Archivo | Chile RSS feed for this section

Minero cuenta su testimonio a Mundo Cristiano

29 Oct

EXCLUSIVO: Minero cuenta su testimonio a Mundo Cristiano

By Javier Bolaños
Mundo Cristiano
Thursday, October 28, 2010

Mil millones de personas vieron por televisión el milagroso rescate de 33 mineros atrapados en Chile. Pero no tantos conocieron la historia de uno de ellos que ayudó a sus compañeros a pasar de las tinieblas a la luz. Mundo Cristiano viajó a la ciudad de Talca, al sur de Santiago, y habló en exclusiva con él.

Mundo Cristiano: Sus compañeros lo llamaban “don José” y la prensa lo bautizó como “el Pastor”, ¿Cómo prefiere usted que le digan?

José Henríquez: “Don José. Yo no soy pastor ni soy guía espiritual, como me han denominado, así que me calza mejor don José. Ellos me conocieron así y así me decían”.

Mundo Cristiano: ¿Quién es José Henríquez? ¿Cómo se describiría a sí mismo?

José Henríquez: “Un hombre sencillo, humilde, y testigo ocular del Evangelio, responsable del Evangelio. En esa forma me describiría, como un hombre con gratitud, en mi corazón hacia el Señor. Lleno de gozo, de alegría, de contentamiento, porque Su Espíritu habita en nosotros. Es el Espíritu Santo que nos hace sentirnos diferentes y que habita en todos lo hijos del Señor. Eso es lo que marca la diferencia en el creer en un Dios vivo. Así me describiría”.

Mundo Cristiano: ¿Usted se considera un héroe por lo que hizo en la mina?

José Henríquez: “No, para nada, yo creo que el héroe se llama Jesucristo. Él es el único héroe que se puede mencionar. Independiente de lo que el hombre haya hecho adentro o afuera de la mina, Él es quien se merece la honra y la gloria.

Dios es el Rey de reyes el Señor de señores, ese es el norte que yo conozco y creo yo que es el norte de todo cristiano. Creo que esa es la actitud que todo cristiano debe tener hacia el Señor Jesucristo. En todo lugar, independiente de dónde estemos, esa es la actitud que debemos de tener”.

Mundo Cristiano: ¿Hace cuánto es usted cristiano? ¿Cómo y cuándo entregó su vida al Señor?

José Henríquez: “Hace treinta y tantos años atrás, a pesar de haber tenido un abuelo pastor, en la familia yo siempre escuchaba alabanzas, conocía hermanos cristianos, pero solamente era una persona “insertada” en una familia cristiana. Pero Dios trata en forma individual con cada uno.

Pude llegar al conocimiento del Señor a través de mi propio abuelo. Yo solía acompañar a mi mamá a la iglesia solamente para que no le ocurriera nada. Un día saliendo de la iglesia mi abuelo me dijo ‘usted con ese cuerpo y tan cobarde, ¿cuándo va a aceptar al Señor?’ Yo lo miré y dije dentro de mi corazón, ‘¿qué se habrá creído este viejo?’ Pero el Señor tocó mi corazón y a la semana le estaba preguntando a mi madre ‘¿qué tengo que hacer para servir al Señor?’.Yo me acababa de retirar de un conjunto folclórico donde perdí diecisiete años. Eso no llenó mi vida. Mi mamá me dijo: ‘toma tu acordeón y preséntate donde el pastor’, y así lo hice. Tomé mi acordeón y me presenté donde el pastor, pero no fue donde el pastor, fue donde el Señor.

El llenó mi vida, llenó mi corazón, fue algo muy maravilloso para mí. Estaba cargado de inmundicia, estaba cansado de la vida, lleno de cosas, y Dios libertó mi vida. Me llenó de alegría, de gozo, y me hizo ser un corista para Él.

Hoy día soy un corista para la honra y la gloria del Señor. Toco mi acordeón y mi guitarra para el Señor, ahora le canto al Amor de los amores. Él también me ha hecho ser un predicador, llevo la Palabra donde quiera que esté. Siempre le hablo a las personas, a mis compañeros, en todo lugar. Yo creo que cada persona que conoce al Señor quiere contarle al otro inmediatamente que haga lo mismo”.

Mundo Cristiano: Usted le había dicho a su familia que la mina San José en Copiapó “estaba mala”. ¿Por qué? ¿Usted presentía que algo iba a ocurrir?

José Henríquez: “Yo había visto la situación, las condiciones no estaban bien, y pudimos constatar que la mina estaba explotando, reventando, por diferentes lugares. Además el Señor tomó a una abuela mía, y ella vino en dos oportunidades a avisarle a mi madre que a mí me iba a acontecer algo muy duro. Que iba a ser muy difícil que yo pudiera escapar. Yo me fui a la mina sabiendo esto. Pero sabemos que creemos en el Dios de las cosas difíciles, en el Dios de las cosas imposibles. Yo creo que el Señor avisa las cosas porque Él ama a su pueblo, yo creo que Dios es un Dios de amor, de misericordia.

Cuando me despedí de mi hija, tuve la certeza de que algo me iba a ocurrir porque ella se esforzó demasiado por ir a despedirse de mí. Y yo supe en ese momento, que Dios iba a hacer algo conmigo. Pero me fui confiado, yo siempre cuando hago las cosas digo ‘Señor acompáñame en este viaje, acompáñame a entrar a la mina’. Los hijos de Dios, clamamos a nuestro Dios vivo, en nuestro corazón y donde quiera que estemos, Dios nos escucha. Por eso Él no tuvo contratiempo en estar con nosotros en el fondo de esa mina, porque Él es un Dios poderoso”.

Mundo Cristiano: Algo de lo que más llamó la atención en el mundo fue que a la hora de ser rescatados, la mayoría de sus compañeros dio gracias a Dios (unos se arrodillaron, señalaron al cielo, salieron con la Biblia). Suponemos que antes del accidente ellos no tenías tanta fe en Dios… ¿Qué pasó? ¿Qué los hizo tener tanta fe?

José Henríquez: “Lo que pasó es que Dios nos colocó en esa situación y cuando vimos que ya no teníamos escapatoria – nosotros buscamos todas las posibilidades de tener una puerta de escape y no la había, Dios cerró la puerta por los dos lados – no nos quedó de otra más que organizarnos y ver qué podíamos hacer humanamente.

Cuando vino la repartición de esta organización, de esta forma de hacer las cosas, ellos sabían que yo era cristiano evangélico, entonces me dijeron: ‘usted se va a hacer cargo de la oración y usted nos va a guiar en la oración’. Yo dije ‘gloria a Dios’ dentro de mi corazón porque era una oportunidad de trabajar para el Señor, sin importar la situación en que estábamos.

El Señor quiere que el hombre se humille, quiere que el hombre le busque en espíritu y en verdad y Él dice que ama al que se humilla. Esas palabras venían a mi mente y podía ver que el Señor nos conducía de tal manera que nuestra oración pudiera ser efectiva, que fuera una oración que convenciera a Dios. Yo creo que lo que Dios vio ahí fue humillación, creo que no hubo ninguno de los que estaban ahí, en la primera oración, que no se humilló a Dios. Porque todos sabíamos en la situación que estábamos”.

Mundo Cristiano: ¿Usted siente que esa oraciónprovocó una transformación espiritual en la vida de sus compañeros?

José Henríquez: “Claro, si bien es cierto no todos fueron transformados, al menos ninguno dejó de decir ‘yo creo en el Señor’. Y yo creo que la Palabra es la que transforma al hombre. Sabemos que la Palabra del Señor no tan sólo es papel y tinta sino que es Espíritu, es como una espada de dos filos.

Ahí adentro, se predicó la Palabra, se cantaron alabanzas a Dios, teníamos una especie de culto de oración. Los teníamos a las doce del día, en la tarde a las seis. Después que llegaron las palomas nos integramos a las cadenas de oración (en el exterior) porque éramos los interesados. Eso lo entendieron ellos.

Así que yo no me puedo quejar de ellos. Claro que hubo diferentes caracteres, 33 formas distintas de ver las cosas, pero un solo interés: creer en un Dios vivo que podía sacarnos de ahí. Eso fue lo que marcó la diferencia y ese Dios vivo respondió la oración”.

Mundo Cristiano: ¿Alguno de ellos hizo la oración de fe, aceptando al Señor, entregando sus vidas a Dios?

José Henríquez: “Claro, el domingo antes de que fuéramos rescatados, yo llamé a un pastor, porque yo no soy pastor. Yo me comuniqué con mi hermano en el exterior por medio de una carta y le dije, ‘trae a un pastor de tu consideración, que Dios te de testimonio de que es un verdadero pastor, para que venga a tomar la oración de aceptación’. Y así lo hizo. Alrededor de veinte dieron el sí, creyeron en el Señor.

Ahora, independiente de que tal vez nos faltaron días de estar allá, pero la Palabra dice que Dios hace crecer la semilla. Uno puede sembrar, el otro puede regar, pero Él es el que da el crecimiento. Estas personas, permita el Señor que ninguno se pierda, tal vez no los vamos a estar viendo pero la Palabra fue predicada, la Palabra fue sembrada y ahora el Señor es quien tiene la palabra. Él va a tratar con cada uno de ellos y eso es lo que esperamos.

Yo estoy gozoso de haber sido un instrumento en las manos del Señor, hacer la voluntad de Él, eso creo yo que es en lo que Dios se agrada”.

Mundo Cristiano: Mario Sepúlveda, cuando salió de la mina dijo: “Dios y el diablo me pelearon, y ganó Dios” ¿Por qué cree usted que él haya dicho eso?

José Henríquez: “El fue uno de los primeros que reconoció y cuando habían dificultades y cosas negativas el decía ‘esto nos está pasando porque nos estamos comportando de esta manera’. Yo decía ‘gracias Señor porque tú mismo estás haciendo que estas personas reconozcan su error’.

Cuando había problemas con la máquina, que se hechaba a perder el martillo, días enteros perdidos, entonces ellos decían ‘¿seremos nosotros los culpables de que esto esté pasando?’. Entonces habían diferencias de opinión entre todos. Pero ahí estaba el Señor controlando todo aquello”.

Mundo Cristiano: ¿En algún momento pensó que moriría dentro de la mina?

José Henríquez: “Sí, como hombre, humanamente, esos pensamientos vienen. Pero los hijos de Dios tenemos un espíritu diferente, que nos llena de confianza. Dice su palabra que ‘si morimos para Él morimos, y si vivimos para Él vivimos’”.

Mundo Cristiano: ¿Cuál cree usted que fue el elemento más importante que les ayudó a sobrevivir dentro de esa mina?

José Henríquez: “El Señor tomó todas las medidas, teníamos agua, teníamos oxígeno, teníamos algo de alimento. Sucedió algo maravilloso: teníamos un cajón en el que prácticamente no quedaban alimentos, era algo caótico. Pero el Señor me trajo a la mente la alimentación de aquella cantidad de personas que fueron alimentadas porque el Señor consideró que iban a regresar a sus hogares e iban a desfallecer por el camino. Así que oramos por los alimentos, ungimos ese cajón, y el cajón no mermó de tener bendiciones, hasta que comenzaron a enviarnos alimentos por las sondas. No se acababa la comida, incluso sobraron cosas.

Creo yo que lo más importante de todo esto esta en la Palabra del Señor, en el haber creído. Por eso yo le digo al mundo entero que el Señor quiere que crean en Él, que crean en Su Palabra”.

Mundo Cristiano: ¿Usted piensa volver a trabajar en minería? ¿Por qué?

José Henríquez: “Claro, humanamente, yo, si no tengo otra forma de vivir, yo voy a tener que seguir porque soy de familia de mineros y esa es mi profesión. Pero si el Señor me abre otra forma, otro medio de sobrevivir, yo lo consideraría porque vi sufrir mucho a mi familia, a mi esposa, y no los quiero ver así otra vez”.

Mundo Cristiano: ¿Usted ha sentido el llamado de parte de Dios a convertirse en una especie de evangelista después de todo esto?

José Henríquez: “No, yo he cumplido un rol nada más. Yo no he sentido el llamado a convertirme en un evangelista, para nada. La gente me llamó “guía espiritual” o “el pastor”… para nada!

Yo sé lo que sufre un pastor. Yo viví muchos años mirando a mi abuelo, sufriendo por llevar la Palabra, el Evangelio, viviendo en situaciones precarias. Un hombre que realmente sufrió por llevar el Evangelio a lugares inhóspitos. Si usted me pregunta si quiero ser pastor yo le digo que no, porque uno ve de cerca el sufrimiento de los verdaderos pastores. Hoy día vivimos tiempos de comodidades y no como aquellos pastores que caminaban durante días para llegar a un lugar y llevar la Palabra. Estoy hablando de hombres realmente comprometidos con la obra del Señor.

Anuncios

Mineros Chilenos atrapados y Rescatados – Un mensaje Cristiano

15 Oct

Mineros Chilenos atrapados y Rescatados – Un mensaje Cristiano

  • “Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados.” Colosenses 1:13-14 (NVI)

Y finalmente los mineros fueron rescatados. El 5 de agosto la mina de San José, en Copiapó en Chile se derrumbó. 662 metros bajo la superficie había treinta y tres mineros. Tras el derrumbe todos suponían lo peor. Doce días después, mientras se estaban haciendo las primeras perforaciones buscando los cadáveres, encontraron señales de vida. Milagrosamente los 33 mineros se habían refugiado en el taller, una zona de resguardo y seguridad. Eso les salvó la vida. Desde entonces comenzaron los trabajos de rescate. Perforación de la dura roca con metodología de la NASA, mientras la asistencia médica, psicológica y humanitaria trataba de mantener a los mineros controlados y estables.

    Más de 70 días vivieron en la cueva, sin contacto con el sol. Perdieron la orientación del día y de la noche, la noción del tiempo, perdieron la conciencia de la realidad, los ojos se acostumbraron a la penumbra, los ritmos del cuerpo se adaptaron a esa situación de rigor, la convivencia era áspera, se cambiaron los códigos de conducta, se aceptaron acciones que en la superficie eran impensables. Y sobrevivieron. Por eso tomaron tantos cuidados al rescatarlos de a uno. La principal preocupación era que la subida de más de 60 minutos no sea traumática y que el efecto de la luz no impacte negativamente.

    El cambio fue absoluto. Pasaron de la oscuridad y humedad de la mina a la frescura, luminosidad y amplitud de la planicie. El reencuentro con las familias, los amigos, las cámaras de televisión, regresaron a la realidad. Solo quien sale de la oscuridad más absoluta puede disfrutar con plenitud de las ventajas de la luz.

    Es el mismo beneficio que nos dio Jesucristo cuando nos salvó. Vivíamos con la consigna del diablo, en su reino de oscuridad y habíamos perdido la conciencia. Y con su muerte en la cruz, Cristo nos rescató del hoyo donde vivíamos pensando que estábamos bien. Nos cambió la realidad, nos abrió la visión a una realidad luminosa y espiritual. Le volvió a dar sentido a la vida y nos liberó.

    ¡Glorioso Salvador que hizo un milagro más impresionante, poderoso y glorioso que rescatar a 33 mineros del desierto de Copiapó! Te rescató a vos.

    REFLEXIÓN — Jesucristo te cambia el hábitat.

    Un gran abrazo y bendiciones

    Dany

    El mundo atestigua la fe de los mineros

    13 Oct

    El mundo atestigua la fe de los mineros

    By Mundo Cristiano
    Wednesday, October 13, 2010

    El inédito rescate de 33 mineros atrapados por más de dos meses a 700 metros bajo tierra prosigue con éxito y fluidez, a medida que uno a uno van emergiendo desde el interior de un túnel los hombres que recuperan su libertad y se aprestan a ver nuevamente el sol.

    Uno de los detalles más notables y destacados por la prensa mundial ha sido la fe en Dios que han mostrado la mayoría de los mineros. Todos coinciden en señalar que eso los mantuvo sanos y salvos durante los setenta días que permanecieron en las entrañas de la tierra.

    Cada uno de los rescatados emergen de la cápsula denominada “Fénix” con una camisa que en el frente dice “Gracias Señor”. En la parte trasera de la camisa se lee “De Él serán la gloria y la honra”, así como la cita del Salmo 95: 4, “Porque en Su mano están las profundidades de la tierra, Y las alturas de los montes son suyas”.

    Las camisas fueron donadas por el hermano del minero José Henríquez, quien es cristiano evangélico y ha sido una especie de guía espiritual para los demás. La idea de las camisas surgió después que el hermano de Henríquez, también creyente, escuchó una prédica de su pastor relacionada con el pasaje del Salmo 95.

    Mario Sepúlveda, el segundo trabajador en ser rescatado y quien se ganó la admiración del mundo por su buen humor a la hora de salir de la mina, fue el primero en hablar ante la prensa. “Dios y el diablo me pelearon y ganó Dios”, fueron unas de las primeras palabras de Sepúlveda. “Siempre supe que me iban a sacar, siempre tuve fe en los profesionales que hay en Chile y en el Gran Creador”, agregó.

    El cuarto minero en salir de las profundidades de la tierra fue el boliviano Carlos Mamani quien recién salido de la cápsula de rescate se arrodilló y señaló al cielo dando gracias a Dios. Un gesto similar tuvo Omar Reygadas, electricista de 56 años. Este salió de la cápsula con la Biblia en sus manos y también se arrodilló para dar gracias a Dios. Reygadas escribió en su casco las palabras “Dios Vive”.

    El mimo presidente de Chile, Sebastián Piñera, reconoció públicamente la fe de los 33 mineros. “La fe ha movido montañas, porque ha sido la fe de los mineros, la fuerza, el coraje, la voluntad de esos 33 mineros, de sus familiares, de los rescatistas, del gobierno de Chile y de todos los chilenos lo que ha hecho posible este milagro”, expresó el mandatario.

    Rescate de los mineros: Oportunidad para evangelismo

    By Mundo Cristiano
    Wednesday, October 13, 2010

    Los testimonios de fe de los mineros rescatados y las oraciones de pastores en las inmediaciones de la Mina San José se convierten en oportunidades valiosas para predicar el evangelio.

    Valores como la fe, la perseverancia, la familia y la solidaridad sobresalen en la historia que surge desde Chile.

    Carlos Rey, de la organización Mensaje a la Conciencia motiva a los líderes cristianos a utilizar las historias de los mineros por medio de aplicaciones espirituales a la hora de enseñar y predicar.

    “Dios se vale de muchas circunstancias incluso de esta, para que los que acudan a El reconozcan su soberanía, reconozcan su señorío y proclamen a otros que hay un Dios vivo y verdadero que nos acompaña en las tribulaciones, en las dificultades, que nos ayuda en todos los sentidos que nos da paciencia para perseverar”, dice Rey.

    El evangelista señala que los esfuerzos se deben enfocar en predicar el amor y el cuidado de Dios hacia las personas, aprovechando el sentimiento de ayuda y unión ante la tragedia de los mineros.

    “Hay mucho trabajo que hacer y nosotros podemos aprovechar como en toda circunstancia de la vida aprendemos de los aciertos, como de los errores de los demás y darle gracias a Dios por su poder y soberanía por lo que hace a favor nuestro en la vida”, añade Rey.

    Pastores chilenos han compartido el evangelio, realizado oraciones y han brindado apoyo espiritual a los familiares de los mineros, muestras de amor que les han permitido predicar el evangelio.

    Sergio Soriano, Presidente de la Asociación de Pastores de Copiapó, dice que darán seguimiento a los mineros y sus familias.

    José Henríquez, el guía espiritual que ha acompañado a los mineros atrapados en Chile

    13 Oct

    José Henríquez, el guía espiritual que ha acompañado a los mineros atrapados en Chile
    El único minero evangélico que está atrapado con sus demás compañeros, es José Henríquez, de 56 años. Está casado, tiene dos hijas y ha sido la persona que Dios ha usado como de guía espiritual del grupo.
    Chile | Martes 12 de Octubre, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña |

    (NoticiaCristiana.com).
    Hoy se acabará la crisis de los 33 mineros, quienes quedaron atrapados a 700 metros de profundidad en el norte de Chile desde el pasado 5 de agosto.
    Los encargados del rescate indicaron que el procedimiento se adelantará algunas horas. Según informa el EMOL de Chile, a las 20.00 horas, está programado el inicio de las tareas de rescate, debido al avance de los preparativos.

    Durante más de dos meses estos mineros han necesitado más que alimentos y fuerza física para sobrevivir a 700 metros bajo tierra. En un reportaje amplio, Caracol Radio, pinceló un pequeño retrato de la vida de cada uno de los mineros, entres ellos se destacó al único evangélico José Henriquez, de 56 años de edad. Está casado, tiene dos hijas y ha ejercido de guía espiritual del grupo.
    También es una casualidad que se repita el número ya que son 33 mineros atrapados en la mina y Henríquez lleva 33 años trabajando en casi todas las minas de Chile y 33 años de casado.
    Mario Sepúlveda, su compañero, en un video filmado dentro de la mina lo presenta así: “El hombre tiene altos conocimientos… relacionados a… espirituales, que la verdad es que en estos momentos nos ha ayudado mucho a todos nosotros”.
    Henríquez, tenía la intención de dejar la mina porque decía que “ese cerro está malo”. Sin embargo, él entró en enero y al poco tiempo hubo una emanación de gas. Sacó a dos compañeros y al intentarlo con el tercero, se desmayó.
    “En 1986 sufrió un aluvión al pie de otra mina. Estaba durmiendo junto a su papá y su hermano. Y él sintió algo, los despertó y pudieron salir corriendo. Muchos de sus compañeros murieron porque se volvieron a recoger sus cosas. Y ellos huyeron en pura ropa interior”, comentó su hija Karen.
    Cuatro serán los rescatistas en descender, los que llevarán medicamentos para tratar a los mineros que tengan dolores de cabeza o puedan padecer infartos cardíacos.
    Durante una reunión con los familiares de los mineros, el ministro de Minería, Laurence Golborne, reconoció que si bien el plazo oficial sigue siendo la medianoche de hoy, es probable que el rescate se adelante, opción que previamente ya había adelantado. En tanto, se estima que cerca de las 18:00 horas llegará a la mina el Presidente Sebastián Piñera, junto con su homólogo Evo Morales.
    Este rescate no será tan fácil, porque según René Aguilar, gerente de riesgos profesionales de Codelco, en un cálculo conservador, la cápsula tardará 20 minutos en bajar, 20 minutos en prepararse y otros 15 en emerger. En total, 55 minutos por cada minero rescatado.
    F: Caracol Radio

    ULTIMA HORA:Chile: Comienza a completarse el milagro


    En las inmediaciones de la mina San José, en la ciudad de Copiapó, Chile, miles de personas, entre familiares, autoridades, trabajadores y prensa nacional y extranjera, son testigos presenciales de un verdadero milagro. Los 33 mineros atrapados a 700 metros de profundidad comienzan a ser rescatados, Dios escuchó los ruegos de sus familias.

    El presidente de la Asociación de Pastores de Copiapó, Sergio Soriano, dijo a Mundo Cristiano que este mediodía algunos pastores, tuvieron una comunicación con los mineros y ellos pidieron que se les hiciera una oración. “Se le hizo una oración a través de la comunicación que se tiene con ellos y se les invitó a entregar su vida al Señor y ellos repitieron esa oración, los 33 repitieron esa oración de entrega al Señor así que estamos muy contentos de lo que Dios está haciendo allí”, agregó Soriano.

    El pastor agregó que los mineros han dado una clase de esa fe profunda que se debe tener en este Dios grande y poderoso.

    La fe de los Presidentes

    En conferencia de prensa, horas antes del inicio del rescate, el presidente chileno, Sebastián Piñera, reiteró que “lo que comenzó como una tragedia, con la ayuda de Dios, está por terminar como una verdadera bendición. Quiero agradecerle a ese Dios generoso que escuchó nuestro ruego y que nos ha acompañado durante estos días y pedirle q nos siga acompañando”.

    El mandatario agregó que la fe ha movido montañas, “la fe de los mineros, de sus familiares de los rescatistas, del Gobierno. Esperamos que con la ayuda de Dios podamos culminar esta epopeya de forma feliz. Con la ayuda de Dios somos capaces de hacer grandes cosas”.

    Haciéndose eco de la repercusión mundial del rescate, el presidente peruano Alan García envió sus saludos. “Tenemos una expectativa enorme. Esto fue un milagro de Dios y no creo que los milagros Dios los haga a medias”, afirmó.

    El minero cristiano

    Durante más de dos meses estos mineros han necesitado más que alimentos y fuerza física para sobrevivir a 700 metros bajo tierra. En amplios reportajes la prensa nacional e internacional ha presentado semblanzas de cada uno de los mineros. Entre ellos destaca el único cristiano evangélico: José Henríquez, de 56 años de edad. Henríquez está casado, tiene dos hijas y ha ejercido de guía espiritual del grupo.

    Es una casualidad que se repita el número, ya que son 33 mineros atrapados en la mina, Henríquez lleva 33 años trabajando en minería y 33 años de casado.

    Mario Sepúlveda, su compañero, en un video filmado dentro de la mina lo presenta así: “El hombre tiene altos conocimiento espirituales, que la verdad es que en estos momentos nos ha ayudado mucho a todos nosotros”.

    Mineros atrapados en Chile están vivos

    23 Ago

    Mineros atrapados en Chile están vivos

    By Mundo Cristiano
    Sunday, August 22, 2010

    Los mineros atrapados hace 17 días en un yacimiento al norte de Chile están vivos, informó este domingo el presidente Sebastián Piñera, quien mostró un papel que los hombres bajo tierra hicieron llegar a la superficie y que dice: “Estamos bien en el refugio los 33”.

    El presidente, presente en la entrada de la mina ubicada a 800 km al norte de Santiago, mostró ante las cámaras la carta escrita con lápiz rojo que los mineros lograron hacer llegar al exterior, en un momento de gran emotividad, mientras detrás de él las familias celebraban.

    “Esto salió de las entrañas de la tierra”, dijo Piñera mientras mostraba el papel que los mineros enviaron a la superficie. “Es el mensaje de nuestros mineros que nos dicen que están vivos, que están unidos”, añadió el mandatario.

    El ministro de Minería, Laurence Golborne, explicó que los mineros amarraron una bolsa plástica. “Primero venía amarrada una bolsa plástica con tiras de goma con una carta de Mario Gómez (uno de los mineros atrapados) a su mujer. Ahí celebramos, no sabíamos nada más; pero luego venía el mensaje donde se señala que los 33 están vivos”.

    El anuncio generó algarabía y muestras de alegría desbordada entre los familiares de los mineros atrapados que se encuentran en un campamento en la zona de Copiapó.

    Una de las nueve máquinas de sondajes, en uno de los mayores y más complejos rescates en la historia de Chile, “rompió fondo” y logró dar a casi 700 metros de profundidad con una cavidad que estaría a 20 metros de la zona de seguridad en la que se espera estén los mineros atrapados.

    Ante la posibilidad de hallar a los mineros, el presidente chileno, Sebastián Piñera, decidió viajar a la zona del accidente, pese al fallecimiento del padre de su esposa.

    Familiares no pierden la fe

    La perforación que se consiguió la madrugada del domingo revivió las esperanzas de los familiares de los mineros, que acampan desde el momento del accidente en las afueras del yacimiento.

    “Nunca hemos perdido la fe. Esta es la mejor noticia en días”, dijo Ruth Contreras, madre de uno de los mineros atrapados.

    Además, expertos aclararon que las labores de rescate de los mineros podrían extenderse por meses, dado el colapso de la mina en su interior.

    Incorporan a las celebraciones del Bicentenario documental sobre pentecostalismo chileno

    8 Ago

    Incorporan a las celebraciones del Bicentenario documental sobre pentecostalismo chileno

    Escrito por entreCristianos
    Domingo, 08 de Agosto de 2010 12:58

    El documental “¿Y Qué Impide?” que valora y preserva el patrimonio religioso/cultural de la fe evangélica pentecostal chilena, recibe el sello “Bicentenario” y se integra a las celebraciones de los 200 años de independencia de la República de Chile.

    La Comisión Bicentenario distinguió la obra audiovisual, de Corporación SENDAS, por enriquecer la memoria histórica de la diversidad religiosa y por la calidad de la producción. El trabajo narra la historia iniciada a principio del siglo XX, en un mundo que sufre una gran cantidad de transformaciones socioeconómicas, tecnológicas y culturales; y en cuyo seno se fundó una de las fuerzas más poderosas hasta el día de hoy como dinámica de pregonación del evangelio en Chile, el Pentecostalismo.

    Los sucesos mencionados coinciden con hechos de una nación joven, como la chilena, que sufría las luchas de clases sociales y filosóficas; estos cambios llegarían a la legislación (la separación de la Iglesia Católica con el Estado manifiesto en los cementerios laicos y la creación del registro civil) que favorecerían la nueva religión “evangélica”, siendo nombrados despectivamente sus protagonista como “canutos”.

    “Todo lo ya mencionado se muestra desde una perspectiva humana que llevará al telespectador a sentirse envuelto una historia que está en desarrollo. Para representar esta historia se cuenta con testimonios que vivieron en la época, fotografía y diarios-revistas y representaciones; esperamos que el documental lleve a los espectadores a conocer una cultura poca conocida para la sociedad en general”, dicen los productores.

    Este material fue extraído de estudios realizados por diferentes profesionales en distintas disciplinas que por mas de 20 años han recopilados el material disponible.

    El documental cuenta con la participación de los siguientes investigadores que han revisado el contenido: Sara Ossa Garrido, Periodista, Magíster en Gestión Educacional, miembro del Directorio del Comité Nacional de Educación Evangélica; Florrie Snow, Directora del Centro Documentación Histórica de la Iglesia Metodista de Chile; Pastor y Teólogo Juan Sepúlveda González, Director de Desarrollo y Planificación Institucional de SEPADE; Cristian Guerra Rojas, Musicólogo, Doctor en Filosofía, mención en estética y teoría del arte; Juan Villavicencio Donaire, Licenciado en Filosofía y Profesor de la Comunidad Teológica Evangélica de Chile, Historiador Juan Wehrli Romo, Asesor de la Presidencia en legislación religiosa; Luis Orellana Urtubia, Historiador y Director de Centro de Estudios Pentecostales de Concepción.

    El documental fue grabado en formato HDV, con una duración de 38 minutos.

    Fuente: ALC

    Se burlan de Jesús en un canal televisivo propiedad de Sebastián Piñera

    8 Ago

    Se burlan de Jesús en un canal televisivo propiedad de Sebastián Piñera
    Judas juega un papel de muy mal gusto ya que este supuestamente revela los trucos detrás de los milagros o a los apóstoles pidiéndole permiso a una imagen de la Virgen María, instalada en el Cerro San Cristóbal de Santiago, para que deje salir a Jesús.
    Chile | Viernes 6 de Agosto, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña

    (NoticiaCristiana.com).

    El Consejo Nacional de Televisión de Chile (CNTV) anunció que investigará los contenidos de un programa humorístico que parodia a Jesús, en el canal de televisión, propiedad del presidente Sebastián Piñera.
    Herman Chadwickm, presidente de la CNTV, aseguró que se estudiará en profundidad el programa, del cual se han quejado algunos televidentes e incluso un sacerdote, según publicó el periódico vespertino La Segunda.

    El programa televisivo se llama “El club de la comedia”, que incluye monólogos y representaciones de situaciones divertidas, entre ellas la de Jesús con sus apóstoles, quienes se ven involucrados en situaciones entretenidas pero de doble sentido.
    En una escena aparece Lucho, “el hermano desconocido de Jesús”, quien le explica a una multitud admirada la fórmula para la cura contra el sida, pero de pronto es interrumpido por un apóstol que le dice a la gente que, más allá, “Jesús está multiplicando el copete (alcohol)”, haciendo que el público deje solo a Lucho y corra a buscar a Jesús.
    Judas juega un papel de muy mal gusto ya que este supuestamente revela los trucos detrás de los milagros o a los apóstoles pidiéndole permiso a una imagen de la Virgen María, instalada en el Cerro San Cristóbal de Santiago, para que deje salir a Jesús.
    “Si ofendemos a alguien, tendremos que pedir disculpas, pero creo que Chile es un país diverso y todos tenemos que aprender a reírnos y tolerar al que piensa diferente”, dijo Pedro Ruminot, actor que interpreta a Jesús.
    El programa se transmite por Chilevisión, canal de televisión propiedad del presidente Sebastián Piñera, quien ha sido víctima de críticas de sus opositores por no haberlo vendido antes de asumir el mandato.
    F: AFP