Legado

2 Mar

Legado

A pocos días del fallecimiento de un poderoso líder político, sus partidarios y familiares inauguraron un lugar llamado “casa patria grande” cuyo objetivo es recordar a ese hombre mediante un gran retrato sonriente en la entrada y haciendo conocer su “legado”.

El Diccionario define la palabra “legado” como “Disposición testamentaria hecha en beneficio de una persona física o moral. Lo que una generación transmite a las generaciones que le siguen. Herencia”

La Biblia nos presenta un legado eternal, que representa fidedignamente y en su totalidad a su Autor y Consumador.

Nos habla de un Primer Heredero:

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo” (Hebreos 1:1-2)
Ese Heredero se convierte en Testador:

“… dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz… sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís” (Colosenses 1:12, 3:24)
Nosotros nos convertimos en beneficiarios de ese Legado Celestial:

“¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación” (Hebreos 1:14)
“En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad… en él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria” (Efesios 1:11-14)
Y esa Herencia es nuestra Salvación eterna:

“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero” (1 Pedro 1:3-5)
Recordemos: Los legados terrenales y humanos son pasajeros y se corrompen o malgastan. Nuestra herencia en los cielos permanece por la eternidad.

TBS
tbsch@ciudad.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: