DIA 23 – Pensar en los demás…

24 Feb

DIA 23 – Pensar en los demás…

La nota trataba sobre los escándalos de un conocido político, acusado de graves delitos, desde el punto de vista de otra poderosa nación, y comentaba “…cómo aprovechar las debilidades de… y su país en beneficio de los intereses de la superpotencia” Sobre este hombre expresaban que “su voluntad percibida es poner sus intereses personales antes que aquellos del Estado”. Lo ven como “un hombre débil, prisionero de sus conflictos de intereses… a su liderazgo le falta una visión estratégica… reconocer que… a largo plazo… nos dará importantes dividendos estratégicos y nos conviene ayudarlo”

Priorizar los intereses personales al bien común. No denunciar el mal desempeño y aún el delito. Conductas alejadas a la enseñanza de la Palabra de Dios.

La Biblia nos enseña a buscar el bien del prójimo y el de la nación. A no anteponer intereses personales. A ser generosos y leales:

“Nos seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios; como también yo en todas las cosas agrado a todos, no procurando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos” (1 Corintios 10:32-33)
“Porque Mardoqueo el judío fue el segundo después del rey Asuero, y grande entre los judíos, y estimado por la multitud de sus hermanos, porque procuró el bienestar de su pueblo y habló paz para todo su linaje” (Ester 10:3)
“No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (Filipenses 2:4)
“Pero el generoso pensará generosidades, y por generosidades será exaltado” (Isaías 32:8)
“Y Jehová pague a cada uno su justicia y su lealtad…” (1 Samuel 26:23)
Sí, la Biblia nos enseña a caminar de manera muy diferente y tomando senderos desconocidos para aquellos que no alumbran sus vidas con Su Luz. Ella nos anima a colocarnos por encima de cualquier egoísmo y procurar el bien del prójimo, aunque esto no se traduzca en beneficios a corto plazo…

“El alma generosa será prosperada, y el que saciare, él también será saciado” (Proverbios 11:25)
El Señor Jesucristo no pensó en sí mismo cuando se entregó por nosotros, y gracias a ello disfrutamos de la eternidad:

“…el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo…” (Filipenses 2:4)
Recordemos: Las actitudes egoístas solo permiten disfrutar de beneficios temporales…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: