Joven mutilada por los talibanes en Afganistán, polémica portada de ‘Time’

21 Sep

Joven mutilada por los talibanes en Afganistán, polémica portada de ‘Time’

Foto: Time.com

Aisha, joven afgana mutilada por talibanes.

A Bibi Aisha le cortaron la nariz y las orejas después de escapar de la casa de su esposo.

Aryn Baker, escribió en la revista Time la historia de Aisha, una afgana de 18 años, condenada por un comandante talibán a cortarle la nariz y las orejas
Gran polémica ha desatado la portada de la revista ‘Time’ de esta semana que lleva una foto de una mujer afgana a la que se le arrancó la nariz como castigo por haber abandonado a su marido talibán.

Según la Revista, Aisha, de 18 años, dejó a su cónyuge porque su familia la trataba como una esclava y la golpeaban frecuentemente.

Pero el juez del caso, un comandante talibán, hizo caso omiso del contexto y observó mientras el marido le arrancaba orejas y nariz con un cuchillo que sacó de su cinto.

‘Time’ especula que esta podría ser la suerte de miles de mujeres en Afganistán si EE. UU. cumple su promesa de comenzar a retirarse en julio del año entrante sin haber derrotado a los talibanes que siguen siendo fuertes en el país.

Pero la foto, más que el artículo que la acompaña está dando mucho que hablar y algunos señalan que es una manipulación emocional para mantener los esfuerzos militares en este país.

Muy parecido, pero en sentido contrario, al efecto que generó la imagen de una niña corriendo desnuda en Vietnam mientras un avión bombardea el área con bombas Napal.

El editor de la revista, Richard Stengel, defendió la publicación argumentado que no se puede ignorar el trato que los talibanes le dan a las mujeres y que el público debe estar informado para poder formase un juicio realista de cara al futuro de esta guerra.

“Prefiero que la gente sepa la realidad mientras se forma una idea sobre lo que EE. UU. y sus aliados pretenden hacer en Afganistán”, aseguró.

Obama, el mes pasado, reiteró que espera poder iniciar un repliegue de este país en el 2011. Pero muchos, incluidos sus propios generales, han dicho que no es prudente casarse con una fecha específica y menos ahora cuando la situación del terreno parece estar empeorando.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON

La historia

Justo antes de la medianoche, los talibanes tocaron a su puerta. Buscaban a Aisha, de 18 años, para que fuera castigada tras huir de la casa de su esposo.

Ella fue obligada a los 13 años a casarse como pago de un asesinato cometido por un primo de su papá.

Desde ese momento, según cuenta Aisha, sus suegros le pegaban constantemente y la trataban como una esclava. Ella cree que si no hubiese salido corriendo quizás ya estaría muerta.

Su cuñado la sostuvo mientras su esposo le sacó un cuchillo. Primero le corto sus orejas y luego su nariz.

Desde una locación secreta protegida por militares y patrocinada por la organización no gubernamental ‘Mujeres por mujeres afganas’ en Kabul, Aisha escucha atentamente las noticias que hablan sobre como el gobierno afgano tiene algún tipo de arreglo político con los talibanes que la atemorizan.

“Ellos son los que me hicieron esto”, dice ella mientras pasa sus manos por su cara cortada. “Cómo podemos reconciliarnos con ellos”.

Mientras le muestra al mundo su cara mutilada, Aisha espera viajar a Estados Unidos para someterse a una cirugía reconstructiva, patrocinada por la organización humanitaria, ‘Grossman Burn’ en California.

El temor a una retirada

En junio de este año, el presidente afgano Hamid Karzai estableció un consejo para la paz que pudiera negociar con los talibanes.

Un mes después, Tom Malinowsk de la organización ‘Human Rights Watch’ se reunió con Karzai.

Durante la conversación, Karzai reflexionó sobre el impacto del conflicto en la vida de las personas y le preguntó si él tenía algún derecho de hablar sobre derechos humanos cuando muchas personas morían.

“Él esencialmente me preguntó eso”, dijo Malinowski y preguntó “¿Qué es más importante, proteger el derecho de una chica a que vaya al colegio o salvarle la vida?” Como Karzai y sus aliados internacionales contesten a esta pregunta, tendrían consecuencias a largo plazo, no solo las mujeres de Afganistán, sino el país entero.

Como la guerra en Afganistán entró en los años 90, la necesidad de una salida estratégica pesa en las mentes de los encargados de las fórmulas políticas de Estados Unidos.

Tal resultado implicaría una reconciliación con los talibanes, pero el miedo de las mujeres afganas está en la búsqueda de una paz rápida y su progreso puede estar marginado.

Sin embargo, puede que aunque las negociaciones estén encaminadas, los talibanes se basarán en la ideología conservadora del estado afgano, particularmente con el tema de los derechos de las mujeres.

Ya existe una aceptación de que algunas concesiones de los talibanes son inevitables si se quiere una verdadera reconciliación.

“Nosotros no vamos a enviar tropas ni a gastar dinero para siempre, debe haber un compromiso y se harán sacrificios”, dijo un diplomático en Kabul.

Para las mujeres en Afganistán, una temprana retirada de las fuerzas internacionales puede ser desastrosa. Mozhdah Jamalzadah, refugiada afgana y criada en Canadá, habló en el ‘Talk Show’, ‘Oprah’.

La presentadora muy sutilmente hizo preguntas sobre los derechos de las mujeres provocando la ira en los conservadores religiosos.

En un episodio reciente, un invitado hizo una broma acerca de las organizaciones de los derechos humanos en Afganistán. Aseguró que en las ciudades, las mujeres caminan seis pasos detrás de los hombres, pero en las zonas rurales, donde los talibanes son más fuertes, se veía que las mujeres caminan seis pasos por delante.

Los extranjeros se apresuraron a felicitar al marido por su intervención, solo para enterarse de que él le pegó a su esposa cuando iba adelante porque estaban caminando por un campo minado.

Jamalzadah comentó que puede tomar entre 10 a 15 años para que las mujeres afganas de verdad puede caminar junto a los hombres. Pero una vez lo hagan, según ella, todos los afganos se beneficiarán.

“Cuando hablamos de derechos de la mujer, estamos hablando de cosas que son importantes para los hombres también – los hombres que quieren ver a Afganistán avanzar.

Si se sacrifican a las mujeres para hacer la paz también se estaría sacrificando el apoyo de los hombres y el país se dejaría a fundamentalistas que causaron todos los problemas en primer lugar”, dijo Jamalzadah.

fuente bibl:
http://www.eltiempo.com/mundo/otrasregiones/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-7838418.html

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: