– ¿Entendemos?

7 Oct

– ¿Entendemos?

A los seres humanos nos gusta racionalizar todo. Nos gusta “hilar fino”, “buscarle la quinta pata al gato” y podemos usar más expresiones de este tenor que aluden al deseo irrefrenable de polemizar opinar y disentir. Es por ello que hay tantos programas televisivos destinados a panelistas, donde se plantea un tema y todos opinan y aún discuten para establecer sus puntos de vista.

Con la Palabra de Dios no deberíamos aplicar estas costumbres. En Efesios capítulo 1 Dios nos da algunas expresiones que simplemente debemos aceptar por el solo hecho de provenir de El…

“Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso. Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Efesios 1:1-7)
“Por la voluntad de Dios” – “nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales” – “puro afecto de su voluntad” – “según las riquezas de su gracia”

“…que hizo sobreabundar sobre nosotros en toda sabiduría en inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra. En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo” (Efesios 1:7-12)
“El misterio de su voluntad” – “su beneplácito” – “se había propuesto en sí mismo” – “según el designio de su voluntad” – “para alabanza de su gloria”

¿Puede nuestra finita comprensión intentar entender estas profundidades de la Voluntad de nuestro Dios Todopoderoso? No conocemos los lugares celestiales, no podemos tener una clara idea de la dimensión de la eternidad, no podemos entrar en la “mente” de Dios.

Pero hay algo que sí podemos comprender, conocer, saber. Y es lo que leemos en Efesios 1:13-14

“En el también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria”
¿Oímos la Palabra de Verdad? ¿Creímos en el evangelio? Entonces disfrutaremos de las promesas, de la herencia y seremos para alabanza de su gloria.

Recordemos: Desarrollemos lo que tenemos hoy, para disfrutar plenamente de los beneficios del mañana…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: