Coherentes…

23 Feb

Coherentes…

El Editor del periódico decía con respecto a una persona muy conocida: “Se sabe su fuerte… es hablar y hablar con la esperanza de encontrar algo que decir. Su debilidad es no plantarse nunca” En este caso en particular, se trataba de temas políticos que llevaban a presentar a un mismo candidato como perteneciente a dos partidos de tendencias disímiles uno del otro. Y argumentaba: “confusión para el votante, paraíso para los imprenteros”

Nuestras vidas como hijos de Dios deberían estar selladas por la claridad:

“Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz” (1 Corintios 14:33)
“…no sean confundidos por mí los que te buscan…” (Salmos 69:6)
Nuestra conducta y acciones no deben causar problemas ni confundir al prójimo:

“Cuando oyeron estas cosas… la ciudad se llenó de confusión… Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra, porque la concurrencia estaba confusa…” (Hechos 19:28-32)
“…teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros, como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo” (1 Pedro 3:16)
Nuestras convicciones no deben quedar encubiertas o mostrarse tras una cortina de humo, sino que deben manifestarse claramente:

“…sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza” (1 Timoteo 4:12)
“Mas no irán adelante, porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos. Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia… mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados” (2 Timoteo 3:9-13)
La Biblia también nos da pautas acerca de cuál es la manera correcta de comportarnos:

“Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación” (1 Pedro 1:17)
“Porque nuestra gloria es ésta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros. Porque no os escribimos otras cosas de las que leéis, o también entendéis; y espero que hasta el fin las entenderéis” (2 Corintios 1:12-13)
Recordemos: Lo que hablamos y hacemos debe guardar coherencia con lo que creemos.

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: