena de signos de la bestia porque considera que muy pronto se va a hacer millonario, según cuentan los vecinos de la zona. Los pobladores de esa comunidad manifestaron que el seguidor del 666 emigró del departamento de Islas de la Bahía, porque presuntamente tenía mucho dinero y los mismos representantes de la iglesia “Creciendo en Gracia” en aquella zona lo habrían dejado en esa situación penosa, pero él sigue con la visión de la riqueza.

Una de las preocupaciones de los habitantes es que el isleño tiene los signos diabólicos frente a un kínder de niños y la escuela de esa comunidad. Al ver el número, la gente se asusta, aunque los ocupantes de esa vivienda son una pareja y un niño de 12 años quienes permanecen encerrados. Por otra parte, los estudiantes de los diferentes colegios de la capital se mostraron preocupados por la presencia de los seguidores de Miranda en las cercanías de los centros de estudio.

Fuente: Info-RIES nº 126 (30/03/09).

La Iglesia católica hondureña, firme y unida frente a la secta del Anticristo

6 Abr

La Iglesia católica hondureña, firme y unida frente a la secta del Anticristo

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”, advierte el libro de Mateo, Capítulo 7, versículo 15 de la Biblia. Ese pasaje bíblico lo recalcaron los líderes de la Iglesia católica, después que se conoció que una secta conocida como “Creciendo en Gracia” pretende edificar un templo a inmediaciones de la Basílica de Suyapa, justamente en un terreno aledaño al Coliseo Nacional de Ingenieros, informa La Tribuna.

Según los representantes del catolicismo, los encargados de dirigir esa organización, nombrada también la “Secta de la Bestia”, solamente están tratando de confundir a la feligresía católica con falsas promesas de bendición. Ante tal amenaza espiritual, las autoridades católicas han pedido a las demás religiones y sectas establecidas en el país que respeten las instalaciones de la Iglesia católica y eviten seguir burlándose del verdadero Dios.

“Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo”, se lee en la primera carta de Juan, en el Capítulo 2, versículos 18 y 19. Y tal como lo anuncia la Biblia, al país han llegado miembros de varias sectas, entre estas “Creciendo en Gracia”, que está tratando de ganar adeptos, dedicándose a boicotear las actividades religiosas de la Iglesia católica, al ingresar a los templos y distribuir panfletos durante las misas.

Los fieles católicos, lejos de dejarse sorprender por la secta “Creciendo en gracia”, están unidos y dispuestos a defender su fe cristiana. El canciller de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, Carlo Magno Núñez, expresó a La Tribuna que “como iglesia no nos oponemos a que se construyan templos de otras denominaciones, sólo apelamos a que se respete el lugar que ya ha sido establecido en la aldea de Suyapa, porque es una zona de reserva moral”.

Explicó que en Honduras hay libertad de culto y que por esa razón no pueden negarles a esas personas que se manifiesten, pero sí se puede impedir que sea construido en un edificio de la organización pagana en esa zona, porque eso sería una burla a la feligresía que tiene como principal ícono al templo más grande del país. Consideró ilógico que después de 1950, cuando la iglesia donó terrenos aledaños para que se poblara el sector, ahora se pretenda edificar inmuebles que van en contra de la moral de la ciudadanía.

“El Santuario es parte de los monumentos que identifican a Honduras, si vemos revistas, libros y otros, encontramos que la iglesia es un signo de identidad en el país”. Dijo que para estas fechas otras iglesias pretenden llamar la atención de los pobladores al hablar de construcción de iglesias que quitarán la vistosidad que tiene la Basílica. Tal es el caso de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que planeaba edificar una iglesia que taparía el santuario de Suyapa. Así también el pastor evangélico, Cash Luna, planeaba edificar su capilla, pero ambos desistieron de la idea porque la Alcaldía capitalina no extendió los permisos.

“Pueden construir en otro lugar, porque la ciudad es grande y opacar este templo de Santa María de Suyapa es como quitar parte de nuestra historia e identidad y hay que ser respetuosos, porque hay libre culto en Honduras y por eso deben ocupar otros sitios”.

“Ellos pretenden minimizar el catolicismo, pero esto no lo van a lograr, porque recordemos que la institución de la iglesia tiene más de 2 mil años, fue instituida por el señor Jesús y estas son sectas que aparecen y desaparecen y que corresponden a intereses de una persona en particular”, apuntó el padre Magno Núñez. El sacerdote señaló que las acciones que están tratando de implementar en el país responden a intereses muy mezquinos por parte de un hombre que se está autoproclamando Dios.

Advirtió que están tratando de confundir a la feligresía católica, pero que la población sabe muy bien quién es el verdadero Dios. “Los seguidores de estas sectas se están enfocando en convencer a personas de un bajo nivel cultural y educativo, y lograr infundirle la adoración a José Luis de Jesús Miranda”. Comentó que los integrantes de la secta son irrespetuosos de la ley porque se instalan de forma fraudulenta y no permiten la libertad de religión.

Recordó que el año anterior realizaban un actividad religiosa en el atrio de la Catedral Metropolitana y que los integrantes de esa agrupación se presentaron con pancartas insultando a la fe católica. “Imagine que en febrero estuvieron adentro de la Basílica, tratando de opacar el evento, porque andaban repartiendo propaganda anti católica y eso no es correcto”. El cura afirmó que ellos podrían proceder en contra de las personas que pretenden opacar las actividades religiosas, porque invaden terrenos y los insultan en los propios templos.

El padre manifestó que “Creciendo en gracia” está incitando a la rebelión y al desorden y se está aprovechando de las fiestas de la iglesia católica para repartir propaganda. Catalogó que la gente que ingresa a estas asociaciones es ignorante, no tiene ninguna formación, pero que lejos de eso, la Iglesia católica siempre se solidifica porque no es una institución que adora a un humano, sino que fundada por Jesucristo. “No la han podido destruir a lo largo de 2 mil años y no la podrán destruir ahora quienes la atacan, que aparecen un día, pero que se van al día siguiente, lo mismo pasará con esta secta, porque son cimentadas en una personas y no como la religión Católica, que está cimentada en el Señor Jesucristo”.

Además declaró que la iglesia de Cristo no acepta competencias porque no están en ese plano, ya que no habrá ninguna iglesia que se le compare pues simplemente llevan el mensaje de Jesús de manera entendible y accesible a todo hombre. “La Iglesia es una: Católica y Apostólica, porque es fundada por Cristo, estas sectas y en especial esta, utilizan la Biblia a su conveniencia, la interpretan a su manera, pero las sagradas escrituras no hay que interpretarlas a su antojo, porque dice el evangelio que ´hay de aquel que cambie una sola coma de la palabra´, y no se puede usar la palabra a su antojo”.

Muchos comentarios se hacen en torno al mencionado 666 o número de la Bestia que aparece en el último libro de la Biblia, el Apocalipsis. Hay quienes lo han llegado a comparar con el nombre de los papas que ha poseído la Iglesia católica, otros con el nombre de la fundadora de una secta conocida como “Sabatista”. Sin embargo, esos significados son erróneos y nada tienen que ver con la Biblia, porque este número es signo de persecución.

Es así como para muchos entendidos en la materia, tatuarse este signo en la frente u otra parte del cuerpo significa persecución contra la feligresía católica. El Apóstol San Juan usó este número para hacer referencia a César Nerón, quien en la edad media era el más acérrimo perseguidor de los cristianos de esa época. La explicación católica establece que asignando números a cada una de las letras (hebreas) que posee el nombre Cesar Nerón, se pueden sumar 666 o el número de la Bestia. Esto lo hicieron los cristianos en ese entonces para evitar recibir duros castigos si eran descubiertos profesando la fe católica.

Es así que usaban símbolos para definir cualquier actividad que fuera de tilde religioso. Se estableció que cuando San Juan escribió el libro del Apocalipsis, que es donde se menciona el número, era un tiempo de persecuciones. Mientras que en la misma Biblia, en el libro de Apocalipsis, Capítulo 13, versículo 18, se señala que “Y aquel que tenga inteligencia, que calcule el número de la Bestia, pues es número de hombre, y ese número es el 666”.

La secta “Creciendo en Gracia” usa este número para identificarse y en muchos países del mundo han tatuado a niños, jóvenes y adultos. Pero el capítulo 24 de Mateo establece: “Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.” Y en el Capítulo 11 indica que “Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos”. Asimismo se predice que “Porque se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos”.

No obstante, en Honduras hay muchas personas que sin necesidad de que el autodenominado “Jesucristo Hombre” haga señales y prodigios, desde ya le han entregado sus corazones, renunciando en la vida eterna que promete Jesús, para optar a la prosperidad económica, que es la única herencia que ofrece el “Anticristo”.

Fuente: Info-RIES nº 126 (30/03/09).

La secta Creciendo en Gracia hace campaña contra Iglesias evangélicas y católicas

25 Mar

La secta Creciendo en Gracia hace campaña contra Iglesias evangélicas y católicas
Miércoles 25 de Marzo de 2009
Sectas
Estados Unidos

Los seguidores del autoproclamado “Anticristo” están entrando a congregaciones que tienen distinta ideología a la de ellos para repartir su material entre los fieles y así tratar de convertirlos a su fe. 

Estados Unidos, (RIES / NoticiaCristiana.com) Miembros de la agrupación Creciendo en Gracia aseguran que no descansarán hasta sacar a cuantas personas les sea posible del “engaño de las religiones”. Esto hemos podido leerlo en el diario Mundo Hispánico, el vocero de la comunidad hispana de Georgia (EE.UU.). En el artículo, firmado por Mario Guevara, aparecen reflejadas las actividades de la secta Creciendo en Gracia.

Seguidores de un puertorriqueño que se autoproclama “Jesucristo encarnado” llegaron recientemente a Atlanta en búsqueda de nuevos adeptos… dentro de otras iglesias. Los miembros del grupo Creciendo en Gracia están entrando a congregaciones que tienen distinta ideología a la de ellos para repartir su material entre los fieles y así tratar de convertirlos a su fe. Hasta ahora lo han hecho en al menos dos iglesias del área metropolitana: una católica y otra evangélica.

De acuerdo con la directora de comunicaciones de Creciendo en Gracia, Axel Poessy, la idea es confrontar a las diversas religiones con la “verdad” que solo ellos tienen y que promueven. “Hay mucha gente engañada: el Papa y las religiones protestantes llevan años mintiéndole a sus creyentes y robándoles la bendición de tener una vida feliz al hacerles creer que existe el pecado”, manifestó Poessy minutos antes de que la policía la desalojara de la iglesia Tabernáculo de Atlanta.

A dicho lugar acudió Poessy junto con otras dos jóvenes el 28 de febrero, pues sabían que llegaría una masiva afluencia de personas para escuchar al congresista federal Luis Gutiérrez. Dentro del santuario tomaron fotografías y repartieron volantes con información de su grupo; luego hicieron lo mismo en el estacionamiento. La policía acudió a sacarlas tras ser descubiertas por líderes cristianos que estaban a cargo de la organización del evento, quienes llamaron a las autoridades.

“Es una falta de respeto lo que están haciendo. Ellas tienen derecho a pensar como quieran, pero no a tratar de imponerle a los verdaderos cristianos la farsa que les han metido”, aseguró el líder evangélico Pedro Díaz, quien fue el que confrontó a las jóvenes. El agente de policía de Gwinnett que sacó a las mujeres dejó que se quedaran en la acera, afuera de la iglesia.

Óscar Gonzalo, un creyente a quien trataron de convencer posteriormente, les dijo que él ya tenía a Cristo en su corazón y que con eso le bastaba. Poessy le insistió en que tomara un folleto con el rostro de su líder, José Luis de Jesús Miranda, para que “además de tener a Dios en su corazón, conociera su rostro”. Días antes, según Poessy, Creciendo en Gracia fue también a una parroquia católica para boicotear la celebración del Miércoles de Ceniza. “Hicimos lo mismo en 28 países donde tenemos presencia”, dijo. Mundo Hispánico trató de obtener los puntos de vista de varios representantes de la Iglesia Evangélica y Católica en Georgia, pero hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta alguna.

Controversia histórica

Desde su primera aparición pública en 2005, en Miami, Florida, la agrupación Creciendo en Gracia comenzó a generar controversia, ya que su líder, un puertorriqueño de 61 años, se presentó como “Dios hecho hombre”. Inicialmente, Miranda dijo ser el Apóstol Pablo, pero luego cambió su discurso proclamando que representaba la segunda venida de Jesucristo a la Tierra. Su doctrina rápidamente se extendió por Latinoamérica, a tal grado que ya tiene representación en cerca de 33 países.

No obstante, en El Salvador, Guatemala y Honduras, entre otros países, Creciendo en Gracia ha encontrado mucha oposición. La prensa de esos lugares informó de prohibiciones gubernamentales para el ingreso de Miranda desde hace tres años. Incluso se ha solicitado al Congreso de dichos países que modifiquen las leyes para impedir la entrada de la agrupación por considerarla una “secta peligrosa”. En El Salvador, por ejemplo, el Gobierno tuvo que intervenir en julio de 2007, luego de que simpatizantes de Miranda quemaran imágenes de la Virgen y de otros santos frente a una de las principales iglesias católicas de la capital, generando riñas.

No obstante, para Víctor Chávez, quien está a cargo de la representación en Georgia, el rechazo en esas naciones es solo una pequeña parte de la persecución que sufrirán por predicar la verdad y ello no les impedirá seguir con sus actividades allá o en esta ciudad. “Somos relativamente nuevos en Atlanta y no dudamos que tendremos oposición, pero confiamos en que los llamados oirán nuestra voz y regresarán al redil. Estamos preparados para enfrentar el rechazo”, explicó Chávez.

¿Libertad de culto?

Tanto la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, así como el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprueban la libertad de culto o religiosa. También consideran como derecho fundamental de cada ser humano la libre elección de su fe y prohíben que haya opresión, discriminación o presión hacia alguien con fines de que cambie de credo. En el caso de las actividades de Creciendo en Gracia, Chávez dijo que no obligan a nadie a unirse a ellos. “Únicamente damos en mensaje y cada persona toma la decisión, como en mi caso que fui católico y después evangélico y ahora por fin conocí verdaderamente a Dios”, explicó Chávez.

La doctrina

Creciendo en Gracia es una organización que se caracteriza por negar la existencia del pecado y, por consiguiente, del infierno. Asimismo, la agrupación insta a sus seguidores a tatuarse el número 666 porque, de acuerdo con su fe, no es un número satánico, sino de la sabiduría. También se graban con tinta las iniciales de la frase ‘Salvo, Siempre Salvo’ (SSS) como señal de que, aunque cometan errores, no son pecadores, sino que siempre estarán bendecidos pues Cristo eliminó al pecado en la Cruz. De acuerdo con esto, se puede hacer cualquier cosa negativa sin que ello aparte a la persona de Dios, aunque sí te trae consecuencias.

Los miembros de Creciendo en Gracia creen que Jesucristo, ahora encarnado en el puertorriqueño José Luis de Jesús Miranda, muy pronto destruirá a las Iglesias Católica y Evangélica pues, dicen, han predicado un falso evangelio. 

Creciendo en Gracia investigado por La Secretaria de Gobernacion y Justicia

23 Feb

Creciendo en Gracia investigado por La Secretaria de Gobernacion y Justicia

creciendoengraciaHonduras -. La Secretearía de Gobernación y Justicia mantiene bajo investigación a la organización Ministerio Internacional Creciendo en Gracia, la cual pregona la llegada del Anticristo y tatúa a sus miembros con el sello apocalíptico de la bestia, el 666.

Víctor Meza, titular de Gobernación y Justicia, quien visitó esta ciudad, informó a DIARIO TIEMPO que la “investigación es minuciosa”, pero no dio detalles.
Sin embargo, advirtió que “si no tiene personería jurídica su actividad es ilegal en el país. El informe estará en mi escritorio pasado mañana (este viernes)”.
La organización Creciendo en Gracia, calificada como secta satánica, cuenta con más de veinte “centros de educación” y varios miles de miembros en todo el país.

Creciendo en Gracia, creada y dirigida desde Miami por José Luis De Jesús Miranda (de Puerto Rico), además de distribuir material escrito en el cual pregona la llegada del Anticristo, ha tatuado en San Pedro Sula a muchos de sus seguidores.
En el brazo izquierdo les coloca el 666 y en el derecho SSS. Según miembros de esa organización, la primera marca significa “riqueza y la honra” y la segunda “Salvo Siempre Salvo”.
Meza explicó que “el acto de tatuarse no se puede prohibir directamente, porque es un acto de decisión personal. El Estado no puede intervenir, no puede prohibirle al ciudadano”.
No obstante, las autoridades pueden tomar medidas si “la actividad carece del respaldo necesario, como una personería jurídica”, advirtió Meza.

Fuente: agencia lavoz.com | Amen-Amen.net