El amor

14 Sep

Significado etimológico:

(del lat. amororis)
m. Afecto positivo e intenso hacia alguien o algo que es o se considera fuente de bienestar mental o espiritual. || Objeto de este afecto. || Pasión sexual que atrae hacia otra persona. || p. ext. Apego o atracción sexual que un animal siente hacia otro. || Persona amada. || Blandura, cariño, suavidad, ternura. || Esmero, deleite y aplicación con que se realiza algo. || Voluntad, consentimiento. || pl. Relaciones amorosas. || Muestras de cariño, expresiones de amor, caricias, requiebros. || griego. Amor homosexual. || lesbiano. Amor homosexual entre mujeres. || platónico. Amor puro y desinteresado. || fam. Amor imposible. || propio. Orgullo, estimación inmoderada de sí mismo. || Afán de mejorar la propia actuación.

Diversas acepciones:

La palabra amor es susceptible de muchos sentidos.
Apetito Concupiscible: Se puede considerar como un puro movimiento del apetito concupiscible o incluso como la mera atracción sexual en el plano simplemente animal.
Acto voluntario: se puede considerar como uno de los actos de la voluntad humana, el primero de todos ellos. Dentro de este plano de la voluntad, todavía puede entenderse como una tendencia a adquirir lo que nos falta (amor de dominio, el eros griego) y como un impulso a comunicar lo que se posee y a convivir con el amado (a. de comunión, el agapé cristiano).
Amor Divino: Podemos hablar también del amor divino, tanto del que es propio de Dios y que es causa de todo lo que existe («el amor de Dios es el que difunde y el que crea la bondad en las cosas», dice Santo Tomás en 1 q20 a2), como del amor divino participado en nosotros de modo sobrenatural (la caridad).
Manifestaciones del amor humano: por último, pueden considerarse las distintas manifestaciones típicas del amor humano: el amor conyugal, el paterno, el filial, el fraterno, la amistad, etc. Mas a pesar de esta gama tan variada de las realizaciones del amor, hay algo que es esencial y común a todas ellas, y es la inclinación y adhesión a un bien en sí mismo, es decir, independientemente de que se halle ausente (que así engendra el deseo) o de que se encuentre presente y poseído (que así produce el gozo)

El amor perfecto

El amor tuvo su perfecta expresión entre los hombres en el Señor Jesucristo (Ef. 2:4; 3:19; 5:2)
El amor cristiano es el fruto de su Espíritu en el cristiano (Gl. 5:22)
El amor cristiano tiene a Dios como su principal objeto, y se expresa ante todo en una implícita obediencia a sus mandamientos (Jn. 14:15; 21:23; 15:10; 1Jn. 2:5; 5:3; 2Jn. 6)
El amor no es un impulso de los sentimientos
El amor cristiano, sea que se ejercite hacia los hermanos, o hacia hombres en general, no es un impulso que provenga de los sentimientos, no siempre concuerda con la general inclinación de los sentimientos, ni se derrama solo sobre aquellos con los que se descubre un cierta afinidad.
El amor busca el bien de todos (Ro. 15:2), y no busca el mal de nadie (13:8-10);
El amor busca la oportunidad de hacer el bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe (Gl 6:10)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: