Archivo | Haiti RSS feed for this section

Fundador norteamericano de escuela en Haití admitió haber abusado de los niños

20 Ago

Fundador norteamericano de escuela en Haití admitió haber abusado de los niños

18/08/10
Aporrea.org

Un norteamericano que había fundado una escuela en Haití admitió este miércoles en New Haven (Connecticut) haber abusado sexualmente de varios menores en el país caribeño, indicó la fiscalía.Douglas Perlitz, de 40 años, fundador y director de la escuela Pierre Toussaint, de Cap-Haitien, admitió ante una corte federal haber viajado a Haití con la intención de tener actividades sexuales ilegales.

Según precisó la fiscalía en un comunicado, entre 2001 y 2008, Perlitz viajó en varias oportunidades a ese país, “donde mantuvo relaciones sexuales con ocho víctimas menores de edad”.

El fiscal de Connecticut David Fein dijo que Perlitz “se aprovechó de niños pobres de la calle en Haití, prometiéndoles beneficios como comida, alojamiento, ropa y educación, para desde su posición de confianza abusar de los niños que estaban bajo su cuidado”.

El hombre es pasible de una pena de hasta 30 años de cárcel y su sentencia será pronunciada el próximo 21 de diciembre.

Antiguo edificio de la SB de Haití: Destruido en segundos

29 Jul
18:13 05/02/2010, Editor lbw, 

La Sociedad Bíblica de Haití (SBH) perdió el edificio de la antigua Casa de la Biblia pero no perdieron la fe ni la esperanza de que Dios los ayudará a levantarse de entre los escombros y construir un nuevo país. En medio de esta
situación, la Palabra de Dios será esencial para construir vidas, consolar los
corazones doloridos y levantar al caído.2

Magda Victor, Directora Ejecutiva de la SBH nos cuenta sobre la etapa que viven en este momento: «Después del desastre estábamos en shock. Ahora, que de alguna manera nos hemos acomodado, comenzamos a ver el grado en que la SBH
resultó afectada. Lo más trascendente es que hemos perdido muchos grandes
amigos, gente que en todos estos años nos apoyaron con su aliento, con los
ingresos que ganaron con esfuerzo y con sus oraciones. Hemos perdido a muchos de
nuestros vecinos de años, esas muchachas, amigas nuestras de años, que vendían
curiosidades y que se ubicaban al supuesto abrigo de nuestra antigua sede en el
centro de la ciudad. Todos murieron cuando el edificio cedió y se derrumbó.

»Muchos miembros del personal perdieron sus casas en el terremoto. Otros tuvieron mejor suerte y sus hogares sólo recibieron algunos daños. Otros perdieron familiares pero un hecho innegable es que Dios estuvo con nosotros y
con el personal ese día porque ninguno de nosotros murió.

»Nosotros somos los afortunados; somos los rostros de los testimonios que vendrán, esas historias estremecedoras de hombres y mujeres, jóvenes y ancianos que lucharon dos o tres días para intentar sacar a sus seres queridos de los
escombros; exactamente lo que se vio en televisión durante estos días. Ésas han
sido nuestras historias en estas últimas semanas.

»Nuestra respuesta a la catástrofe continúa. Hasta ahora hemos logrado distribuir algunas Biblias junto con los «Proclamadores» que Hosanna nos proporcionó.

»Queremos agradecer por el contenedor lleno de provisiones que la fraternidad de Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) enviaron para el personal. Es un gesto que apreciamos profundamente y en nombre de todos nuestros empleados y sus familias
queremos expresar nuestra gratitud sincera».

3La semana pasada un avión militar brasileño llegó con 4.000 Biblias en francés y la SBH ha solicitado otra producción en ese idioma. En este momento, en Corea del Sur se están imprimiendo 23.000 Biblias en creole.
En la República Dominicana esta semana comienzan a imprimirse 200.000 porciones y
100.000 selecciones con textos bíblicos de consuelo y esperanza. El trabajo
editorial para estas publicaciones se hizo en tiempo récord en dos idiomas; 60
60% en francés y 40% en creole.

A pesar de todas estas Escrituras, Magda Victor dice que no serán suficientes: «Dondequiera que vamos la gente nos pide la Biblia y nos quedan muy pocas».

La SBH no está recibiendo dinero por ventas sino que se han dedicado a entregar Biblias impresas y en audio y a consolar y ayudar a su pueblo. Por lo tanto, la necesidad de dinero es imperiosa. Si bien las SBU están enviando
dinero para los gastos urgentes, es necesario que muchos hermanos y hermanas
envíen sus ofrendas a la devastada Haití.

No cejemos en nuestras oraciones por Haití, pero no nos olvidemos de Perú pues, como sabemos, la semana pasada sufrió inundaciones y desmontes importantes que han impactado al país de forma tremenda. Estamos viviendo un tiempo de
esfuerzo en oración. No dejemos de orar. «Oremos sin cesar». Recordemos,
ante más necesidad se necesita más oración
.

Otras notas relacionadas

fuente bibl:

ENNIO EMMANUEL REGRESÓ A HAITÍ CON BRIGADA MÉDICA

7 Jul

ENNIO EMMANUEL REGRESÓ A HAITÍ CON BRIGADA MÉDICA
Martes, 06 de Julio de 2010 14:09

Ennio Emmanuel
El joven interprete de música pop y electrónica, Ennio Emmanuel, visitó Haití por segunda vez, para apoyar a un equipo de médicos y cirujanos después del devastador terremoto durante el mes de enero pasado.
Ennio ha viajado a diversos países para brindar servicios comunitarios junto a médicos y grupos de construcción desde muy temprana edad. Razón por la cual visitó el país caribeño cuando ocurrió el terremoto que se cobró miles de miles de vidas. El músico regresó al interior de Haití servir al pueblo quien aun está en tremenda necesidad.
“Como muchos, el 12 de enero, fui conmovido por la imágenes en la TV de la destrucción en Haití. Lo que vino a mi mente fue esa frase que se usa mucho, pero poco se practica… ‘somos las manos y los pies de Jesús’. Desde ese momento sabia que tenia que ir para Haití y regresar todas las veces posible” dijo el cantante.
Por segunda vez en cuatro meses, Ennio regresó a Haití con un equipo de 25 personas convocadas para hacer obras de ayuda humanitaria en la Isla. Por un espacio de 6 días Ennio y el equipo médico atendieron a cientos de pacientes y ayudaron a la gente local para establecer un centro de ayuda publica.
“Como dije la vez pasada que fui a Haití, ‘uno no regresa siendo el mismo’. La gente de Haití está en mi corazón, por lo mismo mi vida y mi música no será igual.” expresó conmovido.
Ennio se encuentra viajando a través de Estados Unidos para atender presentaciones. Durante el mes de Agosto regresará al estudio de grabación para comenzar a grabar su segundo disco en español.

http://www.cristomorphosis.com/noticias-cristianas/ennio-emmanuel-regreso-a-haiti-con-brigada-medica?

Culpa y Castigo – Reflexiones

9 Jun

Culpa y Castigo – Reflexiones

por Pablo Santomauro

Terremoto en Haití y Pat Roberson – ¿Fueron sus palabras tan controversiales?

El pasado Enero Haití fue desvastado por el peor terremoto que sacudió el sur del país en los últimos dos siglos. Pat Robertson, quien ha dicho algunas cosas fuera de lugar en el pasado, también comentó sobre la tragedia en Haití. Los medios de comunicación inmediatamente reaccionaron criticando a Robertson por sus declaraciones. Aclaro que Robertson no es santo de mi devoción. Su marcada inclinación hacia la Teología del Dominio y su propensión a ciertos aspectos del evangelio de la prosperidad lo ubican automáticamente en mi lista de maestros cuestionables. A pesar de ello, considero que en el caso de Haití, Robertson fue injustamente atacado, aun desde el campo cristiano.

Con motivo del temblor en Haití, Pat Robertson dijo: “Ellos (los haitianos) estaban bajo el talón de los franceses, tú sabes, Napoleón III o quién fuera, y ellos se juntaron e hicieron un pacto con el diablo. Ellos dijeron: Vamos a servirte si tú nos liberas de los franceses. Historia real. Entonces el diablo dijo: OK, trato hecho”. Robertson continuó diciendo que desde ese entonces (siglo 18), Haití ha sido castigada por una cosa u otra, y estableció la diferencia de Haití con la otra mitad de la isla, la República Dominicana, nación que Robertson considera próspera en marcado contraste con la pobreza de Haití.

Obviamente, las palabras de Robertson fueron arriesgadas, sobre todo para la nueva mentalidad que campea en nuestra sociedad, pero los medios de comunicación (cristianos y seculares) no citaron el resto de lo que dijo Robertson. Su comentario fue hecho en un contexto de compasión cristiana ante la tragedia y el anuncio de que su ministerio estaría enviando ayuda a la zona del desastre. Esto no vio la luz en medio de la andanada de críticas.

Respecto al pacto con el diablo, Robertson no dijo nada que no sea de conocimiento general. Cualquiera puede verificar el pacto. En Agosto de 1791, un esclavo que practicaba la brujería, llamado Dutty Boukman, lideró un ritual de vudú en el cual se sacrificó un cerdo y se bebió su sangre. El propósito del rito fue formar un pacto con las fuerzas espirituales de la isla. Los presentes, líderes de la resistencia contra los franceses, acordaron servir a estos espíritus a cambio de la liberación del yugo francés. Trece años más tarde, ésta fue lograda. La historia puede tener versiones disímiles pero la realidad es que fue un hecho real. El vuduísmo ha sido siempre la práctica religiosa dominante en Haití y fue sancionado como religión oficial en 2003. Esto habla a las claras de la condición espiritual de la población.

Desde la perspectiva cristiana, debemos tener sumo cuidado de hablar por Dios. No existen hoy en día profetas que pronuncien los oráculos divinos, por más que algunos farsantes  reclamen serlo. Pero, ¿es tan descabellada la idea de que  Dios hace responsables a las naciones por los actos de sus líderes? ¿Es acaso antibíblica? Conviene repasar la Biblia. El simple análisis de dos conceptos a continuación nos puede dar la respuesta:

1)    Solidaridad grupal inherente (término que me permito inventar). Los sociólogos lo llaman “Solidaridad Orgánica”.

La Biblia enseña un concepto de solidaridad en el cual un individuo es considerado y tratado de acuerdo a su relación con un grupo, sea una tribu,  una nación, o toda la raza humana. A su vez, el grupo es considerado y tratado en base a su relación con su representante original.

Ejemplos:

§  Cualquier judío individualmente es visto como “escogido” en virtud de su participación en la solidaridad grupal de la nación “escogida”. Al mismo tiempo, la nación es vista como “escogida” por su relación con Abraham, quien fue individualmente escogido por Dios (Gn. 12:1-7).

§  El sacerdocio levítico – Un individuo podía ser bendecido en virtud de su participación en la solidaridad con su tribu. Por ejemplo, un levita individual podía ser sacerdote en virtud de su participación en la solidaridad de la tribu de Leví, mientras que la tribu de Leví era considerada como la tribu sacerdotal debido a su relación con Leví, quien fue escogido individualmente por Dios para ser Sumo Sacerdote (Nm. 18:6-24).

§  Culpa y castigo corporativo – El sufrimiento  de los egipcios en forma individual cuando las plagas, de los canaanitas, filisteos, amorreos, heteos, etc., durante la conquista de la tierra prometida, el sufrimiento de los  judíos individualmente durante la cautividad en Asiria y Babilonia, y todos los demás juicios enviados contra otras naciones, fueron justificados sobre la base de su participación en la solidaridad de sus naciones.

¿Y los justos?

Un hombre justo puede ser conceptuado como culpable en un sentido corporativo debido a su participación solidaria en el pecado de su tribu o nación. Así vemos como Nehemías confesó los pecados corporativos de su nación (Neh. 1:5-11). En este pasaje podemos ver claramente cómo un solo individuo puede ser considerado y tratado por Dios como culpable por los pecados de la nación. El hecho de que él mismo no haya cometido esos pecados particulares no elimina o cancela la culpa que él carga sobre sí.

La anterior es la base legal divina sobre la cual se justifica el castigo por ciertos pecados que sobrevino sobre ciudades como Sodoma y naciones como Egipto. A su vez, debido a su participación solidaria con la unidad familiar, el castigo puede permanecer por varias generaciones (Jos. 7:24-26; Jer. 22:28-30; 36:31).

Aclaro, por si acaso algún sentimental malinterpreta mis pensamientos, que no estoy hablando de salvación individual sino de castigo corporativo. Las bendiciones o juicios sobre tribus, ciudades, naciones, y raza humana en general, sólo se justifican si aceptamos el concepto bíblico de solidaridad grupal  inherente. Lo mismo sucede con el Diluvio universal y la conquista de la Tierra Prometida.

Secularmente

El concepto de solidaridad grupal es un principio bíblico que también es parte necesaria en nuestra vida secular. Cuando el liderazgo de una nación declara la guerra a otra nación, cada ciudadano individualmente está en guerra, esté o nó de acuerdo. La persona puede sufrir heridas o la muerte misma, y su propiedad destruida o confiscada sobre la base de que es parte de la nación. Yo sé que este concepto es difícil de digerir en estos tiempos en que existe lo que se llama “daño colateral”, pero la única otra opción que nos queda es negar el principio bíblico. El ciudadano individual lleva sobre sí la culpa  y el castigo corporativo acarreados por el estado bélico en que participa la nación. Concluimos que los gobiernos humanos están en parte fundamentados en el concepto de solidaridad.

2)    Representación.

La Biblia enseña un concepto de representación en el cual las acciones y decisiones de nuestros representantes son consideradas y tratadas como si fueran nuestros propias acciones y decisiones.

En su sentido secular, este concepto sirve como fundamento de los gobiernos representativos. Como explicamos antes, si el congreso de una nación declara una guerra, los ciudadanos automáticamente han declarado también la guerra. Si nuestros representantes en el gobierno decretan un nuevo impuesto, debemos pagarlo rigurosamente porque es como si nosotros mismos lo hubiéramos votado. No interesa si usted está de acuerdo con el impuesto o si es ignorante de éste. Usted es moral y legalmente responsable por las acciones y decisiones de sus representantes.

El principio lo encontramos en la Biblia. Los individuos son vistos y tratados por Dios de acuerdo a las acciones y decisiones de sus representantes, ya sea para ser bendecidos o maldecidos. El corazón duro del Faraón trajo juicio sobre toda la nación (Ex. 7:11). Aquellos que siguieron a Coré, Datán y Abiram tuvieron su mismo destino (Nm. 16). Cada rey impío en Judá o Israel trajo juicio sobre toda la nación. Ej: No llovió en Israel por causa de la maldad de Acab (1 R. 17s).

En el sentido positivo, las acciones  y decisiones de los buenos reyes causaron bendiciones a toda la nación.  Ej: la nación fue librada de los asirios gracias a que el rey Ezequías buscó a Dios (2 R. 19).

La más grande ilustración del principio de representación es la expiación sustitutiva y vicaria de Cristo (1 Co. 15:3-4). Somos salvos gracias a las acciones y decisiones de Jesucristo, nuestro representante. El es nuestro mediador, abogado, y Gran Sumo Sacerdote (1 Ti. 2:5; 1 Juan 2:1; He. 2:17). Tanto la expiación y la justificación, al igual que el pecado original, están fundamentados en el principio de representación, y esto nos lleva al concepto de imputación, el cual desarrollaremos en una próxima entrega. <>

Haití: escombros, caos y lluvias torrenciales

30 May

Haití: escombros, caos y lluvias torrenciales
María Candela
ABC
29/5/2010

El país caribeño sigue sumido en el caos cuatro meses después de que un terremoto devastara la capital, Puerto Príncipe

Yamina Naika tiene cinco años y vive con su familia en Tabarré, a las afueras de Puerto Príncipe, en un campamento que da cobijo a mil setenta personas. En este espacio, creado bajo el impulso de los padres paúles y de la ONG española Mensajeros de la Paz, se han inaugurado 50 barracones de madera que servirán de hogar a decenas de familias haitianas. A las más numerosas de la zona. El resto tendrán que conformarse con las mismas chabolas en las que vivían antes de que un seísmo de 7 grados en la escala de Richter devastara su isla el pasado 12 de enero. Pero en las que ahora tienen agua y comida.

Un niño porta un cartel en el que se lee: «No a unas elecciones con René Preval». AP

Han pasado más de cuatro meses desde que el terremoto golpeara a Haití y con especial saña a su capital, Puerto Príncipe. Las cifras de este pequeño país caribeño son muy reveladoras. Diez millones de habitantes, la mitad de ellos en Puerto Príncipe. Un 80% de la población bajo el umbral de la pobreza. Una esperanza media de vida de 59 años. Altos índices de analfabetismo. Un país formado en sus orígenes por esclavos traídos del África subsahariana. Un permanente Estado fallido y el último puesto del hemisferio americano en el Índice de Desarrollo Humano elaborado por Naciones Unidas.

A estos números terribles, hay que añadir desde el pasado enero, 200.000 muertos, 500.000 niños huérfanos, 1.600.000 personas sin hogar y tres millones de damnificados. El Palacio Nacional y la Catedral Católica de Notre Dame se derrumbaron con el seísmo. Como un símbolo de que ambos poderes habían sido duramente golpeados. El arzobispo, Joseph Serge Miot, fue encontrado muerto entre los escombros. El presidente, René Préval, huyó al país vecino, República Dominicana. La catástrofe era superior a sus fuerzas.

Una capital llena de refugiados

Decenas de campamentos de refugiados se esparcen a las afueras de Puerto Príncipe. Grandes carpas de lona azul dan cobijo a los supervivientes de la catástrofe. Allí tienen techo y comida. Por todas partes se ven todoterrenos de la ONU, cascos azules y soldados norteamericanos. Los haitianos, sentados en la calle, miran. Parecen espectadores de una película. Una de terror. Resulta sorprendente que asistan a ella como espectadores pasivos y no como lo que en realidad son, protagonistas.

El lugar más afectado por el seísmo fue la zona baja de la capital y, en especial, el centro. La pobre calidad de las edificaciones hizo que la mayoría se vinieran abajo. Desde enero, nadie se ha molestado en retirar los escombros. Se desconoce la cifra de cadáveres que puedan continuar allí. La basura se esparce junto a las aceras. Charcos de agua estancada completan la escena. En todo el recorrido por la ciudad, esta periodista sólo ha visto una máquina quita-escombros. Pero eso no interrumpe la cotidianidad de los días.

Niños vestidos de uniforme regresan de la escuela. Un hombre se lava los antebrazos en un charco. Los jóvenes conversan tumbados sobre sus motocicletas. Entre la basura y los edificios derruidos han establecido pequeños puestos. Venden comida, ropa o productos de higiene. Muchos de ellos se han aprovisionado a costa del saqueo. El tráfico es caótico. Un desagradable hedor lo impregna todo. Del suelo se levanta una polvareda. Las paredes que continuaron en pie tras el seísmo albergan pintadas que dicen “Abajo Préval”, “Viva Aristid” u “Obama, we need a change”.

Cerca del Palacio Presidencial se encuentra el Hospital Universitario de Estado de Haití. Es uno de los cinco hospitales de Puerto Príncipe. Cinco hospitales para cinco millones de personas. Ya no quedan pacientes del terremoto. Sí médicos extranjeros que viajan allí en su temporada de vacaciones para prestar un poco de su ayuda. Los enfermos se agrupan entre el edificio de urgencias y unas carpas instaladas en el jardín. No hay camas en el pabellón central. Tienen miedo de que se derrumbe.

Sin solución a corto y medio plazo

En una de las salas de este edificio, el director y la administradora se reúnen con un grupo de cooperantes mexicanos. El director sonríe paciente. En los últimos meses ha vivido esta escena repetidas veces. Llegan los cooperantes extranjeros con la mejor de sus intenciones. Ofrecen su ayuda, pero pocas veces llega a ser efectiva. Hablan diferentes idiomas. En dos planos paralelos que no se encuentra. Los voluntarios explican que necesitan una lista detallada de las necesidades que tiene el hospital para poder presentarla a su fundación. El director les replica: “¿Necesidades? No me preguntes que necesito, dime qué me puedes dar”.

Los cooperantes y diplomáticos extranjeros no esconden su preocupación. No ven solución posible ni a corto ni a medio plazo. No, como indica el embajador de España en Haití, Juan Fernández Trigo, mientras falte un liderazgo político fuerte. Aunque la ayuda internacional es abundante, “hay cosas que los extranjeros no podemos hacer”, explica.

Haití se enfrenta ahora a tres meses de lluvias torrenciales, que en 2008 trajeron consigo cuatro huracanes. Nadie se quiere marchar de Puerto Príncipe. Allí está la comida. Y se da la cuestión de la propiedad. Hay haitianos que sólo tienen un par de metros cuadrados de lo que antes era una vivienda, pero son suyos. Las lluvias arrastrarán consigo de nuevo a miles de muertos. Las previsiones rondan los 30.000 o 40.000. Suena apocalíptico, pero es que Haití es el fin del mundo.

Haitianos aceptan a Cristo tres meses después del terremoto

11 Abr

Haitianos aceptan a Cristo tres meses después del terremoto

By Mission Network News
Friday, April 09, 2010

Han pasado tres meses desde que el devastador terremoto sacudió a Haití. Si bien es cierto que abundan las necesidades físicas, el fundador de OneHope (Una Esperanza), Bob Hoskins, señala que las iglesias están observando un cambio: “Las iglesias y los cristianos, según creo, por primera vez en masa, están viendo el poder de las tinieblas del cual han sido liberados.

Entonces, vemos un punto de giro del vuduísmo hacia Cristo”. Hoskins comparte que OneHope está usando sus Libros de Esperanza, la armonía de los evangelios y evangelismo a través de su película animada en 3D: “Estamos proyectando El Dios-Hombre noche tras noche en las ciudades de refugio a literalmente decenas de miles, no sólo de niños, sino de adultos que no tienen nada qué hacer, así que vienen”.

Aunque este ministerio ha sido efectivo, Hoskins indica que OneHope está enviando equipos de fútbol de alrededor del mundo este verano para realizar ministerio, aprovechando el Mundial: “Haremos campamentos de fútbol para niños haitianos, dándoles el Libro de Esperanza, mostrándoles la película El Dios-Hombre y llevándoles gozo verdadero a sus vidas”.

El líder vudú haitiano promete “guerra” contra los evangélicos

4 Mar

18:46 01/03/2010

Gospel News Venezuela
Persecuciones/ Haití. AFP – El líder supremo vudú en Haití advirtió el miércoles que librará una “guerra”, tras el ataque de cristianos evangélicos contra una ceremonia organizada por su religión en honor a los que murieron en el terremoto del 12 de enero.
“Será una guerra. Una guerra abierta”, dijo el líder religioso Max Beauvoir, consultado por la AFP en su hogar, donde también está el templo que dirige, a las afueras de la capital. “Me parece desafortunado que en un momento en el que todos están sufriendo ellos entren en guerra. Pero si es lo que quieren, lo tendrán”.
Según la policía, un pastor hizo un llamamiento el martes a atacar la ceremonia religiosa y la multitud la emprendió a pedradas contra los participantes.
Beauvoir, por su parte, denunció que cientos de evangélicos protestantes, junto a otras personas contratadas, atacaron a fieles vudú que celebraban una ceremonia en Cité Soleil, una popular barriada de Puerto Príncipe.
Rosemond Aristide, inspector policial en Cité Soleil, dijo que habló con el pastor tras el incidente y el religioso aceptó permitir ceremonias vudú. Pero no dio detalles de por qué no hubo arrestos.
A falta de datos estadísticos oficiales, se cree que cerca de la mitad de los nueve millones de haitianos practican el vudú de alguna forma, aunque en su mayoría también siguen los preceptos de otras religiones a la vez.
Gospel News Venezuela Somos la Agencia de Noticias Cristianas de Venezuela