Fe = Obras

19 Nov

Fe = Obras

Los seres humanos acostumbramos a explicar, hablar, discursear. Tenemos palabras para expresar todo o casi todo. El hablar se vuelve algo elemental, ineludible en la vida. El amor, la vida, la muerte, todo se traduce en explicaciones habladas.

En Santiago 2:14-16 leemos:

“Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?”
En este caso las palabras no solo no son necesarias, sino que directamente están de más. Hacen falta acciones concretas.

La fe se obtiene por intermedio de palabras, como leemos en Romanos 10:17:

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”
Pero luego se traduce en demostraciones no audibles sino visibles:

“Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. ¿Mas quieres saber hombre vano, que la fe sin obras es muerta?”
¿Cómo entender esto? Pues así: Si digo que tengo fe, debo tener asimismo obras, porque ellas dan constancia de mi fe real…

“¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. Vosotros, veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta”
¿Por qué es así esto? Porque si digo solamente, no estoy demostrando nada. Si hago, estoy confirmando que mi fe existe y está activa.

Además, el Señor Jesucristo nos dejó Su Ejemplo…

“Pues para esto fuisteis llamados, porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas” (1 Pedro 2:21)
“Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis” (Juan 3:15)
Jesucristo no necesitaba demostrar nada, pero nosotros debemos hacer como El hacía…

“La obra de cada uno se hará manifiesta… si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa…” (1 Corintios 3:13-14)
Recordemos: A las palabras se las lleva el viento… pero las obras permanecen…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: