Amor hasta el fin…

26 Ago

Amor hasta el fin…

“La verdadera elocuencia consiste en no decir más de lo que es preciso” (François de la Rochefoucaul)

En ocasiones hacemos declaraciones enfáticas con respecto a algunas cuestiones. En otras intentamos imprimir severidad o realismo a nuestros dichos. Algunas más, nos mostramos categóricos e inflexibles con lo que decimos.

Son maneras de mostrar o convencer a otros acerca de lo que somos o hacemos. Pero no podemos ni debemos permanecer impasibles ante la manera en que el Señor Jesucristo hacía las cosas y mostraba quien era.

En el Evangelio de San Juan, se lo expresa de la siguiente manera:

“Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin” (Juan 13:1)
¿Cuál era el fin?

Si leemos Juan 19:23 tal vez creamos que allí ocurre el final de la obra de Cristo:

“Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús…”
Pero… es en esa situación extrema de humillación y dolor, que Jesús aún pensaba en los demás:

En sus allegados

“Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre…” (Juan 19:26-27)
En todos

“Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu” (Juan 19:30)
Pero Su Amor y Dedicación a los suyos no terminó allí, sino que se extiende hasta el presente:

Nos da victoria, provisión, cuidados, consuelo, promesas…

“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37)
“Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia” (Efesios 5:29)
“Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia” (2 Tesalonicenses 2:16)
“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman” (Santiago 1:12)
Su Amor es continuo y efectivo, y su mandato debe serlo para nosotros…

“Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante” (Efesios 5:2
Pascal dijo:

“Positiva elocuencia es la que persuade por dulzura, no por imperio, o sea, como rey, no como tirano”

Y podemos decir, con pleno conocimiento y certeza que el Señor Jesucristo, es Rey y manifestó de la manera más sublime Su Gran Amor hacia nosotros.

Recordemos: El verdadero amor se expresa en hechos concretos y visibles…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: