Sin cábalas…

6 Feb

Sin cábalas…

La nota en la revista desarrollaba el tema de las cábalas y explicaba cómo, especialmente en el área deportiva, se recurre a estas actividades confiando en que influirán en los resultados. Desde gestos y elementos llevados en los bolsillos, adornos, pasando por ropas infaltables en cada encuentro, hasta prácticas y rituales espirituales oscuros y peligrosos. Y atribuyen el éxito de los resultados al hecho de haber cumplido estrictamente con dichos ritos.

La Biblia nos previene en contra de estas prácticas…

“Asimismo destruiré de tu mano las hechicerías y no se hallarán en ti agoreros” (Miqueas 5:12)
Pero lejos de estos extremos ajenos al Señor y a lo que El nos enseña, muchas veces los creyentes tenemos “rituales” a los que nos aferramos en el diario andar…

“Entonces algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos” (Hechos 15:1)
Pensaban que haciendo algo específico obtenían salvación, cuando solo se trataba de obediencia…

“Y orando no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos” (Mateo 6:7)
Creían que si apabullaban a Dios con repeticiones obtendrían lo pedido, cuando se trataba de pedir coherentemente…

“¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado? Porque de él y por él, y para él, son toda las cosas…” (Romanos 11:35-36)
Pensaban que si le daban, obtenían más de su parte, cuando todo proviene siempre solo de El…

¿Qué de nosotros? ¿Creemos que “sacrificándonos” lograremos algo? Pues, según Hebreos 9:9, 24-25 y 10:24-26 vemos que no es así en absoluto:

“Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto… Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrifico por los pecados… Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios, y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo… se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado”
Recordemos: Ninguna cábala salva al incrédulo y ningún rito beneficia al creyente… Todo lo hace el Señor…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: