Dignamente…

10 Oct

Dignamente…

El Diccionario define la palabra “digno” como “correspondiente al mérito y condición… que tiene respeto de sí mismo”

En ocasiones solemos confundirnos y creemos que si no somos o tenemos algo, no podemos vivir con dignidad. Consideramos que la dignidad va encaminada con las posiciones o posesiones materiales.

En Efesios 4:1-6 leemos:

“Yo, pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”
El Apóstol estaba preso, y desde esa posición rogaba que se anduviese con dignidad y detallaba con precisión:

“con toda humildad y mansedumbre” (vs. 2) – recibir humillaciones o tolerar la cárcel no se asemeja a algo digno…

“Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz” (vs. 3) – buscar la paz en esas condiciones no parece algo muy digno…

Las cárceles en toda época son malas, pero en el tiempo del apóstol eran especialmente humillantes…

“Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad. El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo” (Hechos 16:23-24)
¿En qué se apoyaba Pablo para seguir manteniendo su dignidad?

“Un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo” (Efesios 4:5-7)
Dios le daba la Dignidad necesaria… El solamente debía andar en ella…

Ernest Hemingway dijo: “El hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera”

Ese andar se detalla en Efesios 4:17, 22-32:

“Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente… En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaros en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad… Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira , gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otors, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”
Jonatahan Swift dijo: “¡Ojalá vivas todos los días de tu vida!”

Recordemos: Caminar con las Pautas de Dios nos confiere una dignidad que excede cualquier condición…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: