Un Héroe Verdadero…

24 Ago

Un Héroe Verdadero…

Nuestra vida está poblada de “héroes” de fantasía, presentados como modelos y ejemplos: personajes de absoluta ficción… personajes públicos que aparecen en los medios de comunicación anunciando que sus hechos mejorarán una ciudad, un país o el mundo… personajes televisivos que intentan captar seguidores para su estilo de vida desenfrenado… Hombres y mujeres que intentan perpetuarse con sus dichos y hechos…

Algunos pueden inspirar a otros a ser mejores personas, pero ninguno de ellos puede mostrarse como alguien infalible o perfecto. Simplemente porque no lo son.

La Rochefoucauld dijo: “La mayor parte de los héroes son como ciertos cuadros: para estimarlos no hay que mirarlos demasiado cerca”

En Juan 16:25-33 encontramos a un Hombre que era, antes que nada Dios. Que se hizo carne con un propósito determinado y cuyos hechos no sólo dejaron ejemplo, sino que transforman vidas y conducen a una eternidad real y victoriosa…

“Estas cosas os he hablado en alegorías; la hora viene cuando ya no os hablaré por alegorías, sino que claramente os anunciaré acerca del Padre. En aquel día pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios. Salí del Padre, y he venido al mundo; otra vez dejo el mundo, y voy al Padre… estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”
Su procedencia y su proceder eran sobrenaturales. Su oferta de paz es real porque se basa en sus logros: victoria sobre el pecado y el mal…

“Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria” (1 Corintios 15:54)
“Porque todo lo que es nacido de Dios vence la mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?” (1 Juan 5:4-5)
Quizás en alguna ocasión nos impacten las palabras o hechos de alguien que se presente como una especie de héroe o ejemplo, pero podemos estar seguros que ninguno de ellos podrá modificar nuestras vidas y circunstancias como lo hace Jesucristo.

“Sin importar el tamaño de la ciudad o pueblo en donde nacen los hombres o mujeres, ellos son finalmente del tamaño de su obra, del tamaño de su voluntad de engrandecer y enriquecer a sus hermanos” (Ignacio Allende)

En El, en sus palabras y promesas podemos confiar, porque están basadas en sus Obras…

“… para que en mí tengáis paz… pero confiad, yo he vencido al mundo”

Recordemos: Permitamos que Dios, hecho Hombre en Jesucristo, nos deslumbre e impacte nuestras vidas para siempre…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: