Archivo | 3:05 PM

La verdadera compasión islamista

13 Jun

Actualizado 12 junio 2011
La verdadera compasión islamista

La verdadera compasión islamista

Los islamistas pregonan que la religión del Islam, su visión del Islam, es paz, y que el Islam es la religión del amor y de la compasión.

¿Pero como conciben la verdadera compasión?

Para saber cual es el concepto de la compasión en el budismo, por ejemplo, no es intelectualmente honesto pedirle a un pastor protestante que explique cuál es el concepto que tiene el budismo sobre la compasión; lo lógico, y honrado intelectualmente, es recurrir a los líderes budistas que expliquen como conceptúan la compasión.

Ni tampoco podemos apelar a un líder musulmán que explique que entiende el Catolicismo sobre la compasión, lo correcto ética e intelectualmente es preguntarle a un teólogo católico, o al Papa, para que explique como concibe el catolicismo la compasión.

De la misma manera, para entender el concepto de compasión en el judaísmo no es lógico ni honrado intelectual ni ético recurrir a un líder religioso católico para que explique cual es el concepto de compasión del judaísmo. Lo ético y honesto intelectualmente es preguntarle a un rabino que piensa el judaísmo sobre la compasión.

Una vez recopilado lo que opinan los interrogados de cada religión o ideología sobre el tema pertinente, es necesario en primer lugar saber si su opinión es la mayoritaria en el seno de su religión, o son una excepción; en segundo lugar procede entrar a analizar las incoherencias internas, si las hay, y en tercer lugar se tiene que constatar si lo que dicen se contradice con lo que hacen, ya que los hechos pueden ser muy diferentes del discurso.

El primer paso de un análisis serio sobre una ideología es la recopilación de lo que sus líderes dicen respecto al tema que intentemos analizar, en el caso del presente artículo, la compasión.

El jeque egipcio Anwar Mas´oud explicó el 23 de febrero de 2011 en un programa religioso emitido en el canal televisivo Al-Rahma TV cómo entiende el concepto de la compasión según el Islam, que se resume en: La verdadera compasión significa darle muerte al asesino, lapidar al adúltero y cortarle las manos al ladrón

MEMRI ha traducido del árabe al español extractos del discurso del jeque islámico Mas´oud Anwar:

El azotar, cortar manos y el lapidar son como eliminar el cáncer de la sociedad

Mas´oud Anwar: Tengo conmigo estadísticas sobre la delincuencia en Occidente y en los países árabes, incluyendo a Egipto. Estas cifras son alarmantes ¿Por qué hay un aumento de la delincuencia? ¿Por qué hay un número cada vez mayor de prisiones y de presos?

Es porque el Shari´a [la ley islámica] no es aplicado.

El castigo decretado por el Shari´a sirve como elemento de disuasión. Si alguien contempla la fornicación, pero luego ve que el viernes, en la Plaza Al-Tahrir, la policía capturó a un fornicador soltero, le dieron cien azotes y todo esto fue transmitido en vivo en la televisión… ¿Se atrevería este a cometer fornicación? Este se diría a si mismo: ´Oh mi Alá, yo no necesito esto´. Este diría: ´mejor ayuno, tal como instruyo el profeta Muhammad´. Eso es todo.

Si el castigo islámico se llevará a cabo, los alcohólicos irían a la cárcel. Tomen un asaltador de caminos, un delincuente o un traficante de drogas – el castigo haraba sobre él un castigo islámico: el ser condenado a muerte, o crucificado, o el cortarle un brazo y una pierna en lados alternados, o el ser desterrado. De esta manera, el mundo estará más limpio y organizado. …

Mis hermanos musulmanes, la compasión sobre el que habla lo secular, cuando dicen que no existe compasión en la ley islámica y que sus castigos son brutales, no es más que una compasión ridícula.

La sabiduría y la compasión requieren que un asesino sea condenado a muerte, que un adúltero casado sea lapidado y que la mano de un ladrón sea cortada. Esa es la verdadera compasión. Cortarle la mano traicionera a un ladrón, para proteger a toda la nación, es compasión, misericordia y sabiduría.

Hermanos, pueda Alá bendecir a todos los musulmanes con buena salud. Tomen a alguien a quien se le dice que tiene cáncer en el brazo y cuando va al médico, el médico le dice que la única manera de evitar su muerte es amputarle el brazo. ¿Qué le queda por hacer? Este sostiene su brazo al doctor, y el médico lo amputa. Cuando el paciente despierta de la anestesia, le dice al médico: Que Alá se lo pague, me salvó la vida. La amputación es un acto de misericordia y el paciente le da gracias al médico por ello.

El ladrón es un cáncer en la sociedad, al igual que todos los pecadores. Su tratamiento debe ser castigado de acuerdo con la ley estricta, juiciosa y misericordiosa de Alá. El cortarle una mano traidora solo garantiza la seguridad del país y de la sociedad en su totalidad – garantiza su seguridad, su sangre, su dinero y su honor. Eso es lo que significa compasión. …

Los azotes deben ser administrados de forma moderada

Tomen a alguien que comete fornicación. De acuerdo al Shari´a, si no está casado, debe recibir cien latigazos y un año de exilio ¿Qué sucede si el juez decreta azotarlo, pero la persona está enferma – Con problemas cardiacos, problemas en el hígado y así sucesivamente? Un latigazo lo mataría.

Presten mucha atención. ¿Cómo debería llevarse a cabo los latigazos? La gente malinterpreta esto. Primero, quien lleva a cabo el dar los latigazos? Esto se lleva a cabo por alguien de moderada constitución. No me traigan a algunos Mike Tyson o Muhammad Ali Clay, Alá les bendiga, que acabarían con el chico con el primer azote del látigo. Pero no me traigan a un debilucho anémico, que necesita de una infusión, para azotarlo. Tráiganme un hombre de mediana estatura. Este castigo tiene la intención de disciplinar, no de torturar o dar muerte.

Eso es una cosa. En segundo lugar, el látigo utilizado para azotar no debe ser uno nuevo que rasgue la piel ni uno desgastado que no cause dolor. Debe ser uno promedio.

En tercer lugar, el azotar no debe hacerse si la temperatura es extremadamente caliente o muy fría.

Cuarto, el hombre que recibe los latigazos debe estar de pie y la ropa debe ser removida de su espalda. La mujer recibe los azotes completamente vestida y sentada.

Muy bien. En quinto lugar, ¿cómo debe hacer el hombre para llevar a cabo los latigazos? Varios estudiosos islámicos han dicho que algo debe ser colocado debajo de su axila. Este debe poner algo bajo el brazo que sostenga el látigo. Si pongo mi mano debajo de mi axila, así y manejo el látigo, ¿puedo estirar el brazo hacia fuera así? La cosa caerá. Así que tengo que realizar los latigazos de esta forma. Duele, pero no mata.

Hermano, déjame decirte cosas peores suceden en las comisarías. Un solo golpe en la cabeza con la vara de bambú de las fuerzas de seguridad hace que tu cabeza de vueltas. Es como recibir cien latigazos ¿De qué están hablando? Son como mil latigazos.

Que Alá nos dé salud… La persona realiza los latigazos así… Algunos maestros golpean a los niños en la escuela de una manera peor que los latigazos administrados a un fornicador. El profesor le dice al alumno: Colócate el lápiz entre los dedos´. Luego le pega con una regla, de esta manera. Existe una tradición en los talleres de que cuando un aprendiz comete un error, lo colocan en la parrilla. Por Alá, vi a alguien electrocutar a un niño.

¿Y ustedes me dicen que la ley islámica es brutal? ¿Qué barbarie? Está repleta de compasión. A pesar de que es un criminal, cuando le dan un latigazo, lo hacen de esta manera… …

NOTAS

MEMRI 7 de junio de 2011. Clérigo egipcio Anwar Mas´oud muestra la forma de azotar en el Islam y declara: La verdadera compasión significa darle muerte al asesino, lapidar al adúltero y cortarle las manos al ladrón

http://www2.memri.org/bin/espanol/ultimasnoticias.cgi?ID=SD389511

 

fuente: http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=15990&mes=&ano=

Anuncios