La condición humana…

29 Sep

La condición humana…

No podemos negar, conociendo la Palabra de Dios, que el ser humano no tiene nada bueno en sí mismo. Somos pecadores sin diferencia entre unos y otros. Somos merecedores de condenación sin importar la edad que tengamos o el grado de bajeza a que nos haya llevado nuestro pecado. Para Dios estamos igualados: Todos merecemos el castigo…

“Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23)
¿Qué podría marcar una diferencia en este destino oscuro?

“Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, el cual asimismo nos hizo ministros de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica… Por tanto, nosotros mismos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor” (2 Corintios 3:4-6, 18)
La Obra de Dios en una persona, hace la diferencia. Y una vez que Dios obró para salvación y renovación, tenemos un nuevo caminar…

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:8-10)
Tenemos un ministerio por Su Misericordia… para el cual debemos cumplir con nuestra parte:

“Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos. Antes bien, renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad…” (2 Corintios 4:1-2)
Tenemos una herencia poderosa… para la cual debemos atravesar ciertas situaciones:

“Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros… que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos…” (2 Corintios 4:7-11)
Tenemos una vida victoriosa… para lo cual debemos atravesar cierto proceso:

“Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobreabunde para gloria de Dios. Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día…” (2 Corintios 4:15-18)
Debemos entender que nuestras posibilidades de triunfo o derrota espiritual dependen de la dependencia del Señor y su Obra:

“De modo que si alguno está en cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo…” (2 Corintios 5:11-20)
Recordemos: Todos tenemos las mismas condiciones y posibilidades ante los Ojos de Dios.

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios

2 comentarios to “La condición humana…”

  1. Rosmerys 3 octubre 2010 a 6:11 PM #

    el señor le este bendiciendo grande mente la verdad todas estas reflexiones que me en vian dia a dia han sido de gran bendiciones para mi y para muchos gracias

  2. Rosmerys 3 octubre 2010 a 6:13 PM #

    sobre nuestra condicion humana la verdad que desde que nacimos somos pecadores pero el señor estan misericordioso que el nos perdono apesar de nuestro pecado el esos pecado lo hecho en la profunda mar

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: