Absolutamente confiable…

14 Ene

Absolutamete confiable…

Lo titulares del diario eran un poco preocupantes: “Sin respuesta por la falta de seguridad en los ferrocarriles: los gendarmes que se fueron aún no son reemplazados por policías”; “Un reclamo de trabajadores ferroviarios. Tras una protesta prometen soluciones; “El dragado del río… tema pendiente”; “El gobernador dijo: La paciencia de la gente se agota y la mía también, en referencia a las violentas protestas sociales”

Problemas, problemas sin solución, promesas quizás sin cumplir, trabajos sin hacer…

Así es el ser humano, nosotros, tal y como nos describe la Palabra de Dios:

“Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo…” (Jeremías 17:5)
“El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos” (Santiago 1:8)
“El que confía en su propio corazón es necio…” (Proverbios 28:26)
En contraposición a lo poco o nada confiable que es el ser humano, aquí vemos a Dios, fuente emisora de confianza sin límites:

“En paz me acostaré y asimismo dormiré, porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado” (Salmos 4:8)
“Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová” (Jeremías 17:7)
“En Jehová he confiado: ¿Cómo decís a mi alma que escape al monte cual ave?” (Salmos 11:1)
“… He confiado asimismo en Jehová sin titubear” (Salmos 26:1)
Esta confianza fue manifestada de manera personal y práctica en la Persona del Señor Jesucristo:

“Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios” (2 Corintios 3:4)
“y ésta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye” (1 Juan 5:14)
“Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Hebreos 4:14-16)
Nuestra confianza, puesta en el Señor y en sus promesas nunca será traicionada.

Recordemos: Los seres humanos van a fallarnos… Dios jamás lo hará…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: