Tag Archives: Alzheimer

Descubierta una causa infecciosa para la enfermedad de alzhéimer

15 Jun

Descubierta una causa infecciosa para la enfermedad de alzhéimer

Junio 15, 2009

El País Digital

alzheimer-avanzado

El alzhéimer es la primera causa de deterioro neurodegenerativo asociado a la edad. Se calcula que unas 800.000 personas lo padecen en España. Un equipo europeo acaba de descubrir una de sus posibles causas. La conclusión es que podría ser infeccioso, pero no causado por un patógeno cualquiera.

Hace tiempo que las técnicas de neuroimagen permiten ver los estragos del alzhéimer en el cerebro. Se sabe que se manifiesta de dos maneras: unas proteínas (las beta-amiloides) forman unas placas en el cerebro y otras, las tau, crean ovillos que no se degradan y lesionan las conexiones neuronales.

Estas manifestaciones recuerdan a las de otra enfermedad neurodegenerativa: la nueva variante de Creutzfeldt-Jakob (la versión en humanos del mal de las vacas locas). Lo que faltaba era encontrar una relación entre ambas, y un equipo de las universidades de Basilea (Suiza), Cambridge (Reino Unido) y Tübingen (Alemania) lo ha conseguido en ratones, según publican en Nature Cell.

El ensayo es, aparentemente, sencillo: se coge un ratón con la variante murina del alzhéimer, se le extraen los ovillos de células tau del cerebro y se inyectan a animales sanos. El resultado es que éstos enferman.

El mecanismo es parecido al de los priones (un tipo de proteínas) que causan la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Sólo que en la naturaleza no hace falta inyectar nada. Basta que un animal (personas incluidas) coman carne o vísceras con priones. Estas moléculas se trasladan al cerebro del ejemplar infectado, y, ahí, consiguen -por un mecanismo que todavía no se conoce- que proteínas que hasta el momento se comportaban con normalidad adquieran propiedades letales: cambian su configuración (la manera de estar plegadas), lo que las hace inmunes a los sistemas de limpieza del cerebro. Al final, los priones se acumulan y causan la muerte.

En el caso del alzhéimer, el proceso es similar. Basta cambiar los priones por proteínas tau. Y, para hacer el ensayo, usar ratones genéticamente modificados para que tengan la versión filamentosa (estirada) de esta proteína. Pero el resto, según explican los autores del trabajo, es similar: al inyectar las tau obtenidas de un animal enfermo, cambia la estructura de las proteínas del animal hasta entonces sano.

La relación entre priones y proteínas del alzhéimer abre una puerta para la experimentación. Como dice Michel Goedert, uno de los investigadores de Cambridge, “ello no quiere decir que el alzhéimer sea contagioso” (para infectar a los ratones hubo que manipularlos e inyectarles una proteína, lo que no sucede en la naturaleza), pero permitirá saber más de la enfermedad.

Anuncios

Eulàlia Cucurella: “No es propio que alguien olvide el nombre de su hijo”

10 Jun

21/9/2008 Edición Impresa AL GRANO // EULÀLIA CUCURELLA, PRESIDENTA DE ALZHEIMER CATALUNYA

Eulàlia Cucurella: “No es propio que alguien olvide el nombre de su hijo”

Eulàlia Cucurella.
Eulàlia Cucurella.
M. JESÚS IBÁÑEZ

ALZHEIMER: VIURE LA MALALTIA Museu de Ciències Naturals. Pça. del Vall 13. Tremp.

Oyó hablar por primera vez del Alzheimer en 1974, cuando, por razones profesionales, asistió a unas jornadas en Barcelona. El mal era en esa época un auténtico desconocido. Fue entonces cuando Eulàlia Cucurella se implicó en la lucha contra esta enfermedad que afecta a más de 51.000 catalanes. Actualmente preside la Fundació Alzheimer Catalunya, que, junto a la Obra Social Caixa Sabadell, organiza la exposición Alzheimer: viure la malaltia. La muestra puede visitarse en el Museu de Ciències Naturals de Tremp (Pallars Jussà).

–El montaje viene de Francia…
–Procede de la Cité des Sciences et de l’Industrie de París, pero está adaptada a la realidad catalana.

–¿Y que podemos ver en ella?
–Se trata de una muestra muy sencilla en cuanto a estructura, pero que parte de una idea genial. El planteamiento es que el visitante vaya abriendo puertas y vaya descubriendo qué es la enfermedad, a cuánta gente afecta, qué significa para las familias.

–¿El mal evoluciona así? ¿Como un abrir y cerrar de puertas?
–En cierto modo, sí. Al final, quizás ya no, pero al principio, sobre todo, las familias, se dan cuenta de que no es propio que se olvide el nombre de los hijos o de los nietos o que alguien salga a la calle en ropa interior, como ocurre a veces.

–¿Es importante el diagnóstico precoz?
–Sí, aunque se trate de una enfermedad para la que aún no hay curación. Un diagnóstico en una fase inicial permite aplicar medidas preventivas, que ayudan al individuo, pero también a sus familiares. El Alzheimer causa graves problemas en el seno de las familias. Muchas acaban destrozadas.

– ¿Ayuda que personalidades públicas digan que sufren el mal?
– Mucho, porque elimina muchos, muchos tabús.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=545506&idseccio_PK=1026

A L Z H E I M E R

30 Abr

A L Z H E I M E R
Es un gran monstruo, pero nada cuesta hacer los ejercicios propuestos..

El hemisferio derecho del cerebro, le va a agradecer…

“Gimnasia para el cerebro”

El simple hecho de cambiar de mano para cepillar los dientes, contrariando su rutina y obligando la estimulación del cerebro, es una nueva técnica para mejorar la concentración, entrenando la creatividad y la inteligencia y así realiza un ejercicio de Neuróbica.
Un descubrimiento dentro de la “Neurociencia” , revela que el cerebro mantiene capacidad extraordinaria de crecer y mudar el padrón de sus conexiones.


Los autores de este descubrimiento, Lawrence Katz y Manning Rubin (2000), revelan que Neuróbica, o la “aeróbica de las neuronas” es una nueva forma de ejercicio cerebral, proyectada para mantener al cerebro ágil y saludable, creando nuevos y diferentes padrones de actividades de las neuronas de su cerebro.
Cerca de 80% de nuestro día a día, está ocupada por rutinas, que a pesar de tener la ventaja de reducir el esfuerzo intelectual, esconden un efecto perverso: limitan al cerebro.
Para contrariar esta tendencia, es necesario practicar ejercicios “cerebrales” , que hacen a las personas pensar solamente en lo que están haciendo, concentrándose en esa tarea. El desafío de Neuróbica, es hacer todo aquello contraria a la rutina, obligando al cerebro a un trabajo adicional.

Alguno de los ejercicios:
– Use el reloj en el pulso contrario al que normalmente lo usa;
– Cepíllese los dientes con la mano contraria al de costumbre:
– Camine por la casa, de espalda (en la China, esta rutina lo practican en los parques);
– Vístase con los ojos cerrados;
– Estimule el paladar con cosas diferentes;
– Vea las fotos, de cabeza para abajo (o las fotos, o usted);
– Mire la hora, en el espejo;
– Cambie de camino para ir y volver del trabajo;
– Muchos otros, dependiendo de su inventiva.
La idea es cambiar el comportamiento de rutina. Tiente hacer algunas cosas diferentes, con su otro lado del cerebro, estimulándolo de esa manera. ¡Vale la pena probar!
¿Que tal si comienza practicando ahora, 

Confirman que estudiar en serio retrasa el Alzheimer

14 Nov

Confirman que estudiar en serio retrasa el Alzheimer

13.11.08 | 19:24. Archivado en Ciencia médica

(PD).- Un equipo de investigadores de Estados Unidos ha constatado que la preparación intelectual retrasa la aparición de los síntomas del Alzheimer, en personas que presentan daños cerebrales relacionados con esta enfermedad, como las llamadas placas amiloides.

Un estudio llevado a cabo durante cinco años con pacientes con Alzheimer, dementes o no, reveló que aquellas personas que habían pasado más años estudiando conservaban sus habilidades cognitivas, a pesar de sufrir las alteraciones cerebrales relacionadas con esta enfermedad.

Según los científicos, los resultados de la investigación suponen la constatación de la existencia de la llamada “reserva cognitiva”, una cualidad que aumentaría la flexibilidad del cerebro ante un daño neuropatológico.

Científicos del Centro de Investigación del Alzheimer de la Washington University School of Medicine en Saint Louis (Estados Unidos) han constatado que la preparación intelectual retrasa la aparición de los síntomas del Alzheimer, en personas que presentan daños cerebrales relacionados con esta enfermedad.

Esta constatación apuntala la teoría de que la llamada “reserva cognitiva” resultaría para el cerebro como la preparación física para el resto del organismo: una importante ayuda a la hora de afrontar cualquier problema que se presente.

Los especialistas denominan “reserva cognitiva” a la mejora de las habilidades en el pensamiento, la capacidad de aprendizaje y la memoria, resultante del uso constante del cerebro. Se cree que dicha “reserva” aumenta además la flexibilidad del cerebro ante un daño neuropatológico.

Años de estudio

Según publica la Washington University School of Medicine en un comunicado, los investigadores descubrieron que algunos de los participantes en el estudio, en cuyos cerebros aparecían unas placas que han sido relacionadas con la enfermedad del Alzheimer, puntuaron más alto que otros en la misma situación, en los tests realizados para medir las habilidades cognitivas.

Los participantes con puntuaciones más altas fueron los que habían pasado más tiempo de su vida estudiando, señalan los científicos.

Según la directora de la investigación, la neuróloga Catherine Roe, la buena noticia de este descubrimiento es que “una educación más avanzada podría permitir a la gente hospedar las llamadas placas amiloides y otras patologías cerebrales relacionadas con el Alzheimer sin llegar a experimentar el declive de sus habilidades cognitivas”.

Las placas amiloides están compuestas por una proteína conocida como beta-amiloide que el cerebro de todos los humanos produce, aunque de manera limitada. En pacientes con Alzheimer, sin embargo, el equilibrio en la producción de esta proteína está alterado, lo que lleva a su acumulación.

Tomografía por emisión de positrones

Actualmente, los diagnósticos completamente concluyentes de la enfermedad del Alzheimer sólo se pueden hacer a través de exámenes cerebrales post-mortem. En vida, los especialistas diagnostican la enfermedad gracias a una técnica denominada tomografía por emisión de positrones (TEP).

La TEP es una técnica no invasiva con la que se puede medir la actividad metabólica de los diferentes tejidos del cuerpo humano. Está basada en detectar y analizar la distribución que adopta en el interior del cuerpo un trazador o radioisótopo (variante de un elemento cuya energía puede detectarse), administrado a través de una inyección.

El trazador utilizado por los científicos en este caso fue el compuesto Pittsburg B (PiB), capaz de revelar la presencia de las placas amiloides, cuya aparición supone un cambio en el cerebro que numerosos neurólogos han relacionado con el desarrollo del Alzheimer.

Según explican los investigadores en un artículo aparecido en la revista Archives of Neurology, las mediciones se realizaron en pacientes que fueron evaluados entre agosto de 2003 y enero de 2008, en el mismo Centro de Investigación del Alzheimer.

Roe señala que la técnica aplicada había sido utilizada anteriormente para analizar a enfermos de Alzheimer con demencia ya presentada, y sus niveles educativos. Pero el presente estudio es el primero en incluir tanto a enfermos de Alzheimer con demencia como a personas con las placas amiloides, pero sin demencia.

Placas y alta puntuación

Además de escanear los cerebros de los participantes utilizando el PiB y de someter a éstos a tests para evaluar sus habilidades cognitivas, a los pacientes también se les clasificó según su experiencia educativa: nivel de enseñanza secundaria o menor, el nivel de experiencia universitaria o graduado escolar.

Tal y como esperaban los científicos, aquellos participantes cuyos cerebros mostraban pocas evidencias de placas amiloides puntuaron más alto en los tests. Pero, entre la mayoría de los participantes con altos niveles de placas amiloides en el cerebro, puntuaron más bajo en éstos aquéllos que tenían poco nivel de estudios, mientras que los que habían estudiado más a lo largo de su vida puntuaron más alto.

A pesar de presentar claras muestras fisiológicas de que el Alzheimer estaba ya arrasando sus cerebros, en este subgrupo las habilidades cognitivas no habían comenzado a ser minadas.

En próximos estudios, Roe y sus compañeros de investigación analizarán otros posibles aumentadores de la reserva cognitiva, como los hobbies, las actividades sociales e intelectuales o los desafíos mentales derivados de los deberes profesionales.

Reserva cognitiva y demencia

El estudio de Roe es similar al realizado por científicos del Albert Einstein College of Medicine de Nueva York, cuyos resultados aparecieron publicados en la revista Neurology a finales de 2007.

En dicho estudio, los científicos descubrieron que la gente con más años de educación experimentaban un inicio más tardío de la pérdida de memoria asociada, en este caso, con la demencia.

Sin embargo, una vez iniciado el deterioro de la memoria, el declive era más rápido para los más estudiosos, en comparación con los enfermos que habían estudiado durante menos años en su vida.

En concreto, los investigadores descubrieron que una persona con una educación formal de alrededor de 16 años experimentaba una tasa de pérdida de memoria un 50% más rápida, en comparación con personas que sólo habían estado estudiando durante cuatro años.

Esta investigación se llevó a cabo con 488 personas, 117 de las cuales presentaban demencia, que es la perdida progresiva de las funciones cognitivas, debido a daños o desórdenes cerebrales no atribuibles al envejecimiento normal. Esta alteración cognitiva diversos déficits cognitivos, pero afecta particularmente a la memoria, el lenguaje y la atención.

“Nuestro objetivo es convertir al Alzheimer en una enfermedad crónica”

18 Jul

“Nuestro objetivo es convertir al Alzheimer en una enfermedad crónica”

04/05/2008
Investigan, forman, diagnostican y abordan de forma voraz e integral una de las enfermedades más presentes en la sociedad murciana y española de los últimos años.
Dirige el grupo de profesionales que cada día lucha por mejorar la calidad de vida y atrasar la aparición de patologías neurodegenerativas.
Carmen Antúnez es jefa de la Unidad de Demencias del hospital universitario Virgen de La Arrixaca y directora médica de la Fundación Alzheimur.
Uno de sus enemigos más fuertes tiene nombre y apellidos, el Alzheimer.

Carmen Antunez asegura que “no se puede eliminar el trastorno, pero sí retrasar su aparición y hacerlo mas leve”. Añade que “en los ultimos años asistiremos a una población de más gente con demencias”

Carmen Antúnez en su despacho de la Unidad de Demencias del hospital Virgen de La Arrixaca. (Foto: Elfaro)
Hablar del Alzheimer supone referirse a un proceso degenerativo progresivo que afecta al cerebro humano, a la mente y, en definitiva, a las capacidades que nos hacen seres pensantes, tener una biografía, una historia vital que disfrutar y contar a nuestros hijos.
Decir Alzheimer es como hablar de una epidemia, por sus consecuencias sanitarias y sociales. Con el añadido de que, en la mayoría de los casos, los afectados son personas mayores de 60 años. A esa edad, la discapacidad debida a enfermedades crónicas tiene su mayor expresión.
Trataremos el tema de la demencia como un proceso, con todas sus vertientes e implicaciones. El paciente, la familia, los profesionales implicados, las instituciones, la sociedad… Y ello con un abordaje integral del problema. Entre todos. Es la única forma de encontrar soluciones válidas y eficaces.

Analizaremos el modelo desarrollado en la Región de Murcia y los pasos que ya se han dado. El programa ARIADNA, estudio epidemiológico de prevalencia de la enfermedad de Alzheimer y Deterioro Cognitivo Leve (DCL) y otras demencias en mayores de 64 años. La Unidad de Demencias para el diagnóstico precoz, seguimiento de pacientes, desarrollo de protocolos, ensayos clínicos y modelos de actuación en diferentes aspectos de la demencia: genético, ético, familiar, etc.

La doctora Carmen Antúnez, directora de la Unidad de Demencias de La Arrixaca, ingresó en la Real Academia de Medicina y Cirugía de Murcia. Fuente: VICENTE VICENS. 25/04/2008
Por último, describiremos el modelo de gestión para las demencias -la Fundación AlzheimUr- donde se integran y articulan la asistencia, la investigación y la formación, como base de la atención al proceso de la demencia. Con una concepción abierta que considere la investigación, la formación a todos los niveles y el respeto a los valores, como epicentro de sus actuaciones y de su razón de ser.

El Panorama actual de la enfermedad

  • El panorama actual de la demencia tipo Alzheimer en la Región de Murcia es que es una de las demencias más prevalente, a partir de los 65 años se duplica la posibilidad de padecerla. También se dan otros factores de riesgo que influyen en su aparición, como la hipertensión, la diabetes, altos niveles de colesterol en sangre y también factores genéticos. En el año 2003 se realizó en la Región de Murcia un estudio epidemiológico a partir de los 64 años para determinar cuántas personas estaban afectadas por una demencia. Los resultados concluyeron que 10.400 personas padecían una demencia en la Región, de las cuales 8.400 tenían Alzheimer y 7.600 un deterioro cognitivo leve, un trastorno que supone el desarrollo de Alzheimer en los tres años siguientes en un porcentaje del 50 por ciento. En la actualidad, rondaremos aproximadamente por las 12.000 víctimas de Alzheimer.
  • Una de las líneas básicas de acción contra este trastorno y el resto de enfermedades neurodegenerativas es la investigación, ¿en qué se está trabajando desde el Banco de Cerebros de La Arrixaca del Servicio de Demencias?
  • La investigación es una manera de poder conocer las enfermedades y ponerles remedio. De hecho, lo que sabemos ahora sobre Alzheimer, lo conocemos gracias a la investigación. En la Unidad de Demencias se llevan a cabo dos líneas de investigación, una sobre tejidos cerebrales y el banco de cerebros.
  • ¿Cuántas muestras y donantes tiene en este momento?
  • En la actualidad, el banco de cerebros de La Arrixaca tiene seis cerebros, no sólo de personas de Murcia, sino también de Almería y también cuenta con más de 50 donantes y 150 personas a las que se les ha enviado la información para serlo, ya que esto requiere de un protocolo. El Banco de Czerebros de Murcia es el cuarto de España y es algo muy precioso disponer de un tejido para poder estudiar sobre él.
  • ¿Cómo marcha el proyecto de creación de un biobanco de Alzheimer de la Región de Murcia?
  • Pues es un proyecto de neuroprotección, en el que colabora la Consejería de Sanidad con la Fundación Alzheimur y la empresa Neocodex de investigación genética. Proyectos como este permiten extraer muestras de sangre sobre las que se pueda estudiar qué alteraciones tienen los genes que dan lugar a las enfermedades neurodegenerativas. Por el momento, ya se han enviado cien muestras. Cuando sepamos qué personas con determinados marcadores genéticos pueden desarrollar la enfermedad, vamos a proteger su cerebro para que la patología llegue más tarde y de forma más leve. No podemos erradicar la enfermedad, pero sí convertirla en crónica, es decir, que el paciente tenga una mejor calidad de vida y pueda convivir con la patología de la mejor forma posible. Es nuestro principal objetivo.
  • ¿Qué necesitan las enfermedades neurodegenerativas a corto plazo, hablar de fármacos, de mayor inversión en investigación…?
  • La demencia es un problema tan grave que para mejorar y mantener una buena calidad de vida hay que hacer muchas cosas a la vez. Hay que emprender un abordaje integral de la enfermedad. Es necesario formar y atender a los familiares, a los cuidadores de los afectados, trabajar en la rehabilitación de los pacientes, en terapias, en farmacología, y también seguir investigando, paralelamente a todo el tratamiento de la enfermedad.
  • ¿Cuáles son los principales miedos a los que se enfrentan los familiares de una persona con una demencia tipo Alzheimer?
  • A nivel personal, tienden a pensar si ellos también desarrollarán la enfermedad y en relación al familiar enfermo, piensan en cómo cuidarlos, en el dolor que sienten cuando una persona con la que han tenido una relación muy íntima, como un padre, una madre, un marido…, ya no les reconocen. Por otra parte, está el cansancio, el cambio de vida necesario para poder atender al familiar, las renuncias que se hacen por dedicarles tiempo, los sentimientos de culpa, la angustia…
  • ¿Cómo superarlos?
  • Deben pedir ayuda y saber pedirla. Las asociaciones de familiares tienen en este campo un trabajo muy importante, ya no sólo se trata de ayuda física, sino también material y psicológica, para que sepan que tienen un apoyo. En la Unidad de Demencias ayudamos en psicología y también informamos sobre aspectos jurídicos, éticos y de cualquier aspecto que pueda generar la aparición de la enfermedad.
  • ¿Cómo, en qué, y cuántas personas trabajan en la Unidad de Demencias de La Arrixaca?
  • La Unidad de Demencias diagnostica la enfermedad y trata su abordaje integral. El equipo de trabajo está formado por un administrativo, enfermeros, auxiliares, una trabajadora social, neurólogos, neuropsicólogos, uno de los cuales desempeña su labor en estimulación cognitiva, y una psicóloga clínica. Cuando llega un paciente, la enfermera elabora una historia de enfermería en la que se incluye cómo los familiares han visto al paciente antes y cómo lo ven ahora, lo que se llama escalas de calidad de vida, y se les hace un electrocardiograma. Después pasa al neurólogo, que hace una exploración y una primera evaluación. Se piden las pruebas necesarias según las sospechas del médico y se envía al neuropsicólogo, que practica una exploración más larga, de una media de dos horas. Los pacientes jóvenes o que pueden sufrir un mayor impacto al conocer el diagnóstico de la enfermedad, acuden a la psicóloga clínica. Por último, la trabajadora social elabora un estudio de los factores sociales que rodean al paciente. Finalmente, y aunque todos los miembros del equipo conoce el trabajo de los demás, se convoca una reunión con la que se cuerra el caso. Se realiza un informe final con recomendaciones y se estudia qué paciente requiere estimulación cognitiva.
  • ¿Hay proyectada algún tipo de novedad en la Unidad de Demencias?
  • Aparte de todo lo que se trabaja diariamente, de forma puntual se hacen terapias de cine, o música… Queremos hacer también algo de fisioterapia. También tenemos proyectos para explicar a los niños en los colegios cómo funciona el cerebro y fomentar la lectura entre los más pequeños, ya que se ha comprobado que las personas con nivel educativo sufren una dependencia más tardía en el desarrollo de la enfermedad y hay que estimular las neuronas, ya que tardan más en morir.
  • ¿Cuál puede ser la evolución de la enfermedad, cambiará su forma de manifestarse, afectará a franjas de edad más jóvenes…?
  • Si es cierto que cada vez diagnosticamos antes y también lo hacemos a gente más joven, pero es porque cada vez conocemos más sobre la enfermedad. A cada momento descubrimos nuevas alteraciones genéticas y nuevas variables de las que no teníamos constancia. En los próximos años vamos a asistir a una población de más personas con demencias porque la sociedad está envejeciendo y a diagnosticar enfermedades que se dan en jóvenes y que se desconocían, como la demencia frontotemporal, que se caracteriza por alteraciones en la conducta o en el lenguaje.

Antúnez: “Lo mejor y lo peor de cada uno está ahí, en el cerebro”

Hija de padres andaluces, nació en Almansa, en la provincia de Albacete, pero estudió Medicina en Granada e hizo la especialidad de Neurología entre la capital granadina y la española, Madrid. Aunque su primer contacto con la medicina práctica fue con los cuidados intensivos, Carmen Antúnez pronto descubrió que su destino estaba en otro campo. Afirma que “siempre” le había interesado la filosofía, “y todo lo relacionado con la vida”, así que se sumergió en la Neurología. Los temas de la demencia provocan en ella la inquietud de que “el cerebro es el disco duro de las personas, lo mejor y lo peor de cada uno está ahí”. Hace dos años, se despidió de Madrid tras acabar un máster sobre bioética en la Universidad Complutense, ya que afirma que “la bioética y la filosofía son fundamentales en la formación de profesionales del ámbito sanitario”. Recientemente, ha ingresado en la Real Academia de Cirugía y Medicina de Murcia.

Fuentes: