¿Oímos decir o sabemos con certeza?

19 Ago

¿Oímos decir o sabemos con certeza?

Aristóteles dijo: “No basta decir solamente la verdad, mas conviene mostrar la causa de la falsedad”

Leamos lo que dice Juan 4:1-3…

“Cuando, pues, el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan (aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos), salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea”
Jesús estaba siempre dispuesto a responder a las dudas, a los cuestionamientos, pero cuando se trataba de enfrentar malas actitudes o malicia, derivados del desconocimiento, de creer en algo errado o del abuso de las situaciones, El se apartaba:

“Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para destruirle. Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí…” (Mateo 12:15)
“Ordenó decapitar a Juan en la cárcel… Oyéndolo Jesús, se apartó de allí en una barca a un lugar desierto y apartado…” (Juan 14:10-13)
“…apartaos de mí, todos vosotros hacedores de maldad” (Lucas 13:27)
Como hijos de Dios, la Biblia nos enseña a no ser maliciosos y a no actuar con maldad:

“Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar” (1 Corintios 14:20)
“Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia” (Efesios 4:31)
“Por lo cual desechando toda inmundicia y abundancia de malicia…” (Santiago 1:21)
“Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones” (1 Pedro 2:1)
El Diccionario define “malicia” como “maldad, astucia, sospecha, recelo”

Los fariseos habían oído que Jesús bautizaba, lo cual no era cierto, pero en su malicia ellos eligieron creer algo errado y actuar en consecuencia contra el Señor

Tito 1:15 y 1 Pedro 1:22 nos enseñan lo siguiente:

“Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas”
“Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro”
Cuando Dios nos anima a dejar de lado la malicia es precisamente porque ella nos lleva a acciones engañosas e hipócritas y a actitudes calumniadoras y maledicentes, cuando en realidad debemos tener otro tipo de conducta:

“Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo, porque somos miembros los unos de los otros” (Efesios 4:25)
Marco Tulio Cicerón dijo: “La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”

Recordemos: La malicia corrompe y destruye las relaciones con los hermanos…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: