Tag Archives: Cobos

Humor – De la visepresidencia vivo no salgo…

30 Nov

928621

Anuncios

Cobos: “Sólo me sacarán muerto”

30 Nov
Joaquín Morales Solá | Ver perfil
El escenario

Cobos: “Sólo me sacarán muerto”

Joaquín Morales Solá
Para LA NACION

Viernes 28 de noviembre de 2008 | Lanacion.com

 

Sólo muerto me sacarán de acá.” A Julio Cobos le cuesta esconder el fastidio por las versiones de los últimos días que indicaban que Cristina Kirchner podría pedirle la renuncia. También existe la posibilidad constitucional del juicio político al vicepresidente de la Nación. “El juicio político necesita causas y no hay ninguna causa para hacerme juicio político. Me tendrán que aguantar hasta 2011”, razona con una leve y tensa sonrisa.

¿Qué llevó al kirchnerismo a la última embestida contra el vicepresidente? “No lo sé”, dice. El despacho vicepresidencial es todo lo contrario de lo que Cobos significa ahora en la política y en las noticias. Viste siempre con camisa y corbata, pero sin saco mientras trabaja. Una serenidad de monasterio lo circunda. Cuando recibe a alguien, ningún secretario interrumpe y ningún teléfono suena. El bullicio del mundo parece terminar en las puertas de su oficina. Podría pertenecer a esa clase de hombres dispuestos a resistir siempre con la paciencia de un buda.

¿Surgió de él la idea de una consulta popular sobre su continuidad? “Es un disparate”, responde. Pero agrega: “¿Qué le vamos a preguntar a la gente? ¿Acaso si tengo que cumplir con la Constitución? Dirán que tengo que hacerlo. Alguien tiene que respetar las instituciones. Es cierto, de todo modos, que hay amigos que están muy cansados del acoso y lanzan esas ideas. No son ideas mías y no dejaré que prosperen”. Cobos interroga, duda, vuelve a preguntarse: “¿Quién pudo imaginar que a mí me pedirán la renuncia y que yo renunciaré resignado? No sé de dónde salió eso. Pero debo aceptar que la noticia me sorprendió”, concede.

¿Tenía algún indicio previo de la nueva arremetida? Responde: “Sí, hubo hace poco una reunión de Néstor Kirchner con intendentes peronistas de Mendoza. Un diario de mi provincia publicó que Kirchner les dio la orden de hundir a Cobos y entonces dijo, por primera vez, aquella frase del reproche de Cristina por haberme colocado en la vicepresidencia. No sabía si creer o no en esa versión, hasta que el propio Kirchner repitió la frase en un acto público en Buenos Aires. Entonces me convencí de que todo era cierto”.

En esa reunión de Kirchner con los intendentes peronistas mendocinos pasó algo más: el ex presidente les pidió que le enviaran una lista con todas las obras públicas que necesitan para ganar las elecciones del año próximo. “No sabía que el Partido Justicialista tiene tanta plata”, desliza Cobos, socarronamente, en alusión al único cargo que ostenta Kirchner: el de presidente del partido oficial.

La confusión entre el partido y el Estado merece recorrer otro cauce del análisis. ¿Se arrepiente Cobos de su alianza con el kirchnerismo? “Pensé que iba a ser otra cosa. Creí en las promesas de institucionalidad de Cristina y en la necesidad de que los dos grandes partidos se juntaran para sacar al país de la crisis. Hice la alianza con esas convicciones. Quizá me equivoqué”, subraya.

Entonces, ¿qué lo llevó a creer en un período de mayor institucionalidad? Respuesta: “Bueno, un primer dato fue que pensaron en un mendocino para la vicepresidencia. En Mendoza hay convicciones institucionales muy firmes en la sociedad. Es tal vez la provincia más institucional del país. Por ejemplo, no sólo el gobernador no puede ser reelegido; tampoco lo puede suceder ningún familiar directo, esposo, esposa e hijos. El gobernador que abandona el cargo tampoco puede ser senador nacional. Y nadie se atreve a cambiarle una coma a la Constitución, sobre todo en lo que se refiere a esos límites”.

Cobos habla como si fuera un simple cronista, pero es obvio que está haciendo comparaciones con la dinastía Kirchner. El Estado, el partido, el poder personal. Lo ha sufrido en carne propia desde su famoso “voto no positivo”. El gobierno de Bolivia le retiró una invitación 48 horas antes de la fecha estipulada, luego de una gestión de la cancillería argentina ante la administración de Evo Morales. Una unidad militar también le canceló un día antes la invitación para asistir a una ceremonia castrense. La orden del Ministerio de Defensa fue terminante.

También lo privaron del uso de los aviones oficiales. Cobos se ríe. “El gobernador de Mendoza no tiene avión ni casa. Estoy acostumbrado a viajar en aviones de línea o en mi auto. La gente me trata muy bien en todos lados”, se ufana. ¿Los Kirchner se habrán enojado porque fue un día a la Casa Rosada durante la larga gira de la Presidenta por Estados Unidos y Africa? “Fui un solo día y ocupé el despacho del vicepresidente, no el de la Presidenta. Ese día no podía llegar a mi despacho en el Senado porque había manifestaciones de los afectados por la estatización de las AFJP. ¿Tengo que dar más explicaciones? ¿Tengo que pedir permiso?”, remata, ya con un tono más serio.

¿Habrá caído mal en Olivos su reconciliación con el radicalismo? “No lo sé, pero la reconciliación de los radicales tiene que empezar en Mendoza, porque ahí estamos los más importantes. Resuelto lo de Mendoza, el resto se resolverá fácilmente. Las conversaciones con el senador Sanz no han concluido, pero van por buen camino”, anuncia; alude a Ernesto Sanz, presidente del bloque radical de senadores y su viejo adversario en la común Mendoza.

Propondrá en algún momento una elección interna abierta entre todos los presidenciables de una coalición no kirchneristas para los comicios de 2011. Es evidente que Cobos ya se ha ido para siempre de la vecindad del kirchnerismo. Debería dejar un mensaje de gratitud en Olivos. Nadie ha hecho tanto como Néstor Kirchner para convertirlo en el político más popular del país. Kirchner no privó, ni se priva, del gusto de la reprimenda pública y de la venganza práctica contra el vicepresidente. Los gustos tienen siempre un precio y, en este caso, Kirchner los está pagando con la construcción de un competidor imprevisto por la simpatía social. ¿También por el poder del futuro?

A quien le interesó esta nota además leyó:

30.11.2008 | Ante un final de fiesta
30.11.2008 | Los círculos concéntricos del kirchnerismo
30.11.2008 | Kalafate: Negocios inmobiliarios
29.11.2008 | Los Kirchner, frente al pasado que vuelve
26.11.2008 | Ser confiables no es tan fácil

“Un plebiscito suena ridículo”

25 Nov

“Un plebiscito suena ridículo”

El ministro del Interior negó que las principales autoridades kirchneristas hayan pensado en pedir la renuncia de Cobos y descartó una consulta popular.
BUENOS AIRES (DyN) — El gobierno nacional desmintió ayer que se piense en pedir la renuncia al vicepresidente Julio Cobos y rechazó la eventual convocatoria a una consulta popular para que la ciudadanía se expida sobre la continuidad del compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner.
A la negativa de un presunto plebiscito se sumaron, entre otros sectores, la Sociedad Rural Argentina (SRA) y el peronismo disidente bonaerense.
En medio de la polémica que lo tiene como protagonista, Cobos optó por el perfil bajo y recibió a la presidenta del Partido Demócrata del Estado de Florida (Estados Unidos), Karen Thurman, con quien dialogó sobre las expectativas frente a la asunción de Barack Obama.
La primera embestida contra el ex gobernador mendocino (2003-2007) fue el viernes cuando el titular del PJ, Néstor Kirchner, le dedicó una filosa ironía, y, posteriormente, durante el fin de semana, surgieron versiones sobre los reclamos de dimisión.
“Un plebiscito suena ridículo. Eso es payasesco. ¿Quién le pidió la renuncia a Cobos? Del gobierno, absolutamente nadie. No sé de dónde salió esto”, minimizó el ministro del Interior, Florencio Randazzo.
Posteriormente, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, se explayó de la misma manera. “Hay temas muy importantes para la gente, que espera vernos trabajando y es lo que estamos haciendo. Para la gente, lo más importante es vernos ocupados en los temas de fondo, este es un tema político”, dijo.
En una línea similar, se pronunció el jefe de los diputados “K”, Agustín Rossi (Frente para la Victoria-Santa Fe). “No creo que el ingeniero Cobos deba renunciar o hacer un plebiscito, pero tiene actitudes adolescentes de decir: `Hago esto por querer hacer enojar a otro’ “, señaló.
Desde la UCR, el titular del comité nacional, Gerardo Morales, desechó la necesidad de que Cobos deba revalidar su puesto en las urnas. “Lo que debería hacer la presidenta es llamarlo, sentarse y gobernar juntos, que para eso fueron elegidos”, indicó.
El dirigente agropecuario Hugo Biolcati (SRA) tildó al eventual plebiscito como una pavada y evaluó que, con el mismo criterio, podría organizarse otro similar para Cristina. El diputado nacional Francisco de Narváez, del peronismo bonaerense, exhibió una postura similar.

Cobos regresó a la Rosada después de cuatro meses

21 Nov
Viernes 21 de Noviembre de 2008
Argentina

Cobos regresó a la Rosada después de cuatro meses

Está enfrentado con el matrimonio Kirchner.  

BUENOS AIRES.- El vicepresidente Julio Cobos, a cargo del Poder Ejecutivo nacional, desarrolló ayer actividad oficial en la Casa Rosada, luego de pasar más de cuatro meses sin pisar la sede gubernamental por el enfrentamiento que mantiene con el matrimonio Kirchner desde el conflicto del campo.
Cobos llegó a las 10:30 a la sede gubernamental sin aviso previo, y fue recibido -tal como lo indica el protocolo oficial- por el jefe del destacamento del Regimiento de Granaderos, de guardia en el lugar.
En una seguidilla de audiencias en su despacho, el vicepresidente recibió a los diputados Jorge Escalesi (UCR-Río Negro) y Jorge Luis Albarracín (Concertación-Mendoza), al ministro de Salud de Catamarca, Juan Ferreira; a la titular del Instituto de Obras Sociales entrerriana, Silvia Moreira, y a la representante de la Asociación Amigos de la avenida de Mayo, María Cristina Salinas de Urquiza.
La última audiencia fue con el arzobispo de la Iglesia Ortodoxa de Antioquía, Siluan Muci, y luego abandonó la Rosada para ir hasta el partido bonaerense de Ezeiza a visitar una escuela.
El vicepresidente no ocupaba su despacho en la sede gubernamental desde el 17 de junio, previo a su voto negativo al proyecto oficial de retenciones móviles a las exportaciones de granos en el Senado el 17 de julio, lo que le valió el enojo de Cristina y de Néstor Kirchner.
Luego del famoso “voto no positivo”, Cobos volvió a pisar la Casa Rosada para reunirse con la jefa de Estado en una audiencia de la que ni siquiera hubo una foto. En esa oportunidad no pasó por sus oficinas en el edificio. (DyN)

Morales quiere que la UCR acepte “a todos los que quieran volver”, pero no a Cobos

4 Oct

Morales quiere que la UCR acepte “a todos los que quieran volver”, pero no a Cobos

14:57

“No podemos tener afiliados que pertenezcan al Gobierno”, insistió el jefe radical en la Convención partidaria en Mina Clavero. También habló contra “los liderazgos de ocasión que muchas veces son mediáticos”. Y ratificó su intención de aliarse con el socialismo en los próximos comicios.

El eventual regreso de Julio Cobos a la UCR parece estar metido cada vez más profundo dentro del freezer. En la Convención partidaria en Mina Clavero, el titular del radicalismo, Gerardo Morales, instó a sus correligionarios a abrir las puertas “a todos los que quieran volver”, pero excluyó claramente al vicepresidente. 

“Hasta hace poco estábamos expulsando dirigentes. Hoy es otra etapa, en la que vuelven los que se fueron al ARI, a la Concertación Plural, a la Coalición Cívica, si es que quieren, pero siempre que acaten las decisiones del partido, que es un partido de oposición”, expresó el senador jujeño antes de que los convencionales comiencen a deliberar. Y como para que no queden dudas de su postura, agregó: “No podemos tener afiliados que pertenezcan al Gobierno”. Con un destinatario claro, también advirtió sobre “los liderazgos de ocasión, que muchas veces son mediáticos”. 

Esta mañana, ya se había pronunciado con palabras muy parecidas el titular del bloque de senadores del radicalismo, Ernesto Sanz. “Las puertas están abiertas. Pero por si alguien que se malacostumbró no lo entendió, este no es el ámbito del ‘vale todo’. Aquí no hay una banda de desesperados por contagiarse con encuestas positivas”, dijo en clara alusión a Cobos. 

En su discurso, el jefe del radicalismo también llamó a “fortalecer y reconstruir el partido”. Y volvió sobre el planteo que, como un prestidigitador que saca un as de la manga, presentó ayer en la apertura de la Convención, el de “una alianza electoral con el socialismo en el 2009″ con proyección al 2011. 

Tras el discurso de Morales, quedó abierto el debate de los convencionales que deberán discutir sobre los ejes propuestos: la apertura del partido a los que se fueron y la reforma de la carta orgánica, que entre sus puntos fundamentales plantea la elección del comité nacional por el voto directo de los afiliados y que la banca en el congreso pertenezca al partido.

Cobos se muestra en Miami y la UCR se apresta a discutir su futuro

3 Oct

Cobos se muestra en Miami y la UCR se apresta a discutir su futuro

El vice hablará en una conferencia que organiza el BID; esta tarde, en Córdoba, se reúne la convención radical que debatirá la situación de quienes se alinearon con la Casa Rosada

Viernes 3 de octubre de 2008 | 12:07 (actualizado a las 12:15)

Lanacion.com.ar      

El vice hablará en una conferencia que organiza el BID; esta tarde, en Córdoba, se reúne la convención radical que debatirá la situación de quienes se alinearon con la Casa RosadaJulio Cobos en la inauguración de la Conferencia de las Américas / Prensa Senado

 

Mientras la UCR se prepara para debatir el futuro de los radicales que abandonaron el partido para unirse al gobierno de Néstor Kirchner primero y al de Cristina Fernández después, Julio Cobos, que será, a la distancia, una de las figuras que domine el debate, el vicepresidente se muestra en Miami, adonde viajó para participar de una conferencia.

El ex gobernador mendocino, que está desde ayer en los Estados Unidos, participó anoche de la apertura de la Conferencia de las Américas 2008, que organizan la Universidad de Florida, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el diario Miami Herald. Hoy estará entre los disertantes de la reunión.

Aunque los voceros del vicepresidente negaron cualquier intento por emular el viaje que Cristina Kirchner hizo la semana pasada a Nueva York, le dará al Gobierno otra excusa para despotricar por su autonomía y sus actividades “paralelas” a la agenda oficial.

Radicales en Córdoba. Pocas horas después de que Cobos hable en Miami, la Convención Nacional de la UCR se reunirá en la ciudad cordobesa de Mina Clavero para debatir la situación de los llamados radicales K, entre quienes se destaca, claro, el vicepresidente.

El debate enfrenta a los radicales que pugnan por su regreso al partido y aquellos, como el presidente Gerardo Morales, que sostienen que no debería ser “perdonado” mientras dure su mandato como vicepresidente.

A quien le interesó esta nota además leyó:

Inesperada polémica por la gestión de Cobos en Mendoza

26 Sep

Denuncia de una diputada

Inesperada polémica por la gestión de Cobos en Mendoza

Para el kirchnerismo, usó superpoderes

Viernes 26 de setiembre de 2008 | LaNacion.com

Por Laura Serra 

De la Redacción de LA NACION

La postura crítica del vicepresidente Julio Cobos hacia el Gobierno y el uso que éste realiza de los superpoderes presupuestarios desató la furia dentro del kirchnerismo. La diputada oficialista Patricia Fadel (Mendoza) advirtió que, durante su gestión como gobernador de Mendoza, Cobos emitió alrededor de 10.000 decretos, buena parte de los cuales sirvieron para reasignar partidas presupuestarias. Desde el entorno de Cobos calificaron de exagerada la embestida kirchnerista.

La polémica generó cierto revuelo ayer en la provincia natal del vicepresidente. Según la diputada Fadel, Cobos “debería revisar su propia historia antes de darle consejos a la Presidenta”. En declaraciones a LA NACION el domingo último, Cobos había afirmado que Cristina Kirchner debería “resignar los poderes delegados y dar el ejemplo a las provincias”. Esas palabras indignaron al kirchnerismo, que rápidamente comenzó a indagar en la gestión de Cobos como gobernador: descubrieron que había reasignado partidas sin aprobación de la Legislatura local.

En el entorno de Cobos admitieron que se firmó esa cantidad de decretos, pero explicaron que la gran mayoría de ellos eran propios de la gestión. “Se trataba de decretos que iban desde nombrar personal hasta disponer la baja de un empleado por jubilación. El gobernador concentra todas las facultades de la administración provincial, no tiene un jefe de Gabinete, por lo tanto, todo pasa por su firma, desde los subsidios hasta un alquiler, las licitaciones y comodatos. Esa cifra de 10.000 decretos no me parece exagerada; es propio de la gestión”, explicó a LA NACION el actual diputado Jorge Albarracín (Concertación Federal-Mendoza), quien ocupaba la estratégica Secretaría Legal y Técnica durante la gestión de Cobos.

Albarracín aclaró, además, que dichos decretos no eran de necesidad y urgencia, simplemente porque esa herramienta no existe en la legislación provincial. “Sólo se hizo uso de las atribuciones que posee el Poder Ejecutivo provincial, que sin lugar a dudas son mucho más acotadas que las que posee el gobierno nacional”.

Explicaciones Según explicó Albarracín, la legislación provincial autoriza la reasignación de partidas, pero dentro de la misma jurisdicción, es decir, no se puede alterar el destino para la cual había sido fijada. En cambio, la ley que instauró los superpoderes presupuestarios, atribución que ejerce el jefe de Gabinete en el nivel nacional, sí autoriza a reasignar partidas alterando su finalidad y su jurisdicción.

Además, el gobierno nacional cuenta con la herramienta de los DNU, que le permite manejar los excedentes de la recaudación tributaria sin consultar previamente al Congreso. Sin ir más lejos, la Presidenta firmó su primer DNU hace dos semanas para ampliar el presupuesto del actual ejercicio en la friolera de 36.000 millones de pesos.

La indignación del kirchnerismo hacia Cobos es ya indisimulable. “Cobos debería dejar de ser hipócrita; él también reasignó partidas y no puede decir ahora que bebe agua bendita”, enfatizó Fadel.