Vida nueva…

16 Feb

Vida nueva…

El artículo periodístico se titulaba: “La nueva vida de… De San Isidro a la cárcel en España…” Y trataba sobre un hombre que moviéndose en un círculo social elevado, con una familia, una gran casa, ropa de marca, buenos autos, perteneciente a un tradicional Club de Rugby… estaba detenido en otro país, acusado de narcotráfico, ocasionándole a su vida un cambio radical y negativo.

Inocentes o culpables, muchas personas ya sea por ambición o malas decisiones, terminan sus vidas en prisiones inesperadas, a veces sin finales felices.

¡Qué diferente es el cambio que Dios nos ofrece a nosotros, antiguos prisioneros del pecado!

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17)
Una vez que nosotros pasamos a ser Hijos de Dios, nuestras vidas pueden y deben desarrollar un estilo diferente:

“Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva” (Romanos 6:4)
“Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación” (Gálatas 6:5)
Se nos presenta un camino nuevo por el cual transitar:

“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne” (Hebreos 10:19-20)
Somos dirigidos de una manera diferente:

“Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra” (Romanos 7:6)
Tenemos una nueva esperanza, que no será defraudada:

“Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna” (Hebreos 9:15)
Podemos estar seguros que al ser liberados del pecado y de la condena a muerte, Dios nos guardará para que andemos en vida nueva.

Recordemos: Andando junto al Señor, nuestras vidas siempre serán novedosas, aunque sin consecuencias negativas.

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: