Archivo | JUDIOS RSS feed for this section

Judíos y musulmanes trabajan juntos para bloquear una prohibición a la circuncisión en San Francisco

24 Jun

Judíos y musulmanes trabajan juntos para bloquear una prohibición a la circuncisión en San Francisco

23.06.2011 11:10 |

El ADL se unió a la comunidad de organizaciones. Médicos y familias judías y musulmanas están buscando el modo legal para eliminar la iniciativa de la votación de noviembre.

Organizaciones judías y musulmanas se están uniendo en un esfuerzo de bloquear una votación en San Francisco que podría prohibir la circuncisión de niños.
Los grupos elevaron una demanda legal ayer en nombre de la comunidad de organizaciones, doctores y familias judías y musulmanas pidiéndole a un juez de San Francisco que elimine la iniciativa de la votación de noviembre. Los demandantes argumentan que la ley de California les prohíbe a los gobiernos locales que restrinjan los procedimientos médicos.
San Francisco sería la primera ciudad que tendría una votación sobre la prohibición de la circuncisión.
Los que apoyan esta votación dicen que la circuncisión es una forma de mutilación genital a la cual los padres no deberían poder forzar a sus niños. Los oponentes dicen que una prohibición en un rito religioso considerado sagrado por judíos y musulmanes es una violación de los derechos constitucionales
La Liga Anti Difamación (ADL por sus siglas en inglés) también se unió al grupo que le pide al Departamento de Elecciones estatales que elimine la propuesta anti-circuncisión de la votación sobre las bases de que la ciudad de San Francisco no debería tener poder de promulgar la ordenza, si es aprobada.
“La ley que existe en California es clara. Solo el estado puede hacer regla sobre procedimientos médicos y esta iniciativa viola la ley. No solo pierde tiempo, energía y dinero, pero también ofende las nociones de derecho parental y libertad de religión. Es inconstitucional y alegamos en esta demanda que también es contraria a la ley de California”, dijo Nancy Appel, directora asociada del ADL en San Francisco.
Si se aprueba el proyecto, la circuncisión podría tener un castigo de un pago de hasta $1.000 y un año en prisión.

http://itonga.serversur.com/noticias/val/56805/judios-y-musulmanes-trabajan-juntos-para-bloquear-una-prohibicion-a-la-circuncision-en-san-francisco.html

Anuncios

El Judaísmo – Segunda Parte

6 Jul

El Judaísmo – Segunda Parte
Publicado por Malena el 5 de Julio de 2010

El Judaísmo es una religión revelada y su contenido se encuentra en La Torá, libro sagrado revelado a los hombres por Dios.

La Biblia de los judíos es un conjunto de libros compuesto por tres partes fundamentales:
1) La Torá o Pentateuco, que incluye El Génesis, El Éxodo, El Levítico, Los Números y El Deuteronomio.
2) Los libros de los Profetas. Los Anteriores y los Posteriores. Los Anteriores contienen la historia de Josué, Jueces, Samuel I y II y Reyes I y II. Los Posteriores contienen las visiones de Isaías, Jeremías, Ezequiel y los doce.
3) Los Escritos, que contienen los Himnos, Oraciones, Salmos, Proverbios y otros.

Los libros sagrados judíos incluyen además muchas colecciones y tratados que reúnen obras teológicas y de contenido legal como El Talmud.

El Talmud se compone de dos conjuntos de libros denominados La Mishná y La Guemará.

La Mishna contiene las leyes para la vida cotidiana y los preceptos de La Torá.

La Guemará explica La Mishna y codifica las leyes.

La forma de entender a Dios de los judíos les dio la posibilidad de comprender el significado de la vida. Un Dios que la mente del hombre jamás podrá imaginarse por completo, creador de la existencia que por provenir de Dios es buena.

Dado que el hombre está hecho a su imagen y semejanza, los judíos pudieron comprender profundamente a la realidad, de una manera diferente a los pueblos que los rodeaban, que endiosaban cada uno de los poderes de la naturaleza.

La cultura occidental tiene la misma visión de la naturaleza del Judaísmo, sin aspectos negativos, ni defectos.

Este aspecto positivo de la naturaleza, que niega su opuesto, y el papel del hombre en ella son los conceptos más relevantes que contrastan con las religiones orientales.

El hombre, según la Biblia está hecho de polvo y divinidad y su principal atributo es el libre albedrío y su derecho a dudar.

Actualmente, el Judaísmo está compuesto por varias corrientes:
La Ortodoxa
La Conservadora y
La Liberal

El día de descanso y celebración de los judís es el Sabat, que es cuando la familia se reúne alrededor de la mesa, donde encienden velas y comen.

En el Sabat, todos tienen que estar aseados, prolijos y lucir sus mejores vestimentas; abandonar toda actividad laboral, descansar y practicar el culto.

El destino de grandeza de los judíos fue obra de Dios, Quien los eligió como mensajeros de Su Palabra, para sembrar en sus descendientes esa Verdad.

Los judíos adquirieron, gracias a su responsabilidad como pueblo, el privilegio de haber sido elegidos, ya que fue una comunidad que nunca se sometió ni retrocedió y que siguió buscando el significado de sus males sin reparar en lo difícil de su situación.

La vida para los judíos es un desafío y posee un patrón significativo que no es fácil ver, pero sí se puede hallar el camino para enfrentar la angustia y las dificultades, de una manera que nos lleve a encontrar nuevos horizontes.

Para los judíos, la conciencia surge de la experiencia con Dios, que les permite resolver el conflicto entre el propósito de la historia y el modo de comportarnos en el mundo.

Los judíos insisten en la importancia de la justicia, porque donde existe injusticia no puede perdurar ninguna sociedad.

El Judaísmo es una religión étnica, o sea que se nace judío.

El Cristianismo surge por la necesidad de que esas verdades pertenecieran al mundo y no permanecieran privativas de un solo pueblo.

Fuente: “Religiones del Mundo”, Houston Smith. “Historia de las Religiones”, E.O.James.

http://filosofia.laguia2000.com/filosofia-y-religion/el-judaismo-segunda-parte

El Judaísmo – Primera Parte

3 Jul

El Judaísmo – Primera Parte
Publicado por Malena el 2 de Julio de 2010

El Judaísmo tiene una larga trayectoria de más de cuatro mil años, y es una religión que ha tenido gran influencia en la la historia de la humanidad.

El culto judío tiene un significado del sacrificio que no es fácil entender, debido a su condición de pueblo errante y sufriente que parece destinado al exilio.

Su tradición es como un molde en el que se vuelca la vida de sus fieles, que parecen no necesitar buscar su propia trayectoria.

Se estima que en el mundo hay aproximadamente quince millones de judíos, que no representan una proporción demasiado grande de la población mundial, sin embargo es casi imposible comprender la historia del mundo civilizado sin analizar en detalle esta religión.

El impacto más profundo que provocan los judíos en nuestra cultura es la influencia de su modo de pensar sobre los problemas básicos de la existencia.

El Judaísmo, con su concepción de un único Dios, se puede considerar el origen de las religiones monoteístas que aparecieron muchos siglos después, como el Cristianismo y el Islam.

A lo largo de la historia de esta religión, sus fieles han sufrido muchas dificultades; desde el exilio hasta el exterminio nazi.

Sin embargo, esta creencia ha mostrado tener la resistencia necesaria como para vencer todos los avatares durante miles de años y preservar su esencia atemporal.

Las investigaciones históricas han coincidido en cuanto al origen del pueblo hebreo, considerándolo descendiente del pueblo amorreo que habitaba la región de la Mesopotamia en la antigüedad; y es probable que la palabra hebreo se relacione con los pueblos semitas.

La historia de esta religión comienza con Abraham, que por mandato divino abandona la tierra de sus padres y viaja a Egipto y luego a Jerusalén, centro espiritual y político de Israel.

Abraham para los judíos es el símbolo del hombre de una fe tan firme que hasta está dispuesto a sacrificar a su hijo como prueba de su entrega incondicional a Dios.

Es el hombre que establece la alianza entre Dios y el pueblo de Israel sobre la tierra prometida.

La segunda etapa de la historia de los judíos se desarrolla con el protagonismo de Moisés, con quien Dios ratifica la alianza.

Los hebreos, según la Biblia, se establecen en Egipto en su búsqueda de alimentos y tierras de pastoreo, pero posteriormente son esclavizados.

En el siglo XIII a. de C., Moisés, que había sido criado en Egipto, lidera el éxodo que libera al pueblo judío de la esclavitud y lo lleva guiado por él al desierto.

En el Monte Sinaí es donde Moisés experimenta la visión de Dios único, que lo apartará a él mismo de sus creencias paganas, en un mundo plagado de confusión y superstición.

El Judaísmo no se basa en un profeta o salvador sino en la idea de un pueblo elegido por Dios.

Una vez establecidos en las tierras de Caanan, los judíos se organizan en doce tribus y a partir de allí se inicia el período de los jueces, que sobrevivirá casi doscientos años hasta la llegada de David, rey que unificará la Nación bajo una autoridad única con Jerusalén como Capital.

El tercer ciclo es el período de los reyes, cuya figura más destacada es Salomón, quien hace construir el famoso templo a Jehova en el año 950 a. de C.

A la muerte de Salomón, el reino se divide en dos, Israel del Norte y Judá al Sur, y a partir de ese momento comienza una etapa de decadencia y desintegración y es cuando aparecen los profetas y las escuelas proféticas, que son los custodios de esa religión.

Los profetas advierten a los judíos acerca de la crisis moral y espiritual que impera pero no consiguen unirlos en la fe y finalmente este ciclo termina con la trágica conquista de los reinos de Israel y Judá a manos extranjeras, la dispersión del pueblo y el exilio.

Sin embargo, hasta nuestros días, los judíos han estado presentes en todas las épocas y en todos los continentes del mundo.

(Continúa Segunda Parte)

Fuente: “Religiones del Mundo, Houston Smith
“Historia de las religiones”, E.O.James

http://filosofia.laguia2000.com/filosofia-y-religion/el-judaismo

Judíos ultraortodoxos contra el Estado en nombre de la Torá

20 Jun

Judíos ultraortodoxos contra el Estado en nombre de la Torá


La gran manifestación del jueves en contra de un fallo anti segregación de la Corte Suprema es una entre las tantas que se registraron los últimos meses. Crece la batalla cultural contra el sistema de gobierno que, dicen, desobedece la Torá.

Por Michael Blum (AFP)

Los judíos ultraortodoxos mostraron con sus manifestaciones del jueves, las más importantes en diez años, su peso en la sociedad israelí y su determinación a impedir que la jurisdicción del Estado los someta a los principios de la sociedad civil.

Más de 100.000 haredim (“los que temen a Dios”) protestaron en Jerusalén y Bnei Brak, cerca de Tel Aviv, contra un fallo de la Corte Suprema que se opone a la segregación entre niños askenazis (judíos oriundos de Europa del este) y sefardíes (oriundos por lo general de África del norte y Turquía) en una escuela religiosa.

“La Corte Suprema contra la Torá (los cinco libros de la Biblia atribuidos a Moisés, NDLR): yo elijo la Torá”, es una de las consignas de los ortodoxos askenazis.

“El rechazo a la modernidad de los haredim se cristaliza en la Corte Suprema, verdadero símbolo de su lucha contra el liberalismo”, explica a la agencia de noticias AFP Ilan Greilsammer, profesor de Ciencias Políticas y autor de un libro sobre “Los hombres vestidos de negro”, los ultraortodoxos.

“Esta comunidad tiene la particularidad de no evolucionar y las recientes manifestaciones no son más que la continuación de su combate para preservar su identidad”, agrega Greilsammer.

Una minoría de religiosos se niega incluso a participar en la vida del Estado, rechazando al sionismo y manifestando a veces violentamente contra las decisiones de las instituciones israelíes.

Sin embargo, dos partidos ultraortodoxos, que en total tienen 16 diputados, forman parte de la coalición de derecha del primer ministro Benjamin Netanyahu y desempeñan un papel importante en las decisiones
gubernamentales.

En los últimos meses se registraron numerosas manifestaciones ultraortodoxas en lo que parece convertirse en una creciente batalla entre los medios religiosos y el sistema democrático del Estado hebreo.

La prensa israelí hablaba el jueves de “crisis cultural” entre los religiosos y el resto de la población, y el ex diputado de izquierda Yossi Sarid denunció “la declaración de guerra cultural de los haredim”.

“Esta guerra nos fue impuesta contra nuestra voluntad, pero no tenemos derecho a perderla”, opinó el ex legislador.

En los últimos meses no faltaron los pretextos para manifestar contra las autoridades israelíes, incrementando el abismo entre laicos y religiosos, como las supuestas tumbas judías en construcción en Jaffa (sur) o la apertura de un estacionamiento municipal en Jerusalén el día sagrado del sabbat.

La comunidad ultraortodoxa representa más de la tercera parte de los 500.000 habitantes judíos de la Ciudad Santa, el 10% de la población judía de Israel, pero su influencia es muy superior.

Ningún gobierno puede formarse sin negociaciones previas con los dos partidos ortodoxos, Yaadut Hatora (Judaísmo Unificado de la Tora, askenazí) y el Shass (sefardita).

Desde la creación del Estado de Israel en 1948, los ultraortodoxos llevan a cabo regularmente campañas para preservar el carácter judío del Estado.

El principal blanco de sus ataques es el aparato de la justicia, al que no reconocen, porque según ellos la ley divina es superior a las de los seres humanos.

El viernes, 35 padres de familia askenazis ultraortodoxos que se negaban a enviar a la escuela a sus hijas con sefarditas a pesar de la decisión de la Corte Suprema pasaron su primera noche en prisión, informaron fuentes policiales.

Por otra parte, un tribunal debe decidir la suerte de 22 madres de alumnas askenazis de la escuela religiosa de la colonia judía de Immanuel, en Cisjordania ocupada, procesadas por el mismo motivo, pero que piden una dispensa de su pena de prisión.

“Esperaremos la decisión del tribunal para actuar”, declaró a la AFP Micky
Rosenfeld, el portavoz de la policía israelí.

Fuente: AFP

Relación del Apostol San Pablo con el Judaísmo

4 Jun
Relación del Apostol San Pablo con el Judaísmo

Pablo era judío. Aparece practicando la circuncisión judía en Ro. 3:1-2, diciendo que la circuncisión no importa en I Cor. 3:2 y desde entonces se opuso a esta práctica para los gentiles que deseaban incorporarse al cristianismo (en oposición a lo planteado por San Pedro inicialmente).
Es denominado el apóstol de los gentiles. Uno de los aportes mayores de San Pablo es la concepción de que el cristianismo es una Iglesia Nueva. Los Apóstoles seguían considerándose judíos, pero Pablo establece en el Concilio de Jerusalén que los seguidores de Jesús no están bajo las leyes religiosas judías y transforma la Iglesia en algo universal que debe ser anunciada a todo hombre que pueble la tierra independientemente de su origen.
Esto le lleva a tener no pocos problemas con las primeras Iglesias cristianas que consideraban que predicarle a los gentiles y llevarlos a las sinagogas iba contra los deseos de Dios.
También Jesús, según los Evangelios le puso la tarea de predicar por todo el mundo y fundó comunidades cristianas por toda Europa y medio oriente.
En el año 313 se publicó un comunicado que afirmaba que los cristianos no serían ni debían ser perseguidos, que se podrían practicar la religión que se quiera dentro del Imperio (incluida la cristiana).

Dividido entre el amor a Yahvé y Jesucristo

31 May

Dividido entre el amor a Yahvé y Jesucristo

EL MUNDO

Moishe Rosen fue una figura muy controvertida dentro del judaísmo estadounidense. Creador de la congregación Jews for Jesus (Judíos por Jesús) tras ser ordenado pastor baptista, abogaba por eliminar las creencias de la religión judía incompatibles con la cristiana, especialmente con la adoración a Cristo, algo que era visto por la mayoría de judíos como un proselitismo disfrazado. Rosen falleció en su casa de San Francisco el pasado 19 de mayo a causa de un cáncer de próstata. Tenía 78 años.

La fundación de Jews for Jesus tuvo lugar en San Francisco en 1973. Desde entonces, los misioneros de esta congregación han predicado su mensaje por todos los rincones de EEUU e incluso del extranjero, pues Jews for Jesus está presente en otros 10 países, entre ellos Francia, Rusia, Israel y Alemania. Aunque no existe una cifra oficial de miembros de este grupo, Susan Perlman, su actual directora ejecutiva, lo estima en unas 200.000 personas entre judios y cristianos, a tenor de las personas suscritas a sus publicaciones periódicas.

De acuerdo con uno de sus principios centrales, es posible ser a la vez judío y aceptar la figura de Jesucristo como el Mesías. «Ciertamente, nos identificamos étnicamente como judíos, y con algunos aspectos de la religión que no entran en conflicto con nuestra creencia en Cristo», declaró Perlman.

La organización que fundó Rosen ha generado un ácido debate dentro del judaísmo norteamericano, que ha incluido incluso procesos judiciales. Los principales líderes religiosos judíos de EEUU han condenado duramente sus prácticas. «Tienen todo el derecho de seguir cualquier observancia religiosa que quieran, esto es EEUU. Pero hay leyes sobre la verdad en la publicidad. Y la gente debe saber que realmente son misionarios cristianos… intentando convertir a judíos», sostiene el rabino James Rudin, del American Jewish Committee. «Si los judíos no necesitaban a Jesús, ¿por qué no nació en Noruega o Irlanda?», respondía Rosen a las críticas con su dosis de ingenio habitual.

Martin Meyer Rosen, su nombre de nacimiento, vino al mundo el 12 de abril del 1932 en Kansas City, en el seno de una familia judía ortodoxa. A mediados de los años 70 adoptó oficialmente el nombre yiddish de Moishe, con el que se le conocía desde su niñez.

En 1950 se casó con Ceil Starr, el amor de su vida y a la que conoció en el instituto. Fue Ceil la primera en hacerle explorar la religión cristiana. Para tratar de convencerla de su error, Rosen empezó a leer las Santas Escrituras cristianas. No obstante, en lugar de encontrar motivos para su rechazo, le sucedió lo contrario: quedó cautivado por ellas. En 1953 ambos se convirtieron al cristianismo, razón por la que la familia de Rosen dejó de hablarle.

Tras recibir formación religiosa en Essex Fells, Nueva Jersey, fue ordenado pastor en 1957. A partir de entonces, trabajó en Nueva York y Los Ángeles, en la junta directiva de una Iglesia que cuenta entre sus objetivos la conversión de los judíos al cristianismo.

Posteriormente, se trasladó a San Francisco, ciudad en la que se vivía un momento de fuerte agitación social y política, lo que pudo influirle para crear Jews for Jesus. La congregación mantuvo varias celebraciones judías, como la Pascua judía, ayunaba para el Yom Kipur, y casaba a las parejas según el rito judío.

Moishe Rosen, pastor baptista y fundador de la congregación Jews for Jesus (Judíos por Jesús), nació el 12 de abril de 1932 en Kansas City (Misuri, EEUU) y murió el 19 de mayo de 2010 en San Francisco (California, EEUU).

La circunsición-Una tradición antigua

17 Mar
En el Antiguo Egipto se practicaba la circuncisión. Es posible que el pueblo de Israel aprendiera este rito de los egipcios. En muchos pueblos se circuncida en la adolescencia, como un rito de iniciación a la vida sexual. En Israel es un rito sagrado que expresa la alianza de Dios con su pueblo y una señal de que el varón israelita se incorpora al pueblo de Abraham. Según el libro del Génesis, Dios ordenó a Abraham circuncidarse a sus 99 años para iniciar con él el linaje de Israel (Génesis 17,1-27).
En tiempos de Jesús, se circuncidaba al niño a los ocho días de nacido y en ese momento se le imponía el nombre. Así lo siguen haciendo los judíos piadosos. La práctica de la circuncisión fue motivo de disputa en las primeras comunidades cristianas. Fue Pablo quien propuso abandonar este rito para atraer al cristianismo a pueblos mediterráneos que no lo conocían ni lo aceptaban. En las iglesias de Egipto y Etiopía continuó practicándose. En el Islam, que tanta influencia tuvo del judaísmo y del cristianismo, los varones se circuncidan, aunque el Corán no lo ordena.
La circuncisión consiste en la extirpación o amputación del prepucio, tejido que cubre el glande del pene. Esta microcirugía deja al descubierto el glande, de tal manera que es visible quien ha sido circuncidado. Se circuncida por motivos religiosos, culturales o médicos. En años recientes se generalizó en algunos países circuncidar a los niños recién nacidos por motivos de higiene y para prevenir enfermedades infecciosas, pero el valor preventivo de la circuncisión está actualmente en entredicho y, más bien, la circuncisión se asocia con riesgos en la salud, por tratarse de una parte tan delicada y sensible del cuerpo. Algunos grupos cuestionan la circuncisión como una forma de mutilación y, por lo tanto, como una expresión del desprecio al cuerpo basado en ideas religiosas.
“Cambio de época en una época de cambios”

http://denuedoveracidad.wordpress.com/2010/01/07/una-tradicion-antigua

http://denuedoveracidad.wordpress.com/2010/01/07/¿la-senal-de-la-alianza-una-microcirugia/