Archivo | Economía RSS feed for this section

Se busca culpable de la crisis

5 Feb

Se busca culpable de la crisis

04.02.09 | 15:30. 

 

(PD).- Da pavor. Terroríficas son las cifras del paro y las perspectivas, para meter la cabeza bajo tierra. Pero todavía peores son las explicaciones de ZP y de su ministro Sebastián sobre las ayudas al sistema financiero y las amenazas a los bancos. Hay que temerse lo peor. Con un panorama de endeudamiento, paro y crisis, muchos son los analistas que hablan ya de la “argentinización” de la economía española. ¿Está a la vista la nacionalización de la banca? ¿Veremos un nuevo Rumasa?

Una vez desaparecido Bush del panorama internacional, el Gobierno y sus papagayos mediáticos buscan culpables a la crisis económica desesperadamente. La noche, la lluvia, la playa… cualquier cosa es válida para justificar a un Gobierno que por definición es responsable de la gestión. Y ya han encontrado uno: los bancos.

Al día siguiente de la reunión de los principales banqueros con el presidente del Gobierno en Moncloa, en la que Zapatero les pidió apoyo para hacer fluir el crédito a familias y empresas, el ministro de Industria no tuvo mejor idea que arremeter contra la banca a cuenta de las demoledoras cifras del paro. Miguel Sebastián, aseguró hoy que el dato del paro es “muy malo, muy duro”, al tiempo que afirmó que los bancos “son los principales culpables de esta crisis” y destacó que al Gobierno “se le está acabando la paciencia” con las entidades ante la restricción del crédit

Y tan mal ha sentado a los grandes de la banca en España la acusación de Miguel Sebastián -que ha ejercido de poli malo de Zapatero-, que Pepiño Blanco ha tenido que salir a apagar el fuego asegurando que es “deber y obligación” del Gobierno tener una “paciencia ilimitada” con los bancos para “tratar de convencer a todo el mundo de que es necesario caminar unidos en la misma dirección con el objetivo de dinamizar nuestra economía, apoyar a las pymes y salvar puestos de trabajo”.

Pero Sebastián ha había hablado. El Ministro de Industria, Comercio y Turismo asomó la patita- o la pataza- y señaló a los bancos como “los principales culpables de la crisis”. Y añadió de mala manera que al Gobierno «se le está acabando la paciencia».

¿Y qué va a hacer el Gobierno cuando se le agote del todo la paciencia? ¿Qué medidas va a tomar? Suena terrible. Con la deriva proteccionista e intervencionista del Gobierno socialista es para temer lo peor.

Ya son ya muchos los analistas serios y documentados que están avisando de la argentinización de la economía española. El Consejo de Ministros puede mañana mismo sacar un norma que limite los beneficios de la banca o, incluso, decretar la nacionalización de parte del sistema financiero. Medidas populistas que son fáciles de vender pero que no solucionan nada. O sea, más endeudamiento, lo que es igual a más paro y ahondamiento en la crisis.

Anuncios

LEY DE LA TENDENCIA DE LA TASA DECRECIENTE DE LA GANANCIA

30 Nov

LEY DE LA TENDENCIA DE LA TASA DECRECIENTE DE LA GANANCIA

Posted: 29 Nov 2008 05:46 PM CST | Andercismo

El modo de producción y consumo en el cual estamos insertos sufre una crisis financiera, entender en este contexto algunas teorías como la del salario, el beneficio, el problema del trabajo, y la de la tasa decreciente son pilares fundamentales para poder llegar a comprender lo que es una de las crisis cíclicas mas importantes del capitalismo. La siguiente reseña esta diseñada a partir de los apuntes que tome como alumno de la materia de Economía II cátedra Pablo Rieznik con el profesor Claudio Katz (Profesor UBA e Investigador del CONICET. Economista, Investigador, Profesor. Miembro del EDI – Economistas de Izquierda) de la carrera de Sociología de la Universidad de Buenos Aires. A quien por supuesto libero de las propias interpretaciones que puedo realizar.

CRISIS ECONÓMICAS POR OFERTA

Plantea que las crisis económicas no se dan por una dificultad en la realización de las mercancía, es decir en la compra, sino por un obstáculo en la oferta, limitada por la tasa de beneficio, es decir el sistema esta periódicamente afectado por una caída de la tasa de ganancia, la cual seria la causante de las crisis cíclicas del modo de producción capitalista.

CLASICOS

La caída de la tasa de ganancia es el principal síntoma de la crisis en un sistema económico que gira en torno del beneficio cómo es el capitalismo. La descripción coyuntural de esta variable no es difícil, pero la interpretación de la declinación porcentual de la tasa de ganancia en el largo plazo es uno de los problemas más controvertidos de la economía política.

Los fundadores de esta disciplina compartían una percepción pesimista sobre la  tendencia del beneficio. Adam Smith atribuía el decrecimiento de la rentabilidad a la intensificación de la competencia y Ricardo al agotamiento de la tierra fértil, por su efecto en el encarecimiento de los alimentos y los salarios. La ortodoxia neoclásica extrapoló esta teoría a la industria y postuló la existencia de un rendimiento decreciente del capital, resultante de la escasez de este recurso.

NEOCLASICOS

La teoría neoclásica admite la existencia de rendimientos decrecientes en la tasa de ganancia frente al mismo nivel de inversión, debido a que los recursos son escasos y limitados. Los recursos se agotan o su rendimiento es cada vez menor, lo cual provoca una caída de la tasa de beneficio.

La critica a esta propuesta se basa en la misma lógica que propugna el modelo neoclásico, es decir mientras haya aumento la inversión ¿Por qué tendría que haber una disminución de la rentabilidad?

HETERODOXOS

Enmarcadas dentro de la teoría de la sobreacumulación, plantean que la caída de la tasa de ganancia es una característica permanente del capitalismo maduro debido al crecimiento alcanzado por la composición orgánica. Pero este diagnóstico omite de hecho el papel jugado por las fuerzas contrarrestantes, que al moderar la declinación de la tasa de beneficio impiden la desembocadura de la acumulación en un punto de asfixia por la simple insuficiencia del plusvalor generado para valorizar el capital.

Propugnan algunos de los siguientes postulados:

Las personas tienen aversión al riesgo, lo cual incentiva el ahorro, lo que provoca una hiperconcentracion del capital en el sector financiero, por lo que disminuye la inversión en producción. Postulado psicologicista que atribuye al temor de los sujetos la falta de inversión. El capital esta pero no quiere cumplir con su función porque el capitalista no quiere arriesgar, y es el Estado quien debe incentivar la inversion y generar confianza en el mercado.

Keynes situó la causa de la contracción del beneficio en la especulación financiera y Schumpeter en el desaliento de la innovación, generado por la burocratización de las sociedades contemporáneas

Otra importante fuente de crecimiento es el cambio tecnológico, es decir la invención o descubrimientos de nuevos insumos, nuevas estrategias  y métodos de producción. En este aspecto la rentabilidad disminuye debido a hecho de que hay poco cambio tecnológico, es decir a una disminución del espíritu innovador. Las medidas propuestas en este punto son la de evitar los monopolios, debilitar las corporaciones e incentivar el desarrollo de las pymes.

La principal conclusión de los críticos de la ley es que la tasa de ganancia no cae por efecto de una contradicción interna de la acumulación, sino por otra razón que frecuentemente sitúan en el comportamiento ascendente de los salarios. Esta concepción es conocida como la teoría del estrangulamiento de la ganancia por la presión salarial. Plantea que cuándo las condiciones del mercado de trabajo (bajo desempleo, ciclo ascendente) o las relaciones de fuerza (gran organización sindical, alta conciencia política) favorecen las demandas de los trabajadores, crece la participación de los salarios en el ingreso en desmedro de la ganancia y cuándo se revierte esta situación se recompone el beneficio. Este enfoque -que atribuye una gran influencia a la distribución del ingreso en el comportamiento general de la economía- supone que los niveles del salario y de la ganancia se establecen en una pugna político-social por la repartición de la torta. Como medidas propone el debilitamiento de los sindicatos o los pactos sociales.

MARXISTAS

Ley de la tendencia de la tasa decreciente

Por un lado, el trabajo humano es la única fuente del valor y de la valorización del capital, o sea, del plusvalor. Pero, por otro lado, el proceso de acumulación discurre en una fatal dinámica determinada por la tendencia objetiva -independiente de la voluntad de los capitalistas- a desplazar a la mano de obra por la máquina. Así, según avanza el proceso de acumulación a través de los sucesivos períodos de rotación, el aumento de la inversión de capital adicional en medios de producción, es decir en la parte constante del incremento, va siendo progresivamente mayor que la parte de ese aumento invertida en fuerza de trabajo, en salarios, en capital variable. Aumenta la relación Cc/Cv que Marx llama composición orgánica del capital (C.O.C.), expresión del creciente dominio económico del capital sobre el trabajo; pero Cc/Cv es, según vimos, la correspondencia en términos de valor de MP/FT, que expresa el grado de desarrollo de la fuerza productiva del trabajo.
Ahora bien, esta tendencia del capital al incesante progreso de la fuerza productiva del trabajo social y al correspondiente incremento en la C.O.C. que determina férreamente el comportamiento de todos los burgueses, hace que en cada periodo de rotación del capital, en cada ciclo de acumulación, disminuya también la relación entre la masa de plusvalor Pl obtenido y el conjunto del capital invertido Cc+Cv, es decir, la tasa general de ganancia, al ritmo en que el trabajo vivo es reemplazado por la maquinaria. En las conocidas fórmulas de Marx:

Tasa de ganancia
G=
      Pl      
Cc+Cv

De acuerdo con esta fórmula , para que se cumpla la tendencia decreciente de la tasa de ganancia G, postulada por Marx, el crecimiento progresivo de la masa de plusvalor Pl tiene que ser necesariamente menor que el aumento en la C.O.C.

Medidas que pueden contrarrestar a ley de la tendencia de la tasa decreciente

Marx puntualizó al mismo tiempo la existencia de seis fuerzas compensatorias de este proceso. El aumento del grado de explotación (plusvalía absoluta obtenida a través de la intensificación o prolongación de la jornada de trabajo), la reducción del salario por debajo de su valor, el abaratamiento del capital constante (derivado de la depreciación del capital existente), la superpoblación relativa (abundancia del trabajo asalariado disponible para incrementar la explotación o reducir el salario), el comercio exterior (favorable a los países desarrollados mediante el abaratamiento de las materias primas y los bienes de consumo de los asalariados) y el aumento del capital por acciones (cuyos dividendos permiten ganancias extraordinarias).  Marx destacó, además, que el incremento de la capacidad productiva, del volúmen de las ventas y de la masa total de ganancias contrarrestan, pero no revierten la caída de la tasa de beneficio.

Aumento de la tasa de explotación:

Plusvalor o Plusvalía, de acuerdo con el marxismo, es la diferencia entre el valor de remuneracion de la fuerza de trabajo del trabajador y el valor generado por esta fuerza de trabajo. En el capitalismo este excedente es apropiado por el capitalista y forma la base de la acumulación capitalista.

Tasa y masa del plusvalor 

La masa de plusvalor es la cantidad de trabajo excedente producida por la fuerza de trabajo. Se mide por tiempo. Por ejemplo, si la jornada laboral es de 8 horas y en 4 horas el obrero reproduce el valor de su fuerza de trabajo, la masa de plusvalor que se le extrae es de 4 horas. La tasa de plusvalor o tasa de explotación se define como el cociente entre la masa de plusvalor y el valor de reproducción de la fuerza de trabajo. La tasa muestra de este modo el grado de explotación al cual está sometida la fuerza de trabajo. Siguiendo el ejemplo anterior, 4 horas de plustrabajo / 4 horas de trabajo necesario dan una tasa de explotación del 100%.

El plusvalor absoluto y el plusvalor relativo son las dos formas que posee el capitalista de aumentar el grado de explotación. El plusvalor absoluto consiste en aumentar la masa de plusvalor mediante el alargamiento de la jornada de trabajo. El plusvalor relativo consiste en aumentar la masa de plusvalor disminuyendo el valor de la fuerza de trabajo. Esto último se consigue mediante el aumento de la fuerza productiva del trabajo. Cuando la fuerza productiva del trabajo aumenta y la jornada laboral se mantiene constante, el tiempo en que el obrero trabaja para reproducir su fuerza de trabajo se reduce, y la masa de plustrabajo aumenta.

Reduccion del salario
Abaratamiento de los elementos del capital constante
Comercio exterior

Al exponer las contradicciones internas de la ley, Marx señaló que el decrecimiento porcentual de la tasa de beneficio genera una superproducción de capital que desemboca en la crisis. Pero sólo indicó esta conexión en términos muy generales. Posteriormente los autores clásicos de principios del siglo XX descartaron la caída de la tasa de ganancia cómo elemento central del análisis de la crisis. Rechazaron esta interpretación (Luxemburgo) o la ignoraron (Lenin, Kaustky, Hilferding, Bujarin, Trotsky) porque se inclinaban en favor de las teorías desproporcionalistas o subconsumistas de la crisis. Recién en los años 30 y en la polémica contra este último enfoque comenzó a desarrollarse una concepción de la crisis directamente basada en la ley de Marx.

Particularmente Grossman plantéo que la creciente necesidad de plusvalía para preservar la rentabilidad torna en un punto imposible la continuidad de la reproducción. Postuló una teoría de la sobreacumulación destacando -que traspasado el umbral de ciertos ciclos de acumulación- la depresión se torna inevitable e incontrolable, porque el aumento de la composición orgánica del capital contrae la tasa de plusvalía requerida para valorizar el capital. Posteriormente otros autores extremaron este enfoque y propusieron estudiar la crisis, considerando la declinación de la tasa de beneficio cómo un proceso exclusivamente localizado en la esfera productiva y cuyo análisis puede prescindir por completo del mercado.

LINKS Y FUENTES RELACIONADOS

Casi el 20% de los españoles, por debajo del umbral de pobreza

28 Nov

Casi el 20% de los españoles, por debajo del umbral de pobreza

28.11.08 | 12:55.

 

(PD).-El 19,7 de la población española se encuentra por debajo del umbral de pobreza relativa, según se desprende de la Encuesta de Condiciones de Vida 2007 que publicó hoy el Instituto Nacional de Estadística.

Por edades, la tasa de pobreza de las personas entre 16 y 64 años es de 16,8 por ciento, sin el valor del alquiler imputado, mientras que para los mayores de 65 años alcanza el 28,5 por ciento. Este colectivo se aproxima a la tasa media si se considera el alquiler imputado (su tasa pasa al 15,6 frente a una media del 15,2).

Por otra parte, el informe indica que el ingreso monetario medio neto anual por hogar asciende a 24.525 euros, lo que supone un incremento del 4,6 por ciento con respecto a 2006. Si se incluye el ingreso no monetario proveniente de la valoración del uso que hace el hogar de su vivienda, cuando ésta es de su propiedad o la tiene cedida gratuitamente, el ingreso medio asciende a 29.367 euros, un 5,5 por ciento más que el año anterior.

Además, constata que la renta media por hogar es más baja cuando la persona de referencia es una mujer. Así, el ingreso medio por hogar, sin considerar el valor de la vivienda, es de 22.084 cuando la persona de referencia es una mujer, y de 25.969 euros cuando es un hombre. Por edad, la menor renta corresponde a los hogares cuya persona de referencia tiene 65 o más años.

Obama y la economía

28 Nov
Viernes 28 de noviembre de 2008

Obama y la economía

Un camino complicado le espera a la gestión económica de Barack Obama.

Buena parte del respaldo a la campaña de Barack Obama, así como muchos de sus asesores económicos, provienen de las instituciones financieras que se están beneficiando del plan de rescate del gobierno de George W. Bush. Por Noam Chomsky.

Noam Chomsky
Lingüista, pensador estadounidense

La palabra que brotó inmediatamente de cada lengua tras las elecciones presidenciales en Estados Unidos fue “histórica”. Y con toda razón. Una familia negra en la Casa Blanca es realmente un evento histórico.

Hubo algunas sorpresas. Una fue que la elección no estaba concluida luego de la Convención Demócrata. Los indicadores habituales señalan que el partido opositor debería barrer durante una grave crisis económica, tras ocho años de una política desastrosa en todos los frentes, incluido el peor récord en materia del crecimiento de empleos de cualquier presidente de la posguerra y de una rara declinación en la riqueza promedio.

Eso, con un presidente tan impopular que su propio partido tuvo que desligarse de él, acompañado de un dramático colapso en la posición de Estados Unidos en la opinión publica mundial.

Como muchos estudios muestran, ambos partidos se hallan bien a la derecha de la población en tópicos importantes, tanto nacionales como internacionales. Tal vez ningún partido refleja a la opinión publica en una época en que 80 por ciento de los estadounidenses piensan que el país enfila en la dirección equivocada, y que el gobierno está administrado por “algunos grandes intereses que sólo piensan en sí mismos”, no en el pueblo. En tanto, un asombroso 94 por ciento cuestiona que el gobierno desdeñe a la opinión publica.

Podría argüirse que ningún partido que hable en defensa del pueblo resulta viable en una sociedad administrada por el mundo de los negocios con tal desusada amplitud. En un nivel muy general, la falta de representación del pueblo es ilustrada por el éxito de la “teoría de las inversiones” en la política, elaborada por el economista político Thomas Ferguson. Según Ferguson, la política tiende a reflejar los deseos de poderosos bloques económicos que invierten dinero cada cuatro años para controlar el Estado.

En cierto sentido, la elección siguió pautas familiares. La campaña de John McCain fue lo bastante honesta como para anunciar con claridad que la elección no discutiría tópicos. En cuanto a Barack Obama, su mensaje de “esperanza” y de “cambio” ofreció un pizarrón en blanco en el cual sus simpatizantes podían escribir sus deseos. Uno puede encontrar sitios en Internet donde cada partido expresa su opinión sobre diferentes temas. Pero la correlación de esas opiniones con la política a seguir no es espectacular. Y de todas maneras, lo que ingresa en las opciones de los votantes es lo que la campaña de cada candidato destaca, tal como saben muy bien los administradores de un partido.

Y fue allí donde la campaña de Obama impresionó a la industria de las relaciones públicas, que lo designaron “el experto en mercadeo más importante de 2008”, derrotando con facilidad a Apple.

La primera tarea de la industria es asegurarse que los clientes carentes de información hagan selecciones irracionales, socavando de esa manera las teorías de mercado que proponen exactamente lo opuesto. Y los expertos en relaciones públicas reconocen los beneficios de socavar la democracia de la misma manera.

La organización “The Center for Responsive Politics” dice que una vez más, las elecciones fueron compradas: “Los candidatos con mejor financiamiento ganaron nueve de 10 elecciones, y todos, excepto algunos escasos miembros del Congreso, retornarán a Washington”.

Antes de las convenciones, los candidatos viables con mayor financiamiento de instituciones financieras eran Obama y McCain, cada uno con 36 por ciento. Los resultados preliminares indican que al final, las contribuciones a la campaña de Obama, por industria, se concentraron en las firmas de abogados, además de instituciones financieras. La teoría de inversiones en la política sugiere algunas conclusiones acerca de los principios que guían a la nueva administración.

El poder de las instituciones financieras refleja el cambio cada vez más grande de una economía de producción hacia otra de finanzas. Eso comenzó con la liberalización de las finanzas durante la década del ‘70, causa básica de los actuales azotes representados por la crisis financiera, y la recesión en la economía real (esto es, de la producción y consumo de mercancías). Las consecuencias están a la vista para la gran mayoría de los norteamericanos, cuyos salarios reales se han estancado por 30 años, en tanto sus beneficios han declinado.

Lo que viene. Dejando de lado la alta retórica sobre la esperanza y el cambio, ¿que podemos esperar de la administración de Obama?

La selección del equipo de trabajo de Obama envía una fuerte señal. La primera elección fue para vicepresidente: Joe Biden fue, entre los senadores demócratas, uno de los más vigorosos partidarios de la invasión a Irak, y un insider (persona de adentro, con acceso a información privilegiada) con mucho tiempo de actuación en Washington. Y aunque suele votar de manera coherente con sus colegas demócratas, no siempre lo hace. Por ejemplo, apoyó una medida para que resultara a los individuos más difícil borrar sus deudas tras declararse en bancarrota.

La primera elección posterior a los comicios presidenciales fue para la crucial posición de jefe de gabinete. Obama designó a Rahm Emanuel, uno de los partidarios más fuertes de la invasión a Irak entre los representantes demócratas y, como Biden, un insider de Washington durante bastante tiempo.

Emanuel es también uno de los más grandes receptores de las contribuciones de campaña de Wall Street, informó el Center for Responsive Politics. Durante 2008, “fue el principal destinatario” entre los representantes “de los ejecutivos de fondos de riesgo” y de las “principales firmas de seguros y de inversiones de la industria”.

La tarea de Emanuel es ver cómo encara Obama la peor crisis financiera desde la década del ‘30, por la cual sus donantes y los de Obama comparten una amplia responsabilidad.

En una entrevista con The Wall Street Journal, le preguntaron a Emanuel qué haría el gobierno de Obama respecto al “liderazgo demócrata en el Congreso”, cuyos “barones del ala izquierda tienen su propia agenda”. Eso incluye, por ejemplo, rebajar drásticamente los gastos militares (algo en que coincide la mayoría de la población) e imponer “fuertes impuestos a la energía, a fin de combatir el calentamiento global”.

“Barack Obama puede enfrentarse a ellos”, aseguro Emanuel al Wall Street Journal. La administración será “pragmática”, y rechazará los intentos de los extremistas de izquierda.

El equipo de transición de Obama está encabezado por John Podestá, secretario del gabinete de Bill Clinton. Otros dos veteranos de Clinton, Robert Rubin y Lawrence Summers, figuran entre las figuras principales en su equipo económico. Tanto Rubin como Summers respaldaron de forma entusiasta la desregulación, un importante factor en la actual crisis financiera.

Como secretario del Tesoro con Clinton, Rubin trabajó de manera denodada para abolir la ley Glass-Steagall, que había separado a los bancos comerciales de las instituciones financieras que incurrían en graves riesgos.

El economista Tim Canova escribe que Rubin tenía “un interés personal en la eliminación de la ley Glass-Steagall”.

Tras dejar su posición como secretario del Tesoro, Rubin se convirtió en “presidente de la junta directiva de Citigroup, un conglomerado de servicios financieros que estaba enfrentando la posibilidad de tener que vender su subsidiaria de seguros”. En cuanto al gobierno de Clinton, “nunca presentó cargos contra él por sus obvias violaciones a la ética”.

Rubin fue reemplazado como secretario del Tesoro por Summers, quien propuso la ley que prohibió la regulación federal de los derivativos, las “armas de destrucción masiva” (como las llama Warren Buffett) que ayudaron a sumergir en el desastre a los mercados financieros.

Summers figura como “uno de los villanos principales en la actual crisis económica”, según Dean Baker, uno de los escasos economistas que advirtieron sobre la inminente crisis. Poner la política financiera en las manos de Rubin y Summers, señala Baker, es “como recurrir a Osama Bin Laden para que ayude en la lucha antiterrorista”.

Ahora Rubin y Summers proponen regulaciones para ayudar a limpiar el caos que ayudaron a crear.

La prensa de negocios examinó los récords del equipo de transición de Obama, que se reunió el 7 de noviembre para determinar cómo manejarse con la crisis financiera. En Bloomberg News, Jonathan Weil concluyó que “muchos de ellos deberían estar recibiendo citaciones como testigos materiales” por la catástrofe financiera, en lugar de “figurar como miembros del circulo íntimo de Obama”. Casi la mitad “ha tenido posiciones de importancia en empresas que, en mayor o menor grado, han falsificado sus declaraciones financieras o contribuido a la crisis económica mundial, o ambas cosas a la vez”. Es realmente plausible que “¿no confundirán los intereses de la nación con sus propios intereses corporativos?”.

Los desafíos de Obama. La preocupación principal del nuevo gobierno será detener la crisis financiera y la simultánea recesión en la economía real. Pero hay también un monstruo en el armario: el ineficaz sistema privado de cuidado de la salud, que amenaza abrumar al presupuesto federal si las actuales tendencias persisten.

Una mayoría del público ha favorecido por largo tiempo un sistema nacional de cuidado de la salud, que debería ser mucho menos caro y más eficaz, según indican las evidencias comparativas (junto con muchos estudios). En fecha tan reciente como 2004, cualquier intervención del gobierno en el sistema de atención a la salud era descripto por la prensa como “imposible a nivel político”. Eso significaba que se oponían la industria de los seguros y las corporaciones farmacéuticas.

Pero sin embargo, en 2008, primero John Edwards, luego Barack Obama y Hillary Clinton, adelantaron propuestas que se aproximan a lo que por largo tiempo ha preferido el público. Estas ideas tienen ahora “apoyo político”. ¿Que ha cambiado? No la opinión pública, que permanece con la misma opinión de antes.

Pero para 2008, sectores importantes de poder, especialmente la industria manufacturera, habían llegado a reconocer que estaban siendo gravemente afectadas por el sistema privado de atención a la salud.

Por lo tanto, la voluntad pública está comenzando a tener “apoyo político”. Hay un largo camino por recorrer, pero el cambio nos dice algo sobre la disfuncional democracia en la cual la nueva administración busca su camino.

© The New York Times Syndicate y La Voz del Interior 

TEORIA DE LOS CICLOS ECONOMICOS

24 Nov
TEORIA DE LOS CICLOS ECONOMICOS

Posted: 23 Nov 2008 02:05 PM CST

El modo de producción y consumo en el cual estamos insertos sufre una crisis financiera, entender en este contexto algunas teorías como la del salario, el beneficio, el problema del trabajo, y la de la tasa decreciente son pilares fundamentales para poder llegar a comprender lo que es una de las crisis cíclicas mas importantes del capitalismo. La siguiente reseña esta diseñada a partir de los apuntes que tome como alumno de la materia de Economía II cátedra Pablo Rieznik con el profesor Claudio Katz (Profesor UBA e Investigador del CONICET. Economista, Investigador, Profesor. Miembro del EDI – Economistas de Izquierda) de la carrera de Sociología de la Universidad de Buenos Aires. A quien por supuesto libero de las propias interpretaciones que puedo realizar.

CICLOS ECONOMICOS

En la economía mundial se han experimentado diferentes periodos de Oscilaciones (ciclos económicos), los cuales se ven representadas en una crisis o en una estabilidad económica, es así que se ha visto la necesidad de un análisis detallado del comportamiento de la alza o baja de la actividad económica.

Los ciclos económicos o fluctuaciones cíclicas de la actividad económica, pueden definirse como las oscilaciones de la expansión a la contracción de la economía, que ocurren entre crisis sucesivas. Cada ciclo económico consta de cuatro fases: Ascenso, descenso, recesión, reactivación.

El período más alto del ascenso se denomina auge. Todo ascenso culmina en un descenso. Una crisis se produce en algún momento del descenso. La recesión subsiguiente, es finalmente revertida por la reactivación. No hay una duración fija para cada fase ni para el ciclo en su conjunto, pero la investigación a largo plazo ha permitido establecer duraciones promedio para los ciclos.

El ciclo económico está basado en leyes generales que gobiernan las economías capitalistas, más que en factores políticos o institucionales específicos de países o períodos particulares; sin embargo, como explicó Joseph Schumpeter (1935), “cada fluctuación económica constituye una unidad histórica que no puede explicarse sino mediante un análisis detallado de los numerosos factores que concurren en cada caso”.

Si un individuo pudiera predecir con precisión las fases del ciclo económico se haría rico con gran facilidad. Quizá por ello un gran número de economistas han dedicado considerables esfuerzos a su estudio. El más prestigioso de todos ellos fue Schumpeter que recopiló la labor de todos sus predecesores. Schumpeter clasificó los ciclos según su duración en tres tipos, largo, medio y corto, a los que dio los nombres de los economistas que más se habían distinguido en su estudio: Kondratieff para los ciclos de 40-50 años, Juglar para los ciclos de 5-10 años y Kitchin para los de duración inferior.

MARXISTAS

Para la teoria marxista el ciclo económico es un aspecto de la crisis. El ciclo es la explicación de porque decrece la economia en el modo de producción capitalista a causa del desequiibrio.

El modo de producción capitalista es un sistema sujeto a una logica intrinseca, la de la competencia ciega por la ganancia, lo que conlleva a una sobreproduccion anarquica, a una crisis, a una desvalorización del capital.

Esto quiere decir que las crisis se manifiestan exclusivamente en las economías de mercado donde existe el intercambio. Cuando hay dificultades para el intercambio, en ese momento se manifiesta la crisis. El ejemplo más simple es cuando hay dos productores “A” y “B” : el productor “A” produce una mercancía pero no para satisfacer una necesidad sino para venderla. El productor “B” produce una mercancía también para intercambiarla . El productor “A” recibe dinero por su mercancía, pero quiere comprar otra mercancía que no es la que produjo “B”, en este momento se produce la crisis, porque el productor “B” no encuentra quién le compre o intercambie su mercancía producida. Si ampliamos el concepto de productores ”A” y “B” y los consideramos como una masa de productores en general que se desenvuelven en un sistema capitalista, podemos explicarnos el porqué de las graves consecuencias de las crisis.

Las crisis se producen porque ciertas mercancías no se venden en un momento dado en el mercado y hay sobreproducción en relación de la demanda solvente. A estas crisis se les llama de sobreproducción o subconsumo.

Sobreproducción porque en un momento determinado se produce una gran cantidad de artículos que no llegan a ser consumidos debido a que mucha gente no tiene solvencia económica; es decir, no demanda. No hay que olvidar que uno de los objetivos de los capitalistas es el incremento de sus ganancias, que se puede lograr ampliando sus ventas, por lo que una crisis resulta ser nefasta para ellos.

Existe subconsumo porque hay sobreproducción de algunos artículos, pero faltantes de otros, principalmente de bienes de consumo básico que no se producen en cantidades suficientes para satisfacer las necesidades sociales.

En el fondo la causa de las crisis está dada por la caída de la tasa de ganancia, que es una de las formas en que se manifiestan las contradicciones económicas y sociales del capitalismo.

Para aumentar sus ganancias, el capitalista necesita invertir sobre todo en capital constante que representa innovaciones tecnológicas, debido a la competencia con los demás capitalistas. Al aumentar el capital aumenta la composición orgánica del capital y disminuye la tasa de ganancia.

En síntesis, para Marx las crisis son necesarias e inevitables en el sistema capitalista y se deben a las contradicciones económicas y sociales que se van acumulando y se reflejan en la disminución de la tasa de ganancia, el desempleo y subempleo, inversiones especulativas, sobreproducción y subconsumo, etc.

En su afán de ganancias, los capitalistas procuran ampliar sin limites la producción, lanzan al mercado una cantidad de artículos cada vez mayor. Al mismo tiempo, elevan el grado de explotación de los trabajadores y reducen su nivel de vida. Ello hace que la demanda solvente de la población empiece a rezagarse de las posibilidades de producción, lo cual conduce, inevitablemente, a que surjan dificultades para realizar las mercancías producidas en las empresas capitalistas. Las mercancías no se venden, las empresas no pueden reponer sus gastos, se encuentran imposibilitadas de continuar producción.

ORTODOXOS

Los ciclos economicos, son ciclos naturales, existieron en todas las epocas historicas. Forman parte de la economia, similar a los cambios de humor, percepciones propias de la naturaleza humana. Momentos de buen animo provocan prosperidad y una mayor propensión al consumo.

Es el mercado quien regula y determina cuando empiezan y terminan las crisis de los ciclos economicos e indica cuando y como salir de estas crisis. Para quienes ademas la intervención estatal profundiza aun en mayor medida la crisis.

El mercado libre guiado por la iniciativa privada (coordinada ésta metafísicamente por “la mano invisible”), conduce a la asignación óptima de los recursos. Si por alguna falla del destino, el sistema incurre en un desequilibrio, y algunos factores quedan desocupados, o algunos precios se salían de madre, vuelve solo al equilibrio.

Uno de las claves de este sistema era la aceptación de la Ley de Say según la cual cada oferta crea su propia demanda, por lo cual no puede haber oferta excedente. Otra, que cuando un factor queda desocupado, es porque está pidiendo que le paguen más de lo que aporta con su productividad marginal. Por lo tanto, si baja sus pretensiones de ganancia o salario, va a volver a encontrar ocupación, como capital o trabajo. Esta vía de ajuste suponía, además, un sistema de precios flexible hacia el alza y hacia la baja.

HETERODOXOS

Conceptualmente los heterodoxos comparten la misma noción ortodoxas acerca de las crisis como ciclos naturales en la economía.

Las políticas económicas keynesianas son una respuesta a la gran depresión de 1930. Surgen los primeros planteos acerca de introducir una politica estable anticiclica para prevenir o amortiguar las crisis.

Según Keynes la crisis de 1929 había retraído la demanda y era necesario estimularla de alguna manera, generando una demanda adicional que tirase de la producción. Las medidas no intervencionistas de los estados capitalistas no habían logrado tal objetivo. Abogaba por tanto por una activa intervención del Estado que restableciera el equilibrio entre oferta y demanda.

Básicamente proponía lo siguiente: Desarrollar una política de inversiones estatales en obras públicas (carreteras, pantanos, etc.) que sirviese de estímulo a la iniciativa privada a través de la demanda de cemento, hierro, componentes industriales, etc. La mano de obra empleada en estas actividades aminoraría el desempleo, incrementaría la masa de consumidores y estimularía la actividad económica. Poner en circulación abundante dinero con el fin de estimular una moderada inflación. El peligro de una alta tasa de inflación sería inexistente en tanto el paro fuese elevado. Incrementar los salarios. La reducción de los salarios como medida para mantener el empleo (defendida por los economistas clásicos) fue refutada por Keynes quien aseguraba que el empleo no dependía de los salarios sino del consumo y la inversión. Una disminución de los sueldos de los trabajadores provocaría un retraimiento que deprimiría el consumo y en consecuencia, la producción. Intervenir en todos los sectores económicos, regulando la fijación de precios, salarios, mercado laboral, concediendo subvenciones a las empresas, etc.

Keynes abogó por el abandono de la ortodoxia del “laissez-faire” que había guiado el capitalismo del siglo XIX y propuso un mayor protagonismo del Estado en la vida social y económica.

Fuente:

http://www.andercismo.com

Exportaciones de plátanos siguen creciendo

16 Nov

Exportaciones de plátanos siguen creciendo

Ervin Sánchez

END – 20:05 – 04/11/2008

Las exportaciones de plátano de Nicaragua siguen escalando en importancia para la economía nacional y se considera que al finalizar el año en valores habrán llegado hasta los 3.5 millones de dólares, dirigidos principalmente a Estados Unidos, donde esta musácea tiene mucha demanda, plantea una publicación de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN).

En los tres primeros meses del corriente año, las ventas de plátanos al exterior alcanzaban un total de 3.01 millones de dólares, exportaciones realizadas con el apoyo de la Oficina de Exportación (OFEX), de APEN, la cual está capacitando intensamente en temas de calidad y comercialización a los productores de plátano de Rivas.

Hay cuatro países que son los principales suplidores de plátanos para los Estados Unidos: Colombia, Ecuador, Guatemala y Costa Rica, pero la demanda de la musácea nicaragüense va creciendo.

La demanda de plátano nicaragüense en los Estados Unidos está creciendo a un ritmo del cinco por ciento anual, por lo que ese país constituye uno de los principales mercados para la producción de este país.

De acuerdo a la gerente de la oficina de exportación de APEN, Marta Arcia, expertos de la institución están realizando una serie de talleres de capacitación con los pequeños productores de plátanos de Rivas, para seguir fortaleciendo la calidad y competitividad de la producción platanera a fin de que se conviertan en exportadores exitosos.

Según Arcia, es importante que los pequeños productores se den cuenta que juntos pueden hacer mucho y lograr volúmenes y calidad suficientes para exportar, al tiempo que en Nicaragua hay suficiente capacidad para hacer crecer más las exportaciones del país.

La gerente de la OFEX detalló que para seguir contribuyendo al desarrollo y crecimiento del sector productivo y de las pymes de Nicaragua, continuarán impartiendo talleres a productores de diversos rubros de la economía como la producción de frutas exóticas, artesanías, madera, mariscos y orgánicos.

El apoyo de la OFEX a los exportadores plataneros nicaragüenses ha sido dado con la ayuda de la Embajada de Dinamarca y de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de Dinamarca”, afirmó la señora Arcia.

La gerente de la OFEX afirmó que el plátano verde entra libre de gravamen a los Estados Unidos, lo que sumado a su calidad son dos condiciones importantes para aumentar su exportación, que pasó de 6 mil 300 manzanas en 2002, a 10 mil manzanas actualmente.

http://www.elnuevodiario.com.ni/economia/31481

Un muerto, caos y toque de queda en Colombia tras estafa millonaria

14 Nov
  Un muerto, caos y toque de queda en Colombia tras estafa millonaria
Por: Agencias en Bogotá | Mundo
Viernes 14 de Noviembre de 2008 | Hora de publicación: 00:43
 
Miles de colombianos defraudados exigen el reembolso de sus ahorros.Foto:EFE  

Un saldo de un muerto y varias ciudades colombianas en toque de queda, es el resultado de las protestas masivas provocadas por miles de ahorradores estafados por empresas denominadas “pirámides”, y a las que ahora exigen millones de pesos de sus ahorros.

Los requerimientos de los afectados que soñaron con ver crecer sus ahorros hasta 300 por ciento, aceleraron el desplome de estas “pirámides financieras” en menos de dos días.

La prensa local calcula en más de 850 millones de dólares los fondos perdidos, una buena parte perteneciente a los estratos más bajos de la población.

Entre miércoles y jueves, más de 30 empresas de ese tipo han quebrado y las autoridades han intervenido 66 sucursales de sólo una de ellas: “Proyecciones DRFE (Dinero Rápido Fácil y Efectivo)”.

SAQUEOS. Ante esta situación, miles de ahorradores estafados saquean sucursales de estas empresas y en algunos casos han desvalijado sus cajas fuertes, lo que ha generado una situación de caos en varias ciudades colombianas.

Ayer fue asesinado el defensor del pueblo de la localidad de Buesaco, en Nariño, al suroeste del país, cuando fue confundido con un empleado de DRFE, informó a la prensa el secretario de gobierno de ese departamento, Fabio Trujillo.

Se trata de Bayron Santander, un abogado de 26 años, quien murió de un disparo tras abandonar las instalaciones de una de esas empresas, donde había levantado actas e inventariado los activos.

SOSPECHA. El presidente colombiano, Álvaro Uribe, hizo pública su sospecha de que detrás de estas empresas puede haber lavado de dinero y por ello pidió a las autoridades y a la fiscalía acelerar investigaciones sobre la presunta captación masiva de dinero ilegal y enriquecimiento ilícito en algunas de estas “pirámides”.

Alaba a Tirofijo, pero critica sus plagios

Un libro escrito por el líder cubano Fidel Castro, en el que habla sobre Colombia y que circula desde ayer en La Habana y en internet, alaba al fallecido líder histórico de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Manuel Marulanda alias Tirofijo, pero critica su estrategia y reprueba los secuestros y el trato que da su grupo a los prisioneros.

“Yo discrepaba con el jefe de las FARC por el ritmo que asignaba al proceso revolucionario (…) su idea de guerra excesivamente prolongada”, explica el ex mandatario cubano en La paz en Colombia, que puede leerse en el sitio oficial http://www.cubadebate.cu
“Su concepción de crear primero un ejército de más de 30 mil hombres, desde mi punto de vista —sigue Castro—, no era correcta ni financiable para el propósito de derrotar a las fuerzas adversarias de tierra en una guerra irregular”.

No obstante admite que Tirofijo, cuyo nombre real fue Pedro Antonio Marín y fallecido en marzo pasado, “hizo cosas extraordinarias con unidades guerrilleras que, bajo su dirección personal, penetraban en la profundidad del terreno enemigo”.