Archivo | 3:18 PM

La esperanza de vida se puede predecir en un apretón de manos

14 Sep

La esperanza de vida se puede predecir en un apretón de manos

¿Aprietas con fuerza las manos al saludar, eres capaz de levantarte rápido de la silla y te mantienes en equilibrio con una sola pierna? Si tu respuesta es afirmativa vivirás más tiempo, según revela un estudio publicado por la revista British Medical Journal.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de la Unidad para la Salud Longeva y el Envejecimiento del Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, combinaron los resultados de 33 proyectos de investigación llevados a cabo en el pasado, en los que participaron más de 50.000 personas y que relacionaban la fortaleza física y la mortalidad.

Los científicos encontraron que las tasas de mortalidad eran un 67% más elevadas entre las personas con los apretones de mano más débiles que entre los que mostraban más fuerza. Además, la mortalidad entre las personas que tardaban más en levantarse de la silla resultó ser el doble de la de quienes lo hacían a más velocidad. La velocidad al caminar y la capacidad de mantenerse en equilibrio sobre una sola pierna también mostraron ser buenos indicadores para la esperanza de vida. “Estas medidas pueden convertirse en herramientas útiles para identificar a los ancianos con más riesgo de fallecer en una comunidad”, concluyen los autores.

http://www.muyinteresante.es/la-esperanza-de-vida-se-puede-predecir-en-un-apreton-de-manos

Anuncios

CUENTA TUS BENDICIONES

14 Sep

CUENTA TUS BENDICIONES

http://www.cristianosunidos.com

Por Talita Cumi

Y dijo: Déjame, que raya el alba. Y él dijo: No te dejaré, si no me bendices. Génesis 32:26

Ya en el génesis, algunos de los hijos de Dios sabían de la importancia de luchar por las bendiciones. Jacob tuvo un encuentro cercano con Dios. Ese día, su nombre cambió a Israel. Dios lo bendijo, y libró su alma. Puedo decir sin temor a equivocarme, que la primera y más grande bendición que ha venido a mi vida, fue el momento en que Jesucristo salvó mi alma. Como Jacob, yo también tuve un encuentro cercano con Dios, que cambió mi vida para siempre. Jesucristo vino a mí en el momento de mi gran obscuridad. Y no morí, sino que viví. Me dio un nombre nuevo: Me resucitó de entre los muertos y me dijo: Niña, a ti te digo, levántate. Tomó mi mano y su toque fue suficiente para restaurar todo mi ser, Espíritu, Alma y Cuerpo.

Tenlo pues ahora á bien, y bendice la casa de tu siervo, para que perpetuamente permanezca delante de ti: pues que tú, Jehová Dios, lo has dicho, y con tu bendición será bendita la casa de tu siervo para siempre. 2 de Samuel 7:29

Inmediatamente, Jesucristo bendijo mi casa. Restauró mi matrimonio, mi familia. Bendijo mi futuro cuando mi pasado me carcomía los huesos. Puso gente en mi camino que se tomó el tiempo para bendecirme, ministrarme, consolarme, vendar mis heridas, explicarme las cosas. Todo esto lo hizo Dios por puritita Gracia, sólo por compasión y misericordia para conmigo, que estaba muerta y viví.

Y comenzando desde Moisés, y de todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían. Lucas 24:27

Inmediatamente después, Jesucristo tuvo otra vez de mí misericordia, y me abrió las escrituras: Me mostró su Presencia en el Antiguo y Nuevo Testamento. Me dijo Yo soy Jesucristo, El Hijo del Hombre. Yo no sabía nada de El. De oídas le había oído. La imagen que de El tenía, estaba distorsionada en mi mente, pues no le conocí hasta entonces. Supe que Jamás me dejaría, que siempre estaría conmigo, todos los días hasta el fin de los tiempos. Y me dijo: escribe. Escribe tu testimonio, escribe reflexiones. Escribe. Desde entonces, 14 años ya, escribo. Cada que escribo, El se acerca a mí, y toca mi hombro, y restaura mi vida otra vez, y me bendice y me da lo que necesito, me quita lo que me estorba, renueva mis fuerzas, limpia mis dones, me da de comer el pan de vida, me da de beber el agua que quita la sed, y luego me dice: Otra vez, Escribe.

Entonces les abrió el sentido, para que entendiesen las Escrituras; Juan 24:45

Antes de que Jesucristo viniera a mi vida, La Biblia era un libro ilegible. No podía leerlo,mucho menos entenderlo. Recuerdo haber oído la historia del nacimiento de Jesucristo, y su muerte y resurrección, pero no entendía su significado. Era sólo una historia más. Jesucristo tuvo misericordia de mí otra vez y me bendijo, me abrió el sentido del entendimiento, haciéndome comprender quien es El que me salvó. Me hizo confiar en que podía poner mi fe y esperanza en El y que El nunca me dejaría, ni me abandonaría, que su misericordia para mí y los míos es eterna. Me rodeó entonces de mi familia y buenos amigos cristianos, gente que se levantaba a orar por mí, bendiciéndome todavía más. Me puso también a orar por mucha gente, mostrándome que hay bendición en la obediencia.

Porque las cosas que antes fueron escritas, para nuestra enseñanza fueron escritas; para que por la paciencia, y por la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. Romanos 15:4

Me bendijo también con esperanza. Tengo esperanza bienaventurada en volver a ver a mis familiares y amigos que ya están con El, disfrutando de Su presencia. Tengo esperanza bienaventurada de que El esta a cargo de mi esposo, de mis hijos, de toda mi familia. Que no importa lo que veamos con los ojos físicos, tenemos que ver lo que Dios esta haciendo en lo espiritual y poner ahí nuestra esperanza. Que debemos buscar la razón del porqué de las cosas, no como inquiriendo o dudando, sino como entendiendo el propósito de Dios en todo. Esto también es una bendición de Dios.

Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo. Y aconteció que bendiciéndolos, se fue de ellos; y era llevado arriba al cielo. Lucas 24:50-51

Así como me bendijo con Su presencia en mi vida, he sentido su ausencia, insoportable, por cierto. Aunque se que El prometió estar conmigo todos los días, no todos los días puedo sentir Su presencia en mi vida. Sin embargo, este camino no es por las emociones, ni por los sentimientos, sino por la Fe. Por fe se que aunque algunas veces no siento, ni oigo, ni escucho ni veo, El está ahí, cerquita de mí, mostrándome la más grande de mis bendiciones: Mi Salvación por la fe en El, mi amado Salvador.

Bendito el Dios y Padre del Señor nuestro Jesucristo, el cual nos bendijo con toda bendición espiritual en lugares celestiales en Cristo: Efesios 1:3

Nací en un día como hoy. Sin embargo, mi vida comenzó cuando entregué mi corazón a Jesucristo mi salvador. Hoy día, me lleva de la mano por un camino no-convencional a hacer su voluntad. Se que El va conmigo, y veo su presencia, y también sigo viendo al enemigo tratando de sacarme de la jugada una y otra vez. Pero Jesucristo en mí, por mí, junto a mí, frente a mí, sobre mí, el Camino por el que mis pies andan, La Luz que guía mis obscuridades, los ojos que brillan dentro del vagabundo, la prostituta o desamparada, la mujer que lucha en sus fuerzas por combatir adicciones, enfermedades, opresiones espirituales. Ahí está Jesucristo. Le veo, y veo lo que quiere hacer, y le digo, Tu primero mi Dios, muéstrame cómo, pues la magnitud del dolor es inmensa, la desesperación, la pena y el tormento son avasalladores, y suceden aquí y ahora. Entonces, me dice: Yo morí por El, y por ella, y por aquella también. Me dice, si ellos no vienen a mí, Yo voy a ellos.

Y los bendijo Dios; y díjoles Dios: Fructificad y multiplicad, y henchid la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Génesis 1:28

La bendición de Dios produce frutos. Los frutos no se miden por cantidades, sino por el numero de semillas buenas que cada fruto dará a tiempo. Cada semilla dará a su vez un fruto el cual portara la buena semilla, que es la Palabra de Dios. Cuando esto escribía, recibí una llamada telefónica de mi más querida amiga. Me dijo que hace 5 años yo le regalé un libro, que hoy estaba dando frutos en su vida. Me regocijé porque en aquellos días yo planté esa semilla sólo por fe, creyendo que El la regaría, y daría su fruto a tiempo. Mi amiga me recordó cuan bendecida soy de tenerla a ella como amiga y hermana en Cristo, y ahora mi amiga esta dando frutos pues se ha puesto a sembrar semillas también. Hoy este mi gozo es cumplido en la bendición de saber que las semillas que plantamos hace años, se están multiplicando, como es la voluntad de Dios con cada una de las bendiciones que nos ha dado.

http://www.cristianosunidos.com

Por los perdidos…

14 Sep

Por los perdidos…

¡Somos salvos! ¡Qué Gran Bendición! Tenemos a nuestro alcance las delicias de la Eternidad, la herencia como hijos, la esperanza bienaventurada:

  • En la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos” (Tito 1:2)
  • “En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad” (Efesios 1:11)
  • “Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13)

En ocasiones, tener un puesto privilegiado, disfrutar de beneficios especiales, conseguir,en alguna medida más o mejor que los demás, nos vuelve egoístas e indiferentes a las necesidades ajenas.

Veamos cómo se sentía el Apóstol Pablo:

  • “Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo, que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne” (Romanos 9:1-3)

El tenía muy en claro esto:

  • “…No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios… porque el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra en justicia y con prontitud” (Romanos 10:8, 28)
  • “Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación… Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios, porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree” (Romanos 10:1,3-4)

¿Oramos de esta manera por las personas que nos rodean y que no conocen a Jesucristo como su Salvador y Señor?

Si no lo hicimos hasta ahora… Hoy es un buen día para comenzar a hacerlo. Para orar por ellos y predicarles el Evangelio de la Gracia de Dios.

Hebreos 4:7, 12 se puede aplicar a ellos para su salvación y a nosotros para nuestra corrección si erramos:

  • “Otra vez determina un día: Hoy, diciendo después de tanto tiempo, por medio de David, como se dijo: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones… porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos, y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”

Recordemos: La oración de Pablo era para salvación de los perdidos… ¿es también la nuestra?

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Cristianos se enfocan en reavivamiento espiritual en 9/11

14 Sep

Cristianos se enfocan en reavivamiento espiritual en 9/11

By The Christian Post / Mundo Cristiano
Monday, September 13, 2010

Decenas de personas se reunieron el sábado en el Monumento del Pentágono para el evento local de “Clamor por América” y se centraron en la oración por un despertar espiritual en Estados Unidos.

“Hemos visto el colapso de las cosas que nunca pensamos se vendrían abajo. Hemos visto el terrorismo en todo el mundo, en Estados Unidos, en los campus universitarios y en los restaurantes y lugares que nos han sorprendido. Hemos visto una generación que se levanta rodeada e inundada por el miedo. Dios quiere que los cristianos de Estados Unidos en el aniversario de los ataques del 9/11 se unan en oración por un “Despertar en Cristo”, dijo Billy Wilson, presidente ejecutivo de “Awakening America Allianceel”.

Clamor por América

Bajo el lema Clamor por América de “Todos los Estados, Todos los Condados, y el Todos los Corazones,” los cristianos en 842 condados – o casi una tercera parte de los condados en la nación – se reunieron al mediodía de la hora local para orar por las fuerzas armadas de los Estados Unidos, sus jóvenes, familias, el clero y las iglesias.

Los participantes recordaron los acontecimientos de hace nueve años, cuando terroristas de Al Qaeda secuestraron aviones comerciales y los estrellaron contra el World Trade Center y el Pentágono – los símbolos del poder financiero y militar de Estados Unidos. Un cuarto avión se estrelló en un campo cerca de Shanksville, Pensilvania, pero su objetivo previsto se cree que era el Capitolio en Washington D.C.

Casi 3.000 personas murieron en la tragedia del 11 de septiembre de 2001 y unas 6.000 personas resultaron heridas.

Wilson dijo que la tragedia del 9/11 debería haber sido un llamado profético de atención a las iglesias de Estados Unidos a caer de rodillas, pero el despertar fue de corta duración.

“No me esperaba un llamado de Dios así (en este evento 9/11)”, comentó Sarah Beach, 20 años, quien participó en el evento Clamor por América en el Pentágono. “Siempre he estado preguntándome desde 2001 donde está el despertar y fue un aliciente ver el llamado aquí en el Pentágono.”

“Es una bendición que estas personas se haya levantado y hablado sobre esto”, dijo Beach.

Despertares espirituales

El evento Clamor por América en el Pentágono incluyó algunos prominentes líderes cristianos, incluyendo a Ron Luce, presidente y fundador de Teen Mania Ministries; Sterling Brackett, de la iglesia Cuadrangular; y Bob Bakke, director ejecutivo del Día Global de Oración.

“Los despertares espirituales de la Iglesia siempre se han producido después de una temporada oración concertada y unida por el pueblo de Dios en una localidad, no importa que sea grande o chica, cuando las circunstancias de la vida llaman a su pueblo a la oración de sacrificio, arrepentimiento y la subsecuente intimidad con Jesús”, dijo Tom Phillips, vicepresidente de Cruzadas de Billy Graham, en un comunicado. “Oh, Señor, que así sea hoy”.

Los líderes de Clamor por América depositaron una ofrenda floral en el Memorial del Pentágono antes de volver a orar y compartir las escrituras en el Memorial del Pentágono en el noveno aniversario de los ataques del 11 de Septiembre.

LO QUE TODO CRISTIANO DEBE SABER SOBRE EL CRECIMIENTO ESPIRITUAL

14 Sep

David Wilkerson Today

MONDAY, SEPTEMBER 13, 2010

LO QUE TODO CRISTIANO DEBE SABER SOBRE EL CRECIMIENTO ESPIRITUAL

“Debemos siempre dar gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es digno, por cuanto vuestra fe va creciendo, y el amor de todos y cada uno de vosotros abunda para con los demás” (2 Tesalonicenses 1:3).

¡Qué gran cumplido dio Pablo a los cristianos tesalonicenses! Acá tenemos la esencia completa de lo que estaba diciendo: “Es increíble ver cuánto han crecido, tanto en su fe en Cristo como en su amor los unos por los otros.

Dondequiera que vaya, me enorgullezco de su crecimiento espiritual, delante de todos. ¡Cuán agradecido estoy a Dios por ustedes!”.

En este corto pasaje, Pablo nos da una figura asombrosa de un cuerpo de creyentes que estaba creciendo en unidad y amor. La frase griega que usa Pablo para “va creciendo” significa “crecer sobre, por encima y más allá de los demás”. Tanto individual como colectivamente, la fe y el amor de los tesalonicenses opacaban al resto de iglesias.

Obviamente, estos cristianos tesalonicenses no estaban tan sólo tratando de agarrarse de su fe hasta que Jesús retornara. Estaban aprendiendo,moviéndose, creciendo, y sus vidas mostraban evidencia de tal hecho. Según Pablo, ellos estaban en boca de todas las iglesias en Asia.

Aparentemente, la predicación que este pueblo oyó les estaba provocando a tener un caminar más profundo con Cristo. Estaba derritiendo sus ambiciones carnales y convenciendo de pecados habituales. Y el Espíritu Santo en ellos estaba derribando toda pared étnica y toda línea de color. Estaban descubriendo cómo abrazar a una persona, sea rica o pobre, educada o no. Y
prestaban gran atención el uno al otro, prefiriéndose unos a otros en amor.

Si usted está siendo regado y alimentado por la Palabra de Dios, usted debería tener un continuo crecimiento espiritual en su vida. Esto debería estar sucediendo automáticamente.

Yo no sé si alguien en nuestra congregación “va creciendo”, como Pablo vio en la iglesia de Tesalónica. Pero, creo que sí es verdad para muchos de los nuestros. ¿Por qué? La predicación ungida de la Palabra pura de Dios siempre produce crecimiento. Y el apóstol Pedro dice que todos los que desean la leche pura de la Palabra, van a crecer.

Pablo define el crecimiento espiritual como una obra del Espíritu Santo. Dice que el Espíritu está siempre obrando, cambiándonos de gloria en gloria.

Renovando constantemente nuestras mentes, haciendo morir nuestra carne y sacando a luz pureza desde nuestro hombre interior. Él obra en nuestros corazones para sacar la ira, la amargura, el resentimiento y la maldad de todo tipo. Y produce en nosotros bondad, ternura y perdón hacia los demás. Él nos está haciendo crecer en Cristo, enseñándonos que todo lo que digamos y hagamos ¡debe ser digno de nuestro Señor!

Más adelante, Pablo nos insta: “Pruébese cada uno a sí mismo” (1 Corintios 11:28). La palabra griega “pruébese” significa “escudríñese, examínese”. El apóstol está diciendo: “Examínate, mira si estás andando según la Palabra de Dios”. Debemos constantemente preguntarnos: “¿Estoy
cambiando? ¿Me estoy volviendo más amoroso y tierno de corazón? ¿Estoy tratando a mi familia y amigos con respeto piadoso? ¿Mi conversación está volviéndose más justa?”.

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/9932

El amor

14 Sep

Significado etimológico:

(del lat. amororis)
m. Afecto positivo e intenso hacia alguien o algo que es o se considera fuente de bienestar mental o espiritual. || Objeto de este afecto. || Pasión sexual que atrae hacia otra persona. || p. ext. Apego o atracción sexual que un animal siente hacia otro. || Persona amada. || Blandura, cariño, suavidad, ternura. || Esmero, deleite y aplicación con que se realiza algo. || Voluntad, consentimiento. || pl. Relaciones amorosas. || Muestras de cariño, expresiones de amor, caricias, requiebros. || griego. Amor homosexual. || lesbiano. Amor homosexual entre mujeres. || platónico. Amor puro y desinteresado. || fam. Amor imposible. || propio. Orgullo, estimación inmoderada de sí mismo. || Afán de mejorar la propia actuación.

Diversas acepciones:

La palabra amor es susceptible de muchos sentidos.
Apetito Concupiscible: Se puede considerar como un puro movimiento del apetito concupiscible o incluso como la mera atracción sexual en el plano simplemente animal.
Acto voluntario: se puede considerar como uno de los actos de la voluntad humana, el primero de todos ellos. Dentro de este plano de la voluntad, todavía puede entenderse como una tendencia a adquirir lo que nos falta (amor de dominio, el eros griego) y como un impulso a comunicar lo que se posee y a convivir con el amado (a. de comunión, el agapé cristiano).
Amor Divino: Podemos hablar también del amor divino, tanto del que es propio de Dios y que es causa de todo lo que existe («el amor de Dios es el que difunde y el que crea la bondad en las cosas», dice Santo Tomás en 1 q20 a2), como del amor divino participado en nosotros de modo sobrenatural (la caridad).
Manifestaciones del amor humano: por último, pueden considerarse las distintas manifestaciones típicas del amor humano: el amor conyugal, el paterno, el filial, el fraterno, la amistad, etc. Mas a pesar de esta gama tan variada de las realizaciones del amor, hay algo que es esencial y común a todas ellas, y es la inclinación y adhesión a un bien en sí mismo, es decir, independientemente de que se halle ausente (que así engendra el deseo) o de que se encuentre presente y poseído (que así produce el gozo)

El amor perfecto

El amor tuvo su perfecta expresión entre los hombres en el Señor Jesucristo (Ef. 2:4; 3:19; 5:2)
El amor cristiano es el fruto de su Espíritu en el cristiano (Gl. 5:22)
El amor cristiano tiene a Dios como su principal objeto, y se expresa ante todo en una implícita obediencia a sus mandamientos (Jn. 14:15; 21:23; 15:10; 1Jn. 2:5; 5:3; 2Jn. 6)
El amor no es un impulso de los sentimientos
El amor cristiano, sea que se ejercite hacia los hermanos, o hacia hombres en general, no es un impulso que provenga de los sentimientos, no siempre concuerda con la general inclinación de los sentimientos, ni se derrama solo sobre aquellos con los que se descubre un cierta afinidad.
El amor busca el bien de todos (Ro. 15:2), y no busca el mal de nadie (13:8-10);
El amor busca la oportunidad de hacer el bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe (Gl 6:10)