AGITANDO EL AVISPERO

9 Ene

AGITANDO EL AVISPERO

www.cristianosunidos.com

Facebook: cristianos-unidos@hotmail.com

Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel. Números 21:6
¿Alguna vez te has preguntado que es lo que realmente sucede cuando estas sirviendo al Señor, dentro del mundo espiritual? Me refiero a lo que no ves, a las cosas que se mueven a tu favor -Ángeles, Espíritu Santo- o en contra -Satanás y sus amigos- Mientras mas experiencia tienes en tu servicio al Señor, de la misma manera te pones -consciente o inconscientemente- en la posición de agitar el avispero, y por ende, las avispas te pican. El piquete duele, se te hincha la chuleta, pero no mueres, porque el Señor Jesucristo -lo veas o no- ya espanto a las avispas con Su presencia en tu vida. Las que te picaron, no te picaron porque el Señor no sea suficiente para defenderte, pero porque son los aguijones que necesitas para seguir adelante sin airarte, sin bajar la guardia, sin relajarte creyendo que porque el Señor esta contigo nunca nada puede pasarte. Algunas veces, después del piquete de la avispa, nos airamos con el Señor, y decimos:  ¿Porque permites que me piquen? ¿Acaso no soy tu siervo(a)?, ¿Acaso no ibas Tu dirigiendo mis pie para que no tropezara con piedra? ¿Como pues tropecé con el avispero?
Y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal, 16 que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien. Deuteronoimo 8:14-16
Mi alma te alaba Jesucristo. En eso estaba yo, haciéndole esa pregunta, increpando al Señor,  en otras palabras autoflagelandome,  cuando el Señor me dijo: Cultiva a tus amigas, habla con tu hermana (gracias), quien tiene una palabra para ti: Ella me dijo: “yo te veo como trillo nuevo, bien afilado, que remueve la tierra, y al removerla salen serpientes y atacan. La tierra en su superficie es como desierto, seca, pero por abajo hay tierra fértil, por eso hay que removerla. Aunque se agite el serpentario, es un mal necesario, para que la tierra pueda recibir la semilla”.
Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto. 1 de Corintios 9:10b
No puedo describir lo que sentí al recibir esta palabra, pues mi reclamo al Señor no duro ni cinco minutos cuando ya mi corazón se quebrantaba con la palabra que recibí de mi hermana. Mientras ella hablaba, vi una visión, que era un recuerdo, cuando vivía en México en el campo, y una serpiente hizo su nido en la tierra, en el terreno de mi vecina. Ella valientemente prendió fuego a una estaca de madera, y metió la estaca al hoyo en la tierra donde la serpiente había hecho su nido. EL FUEGO AGITO EL NIDO y las serpientes huyeron. Mi amiga  puso piedras en el hoyo, y las serpientes, que eran de cascabel, se oían pero solo a la distancia, pues aprendieron la lección: lo mismo sucede en el mundo espiritual, Algunos hijos de Dios toman fuego y agitan el serpentario, reclamando el terreno para Cristo. Lo sepan o no, su trabajo tiene un impacto, y una reaccion, y no deberia sorprendernos sabiendo que siempre ha sido asi.
En aquel tiempo haré para ti pacto con las bestias del campo, con las aves del cielo y con las serpientes de la tierra; y quitaré de la tierra arco y espada y guerra, y te haré dormir segura. Oseas 2:18
No podemos, no debemos olvidar la magnitud del poder del Dios a quien servimos, y como es una ley que todo ser creado por El se sujeta a El. Sin embargo, algunas veces Dios nos manda a interactuar con las serpientes, a ver si aprendemos algo de ellas.  La mayoría de las veces que la serpiente ataca, es porque nos hemos acercado mucho a ella, o porque nos topamos con su nido. La cascabel hasta te avisa antes de que llegues moviendo su cola, haciéndote saber que por ahí anda, para que no te le acerques. Pero la gran mayoría de las serpientes no tienen cascabel, ni te avisan, sino que usan camuflaje para pasar desapercibidas y sus lugares favoritos son los lugares secos y  junto a la Piedra para que no la veas. Si extrapolaras esto al mundo espiritual, la Piedra es Cristo, y Satanás siempre ronda a Cristo para oponérsele, para hacerle  tropiezo.  Si estas sirviendo a Jesucristo tienes por fuerza que toparte con la serpiente, y si el trabajo que el Señor te ha encomendado requiere trillar la tierra y remover el serpentario, puedes esperar que la serpiente te ataque y hasta te muerda.
He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas. Mateo 10:16
Uno pensaría que la lucha espiritual es contra Satanás, y que forzosamente debemos irnos en contra de la multitud, de la mayoría que no sirve a Dios, de los que niegan el Nombre, y que sirven otros propósitos, pero esto mismo es parte del plan de Satanás para distraernos.. Mientras algunos sigan creyendo que la gran comisión es luchar contra Satanás, en lugar de sembrar junto con Jesucristo, estamos fritos. Sembrar con Jesucristo significa trillar la tierra, y al hacerlo, es muy probable que te te topes con el serpentario, y lo agites, pero debemos confiar el hecho de que Jesucristo es experimentado en lidiar, y vencer a la Serpiente y esa es nuestra seguridad, nuestra fortaleza e inspiración para seguir adelante, sembrando con Cristo y no desparramando sin El. Recuerda que tanto las serpientes como los escorpiones se esconden, y solo salen cuando son exacerbados, estorbados o molestados.
He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. Lucas 10:19
Si aceptas ese mensaje que me dio mi amiga, y lo recibes para ti, donde quiera que te encuentres en este momento en el mundo, lo que el Señor esta diciendo es que la gran cosecha de almas es para este tiempo. Y solo los que verdaderamente han trabajado con el Señor recibirán la justa recompensa por su tiempo, por su trabajo, y cualquier sacrificio hecho por causa del Camino y del Nombre. Para todos los otros advenedizos, los que van con las corrientes del mundo, ni trillando, ni limpiando, ni sembrando ni regando, sino desparramando, los que usan el Nombre para sus propios fines, los que se dejaron engañar por falsas doctrinas y siguieron los rudimentos de la mayoría, y se olvidaron que solo la minoría esta haciendo la voluntad de Dios, porque escrito está, también ellos recibirán su recompensa. Más claro lo dice Santiago:
Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. Santiago 5:3-4
Al final de cuentas, Dios nos permite reaccionar ante los ataques, y ser carne, pues El sabe que somos carne. Sin embargo, si tu como yo, llegaste a ese punto, aunque solo te durara 5 minutos la airada antes de que el Señor te contestara, y te hablara, y te diera dirección, si estas pasando por cierta sequedad espiritual producto de el cansancio físico, espiritual, mental o emocional, si tu copa esta vacía, si tu tierra esta tan seca como la tierra que quieres trillar, comienza contigo primero. Pon a cuentas con Dios hoy mismo y entrega todos tus dones para que los limpie y use, comenzando este nuevo ciclo de cosecha renovados, fuertes, y concentrados.

Pídele a tu amado que vuelva a llenar tu copa vacía, pues ciertamente, y sobre todo cuando nos distraemos tanto que olvidamos alimentarnos espiritualmente, la copa se vacía, y no tenemos nada para dar,  y solo JESUCRISTO PUEDE LLENARLA con su Espíritu y Su palabra.  A todos los que son llamados y elegidos, reciban el mensaje: El tiempo entre la trilla y la cosecha es breve. Y lo único que hay entre ambos es la limpia.


He aquí que yo te he puesto por trillo, trillo nuevo, lleno de dientes; trillarás montes y los molerás, y collados reducirás a tamo. Los aventarás, y los llevará el viento, y los esparcirá el torbellino; pero tú te regocijarás en Jehová, te gloriarás en el Santo de Israel. Los afligidos y menesterosos buscan las aguas, y no las hay; seca está de sed su lengua; yo Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé.  Isaías 41:15-17

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: