Archivo | Catolicismo romano RSS feed for this section

La Santa Sede publica nuevas y más duras medidas contra los abusos sexuales a menores

22 Jul
La Santa Sede publica nuevas y más duras medidas contra los abusos sexuales a menores

Amplía a 20 años el plazo para denunciar. Legisla sobre la posesión de material pornográfico, el abuso sexual sobre discapacitados, etc.

Rlibertad,15/07/10 –  La Santa Sede ha aprobado este jueves la revisión y actualización de la normativa aprobada en 2001, que hace frente a los casos de pederastia cometidos por sacerdotes. Tras esta revisión, la nueva normativa entra a formar parte del derecho canónico por el que se rige la Iglesia.

Una de las principales novedades que introduce esta revisión es la ampliación del período de tiempo del que dispone una persona para interponer una denuncia canónica por abusos sexuales contra un sacerdote, desde que cumple la mayoría de edad.

Hasta hoy, este periodo era de 10 años, es decir, los 28 años suponían el tope máximo para poder denunciar los abusos. La Santa Sede siempre ha sido consciente de que este periodo era insuficiente y ya antes de la nueva normativa aceptó algunas denuncias que habían «caducado« según este criterio.

Ahora, de forma oficial, se amplia el periodo de 10 a 20 años para poder interponer estas denuncias desde que se cumple la mayoría de edad.

Posesión de material pornográfico
Por otro lado, la nueva normativa establece que la posesión o distribución de material pornográfico que tenga por objeto a menores por parte de sacerdotes supone un delito tan grave como los abusos sexuales y es castigado con la reducción del religioso al estado laico, sin necesidad de un juicio, cuando las pruebas sean “muy graves y claras”.

Abuso sexual sobre discapacitados
Asimismo, la revisión incluye la equiparación del abuso sexual de sacerdotes sobre discapacitados con el abuso a menores. De hecho, la palabra menores incluye, a efectos de derecho canónico, tanto a los menores de edad como a las personas que sufren una discapacidad psíquica permanente.

Ordenación de mujeres
Por último, la nueva normativa establece de manera clara y precisa que «el intento de ordenar a una mujer como sacerdote» constituye uno de los «más graves crímenes» contra la legislación canónica.

Acelerar los procedimientos
Por su parte, el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, señala en una nota que entre las novedades «hay que subrayar ante todo las que tienen como fin que los procedimientos sean más rápidos, así como la posibilidad de no seguir “el camino procesal judicial”, sino proceder “por decreto extrajudicial”, o la de presentar al Santo Padre, en circunstancias particulares, los casos más graves en vista de la dimisión del estado clerical».

Según Lombardi, «la publicación de estas normas supone una gran contribución a la claridad y a la certeza del derecho en un campo en el que la Iglesia en estos momentos está muy decidida a actuar con rigor y con transparencia, para responder plenamente a las justas expectativas de tutela de la coherencia moral y de la santidad evangélica que los fieles y la opinión pública nutren hacia ella, y que el Santo Padre ha reafirmado constantemente».

Se necesitan otras muchas medidas
«Naturalmente, también son necesarias otras muchas medidas e iniciativas, por parte de diversas instancias eclesiásticas. La Congregación para la Doctrina de la Fe, por su parte, está estudiando cómo ayudar a los episcopados de todo el mundo a formular y poner en práctica con coherencia y eficacia las indicaciones y directrices necesarias para afrontar el problema de los abusos sexuales de menores por parte de miembros del clero o en el ámbito de actividades o instituciones relacionadas con la Iglesia, teniendo en cuenta la situación y los problemas de la sociedad en que trabajan», añade.

Finalmente señala que este «doloroso caso de la crisis debida a los abusos sexuales por parte de miembros del clero» será «un paso crucial en el camino de la Iglesia que deberá traducirlas en praxis permanente y ser siempre consciente de ellas».

http://www.eltestigofiel.org/informacion/noticias.php?idn=6851

Anuncios

Una Clara Diferencia entre La Biblia y Roma

17 Jul

Una Clara Diferencia entre La Biblia y Roma
JULIO 17, 2010

por Eduardo
La Biblia afirma que nuestros pecados son perdonados cuando una persona cree en Jesucristo, el único mediador entre Dios y los hombres. Por lo menos, esto fue lo que predicaron los apóstoles (Hechos 10:43; 26: 18). Creer en Jesucristo significa en el Nuevo Testamento reconocer que Él es Dios y que sólo Él pudo vivir una vida perfecta, obedeciendo sin faltas la Ley de Dios, y que sólo Él pudo morir para sufrir el castigo de Dios por los pecados de Su pueblo.

Creer en Jesucristo es reconocer que ningún hombre es capaz de hacer algo para merecer la justificación de parte de Dios. Es reconocer que ningún hombre es capaz de hacer algo por sí mismo para agradar a Dios y ser reconciliado con Él por sus pecados. Es reconocer que estamos perdidos si estamos fuera de Cristo.

Pero, qué predica Roma? No sólo predica la salvación por obras, sino que ahora predica que un hombre puede ser perdonado si pasa a través de una ‘puerta santa’, se confiesa y ora por las intenciones del ‘sumo pontífice.’ El pasar por esa puerta, dice el rector de la basílica de Los Angeles en Costa Rica, “Es asumir un compromiso, un cambio en la vida, seguir los principios de nuestro Señor.” Dios le da perdón a aquel que se lo ha ganado.

La pregunta es: qué hombre puede ganar el perdón de Dios fuera de Jesucristo? Qué hombre puede ganar el perdón de Dios al pasar por una puerta? Si los hombres no pasan por la verdadera puerta que es Jesucristo (Juan 10: 7-10) con fe, nadie podrá ser perdonado. Fuera de Cristo no hay perdón. Fuera de Cristo todos los hombres están condenados por sus pecados contra Dios.

Es por eso que el evangelio de Roma no puede traer salvación, ya que insiste y guía a los hombres a buscar algo que no pueden hacer: justificarse por sí solos ante Dios por medio de sus obras. Ese no es el evangelio de Cristo, y esa fue la lucha de Pablo con la iglesia de los Gálatas, quienes habían aceptado a los judaizantes que predicaban el mismo evangelio de Roma (Gálatas 1:8).

Que todos nosotros podamos llevar el verdadero evangelio de gracia a los católicos romanos. Sólo ese mensaje puede traer vida espiritual a los muertos.

sujetosalaroca.org

ASIA/PAKISTAN – Protesta musulmana, Iglesia Católica apedreada

16 Jul
ASIA/PAKISTAN – Protesta musulmana, Iglesia Católica apedreada

Faisalabad (Agencia Fides) – “Una marcha de protesta de cientos de militantes islámicos ha pedido la muerte de dos cristianos acusados de blasfemia. Una iglesia católica ha sido apedreada. Estamos en estado de máxima alerta, aunque ahora ha vuelto la calma y la situación está bajo control”: es el testimonio que el Padre Dominicano Pascal Paulus OP, pastor de la Iglesia del Santo Rosario en Waris Pura, uno de los mayores suburbios de Faisalabad ha dado a la Agencia Fides.
En los últimos días (10 y 11 de julio) una procesión de manifestantes ha desestabilizado el barrio, donde vive una gran comunidad cristiana de cerca de 100 mil personas. Según cuanto informa la organización “Minorities Concern of Pakistan”, la protesta musulmana era por dos hermanos cristianos protestantes, el Pastor Rashid Emmanuel y su hermano Sajid. Los dos fueron arrestados el 2 de julio bajo la acusación de haber escrito un libro que contiene palabras blasfemas sobre el Profeta Mahoma. Los militantes islámicos decían que querían “dar una lección a la comunidad cristiana” y también “hacer justicia por sí mismos”.
“Estamos preocupados y la comunidad cristiana aún viven en tensión. Algunos de los fieles han huido por temor a más violencia. Pedimos la protección de las autoridades. La protesta de los extremistas ha sido inmotivada, porque se basa en acusaciones falsas, contra dos cristianos que habían sido ya detenidos, y para los cuales se pedía la pena de muerte”, ha dicho el sacerdote a Fides. “Nuestra Iglesia del Santo Rosario, la única iglesia católica de Waris Pura, ha sido golpeada por un lanzamiento de piedras. Nos hemos visto mal, aunque ahora lo peor ha pasado”, comenta.
La situación está bajo control gracias a la rápida intervención de Su Exc. Mons. Joseph Coutts, Obispo de Faisalabad, que ha activado contactos con las autoridades civiles y policiales y con los líderes musulmanes locales. En Waris Pura se ha establecido urgentemente un comité conjuntivo cívico-religioso, presidido por el Obispo, para restablecer la calma, restaurar un clima de civil convivencia y prevenir nuevos actos de violencia.
“Hay que decir que la multitud se ha manifestado después de que algunos líderes religiosos musulmanes incitasen al odio y a la protesta. Lamentablemente el país está atravesado por fermentos de extremismo que a veces desembocan, en el terrorismo. El episodio es uno de los muchos, debidos a la ley sobre la blasfemia, que afecta en especial a las minorías religiosas y es uno de nuestros grandes problemas”, dice a la Agencia Fides P. Khalid Rashid Asi, Vicario General de la diócesis de Faisalabad y Presidente de la Comisión Diocesana para el Ecumenismo y el Diálogo. “Nuestro trabajo para restaurar un clima de diálogo y armonía continúa. Seguimos creyendo en el diálogo interreligioso y la buena voluntad de todos los hombres”, ha dicho el vicario. (PA) (Agencia Fides 15/07/2010)

¿María corredentora?

14 Jul

¿María corredentora?

En su edición del 10 de septiembre (1977), Clarín publicó una nota acerca de “la sorprendente posibilidad de que el Papa Juan Pablo II declare como verdad infalible que la virgen María es ‘corredentora de la humanidad, mediadora de todas las gracias y abogada del pueblo de Dios’.”

por Roberto Bedrossian

Aunque se trate de una posibili­dad, este tema dista de ser sor­prendente, no sólo por la cono­cida devoción mañana de Juan Pablo u, sino porque constituiría el desenlace y culminación lógicos de la expansión creciente, a partir del siglo iv, del culto a María. El mismo Conci­lio Vaticano u, tan moderado en algu­nos aspectos, manifestó en su «Consti­tución dogmática de la Iglesia» (N° 62): «Por este motivo (se refiere a la cooperación activa de María en la re­dención), la Santísima Virgen es in­vocada en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Ayudadora, Me­diadora. Lo cual, sin embargo, ha de entenderse de tal manera que no reste ni añada nada a la dignidad y eficacia de Cristo». Traduciendo este galima­tías: Cristo es el Mediador, pero hay otros mediadores (en este caso María, en otros el Papa, los santos, los sacerdo­tes).

Tratar este tema resulta incómodo para el autor. Por una parte, porque se trata de un asunto muy sensible para la devoción católica, la cual es digna de todo respeto; por otro lado, porque en nuestra niñez escuchamos horroriza­dos —y no hemos podido olvidarlo— a alguien afirmar con tono enfático que

«los protestantes escupen a la Virgen y a los santos» en referencia a sus imáge­nes. Si bien tamañas injurias hoy no son frecuentes, es bastante común que se nos diga: «Ustedes, los evangélicos, no creen en la Virgen, ¿no es cierto?». Por ello se hace indispensable dejar en claro desde el inicio que nuestra discrepancia es respecto del culto a María (en muchos casos, y no exclusivamente en los estratos po­pulares, difícil de distinguir de una literal mariolatría), y nada tiene que ver con nuestro amor y admi­ración a Apersona de María, como el santísimo instrumento elegido por Dios para ser la madre de nues­tro Señor Jesucristo. Ninguna mu­jer recibirá nunca una gracia ma­yor. Como su prima Elizabeth dije­ra, ella es bienaventurada entre todas las mujeres (Lucas 1.42).

Antes de considerar en un próximo artículo los aspectos his­tóricos y bíblicos del culto mariano (Virginidad perpetua, Madre de Dios, Inmaculada concepción, Asunción, Mediadora y partícipe —hasta hoy, sólo partícipe y co­operadora— en la redención) debemos hacer mención de tres tópicos, que nos permitirán introducirnos en un indis­pensable panorama aclaratorio.

La conversión del Imperio Romano

Frecuentemente se adjudica a Constantino la «conversión» del Imperio Romano al cristianismo. En realidad, Constantino promulgó en el año 313 el llamado edicto de Milán o edicto de tolerancia, que legalizaba el cristianis­mo, al que luego sin duda favoreció hondamente, porque atribuyó su victo­ria en el puente Milvio (312) contra Majencio a la ayuda del Dios cristiano, puesto que en la noche anterior a la batalla decisiva habría visto en sueños una cruz con la inscripción «in hoc signo vinces» (con esta señal —o estandarte vencerás)-

Así, en tanto con­servaba el título de Pontifex Maximus que le correspondía como sumo sacer­dote del culto pagano en su condición de emperador, convocó y presidió el concilio de Nicea y se bautizó poco antes de su muerte.

Fue Teodosio el Grande, quien go­bernó entre el 379 y 395, el que hacia el 380 declaró el cristianismo como reli­gión oficial del Imperio, y proscribió el paganismo, derribando sus templos o transformándolos en templos cristia­nos. Indudablemente, tan extraordina­rias medidas produjeron notables be­neficios, pero también indujeron a la «conversión» masiva, y en muchos ca­sos forzosa, de los paganos, con una catarata de efectos nocivos; por ejem­plo, «cristianar» con el mero bautismo, fatal fragmentación de los cristianos en dos categorías (clero y laicado), inevi­tables compromisos con las autorida­des imperiales, y muchos otros de los que ni aún hoy nos hemos podido li­brar, y uno de los cuales es pertinente a nuestro tema: en el paganismo tenían extraordinaria importancia las deidades femeninas, inexistentes en el estricto monoteísmo bíblico; poco apoco, y precisamente a partir del siglo iv, el culto mariológico fue llenando ese vacío, así como los santos patronos sustituyeron a los dioses protectores de cada ciudad.

La tradición

En el catolicismo romano hay dogmas importantes que presuntamente se fundan en la Tradición. Frente a ello, los reformadores levantaron la bandera de la sola escritura, porque en ella a través del Nuevo Testamento tenemos las enseñanzas de Jesús y sus apóstoles. ¿Por qué los evangélicos nos oponemos a la autoridad de la Tradición, aunque, por supuesto, estimamos su valor histórico? En primer lugar, porque estrictamente hablando no existe la Tradición, porque en todos los temas teológicos —y esto es inevitable, toda vez que el hombre, a pesar de su fmitud, ansia pensar en el Dios infinito— las opiniones son múltiples, y sólo se puede «unanimizar» las tradiciones descalificando como herejías las no concordantes con la doctrina oficial o, simplemente, pasando por alto las discrepancias (así, por ejemplo, en el caso de la inmaculada concepción, que quedó como dogma obligatorio recién en el año 1854, muchos teólogos anteriores, entre ellos el mismo Santo Tomás, no coincidían porque les parecía una contradicción con la redención universal obrada por Jesucristo). Es decir, cuando se habla de la Tradición, en realidad se trata de una Tradición, que se privilegia como la única válida y existente. En segundo lugar, resulta innecesaria, porque o está de acuerdo con el Nuevo Testamento y entonces es dogmáticamente ociosa, o está en desacuerdo, y entonces también debe ser desechada. Por supuesto, los teólogos pueden intentar desarrollar doctrinas claramente contenidas en las enseñanzas de Jesús y de sus apóstoles, pero no modificarlas o incrementarlas, porque tal actitud supondría el despropósito de considerar que las enseñanzas de Jesús y sus apóstoles pudieran perfeccionarse o completarse. Toda vez que se añade el «y» (la Biblia y la Tradición, la Biblia y la Iglesia, la Biblia y el Papa infalible) ese «y» equivale a un «más», y ese «más» significa que hay un «menos» en el Nuevo Testamento. Por esto la sola Escritura de los reformadores no es algo caprichoso o secundario, sino imprescindible para preservar la total autoridad, idoneidad y suficiencia del Nuevo Testamento o, lo que es equivalente, de las enseñanzas de Jesús y los apóstoles.

La infalibilidad papal

Karl Barth consideraba que la divergencia entre las teologías católica y evangélica radicaba esencialmente en el culto mariano, dado que afectaba a la fundamental doctrina neotestamentaria y reformada de la necesidad universal del perdón de los pecados por la sola gracia de Dios en Cristo Jesús mediante la sola fe. Aunque quizá se trate de enfocar el mismo problema desde otro ángulo, nos parece que el obstáculo mayor para la unión de todos los cristianos, radica en la doctrina de la infalibilidad papal, que fue promulgada como dogma obligatorio para los fieles católicos por el Concilio Vaticano I (años 1869-1870), en un Concilio bastante especial, no sólo por las opiniones contrapuestas dentro del mismo, sino también por la prevalencia numérica de los cardenales italianos para asegurar la votación.

La infalibilidad papal es un escollo infranqueable, porque toda decisión papal dogmática conlleva una obligatoriedad inapelable. Si realmente el Papa decidiera que María es corredentora, el resultado sería muy negativo para el diálogo ecuménico. Precisamente, para que este diálogo fuera realmente fructífero, el Papa debería renunciar a tan extraña condición. Que un hombre falible, elegido en ceremonia secreta por sus pares falibles, se tranforme ipso facto en un hombre infalible —poco importa la distinción de que lo es ex cathedra, es decir, desde el sillón del magisterio (acotación inducida por el tan lamentable caso Galileo), porque fuera ex cathedra o extra cathedra sigue siendo un ser humano—, para nosotros, y con todo respeto para los que disienten con nosotros, es una exigencia que excede largamente nuestra racionalidad y aun nuestra ingenuidad.’*

Roberto Bedrossian es médico cardiólogo, miembro de la Iglesia Bautista en Flores (Capital).

El Expositor Bautista, Nov. 1977

Nicolás Alessio se rebela contra su arzobispo y asegura que celebrará Misa

14 Jul

Nicolás Alessio se rebela contra su arzobispo y asegura que celebrará Misa


Tras ser suspendido temporalmente en su actividad sacerdotal por Mons. José Carlos Ñañez, arzobispo de Córdoba, el presbítero José Nicolás Alessio ha declarado a Radio Universidad Nacional de Córdoba que no piensa acatar la prohibición de celebrar Misa y administrar sacramentos. El cura argentino, sorprendido por la decisión del prelado, asegura que sólo se abstendrá de celebrar la liturgia si va «preso». El P. Alessio se ha convertido voluntariamente en protagonista mediático en las últimas semanas por su apoyo constante a la legalización del matrimonio entre homosexuales y sus ataques a la doctrina católica.
13/07/10 5:22 PM |

(TiempoSur/InfoCatólica) “Me siento sorprendido y muy dolido porque jamás pensé que el obispo de Córdoba, que parecía más abierto a la posición del obispado argentino en estas prohibiciones, ‘cortara cabezas’ a quienes pensamos distinto”, manifestó Alessio.
En declaraciones formuladas esta mañana a Radio Universidad Nacional de Córdoba , el cura precisó que ayer le fue notificado de la prohibición para “ejercer el ministerio públicamente”.
“Tengo compromisos asumidos con mi comunidad. Creo más en el Evangelio que en estos códigos canónicos, por lo tanto este fin de semana voy a celebrar misa, salvo que me metan preso”, advirtió Alessio al precisar que la sanción también lo inhabilita para celebrar casamientos.
El hasta hoy párroco de la parroquia San Cayetano, al desafiar lo impuesto por la autoridad de la Iglesia, dijo que supone que va a “cometer otro delito cuando celebre misa”. “El primero fue por pensar distinto, y el segundo será por ser fiel a mi comunidad”, explicó.
Al ser consultado sobre si va a recurrir la medida, el sacerdote manifestó que no se maneja en el terreno “burocrático y leguleyo de la Iglesia”. “Yo creo en la Iglesia de Jesús y a esa Iglesia me debo”, sostuvo. La sanción se extenderá hasta que se expida el Tribunal Interdiocesano de la Iglesia, explicó Alessio.
El párroco integra un grupo de sacerdotes que apoya el matrimonio entre personas del mismo sexo, posición que hizo pública ante los medios y al participar en marchas a favor de dichos “matrimonios”.
Mons. Carlos Ñañez aseguró en un comunicado que tras intentar por todos los medios que el P. Alessio se retractara de sus manifestaciones contrarias a la doctrina de la Iglesia, ha decidido abrirle un proceso canónico, en el transcurso del cual no podrá ejercer públicamente el ministerio sacerdotal.
Comunicado del arzobispo de Córdoba
“El Sr. Arzobispo de Córdoba, Mons. Carlos José Ñáñez, manifiesta claramente que, luego de haber agotado todos los medios de solicitud pastoral para que el Pbro. José Nicolás Alessio, se enmendase y retractase públicamente de las declaraciones realizadas por él mismo a favor del presunto “matrimonio” entre personas del mismo sexo, contrariando la Enseñanza y el Magisterio de la Iglesia Católica, y habiendo el antedicho presbítero negado toda posibilidad de modificación de su obrar, ha decidido iniciar el proceso eclesiástico correspondiente en el Tribunal Interdiocesano de Córdoba para que toda actuación se realice conforme al Derecho eclesial vigente, estableciendo una medida cautelar en la que formalmente “le prohíbe el ejercicio público del ministerio sacerdotal”.

rodriguez, pepe – la vida sexual del clero

12 Jul

Otro éxito de la lucha pro-vida: un judío se ordena sacerdote católico (Paul Schenck)

12 Jul

Otro éxito de la lucha pro-vida: un judío se ordena sacerdote católico (Paul Schenck)

A las 2:08 PM, por Juanjo Romero
Categorías : Cultura de la Vida

Mañana 12 de junio a las 10:00, recibirá el orden sacerdotal Paul Schenck, co-fundador de Operación Rescate.
Muchos de los ‘rescatados’ ya son mayores de edad, así que imagino que la Iglesia de St. Joseph estará llena.
Días y días gastados en la «lucha por la vida», una de las tareas más hermosas e importantes a las que, humanamente, podemos dedicarnos. Pero no es sólo eso. Como he dicho en otras ocasiones, no debemos quedarnos ahí, en puro activismo. Un ejemplo muy claro es Human Life International, que junto a las vidas que salva, tiene como meta final la conversión de las personas, de todos.
Es normal que cuando hay coherencia, los propios implicados sufran procesos de conversión muy radicales (en la raíz). Digo normal, porque la densidad de virtudes humanas es alta. Y la rocosa defensa de la persona como hijo de Dios que realiza la Iglesia Católica es faro que guía y atrae, aunque se sea ateo.
Por eso un personaje como Paul Shenck, con nueve hijos, considera que la Iglesia es la última estación:
El movimiento pro-vida me llevó hacia el reencuentro con la Iglesia Católica. Vi que la teología moral coherente, unidad de los cristianos y la autoridad espiritual son esenciales para el éxito.
¿Nueve hijos (uno en el cielo, como le gusta decir a Schenck) y sacerdote católico? No adelantemos acontecimientos.
Paul nace en una familia de judíos reformados (judíos liberales). Cuando tiene 16 años recibe el bautismo con su hermano Bob en la «Asamblea de Dios». Durante veintidós años ejerció como ministro evangélico y pastor anglicano (se hace episcopaliano en 1995, su hermano metodista). Participa en la promoción de numerosas institutuciones ecuménicas orientadas a la construcción de la «Cultura de la Vida» Y también dos escuelas parroquiales, una asociación para «los sin techo» y una ONG internacional que ofrece atención médica y dental para los más pobres del planeta.
Es vicepresidente de la American Center for Law and Justice (ACLJ), que tantos quebraderos de cabeza provoca en los partidarios de la Cultura de la Muerte.
En 2004, ya en Washington, en medio de la sorpresa de alguno correligionarios, entra en plena comunión en la Iglesia Católica y se hace notar en el mediático tema de Terry Schiavo y en las nominaciones al Tribunal Supremo (el affaire de Sam Alito).
Ayudó a poner en marcha Priest for Life. Ya se ve que es un «soldado universal» de la Doctrina Social de la Iglesia: oración, matrimonio abierto a la vida, ayuda a los más necesitados, influencia en la esfera política y judicial.
Ordenado diácono transitorio católico, en virtud de la Provisión Pastoral de 1980 será ordenado sacerdote y acompañará a los cerca de cien sacerdotes casados «de origen» episcopaliano.

http://infocatolica.com/blog/delapsis.php/1006110208-otro-exito-de-la-lucha-pro-vi