SI QUIERES SER TRANSFORMADO, ARREPIENTETE Y SIGUE AL MAESTRO

30 Ago

EDWIN KAKO VAZQUEZ
ESCRITOR E HISTORIADOR DEL BEISBOL

SI QUIERES SER TRANSFORMADO,
ARREPIENTETE Y SIGUE AL MAESTRO

Muchas veces el ser humano intenta toda clase de cosas para sentirse bien consigo mismo y ganar aceptación dentro de la multitud que lo rodea. Algunas de estas cosas tienen valor, pero su valor es solo temporal y pasajero dándole algún sentimiento de satisfacción, pero al fin y al cabo son vacíos, sin sentido, con un real potencial de peligrosidad. El ser humano a través de la historia ha querido tomar las riendas de su propia vida olvidando que hay un ser supremo llamado Dios, que tiene el control de todo. Cuando este orden establecido por Dios se altera ocurren eventualidades donde el hombre solo desea satisfacerse de las cosas mundanas.

Dios creó al hombre a su propia imagen para tener una relación con El, somos únicos y excepcionales entre todas las criaturas. No obstante, el hombre no vivió en conformidad con lo que el Creador quería, siguió su propio camino e hizo lo que le vino en ganas. De aquí su separación con Dios, sintió vergüenza y temor porque había perdido la bendición de la presencia y el amor del Padre. Este se dio cuenta que había perdido algo preciado y salió perdiendo, fue creado para ser algo y ahora se encuentra separado de El.

Cada vez que trata se queda corto, no importando lo que intente, siempre parece haber un vacío o falta de propósito y realización. La gente no quiere entender que el hijo de Dios vino a la tierra para restaurar al hombre y lo que había sido perdido para darnos la oportunidad de rehacer nuestra relación con El nuevamente.

Si El hubiera sido otro nos hubiera dejado en el abismo del maligno, pero en su infinito amor y misericordia tomó el problema en sus manos y más aún, se convirtió en la respuesta de la humanidad. Este se hizo hombre y camino en la tierra sufriendo en carne propia por nuestras faltas las que fueron limpiadas con la sangre preciosa que derramó en aquel acto de amor escenificado en la cruz. Pero el hombre no acaba de entender de una vez por todas que una vida sin Cristo no tiene sentido. Hay que poner frenos y no seguir usando esos atajos de la vida, que muchas veces te atrasan en lo que Dios tiene planificado para ti. El camino de Dios es recto y preciso con una definición hermosa que se llaman bendiciones, las mismas que tienen nuestro nombre y apellido.

Para que esto se lleve a cabo debes alejarte de esas cosas que no le agradan a Dios (el pecado) y aceptar de una vez a Jesús como nuestro Salvador y Señor. Cuando entramos en la dimensión de Dios ocurren cosas maravillosas que la razón del hombre no imagina, centralizadas en su poder y amor. No sigas inventando, ven y prueba dejando que Dios tenga libre dominio de tu vida, date esa oportunidad. Durante el proceso todas esas ideas negativas y desconcertantes que tenias de la vida serán restauradas con la única respuesta, Dios. Ahora bien, no creas que esto ocurre de la noche a la mañana, esto tardara un tiempo para que El te vaya moldeando y borrando esa imagen distorsionada que tenias de ti mismo. En otras palabras te capacitara para vivir con dignidad de modo que puedas realizar tu destino dado por El.

CONCLUSION:

1- Dios quiere que nos veamos como El nos ve.

2- Si le entregas tu vida a Dios serás una mejor persona dentro de las promesas que El nos ha dado. En otras palabras estarás mejor equipado para hacer el trabajo que el quiere que hagas.

3- Al hacer una cirugía de los problemas que el mundo vive hoy día llegarás a la conclusión que nacen de la incapacidad del hombre de vivir como Dios lo creo originalmente.

4- Necesitas vivir como si estuvieras muerto en tu viejo yo pecaminoso y no como si todavía estuvieras viviendo para El.

(EFESIOS 2:10)
“PORQUE SOMOS HECHURA SUYA CREADOS EN CRISTO JESUS, ES PARA BUENAS OBRAS, LAS CUALES DIOS PREPARO DE ANTEMANO PARA QUE ANDUVIESEMOS EN ELLA”

(ROMANOS 8:12-14)
“ASI QUE, HERMANOS, DEUDORES SOMOS, NO A LA CARNE, PARA QUE VIVAMOS CONFORME A LA CARNE, PORQUE SI VIVIS CONFORME A LA CARNE, MORIRIES, MAS SI POR EL ESPIRITU HACEIS MORIR LAS OBRAS MUERTAS DE LA CARNE, VIVIREIS, PORQUE TODOS LOS QUE SON GUIADOS POR EL ESPIRITU DE DIOS, ESTOS SON HIJOS DE DIOS”

EDWIN KAKO VAZQUEZ

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: